Una niña de 9 años es referida a terapia psicológica porque no puede dormir sola y llora intensamente cada vez que sus papás quieren salir sin ella de noche



Descargar 3.65 Kb.
Fecha de conversión12.04.2019
Tamaño3.65 Kb.
Vistas16
Descargas0

Una niña de 9 años es referida a terapia psicológica porque no puede dormir sola y llora intensamente cada vez que sus papás quieren salir sin ella de noche. A “Flor” se le diagnostica el trastorno de ansiedad por separación.

Los papás de Flor le relatan al psicólogo que el problema tiene 3 meses. El precipitante fue que los padres de Flor salieron por la noche y la dejaron con sus tíos, ellos tuvieron un accidente automovilístico que no fue grave, pero no llegaron hasta después de medianoche por cuestiones del seguro. Desde que Flor se entero, de alrededor de las 8pm hasta las 12am que llegaron sus padres, estuvo muy angustiada por ellos. Al día después, Flor se rehusaba a dormir en su cuarto sola, siempre quería dormir con ellos. Los papás relatan que aceptaban el primer mes que Flor se durmiera con ellos, pero después del primer mes ya la alentaban a que regresara a su cuarto. Ella accedía a regañadientes pero no pasaba ni una hora de estar sola de noche en su cuarto, cuando ella se pasaba al cuarto de sus padres. Muchas veces los padres se esperaban a que se durmiera y después la llevaban a su cuarto, pero eso tampoco funcionaba porque tan pronto Flor se despertaba en el transcurso de la noche, ella se regresaba al cuarto de sus padres y ellos lo terminaban aceptando o a veces ni cuenta se daban porque estaban bien dormidos. El último mes los padres ya la regañaban por no querer dormir en su cuarto, Flor se sentía muy mal, a la mamá le daba culpa y siempre terminaba convenciendo al papá que accediera a dejarla dormir con ellos “pobrecita, no seas gacho” le decía al esposo. Flor no ha dormido sola toda la noche desde el accidente.



En cuanto a las salidas de noche, los padres lo trataron de evitar el primer mes para que Flor no le de miedo, pero después del primer mes, cada vez que los padres querían salir de noche solos, Flor lloraba y les rogaba que no lo hicieran “no quiero que se mueran”. Los padres se frustraban y cuando se acercaban a la puerta Flor lloraba más fuerte y mínimo uno de los padres terminaba quedándose con ella, solo así se tranquilizaba. Los padres han intentado dejar a Flor con sus abuelos o sus tíos unas 5 veces después del accidente pero en ninguna ocasión tuvieron éxito.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos