 Módulo General aprendizaje y desarrollo de la personalidad (sap001)



Descargar 0.64 Mb.
Página10/12
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño0.64 Mb.
Vistas584
Descargas0
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

Varibles personales/ (Diferencias individuales)

- Locus de control

- Autoestima

- Autoeficacia

- Inteligencia emocional

- Resiliencia

- Personalidad resistente

- Personalidad tipo A



Poco intenso (Euestrés)



Engagement

ESTRÉS LABORAL



*Debilidades 

Resultados/Consecuencias

- Implicación/dedicación

- Motivación/Vigor

- Absorción

- Despersonalización

- Agotamiento emocional

- Baja realización personal

*Facilitadoras 




Varibles organizacionales

(Contexto de trabajo)

- Ambigüedad de rol

- Conflicto de rol

- Carga de trabajo

- Clima de la clase

- Posibilidad de tomar decisiones.

- Apoyo de superiores

- Apoyo de compañeros

Muy intenso

(Distrés)



Burnout

MALESTAR DOCENTE

Pobres resultados e

Insatisfacción laboral


*Dificultadoras 

* Facilitadoras vs. dificultadoras para alcanzar los objetivos de aprendizaje y demás demandas que exige la profesión docente.

* Fortalezas vs. debilidades personales para alcanzar los objetivos de aprendizaje y demás demandas que exige la profesión docente.



5. Pautas de actuación que pueden contribuir al bienestar docente

En general, basándonos en los planteamientos teóricos formulados es este artículo, expuestos gráficamente en la figura 1, podríamos afirmar que el grado de tensión (strain) que sufren los profesores, depende de la interacción existente entre tres componentes fundamentales:

a) El nivel de demandas externas solicitadas (aunque también pueden ser internas autoimpuestas por el propio sujeto “tener que”). Las demandas externas se refieren a las exigencias que provienen del sistema educativo, mientras que las demandas internas son las que provienen del propio individuo (sus deseos y aspiraciones). En el contexto escolar la demanda externa central y prioritaria que se le pide al profesorado consiste en alcanzar los objetivos de aprendizaje fijados, demanda que encierra a su vez otras demandas subordinadas o subdemandas (además de alcanzar los objetivos de aprendizaje, al profesorado también se le pide, entre otras cosas, eficacia, buena preparación, dominar la materia, ser un buen comunicador, ser un buen pedagogo, ser un buen psicólogo, saber trabajar en equipo, capacidad de liderazgo, saber gestionar conflictos, etc.). Seguramente los profesores menos “quemados”, más motivados y satisfechos con su profesión formularán objetivos más retadores a sus alumnos (de tipo formativo) que los profesores más “quemados”, menos motivados y satisfechos, que exigirán objetivos menos retadores (de tipo informativo).

b) Las variables facilitadoras (fortalezas internas del sujeto y apoyos del contexto laboral)

Las variables facilitadoras hacen referencia a las fortalezas del sujeto (características personales favorables o apoyos internos) y también a los apoyos sociales externos con los que cuenta, tanto en el ámbito escolar (compañeros, cargos directivos, especialistas, etc.) como fuera de él (pareja, familia, amigos, etc.).

c) Las variables dificultadoras (debilidades internas del sujeto y barreras del contexto laboral)

Las variables dificultadoras se refieren a las debilidades del sujeto (características personales desfavorables) y también a las barreras o interferencias externas que obstaculizan la consecución de los objetivos o demandas impuestas (desde el exterior o por el propio sujeto). Las barreras externas hacen referencia a los “potenciales estresores”.

Parece claro que un entorno de trabajo caracterizado por exigir demandas moderadas y por el predominio de las variables facilitadoras (fortalezas internas del sujeto y apoyos del contexto laboral y extralaboral) sobre las dificultadoras (debilidades internas del sujeto y barreras del contexto laboral) generaría un estado de bienestar psicológico en el profesorado, mientras que por el contrario un entorno de trabajo caracterizado por exigir altas demandas y por el predominio de las variables dificultadoras (debilidades internas del sujeto y barreras del contexto laboral) sobre las facilitadoras (fortalezas internas del sujeto y apoyos del contexto laboral y extralaboral) generaría un estado de malestar psicológico. Este enfoque tiene bastantes elementos en común con el modelo de demandas-recursos (Job Demands-Resources Model) propuesto por Demerouti, Bakker, Nachreiner, y Schaufeli (2001),



De acuerdo con nuestro enfoque, la prevención del malestar docente y el logro del bienestar docente se conseguirían, por una parte a) potenciando las variables facilitadoras, tanto las fortalezas personales del profesorado como los apoyos sociales del ámbito laboral (compañeros, cargos directivos, psicopedagogo, etc.) y extralaboral (pareja, amigos, familia, etc.), por otra b) tratado de eliminar o reducir las variables dificultadoras, sobre todo sobre las referentes a las variables organizacionales o barreras laborales. Hay que tener en cuenta que las condiciones o situaciones se pueden cambiar, pero las variables personales son más resistentes al cambio. A pesar de esta dificultad para intervenir a nivel personal, una actuación que puede resultar positiva es entrenar al profesorado más vulnerable en el manejo de estrategias de afrontamiento para saber responder de forma eficaz a las variables estresoras procedentes del entorno laboral. En este sentido se han destacado las estrategias “centradas en el problema” y de “búsqueda de apoyo social”, ya que se han identificado como las más idóneas para el ajuste emocional de los sujetos mientras que por el contrario se ha comprobado que las “estrategias de evitación” tienen consecuencias negativas en las personas que utilizan dichas estrategias (Endler y Parker,1990). Finalmente remarcar que las actuaciones que se pongan en marcha deberían englobar a todo el centro. Las acciones dirigidas a nivel macrosistémico (clase, ciclo, departamento, etc.) no suelen tener éxito porque no se tiene en cuenta el nivel organizacional de la institución o centro educativo. “When occupational stress interventions are introduced, precautions should be taken to ensure that they can become integrated into the organization” (Nytro, Mikkelsen, Bohle, & Quinlan, 2000, p. 215).


Referencias bibliográficas

Bandura, A. (1986). Social foundations of thought and action: A social cognitive theory. Englewood Cliffs, NJ: Prentice Hall.

Bandura, A. (1997). Self-efficacy: The exercise of control. New York, NY: Freeman.

Blum, D. (1998). Finding the strength to overcome anything. Psychology Today, May/June, 32-72.

Brouwers, A. (2000). A longitudinal study of teacher burnout and perceived self-efficacy in classroom management. Teaching & Teacher education, 16(2), 239-253

Brouwers, A., Evers, W. J. G., & Tomic, W. (2001). Self-efficacy in eliciting social support and burnout among secondary-school teachers. Journal of Applied Social Psychology, 31(7), 1474-1491.

Byrne, B. M. (1992, April). Investigating causal links to burnout for elementary, intermediate, and secondary teachers. Paper presented at the annual meeting of the American Educational Research Association, San Francisco, CA.

Byrne, B. M. (1994). Burnout: Testing for the valididy, replication, and invariance of causal structure across elementary, intermediate, and secondary teachers. American Educational Research Journal, 31, 645-673.

Byrne, B. M. (1999). The nomological network of teacher burnout: A literature review and empirically validated model. In R. Vandenberghe and A. M. Huberman (Eds.) Understanding and preventing teacher burnout (pp. 15-37). Cambridge University Press.

Calvete, E. y Villa, A. (1999). Estrés y Burnout docente: influencia de variables cognitivas. Revista de Educación, 319, 291-303.

Chan, D. W. (1998). Stress, Coping Strategies and Psychological Distress Among Secondary School Teachers in Hong Kong. American Educational Research Journal, 35, 145-163.

Chan, D.W. (2002). Stress, Self-Efficacy, Social Suporrt, and Psychological Distress Among Prospective Chinese Teachers in Hong Kong. Educational Psychology, 22, 557-569

Demerouti, E., Bakker, A.B., Nachreiner, F., & Schaufeli, W.B. (2001). The job demands-resources model of burnout. Journal of Applied Psychology, 86, 499-512.

DeNeve, K.M. y Cooper, H. (1998). The happy personality: a meta-analysis of 137 personality traits and subjective well-being. Psychological Bulletin, 124, 197-229.

Dick, R. Van, & Wagner, U. (2001). Stress and strain in teaching: A structural equation approach. British Journal of Educational Psychology, 71, 243-259.

Doménech-Betoret, F. (2005). Autoeficacia, recursos escolares de afrontamiento y agotamiento docente en profesores de secundaria. Infancia y Aprendizaje, 28 (4), 471-483.

Doménech-Betoret, F. (2006). Stressors, Self-Efficacy, Coping resources and Burnout among Secondary School Teachers in Spain. Educational Psychology, 26, pp. 519-539

Doménech-Betoret, F. (2007). Psicología de la Educación e Instrucción: su aplicación al contexto de la clase. Colección Psique. Publicacions de la Universitat Jume I.

Doménech-Betoret, F. (2009). Self-efficacy, school resources, job stressors and burnout among Spanish primary and secondary school teachers: A structural equation approach. Educational Psychology, 29(1), 45-68.

Doménech-Betoret, F. (2010). Barriers perceived by teachers at work, Coping strategies, Self-efficacy and burnout. The Spanish Journal of Psychology, vol. 13, nº 2, 636-652.

Endler, N. S., & Parker, J. D. A. (1990). Multidimensional assessment of coping: a critical evaluation. Journal of personality and Social Psychology, 58(5), 844-854.

Esteve, J. M. (1998). El malestar docente (3ª edición). Paidos.

Extremera, N. y Fernández-Berrocal, P. y Durán, A. (2003). Inteligencia emocional y burnout en profesores. Encuentros en Psicología Social, 1, 260-265.

Extremera, N., y Fernández-Berrocal, P. (2003b). La inteligencia emocional en el contexto educativo: hallazgos científicos de sus efectos en el aula. Revista de Educación, 332, 97-116.

Farber, B. A. (1991). Crisis in education: Stress and burnout in the American teacher. San Francisco, CA: Jossey-Bass.

Fernández-Berrocal, P., Extremera, N. y Ramos, N.  (2004). Validity and reliability of the Spanish modified version of the Trait Meta-Mood Scale. Psychological Reports,94, 751-755.

Flores, M. D., & Fernández-Castro, J. (2004). Creencias de los profesores y Estrés docente. Estudios de psicología, 25(3), 343-357.

Friedman I. and Farber, B. (1992). Professional self-concept as a predictor of teacher burnout. Journal of Educational Research, 86, 28-35.

Friedman, M. & Rosenman, R. H. (1974). Type A Behavior and Your Heart. New York: Knopf.

Friedman, I. (2003). Self-Efficacy and burnout in teaching: The importance of interpersonal relations efficacy. Social Psychology of Education, 6(3), 191-215.

Gil-Monte, P. R. y Peiró, J. M. (1997). Desgaste psíquico en el trabajo: el síndrome de quemarse. Madrid: Síntesis.

Gómez Pérez, L., y Carrascosa, J. (Coord.) (2000). Prevención del estrés profesional docente. Conselleria de Cultura, Educació i Ciència de la Generalitat Valenciana.

González-Torres, M. C. (2003). Claves para favorecer la motivación de los profesores ante los retos educativos actuales. Estudios sobre Educación, 5, 61–83

Goodman, V. B. (1980). Teacher absenteeism-stress in selected elementary schools. Los Angeles, University of California.

Green, D. E., Walkey, F. H., & Taylor, A. J. W. (1991). The three-factor structure of the Maslach burnout inventory. Journal of Science Behaviour and Personality 6, 453-472.

Hogan, R and Hogan, J. C. (1982). Subjective correlates of stress and human performance. In E. A. Alluisi & E. A. Fleishman (Eds.), Human performance and productivity: Stress and performance effectiveness (pp. 141-163). Hillsdale, NJ: Erlbaum.

House, J. S. & Wells, J. A. (1978). Occupational stress, social support, and health. In A McLean, G. Black, & M. Colligan (Eds.), Reducing occupational stress: Proceedings of a conference (publication 78-100, pp. 8-29). Washington, DC: National Institute of Occupational Safety and Health.

Kobasa, S. C. (1979). Stressful life events, personality, and health: An inquiry into hardiness. Journal of Personality and Social Psychology, 37, 1-11.

Kobasa, S. C. (1982). The hardy personality: Howard a social psychology of stress and helth. En G. S. Sanders y J. Suls (Comp.): Social psychology of healthh and illness. Hillsdale, N. J. Lawrence Erlbaum Associates, Inc.

Kyriacou, C. (1987). Teacher stress and burnout: An international review. Educational Research, 29, 146-152.

Lazarus, R. S. (1966). Psychological stress and the coping processes. New York: McGraw-Hill.

Lazarus, R. S. y Folkman, S. (1984). Stress, appraisal, and coping. New Cork: Springer.

Madi, S. R. y Kobasa, S. C. (1984). The Hardy Executive: Health Under Stress. Homewood IL: DowJones-Irwin.

Marchesi, A. (2007). Sobre el bienestar de los docentes. Competencias, emociones y valores. Alianza Editorial.

Maslach, C. & Jackson, S. E. (1981). The Maslach Burnout Inventory. Research Edition. Palo Alto, CA, Consulting Psychology Press.

Maslach, C. & Jackson, S.E. (1986). The Maslach Burnout Inventory. Research Edition. Palo Alto, CA, Consulting Psychology Press.

Maslach, C. y Leitter, M.P. (1997). The Truth About Burnout-How organizations cause personal stress and what to do about it. San Francisco, Jossey-Bass Inc.

Masten, A.S. (2001). Ordinary Magic: Resilience processes in development. American Psychologist, 56, 227-238.

Mayer, J. D. y Salovey, P. (1997). What is emotional intelligence? En P. Salovey & D. Sluyter (Eds). Emotional Development and Emotional Intelligence: Implications for Educators (pp. 3-31). New York: Basic Books.

Mayer, J. D., Salovey, P., y Caruso, D. (2002). Mayer-Salovey-Caruso Emotional Intelligence Test (MSCEIT): User’s Manual. Toronto: Multi-Health Systems, Inc.

McGrath, J. E. (1983): Stress and behavior in organizations. In M. D. Dunnette (Ed.), Handbook of industrial and organizational psychology (pp. 1351-1395). New York: Wiley.

Mearns, J., y Cain, J. E. (2003). Relationships between teachers' occupational stress and their burnout and distress: roles of coping and negative mood regulation expectancies. Anxiety, Stress and Coping, 16, 71-82.

Moreno-Jiménez, B.; González, J. L. y Garrosa, E. (2001). Desgaste profesional (burnout), personalidad y salud percibida, En J. Buendía y F. Ramos (Comp.): Empleo, estrés y salud (pp. 59-85). Madrid: Pirámide.

Nytro, K., Mikkelsen, A., Bohle, P., & Quinlan, M. (2000). Un appraisal of key factors in the implementation of occupational stress interventions. Work and Stress, 14, 213-225.

OIT (1981). Emploi et conditions de travail des enseignants. Ginebra, Bureau Internationale du Travail.

Pallarés, J y Rosel, J. (2001). Patrón de conducta Tipo-A y estrés en deportistas adolescentes:algunas variables mediadoras. Psicothema, 13 (1), 147-151.

Pines, A. y Aronson, E. (1981). Burnout: From tedium to personal growth. New Cork, NY: Free Press.

Pithers, R. T., & Fogarty, G. J. (1995): Occupational stress among vocational teachers. British Journal of Educational Psychology, 65, 3-14.

Robins, R.W., Hendin, H.M. y Trzesniewski, K.H., (2001). Measuring global self-esteem: construct validation of a single item measure and the Rosenberg Self-Esteem Scale. Personality and Social Psychology Bulletin 27, 151-161.

Rosenbaum, M. (1990). Intoduction: From helplessness to resourcefulness In M. Rosenbaum (Ed.) Learned resourcefulness (pp. 25.35). New York: Springer Publishing Company.

Rosenberg, M. (1965). La autoimagen del adolescente y la sociedad. Buenos Aires: Paidós (traducción de 1973).

Rosenberg, M. (1989). Society and the adolescent Self-image. Revised edition. Middletown, CT: Wesleyan University Press.

Rosenman, RH. Friedman, M. (1961). Association of specific behavior pattern in women with blood and cardiovascular findings. Circulation. Nov;24:1173–1184.

Rotter J. B. (1966). Generalized expectancies for internal versus external control of reinforcement. Psychological monographs, 80, 1-28.

Ryff, C. D., Singer, B., Dienberg Love, G., & Essex, M. J. (1998). Resilience in adulthood and later life. In J. Lomaranz (Ed.), Handbook of aging and mental health: An integrative approach (pp. 69-96). New York: Plenum Press.

Salanova, M., Cifre, E., Grau, R. Ma., Llorens, S., y Martínez, M. I. (2005). Antecedentes de la autoeficacia en profesores y estudiantes universitarios: un modelo causal. Revista de Psicología del trabajo y de las Organizaciones, 21(1-2), 159-176

Salanova, M., Cifre, E., Grau, R. Ma., Llorens, S., y Martínez, M. I. (2005). Antecedentes de la autoeficacia en profesores y estudiantes universitarios: un modelo causal. Revista de Psicología del trabajo y de las Organizaciones, 21(1-2), 159-176

Salovey, P. y Mayer, J. D. (1990). Emotional Intelligence. Imagination, Cognition, and Personality, 9, p. 185-211. l

Schaufeli, W. B.; Salanova, M., Gonzalez-Romá, V. y Bakker, A. B. (2002). The measurement of engagement and burnout: A two simple confirmation factor analytic approach. Journal of Happiness Studies 3, 71-92,

Schwarzer, R., & Greenglass, E. (1999). Teacher burnout from a social-Cognitive perspective: a theoretical position paper. In Ronald Vandenberghe and A. Michael Huberman (Eds.), Understanding and Preventing Teacher Burnout (pp. 238-246). Cambridge University Press.

Seligman, M. E. P. y Csikszentmihalyi, M. (2000). Positive Psychology: An introduction, American Psichologist, 55, 5-11.

Stern, W. A. (1980). Teacher absenteeism at the secondary school level. Detroit, Michigan State University.

Thoits, P. A. (1982). Conceptual, methodological, and theoretical problems in studying social support as a buffer against life stress. Journal of Health and Social Behavior, 23, 145-159.

Travers, Ch. y Cooper, C. (1997). El estrés de los profesores. La presión en la actividad docente. Barcelona: Paidós.

Vallés, A. (2003). Emociónate con inteligencia. Valencia: Promolibro.



Vera, B., Carbelo Baquero, B, Vecina, M. (2006). La experiencia traumática desde la psicología positiva: resiliencia y crecimiento postraumático. Papeles del Psicólogo, vol. 27.

Wagnild, G. M., & Young, H. M. (1993). Development and psychometric evaluation of the resilience scale. Journal of Nursing Measurement, 1, 165-178.

Wells, E.L. y Marwell, G. (1976). Self-esteem: its conceptualisation and measurement. Beverly Hills, CA: Sage.

Anexo 2
CREENCIAS DEL PROFESORADO DE SECUNDARIA SOBRE LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE.


Fernando Doménech Betoret
Las cuestiones que se plantean en este cuestionario, totalmente anónimo, pretenden conocer cuál es tu opinión o punto de vista sobre diferentes aspectos de la enseñanza y el aprendizaje.

Lee con atención cada uno de los items y responde escribiendo al principio de cada item el número, de aquella opción que refleje mejor tu punto de vista, de la escala que te presentamos a continuación, teniendo en cuenta que no existen respuestas acertadas o erróneas, sino distintas.



6. Totalmente de acuerdo

5. Mayoritariamente de acuerdo

4. Más de acuerdo que en desacuerdo

3. Más en desacuerdo que de acuerdo

2. Mayoritariamente en desacuerdo

1. Totalmente en desacuerdo
Gracias por tu sinceridad y colaboración.

Datos personales

Hombre  Mujer  Edad: 20-29  30-39  40-50  más de 50 


Fecha: Licenciatura/Diplomatura:
Años de experiencia docente : 0-1-2-3-4-5-6-7-8-9-10- más de 10
Nivel donde tuviste la experiencia:
Primaria  Secundaria  Bachillerato  Universidad  Otros 


----- 1. (Pr.) El dominio de los contenidos del área/asignatura es el requisito más importante para ser un buen profesor.

----- 2. (Pr.) El aprendizaje memorístico no es tan negativo como algunos piensan.

----- 3. (Pr.) El profesor de secundaria debe mantener las distancias con los alumnos, así le respetarán más y tendrá menos problemas.

----- 4. (Pr.) La cantidad de conocimientos asimilados por el alumno durante su aprendizaje nos indica el progreso alcanzado.

----- 5. (Pr.) La clase magistral o expositiva es un método eficaz de enseñanza.

----- 6. (Pr.) La explicación del profesor debe ir dirigida al alumno medio de la clase.

----- 7. (Pr.) La repetición es una técnica eficaz de aprendizaje.

----- 8. (Pr.) La tarima que existe junto a la pizarra en muchas clases es muy útil para la enseñanza, pues de esta manera el profesor puede mantener contacto ocular con todos los estudiantes.

----- 9. (Pr.) Los alumnos deben seguir el ritmo de aprendizaje que marque el profesor en la clase.

----- 10. (Pr.) No me preocupa que mis alumnos se aburran en clase lo que me preocupa es que no aprendan.

----- 11. (Pr.) Transmitir al alumno un amplio bagaje de conocimientos constituye el objetivo central de toda asignatura.

----- 12. (Pr.) Mientras el profesor explica, los alumnos deben atender en silencio y con interés.

----- 13. (Pr.) Los pupitres de clase deberían estar separados para evitar que los alumnos hablen entre ellos y se distraigan.





----- 14. (Al.) Antes de tomar decisiones que afecten al grupo-clase, el profesor de secundaria debería contar con la opinión de los alumnos.

----- 15. (Al.) El profesor debería permitir cierto grado de flexibilidad en el aula para que el alumno pueda aprender aquello que realmente le interese de la asignatura.

----- 16. (Al.) El estudiante es el referente principal de lo que se debe enseñar y aprender en el aula.

----- 17. (Al.) El mejor aprendizaje es aquel que el alumno experimenta por sí mismo.

----- 18. (Al.) El profesor de secundaria debería poner su máximo empeño en tratar que los estudiantes relacionen los nuevos conocimientos con los que ya saben aunque ello implique avanzar más lentamente y no terminar todo el programa de la asignatura.

----- 19. (Al.) El profesor debe permitir que cada alumno progrese según su propio ritmo de aprendizaje.

----- 20. (Al.) La mejor forma de motivar al alumno es teniendo en cuenta sus intereses y necesidades.

----- 21. (Al.) El trabajo en grupo permite al alumno aprender más y mejor.

----- 22. (Al.) En la evaluación de la asignatura no se debe medir a todos los alumnos por el mismo rasero, ya que se deberían tener en cuenta factores personales como la aptitud, conocimientos previos, esfuerzo realizado, etc.

----- 23. (Al.) La labor que realiza el profesor en tutoría es tan importante como la que desarrolla dentro del aula.

----- 24. Al.) Los objetivos de aprendizaje deberían ser formulados conjuntamente por el profesor y los alumnos.

----- 25. (Al.) Muchos alumnos no estudian, ni tienen interés, porque la enseñanza que se imparte en los Centros Educativos actuales no da respuesta a sus expectativas.

----- 26. (Al). No debería haber limite de tiempo para hacer los exámenes así cada alumno/a podría tomarse el tiempo que realmente necesita.






----- 27. (Pc.) El profesor debería centrarse más en desarrollar al alumno como persona que en desarrollar su faceta intelectual.

----- 28. (Pc.) El fin último de la educación secundaria debería ser la autorrealización personal y la comprensión de los demás.

----- 29. (Pc.) El grado de satisfacción de los alumnos es un indicador importante de la calidad del proceso instruccional.

----- 30. (Pc.) El profesor debe esforzarse más en crear un clima de clase agradable que en el rendimiento académico de los estudiantes.

----- 31. (Pc.) El profesor que no sabe el nombre de sus alumnos no puede ser considerado un buen profesor.

----- 32. (Pc.) Estoy a favor del trabajo en grupo porque favorece la socialización que es lo verdaderamente importante en la vida.

----- 33. (Pc.) La educación es un viaje no un destino.

----- 34. (Pc.) Las relaciones que se establecen dentro del aula deberían ser plurales y producirse en un plano de igualdad entre profesor-alumnos.

----- 35. (Pc.) Sentirse valorado como persona es una condición importante para el aprendizaje del alumno.

----- 36. (Pc.) Sería partidario de suprimir los exámenes finales como forma de evaluación porque producen mucha ansiedad en los estudiantes.

----- 37. (Pc.) También es misión del profesor conseguir que sus alumnos disfruten en clase.

----- 38. (Pc.) Para mi, el objetivo primordial que se debería tratar de alcanzar en el tramo de secundaria es desarrolar en el alumno la pasión por el saber.

----- 39 (Pc). Yo no soy partidario de los exámenes, creo que el aprendizaje de los alumnos/as se puede valorar de otros modos.






----- 40. (Pd.) Considero prioritario cumplir con el programa de la asignatura que se había planificado al principio de curso.

----- 41. (Pd.) El aprendizaje de los estudiantes está determinado en gran medida por el nivel de precisión con que el profesor formule los objetios a alcanzar.

----- 42. (Pd.) A todos los alumnos se les debería medir por el mismo rasero para no hacer discriminaciones.

----- 43. (Pd.) El mejor método es el que consigue alcanzar más objetivos en menos tiempo.

----- 44. (Pd.) Los intereses de los alumnos deben estar supeditados a los objetivos a alcanzar.

----- 45. (Pd.) Es bueno crear un clima de competitividad en el aula, porque de este modo los alumnos se motivan y aprenden más.

----- 46. (Pd.) Existen unas pautas estandarizadas de enseñanza que pueden resultar eficaces para cualquier grupo-clase, siempre que se apliquen de forma correcta.

----- 47. (Pd.) El control/exámen es la mejor forma de conocer el progreso del alumno.

----- 48. (Pd.) La práctica diaria en clase de cualquier profesor se debería ajustar al máximo a su planificación previa.

----- 49. (Pd.) La mejor metodología para alcanzar cualquier objetivo de aprendizaje es desglosándolo en otros más simples.

----- 50. (Pd.) Para conseguir que el alumno se motive hay que proporcionarle los refuerzos adecuados.

----- 51. (Pd.) Al igual que en una empresa, en un IES también se debería hacer balance final, al terminar el curso académico, evaluando el trabajo allí realizado y analizando su productividad en función de los resultados obtenidos.

----- 52. (Pd) La mejor forma de valorar el aprendizaje de los alumnos es a través de preguntas objetivas o examen tipo test.



CÁLCULOS A REALIZAR PARA LA OBTENCIÓN DE LAS CREENCIAS/TEORÍAS PSICOPEDAGÓGICAS IMPLÍCITAS DEL PROFESORADO. Representa gráficamente, en la figura de abajo, los resultados obtenidos.


Pr = Profesor; Al = Alumno; Pc = Proceso; Pd = Producto



TOTAL PUNTUACIÓN PROFESOR (Pr) =

C1= Total Pr x 10/ (13 items x 6) =

TOTAL PUNTUACIÓN ALUMNO (Al) =

C2= Total Al x 10/ (13 items x 6) =

TOTAL PUNTUACIÓN PROCESO (Pc) =

C3= Total Pc x 10/ (13 items x 6) =

TOTAL PUNTUACIÓN PRODUCTO (Pd) =

C4= Total Pd x 10/ (13 items x 6) =



Cuadro: Caracterización de las creencias del profesorado sobre la enseñanza y el aprendizaje (revisado de Doménech, 1999a, 1999b).



LAS CREENCIAS DEL PROFESORADO SOBRE LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE


CENTRADAS EN EL PROFESOR

(Enfoque tradicional)


- El profesor es el que posee el saber y nada de lo que diga se puede cuestionar.

- La educación es esencialmente logocéntrica, dirigida por el profesor y fuertemente centrada en su autoridad (moral o física).

- La actuación del profesor suele basarse en la improvisación o en rutinas.

- El papel del profesor es de transmisor del conocimiento.

- El alumno juega un papel pasivo-receptivo.

- Se valora la cantidad de contenidos asimilados, no la calidad.

- La Metodología es fundamentalmente expositiva.

- Evaluación reproductiva.



Escuela: un lugar para saber

Profesor: experto en contenido o transmisor

CENTRADAS EN EL ALUMNO

(Enfoque cognitivo)


- La Situación Educativa se organiza tomando como centro al estudiante.

- El profesor no dirige la instrucción sino que su papel se limita a guiar y orientar el proceso de E/A.

- Pretende desarrollar habilidades de aprendizaje y de pensamiento en los estudiantes.

- El alumno es un constructor activo de su propio conocimiento.

- El profesor crea situaciones de aprendizaje y plantea conflictos cognitivos para favorecer esa construcción.

- El profesor trata de favorecer la motivación intrínseca del estudiante. Es decir, la motivación no proviene de fuera sino de dentro.

- La evaluación se centra en el proceso.

Escuela: un lugar para pensar

Profesor: enseñante


CENTRADAS EN EL PROCESO

(Enfoque humanista)


- Los seres humanos tienen un deseo natural de aprender (debido a su curiosidad).

- Importancia del desarrollo de destrezas socioafectivas y sociales (sentido crítico, reflexión).

- El alumno decide su propia marcha, y marca su propio ritmo (contratos de aprendizaje), lo que fomenta la responsabilidad, autonomía e independencia.

- El diseño instruccional es muy flexible por lo que rechazan la rigidez de los objetivos operativos. Critican la rigidez de la escuela en general.

- El verdadero aprendizaje ocurre cuando se involucra tanto al intelecto como a las emociones.

- Importancia del aprendizaje cooperativo, el diálogo y las interacciones.

- Se valora mucho más el aspecto afectivo que los resultados.

- La evaluación es procesual.



Escuela: un lugar para aprender a vivir y a convivir

Profesor: un educador


CENTRADAS EN EL PRODUCTO

(Enfoque conductista)


- La Situación Educativa debe entenderse como un proceso de tipo técnico.

- Se concede mucha importancia a la planificación y a la concreción de los objetivos.

- El proceso es rígido porque está supeditado a la consecución de los objetivos, formulados de forma operativa.

- El profesor proporciona mucha práctica a los alumnos.

- La enseñanza debe ser individualizada.

- La evaluación está dirigida a valorar el grado de cumplimiento de los objetivos.



Escuela: un lugar para saber y saber hacer

Profesor: técnico


Anexo 3
Análisis de las variables que dificultan la tarea docente del profesor de secundaria.


Fernando Doménech Betoret

Psicología Evolutiva Educativa Social y Metodología

Universitat Jaume I

12071 Castellón (Spain)



OBJETIVO
Analizar las variables mediadoras que interfieren o dificultan que los profesores de secundaria en ejercicio pueden desarrollar en el aula una conducta docente de acuerdo con sus teorías y creencias sobre la enseñanza y el aprendizaje.
MUESTRA

Para desarrollar dicho estudio se aplicó un a batería de cuestionarios a una muestra de 249 profesores de secundaria de distintas materias, todos ellos pertenecientes a centros públicos y privados de la provincia de Castellón (Spain).



INSTRUMENTO DE MEDIDA

Ver cuestionario en Anexo



Indica los elementos que obstaculizan el desarrollo de tu labor docente en el aula de acuerdo con tus teorías y creencias psicopedagógicas”.

Tabla 1. Estructuración de las variables mediadoras entre pensamiento y acción docente recogidas en el cuestionario.

Elementos obstaculizadores

Factores

A) Nivel de Administración.

AD1. Política educativa. Ítems: 1,6,5.

AD2. Política de gestión: Ítems: 2,3,4.

B) Nivel de Centro.

CT3. Decisiones emanadas de organos directivos. Ítems: 8,10,14,18,12,13,19.

CT4. Interacción con compañeros. Ítems: 16,17.

CT5. Materiales y recursos de apoyo a la docencia. Ítems: 9,11,15.

C) Nivel de Grupo-Clase o Aula.

GC6. Contexto físico del aula. Ítems: 20,21.

GC7. Interacción con estudiantes. Ítems: 22,23,24,25.

GC8. Características del contenido: Ítems: 26,27.

D) Nivel Personal.

PR9. Ansiedad y Estrés docente. Ítems: 30,32,33,34,40.

PR10. Desmotivación del profesor: Ítems: 7,28,29,31,35,38,39.

PR11. Preparación psicopedagógica insuficiente. Ítems: 36,37.

E) Nivel de Padres.

PD12. Interacción familia-escuela. Ítems: 41,42,43.

RESULTADOS
Tabla 2: Puntuaciones medias (ordenadas de mayor a menor) y desviaciones típicas obtenidas de cada uno de los doce factores presentados como posibles obstaculizadores de la actuación docente para los tres grupos de profesores formados según su experiencia docente (años de ejercicio de la profesión).



Experiencia de 0-3 años (n=31) NOVELES

Experiencia de 4-10 años (n=46)

CUASI-EXPERTOS

Experiencia de >10 años (n=160)

EXPERTOS



Media

Desv. típ.



Media

Desv. típ.



Media

Desv. típ.

GC7

59.11

20.23

GC7

60.86

22.48

GC7

59.15

24.61

GC6

45.69

32.48

AD2

46.37

27.14

AD2

49.44

26.48

CT5

44.08

27.73

CT5

42.51

24.82

AD1

45.55

22.08

PD12

37.27

26.68

PR12

42.51

26.01

PD12

42.52

25.78

AD2

34.76

22.17

AD1

39.61

21.93

GC6

41.97

26.86

AD1

34.05

22.02

PR11

39.13

27.93

CT5

41.52

20.75

PR11

31.72

28.00

GC6

37.68

26.62

PR11

30.43

26.52

PR9

26.66

20.79

PR9

25.94

18.12

PR9

26.16

18.62

PR10

23.01

19.21

GC8

21.73

20.74

GC8

24.38

23.43

CT3

22.58

14.95

PR10

21.58

15.94

PR10

24.34

17.75

GC8

20.43

22.65

CT3

16.56

13.90

CT3

20.08

17.07

CT4

16.66

20.18

CT4

11.48

19.72

CT4

14.38

19.31

PUNTUACIÓN DE 0 a 100


Nota. Se obtuvieron diferencias significativas en las variables AD1 y AD2 entre Noveles y Expertos


CONCLUSIONES (A redactar por el estudiante)

CUESTIONARIO
Indica los elementos que obstaculizan el desarrollo de tu labor docente en el aula de acuerdo con tus teorías y creencias psicopedagógicas”.
Para ello utiliza la siguiente escala:

Me obstaculiza mucho = 3

Me obstaculiza bastante = 2

Me obstaculiza poco = 1

No me obstaculiza = 0




Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos