1. Las Abejas y La Gente


La Esencia de la Apicultura *



Descargar 0.93 Mb.
Página9/25
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño0.93 Mb.
Vistas812
Descargas0
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   25

4. La Esencia de la Apicultura *




Planes Para el Manejo

* Parte de este material ha sido adaptado con permiso de The essence of beekeeping, presentado en forma de apuntes por S.C. Jay en Bee World, Vol. 60: pp 140-142. 1979.

La apicultura sigue ciclos estacionales. Es importante que abejeros comprendan ésto. En las regiones tropicales es más difícil notar los ciclos estacionales porque no hay ningún período en que la colonia esté completamente inactiva.

El ciclo anual de la colonia se divide en tres períodos: el aumento, la afluencia de miel, y la escasez. En regiones templadas estos períodos están bien definidos, con sólo uno de cada periodo ocurriendo en un año. Pero en los trópicos y sub-trópicos los períodos son variables y más de uno de cada tipo puede ocurrir en un ciclo anual de la colonia.

El florecer de las plantas, y aún más importante, la afluencia del néctar, son influidos por cambios estacionales del clima. La colonia responde a estos cambios. Cuando fuentes de ambos polen y néctar están abundantes, la colonia se estimula a empollar más cría y la población de la colonia crece. Cuando las fuentes disminuyen, la cantidad de cría, aminora y la población se reduce.
El período del aumento


Fuentes de polen y néctar aumentan



La cría aumenta



La población crece


El período de escasez


Fuentes de polen y néctar aumentan



La cría disminuye



La población baja

Ambos el polen y el néctar son necesarios para estimular las abejas a empollar. Si sólo hay uno de los dos, la colonia reduce la producción de cría, y almacena las entradas de alimentos. Alimentos almacenados mantienen el nivel de producción de cría pero no estimulan un aumento de cría.

Para un nivel alto de empollo se necesita una entrada grande de alimentos. Dependiente de la cantidad que entra a la colmena, las obreras varían la cantidad de alimento que le dan a la reina. Esto determina su capacidad de aovar. Para controlar la cantidad de cría en tiempos de escasez las obreras también se comen los huevos o la larva menor.

Colonias de poblaciones pequeñas ponen más énfasis al empollar que al almacenar. Estas colonias tienen tendencia a usar las entradas para producir abejas y construir panal. Tienen una proporción alta de cría, a adulto; por eso dentro de la colmena se necesitan muchos adultos para cuidar la cría, y mantener la temperatura del nido.

Cuando la población de una colonia crece, la proporción de cría, a adulto aminora. Después de cierto número de población (como 40,000 con abejas europeas bajo condiciones templadas) la capacidad de aovar de la reina también disminuye. Más abejas se libran de oficios dentro de la colmena para forrajear. La colonia entonces cambia el énfasis al almacenamiento de miel.

La apicultura incluye un entendimiento del ciclo estacional de la colonia y una manipulación de la colonia de manera que se obtenga una población adulta grande coincidente con la afluencia grande de néctar del lugar. El éxito de esta manipulación resulta en la máxima producción de miel para el abejero.


La población de abejas adultas


El abejero puede usar a ventada la mayor afluencia de néctar si tiene la máxima población de adultos durante la época en que corre el néctar. Pero esas condiciones también son óptimas para la enjambrazón. Una colonia que enjambra antes de la afluencia de néctar usualmente no produce excedente de miel con esa afluencia. En vez, como la población de la colonia se disminuye a causa de la enjambrazón. la colonia usa el néctar para reemplazar su población. Por ésto la apicultura eficaz pide el mantener de la colonia en condiciones al punto de enjambrazón. pero controlando el enjambre. Es imposible prevenir todos los enjambres, pero con ciertos modos de manejar la colonia se puede reducir al grado mínimo o controlar.
Figura

Colonias fuertes también son importantes para abejeros que quieren usar la colonia para polinizar ciertas cosechas. Para este fin, es preferible cuando la cosecha está floreciendo tener una colonia que esté fuerte pero todavía aumentando la población hacia el punto máximo. Porque estas colonias tienen mucha cría, requieren mucho polen. Por eso las abejas buscan el polen de la cosecha.

*****

Las afluencias de néctar son más seguras en los climas templados. Usualmente hay una afluencia principal de una secuencia de plantas que dura varias semanas, normalmente al fin de la primavera y al principio del verano.



En regiones tropicales y sub-tropicales con frecuencia hay una afluencia principal con varias menores. El abejero está interesado en la afluencia principal, que con frecuencia viene después de la estación de mayores lluvias, o puede venir después de las primeras lluvias que siguen un periodo largo seco. En estas regiones es más difícil pronosticar las afluencias. El comienzo y el fin de las lluvias son muy variables de año en ano.

La relativa dificultad de pronosticar las afluencias de néctar en los trópicos le hace más difícil al abejero la preparación de las colonias.


Figura

Para producir la máxima afluencia de miel, colonias deben aumentar antes de la principal afluencia de néctar, y no durante esta afluencia. Las colonias que aumentan la población durante la afluencia principal de néctar usualmente producen poco excedente de miel para el abejero. Como se necesita seis semanas para que un huevo se metamorfosea en adulta recolectara, la preparación de las poblaciones para la afluencia principal tiene que comenzar de seis a ocho semanas de antemano.

*****

En regiones templadas el periodo de escasez está relacionado con el frío y la ausencia total de alimentos para la colonia. Las abejas forman una agrupación para conservar el calor, y viven de los almacenes de la colmena. Paran de empollar por un periodo.



En climas calientes, nunca hay una escasez de alimentos completa, y siempre hay algunas épocas de buen tiempo durante el año para que vuelen las abejas. El tiempo de escasez en estas regiones ocurre durante las lluvias mayores cuando existen las siguientes condicione: menos plantas floreciendo, la calidad del néctar está baja (poco contenido de azúcar), y mal tiempo para volar. Las fuentes de polen a veces están abundantes durante períodos de escasez de néctar. La cría, se reduce durante tiempos de escasez, pero jamás para del todo en colonias fuertes en los trópicos y subtrópicos.

El carácter diferente de los períodos de escasez es la mayor diferencia entre la apicultura de climas templados y la de climas más tropicales. Mediante el periodo de escasez en los trópicos y subtrópicos la colonia sigue activa.





Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   25


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos