Wampia, entre el proceso educativo propio y el mundo escolar



Descargar 368.36 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño368.36 Kb.
Vistas95
Descargas0
  1   2   3   4   5
Catálogo: Pdfs -> Cursos -> CURSO%20ESTRATEGIAS%20CUALITATIVAS -> WAMPIA
WAMPIA -> Wampía, entre el proceso educativo propio y el mundo escolar
CURSO%20ESTRATEGIAS%20CUALITATIVAS -> qué es ser adolescente mujer en pasto (2002)
CURSO%20ESTRATEGIAS%20CUALITATIVAS -> Familias negras en el bajo san juan (choco)
CURSO%20ESTRATEGIAS%20CUALITATIVAS -> Los expertos y la crianza en colombia
CURSO%20ESTRATEGIAS%20CUALITATIVAS -> Paradigmas de
CURSO%20ESTRATEGIAS%20CUALITATIVAS -> Edad: 16 Años. Curso: Noveno grado
CURSO%20ESTRATEGIAS%20CUALITATIVAS -> La metamorfósis de la ciencia
CURSO%20ESTRATEGIAS%20CUALITATIVAS -> El cuerpo socializado en la teoría de Pierre Bourdieu
CURSO%20ESTRATEGIAS%20CUALITATIVAS -> Relaciones entre ciudades: cali- yumbo
WAMPIA -> Educación tradicional versus escolaridad en wampíA1

Fragmentos de…
WAMPIA, ENTRE EL PROCESO EDUCATIVO PROPIO Y EL MUNDO ESCOLAR
Diana Zapata y Andrés Popayán

Trabajo de grado en Psicología

Directora: María Cristina Tenorio – Cali, 2008

Un primer acercamiento



Exploración

Los primeros acercamientos a los escenarios y estudiantes indígenas en la Universidad del Valle, los hicimos en la inducción que organizó el Proyecto Universidad y Culturas (febrero 10 del 2006) y en la reunión de bienvenida ofrecida por el Cabildo Indígena Universitario (febrero 24 del 2006). En las inducciones tuvimos conversaciones informales con los y las estudiantes de primer semestre, y contactamos a tres estudiantes1, dos Misak y uno Nasa, con los cuales iniciamos procesos de acompañamiento académico durante el semestre.


Igualmente, participamos en el curso Práctica Formativa2, cuyo objetivo era formar tutores que acompañaran académica y socialmente a estudiantes que ingresan a la universidad por cuota de excepción étnica: estudiantes afrodescendientes e indígenas.
En el año 2007, después de reformular la problemática y la metodología, y de llegar a acuerdos con el Cabildo de Wampia, iniciamos el trabajo de campo en el municipio de Silvia, Cauca, y en el resguardo de Wampia. Visitamos los lugares donde los jóvenes estudiantes se mueven: la Institución Educativa Agropecuario Guambiano, la plaza de mercado, el parque principal y lugares comunitarios. Además, nos hospedamos en la comunidad, con el fin de conocer un poco sus saberes, prácticas y tratar de entender su forma de pensar. También realizamos entrevistas y encuentros con mayores, profesores, directivos, estudiantes y comuneros.



EL PUEBLO MISAK




En nuestra primera visita, al bajarnos en la plaza principal de Silvia observamos movimientos de policías, turistas y escasos Misak; en el recorrido por las principales calles del pueblo nos encontramos con hoteles, hostales y casas acondicionadas para alquilar habitaciones. En la calle comercial se encuentran las cafeterías, almacenes de ropa, electrodomésticos y artesanías alusivas a la comunidad Misak, el colegio principal, los centros telefónicos, la sede del cabildo y la mini estación de colectivos que ofrecen transporte intermunicipal y veredal. Aparte de las tres iglesias católicas -las que observamos-, hay varias iglesias protestantes en la zona urbana; inclusive dentro del resguardo existen algunas. Según un Misak, miembro del cabildo, en el resguardo hay bastantes familias que concurren a aquellas iglesias.


Las montañas, ríos y cultivos rodean la zona urbana. Según Jairo Tombé, secretario del cabildo Misak (2007), muchos de los terrenos que rodean al pueblo pertenecían al resguardo, pero fueron expropiados por el municipio con el argumento de expandir el pueblo; no obstante, estos terrenos se los vendieron a particulares y empresas turísticas. Es el caso del territorio “El Gran Chiman” –lugar ancestral para los Misak- que fue vendido a constructores de chalets o casas de descanso.


Las diversas prendas de los vestidos tradicionales Misak, del hombre y la mujer, son exhibidas en los almacenes de ropa y objetos típicos en maniquíes y están a la venta para los turistas: se puede comprar la ruana de diario o la de los días especiales, el sombrero tejido en paja, el anaco, etc. La visita al resguardo, la utilización de las vestimentas tradicionales para tomar fotos, la fotografía con el Misak por parte de los turistas, son ahora modalidades corrientes de oferta al visitante.

Se aprecia que la afluencia de turistas se debe a la presencia de los Misak en Silvia. Sin embargo, observamos que los Misak no son muy acogidos por los mestizos habitantes de la zona urbana de Silvia, no son bien atendidos por los dueños de negocios y los silvianos se refieren a ellos de manera despectiva, incluso afirman: “los guambianos fueron traídos del Ecuador y Perú por los españoles”.



Otra impresión que tuvimos en estas primeras visitas, fue la de observar que son los adultos Misak quienes se visten con sus anacos y faldas, aunque algunas mujeres jóvenes también; la mayoría de Misak andan en grupos y se desplazan por la calles del pueblo.

Imagen 1. Calle principal Silvia Cauca

Nos llamó la atención observarlos hablar por celular en su lengua wam, y ver avisos de venta de minutos dentro del resguardo:

…“a través del celular acabó la transmisión del mensaje, el consejo, por ejemplo ya los alguaciles ya no comunican, ya transmite a través de la emisora, del celular. Bien interesante mirar en esa parte, hablar más que todo o charlar que hacer, sacar una propuesta para hacerle frente a eso que viene de afuera y que trae consecuencias”. (Profesor Misak -7-)


Para subir al resguardo hay que abordar campero o chiva; el trayecto puede durar hasta una hora dependiendo del sitio del resguardo a donde se dirija.



  • Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos