& convenio de cooperacion entre la secretaría de estado en el despacho de educación y la fundación centro internacional de educación y desarrollo humano cinde



Descargar 0.55 Mb.
Página8/9
Fecha de conversión21.06.2018
Tamaño0.55 Mb.
Vistas131
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9

Propósito de la Estrategia

El propósito de la Estrategia es contribuir con la generación de condiciones dignas y seguras para que los niños y niñas hondureños puedan lograr una educación de calidad en un ambiente protector: acceder, permanecer, aprender y culminar sus estudios con éxito.

Para esto convoca a todos los actores implicados desde la familia, la institución educativa y el entorno externo público e institucional en el ámbito local, integrándolos a través de mecanismos de participación que ya están operando o de los nuevos que sean necesarios. Esto con el propósito de promover el diálogo para emprender acciones conjuntas inmediatas, de mediano y de largo plazo alrededor de los niños y niñas y los Centros Educativos.

Sus objetivos son los de: articular, desarrollar estrategias pedagógicas, de organización, participación, de gestión y de formación integral articuladas, dirigidas a todos los actores de la comunidad educativa y de su entornos - ONGs, academia y otras instituciones del ámbito local -, para abordar la educación en Centros Educativos del I, II y III ciclo de Educación Básica, en contexto de violencias, y generar una cultura de paz y disminuir de manera urgente cualquier tipo de violencias.



Diseño de la Estrategia

El diseño de una estrategia de paz y convivencia en el mundo escolar debe considerar, en términos de su enfoque, que la escuela no es simplemente un territorio para la “intervención” por parte de estrategias o dispositivos exógenos, sino que la construcción de la paz y la convivencia requiere del reconocimiento del mundo escolar como un contexto que, si bien se articula con la comunidad, la familia y la ciudad, tiene unas finalidades propias y genera unas prácticas específicas que configuran las reglas de juego entre los diferentes actores que convergen en él. 

Puede decirse, en este sentido, que estas reglas de juego se relacionan con la idea de que la escuela es el lugar para que las nuevas generaciones apropien los códigos básicos de la cultura, entendidos estos, tanto en la forma de “valores” y normas de convivencia como en la forma de saberes y formas de comprensión del mundo. Se debe considerar, entonces, que las relaciones entre los niños, las niñas y los docentes, alrededor de normas y saberes y su apropiación constituye el sentido del mundo escolar y que, construir la convivencia y la paz implica que la escuela se convierta en una especie de instancia que resignifica a los actores y sus prácticas en el marco mismo de las prácticas pedagógicas.

Hablar de convivencia, paz y ciudadanía en el mundo escolar implica, de este modo, entender, en primer lugar, de qué manera la escuela reproduce a través de las prácticas pedagógicas, del currículo, del proyecto educativo de centro y de las políticas educativas, las formas de violencia simbólica que se traducen en agresión en el contexto escolar; y en segundo lugar, de qué manera, la redefinición de las relaciones entre niños, niñas y adultos permite construir un espacio de reflexión sobre aquellas prácticas de agresión y violencia que se han naturalizado, tanto en la escuela como en los contextos y que pueden ser redefinidas a partir del proceso de aprendizaje que es la finalidad de las prácticas pedagógicas.

En este sentido, una estrategia que promueva la paz, la convivencia y la ciudadanía en el mundo escolar debe reconocer que no se puede desligar del saber pedagógico de los maestros y maestros, ni de los aspectos constitutivos de la vida escolar como la evaluación, la construcción de currículo y la enseñanza de las disciplinas.

Ahora bien, entendiendo que la enseñanza hoy se redefine en el marco de los derechos de los niños y las niñas, la promoción de la convivencia, la paz y la ciudadanía requiere de una reconfiguración de las prácticas articulando los intereses de la infancia, así como la participación de los niños y niñas y la lúdica como posibilidad de construcción de conocimiento. Se trata, entonces, de configurar proyectos educativos de centro que: a) tematicen explícitamente la violencia a través del currículo de manera que los niños y niñas puedan construir conocimiento sobre ella; b) configuren una base práctica en el gobierno escolar y en aula para la ampliación de la democracia para los niños, niñas, jóvenes y docentes y la regulación de los conflictos; c) reconfiguren las relaciones entre los niños, niñas y adultos basándolas en el aprendizaje y descubrimiento conjunto y no sólo en la transmisión de conocimientos. 



ESCUELAS FUERTES Y PROTECTORAS


FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL
LA GESTIÓN ADMINISTRATIVA Y DIRECTIVA

. Proyecto educativo del Centro - PEC

. Proyectos transversales: Desarrollo Humano de los Actores (Participación, construcción de paz y Convivencia)

. Gestion de Recursos


LA GESTIÓN ACADÉMICA

. Currículo CNB (Vida mejor en el Aula) . Transformación de Prácticas de Aula


LA GESTION INTEGRAL DEL RIESGO



Enfoque Desarrollo humano

Gestión Integral en el Centro Educativo



LA GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO

. Cualificación y formación permanente de directivos, docentes . Escuela de Padres

Bue

B


Niños, niñas y adolescentes

Directivos

Docentes

Padres, madres y cuidadores

Comunidad

LA GESTIÓN DEMOCRÁTICA

. CED y Comité de participación construcción de paz y convivencia

. Gobierno Escolar


LA GESTIÓN COMUNITARIA Familia y Comunidad



LA GESTION DEMOCRÁTICA Espacios de articulación
. CED – Comité de Paz, convivencia y ciudadanía

. Gobierno escolar

. Familia: APF - Escuela de Padres

. Comunidad: COMDE





Enfoque Construcción de paz y ciudadanía

Enfoque Participacin



PLAN DE CONVIVENCIA, PAZ Y CIUDADANÍA


Este esquema de la Estrategia es preliminar y se ajustará en la medida que el proceso de Modelaje de la misma lo valide modifique y ajuste.

Los procesos de fortalecimiento y resignificación de prácticas educativas en la Escuela con orientación específica al mejoramiento de las condiciones de convivencia y bien-estar, requieren del concurso de todos los actores, vinculados en los procesos socio-educativos y que se disponen en escenarios plurales de articulación de los actores mismos en interacción cotidiana y permanente.

Es en este sentido, que la propuesta presentada pone en el centro de su estrategia a dichos actores, en los procesos y de acuerdo con los escenarios de su vida cotidiana, centrada en el Desarrollo Humano integral

Pensado en procesos educativos para la convivencia y el bien-estar que fortalezcan las capacidades de los actores locales en sus propios contextos, esta estrategia se despliega en las prácticas educativas que se disponen paralelamente en su implementación. Estas son, formación, institucionalización a través de procesos de fortalecimiento institucional y de participación.

Sin embargo, las prácticas de implementación no pueden entenderse de manera aislada, por lo que se proponen espacios de articulación – actualmente vigentes - para el despliegue de las estrategias de la intervención de la estrategia.

Esta parte del desarrollo de una propuesta educativa para la construcción de paz desarrollada como garantía de la calidad de la educación y el desarrollo integral de los niños las niñas y los adolescentes, ha sido construída desde los aportes de la experiencia identificada e implementada con éxito en la región y en Colombia y recoge múltiples los elementos brindados por varias de las propuestas y experiencias documentadas en la fase de diagnóstico en Honduras que han sido presentadas en este documento.11 Los aportes de cada una de estas se harán visibles en los materiales e instrumentos de apoyo de la Estrategia.

Esta propuesta formativa se centra en el despliegue de herramientas, conceptos y propuestas para potenciar las dimensiones afectiva, ética y moral, comunicativa, creativa y política de todos los actores del proceso educativo, con el fin de potenciar las capacidades humanas para entrar en relación con los otros, bajo condiciones de convivencia.

Este proceso de formación se desarrolla desde una apuesta pedagógico-metodológica centrada en una educación crítica, que se centra en el educando como actor central del proceso, pero que no desconoce el rol fundamental en la construcción conjunta de los otros actores del proceso. Esta estrategia retoma los principios de la mirada socioconstruccionista en el que el aprendizaje se basa en la construcción conjunta de las realidades habitadas por dichos actores.

Dicha construcción implica un proceso participativo en el que los niños, niñas y adolescentes, los docentes, directivos de Centros Educativos y de la SEDUC, así como los padres de familia, son protagonistas y estarán vinculados de acuerdo a los mecanismos de participación y articulación que existen en los Centros Educativos y que propondrá la Estrategia.

Metodológicamente la propuesta formativa se desarrolla bajo la figura de la formación de formadores, con énfasis en el desarrollo de capacidades en los directivos de la Secretaría de Educación del nivel central y descentralizado y en el cuerpo docente y las familias y los niños, las niñas y los adolescentes de los Centros educativos.

En desarrollo paralelo a la formación, el fortalecimiento institucional busca reconocer y recuperar los lugares de la “Escuela” en los que se ancla la vida escolar y que garantizan el despliegue de estrategias a largo plazo, pues utilizan recursos de diversa índole para promover las prácticas de esta Estrategia.

La práctica de institucionalización se concentra en los proyectos educativos y los currículos, como posibilidades de articulación de todas las acciones circundantes a fin de generar transformaciones en la escuela que la puedan proponer como “territorios de paz” en los que la educación y la convivencia sean complementos de un mismo proceso.

Bajo esta perspectiva se sostiene la “escuela” como escenario de ocurrencia y articulación con los escenarios de la familia y la comunidad y por supuesto de todos sus actores. Se valida así la ocurrencia de la “Escuela” como escenario de socialización privilegiado para el logro de los alcances propuestos bajo esta propuesta.

La participación

La premisa fundamental de toda estrategia que busque articular los actores, los escenarios y los procesos en torno al fortalecimiento educativo para la convivencia requiere de la ocurrencia de prácticas desde los mismos actores, de tal forma que puedan ponerse en el escenario de actuación desde sus propios principios y sus propias maneras de despliegue de sus subjetividades en la construcción de sus propios contextos; es decir, bajo una figura de desarrollo que movilizan los propios sujetos de la práctica educativa y que no depende de terceros externos.

Los procesos de participación, se desarrollan en paralelo a las otras prácticas dispuestas en la estrategia y reivindican las expresiones propias de los actores,en particular interesa las expresiones de niños y jóvenes, al encontrar en ellas alternativas de reconocimiento y validación del otro como legítimo.

La articulación
Como se anunció anteriormente, las prácticas de implementación deben complementarse con las prácticas de articulación en las que se puedan desplegar los objetivos y finalidades de la estrategia en su sentido amplio. La propuesta es trabajar en cinco propuestas específicas en el centro y la comunidad:


  • Consejo Escolar de Desarrollo del Centro Educativo CED y los Comités de paz, convivencia y participación escolar12

Estos comités articulan tanto la formación como la institucionalización, permitiendo de esta manera que las herramientas alcanzadas en la propuesta educativa se expresen en prácticas participativas que fortalezcan los ejercicios participativos y que configuren ejercicios que permanezcan en la vida institucional. A través del CED se hace presente la Asociación de Padres de Familia.

El Comité de paz, convivencia y ciudadanía hace parte del CED.



  • Gobierno Escolar

En este espacio de participación se promueve la formación entre pares, y será el espacio de organización y representación de los estudiantes que se constituye en el punto de partida de las acciones de la Estrategia en construcción.13

  • COMDE

En este concejo se espera que los aprendizajes del desarrollo de las prácticas institucionales y de los proyectos de agenciamiento participativo favorezcan e incidan en procesos que se desplieguen a otros escenarios por fuera de la escuela y que genere aprendizajes que permitan fortalecer las prácticas de políticas públicas de mejoramiento de la calidad educativa.

Metodología de la estrategia
La estrategia apunta al fortalecimiento de la capacidad de las comunidades educativas para potenciar la escuela como un ambiente protector y de garantía de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Parte de la idea de que la violencia en el mundo escolar tiene diferentes expresiones que pueden ser atendidas y mediadas si se entiende la escuela como un ecosistema en el cual el niño y la niña tienen la posibilidad de transformar los habitus propios de sus contextos a partir de la construcción de experiencias alternativas de socialización La estrategia se estructura, metodológicamente en dos componentes: un componente de gestión escolar y un componente de gestión de conocimiento.
El componente de gestión escolar incluye cinco ámbitos de gestión, cada uno relacionado con las diferentes dimensiones de la vida cotidiana de la escuela.


  • Gestión académica: este ámbito de la gestión se relaciona con la dimensión del aula y de las interacciones entre los niños, niñas y adolescentes y los profesores y profesoras. Tiene dos objetivos. En primer lugar, apunta a que los niños, niñas y adolescentes tematicen en el aula la violencia a la que se ven expuestos en sus comunidades y construyan aprendizajes orientados a reconocerse como sujetos de derechos y como actores que pueden incidir en sus realidades. Este objetivo busca la articulación de los saberes escolares con la cotidianidad de los niños y las niñas, de manera que a partir de las problemáticas de violencia que se les presentan puedan construir los aprendizajes esperados por la sociedad. En segundo lugar, este ámbito busca que las relaciones entre los niños, niñas y adolescentes y los profesores se democraticen, de forma que el aula se convierta en un espacio de construcción de ciudadanía y de participación.

  • Gestión democrática: este ámbito de la gestión tiene como objetivo ampliar la capacidad de incidencia de los niños, las niñas y los adolescentes en el gobierno escolar, de manera que sus intereses y sus problemáticas puedan ser reconocidos y atendidos desde un esquema de gobernanza.

  • Gestión comunitaria: desde este ámbito de la gestión se busca establecer puentes entre el mundo escolar, la comunidad y la familia, de manera que se constituyan y fortalezcan redes de protección de los niños, las niñas y los adolescentes.

  • Gestión de proyectos transversales: este ámbito de gestión incluye todas aquellas temáticas transversales que se espera sean abordadas desde el mundo escolar (educación sexual, educación para la democracia y la ciudadanía, etc.) y que se relacionan de manera directa con los procesos de desarrollo humano de los niños, las niñas y los adolescentes.

  • Gestión directiva: desde este ámbito de gestión se apunta al desarrollo de capacidades de los directivos docentes para liderar los procesos pedagógicos del mundo escolar y el proyecto educativo de centro en función de la constitución de entornos protectores de la niñez.

El componente de gestión del conocimiento, por otro lado, incluye cuatro procesos orientados a propiciar la reflexión de los actores escolares sobre sus prácticas y la reorientación de las mismas. Los procesos de gestión de conocimiento en el mundo escolar son los siguientes:




  • Formación in situ: este proceso se estructura en la forma de capacitaciones y dispositivos de formación y de investigación en el aula que propician la construcción de conocimiento pedagógico a partir de las prácticas pedagógicas que desarrollan los profesores y profesoras para fortalecer a la escuela como ambiente protector.

  • Acompañamiento: este proceso busca que los profesores, profesoras y directivos docentes cuenten con un par que, en el contexto de sus prácticas pedagógicas y de gestión, dinamicen el desarrollo de capacidades orientadas a la promoción de la escuela como un ambiente protector de los niños y niñas.

  • Intercambio de experiencias: este proceso busca que las comunidades educativas construyan conocimiento y cualifiquen sus prácticas de gestión a partir del intercambio, con otros actores y comunidades educativas, de experiencias.

  • Movilización social: desde este proceso se apunta a fortalecer la interacción de la escuela con su contexto social y con los otros sectores que convergen en el territorio.


Monitoreo y Evaluación de la estrategia
El monitoreo hace referencia al conjunto de acciones que se realizan a lo largo del proceso para hacer un seguimiento permanente a las acciones planeadas y a las implementadas y para identificar los saberes y prácticas emergentes resultado del proceso de implementación de la Estrategia en el modelaje previsto en 15 Centros educativos de los cinco municipios seleccionados y el acompañamiento a la ruta establecida.

En este sentido el componente de monitoreo se orienta a brindar elementos que permitan de una manera analítica, establecer comprensiones en torno a la manera en que interactúan lo propuesto, las características de los contextos, los actores y otros factores, en el logro de resultados en función de la ruta de acompañamiento a la implementación de los componentes de la Estrategia de prevención de violencia y construcción de paz y convivencia en los Centros Educativos.

Para el proceso de monitoreo y evaluación de la Estrategia se desglosan los ámbitos de gestión en términos del aporte que realizan al desarrollo de las capacidades para la construcción de la escuela como ambiente protector de los niños, las niñas y los adolescentes. La siguiente tabla incluye, entonces, los aspectos a ser tenidos en cuenta:




Ámbito de gestión

Aspectos a monitorear y evaluar

Gestión académica

Articulación de saberes escolares y extraescolares

Articulación de los intereses de los niños, las niñas y los adolescentes a las prácticas pedagógicas

Desarrollo de proyectos de aula orientados a la tematización de la violencia escolar CURRICULO

Gestión democrática

Participación y empoderamiento de niños, niñas y adolescentes en instancias del gobierno escolar

Participación y empoderamiento de familias y comunidad en la gobernanza del mundo escolar

Gestión de proyectos transversales

Trabajo interdisciplinario de los profesores y profesoras

Inclusión de los saberes de los niños y niñas sobre las problemáticas del contexto

Generación de acciones de los niños, niñas y adolescentes orientadas a prevenir las formas de violencia escolar

Gestión comunitaria

Articulación del mundo escolar con las dinámicas familiares y comunitarias

Articulación del mundo escolar con organizaciones sociales

Gestión directiva

Articulación del mundo escolar con autoridades del territorio y agencias de cooperación

Gestión de recursos para la prevención de la violencia escolar, construcción de paz y convivencia

Liderazgo del proyecto educativo de centro en clave de prevención de la violencia escolar y construcción de paz y convivencia

La evaluación del proceso de modelaje

La evaluación tendrá un carácter participativo con todos los actores involucrados en el modelaje y hará parte del proceso de formación y generación de capacidad instalada y fortalecimiento institucional.



    • Evaluación de resultados

    • Evaluación de impacto ( en el caso de la evaluación de impacto , esta solo se podrá realizar en el año 2017, tiempo que excede el actual Convenio; pero quedarán las bases para su realización)



  • Construcción de la línea de Base que dé cuenta del estado de la situación, de acuerdo con los insumos disponibles en el país a nivel nacional, departamental y local en los municipios seleccionados.



  • Selección de Indicadores de acuerdo con los objetivos de la Estrategia Preliminar y los objetivos del Modelaje: proceso, producto, cobertura, resultado.

Escalamiento de la Estrategia

Sobre los resultados del proceso de monitoreo y evaluación se identificarán los nuevos conocimientos y lecciones aprendidas en el procesos de modelaje, para la revisión adecuación y desarrollo de la Estrategia Preliminar para consolidarse como una propuesta de alcance nacional para el Sistema Educativo hondureño.



Gestión del Conocimiento

En la ruta de acompañamiento a las prácticas educativas y experiencias significativas el conocimiento toma un lugar central a lo largo de todo el proceso, en la medida en que se asume que hay una producción permanente del mismo que proviene de la interacción entre los participantes, la variedad de experiencias en los centros educativos, los saberes, los procesos y las características de los contextos, entre otros.

La socialización de conocimiento se asume como el conjunto de acciones a través de las cuales se promueve su reflexión, ampliación, y discusión entre los actores involucrados en el proceso y en sus ámbitos de acción. Se asume de manera adicional que ese conocimiento sólo concreta su potencial de impacto en los procesos pedagógicos, en la medida en que su uso se hace pertinente en los contextos y personas a quienes llega. En este sentido, el énfasis que este componente busca es el de su aplicabilidad en función del desarrollo de habilidades en los actores de la comunidad educativa y en los directivos de la SEDUC.

Así, se contemplan procesos de intercambio y difusión del conocimiento generado, de tal manera que su circulación permita por un lado, servir como incentivo para el reconocimiento de quienes han participado de la experiencia, y por otro, que se convierta en un espacio que motive la generación o fortalecimiento de iniciativas de intercambio profesional de intercambio entre: los maestros, las instituciones educativas, entre éstas y la SEDUC. Esto para generar un espacio de encuentro entre las políticas públicas educativas y los saberes y conocimientos de los docentes y de éstos con los fines y sentidos que orientan las políticas.



Sistematización

La sistematización estará centrada en el desarrollo de capacidades de los actores involucrados en torno a la construcción de una cultura de paz en el contexto educativo hondureño y en los aprendizajes de las instituciones participantes. Y será el proceso que permitirá la identificación de Buenas Practicas a través de la implementación de la Estrategia



Propuesta preliminar de la Ruta y Cronograma del Modelaje de la Estrategia preliminar14



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos