[]



Descargar 2.93 Mb.
Página1/8
Fecha de conversión24.02.2018
Tamaño2.93 Mb.
Vistas262
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8



qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfgvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnm


Fundamentos de un Itinerario Filosófico:
la Filosofía en movimiento.
2015
Juan Pedro Aragoneses Maroto



TESIS DOCTORAL

AÑO 2015
TÍTULO DE LA TESIS:

Fundamentos de un Itinerario Filosófico:

la Filosofía en movimiento

AUTOR

Juan Pedro Aragoneses Maroto

TITULACIÓN DEL AUTOR

Máster en Filosofía Teórica y Práctica

CENTRO ACADÉMICO

UNED

FACULTAD DE FILOSOFÍA

DIRECTOR:

Francisco J. Martínez Martínez


A mi mujer, Adelina.


Todos los hombres por naturaleza desean saber

Aristóteles
ÍNDICE
Invitación ………………………………………………… 13

Título I. El itinerario como realidad metafísica ………… 19

Capítulo 1. El sujeto trascendental del itinerario: el itinerante como

el ser-aquí-ahora ………………………………………… 21 1. El ser de la itineraridad ………………………… 21

2. El ser-aquí como el espacio que cubre

el ser en la espacialidad ………………………… 26

3. El ser-ahora en cuanto el ser en la temporalidad … 30

Capítulo 2. El mundo de las cosas del itinerario: in itinere ……… 33

Capítulo 3. El movimiento: presentación metafísica de nuestra

disponibilidad ………………………………………............ 39

1. El pensamiento en el movimiento del itinerario … 43

2. El pensamiento del diálogo ……………………. 46

3. Las falacias del movimiento ……………………. 49

Título II. Descripción del itinerario como fenómeno ……… 51

Capitulo 1. Los datos empíricos del itinerario: ficha técnica ……… 53

1. El mapa intelectual ………………………………… 53

1.1. El caligrama …………………………… 60

1.2. Elementos de un mapa ………………… 61

2. Perfil y desnivel ………………………………… 61

3. La distancia y el tiempo: estructuras básicas del itinerario 63

3.1. La distancia: el espacio como itinere ………… 65

3.2. El tiempo: la adecuación temporal del itinerario … 67

4. Recomendaciones …………………………………… 70

5. Lugares de interés desde la itineraridad ……………… 71

5.1. Lugar de encuentro ………………………… 73

5.2. Lugar de salida y lugar de llegada: principio

y final del itinerario …………………… 73

5.3. Lugar de interpretación (punto de vista):

panorámica y perspectivismo ………… 75

Capítulo 2. El texto del itinerario: el pre-texto y el con-texto

en la itineraridad ………………………………………… 81

Capítulo 3. Otros elementos estructurales del itinerario filosófico … 86

1. La fotografía del itinerario: la memoria eidética ….… 86

2. Bibliografía y documentación utilizada: la dimensión ética 91

3. El nombre del itinerario filosófico …………….. 93

Título III. La motividad del Itinerario Filosófico: la experiencia

sensible fenomenológica …………..…………… 95

Capítulo 1. La motividad del Itinerario Filosófico ….……………. 97

Capítulo 2. La experiencia sensible fenomenológica como

resultado de la motividad …………………………………………… 99

1. El pensamiento del itinerante en el movimiento del itinerario … 99

2. Las dos dimensiones de la sensibilidad del itinerante:

el proyectar-se y el abandonar-se (dejar-se decir) ……… 103

2.1. Proyectar-se, primer principio …… … 104

2.2. Abandonar-se y dejar-se decir ………………… 106

3. Descubrir (desvelar) ……………………………… 109

3.1. Alternativa a la cotidianidad ……… 111

3.2. La disposición: pre-disposición ……… 112

4. La finalidad sensible del itinerario: eu-phoria …… 113

Capítulo 3. La invitación en el Itinerario Filosófico …… 117

Título IV. El Itinerario Filosófico:

estructura básica, historia y proyecto ………………… 121

Capítulo 1. La Filosofía griega en el Itinerario Filosófico .… 124

1. Los manantiales del itinerario filosófico ………… 131

2. Aristóteles ………………………………………… 136

3. Conclusiones de la itineraridad: sin Aristóteles hay itinerario … 140

Capítulo 2. El homo viator: el peregrino y el viajero; un breve apunte

histórico desde la perspectiva de la itineraridad …………… 143

1. El Medievo y el peregrinaje ………………………… 146

2. La Modernidad y el viaje:

el peregrinaje como sucedáneo del viaje ……………… 151

3. Conclusión …………………………………………… 153

Capítulo 3. La filosofía española como basamento del itinerario

filosófico: un trabajo de arqueología filosófica ………………… 156

1. El pensamiento español del siglo XIX: el krausismo …… 158

2. El proyecto educativo de la Institución Libre de Enseñanza …… 161

3. La sierra del Guadarrama: paseos y visitas

didácticas por la naturaleza ……………………………… 165

4. Paseos y visitas por Segovia:

un trabajo de arqueología filosófica ................................... 168

4.1. Paseos y visitas escolares por la ciudad

de Segovia y sus alrededores, de Félix Gila y Fidalgo …… 170

4.2. Itinerario sentimental por la ciudad de Segovia o un paseo

por sus calles en una noche de luna llena, de Julián María Otero … 172

4.3. Conclusión …………………………………………. 175

Capítulo 4. El Itinerario Filosófico como singularidad

propia de la Filosofía ………………………………………… 177


  1. Justificación de la actualidad: una propuesta de futuro filosófico 177

2. El proyecto del itinerario filosófico: el deporte como juego y

la proyección didáctica …………………………………… 182

2.1. El itinerario como juego y deporte …………….………. 182
2.2. El Itinerario Filosófico como proyecto

didáctico para la Filosofía …………………………………… 183

Despedida ……………………………………………………… 187

Glosario ……………………………………………... 191

Bibliografía ……………………………………………… 197

Anexo I …………………………………………….. 203



Invitación
La presente investigación trae una nueva perspectiva para la Filosofía desde la invitación oportuna de recorrer un aspecto viejo y nuevo al mismo tiempo. El propósito es simple y modesto, nos proponemos hacer del paseo un motivo para la Filosofía. No pretendemos nuevos conocimientos sino recorrer los ya existentes. El peripato, el paseo con miras a la salud de Aristóteles, o aquellos paseos y visitas didácticas de principios de siglo XX de la Institución Libre de Enseñanza se perfilan como protagonistas. Aquí recuperamos el espacio abierto para la Filosofía, por el simple hecho de hacer un itinerario para conocer y para pensar, el paseo sencillo para el conocimiento y como didáctica donde se propone el diálogo. A todo en su conjunto lo hemos llamado Itinerario Filosófico.

El itinerario es movimiento simple, el Itinerario Filosófico es el movimiento del pensamiento, el movimiento del paseo mientras el pensamiento se mueve.

Es una invitación para recuperar la idea griega de paideia, la educación en el movimiento que acontece con el paseo. También, la invitación para recuperar a physis es hacer el itinerario en la naturaleza, siempre la misma siempre cambiante. Y como no, para recuperar también el logos griego en el diá-logo de la conversación. La suma de physis, logos y paideia o educación, naturaleza y diálogo constituyen los mimbres del Itinerario Filosófico.

Desde que nos dedicáramos a crear itinerarios decidimos establecer la costumbre de convertir la introducción en invitación, invitar a pasear y pensar al mismo tiempo, desde el humilde deseo de precipitar con palabras un recorrido filosófico. Nos ha parecido fundamental que un fenómeno como el itinerario comience con una invitación, pues de lo que se trata es de compartir, queremos que la obra sea movimiento para acometerse en la que el estudio sea recorrido con naturalidad, y por tanto, sea vivido. Un itinerario por sí mismo, es una invitación para asistir a un encuentro, bien con la naturaleza, bien con las personas, o como en nuestro caso con la Filosofía. Esto es, no sólo un acto de presentación sino un acto que implica el anhelo por compartir la experiencia, como hemos señalado en otra ocasión, la invitación se realiza no para repetir experiencias, sino para crear nuevas experiencias; no por decir sino por vivir, la invitación es para ir y ver, no sólo por sentir y vivir lo que otros han vivido, sino para sentir y vivir nuestras propias sensaciones.

El trabajo dedicado a la creación de itinerarios nos ha permitido forjar una experiencia y nos ha permitido desarrollar una forma diferente de pensar. En éste sentido, el trabajo que presentamos obedece a un proyecto que nos ha parecido apasionante y que nos ha permitido proyectar el pensamiento en el espacio abierto. Ahora situamos la invitación para volver sobre physis, para volver sobre el movimiento, sobre el cambio y la transformación, en itinerar una vez más lo griego como principio que es y fue en lo físico y en lo metafísico. Aristóteles forma nuestro punto de partida, el lugar filosófico desde el que comienza nuestra investigación. Lo hacemos porque estamos en deuda con la tradición griega, formamos parte de un itinerario filosófico muy particular que comenzó con la física jonia, del mismo movimiento propio de la Filosofía por querer saber dónde estamos y de dónde venimos. Desde el propio descubrir como reacción propia del asombro1 y admiración que nos causa el movimiento y con él, aquello que recorremos en el itinere o el simple sujeto ontológico acurrucado en el espacio que le marca la distancia en un tiempo singular.

Como paso previo a la propia invitación, se encuentra lo que representa el simple hecho de presentarse ante estas líneas, pues supone un acto de apertura, en el que implica una actitud intencionada en abandonar-se a la suerte del texto para dejar-se decir algo distinto. Pero en esta ocasión la fundamentación elaborada implica el propio movimiento, el reconocimiento de que el movimiento que nos lleva este trabajo producirá una nueva perspectiva, un nuevo punto de vista para tenerse en cuenta. A todo en su conjunto lo hemos llamado itineraridad.

El movimiento es observado por un sujeto que se encuentra en movimiento. No hablamos de las cosas, sino del movimiento como accidente, del clavo en el barco, o el cambio como la barca varada en un río. El movimiento ya no es observado por un sujeto pasivo, ahora el sujeto que ve golpear una pelota dentro de un tren se encuentra apresado del mismo movimiento y además del cambio imperceptible de sí mismo; en el itinerario el movimiento es movimiento del sujeto que pregunta, observa y mira el movimiento de la pelota, de tal manera que de lo que tratamos es del movimiento del pensamiento tanto en el propio movimiento del cambio de conocimiento como en el cambio de lugar del sujeto que piensa. Al sujeto consciente del propio movimiento lo hemos denominado itinerante, el ser-aquí-ahora.

Aristóteles en la Física nos presentaba la ciencia de los principios generales para el estudio de physis, la naturaleza en sus más diversas manifestaciones, el estudio de las causas del movimiento2, razón ésta por la que optamos a elegir la obra como punto de encuentro y de partida de nuestro particular itinerario. En esta misma línea, hemos establecido para el itinerario los elementos necesarios para realizar el estudio de la naturaleza desde la consideración más propia como es hacer el estudio en movimiento. Lo que nos ocupa fundamentar es el itinerario como el primer contacto con las cosas, el recorrido por la naturaleza desde el propio pensamiento en movimiento. Hay que señalar que la naturaleza que itineramos es idéntica a la que se enfrentaba el hombre griego pero distinta en su concepto. El cambio producido lo ha sufrido el hombre. Physis ha sido desgranada en muchas disciplinas como son las dedicadas a gaia, bios o kosmos, y han dejado de ser cambio y movimiento.

El itinerario es una vuelta a physis, para considerar la naturaleza en su conjunto y no en parcelas, a pensar el movimiento y el cambio como su idiosincrasia. A partir de esto, decimos que el itinerario es el primer estadio del conocer, lo proponemos como la base experimental para sentir la realidad, desde las cosas como fenómenos, ya sea como percepciones, ya sea como afectos. El movimiento lo percibimos en las cosas como parte implicada del propio movimiento. El itinerario es la filosofía en movimiento, el contacto con las cosas. Sin embargo, el itinerario no se queda en mera experiencia sino que construye un cuerpo con la Filosofía, así pues, el Itinerario Filosófico se estructura en la itineraridad, el itinerante y el itinere, en los que la distancia, el tiempo y el mapa son propiedades fundamentales.

En Fundamentos de un Itinerario filosófico, abrimos una línea de investigación nueva pero vieja al mismo tiempo, en la que el ejercicio intelectual se apropia de la Filosofía en movimiento, en la que un nuevo peripato adquiere todo el protagonismo. La filosofía del itinerario arranca con los elementos fundamentales que dan sentido al itinerario y que se analizan en el primer título dedicado a la ontología. El itinerante, el itinere y el movimiento forman la parte ontológica del estudio, en el que el ser del itinerante se ajusta a un espacio y a un tiempo determinados en el ser-aquí-ahora. El segundo de los títulos recoge cada una de las definiciones que construyen el itinerario, estos son el mapa, la distancia y el tiempo como postulados mínimos a los que se añaden los lugares de interés, las panorámicas y perspectivas que forman los distintos puntos de vista, así como otros aspectos interesantes como puedan ser la fotografía o la dificultad a la que nos enfrentamos. El tercero de los títulos se dedica a la experiencia sensible del itinerario como producto afectivo del sujeto que itinera. Los elementos analizados tienen que ver con el motivo que nos lleva a descubrir nuevos espacios como proyectos de itinerario en el que abandonar-se significa la condición fenomenológica como paso previo al dejar-se decir, y todo ello provocando un efecto que hemos denominado eu-phoria, como una alternativa a la cotidianidad. El cuarto de los títulos describe la propuesta del itinerario filosófico a partir de la historia del pensamiento: desde el topos griego a nuestro contexto actual; comparamos al itinerante con el homo viator y con el peregrino; presentamos un trabajo de campo para la Filosofía en el que proyectamos las primeras palabras de Aristóteles de su Metafísica3, el itinerario se hace porque el hombre todavía quiere saber, y quiere que le cuenten cómo es una ciudad, le gusta que le expliquen una obra de arte y desea que le interpreten el gran libro de la naturaleza, y todo ello andando, un paseo tan necesario para la salud, tan necesario para el pensamiento: mente sana en cuerpo sano.

El final del periplo se hace con la Despedida resumiendo todo lo recorrido. El cierre de la investigación se hace con el Glosario oportuno de los términos empleados que no son otros que el lenguaje que hemos creado para esta fundamentación y que se hace imprescindible para entender nuestra propuesta. Por último, un itinerario por la Bibliografía consultada que hacemos a modo de recomendación.

Del mismo modo, el Itinerario Filosófico de esta tesis es nada más y nada menos que una reflexión sobre un fenómeno actual como es el itinerario contemporáneo. El Itinerario Filosófico no formula ninguna doctrina para la Filosofía, sin embargo, trata de poner la base sobre una fórmula nueva para el pensamiento. Por tanto, ofrece al itinerante un itinere para pensar el pensamiento y hacerse cargo de que moverse a la vez que se mueve, el objeto y el sujeto es propio del movimiento, el movimiento en sí. En este sentido, desde el pensamiento los motivos de un Itinerario Filosófico son para una investigación ontológica concretados en tres cuestiones: la primera, analizar el itinerario como realidad metafísica, en segundo lugar, describir el itinerario como fenómeno y por último, analizar la experiencia sensible que provoca.




Título I.

El itinerario como realidad metafísica.

Panorámica: aire, tierra, agua, en la meseta castellana.






Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos