Vistos en apelación de la sentencia definitiva condenatoria



Descargar 130.98 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión26.11.2018
Tamaño130.98 Kb.
Vistas44
Descargas0
  1   2

67-P-13

CAMARA DE LA CUARTA SECCIÓN DEL CENTRO, SANTA TECLA, a las once horas del día diecisiete de abril de dos mil trece.

Vistos en apelación de la SENTENCIA DEFINITIVA CONDENATORIA pronunciada unipersonalmente por el Licenciado FREDY LEONEL PEÑATE PEÑATE, Juez del TRIBUNAL DE SENTENCIA DE CHALATENANGO, a las doce horas y treinta minutos del día treinta y uno de enero del año en curso, en el PROCESO PENAL instruido en contra de los imputados 1) JOSE LUIS P.M., de […]; 2) JHONNY WALTER T.I, de […]; y, 3) JONY ADANAY H.M, de […], República de Honduras; a quienes se les atribuye el ilícito penal de TRAFICO ILICITO, tipificado y sancionado en el Artículo 33 de la Ley Reguladora de las Actividades Relativas a las Drogas en perjuicio de LA SALUD PUBLICA. HECHO OCURRIDO: El día veintinueve de febrero de dos mil doce, en jurisdicción de San Ignacio, Departamento de Chalatenango.

ADMISION DEL RECURSO

Habiéndose cumplido con las formalidades legales para la interposición del recurso de apelación, de conformidad a lo dispuesto por los Arts. 452, 453, 468, 469, 470, 473 y 475 Pr.Pn., encontrándose en tiempo y forma, ADMÍTASE EL RECURSO DE APELACIÓN interpuesto por el Licenciado HECTOR ANTONIO C.M., en su calidad de defensor particular y DE LA SENTENCIA DEFINITIVA CONDENATORIA PRONUNCIADA en contra de sus patrocinados imputados JHONNY WALTER T.I y JOSE LUIS P.M..

Han intervenido en la primera instancia, los Licenciados OLGA CECILIA R.J.y WILBERT EDUBERT M.M., en su calidad de Agentes Auxiliares del Fiscal General de la República debidamente acreditados en el proceso; como defensores de los imputados T.I.y P.M. el Defensor Público Licenciado MARVEL AQUILES V. y los Defensores Particulares Licenciados HECTOR ANTONIO C.M., RENE GUILLERMO P.P, DAVID ISRAEL C.M., ENMA ELIZABETH A.D.y ADOLFO ANTONIO R.A., siendo mayores de edad y Abogados de la República.

En esta instancia no ha intervenido ninguna de las partes procesales, por no haberse ofrecido prueba en el recurso interpuesto.



VISTOS LOS AUTOS; Y, CONSIDERANDO:

I) El FALLO de la sentencia impugnada es del tenor literal

siguiente: "'FALLA: I) DECLARANSE CULPABLES a los señores JOSÉ LUIS P. M. y JHONNY WALTER T.I, como coautores del delito de TRÁFICO DE DROGAS, previsto y sancionado en el Art. 33 LRARD, en perjuicio de la SALUD PÚBLICA, por lo que en tal concepto SE LE IMPONE LA PENA PRINCIPAL de DIEZ AÑOS DE PRISIÓN, que deberán cumplir en el sistema penitenciario del país a partir del día en que fueron detenidos en flagrancia, el día veintinueve de febrero de dos mil doce, hasta la medianoche del día veintiocho de febrero de dos mil veintidós, salvo mejor computo del tribunal competente o de beneficios penitenciarios que puedan obtener en dicho periódico. II) Asimismo SE LES CONDENA A LAS PENAS ACCESORIAS de pérdida de los derechos de ciudadano, por el tiempo que dure la condena, de conformidad al art, 75 N° 1 en relación con el art. 58 N° 1 C. Pn. III) ABSUÉLVANSE a dichos acusados de toda responsabilidad civil que pueda derivarse del mismo delito. IV) ABSUELVASE DE TODA RESPONSABILIDAD PENAL Y CIVIL, al señor JONY ADANAY H. M., por el mismo delito acusado de TRÁFICO ILÍCITO debido a que la prueba no fue suficiente para vincularle en dicho hecho. V) No hay condena en costas procesales. VI) Si no se recurriere de esta sentencia en el término de ley, de conformidad a lo regulado en el art. 147 C. Pr.Pn. declárese ejecutoriada la presente sentencia por su lectura integral mientras tanto manténgase la medida cautelar de la detención provisional. VII) En cuanto a la droga que le fue incautada al procesado, una vez firme la presente sentencia, procédase a su destrucción, siguiendo el trámite correspondiente, para lo cual en su momento deberá ser requerida a la Unidad de Antinarcóticos donde ésta se mantiene. Respecto a los vehículos incautados en el hecho, no habiéndose demostrado que son propiedad de los imputados, deberá entregársele en los términos señalados en los Arts. 500 Inc. 2° y 500 Pr.Pn., a sus legítimos propietarios, previa comprobación con la documentación legal pertinente, un (sic) vez quede firme la presente sentencia, caso contrario ( si se recurre de la misma) deberá analizarse previamente si es conveniente su devolución en los términos apuntados, igualmente si en el término de ley no son reclamados, se procederá conforme se regula en el Art. 500 Inc. 2° y 502 Pr.Pn. VI) (sic) Háganse las comunicaciones de ley y oportunamente archívese el expediente marginándose en el libro de entradas correspondiente. NOTIFIQUESE.""""""""""""""""""""

II) Inconforme con la sentencia condenatoria pronunciada, el

Licenciado HECTOR ANTONIO C.M., en su calidad de defensor particular de los imputados JOHNNY WALTER T.I y JOSE LUIS P.M., interpuso el correspondiente recurso de apelación, haciéndolo a tenor literal de la siguiente manera: "" "" """""MOTIVOS DE INTERPOSICION DEL RECURSO. De conformidad al art. 400 numerales 4 y 5 del código procesal penal, los defectos de la sentencia que habilitan la apelación son: Que falte, sea insuficiente o contradictoria la fundamentación de la mayoría del tribunal, se entenderá que la fundamentación es insuficiente cuando solamente se utilicen formularios, afirmaciones dogmáticas, frases rutinarias o se utilice, como fundamentación, el simple relato de los hechos o cualquier otra forma de reemplazarla por relatos insustanciales y cuando no se han observado las reglas de la sana crítica, con respecto a medios o elementos probatorios de valor decisivo, respectivamente. En relación al primer motivo el Art. 144 del Código Procesal Penal vigente, establece que "Es obligación del juez o tribunal fundamentar las sentencias, los autos y aquellas providencias que lo ameriten. Igual obligación tendrán cuando tomen sus decisiones en audiencia. La fundamentación expresará con precisión los motivos de hecho y de derecho en que se basan las decisiones tomadas, en todo caso se expresarán las razones de la admisión o no de las pruebas, así como la indicación del valor que se le otorgue a las que se hayan producido. La simple relación de los documentos del procedimiento o la mención de los requerimientos de las partes no sustituirán en ningún caso a la fundamentación.

"La falta de En base a fundamentación producirá la nulidad de las decisiones". Lo anterior debe entenderse que es imperativo de ley para las autoridades judiciales fundamentar sus resoluciones, incluyendo las sentencias emitidas por los mismos, explicando el porqué de su contenido y de la decisión que en ella se toma, debiendo contener la misma, juicios sobre derecho, lo que se traduce por un lado a que el Juzgador exprese porque ha arribado a una certeza positiva sobre los hechos acreditados en el plenario, una vez realizado el desfile probatorio y su valoración de forma integral y de conformidad a las reglas de la sana crítica y por otro lado, la explicación del porque determinadas normas jurídicas se aplican a determinado caso. Habida cuenta de lo anterior, esta defensa advierte, que como primer motivo para la interposición del presente recurso se encuentra: la insuficiente o contradictoria fundamentación de la sentencia, de conformidad a los Arts. 400 numeral 4, con relación al Art.144 del mismo cuerpo legal. Una vez expuesto el primer motivo habilitador del recurso, procede esta defensa a exponer las causas por las cuales se considera que el proveído condenatorio se ve afectado del defecto señalado, realizándolo en los siguientes términos. Ya la honorable Sala de lo Penal, en repetidas ocasiones se ha pronunciado en cuanto a la actividad fundamentadora o motivada del fallo, señalándose como aspectos a los que debe responder, los siguientes: "I) Fundannentación descriptiva, en éste apartado es indispensable consignar cada elemento probatorio útil involucrado, con indicación de las circunstancias más sobresalientes de su contenido. II) La fundamentación fáctica, aquí el juzgador debe establecer de manera concreta que hechos que estima probados. III) La fundamentación analítica o intelectiva, esta esta sección de la sentencia, debe establecer la valoración propiamente de la prueba, ahí el sentenciador tiene que apreciar cada elemento de juicio y contraponerlo con el resto de la masa probatoria a fin de seleccionar con que electos (sic) de prueba se queda para tomar razonadamente su decisión, IV) la fundamentación jurídica, este momento corresponde el análisis —en los casos que proceda- de la calificación jurídica de la conducta desplegada por el acusado, así como la discusión sobre las categorías del delito: tipicidad, antijuricidad, y culpabilidad, y V) la fundamentación de la pena, en este apartado se dedica al estudio de los parámetros que de acuerdo con la ley corresponde definir sobre la naturaleza y el quantum de la sanción a imponer" (sala de lo penal/ sentencia

definitiva 532 —CAS- 2007, de fecha 22/02/2010).

Desea llamar la atención esta defensa al romano III, del apartado anterior,

se ha de partir en consecuencia con lo que la sala denomina la fundamentación analítica o intelectiva, en donde se debe establecer la valoración propiamente de la prueba, ahí el sentenciador tiene que apreciar cada elemento de juicio y contraponerlo con el resto de la masa probatoria a fin de seleccionar con que electos (sic) de prueba se queda para tomar razonadamente su decisión.

Debe aclararse en este apartado, sobre su importancia en el presente recurso, que esta defensa considera que estamos frente a una sentencia contradictoria bajo los preceptos legales ya advertidos y con ello se vuelve oportuno citar lo que ya la Sala de lo Penal ha establecido en este punto, es así como se cita a continuación: "En tal sentido, la doctrina sostiene que la motivación es contradictoria, cuando se niega un hecho o se declara inaplicable un principio de Derecho o viceversa, y después se afirma otro que en la precedente motivación estaba explícita o implícitamente negado, o bien se aplica un distinto principio de derecho, el vicio se presenta toda qué (sic) vez que existe un contraste entre los motivos que se aducen, o entre estos y la parte resolutiva, de modo que oponiéndose, se destruyen recíprocamente y nada queda e (sic) la idea



que quiso expresar, resultando la sentencia privada de motivación.

La contradicción se puede producir en los juicios antagónicos, cualquiera que sea la parte de la sentencia en que estén formulados, porque esta constituye una unidad lógica- jurídica que no puede ser escindida (sic) en cuanto a la motivación, en capítulos o en ítems independientes. Pretender que medie una absoluta separación o desconexión entre sus diversas partes y que los vicios deban darse en cada una de ellas, implica olvidar que la ley exige la motivación de la sentencia, como una unidad, aunque la obligación se extienda a cada una de sus partes y que el fundamento de la motivación de la sentencia, es la garantía de la seguridad sobre la rectitud y certeza de los juicios" (Sala de lo penal/ sentencia definitiva 145-CAS-2007). A la luz de esta definición, es evidente en este punto con la lectura de la sentencia en el romano II, denominado "valoración de la prueba". (Pag. 35 y sig. De la relacionada sentencia emitida por el Juez ad quo), específicamente en el numeral uno punto uno en la que se establece:"En cuanto a la información brindada por dicho testigo, hay actos documentos como el acta policial de fecha veintinueve e (sic) febrero de dos mil doce, folios 13, en el cual hizo constar la información sobre la transacción de droga que se realizaría, que no es prueba, sino la documentación e (sic) los actos previos realizados para justificar el inicio de la investigación y en otros casos sobre las actuaciones realizadas en el mismo..." ahora bien en el numeral siete, el juez a quo establece" teniendo ya resuelto que existía conexión entre el imputado JOSE LUIS P.M., por los indicios ya apuntados, debido a que en la camioneta placas hondureñas PBE 455, se conducían los señores tantas veces expresados, JHONNY WALTER T.I y JONY ADANAY H.M, es necesario establecer si ambos estaban relacionados con el hecho, en lo cual hay que tomar en cuenta que los indicios que les enlazan, no determinan el dominio del hecho en cada uno de ellos, es decir que no se sabe quién era el responsable de la cinta adhesiva, tampoco quién era el propietario del teléfono celular 75666655, que registraba las llamadas entre sí el día del hecho, con el señalado teléfono 79147521, en ello la prueba no es precisa, de tal manera que pudiesen ser que ambos mantenían el dominio del hecho sobre tales indicios o solo uno de ellos, tal ambivalencia debe resolverse atendiendo a las reglas de interpretación según la sana crítica, en este caso a la lógica, en ese orden debido a que la información inicial manejada por el ente policial solo hacía referencia a dos sujetos a JOSE LUIS y WALTER N., estos nombres según la identificación completa de los imputados, involucra a los imputados JOSE LUIS P.M. y JHONNY WALTER T.I, por lo que no existiendo otras evidencias inequívocas que involucren al otro imputado JONY ADANAY H. E., debe concluirse que respecto a este, la prueba es insuficiente para vincularle en el referido hecho, ya que la sola presencia de el en dicha camioneta, deja un umbral amplio e (sic) especulaciones que explicarían esa presencia, a guisa de ejemplo como que el otro imputado lo llevase adrede sin avisarle del hecho o que hayan coincidido en el camino y el otro decidiera llevarlo, etc., por todo ello involucrarle en el hecho solo por eso, podría generar un error y provocar un daño irreparable en su derecho fundamental de libertad y dignidad,

entre otros, en consecuencia debe desvincularse del mismo".



De lo anterior esta defensa destaca los siguientes puntos bajo las siguientes consideraciones. Nótese que la motivación de la sentencia se torna contradictoria en tanto que, en el numeral uno punto uno, el Juez estable (sic) de forma expresa que: "En cuanto a la información brindada por dicho testigo, hay actos documentados como el acta policial de fecha veintinueve e (sic) febrero de dos mil doce, folios 13, en el cual hizo constar la información sobre la transacción de droga que se realizaría, que no es prueba, Del acta a la que se hace referencia, es de que se plasma por parte del testigo, la comparecencia de un "informante" a la puerta de la División Antinarcóticos de la Policía Nacional Civil, dicho informante quien proporcione el lugar, la hora, los vehículos y los nombres de las personas que supuestamente llevarían a cabo una transacción de droga el día siguiente, misma acta que no fue autenticada por parte del testigo en el plenario, y que según la ley y lo dicho por el Honorable Juez, carece de valor probatorio, esto de conformidad a lo establecido en el art. 331 inc. 2 C. Pr. Pn. "solo los medios de prueba reconocidos en este código tendrán valor para probar los hechos en juicio; las demás actuaciones de la instrucción carecerán de valor", esto constituye base para sostener que la sentencia carece de forma clara de una fundamentación analítica o intelectiva tomándose la misma contradictoria, puesto que al verificarse el numeral siete, el Juez a quo hace un análisis en el cual pone a un mismo nivel de incriminación a dos de los imputados, JONNY WALTER T.I y JONNY ADANAY H.M, puesto que expresa que si bien es cierto que iban en el mismo vehículo, donde se encontró tres teléfonos celulares y una cinta adhesiva color café, el Juez hace una diferenciación entre uno y otro que versa en lo siguiente "en la información inicial que manejaron los agentes policiales", por inferencia lógica, tal información se refiere a la proporcionada por la "informante", en la que se vincula a las personas con nombres JOSE LUIS y WALTER N., ese es el elemento que el Juez Sentenciador toma como determinante para desvincular a uno de los imputados con los hechos acusados, y contrario de ello, involucrar de forma directa a otro de ellos en mismas circunstancias a excepción de la ya citada, Nótese, entonces que, en un primer término el Juez declara esa fuente de información como "carente de valor probatorio", sin embargo usa esa misma información en un apartado posterior como el criterio, que según él, hace la diferencia para declarar responsable penalmente a uno de los imputados y a otro no, dilucidando de forma clara la contradicción en la sentencia, por un lado carente de valor y por otro dándole valor probatorio para establecer la participación de uno de los imputados. Aún más, esa "información inicial" que manejaron los investigadores no llegó a la categoría de procedimiento de investigación, pues si se revisa con detenimiento el proceso, la Cámara de lo Penal competente encontrará que no hubo ningún acto policial, previo al dispositivo de captura, capaz de formar una carpeta de investigación de recolección de indicios que más adelante habrían de servir para construir una teoría de responsabilidad de los eventuales capturados, pues habiendo recibido el aviso anónimo de parte de la informante de sexo femenino, el día veintinueve de febrero de dos mil doce, las gestiones policiales solo estuvieron encaminados a solicitar autorizaciones respectivas para establecer un punto de control vehicular en el lugar, día y hora que se sospechaba de una transacción de droga, dejando de lado que la información brindada por la fuente anónima también aportaba un supuesto dato concreto que tuvo que haber sido investigado de manera previa, como lo es el número de placas del vehículo salvadoreño que participaría en la supuesta negociación ilícita, pues habiendo proporcionado un dato individualizador del vehículo, no se averiguo de manera previa quien podría aparecer como propietario del mismo. La desidia del ente investigador del delito, en definitiva, es otra circunstancia que torna contradictoria la fundamentación analítica o intelectiva de la sentencia que hoy se impugna por vía de alzada, pues no es cierto que hay una investigación previa que condujo a la detención de los imputados. Y su captura y enjuiciamiento obedeció más bien a un hallazgo que desde ningún punto de vista debe considerarse como el corolario de un proceso de investigación.

Es válido en este punto tomar en cuenta cual es el efecto y valor probatorio que se tiene dentro del proceso penal salvadoreño para la figura del "informante" que en este caso es la fuente de información en donde inicia la investigación penal, para Juan Selles Ferreiro, en la obra "Tratamiento Delincuencial de la Criminalidad Organizada" pág, 15, se dice que "el informante es una persona de confianza de las autoridades de persecución penal, que recoge información en el ambiente criminal para la policía, bajo la garantía de confidencialidad y con una contraprestación material o inmaterial que va desde la entrega de dinero o el ofrecimiento de ventajas procesales". Para tal caso, en la tesis "Las Actuaciones del Agente Encubierto dentro del fenómeno el crimen organizado en El Salvador" cuando se refiere a la información proveída por un informante se cita a continuación: "Ahora bien, para documentar esta información y pueda tener efecto legal en muchos casos lo que se hace es que primeramente se obtiene información y luego se empieza a corroborar, realizando pesquisas policiales, por ejemplo un informante el sector el parque Libertad, proporciona información que los sujetos que participaron en un robo de cajero que ocurrió en equis lugar, fueron los sujetos (proporciona nombres y talvez un apellido o solamente los alisas de los sujetos) y que utilizaron ciertos vehículos; entonces aquí el investigador puede realizar muchas acciones a fin de poder identificar a los sujetos que el informante relaciona, puede consultar con otros informantes, haciendo uso de las bases de informática (Banco de datos), pudiendo obtener fotografías de los sujetos que hace referencia el informante. Posteriormente con esas fotografías se pueden hacer primeramente relatos hablados y luego se puede realizar reconocimientos por fotografías con posibles testigos. Aquí se nota que la información proporcionada por el colaborador no va directamente a las actas policiales pero si se identifica que la información sirvió de mucho; en definitiva la información sirve para orientar la investigación y no precisamente como medio de prueba, pero si tiene gran relación con el resultado de la investigación. En otros casos se hacen actas policiales en donde se documenta que el investigador recibió información de un colaborador" (Verónica Abigail Gutiérrez y otros, Tesis para optar al grado de Licenciatura en Ciencias Jurídicas, "Las Actuaciones el Agente Encubierto dentro del fenómeno del Crimen Organizado en El Salvador, Universidad de El Salvador, Ciudad Universitaria 2007, pag. 146).

Todo lo anterior se vuelve pertinente para la presente, en cuanto, se destaca que la figura el informante constituye solo una fuente de información inicial que permite al ente policial y Fiscal el inicio de una investigación formal, que va encaminada a CORROBORAR lo dicho por el informante anónimo, a fin que tal información pueda transformarse a un medio probatorio y el mismo tenga relevancia probatoria, como sería el caso de identificar de forma inequívoca a los señalados por un informante a través de un reconocimiento fotográfico.

En ese orden de ideas y volviendo al planteamiento del Juez Sentenciador, se denota en la sentencia que el testigo menciona que obtiene a través de un informante los nombres de dos personas, JOSE LUIS y WALTER N. sin embargo tal información no es corroborada por el agente policial, es más, ni la fuente misma puede ser corroborada, siendo este agente policial de nombre Santos Alberto Á. C., fue la única persona que tuvo contacto con el supuesto informante, y que a preguntas de la defensa manifestó no dar aviso ni al comandante de guardia designado a esa fecha en la división Antinarcóticos, ni otra persona que advirtiera la presencia de dicho informante ni lo que este manifestó sobre el caso, solo se limita a documentar tal acto, sin proceder individualizar a las personas que hizo referencia el informante, este último punto que revierte de importancia en tanto que el Juez Sentenciador estima que, el que el informante haya manifestado el nombre de WALTER N., es la diferencia que marca entre las dos personas que abordaban el jeep ya que según el señor Juez el hecho que el informante no haya mencionado el nombre de la otra persona es la razón por la cual se le desvincula de forma directa con el ilícito, resultando curioso, porque, como se podría incriminar a una persona a través de una fuente anónima, y que además no ha sido individualizada, aunque en su propia motivación ha establecido que tal fuente carece de valor probatorio. Es decir, la naturaleza anónima de la fuente que introduce los datos a investigar constituye un verdadero obstáculo para tener por cierto lo que de dicha fuente pueda obtenerse, y podría incluso considerarse que aún en la eventualidad de que esa fuente anónima hubiese expresado los nombres y apellidos completos de uno de los imputados (lo cual por supuesto no lo hizo así, sino que se limitó a expresar que un tal WALTER N. participaría en la transacción), pero aún cuando se hubiese identificado plenamente a uno (sic) mis defendidos, esta defensa reitera que la naturaleza anónima de dicha imputación y su inexistencia total en el juicio plenario, es incapaz de enervar dicha imputación a la categoría de prueba, capaz de destruir la presunción de inocencia que protege a mis defendidos.

Es así como la parte contradictoria de la sentencia queda

establecida por parte de esta defensa, al señalar que el Juez Ad Quo manifiesta en los párrafos ya señalados, en primer lugar, la premisa de la carencia de valor probatorio de un acto investigativo, y por tanto la fuente e información que dio inicio al presente caso y como segunda premisa, se tiene que la información anónima es fundamento por el cual puede vincularse de forma directa a mi defendido, que se encuentra en iguales condiciones que el otro imputado que abordaba el jeep y el cual declara inocente de los hechos que se le imputa, aunque el mismo fue detenido en idénticas condiciones que el señor JONY ADANAY H.M, resultando en este caso que la información anónima que ya había sido advertida por el Juez como carente de valor probatorio es la misma que si adquiere un valor probatorio a la hora de declarar responsable penalmente al señor JHONNY WALTER T.I. Resulta esencial después de todo lo dicho traer a cuenta y a modo de conclusión lo que sala (sic) ha expuesto en cuanto a la fundamentación de la sentencia lo siguiente: "el contenido de la fundamentación de la sentencia, consiste en que sea autosuficiente, comprensible y conforme al principio de congruencia, de tal manera que se logre justificar razonadamente el juicio de hecho y el juicio de derecho que la constituye. De ahí, que la expresión de las razones suficientes del juicio de hecho en la motivación de la sentencia, no es cosa que pueda ser menos importante que la justificación del juicio de derecho, esa circunstancia solo se logra con la valoración en conjunto de la prueba, de lo contrario si la apreciación es fragmentaria o aislada, se estará en presencia de un fallo de hecho, claramente distinto al que surge del examen integral del entrelazado probatorio, insertando una decisión sin otra explicación que frases dogmáticas como "a nuestro juicio", etc. (Sentencia de la sala de lo penal, ref. 345-CAS-2006, de las nueve horas cuarenta minutos del día catorce de abril del año dos mil ocho).



Todo lo anteriormente expuesto constituye los argumentos de esta defensa para sostener que existió la insuficiente o contradictoria fundamentación de la sentencia, de conformidad a los Arts. 400 numeral 4, con relación al Art. 144 del mismo cuerpo legal. De igual forma, en este apartado del presente escrito, debe de exponerse que se tiene como segundo motivo para la interposición del recurso de apelación: cuando no se han observado las reglas de la sana crítica, con respecto a medios o elementos probatorios de valor decisivo, de conformidad a los Arts. 400 numeral 5, y 394 inc. 1 todos del Código Procesal Penal. Es importante señalar, que el legislador ha establecido la obligación de los sentenciadores a resolver conforme a las reglas del correcto entendimiento humano, para garantizar la posibilidad de controlar la logicidad y racionalidad en el proceso de formación de la convicción judicial y por ende en la decisión en que concluyen. Cabe mencionar que en la sentencia que se impugna, se observan yerros, ya que la misma adolece de una fundamentación intelectiva conforme a las reglas de la sana crítica. Esta defensa considera que lo expuesto por el Honorable Juez de Sentencia, resulta contrario a las reglas de la lógica y la experiencia en tanto que, en el numeral cuatro pag. 38 de la sentencia se lee: "Es pertinente acotar que todos estos testigos de cargo fueron objetos de contrainterrogatorios por la defensa, en las cuales no se registró contradicciones esenciales que desmintieran sus dichos, a guisa de ejemplo el testigo A. C., dijo cuándo detuvo la camioneta blanca placas hondureñas y acudió al primer retén donde estaba el cabo G. R., dijo que se fue en dicha camioneta, en la parte de atrás, entendiendo que los sujetos que conducían en la misma, iban en los asientos delanteros, mientras el cabo G. R. dijo que el cabo A. C., llegó en el vehículo policial en que andaban; sin embargo tal discordancia no genera ninguna alteración en lo esencial e (sic) los hechos, lo importante es que llegó al lugar con el otro vehículo que se mencionaba con los sujetos que se conducían en la misma, siendo irrelevante si se fue en dicha camioneta o en el vehículo policial en que andaban, que lógicamente debería ir detrás de la referida camioneta, en todo caso manejado por el otro cabo que acompañaba a A. C.. En tal sentido estos testigos de cargo, no fueron contradichos, en consecuencias (sic) rinden sus declaraciones e (sic) manera convincente y creíble. En primer término, el Juez ad (sic) quo reconoce que existió contradicción entre los dos agentes policiales a los que hace referencia, tal contradicción versa en que uno de ellos (A.C.) manifestó en su declaración en el plenario que se detuvieron a los imputados en un segundo retén que se encontraba a más de un kilómetro de distancia el primero, en el segundo retén se hace parada a jeep de placas hondureñas y se les hace una requisa personal a cada una de las personas que bordaban (sic) el vehículo, no encontrándole nada ilícito, y el mismo manifestó a preguntas de la defensa que abordó el vehículo conducido por los imputados, sentándose en la parte de atrás del mismo, es decir que el mismo se encontró dentro del vehículo durante todo el trayecto del segundo al primer retén, siendo que por otro lado el cabo G. R., manifestó en su declaración en el plenario que él observó que el cabo A. C.llegó al lugar donde se encontraba el primer retén, no en la camioneta e (sic) los imputados, sino en una unidad policial, esta es la contradicción que muy bien fue señalada por el Juez sentenciador.

Sin embargo, a la hora de realizar la valoración de tal incongruencia en los testigos directos el hecho, el Señor Juez establece que la misma es irrelevante, no haciendo la diferencia el medio por el cual se transportó el cabo A. C. al primer retén, es este el punto medular, en donde la defensa considera no se ha aplicado las reglas de la sana crítica, en tanto que en el presente caso existe una línea muy delgada para entrelazar a los imputados a los que no se les encontró ningún ilícito y el otro vehículo involucrado, es por ello que este detalle en cuanto a la contradicción de los agentes policiales adquiere relevancia, puesto que al tratarse de un delito en el que las escenas, objetos y circunstancias relacionadas con el hecho, deben ser custodiadas y protegidas, dejando constancia de lo actuado, en este sentido, se realiza el siguiente análisis: los agentes policiales sostuvieron a (sic) en su declaración que se encontró en la camioneta tipo jeep, tres teléfonos celulares y una cinta adhesiva color café, que son objetos considerados por el Juez como indicios de culpabilidad, diciendo que tales objetos conllevan a una conexión entre las personas que abordaban uno y otro vehículos, ahora bien ¿quiénes abordaban el vehículo?. Los imputados, pero además de los imputados se encontró abordo el vehículo que se involucró en el hecho un agente policial, por lo tanto se puede acreditar por parte el mismo testigo que él estuvo en contacto directo con el vehículo que fue objeto de secuestro y en el cual se encontraron los objetos a los que hice referencia, siendo así, que la importancia está en que el agente policial abordó el vehículo y estuvo dentro de un lugar que fue objeto posterior de un registro, eso debe verse baja (sic) la lupa de la experiencia y la lógica que existió una contaminación de la escena, no pudiéndose entonces establecer en el plenario que acciones realizó el agente policial dentro del vehículo y queda abierta la posibilidad a la duda en cuanto a la pertenencia de los objetos encontrados en la camioneta tipo jeep, porque no solo eran los imputados los que estaban dentro el jeep en la que se encontró la evidencia y el hecho que el cabo G. R. haya dicho que el cabo A. C. llegó en una camioneta policial debió crear sospecha en cuanto a la actuación policial que perjudica de forma directa en las evidencias y como consecuencia en establecer la participación e (sic) uno de los imputados en el hecho que se imputan. Con ese razonamiento, del Juez sentenciador comete otro yerro en la valoración de las pruebas a la luz de la sana crítica, pues en lugar de aplicar el principio de que en caso de duda debe considerarse lo más favorable al imputado, regulado por el artículo 7 del Código Procesal Penal, el juez A-quo reconoce expresamente a folios 50 vuelto de la sentencia, en el tantas veces citado apartado 7, que al ser sorprendido el imputado Jony Adanay H. M. en el vehículo en que se conducía junto con el otro imputado Jhonny Walter T.I, sin nada en apariencia que lo vinculara con la comisión de delito alguno, respecto del primero —dice el juez-, la prueba es insuficiente para vincularse en el referido hecho, ya que la sola presencia de él en la camioneta deja un umbral amplio de especulaciones que explicarían su presencia, y por ello lo absuelve. Es decir, respecto del imputado que fue liberado de los cargos que pesaban contra él, el juez lo absuelve porque aplica el in dubio pro reo al manifestar que existe un amplio abanico de posibilidades para explicar su presencia en el lugar de los hechos, pero respecto del imputado Jhonny Walter T.I, que está exactamente en idénticas condiciones, lo condena inaplicando el artículo 7 Pr.Pn., por lo que al haberse inobservado dicha disposición, la sentencia adolece de otro vicio que también debe ser enmendado por la Cámara Seccional respectiva. En obediencia al principio de verdad real el juez debe servirse de todas las pruebas recibidas en el debate ya sea aceptando o excluyendo a cada una, pero exponiendo las razones de cada alternativa posible, que sean válidas a luz de la sana crítica. Se debe por lo tanto realizar la exposición de los argumentos demostrativos, en los que se basan las decisiones que conceden o niegan valor a los datos sometidos a valoración, así mismo las razones que sustentan la aceptación o rechazos de las hipótesis debatidas, que para el presente caso, hace ver esta defensa que está viciada de conformidad a la ley. Se procede a continuación a plantear la tercer causal para la interposición del presente recurso: "por inobservancia o errónea aplicación de la ley, en cuanto a cuestiones de hecho y de derecho" de conformidad a los Arts.469, 311 C. Pr.Pn." Específicamente, la inobservancia del art. 331 del C. Pr.Pn., teniéndose que tal inobservancia radica en la no aplicación en una resolución judicial de un precepto legal debió haberse aplicado. La obligatoriedad en tanto característica propia, irrenunciable e ineludible de la ley la constituye la razón que justifica la existencia de esta causal, puesto que si la ley es obligatoria debe ser observada y aplicada. - Exponemos entonces: que existió la inobservancia de un precepto legal aplicable en una resolución judicial, siendo que de conformidad al Art. 331 inc. 2 C.Pr.Pn. "Solo los medios de prueba reconocidos en este código tendrán valor para probar los hechos en juicio; las demás actuaciones de la instrucción carecerán de todo valor", tal disposición se vio inobservada por parte de la Juez aquo (sic) quo dado que en sentencia, en el numeral siete de dicha sentencia se dice: "que ambos mantenían el dominio del hecho sobre tales inicios o solo uno de ellos, tal ambivalencia debe resolverse atendiendo a las reglas de interpretación según la sana crítica, en este caso a la lógica, en ese orden debido a que la información inicial manejada por el ente policial solo hacía referencia a dos sujetos a JOSE LUIS y WALTER N., estos nombres según la identificación completa de los imputados, involucra a los imputados JOSE LUIS P.M. y JHONNY WALTER T.I, por lo que no existiendo otras evidencias inequívocas que involucren al otro imputado JONY ADANAY H.M, debe concluirse que respecto a este, la prueba es insuficiente para vincularle en el referido hecho, ya que la sola presencia de él en dicha camioneta, deja un umbral amplio e (sic) especulaciones", nótese como en este apartado se le concede valor probatorio a la información inicial recibida por un agente policial, fuente de tal información, un llamado "informante" que como ya se ha mencionado carece de valor probatorio en el presente caso. --- José María Casado Pérez, citando al maestro Gimeno Sendra, en su libro la prueba en el proceso penal establece "los únicos actos de prueba son los que transcurren en el juicio oral, bajo la inmediación del tribunal y mediante el contradictorio" mientras que "las diligencias iniciales de investigación, por el contrario son actuaciones encaminadas a preparar el juicio, por lo que su finalidad es la de averiguar y hacer constar la perpetración del delito y la identificación, a nivel de meros indicios". SOLUCION QUE SE PRETENDE.

En atención de lo anteriormente expuesto, y con el de permitir un efectivo control de la actividad jurisdiccional, de conformidad a los principios de legalidad consagrado en el art- 12 de nuestra constitución; 8.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos: 11.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el artículo 14.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, los cuales de conformidad al Art. 144 Cn., son Leyes de la República, se pretende a través de este recurso, que se puedan subsanar los vicios contenidos en la sentencia, a las que se han hecho referencia en cuanto a la insuficiente o contradictoria fundamentación de la sentencia, de conformidad a los Arts. 400 numeral 4, con relación al Art. 144 y cuando no se han observado las reglas de la sana crítica, con respecto a medios o elementos probatorios de valor decisivo, de conformidad a los Arts. 400 numeral 5, con relación 394 inc. 1 todos del Código Procesal Penal y como causal la inobservancia de un precepto legal en base a los arts. 469 y 311 C. Pr.Pn. Como consecuencia de lo anterior se Apela a la Honorable Cámara de lo Penal, para que se realice un examen cuidadoso de los puntos señalados en el presente escrito, para que los mismos sean impugnados y se resulta conforme a derecho.

En tal sentido, se solicita que se revoque la sentencia que contiene vicios y pronuncie con una sentencia en la que se respeten las normas jurídicas invocadas, y en caso de tener como resultado de ese examen, una sentencia que implique que deba cesar la privación de libertad en la que se encuentra actualmente mis defendidos, se ordene la libertad de los mismos, por parte de la Honorable Cámara de lo Penal.

OFRECIMIENTO DE PRUEBA. Esta representación ofrece como elementos probatorios para establecer los extremos de sus pretensiones: Acta de Vista Pública de fecha diecisiete del (sic) Enero presente año, a fin de verificar lo sucedido en el plenario y la actividad realizada en la

misma, que fue base para el posterior fallo, del cual se pretende impugnar.

Sentencia de las doce horas con treinta minutos del día treinta y uno del año dos mil trece, registrada bajo el número de expediente 244-12-2012- 1. Por medio de la cual el Honorable Juez de la causa expone los fundamentos de hecho y derecho por las que se dio el fallo correspondiente y mediante la cual se revelan las inconsistencias ya indicadas por esta defensa.

La grabación de la Audiencia de vista pública, a fin de probar como se desarrolló la audiencia y los actos que se realizaron en ella, como base para un posterior fallo condenatorio. PETITORIO. Por todo lo anteriormente dicho y de conformidad a los artículos 18 Cn. Y 467 C. Pr.Pn., a

usted con todo respeto, solicito: a) Se me admita el presente recurso de apelación. b) Se le dé el trámite de ley correspondiente.

c) Se declare por la Honorable Cámara de lo Penal, competente la falta de fundamentación de la sentencia y la inobservancia de las reglas de la sana crítica, con respecto a medios probatorios de valor decisivo. d) Se mande a reformar o revocar la sentencia dictada por el Tribunal de Sentencia de la ciudad de Chalatenango.

e) Proceda la Honorable Cámara, a pronunciar la sentencia que corresponda, enmendando los vicios contenidos en la sentencia condenatoria dictada, y se pronuncie sentencia que corresponda conforme a derecho.



f) En caso deba cesar la detención de libertad en la que se encuentran mis defendidos, en virtud de una resolución favorable, se ordene la libertad de los mismos, por parte de la Honorable Cámara de lo Penal.

Catálogo: DocumentosBoveda -> DOC
DOC -> 75-p-137 CÁmara de la cuarta sección del centro
DOC -> ConmutacióN de la pena de siete años de prisión, impuesta a mdl
DOC -> Cámara segunda de lo penal de la primera sección del centro; San Salvador
DOC -> Se ha tramitado en contra de la imputada roxana marisol m. D. V
DOC -> Ts-204-2016. Tribunal de sentencia, san francisco gotera, departamento de morazan
DOC -> Ac tribunal segundo de sentencia de san salvador
DOC -> Tribunal segundo de sentencia: San Salvador, a las catorce horas del día cuatro de marzo de dos mil dieciséis
DOC -> Hurto agravado continuado tipificado y sancionado en el Articulo 07, 208 N° en relación con el 42 y 72 del Código Penal, en perjuicio patrimonial de la Universidad Modular Abierta –uma, represtada legalmente por el Licenciado M. A. C. M
DOC -> Agresión Sexual en Menor e Incapaz Continuada
DOC -> Violacion en menor e incapaz en la modalidad continuada


Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos