Seminario de Vida en el Espíritu



Descargar 1.71 Mb.
Página1/31
Fecha de conversión10.11.2018
Tamaño1.71 Mb.
Vistas130
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31

Renovación Carismática Católica


Notas de la RCC
Orígenes

Organización

Frutos

Sacramentos

Grupos y asambleas de oración

Grupo de oración

Líder del rebaño

El pastoreo

Asambleas de oración

Evangelización

Programa de Vida


Seminario de Vida en el Espíritu


Orientaciones para el Seminario

Temario

Objetivo

Modalidades

Participantes



Dios es AMOR

1 Jn 4, 8


Temas

1.- El amor de Dios

Desarrollo

Citas Bíblicas

Testimonio

Oración

Cuestionario

2.- El problema del mal y el pecado

Desarrollo

Citas Bíblicas

Testimonio

Oración

Cuestionario

3.- Jesús mi Salvador y Señor

Desarrollo

Citas Bíblicas

Testimonio

Oración

Cuestionario

4.- Fe y conversión

Desarrollo

Citas Bíblicas

TestimonioCeremonia de la Luz

Oración

Cuestionario

5.- Sanación interior

Desarrollo

Citas Bíblicas

Testimonio

Oración

Cuestionario

6.- Sanación por el perdón

Desarrollo

Citas Bíblicas

Testimonio

Oración

Cuestionario

7.- La promesa del Padre es para ti

Desarrollo

Citas Bíblicas

Testimonio

Oración

Cuestionario

8.- Efusión y dones del Espíritu Santo

Desarrollo

Citas Bíblicas

Testimonio

OraciónCeremonia de efusión

Cuestionario

9.- Somos Iglesia Cuerpo de Cristo

Desarrollo

Citas Bíblicas

Testimonio

Oración

Cuestionario



10.- Cancionero general


NACIMIENTO DE LA RENOVACIÓN CARISMATICA CATOLICA:
ORÍGENES

La Renovación en el Espíritu Santo apareció en la Iglesia católica en un momento en que se comenza­ba a buscar caminos para poner en práctica la “renovación de la Igle­sia” querida, ordenada e inaugura­da por el Concilio Vaticano II. En diciembre de 1961 S.S. Juan XXIII inaugura el Concilio Vatica­no II y después de cuatro etapas conciliares S.S. Pablo VI clausuró el Concilio con una ceremonia en la Plaza de San Pedro el 08 de diciem­bre de 1965.


Al año siguiente, 1966, comenzó a despuntar una corriente de gracia que hoy se llama más comúnmente Renovación en el Espíritu Santo.


Esta Renovación aparece como un acontecimiento post conciliar estre­chamente vinculado al Concilio mismo.

La Renovación en el Espíritu es, según la apreciación del cardenal Suenens, como una segunda gracia de Dios a la Iglesia y al mundo después de esa primera gracia que fue el Concilio Vaticano II. El Con­cilio fue una gracia pentecostal eclesial a nivel “obispos”; la Renovación es una gracia pentecostal a nivel “gran comunidad cristiana”.


La Renovación en el Espíritu Santo aparece, además, en relación muy profunda con la experiencia de Pentecostés y se coloca expresa­mente bajo el signo del Espíritu. He aquí los momentos más relevantes en el nacimiento de la Renovación.

En Pittsburgh


La Renovación Carismática Católi­ca nació en los Estados Unidos en el año de 1966. Todo empezó con un grupo de profesores miembros de la universidad de Duquesne del Espíritu Santo, en Pittsburg, dedi­cados al servicio de Cristo en vanas actividades apostólicas, quienes sentían que algo les faltaba en su vida cristiana personal.
Aunque no podían especificar el porqué, cada uno reconocía cierto vacío, una falta de dinamismo, una debilidad espiritual en sus oracio­nes y actividades. Era como si sus vidas cristianas dependieran dema­siado de sus propios esfuerzos.
Conscientes de que la fuerza de la comunidad cristiana primitiva estuvo en la venida del Espíritu Santo en Pentecostés, empezaron a orar para que ese divino Espíritu manifestara en ellos su presencia llena de poder de su propia vida espiritual y del trabajo apostólico. Se reunió un grupo de profesores, alumnos, amigos, orando con mucho fervor y ¡fueron llenados del Espíritu Santo! En este Espíritu, conocieron al Señor de una forma nueva que les dio a su vida cristiana una dimensión totalmente renovada.
Este contacto personal con Cristo en sus vidas fue el rasgo principal de esta experiencia tan extraordinaria. Es por eso que la RCC, busca ante todo una Evangelización renovada, es decir un regreso a nuestros orígenes primeros del cristianismo, dentro de la realidad temporal en la que vivimos.
Es decir, volver a las fuentes del cristianismo, donde todos se reunían en comunidad en torno a la mesa del Señor en busca de paz, amor y fraternidad, reunidos en el amor de Cristo y en un sólo Espíritu hoy y siempre.
En enero de 1967 deseosos de conectarse con alguna persona conocedora de las experiencias del Espíritu, entrevistan a William Lewis, sacerdote episcopal, quien les pone en contacto con la señora Betty de Schomaker, que dirigía en su casa una reunión de oración pentecostal. La reunión tuvo lugar el día 06 de enero.
Los profesores de Pittsburg Ralph Keifer (profesor de teología) y su esposa Pat, Patricio Bourgeois (profesor de teología) y William Storey, asistieron a la primera reunión de oración junto con la señor Schomaker Ralph Keifer y Patricio Boiurgeois asisten a la segunda reunión de ora­ción y suplican se ore por ellos pidiendo el bautismo en el Espíritu Santo. En esa ocasión Ralph recibe el don de lenguas y a la semana siguiente El impone las manos a sus otros compañeros para recibir el bautismo en el Espíritu Santo. En febrero de 1967 los cuatro católicos de Pittsburgh habían recibido el bautismo en el Espíritu Santo.
Del viernes 17 al domingo 19 de febrero de 1967 unas treinta perso­nas hacen un retiro de fin de semana, “el retiro de Duquesne”. Todo el sábado 18 lo pasan en oración y
estudio. Por la noche oran para pe­dir el bautismo en el Espíritu Santo, y muchos de ellos tuvieron la cer­teza espiritual, confirmada por la transformación interior y por la manifestación de dones del Espíritu Santo, de que su oración había sido escuchada.
Gozaron la experiencia de un Pentecostés personal y en comunidad. Fue para ellos una verdadera “actualización de Pentecostés”.


En la Universidad de Notre Dame

A fines de enero de 1967, Bert Ghezzi comunica a universitarios de Notre Dame lo que está pasando en Pittsburgh.


En febrero, antes del retiro de Du­quesne, Ralph Keifer va a Notre Dame y narra sus experiencias. Pa­sado el retiro del 17 al 19 de febre­ro, cuenta por teléfono las maravi­llas sucedidas durante estos días.
El sábado 4 de marzo de 1967 un grupo de unos treinta estudiantes universitarios se reúne en casa de Kevin y Dorothy Ranaghan. Un profesor venido de Pittsburgh com­parte lo sucedido en Duquesne, y el 5 de marzo el grupo entero pide la imposición de manos para recibir el bautismo en el Espíritu Santo, con sus dones y sus frutos, y que así sus vidas sean más plenamente cristia­nas.
La respuesta no se hizo esperar. Ante todo, experimentaron un profundo cambio interior: fueron hechos “hombres nuevos”, pero también recibieron carismas del Espíritu Santo para dar con audacia testimonio de Jesús en el mundo actual.

Pasada la Semana Santa se orga­niza en Notre Dame un retiro con el fin de discernir qué es lo que Dios está queriendo a través de estos acontecimientos. Asisten unas ochenta personas: cuarenta de No­tre Dame, entre estudiantes, sacer­dotes y profesores, y otras cuarenta de la Universidad de Michigan State, entre los cuales estaban Steve Clark y Ralph Martin. En el otoño de 1961, éstos se trasladan a la Uni­versidad de Michigan, en Ann Ar­bor.





Toma siempre la iniciativa
El hombre rechazó el amor de dios
No estamos lejos, pero...
Oración renuncia a satanás y entrega a jesús cono señor y salvador
Ten fe y pídeselo
Material complementario para la introducción
Medita y aprende



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos