Teórico de auxilio psicológico



Descargar 97 Kb.
Fecha de conversión05.02.2018
Tamaño97 Kb.
Vistas39
Descargas0
Catálogo: articulos -> cap3
cap3 -> Revista sudestada diciembre de 2004 en caso de angustia… moffatt
cap3 -> Los cuatro pasos
cap3 -> El proceso de vida
cap3 -> Libro “terapia de crisis”
cap3 -> C. Sica 3ro. Alfredo
cap3 -> Psicologos sociales operando en catastrofes
cap3 -> Teórico de 1er
cap3 -> El esquema en cruz
cap3 -> Escuela –Taller
cap3 -> Teórico dictado en el bancadero





ABORDAJES TERAPEUTICOS .

ALFREDO MOFFATT


Freud dice que el pensamiento es ensayo de acción. Uno cuando piensa está adelantando lo que va a hacer. Si no lo adelanta no puede hacerlo. Hay una imago interna.

¿Dónde te ves trabajando?.



Fútbol como ayuda psicológica. El fútbol es empleado para la rehabilitación psicológica. Se puede enseñar como utilizar el fútbol para hacer grupos operativos, trabajar el manejo de la competencia, lo que aparece en los momentos de descanso, es toda la temática de la frustración. Te situás en un lugar desde el cual podés hablar con los chicos.

Es curioso, mi abuelo era inglés, trabajaba en los ferrocarriles, ellos trajeron el fútbol. Los criollos se reían de ellos porque jugaban con pantaloncitos cortos. Usaba el fútbol para sacar a los jóvenes ingleses del alcohol. Venían de Inglaterra, sufrían de la depresión que produce el desarraigo, muchos tomaban whisky. Usaba el fútbol como un instrumento para que descarguen lo físico. Todo deporte relaja la tensión muscular, esa tensión es una de las condiciones de la angustia. Cualquier persona angustiada está contraída. La que está con depresión está hipotónica. El trabajo de correr, calienta la musculatura y baja el nivel de angustia. Descarga bioenergéticamente la ansiedad y permite que después hablen. Cuando se reunían a tomar té charlaban de la tristeza que tenían. Los curas consiguen que los chicos entren en la Iglesia porque tienen una pelota con un piolín. Los chicos intentando seguir la pelota entran en la Iglesia, allí el cura cierra la puerta y les habla de Jesús. Se puede usar el deporte para hacer psicoterapia.

Atiende a una persona que quedó sola, contraída y no puede hablar. El fútbol tiene sus ventajas por el trabajo físico que impone, es obligatoriamente un grupo operativo, después tienen que reunirse para hablar. Es muy rico.

¿Cuál es el objeto a quién querés beneficiar?. Esto no es para ganar mucho dinero, sirve para tener un lugar de valor personal, de utilidad pública.


Adicciones afectivas. Hay un libro que se llama "Las Mujeres que Aman Demasiado", es el tema de la simbiosis, es un vínculo intenso, patológico que no permite que haya otro, queda encerrado en esa relación. Están tan cerquita que no pueden incluir a un tercero, que daría una distancia y enriquecería la posibilidad de una vinculación. En general, hay muchos celos. En el caso de una madre que no deja a su hija ir a ningún lado porque la pueden manosear, por los peligros, etc, en realidad, ella es un monstruo. De ella habría que cuidar a esa hija.
Instituciones. Lo que puedo comentar es tratar de romper los compartimentos estancos. Una Institución es una suma de personas donde cada cual quiere tener un territorio de poder. El poder es como el sexo, es una adicción fuerte que tiene que ver con someter a otros. Parece que a algunos humanos les da mucho placer. Cuanto más somete, más placer tiene. Hay un montón de humanos que necesitan la tranquilidad de ser dominados. Hay corderos y lobos. El cordero busca al lobo para estar más tranquilo, es una cosa rara. Habría que favorecer la comunicación, romper con el aislamiento.

Hay algo que se llama abordajes o la orientación del problema, el abordaje del problema o la estrategia y después hay otro nivel que es la técnica. ¿Cómo hacés? ¿Te metés como una estructura de poder también?. A lo mejor puede ser desde la Cooperadora hacer una fiesta, hacés que haya un poco de vino, empanadas, que se pongan contentos, que bailen y al aflojarse que se empiecen a conocer.

"Hoy, gran choriceada con vino, empanadas y cumbia". Los padres pobres, vienen. La gente se mueve por el placer. La culpa mueve poco y sólo sirve para seguir jodiendo, para que nos volvamos a enredar en el reproche. El placer es muy importante. Los humanos tienen diferentes placeres, en un lugar sirve algo y en otro no. Tenés que hacer un marketing, un estudio de mercado. Nosotros lo hicimos en el fondo del Hospicio. Averiguamos qué era lo que les gustaba, salió el famoso sandwich de chorizo, con Cepita muy azucarada. Era la fórmula de Mac Donalds, el frito y el dulce, inmediatamente, energéticamente da una estimulación muy potente. Después te arruina el organismo, pero en el momento levanta, es igual que la cocaína, aunque después se paga muy caro.

Es la receta Cormillot. Es la combinación de salado y dulce. En las comunidades más pobres de India, Bolivia, Cuba, Estados Unidos, lo he visto, hacen unos fritos espantosos. Es una comida muy negativa desde el punto de vista dietético, pero estimulante, sal y algo dulce. Si ponemos un cartel que diga: "Hoy, vamos a favorecer la comunicación", no viene nadie. Sería ridículo, tenés que tener un tema que estimule a la gente. A los adolescentes les ponés: "Hoy, películas sobre técnicas sexuales". Vienen. Después podés hablar del amor, la culpa. La forma de atraerlos debe ser con un tema que a ellos les interese. En las Instituciones se trata de romper el aislamiento.



Adicciones emotivas, no a sustancias: Es la simbiosis. Vamos a ver que la estructura simbiótica se enseña de madres o padres, absorben al hijo y que no le permiten ser otra cosa, es como una especie de prótesis emotiva del yo del padre o de la madre. Es como si el hijo fuera un objeto, por eso no favorecen la independencia del yo, la autonomía, queda captado ahí. Si uno se llega a querer separar, el otro no lo permite, está adherido, no tiene las instrucciones para la autonomía. Una buena madre es la que desde el cariño le va enseñando la independencia. Ser madre es algo muy cruel porque tiene que querer a alguien mucho para después separarse. Es paradojal. Si uno no lo hace, no le da la identidad, ni felicidad en la vida. Esa persona cuando muere deja al otro con una soledad espantosa. La simbiosis muy intensa o aguda es imprescindible en la lactancia. El bebé tiene que sentir el sostén inmediato frente al hambre, frente a las molestias corporales y tener las caricias de alguien. Pero después tiene que ir al cuarto de al lado, no puede dormir con la pareja. Si eso pasa después de cierta edad, el chico va a tener problemas. Va a querer siempre dormir con parejas. Después hay que favorecer la independencia.

El médico le ordenó a una alumna que si no tenía otra habitación, tenía que poner una cortina, porque siendo divorciada hay más tentación, el marido ausente produce que el chico caiga dentro del agujero del rol vacío. Ese rol que falta, tiende a chupar lo que está cerca. Al hermano mayor se le dice que tiene que ser el jefe del hogar y queda en una situación muy difícil. La madre así está muy cercana y coloca al hijo en un vínculo simbiótico, como el de la pareja, que tienen nocturnidad, sexualidad.


Catástrofes: El EPS, se ocupa de eso, las siglas quieren decir emergencias psicosociales, lo creó un ex-director de acá que se llama Carlos Sica, trabajó en la Amia ocho días con un equipo de 20 a 30 personas trabajando en el derrumbe. No trabajaban con los muertos, sino con los familiares que estaban en un shock emotivo.

Estas personas en estado estuporoso, tenían que ir a la morgue a ver si ese cadáver destrozado era su familiar, cinco horas atrás estaba vivo. Hacían regresiones masivas, llegando a la edad de bebitos. Hay técnicas como dar abrazos de contención, de hacerse cargo de la identidad operativa. Los acompañaban para ir a sacarse esa duda, toda la familia estaba ahí esperando con la espantosa pregunta de si estaban vivos o no. Tuvieron que trabajar también con los Bomberos y la Policía porque se volvían locos. Se trabaja en grupo, nunca en forma individual por el gran nivel de angustia. El psicoanalista puede trabajar porque el otro no está en una situación crítica. Trata cuadros estabilizados, con neuróticos, con fóbicos, histéricos. Cuando hay crisis se tiene que trabajar en equipo porque la crisis te chupa. Hacen turnos de diez, son Psicólogos Sociales entrenados para emergencias, para catástrofes, para terapias de crisis, con los cuatro pasos, con todo el cuerpo teórico que damos en la Escuela. Tres trabajan con tres familiares, hacen el abrazo de contención, los juntan si es una misma familia. Después de una hora se reúne el equipo porque se cargan mucho, el equipo conversa tratando de socializar la angustia con la finalidad de no quedar pegados. La angustia masiva hacía que se contaminaran por el mecanismo empático. Se reunían para lograr la disociación instrumental, el turnarse posibita el trabajo. Ellos ya pertenecen a Defensa Civil. En el avión de Lapa que se cayó también estuvieron. Tienen todo organizado, estuvieron en seguida y trabajaron con los familiares, van al lugar del hecho. Trabajaron con el avión de Uruguay, en Río Tercero, en la explosión, con los inundados y en los motines de Devoto con los familiares. Les ayudan a hacer los trámites pertinentes, se hace a nivel de una utilización psicológica, terapéutica, el trámite es un pequeño proyecto para sacarlos del presente paralizado, de esa sensación de mundo detenido que es muy angustiante. Les servía para hacer algo, para reconstruir la realidad porque habían quedado como en una especie de regresión, se llama la paralización de la conciencia. Quedan con la sensación de mundo detenido, eso es inaguantable, porque se detiene la realidad de la conciencia. El trámite tiene un beneficio psicológico.

El Eps no es comercial, es el primer sitio solidario para salir de la angustia. Es interesante ver cómo los Psicólogos Sociales, especialmente los ligados a nuestra Escuela, pudimos salir de la coordinación de grupos solamente y vamos a trabajar en emergencias, en crisis, pudimos hacer el salto para trabajar en las catástrofes. Hay soluciones, se trabaja con Psicodrama de emergencia.

Yo critico lo que se enseña en la Facultad porque no sirve para nada. Hay una sensación de frustración que está apareciendo porque todo lo que aprenden está reducido a lo lacaniano, hermético, rígido, donde solamente se usa lo simbólico. No aparece en ningún momento la emoción mínima, lo que permite lo que Freud decía: "Si la interpretación no modifica la emoción, no opera". Es gente que viene con toda la literatura, como Massotta, García, que analizan discursos, textos. Se podría estudiar una teoría que luego se convierta en operante.

Se les ha traspapelado el paciente, la persona, no hay sujeto concreto, emotivo, existencial, está lo que llaman "el sujeto emisor del discurso". No existe más la vaca, sólo su precio. Entonces la vaca se perdió, la vaca no es el precio en el mercado financiero. Es la misma perturbación que hay en la economía, cuando se hace monetarista, desaparece la riqueza y sólo aparece la sombra, en cuanto al precio. En este caso desaparece la persona como existente y aparece sólo su reflejo, lo que vale es lo que dice, esa persona desapareció. Esta es la vieja clínica que había cuando empezó la Carrera, cuando comenzó, era muy operativa. Un psicólogo que salía de la Facultad, era un buen clínico, trabajaba con todas las patologías. Es un copamiento de tipo monopólico, totalmente lacaniano, ni siquiera el conductismo se ve. Es bastante pobre, habla solamente de la conducta, no toma la emoción ni el discurso. A mi hija le comento porque se siente muy desconcertada, piensa "¿voy a poder trabajar?". Esa formación la aleja de la realidad, es lo que el Sistema quiere.

Hay un artículo que saqué en la revista El Porteño, escribí una columna que se llama "La Ciencia no es Inocente". Allí analizo cómo distintas teorías aparecieron cuando el poder las necesitaba. Cuando precisaba que la tierra sea redonda para adquirir más colonias, apareció Copérnico. Cuando el imperialismo inglés necesitó una teoría que demuestre la superioridad británica apareció Darwin con la teoría de la sobrevivencia del más apto. Cuando en Europa por los movimientos sociales, el comunismo empieza a tener formas cada vez más importantes de socialización, aparece Freud con una teoría de la explicación humana, individualista, subjetiva y hacia atrás. Funcionaba para el Sistema porque sacaba del tema del cambio. Cuando la sociedad se hace postmoderna y se vacía de contenido en todos los niveles, aparece el lacanismo. Acá en la Argentina surge durante el Proceso Militar. Tener un paciente militante durante la Dictadura, era peligroso, detrás de él venía la Policía y te agarraban del cuello para ver qué dijo. Si hacías una terapia lacaniana, no sabías nada, porque "desaparecido" es "aparecido-des". Se hacía una construcción lingüística: "perverso", es el "verso de", el tuyo, el mío. Hacen así. Todo es un juego de palabras. Los esquizofrénicos hace más o menos doscientos años que están practicando el oficio de hacer neologismos, mi primo Tommy, era lacaniano hace cuarenta años. Con eso generan un hermetismo, sobre "la forclusión del narcisismo del terapeuta, en relación a la ausencia de la mujer y la imposibilidad de ella ...". Esto es lo contrario, es cirugía de urgencia, de guerra, coser. Los médicos hacen lo que se llama una amputación a la turca en el lugar del accidente, dejando todo el tejido muscular en forma de cono, para después cerrar la herida con eso. Después se vuelve a operar en quirófano pero en el momento se opera de manera tal que impide que se desangre el paciente, impide la infección. Nosotros también tenemos ese concepto. En el momento de la emergencia se hace una restitución de la realidad mínima para impedir que se la persona se psicotice. Luego después hay un post-tratamiento en donde se vuelve a desarmar todo, vuelve a revivir lo ocurrido, en un contexto de contención para poderlo elaborar.


Suicidio. Lo que hay que hacer con alguien que tiene un enunciado suicida, es creerle. Aceptarle que realmente está desesperado.

En realidad, lo que quiere decir es "Ayúdenme a vivir que solo no puedo". Especialmente los adolescentes son los más vulnerables a un acto desesperado porque todavía no saben lo que es la muerte. Nunca hay que decirle: "No te mates, la vida es linda". No, hay que preguntarle porqué se quiere matar. A veces, eso no se le pregunta. Lo que quiere transmitir es un mensaje que probó de todas maneras y si no lo dice en forma de bomba cuando está en la cornisa, nadie le escucha. Una vez tuve un caso increíble, el chico escribió en la pared de su habitación, con aerosol: "Me quiero matar". Cuando entró la madre le dijo: "Cómo pusiste la pared, ¡borrá eso!". No es escuchado porque antes dijo otras cosas, "Me siento mal, me siento muy solo, me siento humillado, no tiene sentido la vida". Es un grito que hay que escuchar. El primer trabajo lo tenés que hacer con él. Por algo llegó a ese nivel de mensaje. La familia, empieza a negar, "No, él siempre dice eso", "a nosotros nunca nos dijo nada". Siempre hay que ver lo hay detrás. Si hay una estructura histérica, va a ser de buen pronóstico ya que puede ser una teatralización como para conmover. Hay que cuidarlo igual porque puede calcular mal la altura de la cornisa y caer, o se toma unas pastillas. El jodido es el esquizoide, va calladito, subió a la terraza, saludó al portero y se tiró. Si hay una esquizoidía es el suicidio de otro porque no tienen percepción de sí mismos. Lo viven como un acto ajeno. Un paranoico se da un tiro que le revienta la cabeza, hay mucha agresión contra sí mismo. Un obsesivo lo hace con mucho cuidado para no manchar la alfombra. Un paciente de Brooklin puso una toalla y se pegó dos tiros, uno en el estómago y otro en la cabeza, fue muy cuidadoso...

Yabrán se sintió acorralado. Una personalidad de esas no puede perder nunca, antes de aceptar que perdió, se mata, era el último acto de soberanía, de poder, que tenía disponible. Las personas muy violentas, muy sometedoras, no pueden admitir la humillación de perder porque para ellos es peor que matarse. En el caso de un intento de suicidio siempre hay que darle bolilla. Lo hace porque se siente solo, porque no ha sido escuchado, si lo escuchás y lo acompañás le rompés el motivo del suicidio.

Un yugoslavo se suicidó ahorcándose, y yo sospecho que como era yugoslavo, debe haber un paquete generacional de mucha violencia, en Yugoslavia tienen una pesada carga, de transmisión de angustias terribles. Habría otro componente más porque si no habría un montón de gente que se tendría que matar. Ya hay en esa familia la posibilidad de suicidio como solución posible. Este hombre le pidió el desayuno a la mamá y después ella se encontró con el hijo muerto. Eso es típico de la personalidad disociada, negadora, la doble personalidad es una patología bastante común. Hay casos que son terribles donde la persona es muy simpática por fuera y adentro es una persona horrible o al revés. Eso se llama disociación. Este muchacho debe haber tenido todo un proceso tanático, de autoagresión y otro que representaba el rol de muchacho triunfador. En Marilyn Monroe hubo una nena de 14 años violada que mató a la exitosa, para el caso que no sea cierto que la mataron los Kennedy que es la hipótesis que se maneja ahora. Parece que convivimos con varias personas adentro, yo tengo dos o tres pero los tengo ubicados, uno es el que está hablando ahora.

Me he jugado siempre a aceptar lo que dice el suicida. Los terapeutas, en general, cuando alguien viene diciendo que se quiere suicidar, le dicen que no tienen hora para que no se les suicide a ellos. Yo pienso que si lo atiendo por ahí lo salvo. Les decía: "Vamos a comer algo", con la comida generaba una situación regresiva de conmoverse un poco, así lo engancho nuevamente en la vida. Se quieren matar porque están solos, si les das una buena presencia, con interés, se salvan. A mí me da como ternura que se quieran matar. Cuando ellos lo perciben se dan cuenta que hay alguien que se interesa por ellos, los escucha. Y por lo menos lo postergan. En casos graves he dicho: "para matarte hay tiempo, el domingo, hacemos un asadito".

El suicidio es algo muy personal y no se lo trabaja en grupo. Después que pasa el momento si, Campello tenía un grupo de suicidas, una paciente le había confesado que ya no quería hacerlo pero que no quería dejar el grupo, estaba encariñada. Campello le dijo: "Vos simulá que te querés matar". (Risas) Con eso le confundió la realidad con la fantasía, por si le llegan a venir otra vez las ganas, es un juego de simulación, una maniobra sistémica. Cuando le inducís algo, el otro no sabe si es verdad que se quiere matar o si lo dice para representar lo que le dijiste. Postergar es lo primero. Decirle que después lo vamos a acompañar a la Costanera, "te tengo la piedra pero tomamos un café antes". Hay que hacer tiempo. En años con ese sistema se mató uno solo.

A veces sirve hacerlos enojar. Si no hay una buena transferencia. Tengo un caso, fui con un psiquiatra. Nos acercamos al lugar, el chico estaba en un cuatro piso cerca de la ventana. Nos acercamos, empezó a amenazar que si nos acercábamos se iba a tirar. Decía "Yo me quiero matar porque soy muy bueno". El padre tenía un problema cardíaco que el chico conocía. Yo le digo al compañero que estaba al lado, "la transferencia va para la mierda", cuando nos acercamos un poquito empezó a insultarnos, decía: "Ustedes son unos hijos de puta, nos vienen a sacar plata". Dije. "Vamos a jugar a hacerlo enojar". Le digo: "Vos sos un hijo de puta y un cobarde porque sabés que si te tirás, tu viejo se muere ahí nomás". Yo sabía que había un problema con el padre, el viejo era muy castrador. El pibe se enoja, se viene para pelear y se aleja de la ventana. Era lo que queríamos. No nos dio tiempo para abrazarlo, para darle contención, el padre entró llorando, cuando el chico lo vio se abrazaron. Se pusieron a llorar y a confesar. Después trabajamos con el muchacho, se resolvió el punto de empezar a intercambiar reproches. Nosotros teníamos los datos que nos había dado la familia y con eso trabajamos. No le dijimos en ningún momento: "Tirate". Lo enganchamos con el tema de la culpa, cuando le dijimos cobarde, como él se creía tan bueno se enojó y se alejó de la ventana. Jamás hay que incentivarlo a que se mate aunque sea una histeria galopante. Hay que tratar que hable, que diga qué le pasa.

Toma de rehenes: La técnica podría ser tranquilizar al que tiene el arma para que no haga un acto loco. Evaluar si está drogado, si me está escuchando, tratar que baje el nivel de obnubilación, de confusión mental. Lo importante es comunicarse, preguntarle: "¿cómo vas a hacer si te querés ir?". Tratar que el otro salga del pánico que tiene. Poder conversar -lo más profundamente posible- con el que tiene el revólver para que no haga un acto loco. Posiblemente también se puede intentar negociar algo aunque tenga el arma, considerar que es una figura fálica que además dispara tiros. Los psicoanalistas dicen que la banana es un símbolo fálico pero yo digo que además se come, ellos se olvidan que es una fruta.


Portadores de HIV: Ya no hay más personas con SIDA, sólo con HIV, con los nuevos cócteles que se le dan a los enfermos, no mueren. Trabajamos con grupos así en la Escuela, en el Hospital de la Vida, con contención grupal, hay sobrevidas de muchos años. El virus se activa cuando bajan las defensas, cuando a alguno le sube la carga viral, inmediatamente todos los demás se preocupan por ese compañero. Antes eran más perseguidos y marginados, estaban con la idea de morirse, además hacían conductas de mucho riesgo tanto que melancólicos muy depresivos se terminaban suicidando.


Adolescencia conflictiva: Lo podemos ver. Hay que tratar de detectar qué les gusta para poder meterte en el mundo de ellos. Aprenderte las canciones que les gustan. Por ejemplo las de Almafuerte, de Los Redondos.

Es como tener un paraguas en medio de una tormenta, no disminuye la tormenta pero podemos evitar una gripe. Si exageramos, la vida también es un problema, es una enfermedad terminal, hagas lo que hagas, envejecés y morís. Hay una angustia que no se la podés quitar, es la angustia existencial. Alrededor de los ocho años se empieza a descubrir la angustia de muerte porque la persona adquiere identidad. El que es más chiquito no la tiene porque se siente unido a los padres, a esa edad empieza a percibir que él existe independientemente de los padres, entonces puede dejar de existir,. Mi hijo me dijo un día: "Papi, ¿porqué existe la muerte?". Me agarró desprevenido, lo abracé, no dije nada. Había descubierto lo absurdo de vivir para morirse. Tenemos dos desgracias: existe la muerte y además estamos en Argentina. Se pueden hacer remiendos, más o menos andan.

Como consejo les puedo decir que hay que aceptar los límites que tenemos, evitar la omnipotencia del operador. En el Hospicio aliviamos a la gente pero nunca van a salir de ahí. Pero ¿quién les quita esos sábados donde comen y están juntos?, se les corta el infinito. Sería lindo ofrecerles una casa a mitad de camino y la reinserción a la sociedad. Es el tema de hasta dónde vos podés.

A la Madre Teresa cuando le dijeron que había muchos leprosos, ella tenía sólo cien. Ella le dijo a la periodista: ¿Dónde están tus cien leprosos?. No hay que desanimarse por eso, quién te quita lo bailado, a lo mejor, no se suicidó por diez años y luego lo hizo pero fueron diez años ganados. Los pibes de la calle que tiene Teresa, por ahí alguno entra en el choreo de nuevo pero la proporción es muy pequeña. Sacás a las chicas de la prostitución, lográs que trabajen en una fábrica, ganan diez veces menos e igual le tocan el culo. Una chica me lo dijo, yo le contesté que es menos riesgoso trabajar en una fábrica que en la prostitución por la cana, por los cafishos, por las enfermedades.

Los Cuatro Pasos sirven para todo, luego vemos distintas técnicas, hay distintos proyectos de vida. Hay como un esquema básico que te salva de cometer errores como empezar haciendo que vomite antes de estar contenido. O que se salte un paso y haga un proyecto que le dure dos días ya que no puede hacerlo sin pasar por todo el proceso anterior u obtener una actitud de cambio sin saber desde dónde profundamente cambia. En Estados Unidos cambian sólo las conductas, la persona se transforma en un robot, se enferman o son un "como si", se vaciaron por dentro. Dicen: "Yo cambié completamente, ya no me pongo más colorado, ya no tengo las emociones que tenía antes", y en realidad ya no es...

Amas de casa. ¿Son las que hacen el amor en la casa?. (Risas). Son las mujeres angustiadas que no pueden poner en palabras lo que les pasa, tienen miedo, es la suspensión de crecimiento. Son condenadas a fregar, con una mala sexualidad, engordan, se hace el círculo vicioso, quemaron su vida, hay un drama. Tienen un gran empobrecimiento psicológico, existencial, baja autoestima. Primero les empobrecen la existencia, después alguien se lo dice, la amante del marido le hace un comentario... Es un problema existencial más que psicológico. Es una mujer que no se realizó, llegó a los cincuenta y pico o sesenta años y no conoció muchas cosas, es para ponerse a llorar.

Los duelos. Es el tema de las ceremonias del adiós, las despedidas, no hacemos duelos ni por los dientes que se nos caen. Los chicos lloran cuando se les sale un diente. Cuando uno se da cuenta lo niega y cuando se le cayó toda la dentadura, se suicida. No hay que acumular, hay que elaborar cada cosita porque sino después el dolor es tan grande que lo tenemos que negar. Simone de Beauveoir cuando murió Sartre escribió el libro: "Las Ceremonias del Adiós". Todas las culturas tienen sus procedimientos, en el Amazonas cuando muere uno, están una semana, se desnudan, se tiran adentro de un pozo, con cenizas. Después que terminan de hacer todo eso, se bañan y quedan como nuevos. Acá nosotros somos cancheros, tomamos un cafecito, "no pasó nada", decimos. Después estamos dos años en terapia, con somatizaciones, lo pagás igual. En cambio, éste indio del Amazonas, pagó en una semana, al contado y lo elaboró. Al cadáver lo mandan en un bote, con comida, con cucharas, tenedores. Siempre hay que llorar, el llanto es esencial. Todo lo que sea entristecerse y llorar, evita la negación que vuelve como síntoma. El chiste, es una forma de negar la realidad. Es una forma de evitar aceptar esa situación de duelo. En el Hospicio, cuando tienen una angustia muy insoportable, hacen bromas macabras, que quiebran la situación absolutamente horrible, eso es para bajar el nivel de angustia.

Se niega mucho acá, esta civilización tecnológica, de origen norteamericano, es deshumanizante, te quedás vacío, sos los muertos que tenés adentro.
Terapia intensiva. Eso es terrible, es de una deshumanización increíble... por ganarse unos mangos en las clínicas impiden las ceremonias del adiós y el poder perdonarse, lo que se dice en un lecho de muerte es muy importante. Si tengo un paciente con un padre conflictivo, que está por morir yo lo atiendo en el mismo hospital. Se perdonan, se aclaran, hacerlo después cuesta mucho.

Cuando muera quiero que me velen acá en la Escuela con todos los alumnos y que después hagan una fiesta con retratos míos. Van conversando. Me despido de cada uno de Uds. Lo que me da bronca es no poder controlar mi entierro. No saber quién va a venir si sale en el diario...Mi madre tenía ese humor alemán, muy optimista. Ella estaba en el Hospital paralítica, sufriendo mucho. Había venido de la guerra, eso le daba una gran capacidad de enfrentar y dar vuelta una situación.


Madres de adolescentes Se establece una simbiosis especialmente si el padre no está. Desaparece el lugar de la estructuración de la realidad como encuadre. La madre tiene que darle un beso y después retarlo. Antes la mamá besaba y papá venía a poner orden. Ahora tiene que hacer las dos cosas, es absurdo, al final, no hace nada y se arma el desastre. Los dos roles son necesarios. Tiene que permitir y prohibir.


Emergencias. Es lo que se necesita hacer para cambiar el curso de esa situación. Por ejemplo, iban psicoanalistas donde estaba la gente de la Amia, ellos le daban sus tarjetas para atenderlos después en el consultorio. Pero la emergencia era ahí. Imaginate, alguien se está desangrando, le da una tarjeta el médico para que lo vaya a ver en otro momento. Hay un momento traumático y otro post traumático, si se atiende bien el primero, va a ver menos probabilidad de que la pierna suelde mal en una fractura. Hoy hicimos cosas bien prácticas. Seguimos la clase que viene a poner a prueba lo que aprendimos.
FIN

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos