Tribunal segundo de sentencia



Descargar 139.87 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión11.12.2018
Tamaño139.87 Kb.
Vistas12
Descargas0
  1   2
Catálogo: DocumentosBoveda -> DOC
DOC -> 75-p-137 CÁmara de la cuarta sección del centro
DOC -> Vistos en apelación de la sentencia definitiva condenatoria
DOC -> ConmutacióN de la pena de siete años de prisión, impuesta a mdl
DOC -> Cámara segunda de lo penal de la primera sección del centro; San Salvador
DOC -> Se ha tramitado en contra de la imputada roxana marisol m. D. V
DOC -> Ts-204-2016. Tribunal de sentencia, san francisco gotera, departamento de morazan
DOC -> Ac tribunal segundo de sentencia de san salvador
DOC -> Tribunal segundo de sentencia: San Salvador, a las catorce horas del día cuatro de marzo de dos mil dieciséis
DOC -> Hurto agravado continuado tipificado y sancionado en el Articulo 07, 208 N° en relación con el 42 y 72 del Código Penal, en perjuicio patrimonial de la Universidad Modular Abierta –uma, represtada legalmente por el Licenciado M. A. C. M
DOC -> Agresión Sexual en Menor e Incapaz Continuada

68-2015-1

TRIBUNAL SEGUNDO DE SENTENCIA: San Miguel, a las quince horas del día veintiuno de mayo del dos mil quince.

El presente Proceso Penal número 68/2015-1 contra A.M.M. P. conocido como A.M.M. C., pero se le nombrara como A.M.M. P., por imputársele el delito de Incumplimiento de los Deberes de Asistencia Económica, previsto y sancionado en el Artículo 201 del Código Penal en perjuicio de sus menores hijos: 1) [...] y 2) [...]. Fue iniciado mediante requerimiento Fiscal presentado en el Juzgado Tercero de Paz de San Miguel; el día siete de octubre del dos mil trece, continuado por el Juzgado Tercero de Instrucción de San Miguel, y concluido en este Tribunal.

Este día se inició y se conoció en Juicio Oral y Vista Pública, en la Sala de Audiencias del Tribunal Segundo de Sentencia de esta ciudad, la causa seguida contra A.M.M. P., de veintiocho años de edad, Acompañado con [...], con quien a procreado un hijo; comerciante, residente en la entrada de [...], colonia [...] casa No. […] de esta ciudad, siendo hijo de [...] y [...], con un ingreso de diez dólares diarios, portador de su documento único de identidad numero [...]; procesado por el delito de Incumplimientos de los Deberes de Asistencia Económica, previsto y sancionado en el Articulo 201, del Código Penal, en perjuicio de sus menores hijos: 1) [...] y 2) [...], representadas por L.G. O. P. en su calidad de madre.

Han intervenido en la Audiencia de Vista Pública, como sujetos procesales, los letrados Licenciada Esmeralda Azucena Rosales de Buruca, en Representación de la Fiscalía General de La República; y el Licenciado Roger Antonio Chávez Parada, como Defensor Particular del acusado. Y como Juez de Sentencia competente, el Licenciado Carlos Alberto Piche Benavides, pues fue del conocimiento en forma unipersonal de conformidad con lo dispuesto en el Artículo cincuenta y tres inciso cuarto del Código Procesal Penal, y acompañado de la Secretaria de actuaciones Licenciada Liliana Patricia Aparicio de Villatoro.



DESCRIPCIÓN DE LOS HECHOS ACUSADOS

Los hechos sometidos a conocimiento del Tribunal en la presente Vista Pública, y tal como lo plantea la Fiscalía en su escrito de acusación, sucedieron así: ““Con fecha veintiocho de noviembre de dos mil dos se recibió en sede fiscal Certificación de las diligencias de cuota alimenticia promovidas en la Procuraduría General de la Republica promovidas por la señora L.G. O. P. en su calidad de madre y representante legal de las niñas [...] y [...] ambas apellidos [...] en contra de A.M.M. C. en vista de que en dicha institución se fijó cuota alimenticia a favor de las niñas por la cantidad de ochenta dólares mensuales a favor de ambas niñas, cuota que ha incumplido desde el mes de julio de dos mil doce hasta el mes de abril de dos mil catorce, lo cual asciende a la cantidad de un mil ciento treinta y cinco dólares de los Estados Unidos de Norteamérica ($1,135.00), motivo por el cual fue remitido el expediente a la Oficina Fiscal de San Miguel para su respectivo procedimiento penal ”.



CONSIDERANDO

I.- A) RELATIVOS A LA COMPETENCIA.

POR RAZON DE LA MATERIA Y EL TERRITORIO.

Al respecto se ha actuado con competencia en razón de la materia y territorio para conocer el presente caso, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 201 del código Penal; artículos cincuenta y tres inciso cuarto; y cincuenta y nueve del Código Procesal Penal.



B) PROCEDENCIA DE LA ACCION PENAL Y CIVIL.

En cuanto a este punto se tiene que el ejercicio de la acción Penal y Civil por parte de la Fiscalía General de la República fue conforme a derecho, con base a lo dispuesto en los Artículos 17,119, 123 y 124 todos del Código Procesal Penal.



C) INCIDENTES.

No hubo incidente que plantear.



II.- ALEGATOS INICIALES Y DECLARACION DEL ACUSADO

Posteriormente las partes expusieron sus alegatos iníciales, en lo esencial así: Representación fiscal: Los hechos se acreditarán por medio de prueba documental, pericial y testimonial que desfilara en vista pública y acreditará la existencia del delito de Incumplimiento de los Deberes de Asistencia Económica, previsto y sancionado en el Artículo 201 del Código Penal en perjuicio de sus menores hijos: 1) [...] y 2) [...]; así como la autoría directa del señorA.M.M. P., y en su momento oportuno solicitará una sentencia de carácter condenatoria. La Defensa Particular expuso: que demostrara que su patrocinado, no tiene responsabilidad en el hecho atribuido, ya que si bien no ha podido pagar, no lo ha hecho en forma deliberada; se han presentado constancias médicas y, establecerá que no puede trabajar todos los días por su enfermedad, establecerá que no fue de una forma deliberada el incumplimiento, por lo que solicitará una sentencia absolutoria penal y civilmente a favor de A.M.M. P.

INFORMACION DE DERECHOS AL ACUSADO.

Después de hacerle saber sus derechos y garantías Constitucionales y Procesales, y previa consulta con su Abogado Defensor Particular, el imputadoA.M.M. P., manifestó: que comprendía sus derechos y garantías explicadas, y que abstendría de declarar.



III. DESCRIPCIÓN DE LA PRUEBA

En el presente caso la representación fiscal para acreditar tanto el delito de Incumplimiento de los Deberes de Asistencia Económica, previsto y sancionado en el Artículo 201 del Código Penal en perjuicio de sus menores hijos: 1) [...]y 2) [...]; así como la participación deA.M.M. P. en el mismo, presento prueba testimonial y documental, consistente en:



PRUEBA TESTIMONIAL

L.G. O. P., quien expresó: que fue compañera de vida de A.M.M. P., durante cinco años, con quien procreó dos hijos, de nombre [...]de cinco años de edad y estudia segundo grado; y [...] de siete años de edad, estudia preparatoria; pero se separaron desde el año dos mil nueve, y desde ahí ella se quedó a cargo de las niñas, ya que él inició otra relación sentimental y se acompañó con otra mujer y vivían frente a su casa; el problema se dio cuando A.M.M. P., no mantuvo la relación de padre con sus hijas, las ignoraba y no les ayudaba económicamente para su sustento diario; que en el año dos mil diez ella inicio en la Procuraduría General de La República, acá en San Miguel, en el área de Familia, los trámites administrativos para que a A.M.M. P., le fijaran las cuotas alimenticias para sus hijas. Y se le fijo una cuota de ochenta dólares mensuales, a razón de cuarenta dólares a cada hija. Los cuales iba a depositar en cuenta de ahorro del Banco Procredit; pero dejo de cumplir desde el mes de julio del dos mil doce, hasta abril del dos mil catorce; cuota que ha incumplido desde el mes de julio de dos mil doce hasta el mes de abril de dos mil catorce, lo cual asciende a la cantidad de un mil ciento treinta y cinco dólares, motivo por el cual fue remitido el expediente a la Oficina Fiscal de San Miguel para su respectivo procedimiento penal; ocasionándole mucho daño a sus propias hijas, a pesar que tiene la posibilidad económica de ayudarles. Él se dedica a vender verduras, detergentes y vende galletas, es comerciante, vende de todo, desde las cuatro de la mañana, ya que surte a algunas comerciales en un carro que tiene y es de su propiedad; y se va para trabajar a pueblos y cantones. Recuerda, que cuando estaban juntos le quedaba una venta de como un aproximado de quinientos dólares; actualmente la relación de A.M.M. P. con sus hijas es mala, no las visita, no las atiende; ella tiene un gasto en la niñas diario de unos quince dólares; hoy se ha inventado que está enfermo y que por ello no trabaja y no gana dinero, pero eso no es cierto. En el contrainterrogatorio expuso que ella convivio con A.M.M. P. hasta el año dos mil nueve; cuando trabajaban juntos, había una ganancia diaria de ochenta a cien dólares, de los quinientos dólares que se vendían. En el Re directo expuso: que ella lo acompañaba a las comerciales y actualmente él se dedica a lo mismo. En el recontra interrogatorio expuso: en ocasiones iba con él a vender, y que en ese entonces solo una niña tenían la llevaban a vender; o si no la guardamos en las aldeas.

PRUEBA DOCUMENTAL DE CARGO.

La cual se incorporó por su lectura, consistente en:



1.- CERTIFICACIÓN de los pasajes importantes de las diligencias de cuota alimenticia promovidas en la Procuraduría General de la República de fs. 5-18, donde consta: Según oficio No. 2541, de fecha 28 de noviembre del dos mil doce, que el Licenciado Julio Oscar Abrego Méndez, Coordinador Local de la Unidad de la Defensa de la Familia, Niñez y Adolescencia, de esta ciudad hace del conocimiento a la Fiscalía General de la República, que se inicia el proceso contra el señor A.M.M. P., Que el presente proceso de Cuota Alimenticia, promovido por la señora L.G. O. P., en contra del señor A.M.M. C., por haber incumplido con su obligación alimenticia para con sus hijos [...] y [...] ambas de apellido [...], siendo la cantidad de un mil ciento treinta y cinco dólares.

2.- COPIA CERTIFICADA DE LA PARTIDA DE NACIMIENTO de la menor [...] de fs. 7 (agregada a la certificación de los pasajes importantes de las diligencias de cuota alimenticia promovidas en la PGR), donde consta: El Infrascrito Jefe del Registro del Estado Familiar. Certifica: Que a página doscientos cuarenta del tomo tres de Libro de Partidas de Nacimiento numero […] que esta oficina llevo en el año de dos mil siete, se encuentra asentada la que literalmente dice: Partida Numero doscientos cuarenta.- [...], sexo femenino, nació a las cinco horas cuarenta y ocho minutos del día primero de abril de dos mil siete, en Hospital Nacional San Juan de Dios, de esta ciudad, siendo hija de A.M.M. C., Documento Único de Identidad número [...], de veintiuno años de edad, comerciante, originario de San Miguel, de este departamento, del domicilio de esta ciudad, de nacionalidad salvadoreña y de L.G. O. P., Documento Único de Identidad [...], de diecinueve años de edad, comerciante en pequeño, originaria de San Salvador, departamento de San Salvador, del domicilio de Ciudad Delgado, departamento de San Salvador, de nacionalidad salvadoreña. Dio estos datos A.M.M. C., Documento Único de Identidad número [...], quien manifiesta ser padre de la recién nacida y firma juntamente con el Infrascrito Jefe del Registro del Estado Familiar. Oficina del Registro del Estado Familiar que autoriza. Alcaldía Municipal: San Miguel, a los diez días de abril de dos mil siete.

3.- COPIA CERTIFICADA DE LA PARTIDA de Nacimiento de la menor [...] [...] de fs. 8 (agregada a la certificación de los pasajes importantes de las diligencias de cuota alimenticia promovidas en la PGR) El Infrascrito Jefe Del Registro del Estado Familiar. Certifica: que a página [...] del tomo uno del Libro de Partidas de Nacimiento numero […] que esta Oficina lleva en el año de dos mil ocho, se encuentra asentada la que literalmente dice: Partida Numero [...].- [...], sexo femenino, nació a las catorce horas treinta y cinco minutos del día diez de noviembre de dos mil ocho, en Hospital Nacional San Juan de Dios de esta ciudad, siendo hija de A.M.M. C., [...], de veintidós años de edad, comerciante, originario de San Miguel, de este departamento, del domicilio de esta ciudad, de nacionalidad salvadoreña y de L.G. O. P., Documento Único de Identidad [...], de veinte años de edad, comerciante en pequeño, originaria de San Salvador, departamento de San Salvador, del domicilio de Ciudad Delgado, departamento de San Salvador, de nacionalidad salvadoreña. Dio estos datos A.M.M. C., Documento Único de Identidad número [...], quien manifiesta ser padre de la recién nacida y firma juntamente con el Infrascrito Jefe del Registro del Estado Familiar. Oficina del Registro del Estado Familiar que autoriza. Alcaldía Municipal: San Miguel, a los diez de diciembre de dos mil ocho.

4.- INFORME de las diferentes Instituciones Financieras del país de fs. 80-98, donde consta: a) Banco Agrícola: A.M.M. P. no posee cuenta; b) Integral: A.M.M. P. no posee cuenta; c) Banco Industrial: A.M.M. P. no posee cuenta; d) Credi Comer: A.M.M. P. no posee cuenta; e) Banco Izalqueño de los Trabajadores: A.M.M. P. no posee cuenta; f) Banco de América Central: A.M.M. P. no posee cuenta; g) Sociedad de Ahorro y Crédito Constelación: A.M.M. P. no posee cuenta; h)Scotiabank: A.M.M. P. no posee cuenta; i)Primer Banco de los Trabajadores: A.M.M. P. no posee cuenta; j) ACCOVI de R.L.: A.M.M. P. no posee cuenta; k) Banco G&T Continental: A.M.M. P. no posee cuenta; l) Banco Hipotecario: A.M.M. P. no posee cuenta; ll) Citi: A.M.M. P. no posee cuenta; m) Fedecredito: A.M.M. P.; n) Banco Pro Credit: A.M.M. P. no posee cuenta; ñ)Banco de Fomento Agropecuario: A.M.M. P. no posee cuenta; o)Davivienda: A.M.M. P. no posee cuenta, p)Banco Promerica: A.M.M. P. si tiene una cuenta a su nombre, q)Comedica: A.M.M. P. no posee cuenta.

5.- INFORME PROVENIENTE del Registro Público de Vehículos Automotores de fs. 100, donde consta: El Infrascrito Jefe del Registro Público de Vehículos Automotores de la Dirección General de Transito del Viceministerio de Transporte Licenciado Iván Ernesto Rodríguez Portillo, Certifica: Que el asiento de inscripción de propiedad contiene la información del vehículo Placa P [...], con estado de baja a nombre de A.M.M. C., con domicilio en Colonia [...] Calle a [...]#12, San Miguel, San Miguel, en calidad de Propiedad. Se le consignan las siguientes características: clase Pick Up, marca Mitsubishi, modelo Mighty Max, tipo cabina simple, año 1985, color gris, numero de chasis [...], numero de chasis vin [...], numero de motor [...], capacidad 1.00 Toneladas; Se hace constar que dicho vehículo a la fecha no posee restricciones, no posee gravamen, no posee esquelas, no posee prevenciones. La información contenida en la presente certificación corresponde a los datos registrados. Y para los efectos que estime conveniente se extiende la presente a Fiscalía General de la República, oficio No. 94, Ref. [...] en la ciudad de San Salvador a las nueve horas con cincuenta y un minutos, del día veinte del mes de febrero del año dos mil quince.

La representación fiscal ofreció como prueba pericial el Estudio social del acusado A.M.M. P., pero no fue realizado, por lo que prescinde de dicha prueba; y la defensa particular, expresó: no tener ninguna objeción; por lo que el Tribunal dio por prescindida dicha prueba pericial.



PRUEBA DE DESCARGO

PRUEBA TESTIMONIAL:

[...], quien expresó que es comerciante, que es el papá de A.M. M. P., quien actualmente esta casado con L. del C. G. H., es la muchacha que anda con nosotros, con quien a procreado dos niñas, que dependen de él; actualmente padece de una enfermedad de azúcar en la sangre, tambien padece de la tensión,y cuando se desmejora de salud pasa control en la clínica de La Presita; se pone mal con nerviosismo, palido, a veces trabaja y a veces no trabaja por su enfermedad, amanece mal; su hijo vende verduras en el mercado, que él tiene un carro del año ochenta, el cual se lo presta a su hijo para que vaya a vender a veces sale a fuera, su hijo no tiene vehiculo propio; su ganancia diaria es entre siete a nueve dólares diarios, ya que el negocio es variable, que no se vende diario ni cuarenta, ni sesenta dolares, ya que ni en venta se anda eso lo que invierte es unos setenta a ochenta dólares en verdura, nunca ha vendido quinientos dólares diarios.En el contrainterrogatorio expuso: que él es padre de A.M.M. P. y viven ahí todos en la misma casa; su hijo tiene problemas de salud y pasa consulta, que cuando esta alentado trabaja y cuando no no; eso de la azúcar cualquier cólera lo pone mal, que a veces trabaja quince días o diez días, que gana de siete a nueve dólares diarios, que se invierten setenta dólares; pero se tiene que sacar los gastos del carro y combustible, conoce los hijos que tiene A.M. M. P. con otra señora, pero que no ve a las niñas desde hace un año o más; su hijo le ayuda a la señora y le ponía dinero en el banco y que si le consta porque vio unos recibos. En el Redirecto expreso: que no sabe dónde viven sus nietas [...] y [...]; que no las ve desde hace más de un año.En el Recontrainterrogatorio expreso: como padre le preocupa la situación de su hijo, ya que todo lo que les pasa a sus hijos le preocupa uno.

L. DEL C. G. H., quien expresó: que es la compañera de vida de A.M.M. P., desde hace cinco años con quien ha procreado un niño; ella es de origen Nicaragüense y trabaja haciendo y vendiendo tortillas; sabe que su compañero de vida anteriormente, tuvo una relación con la señora L.G. O. P., con quien procreó a dos niñas de nombre [...]y [...]; aunque con ellas no tiene ninguna relación, sabe que A.M.M. P., no las puede visitar, porque ella no permite que las mire; su hijo A.M. tiene cuatro años; y su esposo vende en el mercado y gana diario siete dólares; el papa de M. sale a veces a vender, ya que él tiene carro; actualmente M. padece de varias enfermedades, ya que padece de la tensión y de diabetes; por eso visita constantemente el hospital en La Presita, donde le dijeron que era diabético, padece de la tensión; él siempre le ha ayudado a sus hijos, aunque hoy se ha atrasado un poco, pero es por su enfermedad. Que ellos viven con los suegros, un tiempo viviendo solos, los gastos de la casa ella le ayuda, no todos los días trabaja, en el mes trabaja unos quince o veinte días. En el contrainterrogatorio expreso: que ella gana tres dólares diarios; su compañero gana como siete dólares; tienen un ingreso de diez dólares diarios, a eso hay que descontarle la comida y gastos diarios; no le ayuda debe el banco y no han podido abonar, paga luz y agua, que la comida no le ajusta para todo el día, a veces hay días mejores y a veces no; que M. no trabaja propio, le ayuda a venderá a un señor en el mercado. En el Recontrainterrogatorio expuso: que paga un crédito, pero solo réditos; como treinta y cinco dólares mensuales, al banco no recuerda cual es, la relación de la madre de las niñas y su esposo no es muy buena, no ve a las hijas ella no permite que la vea.

PRUEBA DOCUMENTAL DE DESCARGO:

La cual se incorporó por medio de su lectura:

1.- CONSTANCIA EMITIDA POR la sociedad de ahorro y Crédito Integral de fs. 48, donde consta:Por este medio hacemos constar que el señor A.M.M. P. C. con número de DUI [...] tiene crédito en nuestra institución, el cual se detalla a continuación:Numero de crédito: 26144-0. Monto otorgado: $482.77. Saldo a la fecha: $482.53. Fecha de otorgamiento: 28/09/2009. Fecha de vencimiento: 20/03/15.

2.- CONSTANCIA MÉDICA Y exámenes de laboratorio de fs. 50-55, extendida por el Doctor R. A. A. R., y que presenta paciente con Diabetes y dejo exame de Glucosa.



3.- VEINTICUATRO NOTAS DE ABONO de depósitos efectuados a la cuanta de la señora L.G. O. P. de fs. 56-79, las cuales fueron depositados en Banco Procredit en la cuenta numero [...]6, en concepto de nota de abono por terceros.

4.- EXPEDIENTE CLÍNICO de fs. 108-123, donde consta que la Doctora N. P. L. P. Medico Directora de la UCSF “La Presita “, remite certificación administrativa de 15 folios útiles que contiene todo el expediente a nombre de A.M. M.C.

IV. CIERRE DE LOS DEBATES

La Representación Fiscal, expresó: que se a establecido la existencia del delito de Incumplimiento de los Deberes de Asistencia Económica, previsto y sancionado en el Artículo 201 del Código Penal en perjuicio de sus menores hijos: 1) [...] y 2) [...], así como la participación como sujeto activo de A.M.M. P., al no cumplir deliberadamente con las cuotas de ochenta dólares mensuales; Y la enfermedad que alega A.M.M. P., no es paralizante, porque la mayoría de los que estamos aquí la padecemos y no es impedimento para trabajar, es evidente que los testigos de la defensa dicen que la actividad económica de A.M.M. P. es vender verduras, y que le genera un ingreso de siete a nueve dólares diarios, si tomamos en consideración que trabajara solo veinte días al mes recibe doscientos dólares en el mes, por lo que no ha cumplido el pago de las cuotas por no querer hacerlo y no se sometió a un estudio socioeconómico, no obstante que fue citado; pero si presenta las constancias de las instituciones bancarias posee deuda esa cuota le permite sufragar créditos bancarios que tiene y ayudar al sustento de su familia, quedando evidenciado que existe una deliberadamente no pagar las cuotas, por lo que solicita que se dicte una sentencia definitiva condenatoria y que se impongan cincuenta y dos fines de arresto en concepto fines de semana y se le condena a pagar de una sola vez la cantidad adeudada de Un mil ciento treinta y cinco dólares a favor de sus hijas.

Por su parte la defensa particular manifestó: Que estamos ante el delito de omisión en la ayuda económica, cuando es por cuestiones ajenas a su voluntad; no están en la tipicidad del delito, ya que A.M.M. P., ha establecido que no trabaja por estar enfermo; No se ha establecido una responsabilidad dolosa de su cliente al contrario cuando se habla de incumplimiento deliberadamente como lo exige el tipo del articulo 201 pn., el establecer un incumplimiento un dolo una intención dañina en este proceso se ha establecido que su cliente ha pagado la cuota irregular descarte el delito del tipo, existen veinticuatro recibos, ha venido pagando la cuota alimenticia por lo que eso disminuiría el pago de Un mil ciento treinta y cinco, dólares agregados; desde ahí se establece que ha pagado un elemento importante y no está agregado el estudio socioeconómico valioso para que establezca la capacidad económica del indiciado la representación no lo sometió, no es un elemento probatorio que puede depender de la voluntad del señor A.M.M. P.; simplemente no se solicitó. Ante la ausencia del estudio, el juzgador debe aplicar la sana crítica sobre la situación económica. Se estableció de parte de los testigos que el señor tiene un crédito, vende verduras y que su padre le presta el vehículo para que venda las verduras en el carro, el objeto del crédito es una costumbre que todas las personas como son comerciantes en pequeños trabajan con créditos para adquirir la mercadería. También cabe la situación que el señor padece de una enfermedad tal como se hizo constar en el expediente clínico los padecimientos que tiene se establece en el expediente el padecimiento. No existe congruencia en la acusación cuando se debe y lo pagado a la fecha por ello le solicita dictar sentencia absolutoria en relación a la prueba que no puede destruir la presunción de inocencia de A.M.M. P. No hubo replica.

De conformidad al Art. 391 Pr. Pn. la representante legal de las menores víctimas, señora L.G. O. P., expuso: que no haría uso de la palabra. Por su parte el acusado, expuso: que él quiere pagar, pero no puede, y que sabe que son sus hijas.

V. EXISTENCIA DEL DELITO, LA ANTIJURICIDAD y

LA CULPABILIDAD.

JUICIO DE TIPICIDAD Y LA EXISTENCIA DEL DELITO.

En el presente proceso se conoció por el delito de Incumplimiento de los Deberes de Asistencia Económica, previsto y sancionado en el Artículo 201 del Código Penal, dice: “Toda persona sujeta al pago de la obligación alimenticia en virtud de sentencia definitiva ejecutoriada, resolución de la Procuraduría General de la República, convenio celebrado ante ésta o fuera de ella, que deliberadamente la incumpliera, será sancionada de veinticuatro a cuarenta y ocho fines de semana de arresto. Si para eludir el cumplimiento de la obligación alimenticia ocultare sus bienes, los enajenare, adquiriera créditos, simulare enajenaciones o créditos, se trasladare al extranjero o se ausentare sin dejar representante legal o bienes en cantidades suficientes para responder al pago de la obligación alimenticia o realizare cualquier otro acto en fraude al derecho de sus alimentarios, será sancionado con prisión de uno a tres años e inhabilitación especial para el ejercicio de la autoridad parental por el mismo período. En ambos casos la persona encontrada culpable deberá cumplir con un curso de Paternidad y Maternidad Responsable, desarrollado por la Procuraduría General de la República o las instituciones públicas o privadas que ésta determine. La acción penal para los casos del inciso primero del presente artículo, sólo podrá ser ejercida una vez se haya agotado los mecanismos administrativos en materia de derecho de familia”.



El Bien Jurídico Protegido, En el presente juicioestamos en presencia deunodelos delitos contrala familia, en los cuales setrata deasegurar la existencia dela familia contralasconductas que atentan gravementecontraella, aconsecuencia del incumplimiento de las obligaciones quese tienen porpartedelos padres haciasus hijosyconsiderándosequela familia es la base fundamental de todasociedadydel Estado, lo cual está reguladoexpresamente en el Artículo 32 de laConstitución deLaRepública; por lo cual se debedeproteger a fin de evitar su desintegración,siendo el bien jurídico protegido laasistencia familiar, entendida ésta como el cumplimiento de aquellas obligaciones exigidas para el desarrollo económico ymoral dela familia. Es decir a percibir los medios indispensables para su subsistencia, para materializar su alimentación, vestido, vivienda, higiene, salud, educación, esparcimiento y todos los derechos de los cuales gozan los menores de edad para tener desarrollo físico y psicológico normal y poder desenvolverse en la sociedad. Considerándoseestosdelitos los cuales sedan normalmenteen el seno delas relaciones familiares, por el quebrantamiento de las obligacionesydeberes que surgen dentro dela familia.El Sujeto activo es la persona sujeta al pago de la obligación alimenticia en virtud de sentencia definitiva ejecutoriada, resolución de la Procuraduría General de la República, convenio celebrado ante ésta o fuera de ella, que deliberadamente la incumpliera.El sujeto pasivo son las menores víctimas, a quienes se les ha lesionado el bien jurídico tutelado. La Conducta Típica estamos ante un delito especial donde el sujeto activo realiza un comportamiento de carácter omisivo, en razón de incumplir deliberadamente con pagar mensualmente la cuota impuesta de ochenta dólares a razón de cuarenta dólares por cada uno de los menores; por el Procurador de Familia de la Procuraduría General de la República, y con esta omisión propia, el sujeto activo no presta los medios que son necesarios e indispensables para poder subsistir y a los que el sujeto activo se encuentra obligado, por medio de sentencia firme o acuerdo conciliatorio. Estamos ante una norma jurídico penal de carácter imperativo, que ordena el hacer algo, y al omitir esa orden judicial, como lo tenemos en el presente caso, el sujeto activo, debe estar en condiciones para cumplirla, y no lo hace porque no quiere, entonces incumple su obligación en forma deliberada.En el delito deIncumplimiento delas Obligaciones Económicas, se trata deun delito de omisión del cumplimientodel deber de asistenciaeconómicaal cual estánobligados los padres respectoasus menores hijos.

Elemento Subjetivo es lo que denominamos como dolo directo, es decir que el sujeto activo tiene la posibilidad de cumplir con su obligación y de prestar los medios necesarios e Indispensables de subsistencia para con el sujeto pasivo, y que además de conocer tal Obligación, no le da cumplimiento a la misma; no obstante encontrarse en una situación de garante. Es decir, que estamos frente a un delito doloso, el cual requiere el conocimiento y la conciencia del incumplimiento de los deberes económicos y la deliberada omisión del cumplimiento de dichas obligaciones que tienen los padres hacia los hijos.

El delito en comento en lo que respecta al primer inciso, es un delito de omisión propia, en tanto que basta para su consumación que el sujeto activo incumple deliberadamente la obligación alimenticia a la que estuviere obligado en virtud de sentencia ejecutoriada o convenía, sin que se exija un resultado. Asimismo según la norma aludida este delito solo puede ser realizado con dolo directo, en virtud de su estructura típica exige en primer lugar: Que el sujeto activo tenga la posibilidad de prestar los medios de su subsistencia que le reclaman, y en segundo lugar: que conociendo tal obligación y pudiendo cumplirla, elige conscientemente no hacerlo; en síntesis los elementos típicos que constituyen el delito que nos ocupa son: 1.- La existencia de una obligación de efectuar una prestación alimenticia , 2.- Ausencia de la acción mandada, es decir, la ausencia de la prestación alimenticia; y 3.- Capacidad de realización de la acción.

VI. VALORACIÓN DE LA PRUEBA OFRECIDA Y ADMITIDA

Recibido el desfile probatorio y escuchado que fueron los alegatos y conclusiones finales de las partes, el Tribunal ha procedido a valorar en forma individual y en su conjunto la prueba relacionada, de conformidad al sistema de valoración de prueba de la sana critica, en tanto sistema racional de deducciones y en aplicación de las reglas de la



Lógica, la psicología y la experiencia común, de conformidad al Art. 179 Pr. Pn.; y se estima para el presente caso, que la representación Fiscal, probó con certeza positiva jurídica la existencia del delito de Incumplimiento de los Deberes de Asistencia Económica, previsto y sancionado en el Artículo 201 del Código Penal, en perjuicio de sus menores hijas, [...] y [...], ambas apellido [...] tomado en cuenta: El oficio 2541 de fecha 28 de noviembre del 2012 de folios 4 suscrito por el Coordinador Local de la Unidad de la Defensa de la Familia, Niñez y Adolescencia de la Procuraduría General de La República; al igual que el oficio número 611 de fecha 24 de abril del 2014 por medio de los cuales hace del conocimiento de la Fiscalía General de La República, que A.M.M. C., ha incumplido con su obligación alimenticia para con sus hijas menores, [...] y [...], ambas apellido [...], representadas por L.G. O. P. en su calidad de madre; por lo que debe iniciarse el juicio penal pertinente contra A.M.M. C.; y siendo un delito de Acción Penal Pública es legal y pertinente esta acción por parte del Coordinador Local de la Unidad de la Defensa de la Familia, Niñez y Adolescencia de la Procuraduría General de La República, para garantizar los derechos de los menores mencionados. Lo cual se concatena con 2) La Prueba documental, relativa a la certificación del expediente clasificado con el número […] contra A.M.M. C. de fs. 4-21 donde consta: que en la Procuraduría General de La República a solicitud de la representante legal de las menores, señora L.G. O. P. en su calidad de madre, gestionó ante la negativa de A.M.M. C. a proporcionar la ayuda familiar a las menores, en calidad el acusado y garante del cuido y desarrollo de las mismas; imponiéndole la cuota alimenticia de ochenta dólares mensuales; constando además, las reiteradas audiencias de conciliación por la negativa deliberada del acusado de cancelar de conformidad a la ley las cuotas alimenticias a través de depósitos , en el banco Procredit, en la cuenta de ahorro que al efecto se abrió. Consta además las vinculación legal de las menores con el acusado, a través de las certificaciones de la partidas de nacimiento de la menor [...] de fs. 7 y de [...] [...] de fs. 8 donde aparece que son hijas de A.M.M. C., quien materialmente posee un vehículo según el informe proveniente del Registro Público de Vehículos Automotores de fs. 100. Esta prueba documental, le merece fe al Tribunal, por haber sido obtenida e incorporada en legal al proceso con respeto al debido proceso, no siendo desvirtuado su contenido. Por otra parte tenemos la declaración de L.G. O. P., la cual le merece fe al Tribunal, por haber declarado sin dar muestras de mentir; además es coherente y contundente al expresar: “que fue compañera de vida de A.M.M. P., durante cinco años, con quien procreó dos hijos, de nombre [...] de cinco años de edad y estudia segundo grado; y [...] de siete años de edad, estudia preparatoria; pero se separaron desde el año dos mil nueve, y desde ahí ella se quedó a cargo de las niñas, y que en el año dos mil diez ella inicio en la Procuraduría General de La República, acá en San Miguel, en el área de Familia, los trámites administrativos para que a A.M.M. P., le fijaran las cuotas alimenticias para sus hijas. Y se le fijo una cuota de ochenta dólares mensuales, a razón de cuarenta dólares a cada hija. Los cuales iba a depositar en cuenta de ahorro del Banco Procredit; pero dejo de cumplir desde el mes de julio de dos mil doce hasta el mes de abril de dos mil catorce, lo cual asciende a la cantidad de un mil ciento treinta y cinco dólares, motivo por el cual fue remitido el expediente a la Oficina Fiscal de San Miguel para su respectivo procedimiento penal; ocasionándole mucho daño a sus propias hijas, a pesar que tiene la posibilidad económica de ayudarles.” Existiendo una interconexión entre ambas pruebas, es la documental y testimonial; y no habiendo sido desvirtuada en juicio la prueba relacionada, el Tribunal considera que la representación fiscal probo sin duda alguna, es decir con certeza positiva jurídica, la existencia del delito de Incumplimiento a los Deberes de Asistencia Económica tipificado y sancionado en el artículo 201 del código Penal, en perjuicio de sus menores hijas, [...] y [...], ambas apellido [...]; pues su padre biológico y legal, teniendo la obligación natural y legal de proporcionar todo lo necesario, lo básico, para su manutención y desarrollo normal, tanto emocional, social, económico y escolar, no cumplió; omitiendo el mandato de la Procuraduría General de La República de San Miguel. Es decir que A.M.M. C., estaba sujeto al pago de la obligación alimenticia a favor de sus hijas menores de edad, en virtud de una resolución de la Procuraduría General de la República; pero dado que A.M.M. C., dejo de cumplir desde el mes de julio de dos mil doce hasta el mes de abril de dos mil catorce, lo cual asciende a la cantidad de un mil ciento treinta y cinco dólares, el Coordinador Local de la Unidad de la Defensa de la Familia, Niñez y Adolescencia de la Procuraduría General de La República, remitió certificación del expediente número [...] contra A.M.M. C., a la Oficina Fiscal de San Miguel para su respectivo procedimiento penal; siendo el cual estamos feneciendo con esta sentencia. Habiéndose establecido: 1.- La existencia de una obligación de efectuar una prestación alimenticia. 2.- La Ausencia de la acción mandada, es decir, la ausencia de la prestación alimenticia. Quedando en el siguiente párrafo establece si A.M.M. C., ha actuado deliberadamente contra sus hijas menores de edad.

En cuanto a la participación deA.M.M. C., en dicho delito tenemos con la prueba documental relacionada y el testimonio de L.G. O. P., cuyo testimonio como madre y representante legal de las menores, es coherente, creíble y claro, con ausencia de incredibilidad subjetiva en la victima, es decir que el testimonio es objetivamente creíble, no hay móvil de resentimiento de la víctima, o sus familiares hacia el sentenciado; y resulta verosímil, porque se puede constatar con otros elementos de carácter periférico y objetivos que lo avalan, como es la prueba documental debidamente incorporada al juicio; y finalmente tenemos la persistencia en la incriminación sin ambigüedades, ni contradicciones, desde la Procuraduría General de La República hasta esta instancia de sentencia; para sustentar el otro extremo procesal de la participación de A.M.M. C. en el delito de Incumplimiento a los Deberes de Asistencia Económica tipificado y sancionado en el artículo 201 del código Penal, en perjuicio de sus menores hijas, [...] y [...], ambas apellido [...]. Con esta prueba documental y testimonial, se ha identificado e individualizado como el garante, en cuanto a proporcionar los medios materiales para las menores víctimas, para que tenga una educación y desarrollo normal dentro de la sociedad a A.M.M. C.; es decir como el sujeto activo, el obligado natural, legal y judicialmente según la Prueba relacionada y quien no le ha dado la importancia del caso, pues a evadido deliberadamente el cumplimiento de esa orden. Denotando con esa conducta una irresponsabilidad, evadiendo cancelar lo adeudado, bajo el pretexto de una supuesta enfermedad, que no lo imposibilita trabajar y cumplir con su responsabilidad de padre [...] y [...], ambas apellido [...]. Ya que en su vida, la enfermedad que hoy alega, no le ha impedido tener otra pareja sentimental y procrear con ella otro hijo más, que al estar bajo el mismo techo sufraga todos los gastos de ley. Es decir que A.M.M. C., tiene la capacidad para prestar los medios indispensables de subsistencias que se le reclaman; y además conoce tal obligación y puede cumplirla pero en forma deliberada, elige no hacerlo; también se toma en cuenta que los recibos presentados, son prueba de que ha cumplido a medias su obligación, ya que hoy además de pagar la mora, debe ir paralelamente cubriendo las cuotas que por ley le corresponde cubrir en forma mensual. Por ello el tribunal considera que la omisión en el pago de cuotas alimenticias, es en forma deliberada; pues es un hombre adulto, comerciante, sin problemas físicos o síquicos que le impidan trabajar y generar ingresos para cubrir sus obligaciones paternales; y que los ingresos que genere lo sepa distribuir entre sus hijos demandantes y el actual.; por lo tanto, toda la prueba relacionada no ha sido desvirtuada en juicio, por ser coherente entre sí en cuanto a tiempo, lugar y forma en cómo sucedieron los hechos acusados.



Tenemos, entonces la adecuación de la conducta del acusado al tipo penal, constituyendo este último la descripción de la conducta hecha por el legislador en la norma penal, que contiene elementos objetivos y subjetivos. Y es importante establecer que el comportamiento omisivo por el justiciable ha dado como resultado que sus menores hijos durante todo el tiempo en que no se le ha entregado las cuotas alimenticias no ha dicho ni establecido el porqué de estas faltas de pago y siendo que estas faltas constituyen limitaciones de subsistencia para sus menores hijos, debiendo entenderse estas en su adquisición de vestido, condiciones ambientales adecuadas, de alojamiento, los necesarios para su alimentación, así como para una vida digna y el desarrollo integral de su personalidad que le garantice su higiene, tratamiento médico, de salud, y aún el no aseguramiento de su educación, derechos que están contemplados en el artículo 351 del Código de Familia, Declaración de los Derechos del Niño y de La Convención de los Derechos del Niño, que se refieren a los derechos fundamentales que poseen los menores.

La conducta referida de no cumplir con la obligación que se le fue impuesta de dar alimentos a sus hijos por parte del acusado, en definitiva constituye una violación a la norma que establece que "los padres deben proporcionar a su hijos los medios indispensables de subsistencia a que estén obligados mediante sentencia o convenio, así como el Bien Jurídico que protege los derechos y deberes familiares. Es decir que la conducta que debía realizar el señorA.M.M. C.,le es imputable objetivamente, ya que estamos en presencia de una situación generadora del deber de obrar, consistente en depositar la cuota de alimentos ya establecida, y la no realización de la acción mandada por la ley; entonces tenemos que la capacidad de dar las cuotas alimenticias para evitar la lesión del bien jurídico en cuestión, hace que el acusado sea responsable penalmente, debido a que él puede cumplir con dicha obligación como padre de familia, ya que no tiene ningún pedimento para ello y los tres hijos diariamente requieren de alimentación; todo lo anterior hace configurar el tipo objetivo y del delito de Incumplimiento de los Deberes de Asistencia Económica; y en cuanto al elemento subjetivo, este Tribunal considera que la omisión de la acción por el acusado, demuestra el conocer y querer, es decir el dolo, y en este caso dolo directo, debido a que el imputado tiene conocimiento que es el padre de [...] y [...], ambas apellido [...]. Y que tiene una obligación que cumplir como tal, tanto en forma natural, legal y judicial; además se han realizado diversas actividades conciliatorios que no cumple, se ha demostrado su intención de evadir de cualquier manera su responsabilidad como padre, conoce plenamente la resolución de la Procuraduría General de La Repúblicade ésta ciudad, y por ello se encontraba obligado a cumplir con las cuotas alimenticias para sus hijos, independientemente de no seguir conviviendo con la madre de ellos; y al incumplir con dicha obligación, se encuentra realizando un acto contrario a la ley; en virtud de ello se colige que el incumplimiento de las cuotas a partir del mes de julio de dos mil doce hasta el mes de abril de dos mil catorce, lo cual asciende a la cantidad de un mil ciento treinta y cinco dólares, es deliberado y es una muestra de no querer contribuir con los medios de subsistencia para con sus hijos; no obstante el Informe de las diferentes Instituciones Financieras del país de fs. 80-98, como Banco Agrícola, Integral, Banco Industrial, Credi Comer, Banco Izalqueño de los Trabajadores, Banco de América Central, Sociedad de Ahorro y Crédito Constelación, Scotiabank, Primer Banco de los Trabajadores, ACCOVI de R.L., Banco G&T Continental, Banco Hipotecario, Citi, Fedecredito, Banco Pro Credit,Banco de Fomento Agropecuario, Banco Promerica, Comedica y Davivienda no tiene cuentas bancarias; pero tiene un crédito que está cancelando en la sociedad de ahorro y Crédito Integral según fs. 48, por lo que los elementos objetivos y normativos del delito se comprueban.

Y en cuanto a la prueba testimonial de descargo, no le merece fe al Tribunal por ser evidente el interés en el presente juicio de [...], quien expresó que es el papá de A.M. M. P.; y de L. del C. G. H., quien expresó: que es la compañera de vida de A.M.M. P., desde hace cinco años. Y en relación a la prueba documental de descargo, de igual forma no le merece fe al Tribunal para desvirtuar la prueba de cargo ya relaciona, consistente en: la constancia emitida por la sociedad de ahorro y crédito integral de fs. 48 pues robustece la acusación sobre la capacidad de pago del acusado; y en cuanto a la constancia médica y exámenes de laboratorio de fs. 50-553 y el expediente clínico de fs. 108-123 no concluyen en una incapacidad total para el trabajo y que le habilita a no cumplir con su obligación de padre; y finalmente las veinticuatro notas de abono de depósitos efectuados a la cuanta de la señora L.G. O. P. de fs. 56-79, son el reflejo de una irresponsabilidad, al no cumplir con sus obligaciones alimenticias y se refieren a meses que no se le están reclamando en este juicio.

Por lo tanto no hay duda que la Representación fiscal probó con certeza positiva jurídica la tipicidad del comportamiento voluntario de A.M.M. P., en el sentido de que estando ante un delito especial donde el sujeto activo realiza un comportamiento de carácter omisivo, es decir omite realizar lo debido, frente a una situación generadora de un deber según la ley (acuerdo en la Procuraduría General de La República) de dar alimentos a dos menores de edad, que según la prueba documental son sus hijas; teniendo la facultad física, psíquica y material para efectuar la acción mandada, de depositar ochenta dólares mensuales en el banco Procredit en la cuenta de ahorro que al efecto se abrió en dicha institución bancaria y evitar la mora en el pago de las cuotas alimenticia que asciende a la cantidad de un mil ciento treinta y cinco dólares que se le está hoy exigiendo. En razón de incumplir deliberadamente el pago mensual de la cuota impuesta, por el Procurador de Familia de la Procuraduría General de la República, y con esta omisión propia, el sujeto activo no presta los medios que son necesarios e indispensables para poder subsistir y a los que el sujeto activo se encuentra obligado. Estamos ante una norma jurídico penal de carácter imperativo, que ordena el hacer algo, y al omitir esa orden judicial, como lo tenemos en el presente caso, el sujeto activo, debe estar en condiciones para cumplirla, y no lo hace porque no quiere, entonces incumple su obligación en forma deliberada; materializándose el delito de Incumplimiento de los Deberes de Asistencia Económica, previsto y sancionado en el Artículo 201 del Código Penal, en perjuicio de sus menores hijas, [...] y [...], ambas apellido [...], por lo que es procedente entrar al análisis de las siguientes categorías del delito, como son la antijuridicidad y la culpabilidad.



Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos