Tres ensayos de teoría sexual



Descargar 413 Kb.
Página11/11
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño413 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

165 [NT] Esa represión ¿es, por así decirlo, natural o es un producto cultural?

166 [NT] Freud examinará más detenidamente la evolución de la sexualidad en las mujeres en trabajos posteriores, en particular, véase: “Algunas consecuencias psíquicas de ka diferencia anatómica entre los sexos” (1925j); “Sobre la sexualidad femenina” (1931b) y la 33ª de sus Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis (1933a).

167 [NT] Por tanto el autoerotismo no es un tiempo primordial.

168 [Nota agregada en 1915: ] El psicoanálisis enseña que existen dos caminos para el hallazgo de objeto; en primer lugar, el mencionado en el texto, que se realiza por apuntalamiento en los modelos de la temprana infancia; y en segundo lugar, el narcisista, que busca al yo propio y lo reencuentra en otros. Un desarrollo de esta idea puede seguirse en el texto citado de “Para introducir el narcisismo” (FREUD, S. 1914c)

169 Si alguien “se escandaliza” de esta concepción, que lea el trabajo de Havelock ELLIS (Das Geschlechtsgefühl, 1903), cuando trata de las relaciones entre madre e hijo, donde va casi en el mismo sentido que sostenemos aquí.

170 Debo el esclarecimiento acerca del origen de la angustia infantil a un varoncito de tres años a quien en cierta ocasión oí rogar, desde la habitación donde lo habían encerrado a oscuras: “Tía, háblame; tengo miedo porque está muy oscuro”. Y la tía que le espeta: “¿Qué ganas con eso? De todos modos no puedes verme”. A lo cual respondió el niño: “No importa, hay más luz cuando alguien habla”. Por tanto no tenía miedo a la oscuridad sino por el hecho de que echaba de menos a una persona querida, y pudo prometer que se apaciguaría tan pronto como recibiera una prueba de su presencia.

[Agregado en 1920:] El hecho de que la angustia neurótica nace de la libido, es un producto de la transformación de esta y mantiene con ella, por así decirlo, la misma relación del vinagre con el vino es uno de los resultados más significativos de la investigación psicoanalítica. [La angustia neurótica sería el afecto en que se transforma la libido insatisfecha, o mejor dicho la energía libidinal que no logra una salida. Es una señal de alarma del yo ante la oleada de libido a la que no puede dar salida y que así pues le desborda, al no tener recursos para su satisfacción]



171 [Nota agregada en 1915] La barrera del incesto forma probablmente parte de las adquisiciones históricas de la humanidad (Cf. mi escrito, Tótem y tabú (1913). Sin embargo la investigación psicoanalítica muestra con qué intensidad el individuo lucha todavía en la época de su desarrollo con la tentación del incesto, y con qué frecuencia franquea esta barrera en sus fantasmas e incluso en la realidad.

[NT] Véanse al respecto las interesantes reflexiones de LÉVI-STRAUSS en sus Estructuras elementales del parentesco.



172 [Nota agregada en 1920: ] Las fantasías del período de la pubertad prosiguen la investigación sexual abandonada en la infancia, aunque también se extienden un poco hasta el período de latencia. Pueden mantenerse inconscientes en su totalidad o en gran parte, y por eso a menudo no se las puede datar con exactitud. Tienen gran importancia para la génesis de diversos síntomas, pues proporcionan directamente los estadios previos de estos, es decir, establecen las formas en que los componentes libidinales reprimidos hallan su satisfacción. De igual modo, son moldes de las fantasías nocturnas que devienen conscientes en calidad de sueños. Estos últimos a menudo no son otra cosa que reanimaciones de tales fantasías bajo el influjo de un estímulo diurno que quedó pendiente de la vigilia, y por apuntalamiento en él (resto diurno). [Cf. La interpretación de los sueños (1900a), AE., V, p. ] Entre las fantasías sexuales del período de la pubertad, sobresalen algunas que se singularizan por su universalidad y su considerable independencia de lo vivenciado por el individuo. Así, las fantasías de espiar con las orejas la relación sexual de los padres, de la seducción temprana por parte de personas amadas, de la amenaza de castración, aquellas cuyo contenido es la permanencia en el vientre materno y aun las vivencias que allí se tendrían, y la llamada “novela familiar”, en la cual el adolescente reacciona frente a la diferencia entre su actitud actual hacia los padres y la que tuvo en su infancia. En su escrito Der Mythus von der geburt des Helden (El mito del nacimiento del héroe) de Otto RANK (1909), a propósito de este último ejemplo, las relaciones de proximidad de estas fantasías con el mito.

Hemos afirmado que el complejo de Edipo es el complejo nuclear de las neurosis, la pieza esencial del contenido de estas. En él culmina la sexualidad infantil [y, podría decirse que es su permanencia o no disolución el que interfiere en una sexualidad adulta por ello de alguna manera malograda], que, por sus consecuencias, influye decisivamente sobre la sexualidad del adulto. A todo ser humano que nace se le plantea la tarea de dominar el complejo de Edipo; el que no puede resolverla, cae en la neurosis [que no es en esencia sino esa no resolución]. El progreso del trabajo psicoanalítico ha destacado con trazos cada vez más nítidos esta importancia del complejo de Edipo; su reconocimiento [aunque su interpretación y significación no pensamos que se halle acabada] ha pasado a ser el shibbólet* que separa a los partidarios del análisis de sus oponentes.



* Se refiere a Jueces, 12: 5-6; los galaaditas distinguían a sus enemigos, los efraimitas, porque estos no podían pronunciar correctamente “shibbólet”; decían “sibbólet”.

173 [Nota agregada en 1920: ] Véase mi ensayo “Sobre un tipo particular de elección de objeto en el hombre” (FREUD, S., 1910b)

174 [Nota agregada en 1915:] Innumerables particularidades de la vida amorosa de los seres humanos, así como ciertas características del enamoramiento mismo, sólo pueden comprenderse por referencia a la infancia y como efectos residuales de ella.

175 [NT] Es decir es porque algo de la sexualidad del sujeto no se integra en su personalidad definitiva que podemos hablar propiamente de perversiones o de su negativo, las neurosis cuyos síntomas serían la expresión o manifestación de esa sexualidad reprimida. Es pues la integración consciente o la no integración inconsciente la que determina que Freud hable de normalidad o salud, o de perversión-neurosis, en este último caso como expresión defensiva frente a una parte de la sexualidad del sujeto en cuestión.

176 [Nota agregada en 1915:] Esto no vale solamente para las inclinaciones perversas que aparecen “negativamente” en la neurosis, sino también para las perversiones positivas, propiamente dichas. Por tanto, estas no se reconducen sólo a la fijación de las inclinaciones infantiles, sino a la regresión hacia ellas a consecuencia de la obstrucción de otros canales de la corriente sexual. Por eso también las perversiones positivas son asequibles a un tratamiento psicoanalítico.

177 [NT] La noción de falo y su primacía no es un concepto que convenga liquidar rápidamente en cuanto a su definición y comprensión. Podemos hablar de algún modo del narcisismo fálico que lleva a la negación de la diferencia sexual, al hecho de que sólo se puede gozar propiamente de un sexo, el otro está perdido en el otro sexo. Va a depender del lugar donde se coloque el significante del deseo es decir el órgano de cuya posesión supuestamente depende el goce, que se producirá la angustia de castración fálica o la envidia fálica, lo que no es patrimonio o no puede reducirse, y en este punto Freud es ambiguo o está demasiado atrapado al género supuestamente privilegiado en su tiempo, a un solo sexo, el masculino en este caso. ¿Cómo explicar en este sentido el transexualismo femenino propiamente dicho, o el genital femenino como deseable y erotizante?

178 [NT] Así pues el tratamiento adecuado de la sexualidad infantil para el progreso de la civilización y su mayor bienestar y posibilidades de felicidad es algo todavía abierto.

179 [NT] Esta posibilidad no es independiente asimismo del tratamiento adecuado al respecto de su sexualidad en este período infantil.

180 [NT] El naturalismo de Freud le impide dar una explicación más convincente y justificada de aquello de lo que se trata en una perversión. Si tomamos esta como una estructura defensiva cabe sostener que la sexualidad del sujeto manifiestamente perversa traduce una gestión deficiente de su sexualidad, es decir que su potencial de satisfacción posible se halla de alguna manera mermado a pesar de su expresión positivamente sexual perversa. En este caso cabe pensar que la expresión perversa de la sexualidad constituye una manifestación positivamente sexual pero que enmascara otra sexualidad de la que el sujeto en cuestión se defiende, podríamos hablar en este sentido de síntoma sexual positivo, lo que en el neurótico por ejemplo sería un síntoma sexual negativo, es decir que no se expresa en la esfera de lo sexual. En ambos casos la sexualidad no alcanzará todo su potencial y se quedará fijada en todo caso en placeres preliminares en relación con aquel. La inhibición o el pasaje al acto neuróticos o perversos típicos de la pubertad traducen en este sentido la dificultad, ya sea por debilidad interna o por los obstáculos externos, para acceder a una sexualidad acabada, por así decirlo, con la regresión o fijación [rigidez] consiguientes.

181 Un conocedor de los seres humanos como Emile ZOLA pinta en La joie de vivre a una muchacha que sacrifica con gozoso olvido de sí misma todo lo que posee y todo lo que podría exigir, su fortuna y sus deseos en la vida, a las personas a quienes ama, sin pedir resarcimiento alguno. La infancia de esa muchacha estuvo dominada por una insaciable necesidad de ternura que, en una oportunidad en que se vio relegada frente a otra muchacha, degradó a crueldad.

182 [NT] Es lo que se llamarán series complementarias. Véase la continuación del parágrafo.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad