Y un sacerdote salesiano


Orientación Moral-Espiritual-Social



Descargar 2.47 Mb.
Página7/25
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño2.47 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   25

2.3.4.1.2. Orientación Moral-Espiritual-Social
La Orientación es un servicio muy demandado que obedece a las necesidades reales que muchas instituciones no cubren, necesidades que van más allá y que han sido solicitadas a la intervención de otras instituciones, tales como: las jurídicas, políticas, económicas. Si éstas últimas son orientadas por sí solas, se seguirán manifestando de la manera como fueron creadas, con un intrínseco propósito a la pleitesía de reglas establecidas en pro de una mayor y mejor producción, es decir, el trabajador era valorado tanto en cuanto él producía.
Por esto existe la necesidad de que todas estas instituciones reciban orientación, para que su centro y fin sea el desarrollo y la vida plena del hombre que vive en esa sociedad, no sólo la función que cumple, ni el trabajo que desempeña. Es una orientación general, que logra garantizar la existencia humana de la mejor manera posible, para que todo gire en torno al servicio de la plena humanidad de los hombres. Esta Orientación está plenamente ligada a lo moral – espiritual, donde se descubre en el otro al prójimo, al hermano, en una plena relacionalidad e implicancia en la vida del otro, y es a partir de esta convicción que nace lo social que también le es propio al ser humano.
2.3.4.1.3. La Orientación y la Modernidad
A lo largo de la historia, como lo afirma Moreno, la función de la Orientación ha sido ejercida sólo por algunas religiones, ya que no todas han sido creadas con el mismo fin, es decir, sólo aquellas que no nacieron ni se estructuraron como producto del poder cumpliendo un servicio. Tales como: los ancianos de la comunidad, los sabios de cada pueblo, los filósofos o pensadores y los profetas que existían en la comunidad.
Con el comienzo de la modernidad, la cultura occidental sufrió cambios a nivel de estructura y de significados. La primera es porque desde ese momento nace una sociedad civil, totalmente independizada de la religión, produciéndose y formándose desde su propia orientación y desde su propia ética, asumiendo lo religioso sólo como un aspecto que ocupa un puesto, no como la gran supremacía que hasta ese entonces se pensaba y se concebía. Lo segundo es porque la religión pasó a interpretarse en términos de secularización. Aunque ésta nunca desapareció y nunca abandonó su función de orientación y de ética.
Podemos decir que la orientación nace al servicio de las estructuras sociales que ya estaban establecidas y su función principal no era ayudar a seres humanos, sino proveer de buenos trabajadores a las empresas, teniendo a ésta como su objetivo central, y no a la persona como tal, al mismo tiempo que, lo ayudaba a encontrar un trabajo en el que tenga habilidades para el mismo y en donde se sienta confortable.
Cuando se trata de solucionar el problema personal de alguien que necesita escoger un trabajo donde se sienta a gusto, aquí es donde la orientación surge como una necesidad de garantizar una máxima eficiencia a la industria, sólo y para la industria, dejando a un segundo término el interés del ser humano. No existía un sentido ético y moral por parte de la que “llamaban orientación”.
El proceso mismo del ejercicio va produciendo dos vertientes o desplazamientos significativos. El primero es el cambio o desplazamiento que se da en la manera de practicar la orientación. Ya las empresas no son el centro y fin de un orientador. La misma humanidad y ética del mismo convierten al ser humano o trabajador en el centro de interés de toda orientación. El segundo desplazamiento es el aspecto de la persona a su totalidad, la persona pasa a ser el primer término en toda su integralidad, incluyendo las etapas de su vida. La persona y su totalidad de su vida son el fin y esfuerzo de la orientación. Desde aquí, no sólo se tomará en cuenta su campo de trabajo, sino también su educación, sus necesidades individuales, su interrelación, su aspecto social, su familia, su salud y sobre todo su entorno (medio donde se desenvuelve).
Luego, distintas organizaciones y diferentes autores comienzan a desempeñar la función de orientación general de la sociedad como los filósofos, los intelectuales, la prensa y otros formadores de opinión, hasta lo que hoy en día se le puede llamar por ejemplo la declaración de los derechos humanos, las cuales fijan orientaciones sobre la base de declaraciones universales.
Poco a poco el puro ejercicio de estas distintas organizaciones, se van acumulando y creando conocimientos, técnicas y metodologías acorde con la práctica misma, y de esta manera se forman nuevos practicantes. Dado esto, cada actividad se convierte en profesión puramente formada.
2.3.4.1.4. Orientación y su Especialidad en las Instituciones
Todo este cambio plantea nuevos problemas a la profesión. En primer lugar el de su identidad o especificidad, ¿por qué habría un problema en su especificidad? Porque en cada uno de sus campos, el orientador encuentra profesionales preparados cumpliendo su función. Ejemplo: en la educación están los educadores, en tratamientos de problemas están los psicoterapeutas. Surge la pregunta: ¿Dónde buscar la especialidad en el orientador?
Desde sus orígenes se ha visto como centro de su actividad la ayuda. Pero la ayuda caracteriza también a las otras profesiones que he mencionado, cada una de ellas ofrece una ayuda particular en su campo particular de acuerdo a las necesidades de los seres humanos.
El orientador tiene como profesión la ayuda, pero ésta no es muy específica. Es cierto que conserva su campo de actividad, que es la orientación vocacional y profesional; pero ya está campo se convierte en una especialidad de la orientación, la cual de por sí casi siempre excede de esos límites. Se trata de una ayuda muy determinada.
Si se evalúa el concepto y la práctica de la ayuda, se encuentra que no existe ningún profesional de la ayuda fuera del orientador. Esto es, el orientador es abierto a las generalidades de la ayuda en sí misma y a su función en campos específicos. Ejemplo: en la educación. El orientador no es un profesional de la educación en cuanto a tal, pero le toca hacer en la educación lo que ningún otro hace o está capacitado para hacer. En este caso se trata de una ayuda a la educación en concreto, que, a la vez es general y adecuada a la realidad que se vive. La orientación desde ese entonces asumiría una función de ayuda a los que ayudan y a las instituciones mismas que ayudan.
2.3.4.1.5. La “Ayuda” en la Orientación
Casi siempre que se habla de ayuda, las personas tienden a asociarlo en términos remediales, como ya lo habíamos mencionado anteriormente, esto es con problemas, conflictos, situaciones de peligro. Pero no sólo para esto sirve ni se necesita la ayuda de un orientador.
En la segunda mitad del siglo XX se ha enfatizado el servicio de ayuda en los procesos de crecimiento personal, desarrollo positivo, realización lo más completa posible de todas las potencialidades humanas.
2.3.4.1.6. La Orientación a Finales del Siglo XX
Durante finales del siglo XX, se producen cambios profundos en el paradigma ya establecido, tan profundos que se cayeron las antiguas convicciones, ya no se confía en los principios que duraron tanto tiempo. Al inicio de este nuevo siglo se le presenta a la orientación retos completamente nuevos.
Nacida la orientación en plena modernidad tanto en pensamiento como en la práctica, partía de seguros sustentos, estaba claro el concepto de desarrollo y crecimiento humano y también los fines y objetivos que había de perseguir una ayuda orientadora eficaz, además se aceptaba a cada persona como sujeto de una manera subjetiva. El sujeto era abierto a las posibilidades de realizarse como persona.
2.3.4.1.7. Predominio del Paradigma Científico
Por otra parte el paradigma científico dominó buena parte del siglo creando bases para elaborar los conocimientos de las distintas disciplinas que alimentaban la orientación, diseñando procedimientos metodológicos y técnicas necesarias para la acción. Sin embargo éste consideraba ilícito y no aceptado todo aquello que permitía al orientador actuar por medio de su intuición empírica y a su inmersión en la vivencia humana.
Por un lado, unos se regían por esta ciencia que constreñía las más valiosas intervenciones que surgían de sus profundidades humanas, de su sensibilidad, y no les permitía ser ellos mismo. Otros se desentendían de la ciencia, dejándose sumergir en la pura experimentación espontánea, dedicándose sin límites a su práctica humanitaria, arriesgándose al daño que podían hacer a su propia actuación. A finales del siglo se da una apertura al paradigma científico que en principio puede verse como liberadora y estimulante, aunque presenta el peligro de que no se pueda distinguirse entre lo que verdaderamente es y lo que aparentemente es.
2.3.4.1.8. Llegada de la Postmodernidad
Las antiguas bases del conocimiento sobre el hombre, el mundo y la vida, han sido golpeadas por la post-modernidad en pensamiento y en práctica de la vida cotidiana. Desde el punto de vista de filósofos y escritores postmodernos, el desarrollo del hombre en cualquier sentido en cuanto a sujeto fuerte ha pasado a la historia, todo esto producto de la propia cultura de la modernidad, etapa que ya consideran clausurada.
El hombre postmoderno es encerrado en su individualidad. Es un sujeto cambiante, débil, blando, se deja seducir fácilmente de lo múltiple, de lo diverso, sin coherencia interna de la personalidad, y es así como se construye la cotidianidad de lo postmoderno. ¿Cómo orientar a un sujeto con estas características?
Según Moreno (2000), la orientación ha sido pensada para otro sujeto, no para éste, “el postmoderno”. Y si éste se impone, pues a la orientación le tocará asumir un nuevo reto, esto implica repensarse detenidamente, desde otra dinámica completamente nueva y diferente a la ya establecida.
Del mismo modo, el autor afirma que en los momentos actuales no es posible que no exista alguien que tenga respuesta adecuada a estos retos. Precisamente por esto, vienen cambios radicales en el paradigma científico la cual propone la adquisición de derechos y métodos que antes estaban declarados como contrarios a la ética del orientador.
Todo este nuevo conocimiento, propio al método cualitativo, nos da apertura a una profundidad y una comprensión de la realidad, que hasta estos momentos nos era negada. También permiten a la orientación la entrada a unos campos que ésta siempre quiso sumergirse. Estos cambios a parte de todo son liberadores tanto para la orientación como para los orientadores. Sin embargo, es importante destacar que si éstos no son bien interpretados, y no son tratados con precisión, es posible que algunos crean que todo está permitido, hasta los más disparatados inventos pueden verse como algo normal dentro de la práctica de la profesión.
2.3.4.1.9. Cambios de la Orientación en el Nuevo Siglo
Se abre el siglo con importantes novedades, con grandes retos. Refiriéndose específicamente a dos grandes retos para concluir, se encuentra con el de la diferencia, la cual aceptarla implica un reto. ¿Por qué un reto? Porque se trata del reto de producir diferentes modelos de orientación para las distintas culturas y mundos de vida, porque siempre ha sido centrada en los parámetros dominantes de la sociedad occidental.
Otro de los retos cruciales en la apretura de este siglo tiene que ver también con la diferencia, pero no con la que se da entre sociedades externas entre sí, sino las que se dan en el interior de una misma sociedad. Un ejemplo muy tangible. Las sociedades están divididas entre dos sectores: pobres y ricos. En este caso la orientación se ha ejercido con los mismos métodos, técnicas y teorías para ambos sectores. Surge la pregunta: ¿Cómo enfrentarse en cuanto a orientadores, a los retos de pobreza, marginalidad y exclusión?
Es el reto entonces de integrar la orientación en otras culturas, de producir una orientación desde símbolos de significados de nuestro pueblo, encaminada no sólo a mantener sus derechos a una vida mejor, sino también a las propias formas culturales, a los propios mundos de vida.
En conclusión, si el fin y esfuerzo de la orientación es llevar al hombre a la buena vida, en toda su plenitud, es necesario resaltar que lo humano está en el centro de la Orientación y ésta debe contribuir a plantear y analizar las múltiples formas en que tanto la humanización y especialmente la deshumanización se manifiesta en los tiempos actuales. La preocupación ante un mundo como el de hoy, donde el individualismo es extremo, la existencia de una competencia que deshumaniza y la pérdida de la solidaridad mínima que pueda sobrellevar el caos social hasta ahora existente; es la que nos lleva a plantear y a reflexionar sobre la necesidad del fortalecimiento de la dimensión espiritual del hombre.
Por lo tanto, la práctica de la Orientación se convierte entonces en una praxis desde el “nosotros”. Somos sujetos implicados en una relación, y ésta relación se da cuando el otro deja de ser un extraño para convertirse en alguien que por su característica de humano, hijo de Dios, merece una vida sana en todos los sentidos, donde pueda desarrollar plenamente sus potencialidades en la medida que sea posible.
Asociando la Orientación con la espiritualidad, se puede decir que en ésta última no existe mayor desastre que el estar sumergido en la irrealidad, pues la vida de cada uno es preservada y nutrida por nuestra trascendente relación con el otro, con nuestro contexto, con nuestra realidad, con nuestras vivencias. Y la Orientación se da en la inmersión de la vida del orientado, de su cultura, de su tradición, de su familia, de su salud, de todas las cosas que le son propias.
No se debe olvidar que la vida espiritual ante todo es vida. No consiste simplemente en algo para conocer y estudiar, es para ser vivida y compartida con los demás.

CAPÍTULO III

MARCO METODOLÓGICO

La presente investigación está enmarcada en el estudio-comprensivo de dos historias de vida y el vivimiento que emerge de dos líderes espirituales y su aporte significativo para lograr una mejor empatía en el proceso de orientación en el venezolano moderno y como se visualiza su espiritualidad en contacto con la comunidad donde se desenvuelven está enmarcada dentro del paradigma cualitativo, Es importante denotar que los métodos cualitativos no tienen un diseño previo o preestablecido, éste se va construyendo en el transcurso de la investigación, siempre de modo riguroso y sistemático más no dogmático, lo que respecta mejorarlo y perfeccionarlo, introduciendo los cambios que se consideren necesarios y que surjan de dicho estudio y sus comprensiones radicarán de sus mismas conclusiones.


3.1. Naturaleza de la Investigación
La intencionalidad radica en comprender el vivimiento espiritual desde las historias de vida de un sacerdote salesiano y un pastor evangélico pentecostal para descubrir como desde la espiritualidad se puede abordar la orientación del individuo de una manera más efectiva.
3.2. Paradigma Cualitativo
Los seres humanos son testigos de los abrumadores cambios que se están produciendo en nuestra sociedad, sumergir y navegar en la complejidad de estos fenómenos, nos exige investigar y conocer a través de nuevos métodos, “que respete y no deforme… la naturaleza de las realidades que se estudian” (Martínez, 2002 p. 18). El paradigma cualitativo, más que preocuparse por los datos, busca “significados concretos” insertos en la vida (Moreno, 2009). Dicha investigación está adscrita al paradigma cualitativo donde se entiende, que la realidad no es sino el mundo-de-vida que las personas tienen y como lo construyen, donde los significados son comprendidos más no medibles o cuantificables.
Este enfoque ha sido un logro para las orientaciones, adquiriendo gran significado e importancia en las ciencias sociales, ya que ésta renovación toma al individuo como el centro mismo del conocimiento, dándonos validez en sus conductas y formas de vida. Encaminándonos a estudiar la realidad social desde dentro de ella misma, con un enfoque humanístico.
3.3. Tipo de Investigación: Un Enfoque Biográfico
Por lo antes expresado, la investigación está basada en el enfoque biográfico, enmarcado en la historia de vida desarrollado por Alejandro Moreno y el Centro de Investigaciones Populares (CIP), (Moreno, 2007). Son todos los documentos que se refieren de manera directa o indirecta a la totalidad de la vida de una persona o más personas; incluye toda clase de textos tanto orales como escritos de tipo biográficos hay que contar entre ellos con los diarios personales, las cartas, documentos judiciales, entre otros. Tiene como intención servir como base de datos o textos para el estudio científico de la sociedad, cultura, psicología y del ser del hombre en general, según Moreno, (2002).
3.3.1. Investigación Convivida con Historia-de-Vida y Relato de Vida de Alejandro Moreno
La investigación convivida es la manera de conocer las prácticas de vida del historiador, al momento de que esta sea compartida con el co-historiador de forma narrada, pero para que esto se logre de manera deseada es necesario cubrir una serie de procesos que en ella se preestablece, tomando en cuenta que es en los significados, expuestos por el historiador al co-historiador, que se centran las historias-de-vida. Citado del libro de Moreno (2009, p. 26).
Otra definición tomada del “glosario” que antecede a “Buscando Padre” Moreno A. (2002):
Se trata de una forma de investigar que se nos ha ido planteando como la más adecuada para la comprensión del pueblo venezolano. El concepto está compuesto de dos términos: investigación y convivida. Lo convivido está en la in-vivencia por parte de todos los que participan en la producción del conocimiento en el mundo-de-vida popular (in-vivencia implicada) que es la condición de posibilidad para conocer la realidad popular desde dentro de ella misma, desde cómo es vivida en la práctica. La investigación, por otra parte, consiste fundamentalmente en dar palabra a lo vivido. Apalabrar esa vida, es convertirla en discurso explícito y ordenado lo más cercano posible a la vida misma. (p. 23)
Todo mundo de vida tiene su verdad y para estar integrado en él habrá necesariamente que vivirlo, es en éste adentrarnos de manera convivida que nos permitirá poseer un horizonte hermenéutico, siendo ésta investigación la manera más idónea de poder acceder a las claves, reglas, símbolos y relaciones de significados del investigado. A esta forma de investigar Moreno (2002) denomina investigación convivida: “Lo convivido en la investigación está precisamente en la invivencia en el mundo de vida que es condición de posibilidad del humano” (p. 35).
3.3.2. Historia de Vida en Ferrarotti
En palabras de Ferrarotti (1981, citado en el libro de Moreno: 2002):

La historia de vida es la contracción de lo social en lo individual, de lo nomotético en lo ideográfico. Siendo esto así, en la vida de cada persona, está su sociedad vivida subjetivamente, pues una sociedad existe en sus miembros o no existe en absoluto. La sociedad está en cada persona, solo se trata, por parte del investigador de, descubrirla. De nuevo en términos de Ferrarotti Todo acto individual, es una totalización de un sistema social. (p. 28).


Una historia de vida es una práctica de vida, una praxis de vida en la que las relaciones sociales del mundo en que esa praxis se da son internalizadas y personalizadas, hechas ideografía. Esto es lo que justifica poder leer o descubrir toda una sociedad en una historia de vida.
3.3.3. Historia-de-Vida
Quien utiliza estas tres palabras unidas por guiones es Alejandro Moreno y con ello quiere significar que es una sola palabra, ésta se define como la narración de la historia-de-vida de un sujeto a otra persona, de manera física y actuante ya sea a un interlocutor o un público. Según A. Moreno (2002) “La historia-de-vida se convierte así, en todo un enfoque epistemológico para el estudio de las realidades sociales” (p. 26), ofreciéndonos conocimientos en cuanto a la realidad de una sociedad dentro y desde sus propios actores. Convirtiéndose además, en el método de acceso a la realidad social. Para fines de investigación, exige que sea grabada y luego transcritas.
3.3.4. Relato de Vida
Como lo señala A. Moreno (2007) “son aquellas narraciones que no trata de toda la vida, sino parte de ella, se denomina relato de vida y no son más que episodios determinados de la vida de un sujeto que pueden ser tanto escritos como orales” (p. 30). Limitando y refiriendo a un aspecto de actividad o tema de su vida. Teniendo como objetivo, darnos a conocer con más precisión aspectos de la realidad del sujeto, por lo tanto aspectos de su mundo-de-vida, en la que el investigador se apreste, ya sea de manera selectiva para fines investigativos o para confirmar una hipótesis.
3.3.5. Aspectos Fundamentales de la Metodología
El Padre Alejandro Moreno habla que, para que la historia o relato se produzca, como narración profunda entre historiador/relatador y co-historiador/co-relator en un horizonte hermenéutico compartido, deben existir unos criterios importantes que es necesario tener claro, dentro de la investigación.
3.3.5.1. Implicancia
A. Moreno (2002) define la implicancia como “un proceso de interrelación en la realidad de vida de otro sujeto, (el vivir integral dentro), es decir, cercanía y pertenencia al mundo de vida que se apresta uno a conocer” (p. 22). El prefijo in tiene también aquí el sentido predominante de dentro.
La implicancia es la forma en que se llega a compartir en pleno vivido, el sentido y los significados que constituyen el horizonte de significación en el que los sujetos significan su vida y su mundo. Establecida en la pertenencia al mundo de vida de la realidad que se dispone a conocer y en la vivencia, que no es más que vivir dentro y desde dentro de un mundo de vida, es decir, conviviendo e interrelacionándose en la misma vida de los sujetos que la viven.
3.3.5.2. Convivencia
Para comprender la realidad del mundo de vida que se ha de investigar, es de vital importancia que la investigación se base en un ambiente de convivencia entre historiador/relator y co-historiador/co-relator, así sus propios significados emergerán desde dentro y ambos se fusionarán por pertenencia en un horizonte hermenéutico compartido, “El acto y el proceso de compartir en el vivir, por parte de dos o varias personas, el mismo mundo-de-vida a lo largo del tiempo” (ídem).
3.3.5.3. Co-confianza
Otra consideración que se debe tomar en cuenta en el proceso de relación, es la Co-confianza, para Moreno (2002):

La sola confianza implica que alguien se fíe de alguien, pero puede ser que esta segunda persona no se fíe de la primera. Se antepone el prefijo co- para enfatizar que en el caso al que se refiere el texto en que aparece la palabra, la confianza se entiende en sentido mutuo y, más aún, como ámbito compartido. (p. 19).


3.4. Diseño de la Metodología con Historia-de-Vida Convivida y Relato de Vida de A. Moreno
Observado en el Centro de Investigaciones Populares (CIP) que se encuentra dirigido por Alejandro Moreno (2002), se refiere a todo proceso organizativo en el que pasa la investigación, planteándose por dos momentos metodológicos en el que el investigador suscita: Pre-historia, historia e interpretación; momentos de los cuales conllevan al acercamiento del estudio-comprensivo de la espiritualidad en el venezolano; para esto se requirió la asistencia de dos testimonios, en vivencia de dos líderes religiosos para encontrar la espiritualidad emergida en cada uno de ellos.
Este diseño incluye la historia-de-vida de A. Moreno, pero antecedido por una pre-historia del porqué el investigador se interesó por este tema de la espiritualidad y toda una etapa de comprensión respecto a ello, luego se desarrolló de modo sistemático coherente toda la fase de la historia-de-vida.

3.4.1. Pre-historia con el Tema
Una historia-de-vida no se inicia en el momento de grabación, sino mucho antes. Pues, es a través de esto que se debe conocer el tiempo en que se inició, la relación no sólo con el investigador, sino también con el tema de estudio a desarrollar. El investigador vive en Valencia aún en compañía de sus padres, estudiante de la mención de Orientación en la UC desde muy pequeño, fue educado en la distintas costumbres cristianas, pertenece a la religión católica, es bautizado, recibió todos sus sacramentos que le suceden, a excepción del orden sacerdotal, el matrimonio y la unción de los enfermos, fue unos de los primeros en su catequesis de comunión y confirmación, recibió dicha formación en el Colegio Trina de Medina, aprendió a valorar lo sagrado desde muy chico, comprendió la importancia de todo esto, en bachillerato, asistiendo a misa cada día y reforzando sus creencias en el colegio Don Bosco, acercándose más aún al conocimiento de su fe y su esencia como práctica religiosa, comprendió el sentido de su esencia que estaba dormida en la búsqueda del bien en todas sus facetas, luego que se graduó, siguió incursionando en sus creencias, acercándose a los sacramentos y asistiendo a grupos de formación religiosa dentro de su parroquia, tomando la formación de monaguillo y formando a otros individuos que deseaban servir al Señor con fervor en el altar, luego de 2 años de trabajo, decidió ausentarse un poco por diferencias encontradas en su servicio, contraposiciones entre el párroco y el grupo de monaguillos, incursionó en otra parroquia de características más abiertas al escuchar y delegar funciones, retomando el servicio como monaguillo y promoviendo el grupo de monaguillos, asistido por dos compañeros más de características similares, hasta que el párroco le propuso servir como ministro de la comunión por la avanzada edad y porque tenía todo los requisitos para servir en este nuevo ministerio, comenzó la preparación y le consagraron al servicio laical hasta la actualidad, visitando enfermos y llevando la palabra de Dios hasta los lugares más distantes de mi entorno habitual. Luego de esas experiencias muchos de los enfermos y amigos de la tercera edad han fallecido y le han dejado gratos recuerdos y una profunda pérdida personal, porque las relaciones cristianas se habían enriquecido con ellos y sus familiares, después de eso siguió sirviendo a la santa iglesia en las celebraciones y actividades para promover la armonía y la paz en las personas que incurren en la búsqueda de la fe y de la esperanza en tiempos difíciles, a lo largo de los años he incursionado en estudios y experiencias fuera de la iglesia, con hermanos protestantes en calidad de invitado, mas no ha decidido cambiarse de religión más bien ha deseado invitarles a que conozcan la riqueza de la fe católica, pero fracasando por su convicción cerrada y prácticas algo dudosas, tiene familiares que pertenecen a diferentes creencias religiosas a todas las ha tratado de comprender y asimilar, y allí es que surge la necesidad de plantearse diversas interrogantes para mirar adelante la importancia de la espiritualidad en el individuo del presente, porque se decide caminar mediante leyes y posturas religiosas para acrecentar la visión de espíritu y personalidad, siempre ha cuestionado estas posturas individualistas, y buscado imaginarse un mundo sin ataduras espirituales que culmine en una liberación del individuo en su búsqueda de paz y de ser uno con ese ser supremo al que conocemos como Dios, actualmente continua asistiendo a la iglesia, pero con un carácter más libre en cuanto a sus deberes como ministro y miembro activo de la iglesia, mantiene su respeto a lo sagrado y práctica la devoción a María y los Sacramentos con frecuencia, tiene la certeza que la espiritualidad no solo se encierra en prácticas religiosas, intenta buscar las distintas posturas que la psicología y la filosofía le propongan como herramientas alternativas para sus estudios en orientación, complementando los saberes actuales y dignificando el sentido de la fe y la religiosidad en todas sus posturas, pero siempre en virtud de la espontaneidad de cada individuo y su creencias individuales, cada tema o visión abordada a largo de la experiencia lo define como un ser físico y espiritual, sin embargo desea conocer como estos aspectos se pueden utilizar para realizar un proceso de asistencia a otros individuos que padezcan de una falta de identidad o crisis existencial en pro de utilizar esta herramienta en el ramo de la orientación y para futuros estudios que le permitan avanzar en el conocimiento del ser y sus características individuales que forman un todo; desde un punto de visto personal cree en Dios y su hijo Jesucristo, también en la iglesia católica, ha percibido sus bendiciones a través de la vida de servicio al prójimo, sin embargo quiere enfocar esta investigación más allá de su propia experiencia y difundir sus resultados obtenidos con otros que deseen continuar la investigación para mejorar o para abordar otro tema de sumo interés, respetando la postura individual de cada persona, sus creencias y lo que le lleva una mejor realización como persona en el campo personal, social, político, religioso, esta investigación trasciende a otros niveles más complejos por eso su deseo muy particular de que se emplee para fines profesionales y psicológicos y que ayude a embellecer la asistencia en la orientación en todos sus ámbitos y sin discriminación de ningún credo solo favoreciendo la auto ayuda y el discernimiento que se busca en distintas áreas de la vida, sin más que acotar, deseando que este precedente sea de vital importancia para abordar dicha investigación, dejando evidencia clara de su origen y propósito para vitalizar esas múltiples opciones y posibilidades para auxiliar a una persona (cliente) en la búsqueda de respuestas a sus problemas de origen personal o familiar que enfrenta la sociedad actual y en la que se está expuesto, pero que pueden solventarse partiendo del yo y escalando múltiples opciones a considerar y respaldar para sanar y redescubrir la verdadera identidad, en conjunto con la tutora responsable de la verificación de los datos y su validación de la presente investigación la Dra. Vivian González y el tutor externo el Licdo. Víctor Mora para comprender el ser espiritual (el vivir dentro y desde dentro integral) en el mundo de vida en convivencia con el historiador, relatores y los convivientes de ese mundo (Moreno: 2002), desde las historias-de-vida de un sacerdote salesiano y un pastor evangélico pentecostal para ello surge la interrogante ¿Es posible revelar partiendo de dos historias-de-vida como emerge la empatía espiritual del venezolano? Resaltando su importancia y aceptado la ardua tarea de investigar el vivimiento espiritual, del ser desde la visión de los historiadores del presente estudio, en pro del fortalecimiento de un proceso de orientación más personal, familiar, educativo y comunitario, es decir, más afectivo y efectivo.

Tomando en cuenta lo dicho a esto se puede decir que, a través de la relación de amistad obtenida con dichos informantes, se tornó un ambiente de confianza al momento de la narración, dando excelentes resultados para el estudio de espiritualidad en la persona; éste tiempo que está caracterizado por la vivencia permitió que la confianza se convirtiera en el fuerte de la investigación y así ésta se constituya en el éxito deseado por el investigador.


A continuación se presenta el diseño metodológico de la Historia-de-Vida del Pastor Evangélico “José Moreno” y el Sacerdote Salesiano “Eliseo”.
3.4.2. Diseño Metodológico de la Historia-de-vida del

Pastor Evangélico "José Moreno”


Historia-de-vida de José Moreno

Pre-historia

Historia

Interpretación

3.4.3. Diseño Metodológico de la Historia-de-vida del Sacerdote “Eliseo”


Historia-de-vida del Padre Eliseo



Pre-historia

Historia

Interpretación


Fuente: Arteaga, M. (2014).


3.4.4. Fase de Prehistoria
Una historia-de-vida no se inicia cuando es registrada en grabación, sino mucho antes del proceso en sí, en lo que se conoce como fase de prehistoria, esto no es más que el tiempo en que se establece la relación del historiador y co-historiador, de igual importancia con el mundo de vida al que pertenece el historiador mismo. En esta pre-historia participan dos, que son el historiador y co-historiador. (Moreno A., 2006, p. 34).
3.4.4.1. Historiador
En vez de “Investigado” y “narrador” se empleará un calificativo más preciso el término de “historiador” y no es más que, de quien es la vida que se historia. Según Moreno (2002): “Una historia-de-vida se hace entre dos personas que, en términos tradicionales, se han denominado generalmente como: entrevistador el investigador que induce a otro a narrar su historia” (p. 19). ¿Cómo lo identificaremos? Se tomó la libertad de asignarle iniciales a los nombres de ambos historiadores (JM) (José Moreno) y las iniciales (PE) al (Padre Eliseo).
(JM): José Moreno es el pastor evangélico pentecostal de jóvenes. José Moreno de 34 años de edad perteneció a la iglesia católica, se congregaba en la parroquia Sagrada Familia, ubicada en Ricardo Urriera, sector 2, es Licenciado en Educación, mención Orientación, egresado de la UC, actualmente trabaja en el colegio Simón Rodríguez ubicado frente a la Plaza de Santa Rosa cerca de la Avenida Las Ferias, su pastoreo lo ejerce en la iglesia cristiana pentecostal “León de Judá” ubicada en Santa Teresa desde hace algunos años, la calidad de su trabajo y servicio con los jóvenes, sus experiencias espirituales desde muy pequeño, le permitió al investigador elegirle como historiador y le conoció por otra tercera persona, ha frecuentado su iglesia, compartido experiencias con su grupo de congregantes, actualmente José trabaja como superintendente en la escuela dominical en asistencia a su pastor principal, natural de padres venezolanos, residentes aquí en Valencia.
(PE): Es un sacerdote de la iglesia católica al estilo salesiano llamado Eliseo Grahkon, de 54 años, natural de Puerto Cabello, hijo de padres venezolanos, el padre es de ascendencia alemana por parte de padre, su trabajo parroquial en la iglesia “Los Ángeles Salesianos”, ubicada en el barrio 19 de abril de la zona Don Bosco, es muy arduo su trabajo y le llamó poderosamente la atención al investigador, por su carisma y dedicación a los pobres y necesitados, hay cierto parecido con el investigador en muchos aspectos personales y pensamientos sobre la vida y el servicio, es su párroco y director espiritual, amigo de su familia durante muchos años.
3.4.4.2. Co-Historiador
En vez de “investigadores” y “entrevistadores” se utilizará el término de “co-historiador” el cual se define como, aquel que comparte con el historiador la historia cuando es narrada y que establece con él, la relación en la que la historia se hace tal, así que se asignó las iniciales de su nombre (MA): (Manuel Arteaga).
MA: Manuel Arteaga tiene 31 años de edad, natural de padres venezolanos, vive en Ricardo Urriera sector 2, bloque 7, apartamento 03-03, en Valencia, aún en compañía de sus padres, trabaja como docente por horas en la Unidad Educativa Nocturna Nacional El Consejo, estudiante de la mención de Orientación en la Universidad de Carabobo, realiza una investigación sobre qué elementos emergen en la espiritualidad de dos líderes religiosos (Un Pastor Evangélico y un Sacerdote Salesiano) y como permite mejorar el proceso de empatía en la orientación utilizando el contacto de ambos individuos, con la comunidad donde se desenvuelven.
3.4.5. Fase de Historia
A continuación se muestra, la fase de historia partiendo del pastor evangélico pentecostal “José Moreno” y del Sacerdote Salesiano “Eliseo” para comprender como emerge la empatía espiritual en el venezolano moderno.

3
FASE DE HISTORIA
.4.5.1. Diseño Metodológico con Historia-de-Vida de José Moreno

PREHISTORIA



HISTORIA DE VIDA

INTERPRETACIÓN

Dentro de la relación historiador, co-historiador

Implicancia

Convivencia

Co-confianza

Mundo de vida

Convivir los significados del mundo de vida.

Relación afectiva y efectiva donde uno se fía del otro.

Historia de vida

José Moreno,

34 años.


Hijo buscando Padre

Hijo buscando Padre.



Historiador:

José Moreno



Co-historiador:

Manuel Arteaga



Fecha: 02-05-2013.

Líneas: 446.

Hora: 01:30 pm

Tiempo: 38 minutos.




Fuente: Moreno (2002).

Elaborado por: Arteaga. (2014).


3.4.5.2.
FASE DE HISTORIA
Diseño Metodológico con Historia-de-Vida del Sacerdote Eliseo

PREHISTORIA



HISTORIA DE VIDA

INTERPRETACIÓN

Dentro de la relación historiador, co-historiador.

Implicancia

Convivencia

Mundo de vida

Convivir los significados del mundo de vida.

Relación afectiva y efectiva donde uno se fía del otro.

Padre Eliseo, 54 años.

Historia de vida.

Hijo de padre y madre.

Historiador:

Padre Eliseo



Co-historiador:

Manuel Arteaga







Fecha: 10-05-2013.

Líneas: 432.

Hora: 03:30pm

Tiempo: 28 minutos.

Co-confianza

Fuente: Moreno (2002).

Elaborado por: Arteaga. (2014).




3.4.5.3. Prehistoria con José Moreno
El historiador es un hombre de 34 años de edad es pastor evangélico pentecostal de jóvenes. José Moreno de 34 años de edad perteneció a la iglesia católica, se congregaba en la parroquia Sagrada Familia, ubicada en Ricardo Urriera, sector 2, es Licenciado en Educación, mención Orientación, egresado de la UC, actualmente trabaja en el colegio Simón Rodríguez ubicado frente a la Plaza de Santa Rosa cerca de la Avenida Las Ferias, su pastoreo lo ejerce en la iglesia cristiana pentecostal “León de Judá” ubicada en Santa Teresa, desde hace algunos años, por su trabajo y servicio con los jóvenes, sus experiencias espirituales desde muy niño el co-historiador decidió contactarle luego de haber frecuentado su iglesia, y haber asistido algunos servicios agradeciendo por tan hermosas experiencias con su grupo de hermanos, muy cariñosamente reconocidos como hermanos en Cristo Jesús, el co-historiador considera que reúne todas las características de un líder religioso cuyo proceso de crecimiento dentro de su familia, su comunidad laboral y con los jóvenes de su congregación permiten de manera satisfactoria aportar una serie de datos para la presente investigación y por medio de su historia de vida descubrir la espiritualidad en un joven proveniente del modo-de-vida popular venezolano, actualmente trabaja como superintendente en la escuela dominical en asistencia a su pastor principal, natural de padres venezolanos, residentes aquí en Valencia.


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   25


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad