This asce service has been established as an additional


Impuestos: ¿Castigo o necesidad?



Descargar 2.16 Mb.
Página6/8
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño2.16 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8

Impuestos: ¿Castigo o necesidad?


14 y medio, Junio 10, 2014
ÓSCAR ESPINOSA | Economista,ÓMAR versus EVERLENY PÉREZ | Economista

Óscar Espinosa “A los cuentapropistas se les fija una serie de mecanismos puestos de antemano, calculados en forma muy arbitraria. Todo está hecho para evitar que la iniciativa individual prospere”


Everleny Perez “[Las medidas impositivas] tratan de armonizar el desarrollo de las actividades por cuenta propia con la aplicación de una política impositiva”
impuestoscuentapropistas,ONATley tributariaservicios públicos
El pasado 30 de abril cerró la segunda campaña dedeclaración jurada sobre los ingresos personales en Cuba. Después de casi medio siglo sin pagar impuestos, los cubanos empezaron 2013 enfrentándose a una nueva ley tributaria aprobada a mediados del año anterior.
El propósito de "actualizar" el modelo socialista expresado por el Gobierno y las necesidades de financiación de unos servicios públicos que devoran el 53% del presupuesto del Estado llevaron a la aprobación de un conjunto de tributos. Los Gobiernos "recaudan impuestos (...) en todo el mundo, es normal", declaraba la economista Isabel Fernández días antes de la entrada en vigor del nuevo sistema recaudatorio. La forma de repartir las cargas fiscales, sin embargo, no complace a los especialistas, irrita a la población e indigna a la oposición.
"A los cuentapropistas se les fija una serie de mecanismos puestos de antemano, calculados en forma muy arbitraria. Todo está hecho para evitar que la iniciativa individual prospere", afirmaba en enero de 2013 el recientemente fallecido economista y opositor Óscar Espinosa. Los cuentapropistas –oficialmente unos 450.000, pero mucho menos en realidad- han asumido el peso del impuesto sobre ingresos personales llegando a tributar al 50% en caso de superar los 2.013 dólares anuales. Esto ha provocado la sospecha de que el Gobierno grava a los autónomos para evitar que abaraten algunos productos y se conviertan así en competencia para el Estado.
Ómar Everleny Pérez, director del Centro de Estudios de la Economía Cubana, lo niega y considera que el Gobierno ha intentado aliviar la carga fiscal de los cuentapropistas con decisiones como el periodo de gracia que se concede durante los tres primeros meses desde la apertura del negocio. Para el economista, las medidas tributarias "tratan de armonizar el desarrollo de las actividades por cuenta propia con la aplicación de una política impositiva. Ambas cosas van parejo porque si el único objetivo fuera recaudar impuestos terminas destruyendo los negocios que empiezan".
El economista opositor Elías Amor afirmaba en un artículo en Diario de Cuba que la norma castiga a quienes apuestan por emprender y crea un agravio comparativo frente a los trabajadores del sector público (casi el 90% de la población). Aunque Amor comprendía que los empleados del Estado estén exentos de tributar por los bajos salarios que perciben y porque "ya contribuyen al Estado por las vías estalinistas de apropiación de rentas", señalaba que "no deja de ser significativa esta segmentación".
La Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT) ha tenido que enfrentarse desde la primera campaña a otro de los problemas apuntados por los expertos: el fraude fiscal. La alta actividad ilegal en Cuba impide tener un control adecuado sobre los ingresos y gastos, lo que dificulta la recaudación. La ONAT informó en su balance del pasado año que 15.000 contribuyentes no habían presentado la declaración jurada, un fraude que Elías Amor atribuyó a razones políticas y, en concreto, a la falta de reconocimiento del derecho a la propiedad privada. "El régimen castrista debe saber que, en tanto no se desarrollen estructuras democráticas, la evasión fiscal será un comportamiento generalizado", sentenció.
"¿Cómo lograr un sistema de impuestos que no desestimule al mercado, y que por otra parte nos permita mejorar una ya muy dañada infraestructura de beneficios sociales?", se preguntaba el opositor y matemático Antonio G. Rodiles en la revista Convivencia. Los bajos salarios, los elevados impuestos o la falta de infraestructuras para los nuevos negocios, son para Rodiles los grandes obstáculos para el crecimiento de la iniciativa privada. Los nuevos emprendedores cubanos contemplan cómo el reparto de las cargas fiscales solo ha lastrado sus posibilidades de crecimiento mientras los servicios sociales, a cuyo sustento deberían destinarse sus impuestos, continúan un imparable deterioro.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------


Documento: Médicos cubanos bajo estrictos controles de movimiento y visitas en Brasil
Café Fuerte, Posted on 10 junio, 2014
Por José Alberto Gutiérrez*
SÃO PAULO.- Los colaboradores cubanos de la misión Más Médicos están sometidos a estrictos controles para sus operaciones personales y movimientos en Brasil, desde las cuotas del estipendio asignado hasta la obligación de informar si van a recibir visitas de familiares o amigos en el lugar donde residen.
Los pormenores de las regulaciones aplicadas a los médicos cubanos en Brasil figuran en sus contratos de colaboración, suscritos a través de la estatal Comercializadora de Servicios Médicos S.A. Una copia del contrato de la doctora Okanis Borrego, quien desertó la pasada semana de la misión, fue obtenida por CaféFuerte.
Entre las obligaciones que se estipulan mediante el documento -de seis páginas- está “comunicar a la Dirección de la Brigada Médica cubana en la República Federativa de Brasil, de forma previa, su intención de recibir la visita de algún familiar o amistas en la localidad donde presta sus servicios”.
Estipendio en cuotas

Además, el contrato regula la forma en que es dividido el “estipendio” en cuotas, $600 dólares depositados en una cuenta en Cuba y $400 dólares más pagos en Brasil. Si el profesional determina la apertura de una cuenta bancaria en Cuba a nombre de un “tarjetahabiente” designado por aquel, deberá depositar $50 dólares mensuales que se le descuentan de su salario.


Tras el acuerdo bilateral Cuba-Brasil en febrero los médicos comenzaron a recibir 1000 dólares directamente, pero ese ajuste -que no fue consultado con los colaboradores- no está contenido en el contrato.
Borrego y su colega Raúl Vargas, integrantes del programa Más Médicos desde noviembre, hicieron pública su deserción a comienzos de este mes durante una conferencia de prensa en Sao Paulo, patrocinada por la Asociación Médica Brasileña (AMB), entidad que les brindó apoyo para concretar el plan de abandono de la misión,
Según explicaron, solo conocieron y firmaron el contrato de trabajo el día que salieron de Cuba.
De los aproximadamente $5,000 dólares que Brasil estipula para cada profesional, el gobierno cubano -por mediación de la Organización Panamericana de Salud- se queda con

4 mil, reduciendo el salario de los cubanos a tan sólo 1,000 dólares.


Incumplimientos cubanos

Entre los incumplimientos citados por Borrego y Vargas figura la substracción del pago estipulado por el programa para acomodación inicial. El dinero está previsto para compra de utensilios básicos como ollas, electrodomésticos, camas y cubrir costos de mudanza. Un valor que, dependiendo de la región, varía de $5,000 a $15,000 dólares.


A pesar de encontrarse en una región intrincada, donde se accede por vía pluvial, los doctores cubanos sólo recibieron $1,000 dólares para los fines de instalación.

La prohibición de circular libremente e informar al funcionario cubano en el sector donde se ubican, es otra de las formalidades impuestas, ajena a todas las reglas que norman el comportamiento de otros colaboradores internacionales o domésticos en Brasil.


El contingente de médicos cubanos en Brasil está integrado por 11,157 profesionales. De la misión que comenzó a llegar el pasado año a Brasil, más de 30 profesionales han causado baja del programa por problemas personales o enfermedad, cuatro han fallecido y 14 han desertado con el propósito de escapar a Estados Unidos o permanecer en el país sudamericano.
Contrato de la doctora Okanis Borrego con la Comercializadora de 
Servicios Médicos para la misión en Brasil:
https://docs.google.com/viewer?url=http://cafefuerte.com/wp-content/uploads/2014/06/ContratoMedico-BRASIL.pdf&hl&chrome=true

*Periodista cubano y editor ejecutivo de Terra para América Latina y 


Estados Unidos. Reside en São Paulo. Colaborador de CaféFuerte.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Santiago de Cuba alquilará locales a cuentapropistas en su zona turística
La medida parece dirigida a conjurar la corrupción que alentó el monopolio estatal de los comercios ubicados en el casco histórico restaurado de la Habana.
Rolando Cartaya
Marti Noticias, junio 10, 2014
La publicación dedicada a temas económicos cubanos Cuba Standard contrasta la iniciativa de la Oficina del Conservador de Santiago de Cuba de rentar locales ociosos o en mal estado a cuentapropistas en la emblemática calle Enramadas con el virtual monopolio que ha mantenido sobre el sector comercial en el casco histórico de La Habana la empresa estatal Habaguanex.
Según el diario provincial Sierra Maestra, el arrendamiento, que formaría parte del reordenamiento urbano de la ciudad, se oferta “a todo aquel ciudadano que desee desarrollar cualquier actividad en el sector privado”.
La información revela que en Santiago existen más de 9 mil inmuebles disponibles, sólo en la zona del casco histórico, aparente fruto de la política del gobierno de clausurar y sellar los locales en desuso o en mal estado, a pesar de las críticas necesidades de vivienda.

La mayoría de estos inmuebles se encuentran en la zona baja de la calle Enramadas y a lo largo de la avenida Jesús Menéndez, más conocida como La Alameda, situada en el extremo sur de la urbe, frente a la bahía.


Enramadas (nombre oficial: José Antonio Saco), la calle más comercial y concurrida de la ciudad, es considerada la columna vertebral del Centro Histórico de Santiago, y la principal vía de conexión de la zona alta con el litoral. Esa arteria es objeto de una reanimación con vista a los 500 años de la fundación de la villa por el conquistador español Diego Velázquez, que se cumplen en 2015.
La directora de la Oficina del Conservador explicó que las instalaciones se ofertarán “en consonancia con el presupuesto de que disponga el cliente y teniendo en cuenta el tipo de servicio que se va a prestar”.

El aspirante tendría que argumentar los méritos de su proyecto ante el gobierno provincial, el cual tendría que evaluarlo y aprobarlo. Las galerías tendrían prioridad.

Luego el alquiler mensual se arreglaría entre la rama empresarial de la Oficina y el arrendatario. Se prevé que éste pueda recuperar su inversión en la renovación del local en un plazo de uno a dos años.
El parche antes que la herida

Con la decisión de dejar el comercio de la zona remozada de Santiago en manos de microempresarios privados, la Oficina del Conservador, y el gobierno central, que necesita fomentar el turismo en la segunda ciudad de Cuba, y prepararla para una eventual luz verde a los cruceros por el Caribe, parecen estar curándose en salud después de la amarga experiencia en La Habana Vieja para turistas de Eusebio Leal.


En la capital la empresa Habaguanex había sido, según el periodista independiente Osmar Lafitta, “una de las principales fortalezas del imperio de Leal Spengler, Historiador de la Ciudad y principal administrador de las 300 instalaciones que controla dicha entidad en el casco histórico de La Habana”.
A fines del 2012 el imperio de Leal se vio sacudido por un escándalo de corrupción que involucró a decenas de gerentes, funcionarios y empleados sin escrúpulos (todos en las nóminas del Estado) que actuaban como mafiosos, se daban la gran vida, y se apropiaron millones de dólares.
Otro comunicador independiente, Augusto César San Martín, precisó que todo reventó por el restaurante La Factoría de la Plaza Vieja, también conocido como La Casa de la Cerveza.

“El arresto del gerente general ocurrió en plena calle. El dirigente fue acusado de enriquecimiento ilícito y según se conoció después de la detención, un sembrado de marihuana fue descubierto en una finca de su propiedad”.


“Otras revelaciones devenidas de la investigación policial afirman que la droga se comercializaba en La Factoría También se le ocuparon almacenes de comestibles para la venta en el bar-restaurante”.
El periodista señaló que “el lucro obtenido en las empresas asociadas a la Oficina del Historiador creó una burguesía de clase alta con influencias en todas las esferas de la sociedad cubana”.
“Con las ganancias millonarias, los directivos de la red hotelera, de restaurantes, tiendas de lujo y mercados especializados controlan el tráfico de influencias de mayor envergadura del país”, agregaba San Martín
Apuntaba asimismo como “los establecimientos comerciales de la compañía mantienen un sistemático control del mercado negro, que es quien surte parte de las mercancías comercializadas por Habaguanex. Los comercios funcionan en forma de cooperativas donde los empleados invierten dinero, sacan sus ganancias y después entregan un aporte al Estado, convenido entre ellos”.
Un comentarista anónimo que dice haber sido vecino de un directivo de la compañía aseguraba al pie del trabajo de San Martín que las cosas en Habaguanex se salieron de control muchos años antes de que explotaran: “Fui testigo de personas que trabajaron en dicha compañía que de un día para otro empezaron a cambiar su estatus social, cambiaron apartamentos por casas, compraron carros, hacían viajes de vacaciones varios meses del año a los hoteles de los cayos y Varadero, en fin todo un derroche de dinero y recursos que robaban de dicha Compañía Habaguanex”.

“En definitiva nadie los controlaba y, mi criterio bien personal, el máximo responsable de todo fue Eusebio Leal, pues no controló debidamente a su equipo de trabajo, a pesar de varias denuncias nunca pasó nada, solo hasta ahora (pasaron 7 u 8 años del desfalco) es que se hace una investigación ¿y todo el dinero y recursos desviados quien los repone?”

Sin embargo, la cabeza de Leal, que como todo el que tiene padrino en Cuba se bautiza, no rodó con el escándalo. El Historiador se disculpó asegurando que se había “aburrido de advertir que esos negocios no eran particulares”. Quien sí pasó directamente al “plan payama” fue la autocrática presidenta de la empresa, Meisi Weiss.
Leal se lavó las manos reconociendo el descontrol existente en Habaguanex y Puerto Carenas, las dos compañías investigadas. “Funcionarios del ramo aseguran que el comprometimiento generado por la corrupción no deja espacio para el control de los ingresos, algo que Leal Spengler admitió ante sus empleados”, concluía diciendo el 
periodista San Martín.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Cienfuegueros convierten sus viviendas en corrales
Fuera del centro histórico y de los hoteles que disfrutan los turistas, 
Cienfuegos adolece de los mismos males que las principales ciudades del 
país: viviendas deterioradas, falta de higiene pública, hacinamiento y 
marginalidad.
Marti Noticias, junio 10, 2014
La Perla del Sur, como se conoce a la ciudad de Cienfuegos por su tradicional belleza arquitectónica, la limpieza de sus amplias avenidas y la brisa que la envuelve desde sus costa caribeñas, parece hoy una alegoría poco ajustada a la realidad.
Fuera del centro histórico y de los hoteles que disfrutan los turistas, Cienfuegos adolece de los mismos males que las principales ciudades del país: Viviendas deterioradas, falta de higiene pública, hacinamiento y marginalidad.
“Indisciplinas sociales y urbanísticas” son los términos acuñados por la jerga oficial para calificar el desorden. La prensa local intenta combatir el desaliento popular con reportajes aduciendo que los problemas, aunque siguen muchos, son un poco menos.
“El índice de infracciones permanece alto, sobre todo en las áreas de edificios multifamiliares, donde se han hecho corrales para cerdos, pequeñas cuadras para cría de caballos, y cuantas cosas enrarecen el ambiente desde el punto de vista higiénico y estético”, reconoció Norge Cabrera Cabrera, director provincial de Planificación Física, organismo encargado de velar por el cumplimiento de las regulaciones urbanísticas establecidas.
Un artículo publicado por el diario provincial Cinco de Septiembre, abordó el tema con inusual claridad para la prensa oficial, y destacó las causas más profundas que provocan tales indisciplinas “al saber de las carencias de no pocos ciudadanos, quienes colocan sobre la balanza el mal olor, la proliferación de roedores… y los bienes adquiridos mediante la cría de puercos”.
“Yo logré alimentar y vestir a mis niñas con ese negocio, y hasta pude comprarme un colchón y un televisor que no tenía”, comentó un vecino del consejo popular La Juanita citado en el reportaje titulado “Disminuyen violaciones urbanísticas en Cienfuegos”, firmado por Roberto Alfonso Lara.

Mientras los funcionarios de Planificación Física, insisten en aplicar las normas urbanísticas y amenazan hasta con demoler las edificaciones que no eliminen las indisciplinas, los vecinos plantean sus necesidades con otra visión.


“Acá vivimos siete personas, si no hubiera hecho ese cuartico, estuviera durmiendo en la cocina o en el baño, porque mis hijos tienen esposas y carecen de una casa, y tampoco pueden comprarla. ¿A dónde van a ir?”, argumentó una vecina del reparto Pastorita, según el reportaje.
La periodista Yudith Madrazo Sosa, columnista del mismo diario, tiene una visión más complaciente o cándida sobre las causas que contribuyen al auge de las indisciplinas sociales.

“No pocos, las atribuyen a la vorágine del desarrollo”, asegura Madrazo en un comentario titulado; Encarar la indisciplina social: más que un propósito. “Otros, las ven como consecuencia inevitable de los aprietos económicos del país. Por ejemplo, las dificultades con el transporte permiten aceptar como natural la aglomeración, la falta de cortesía y hasta el maltrato a la hora de abordar una guagua; los apremios del bolsillo llevan a algunos a apropiarse de bienes de uso común en provecho propio; las fisuras de ciertos servicios incentivan la acumulación de escombros, o el desperdicio de agua, o la cría de animales en edificios multifamiliares”, agregó.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Raúl Castro y EEUU
SEBASTIAN ARCOS CAZABON

El Nuevo Herald, Publicado el martes, 06.10.14


En un artículo anterior argumentaba que Raúl Castro intenta instaurar una “democracia controlada” usando de modelo una amalgama entre la Rusia de Putin y el tradicional caudillismo populista y antimperialista latinoamericano. ¿Cómo manejaría ese nuevo régimen las relaciones con EEUU?
Durante los últimos 50 años, la relación entre ambas naciones estuvo dominada por Fidel Castro, quien desde antes de 1959 ya había definido al conflicto con EEUU como el sine qua non de la Revolución Cubana y como la principal fuente de legitimidad interna de su régimen. Su colosal egolatría necesitaba un enemigo mucho mayor que Batista, uno que además le permitiera manipular a su favor el hipertrofiado nacionalismo cubano. Solo por eso, ignorando toda prudencia y racionalidad económica, provocó la ruptura con EEUU.
En la cuenta de Fidel, el ejercicio del poder absoluto siempre tuvo prioridad sobre cualquier otro razonamiento, incluyendo el bienestar económico del país; lo político siempre se impuso a lo práctico, a lo racional, y a lo humano.
Las prioridades de Raúl Castro son distintas. Desde su confirmación como presidente, Raúl se ha estado construyendo sus propias fuentes de legitimidad, independientes de las que comparte con Fidel: la sangre, la Sierra, y la ideología. Para Raúl, que carece del carisma y la habilidad política de Fidel, el progreso económico es una de las fuentes esenciales de su legitimidad como máximo líder; mientras mejor coman los cubanos, más legítimo será su gobierno y el de sus herederos.
Pero sucede que las limitadas reformas que Raúl está dispuesto a implementar para mejorar la economía no contemplan el desarrollo vigoroso del mercado interno—al que temen—sino que buscan una inyección sustancial de capital y tecnología extranjeros. A estas alturas, todo el mundo sabe que la fuente natural del capital necesario está a 90 millas del Puerto del Mariel, y no me refiero al capital cubano exiliado, que aunque considerable, no sería suficiente. Para que prosperen sus reformas económicas Raúl necesita que EEUU levante el embargo. Al contrario de Fidel, en la cuenta de Raúl el mejoramiento de la economía es más importante para su legitimidad como máximo líder que la hostilidad permanente con EEUU.
Después que entierren a Fidel, Raúl se dedicará a remendar las relaciones con EEUU. Eso no quiere decir que las va a normalizar completamente. No. Un enemigo poderoso siempre será útil para atizar el nacionalismo y manipular la opinión pública nacional e internacional. El 
gastado “síndrome de plaza sitiada” del que tanto abusan los apologistas del régimen cubano seguirá siendo una excusa utilísima para justificar las escaseces materiales y espirituales, aun cuando La Habana reciba un nuevo embajador norteamericano. Parece contradictorio, pero no lo es.
No es inusitado que un régimen autoritario sostenga relaciones diplomáticas y comerciales con EEUU sin desmantelar el aparato represivo ni abandonar la retórica antimperialista. Algunos como Vietnam se han hecho aliados de EEUU, mientras otros como China siguen como enemigos estratégicos. Otros ejemplos más cercanos son Venezuela, Bolivia y Ecuador, que mantienen vínculos comerciales beneficiosos con EEUU mientras siguen acusando al “imperio” de todo tipo de conspiraciones contra la soberanía nacional.
Raúl puede aflojar inmediatamente la tirantez con EEUU liberando a Alan Gross y cooperando de lleno en temas de inmigración, terrorismo y narcotráfico, mientras continúa incrementando el comercio entre ambos países. Eso sería suficiente para sacar a Cuba de la lista de países que apoyan el terrorismo, lo que a su vez abriría la puerta al ansiado turismo norteamericano. Aunque de por sí este cambio representaría una mejoría considerable con respecto a la situación actual, el régimen cubano podría hacer más. Si el general-presidente se retira en el 2018 como prometió, sus herederos podrían implementar una campaña de reformas cosméticas que, sin ceder parcelas importantes de poder, catalicen la impopularidad del embargo y la frustración general por la falta de progreso en la isla, para convencer a Washington de que es hora de eliminar las sanciones económicas de manera incondicional.
Paradójicamente, al desmantelarse antes de tiempo las sanciones económicas, se perdería el único incentivo capaz de conducir a las reformas políticas y económicas que necesita Cuba para una transición legítima hacia la democracia y el libre mercado. Sería lamentable, tras décadas de sufrir oprobio a causa de su política con Cuba, que EEUU abandonara el embargo precisamente cuando éste podría ser el factor determinante entre una transición falsa y una legítima para la isla.
Director Asociado Instituto de Investigaciones Cubanas Universidad Internacional de la 
Florida arcoss@fiu.edu

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Singapur demanda a una empresa por la operación ilegal entre Cuba y Corea del Norte
DDC | Madrid | 10 Jun 2014 – 7:57 pm.
Chinpo Shipping Company Ltd fue acusada de participar en la violación de las sanciones de Naciones Unidas contra Pyongyang.
El gobierno de Singapur demandaó a una firma señalada de ayudar a contrabandear misiles y aviones de combate desde Cuba a Corea del Norte, reportó la BBC.

La empresa Chinpo Shipping Company Ltd fue acusada de transferir armamento en violación de las sanciones de Naciones Unidas contra Corea del Norte.


Los ministerios de Asuntos Exteriores y del Interior de Singapur dijeron en un comunicado que ese país recibió información de que una empresa registrada allí había estado implicada en el envío de armas, reportaron medios asiáticos.
“Como miembro responsable de la comunidad internacional, Singapur ha dado pleno efecto en su legislación interna a las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, indicó el comunicado del Gobierno.
El Chong Chon Gang transportaba 25 contenedores de material bélico de la era soviética y seis vehículos de uso militar, escondidos debajo de sacos de azúcar cubana.
La Habana señaló en su momento que se trataba de armamento obsoleto enviado a Corea del Norte “para ser reparado y devuelto a nuestro país”.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Diálogo con un ‘empresario’ cubano
MIRIAM CELAYA, La Habana | 14ymedio, Junio 10, 2014

Desde el inicio de las reformas raulistas, pocos “negocios” se han mantenido funcionando con tanta regularidad como el de los vendedores ambulantes de productos del agro, popularmente conocidos como “carretilleros”.


No es que la tengan fácil. A lo largo del último mes, por ejemplo, los carretilleros de Centro Habana, en particular los del Consejo Popular Pueblo Nuevo –que abarca la zona que se extiende entre las calles Zanja, Infanta, Belascoaín y Manglar– han sufrido el acoso permanente de los inspectores y varios operativos, en los que usualmente intervienen, junto al enjambre de inspectores, la policía uniformada y también enmascarada de civil, todos con sus armas al cinto, creando en el barrio un ambiente tenso de ciudad sitiada.
Comúnmente, en estos episodios se produce el decomiso de alguna carretilla y de la mercancía, además de la fuerte multa que se impone al presunto trasgresor. Los motivos varían desde la violación real o supuesta de las reglamentaciones para ese tipo de comercio hasta otras “figuras” como desacato a la autoridad, cuando el infractor (o sospechoso de ello) se resiste al decomiso o discute con las autoridades. En todos los casos el drama se produce en medio de la vía pública, produciendo aglomeraciones y alteraciones del orden.
Entre la impunidad de unos y la indefensión de otros

Yosiel es un veinteañero que optó por la modalidad de “carretillero” desde el año 2011, cuando se comenzaron a entregar las licencias para ello. Años atrás se graduó como técnico medio, pero nunca trabajó para el Estado. Es despierto e inteligente y tiene eso que llaman “don de gente”, así que pronto se hizo de una clientela bastante numerosa. Los proveedores particulares (intermediarios) le traían todos los productos desde el campo hasta la puerta de su casa, cuando aún no existía mercado mayorista. “Al principio ellos me fiaban, pero ya puedo pagarles al cash”, me dice. Aunque, aclara, ahora es ilegal comprarles a estos particulares: hay que acudir al mercado mayorista, en las afueras de la ciudad y guardar cola en las madrugadas hasta que llegan los camiones con la mercancía que los carretilleros deberán transportar por sus propios medios. “Lo que se supone ahorraríamos con la apertura de un mercado mayorista, lo gastamos en el transporte. Sin contar con el tiempo que se pierde en la gestión. No hay manera de ganar con esta gente”.



Las trabas oficiales rayan en el delirio. Un par de años atrás las autoridades trataron de estandarizar las carretillas e impusieron que se las compraran al Estado. El pretexto oficial se basó en cuestiones de estética, puesto que los comerciantes echaban mano a cualquier artefacto rodante, muchas veces un tosco amasijo de cabillas oxidadas con un precario entarimado de tablas sucias, que –en efecto– afeaban la ciudad.
Sin embargo, las “carretillas de Raúl”, como las bautizó el gracejo popular, además de ser excesivamente caras (800 pesos CUP), solo medían 1 metro cuadrado –un espacio muy limitado y poco práctico para la exposición y venta de los productos–, eran de mala calidad, por lo que se rompían fácilmente por el peso que debían soportar y se desarmaban al tropezar con los habituales baches de las calles. El experimento fracasó, y cada carretillero continuó agenciándose su propio armatoste.
El reglamento oficial establece un cúmulo tal de normas absurdas, que resulta imposible librarse de multas. Por ejemplo, los carretilleros son considerados “vendedores ambulantes”, por lo que no pueden permanecer estáticos, so pretexto de que no pagan impuestos por el uso de la vía pública. Tampoco pueden estacionarse a menos de 50 metros de instituciones estatales, lo cual es irracional, al menos en una zona como centro Habana, donde casi en cada cuadra existe alguna de ellas. “Prueba a empujar por todo el barrio una carretilla cargada de 
viandas… aunque tenga las mejores ruedas”, me desafía Yosiel.
El subterfugio ideado por los carretilleros para burlar esta regla es suspender la venta y cubrir con una lona la carretilla en cuanto tienen conocimiento de que los inspectores andan cerca. “Nadie me puede decir que estoy violando lo establecido si no me cogen vendiendo. Pero no siempre libras tan fácil así. Hay inspectores que saben que tú radicas en ese punto, y de todas maneras te extorsionan, así que uno opta por darles dinero. Siempre es mejor soltarles 500 pesos a ellos que pagar una multa de 1500. Ya uno los conoce y sabe a cuál puede sobornar y a cuál no. Aunque la mayoría cae mansito cuando ve el billete. Al final, ellos saben que uno viola el reglamento, pero también que les llevamos a ellos la puya de corruptos”, cuenta Yosiel. En teoría existen regulaciones que establecen el monto de las multas, pero éstas se aplican arbitrariamente.
El impuesto a pagar cuando Yosiel obtuvo su licencia era de 70 pesos mensuales, más el 10% sobre las ventas. No existe mecanismo alguno que permita establecer el monto de éstas, de modo que la cifra a pagar queda sujeta a la inicua consideración de las autoridades de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), y éstas –por supuesto– prefieren pecar por exceso a la hora de hacer su “estimado”. A partir de 2013 –sin explicación alguna– se elevó el impuesto a 200 pesos mensuales (un 185% de incremento sobre el tributo original) y también se han establecido nuevas regulaciones que aumentan la presión sobre los comerciantes. La indefensión del sector es tan abrumadora como la impunidad de las autoridades.
Para provocar a Yosiel le señalo que los precios de los productos de las carretillas están muy elevados. “Es verdad, pero también compramos caro, y las cooperativas que han abierto tienen aproximadamente los mismos precios que nosotros. Hay más gente vendiendo, pero la producción en el campo no ha aumentado, así que los precios van a seguir altos. El que se beneficia es el Estado, porque hay más cuentapropistas pagando impuestos. La gente a veces protesta, pero no sacan la cuenta de que nosotros somos los que invertimos, los que corremos los riesgos de perderlo todo si nos decomisan, los que pagamos sobornos y también impuestos. A ver, ¿por qué la gente no se queja por los precios que hay en la shopping?”.
Le pregunto por los decomisos, y contesta que ocurren cuando hay “operativos”, como el que hubo hace pocos días y que él pudo fotografiar con disimulo, utilizando su móvil y procurando no ser detectado por las autoridades. Fue en la calle Árbol Seco, entre Carlos III y Estrella, justo al costado del mercado en CUC. “La policía montó la carretilla y la mercancía en la cama de un camión y arrancaron con todo hasta la estación de policía de Zanja. Casi todos los policías estaban de civil, aunque no escondían las pistolas, que las llevaban al cinto, aquí atrás”, se señala la espalda, sobre los riñones. “Les gusta intimidar y cometen muchos abusos, pero sin pistolas no son nada. Son unos pencos”.
El decomiso fue por comerciar junto a un mercado estatal. Se supone que lo decomisado en operativos, carretillas y productos, no se devuelve, pero Yosiel dice que para eso están los mecanismos de la corruptela policial: si “untas” al eslabón correcto, tendrás de vuelta tu carretilla. La mercancía no, esa es “perecedera”, y hace un gesto con la mano hacia la boca abierta, dejando claro lo ocurrido con los productos decomisados. “¡Tú sabes el hambre que pasa la policía en La Habana!”.
Sin embargo, entre los cuentapropistas que han devuelto sus licencias no se encuentran los carretilleros. Los que no la tienen ya es porque se las han retirado “por violaciones reiteradas del reglamento”. En la relativa estabilidad del sector incide la naturaleza misma de la actividad: la inversión inicial es menor, y tampoco es lo mismo vender productos del agro que artículos de otro uso, como ropas o zapatos, por ejemplo. “Ningún inspector puede probar que el racimo de plátanos que vendes es mercancía ilegal. Y no vendemos cosas de importación, ni artesanales ni de la shopping. Para lo mío no hay que viajar fuera de Cuba, pagar mulas ni pasar por la Aduana. Además, la gente necesita comer diariamente. Compras más comida que ropa o cualquier otra cosa, así que al final todo el mundo ‘viene a morir’ a la carretilla, y yo siempre vendo”.
Yosiel hace una valoración de los tres años que lleva como “empresario” y habla con total sinceridad sobre sus aspiraciones. “La verdad es que no he podido levantar cabeza como esperaba. No se puede prosperar con tantas trabas, y cada vez la ponen más difícil. Yo estoy pensando en otras opciones adicionales, porque en todo este tiempo me he matado luchando para salir adelante y, aunque tengo ganancias, no he logrado ahorrar lo suficiente para cumplir mi meta. Cualquier día puede aparecer un inspector ‘hp’ o un operativo de esos y me parte las patas. ¿Cuál es esa meta?, la misma de casi todos los jóvenes que conozco: emigrar. Y lo voy a hacer, de seguro, a como dé lugar. Cada día me convenzo más de que este país me queda corto. A mí me gusta trabajar y ganar dinero, allá sé que saldré adelante. Yo apuesto por mí”.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Vender basura en La Habana
En los portales vendedores indigentes revelan la desigual lucha por sobrevivir en la asfixiante economía cubana
Cubanet, martes, junio 10, 2014 | Augusto Cesar San Martin
LA HABANA, Cuba -La mayoría lo ha perdido todo, techo, salud, autoestima. La otra parte considera que vender artículos desechados en el basurero es más lucrativo que las ofertas laborales del gobierno. Todos desafían las prohibiciones porque la esperanza de mejores tiempos se aleja de sus vidas mientras más se adentran en la realidad del presente. ¨Los locos¨, apelativo utilizado por las autoridades para no llamarles indigentes, tienen entre sus principales puntos de concentración, los portales de la avenida Carlos III, en el municipios Centro Habana.
Como si pertenecieran al mundo mágico de Aladino, esparcen sobre una tela la mercancía que desaparecen, en segundos, cuando se acercan los inspectores o policías. Artículos recuperados del basurero, estropeados por el uso y el tiempo, son vendidos a precios accesibles, como el del ron a granel que venden en la red estatal de comercio. Una ganga con la que algunos de estos desesperanzados hipnotizan el cuerpo para dormir a la intemperie.
De 62 años de edad, uno de los indigentes vendedores de la avenida Carlos III ofreció su testimonio de forma anónima. ¨Para evitar problemas¨, dice. ¨Vendo cosas en buenas condiciones¨. Mientras conversábamos intentaba desprender con una tijera quirúrgica la bisagra clavada en un madero. ¨Con suerte alguien me da 2 pesos por ella…Yo vengo a luchar… Esta es la ley de la supervivencia¨, agrega. Confiesa que hay días que no vende nada. La venta de una buena jornada puede llegar a unos 150 pesos (7 cuc). ¨Para ellos (las autoridades) esto es venta ilícita…Yo viví en el capitalismo y los policías del batistato no se metían en esto¨, añade.
Otro indigente de 47 años que afirma vivir en la calle, se queja de las prohibiciones. ¨Son cosas que la gente bota… ¿Me van a cobrar por venderlo?… Vendiéndolo todo no alcanza para pagar las multas que me ponen¨, declaró bajo la condición de anonimato.
Los Supervisores Integrales aplican el decreto 315. 5 A que sanciona las ventas no autorizadas en la legislación. Las multas oscilan entre los 700 (29 cuc) y 1 500 pesos (67 cuc) para quienes no poseen licencias de ventas. La situación más difícil que enfrentan después de la multa es el arresto policial y la confiscación de los artículos. Uno de los indigentes vendedores que se identificó como Rogelio, de 45 años señaló: ¨Si me llevan para Zanja (estación de policía de Centro Habana) me tienen que dar comida y un lugar para dormir¨.
Con frecuencia la policía utiliza un ómnibus que llena de indigentes mediante arrestos masivos. Son trasladados para un lugar conocido como la Colonia, colindante al Hospital Psiquiátrico de La Habana.Allí les facilitan el baño, alimentos y atención médica. Quienes pasaron por ese lugar aseguran que al día siguiente se escapan.
Represión sin resultados.

En las últimas semanas las autoridades provinciales incrementaron los operativos contra los vendedores del mercado negro y los indigentes. Si poco lograron con los primeros, nada consiguieron de los segundos.


Horas después de aplicadas las multas, arrestos y confiscaciones, regresan a vender con la perseverancia del necesitado. Hasta el momento el único logro de la represión es el traslado de las ventas para el final de la tarde y los domingos. Tiempos considerados de limitada 
actividad de los supervisores integrales.
Un grupo de supervisores consultados coinciden en las dificultades que enfrentan para su trabajo. ¨No es fácil eliminarlos. Tenemos que hacer guardia constantemente por culpa de ellos¨, manifestó una de las funcionarias estatales que no se identificó. Otra del trio vigilante en la avenida Carlos III, señaló. ¨Muchos no son ¨locos¨. A muchos de ellos la gente le da las cosas para vender¨.
Los supervisores opinan que las multas no garantizan los resultados que se esperaban. Recientemente el gobierno modificó del decreto 274 que elevó la cuantía de las multas en el decreto 315, convirtiendo la infracción en grave. La represión agotó su poder con los marginados; un grupo cuya ruptura de los lazos sociales los sumerge sin protección en la indigencia.
El gobierno cubano no reconoce la existencia de la pobreza como fenómeno social que eleva el número de indigentes, mendigos y personas sin hogar. Mientras se utilice la represión para ocultar esta realidad, no se podrán visualizar políticas sociales que propongan soluciones.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Señor Donohue, usted está equivocado
Por las leyes vigentes, no existe ninguna posibilidad de que la empresa privada en Cuba pueda ser un competidor del Estado. Todo está diseñado para que este sector se mantenga en los niveles de una economía de subsistencia
martes, junio 10, 2014 | Osmar Laffita Rojas
LA HABANA, Cuba -Todavía persiste el acalorado debate provocado por la carta de un grupo de personalidades al presidente Obama y la visita a La Habana de Tom Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos.
Muchos han expresado que una mejoría de las relaciones comerciales entre Washington y La Habana solo beneficiaría a la elite gobernante y no al pueblo cubano.
Según líderes de la oposición, en Cuba y el exilio, la carta abierta a Obama, coordinada por Cuban Study Group y el Consejo de las Américas, no alude a los derechos humanos y las libertades fundamentales, que el gobierno cubano viola de forma flagrante y contumaz, no exige mayores aperturas al régimen y da una versión falseada de la rudimentaria sociedad civil en Cuba.
La crisis cubana no es consecuencia del embargo ni de la ausencia de relaciones con Estados Unidos, sino que se debe a las políticas erradas del gobierno cubano.
El gobierno de Raúl Castro no ha realizado cambios que justifiquen un mejoramiento de las relaciones con Estados Unidos. Ante los pasos dados por el gobierno norteamericano, La Habana no ha dado ninguno dirigido a cambiar el status quo existente.
También son muchos los que consideran que la visita del Sr. Donohue a La Habana –la segunda que hace, la primera fue en 1999, cuando se reunió con Fidel Castro- no beneficiará al pueblo cubano.
Para juzgar la visita de Donohue, es necesario analizar cuál es la política que en torno a la economía, la actividad privada y la inversión extranjera aplica hoy el gobierno cubano.
El tercero de los 301 lineamientos económicos aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista, al puntualizar que “en la forma de gestión privada no se permitirá la concentración de la propiedad en personas jurídica ni naturales”, deja claro que no se reconocen la pequeña y la mediana empresa.
El vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo Jorge, en la reunión del Banco Internacional de Inversiones, celebrada el 8 de mayo en La Habana, advirtió que “las transformaciones en la economía se producirán sin cambio de propiedad de los medios de producción”. Es decir, que no se apuesta a cambios estructurales.
Tales planteamientos de Murillo se contraponen a lo expresado por Donohue en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, cuando señaló que su misión es “apoyar a las empresas privadas y persuadir a los gobiernos de que sin control por parte del estado, sus economía serán exitosas y productivas”.
Todo indica que los empresarios norteamericanos que visitaron La Habana, no disponen de suficiente información sobre la política económica que aplica el gobierno cubano. Afirmar que las autoridades cubanas realizan “cambios importantes en la economía dirigidos a estimular al empresariado” y que “abren oportunidades para el comercio y la inversión”, indica una total desubicación respecto a la realidad económica de Cuba.

El zar de la economía cubana, Marino Murillo, dejó claro que en el actual modelo económico, por sobre la actividad privada, prevalecerán las cooperativas tanto agropecuarias como no agropecuarias, que serán las que dispondrán del mercado mayorista que no se le brindará a los empresarios privados y que la carga tributaria que estos últimos abonarán será un 50% mayor que la de las cooperativas.


Es decir, que el gobierno cubano dirigirá su política económica a la creación de cooperativas y ralentizará, mediante los alto impuestos y otras restricciones, al sector privado, para frenar la expansión y consolidación de una clase media adinera e influyente. Es por ello que priorizarán a las personas organizadas en cooperativas y no a las que despliegan actividades privadas.
Donohue y la delegación que lo acompañó dieron muestras de su desconocimiento de las trabas legales que impone el gobierno cubano al emergente sector privado. No se corresponde con los hechos la declarada intención de Donohue de “vincularse a los cubanos para explicarles la manera en que la empresa privada podría mejorar de manera drástica la 
vida de los ciudadanos”.
Como la Ley118 de Inversión Extranjera no reconoce como personas jurídicas a los dueños de los 2000 pequeños restaurantes, a pesar de que cumplen con los requerimientos para ser catalogados como pequeñas empresa privadas; legalmente no pueden realizar transacciones de exportación e importación con partners nacionales o extranjeros.
Por las trabas legales vigentes, no existe ninguna posibilidad de que la actividad privada en Cuba pueda ser un competidor leal de las empresas del Estado. Todo está diseñado para que este sector no alcance el desarrollo que se espera, y solo se mantenga en los niveles propios de una economía de subsistencia.
Sr. Donohue, usted está equivocado.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------


La CTC reconoce que la carencia de medios de protección causa muertes por accidentes laborales
DDC | La Habana | 10 Jun 2014 – 12:36 pm.
No obstante, las atribuye principalmente a la ‘conducta inadecuada’ de los trabajadores. En 2013 se registraron 86 fallecidos, según cifras oficiales.
Los obreros cubanos trabajan en muchos casos con elementos de protección de mala calidad, en sitios poco ventilados, con incorrecta iluminación e instalaciones eléctricas peligrosas. No obstante, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, que responde a los intereses del Gobierno) atribuye el 47% de los accidentes laborales a la “conducta inadecuada” de los trabajadores.
Un total de 86 personas murieron en 84 accidentes laborales ocurridos en 2013. El 65% eran operarios de equipos y choferes. Durante el primer trimestre del actual año fallecieron 13 trabajadores. La cifra promedio anual de la Isla es de 90 muertes, indican datos oficiales.
Según la CTC, único sindicato legal en la Isla, a esta situación contribuyen también “la insuficiente capacitación, improcedentes métodos y procedimientos de labor, así como poca exigencia de directivos” y “factores de índole técnica y organizativa”.
“La accidentalidad hoy está más asociada con incorrectas acciones de las personas y a problemas organizativos y técnicos, que a la falta de los medios de protección individual, como ocurría anteriormente, aunque aún no esté totalmente resuelta la existencia de estos y su uso”, dijo Gisela Duarte Vázquez, a cargo de asuntos laborales y sociales de la CTC, citada por el periódico oficial Trabajadores.
Sin embargo, obreros y empleados de entidades estatales se quejaron del mal estado de sus medios de trabajo.
“Nos exigen su uso, pero hace rato que no reparten botas”, dijo Hermes Calunga, tornero de la Fábrica de Maquinaria y Mantenimiento para la Industria del Tabaco (Famrit).
Roberto Reyes, operador de máquinas herramientas en la misma fábrica, se quejó de la mala calidad de los espejuelos de seguridad. “Enseguida se rompen y hay que dejarlos a un lado. Y lo de las botas es tremendo. Hace un año que nos dieron estas. ¡Mire usted como ya están!”, añadió mostrando sus zapatos rotos.
El periódico mencionó además el caso de una tienda de venta de materiales de construcción en La Habana, “con muy mala situación dada la total ausencia de nasobucos, fajas, botas, overoles y otros medios entre sus operarios”.
La funcionaria del la CTC reconoció que existen “problemas de calidad y durabilidad” en los medios de trabajo, pero resaltó un incremento en el dinero destinado a la compra de medios de protección, que pasó de 42 millones de dólares en 2012 a 51,7 en 2013. “Ese comportamiento es satisfactorio —dijo— y constituyó el nivel más alto de la última etapa”.
Otras causas de accidentes son incorrectas instalaciones eléctricas, poca iluminación y ventilación en puestos de trabajo, mal almacenamiento de productos, y otras, que no requieren básicamente de inversiones para ser solucionadas, señaló Trabajadores.
Citó como ejemplo “positivo” el caso de la refinería de petróleo de Cienfuegos, donde de aplican “las prácticas de Petróleos de Venezuela S.A. con estándares rigurosos” en protección del trabajo.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Qué justifica el levantamiento del embargo?
LUISA RODRÍGUEZ GRILLO | Madrid |

Diario de Cuba, 10 Jun 2014 – 9:16 am.


Lo primero que me viene a la mente es que el embargo, como ya he analizado en otras ocasiones en este diario, fue la respuesta legítima del gobierno de EEUU ante las confiscaciones de los bienes de las empresas de ese país radicadas en Cuba mediante la Ley 890 de1960. Esta afirmación se basa en que las llamadas “nacionalizaciones” del gobierno revolucionario no cumplieron las normas básicas de esta institución jurídica, a saber:
· No pueden tener carácter discriminatorio para los extranjeros, es decir, no puede colocar a éstos en una situación desventajosa solo por el hecho de ser nacionales de otro país. Estas llamadas “nacionalizaciones” colocaron a los afectados en una situación de indefensión al imposibilitar la posibilidad de reclamar ante los Tribunales de Justicia.
· El pago de una indemnización a los expropiados. La responsabilidad internacional derivada del incumplimiento de esta obligación se inició con el acuerdo firmado entre México y EEUU el 19/11/1941 por el cual el gobierno mexicano se obligó a pagar la suma de 40 millones de dólares para saldar las reclamaciones de los daños ocasionados por las leyes de reforma agraria promulgadas entre 1927 y1940. Estos acuerdos proliferaron durante las décadas de los años 40 y 50 ante situaciones similares.
Cuba se ha mantenido al margen de la Ley y la costumbre internacional al no indemnizar a los propietarios afectados.
· Las nacionalizaciones deben tener la finalidad de transformar los bienes nacionalizados en beneficios para el país. Nada más lejos de lo que sucedió en Cuba, cuya economía no ha cesado de caer en picado durante 55 años. En fin, las llamadas “nacionalizaciones” se realizaron como represalia ante la decisión del gobierno norteamericano de reducir la cuota de azúcar que ese país compraba a Cuba, en respuesta a las confiscaciones realizadas a través de la Reforma Agraria.
Es necesario añadir a lo anterior que la Declaración de los Derechos Humanos prohíbe la confiscación y que, asimismo, la mayoría de los países han eliminado la confiscación de sus ordenamientos jurídicos; de hecho, la Constitución cubana de 1940 la prohibía.
Cuando se comete una transgresión tanto del Derecho nacional como internacional, existen penalizaciones para los infractores, una de las cuales puede ser el embargo comercial, es decir, la prohibición del comercio y transporte de determinadas mercancías.
De todos es sabido que la causa de que Cuba se encuentre en una desastrosa situación económica no es el embargo. A través de los años el país fue subvencionado por el campo socialista, principalmente por la antigua Unión Soviética. Al cambiar la situación de estas naciones apareció el venezolano Chávez como benefactor y proveedor.
La causa de todos nuestros problemas son los hermanos Castro, quienes sometieron al país a un régimen de economía centralizada cuya ineficacia es evidente para el mundo entero y un sistema político totalitario, de partido único, donde incluso las leyes dictadas por el Gobierno no son respetadas. En Cuba no hay libertad de expresión, todo el que no piense conforme a las directivas del partido es considerado disidente y es reprendido. Baste con señalar que en 1959 había en Cuba 14 cárceles mientras que actualmente suman más de 250 las prisiones y centros de reclusión o de trabajo correccional con internamiento. Las condiciones en que viven los reclusos son infrahumanas. Continúan los mítines de repudio y las agresiones a todos aquellos que tratan de decir la verdad sobre lo que sucede.
La situación cubana no ha cambiado: por mucho que se esmere el régimen por dar al mundo la idea de cambios, estos no son tales. El país vive, fundamentalmente, de las remesas que envían los emigrantes, pues la economía es totalmente ineficiente.
¿Qué ha cambiado en Cuba que justifique el levantamiento del embargo?
Nada, y no creo que esa medida redunde en beneficio del pueblo cubano a no ser que se exija, como mínimo, el respeto de los derechos humanos. Eliminar el embargo sería un insulto a todos los mártires que dieron sus vidas por la libertad, desde los más de 6.000 fusilados, los miembros de la Brigada 2506, los luchadores que por tantos años se mantuvieron en el Escambray, y más recientemente Orlando Zapata y Oswaldo Payá, entre otros.
Por otra parte, considero que los firmantes del documento que pide la flexibilización del embargo, según el cual pretenden “apoyar actividades independientes” en Cuba, desconocen la realidad histórica del régimen, o solo piensan en posesionarse en un mercado paralelo, del cual sacarán ganancias, mientras la población sigue sometida al totalitarismo, la injusticia y la falta de derechos elementales.
Piénsese simplemente en lo ocurrido con las inversiones extranjeras ¿qué beneficio han representado para la población? Apenas prostitución, humillación para los trabajadores que siguen cobrando en moneda nacional, sin valor adquisitivo alguno.
Para finalizar, veo que la historia se repite, ¿saben que los primeros en abogar por las relaciones económicas con EEUU fueron los comerciantes españoles aún antes de terminar la guerra de independencia? Ellos no pensaron en el pueblo que sufría, solo en la posibilidad de incrementar sus ganancias. Cualquier parecido no es simple coincidencia.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad