Revista Latina de Comunicación Social # 0



Descargar 173.04 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión27.10.2018
Tamaño173.04 Kb.
  1   2   3

Revista Latina de Comunicación Social # 071 – Páginas 552 a 569

Investigación | DOI: 10.4185/RLCS-2016-1109 | ISSN 1138-5820 | Año 2016



Cómo citar este artículo / Referencia normalizada

JJ Videla Rodríguez, M García-Torre, MJ Formoso Barro (2016): “Contenidos e interactividad de las apps para smartphone de las televisiones españolas”. Revista Latina de Comunicación Social, 71, pp. 552 a 569



http://www.revistalatinacs.org/071/paper/1109/29es.html

DOI: 10.4185/RLCS-2016-1109



Contenidos e interactividad

de las apps para smartphone

de las televisiones españolas
Content and interactivity of the apps for smartphone

of the Spanish televisions
José Juan Videla Rodríguez [CV] [ORCID] [GS] Departamento de Humanidades, Universidade da Coruña, UDC, España – videla@udc.es

Manuel García-Torre [CV] [ORCID] [GS] Departamento de Humanidades, Universidade da Coruña, UDC, España – manuel.garcia.torre@udc.es

María Josefa Formoso Barro [CV] [ORCID] [GS] Departamento de Humanidades, Universidade da Coruña, UDC, España – m.formoso@udc.es
Abstracts

[ES] Introducción. Los cambios sufridos por los medios de comunicación tradicional, hace que tengan que estar presentes en otros soportes diferentes a los que estaban acostumbrados. La disposición de aplicaciones móviles es clave para su adaptación a las nuevas formas de consumo audiovisual. Metodología. En un primer paso se hace una revisión de las principales investigaciones relacionadas con el marco de estudio. Además, se lleva a cabo a través de técnicas cuantitativas, un análisis de contenido de las aplicaciones móviles para smartphones, de los operadores de televisión generalista en España, con presencia en sistemas operativos IOS y Android. Resultados y conclusiones. De este análisis se destaca que los operadores de televisión apuestan por los contenidos interactivos para smartphones y todos ellos ven en la interactividad de los contenidos, un elemento importante para conectar con el espectador.

[EN] Introduction. As a result of the changes undergone by the traditional communication media, it is necessary for them to be present in other supports different than those they were used to. The offering of mobile applications is key for their adaption to the new forms of audiovisual consumption. Methods. In a first step, a review of the main research related to the study framework is made. In addition, through quantitative techniques, an analysis is carried out of the contents of the mobile applications for smartphones of the generalist Spanish television nbroadcaster, with presence in the operative systems IOS and Android. Results and conclusions. This analysis highlights that the television broadcasters opt for interactive content for smartphones, acknowledging with no exception that this interactivity of the contents is an important element to with the user.
Keywords

[ES] Televisión; aplicaciones móviles; contenidos audiovisuales; interactividad; smartphone.

[EN] Television; mobile applications; media content; interactivity; smartphone.


Contents

[ES] 1. Introducción. 1.1. El valor de la comunicación móvil. 1.2. Marco teórico. 1.3. Objetivos. 2. Metodología. 2.1. Estrategias metodológicas. 2.2. Muestra. 2.3. Instrumentos de recogida de información. 3. Resultados. 3.1. RTVE. 3.2. Atresmedia. 3.3. Mediaset. 4. Conclusiones. 5. Notas 6. Referencias.

[EN] 1. Introduction. 1.1. The value of mobile communication. 1.2. Theoretical framework. 1.3. Objectives. 2. Methodology. 2.1. Methodological strategies. 2.2. Sample. 2.3. Instruments for collection of information. 3. Results. 3.1. RTVE. 3.2. Atresmedia. 3.3. Mediaset. 4. Conclusions. 5. Note. 6. References.


Traducción de Héctor Rodríguez (Universidade de Santiago de Compostela)


1. Introducción

1.1. El valor de la comunicación móvil
La comunicación móvil se ha convertido en el paradigma de una nueva etapa en la forma de acceder a los contenidos audiovisuales de información y entretenimiento. La telefonía móvil e Internet caracterizan de forma sobresaliente la era digital en la que estamos inmersos, provocando cambios que afectan al desarrollo social, económico y cultural de nuestras sociedades (Igarza, 2009). Desde el punto de vista de nuestra actividad diaria ya no se concibe la misma sin el recurso al dispositivo móvil, bien sea para una acción profesional, bien para las relaciones personales o el ocio, a tal punto que probablemente sea el dispositivo tecnológico más importante del ser humano en este tiempo (Márquez, 2015). Los móviles forman parte de los rasgos identificativos del individuo, son casi una parte de su personalidad y de su indumentaria, su morfología y prestaciones están en relación a cómo nosotros nos vemos y queremos que nos perciban.
Los informes sectoriales y especializados que periódicamente analizan la evolución del mercado reflejan la incesante penetración de los llamados smartphones, cuya primera experiencia de uso se data en fecha ya tan lejana como el 3 de abril de 1973; ese día, el directivo de Motorola Martin Cooper realizó una llamada desde una calle de Nueva York a su competidor de AT&T Joel Engel. Casi treinta años después, en 2004, una película producida en Bollywood, Rok Sako To Rok Lo, se proyectó en varias ciudades de la India a través de teléfonos móviles; fue la primera vez que un filme era exhibido a través de este tipo de aparatos.
Como señala Jenkins (2008), el móvil es uno de los iconos de la convergencia mediática porque en ellos se concentra de forma sencilla la capacidad de recibir y producir todo tipo de contenidos. Ya nadie tiene uno de estos dispositivos solo para hablar. Se ha convertido en un instrumento de comunicación integral audiovisual y escrita. La evolución se ha acelerado en los últimos diez años en un proceso de reducción de costes de producción y venta y mejores prestaciones. El usuario disfruta de terminales audiovisuales y multimedia, pequeños ordenadores con un tamaño medio de cinco pulgadas y acceso a Internet (Márquez, 2015). Su transformación ha afectado a su propia denominación: ya no hablamos de teléfonos móviles sino de smartphones que han alterado la posición del usuario: el receptor es también productor, puede crear contenidos y ponerlos a disposición de los demás inmediatamente mediante una aplicación (Cebrián Herreros & Flores Vivar, 2011).
Como hemos indicado anteriormente, los análisis de mercado y comportamiento de consumo son reveladores. Los informes Mobile 2015 de Ditrendia y el VII Estudio Anual de Mobile Marketing de IAB indican que España es líder en el mercado de smartphones, de tal manera que el 87% de las líneas móviles son de este tipo de dispositivos, y el 85% de los poseedores acceden a Internet a través de ellos.
La media de tiempo diaria dedicada a navegar por la red desde el smartphone se situó en 2015 en las tres horas y veintitrés minutos, frente a las dos horas y treinta y dos minutos de 2014. Las actividades prevalentes en el uso diario son las llamadas sociales –chatear, redes sociales, consultar el correo electrónico– y las lúdicas, entre las que se incluyen ver contenidos audiovisuales.
Deloitte, en sus predicciones de mercado de las telecomunicaciones, previó para 2015 una compra de mil millones de nuevos smartphones, con un volumen de ventas de más de 300.000 millones de dólares (Predicciones de Tecnología, Medios de Comunicación y Telecomunicaciones 2015: 50). Es decir, los dispositivos móviles, como apuntan Scolari, Aguado y Feijoo, “además de ser un canal para el consumo ubicuo de contenidos audiovisuales, son una de las plataformas interactivas más potentes del actual ecosistema de medios” (2013: 87).
Las tecnologías 3G y 4G aplicadas a las comunicaciones móviles han convertido a los smartphones en pequeñas terminales-pantalla que nos acompañen en todo momento y facilitan el acceso a los contenidos. Las empresas fabricantes de estos dispositivos han respondido a la demanda con un progresivo aumento del tamaño de las pantallas, mientras que las plataformas de distribución de contenidos, singularmente las cadenas de televisión, actúan con un aumento de la oferta de contenidos.
El acceso a los contenidos se realizaba en un primer momento a través del universo web; finalmente las an productoro: el receptor es tambihan permitido monetizarlos mediante los micropagos. ypopularizado plicaciones han ido ganando terreno como instrumento de recepción y disfrute de contenidos en movilidad. Su efecto en el negocio ha sido muy potente, de tal manera que no solo han facilitado y popularizado el consumo de contenidos sino que han permitido monetizarlos mediante los micropagos.
La producción, distribución y consumo de contenidos audiovisuales lleva una década en una permanente transformación en la que la evolución tecnológica abre nuevas posibilidades de consumo para los usuarios, que a su vez mudan su posic que visionan.ublicitariosres de los productos los usuarios, que a su vez mudan su posicacios temporales de ocio en los que la fión tradicional en la cadena de explotación. Ellos mismos pueden actuar de prescriptores publicitarios de los productos que visionan sin que se adivine una estabilización del acelerado ritmo de cambios a los que está sometido.
Desde que la pantalla del ordenador acabó con el monopolio de la televisión como fuente de entretenimiento audiovisual doméstico se han ido sucediendo una serie de innovaciones tecnológicas que han afectado a toda la cadena de negocio y han provocado profundas transformaciones en la forma en que las empresas audiovisuales explotan sus contenidos, tanto en la distribución como en la recepción, rompiendo las rígidas estructuras anteriores a la revolución digital (Vila Fumas & Fuentes Cortina, 548).
Las distribuidoras de contenidos audiovisuales están siendo sometidas a una fuerte tensión competitiva, agravada en los últimos años por la crisis económica. Con este panorama inmediato, el consumo en movilidad aparece como una ventana de oportunidad. La explotación comercial multiplataforma o los nuevos hábitos de consumo se han impuesto finalmente, aunque, como hemos indicado con anterioridad, estamos inmersos en un proceso evolutivo permanente.
Las televisiones se han convertido en grandes contenedores que presentan su oferta en distintas ventanas de recepción: televisión conectada, ordenadores, smartphones o tabletas. Este proceso no ha avanzado en la experimentación de nuevos formatos específicos para movilidad ya que las televisiones recurren fundamentalmente a los programas y formatos de la emisión convencional para nutrir su oferta en movilidad, como señalan Pérez Rufí y Gómez Pérez (2013: 183) aunque en los últimos años las televisiones ofertan contenidos específicos generados para consumir en movilidad con la finalidad de conseguir un target joven al que no acceden con dispositivos convencionales (Formoso, 2015: 110).
Por lo que respecta al acceso hay que considerar la realización de tareas simultáneas, no solo en aparatos distintos, multi-device, sino también el acceso simultáneo a varias fuentes de contenido en un mismo dispositivo, multi-window (Fernández-Planells & Figueras Maz, 2014). Los análisis de campo han detectado que los usuarios de smartphones los emplean mayoritariamente para ver contenidos de no más de 10 minutos (Televidente 2.0 2014: Febrero 2015).
El estudio Televidente 2.0 ha constatado que la principal razón para ver vídeos en los smartphones es la libertad de acceso y su inmediatez, es decir, la posibilidad de tener el dispositivo siempre a mano. TambiFinalmente, losue a aner el dispositivo siempre a mano.disisuales, cuya morfologde posicacios temporales de ocio en los que la fén se constata que el mayor porcentaje de uso para ver vídeos se da fuera del hogar, seguido por los momentos en que no se puede ver la televisión y en vacaciones o fin de semana fuera de casa.
En el informe de Teléfonica Sociedad de la Información en España refleja que el consumo de vídeo está dejando de ser una actividad de un único dispositivo; en la edición de 2013 se señal Sociedad de el tablet (55,6%).ratados plataformas de pago as televisionesó que las plataformas de pago habían lanzado servicios para el acceso multidispositivo a los contenidos de pago (Movistar Go, Yomvi, ONO TV online); en 2014 se constató que en el caso de los usuarios que tienen contratados plataformas de pago casi tres de cada cuatro,72%, acceden a los contenidos con diversos dispositivos, y utilizan casi a partes iguales el smartphone, 60,7%, el ordenador personal 58,8%, y la tablet 55,6% (pág 6).
Por lo que respecta a las posibilidades de interacción se constata que el receptor sigue siendo fundamentalmente un sujeto pasivo. Los usuarios no son prosumers audiovisuales a los que se les abre una vía para difundir sus creaciones relacionadas con el programa. Se les considera prescriptores de una oferta predeterminada, pero no se presta la n social"las tabletas facilitan el desarrollo de la llamda "tele cuando el usuario es quien innova, en Prospectivas y tendenciaplataforma para distribuir sus creaciones.
Finalmente, los smartphones facilitan el desarrollo de la llamada televisión social, especialmente a través de las aplicaciones de segunda pantalla, que potencia la interactividad al mismo tiempo que se produce la emisión y el uso de las redes sociales como instrumento para construir foros de seguidores que comparten contenidos y comentarios. La interactividad es, en definitiva, un proceso en el que en estos momentos prima el productor frente al consumidor.

1.2. Marco teórico
La comunidad investigadora trata de desvelar científicamente las razones del éxito de la telefonía móvil incluso antes de su confluencia con los contenidos audiovisuales. Como señala Igarza, “el móvil, siempre a disposición, es el que mejor se adapta a los intersticios de la vida cotidiana, esos limitados espacios temporales de ocio en los que la fruición requiere brevedad” (2009: 127).
He ahí la primera explicación de la constante penetración de la telefonía móvil como canal de acceso a la red y a los productos audiovisuales, cuya morfología se ve influida por esa brevedad en los tiempos de consumo, el tamaño del dispositivo y las condiciones ambientales en las que se produce la recepción. Este tipo de dispositivos se ha consolidado como un instrumento básico de comunicación y consumo para los llamados nativos digitales, que lo perciben como una pantalla personal (Navarro Güere, García Jiménez & Roel, 2013: 289).
Los estudios sobre la comunicación en movilidad han ido cobrando relevancia a medida que este tipo de acceso a los contenidos se ha consolidado entre los usuarios de todos los estratos y niveles sociales y culturales. Las áreas de interés se han centrado en la economía, con especial orientación hacia los modelos de negocio, y los actores que intervienen en el mercado (Costa-Sánchez, Díaz González & Videla-Rodríguez, 2012; Ortega, González Ispierto & Pérez Peláez, 2015).
Como se ha dicho anteriormente, en los últimos diez años se ha producido una aceleración en las innovaciones tecnológicas de la telefonía móvil. Esto ha tenido su corolario en el correspondiente interés por investigar su relación con la difusión de contenidos informativos y, en términos generales, con la comunicación social. Un acercamiento a las investigaciones que han publicado sus resultados nos permite establecer cuatro grupos de áreas de trabajo en este sentido:
Los dispositivos móviles como nuevo medio de comunicación, una Teoría de la Comunicación Móvil, que según los propios autores reconocen (Scolari et al., 2009), se encuentra todavía en “fase de construcción”. Parten de la perspectiva de los media studies: “Desde la perspectiva de los estudios de comunicación podemos considerar los dispositivos móviles el “new” new media, con todas las consecuencias teóricas (por la reformulación de los clásicos modelos de comunicación que ello supone), epistemológicas (porque los nuevos usos sociales que generan abren nuevos espacios de investigación) y metodológicas (porque su observación empírica requiere diseñar nuevos procedimientos de investigación) que se derivan del hecho” (Scolari et al., 2009: 181).
Teoría de usos y gratificaciones: Preferencias del usuario en cuanto a la ergonomía tecnológica, dinámica de distribución, valor económico del servicio, y patrones y escenarios de consumo (Méndiz, De Aguilera y Borges, 2011).
Desde una perspectiva de mercado centrada en los actores productivos, tanto en su oferta de contenidos y servicios como en su percepción de las tendencias, problemas y características de la comunicación móvil.
Industrias culturales. Impacto de la comunicación móvil en las industrias culturales, con especial atención a la industria de la música o la editorial (Vacas Aguilar: 2010). La primera profunda transformación ha sido “la privatización del consumo cultural que se produjo con la aparición de los primeros dispositivos destinados al ocio en los hogares” (Vacas Aguilar, 2010: 73), y en ese contexto, en la primera década del siglo XXI los medios de comunicación de masas cuya oferta y sistema de distribución fue dominante en el siglo XX– dan paso un sistema donde de consumo y distribución fundamentalmente individuales.
Nuevos modelos de negocio. Análisis de los modelos de negocio que se están desarrollando en la comunicación móvil. Los operadores y fabricantes de dispositivos apuestan por un modelo de aplicaciones, una extensión del modelo de “jardín vallado”, según recoge Cerezo (2010). Este modelo se contrapone al modelo de navegación abierto, en el que el usuario accede directamente a través de las URL y los buscadores.
Meta-investigación desde las Ciencias de la Comunicación. Cabe destacar el artículo de Qiu, Jack Linchuan (2010), que realiza una revisión temática de la investigación en comunicación móvil en Asia y de investigadores asiáticos en otros países desde mediados de los 90. “This article is designed to be first an overview, before more systematic discussions are provided on selected themes of research. The purpose is to piece together the big picture and raise key questions about the development trends” (Qiu, 2010: 214).
Por lo que respecta a las investigaciones y proyectos en las universidades, en España se desarrollan varias líneas que parten del concepto global de comunicación móvil para buscar su desarrollo en diferentes dispositivos. Por lo que respecta a las universidades gallegas, el Grupo de Cultura y Comunicación Interactiva de la Universidade da Coruña ha partido del concepto global de interactividad para aplicarlo específicamente a la comunicación en movilidad, aunque este no ha sido este el único objeto de investigación en este campo ya que los trabajos de investigación han abordado los contenidos en movilidad audiovisuales y periodísticos. En este sentido cabe destacar los trabajos sobre la plataforma smartphone (Costa-Sánchez, 2014 y 2013), entorno iOS (Sanjuán at al., 2013), las aplicaciones de radio para smartphones (Videla-Rodríguez & Piñeiro-Otero, 2013; Piñeiro-Otero, 2014 y 2015) y las aplicaciones móviles de televisión (García-Torre, 2014).
La Universidad de Murcia cuenta con el grupo eCOM, que ha trabajado en proyectos sobre las implicaciones de la telefonía móvil en la sociedad española desde un punto de vista cultural y tecnológico-social (Aguado & Martínez, 2006 y 2008). El Grupo de Investigación de Interacciones Digitales de la Universidad de Vic la telefonía móvil desde varios puntos de vista. Cobo Romaní y Pardo Kuklinski (2007) han jugado un papel fundamental en la difusión de esta línea de investigación con la publicación de Planeta Web 2.0: Inteligencia colectiva o medios fast food.
En el ámbito europeo cabe destacar también diversas líneas y centros de investigación. Sobresalen los trabajos de Oscar Westlund sobre el nuevo paradigma de la comunicación móvil y sus implicaciones para el periodismo. Su tesis doctoral Cross-media News Work - Sensemaking of the Mobile Media (R) evolution (2011) es un estudio de referencia en este campo de investigación.

El Labcom (Universidade da Beira Interior, Covilhã) también ocupa un papel sobresaliente en las investigaciones sobre comunicación móvil. Los trabajos liderados por el profesor Joao Canavilhas han analizado el producto con especial atención a las plataformas del entorno iOs (Canavilhas, 2009; Fidalgo & Canavilhas, 2009; Canavilhas & Santana, 2011; Canavilhas, 2012; A Fidalgo, A Serrano Tellería, JR Carvalheiro, J Canavilhas & JC Correia, 2013).


En el norte de Europa cabe destacar que el IVTT Technical Research Centre of Finland es pionero en el estudio de plataformas móviles como instrumento de comunicación. En Suecia se encuentra el Mobile Life Research Centre (http://www.mobilelifecentre.org/publications), especializado desde 2007 en el estudio de la interactividad, las aplicaciones y los nuevos dispositivos móviles.
Fuera del continente europeo destacan las investigaciones que en la University of Sidney coordina el profesor Gerard Goggin, pionero en los estudios sobre comunicación móvil y estudios de los medios. También es el editor de Studies in Mobile Communication series (Oxford University Press con Rich Ling), y forma parte del equipo editorial de Mobile Media and Communication (Sage).
Desde Estados Unidos El Centro de Estudios de la Comunicación Móvil en la Escuela de la Universidad de Rutgers, fundada en 2004 y dirigida por James E. Katz, investiga las consecuencias de la revolución social, psicológica y organizacional de las comunicaciones móviles.
En Brasil, se encuentra en marcha el Projeto Laboratório de Jornalismo Convergente, de la Facultad de Comunicación de la Universidade Federal da Bahía (Brasil). Allí se han realizado investigaciones sobre el nuevo paradigma periodístico en movilidad (Barbosa & Seixas, 2013).



Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad