Reglas para las guarderías y hogares de cuidados infantiles



Descargar 1.31 Mb.
Página14/21
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño1.31 Mb.
Vistas35
Descargas0
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   21

230. La persona portadora de la licencia deberá tener un plan por escrito a la vista o un diagrama a la vista donde muestre la forma en que la guardería o el hogar de cuidados infantiles va a ser evacuado durante una emergencia.

A. Se deberán realizar simulacros de evacuación mensuales, los cuales deberán practicarse desde todas las ubicaciones y hacia todas las salidas durante el tiempo de operación de la guardería o del hogar de cuidado infantil, varias veces, incluso durante los tiempos de siesta o en que los niños estén durmiendo por la noche. Cada simulacro deberá ser documentado por escrito y deberá incluir información con relación a la fecha, la hora y el día en que se realizó el simulacro, las personas que participaron, el número de niños participantes, el número total de tiempo necesario para evacuar la guardería o el hogar de cuidados infantiles.

231. La persona portadora de la licencia deberá desarrollar un plan por escrito para procedimientos que requieran refugios dentro del mismo lugar (que significa tener que quedarse en el interior) de la guardería o del hogar de cuidados infantiles por un tiempo que puede llegar hasta un máximo de setenta y dos (72) horas o tres (3) días completos, debido a un desastre natural o a un desastre creado por la mano del hombre.


A. Éste plan deberá incluir una lista completa de provisiones para casos de emergencia para la guardería o el hogar de cuidados infantiles y que incluya a otras personas presentes, así como también incluyendo los procedimientos para alimentación de los niños y otras personas que se encuentren presentes durante el período de refugio en la guardería o en el hogar de cuidados infantiles.

SALUD

Salud de los niños y las niñas

232. La persona portadora la licencia deberá asegurarse que cada niño o niña sea observado minuciosamente desde su llegada, a fin de poder checar manifestaciones comunes de enfermedades contagiosas, lesiones físicas o cualquier otra evidencia de algún tipo de enfermedad.


233. La persona portadora de la licencia deberá tener un plan por escrito del cuidado rutinario, así como del cuidado en casos de emergencia para todos los niños y niñas, los cuales deberán incluir procedimientos que se deben seguir en casos de enfermedades, como planes para poder comunicarse con los servicios de emergencia. Las personas que forman parte del personal sustituto deberán recibir una copia de este plan, y deberán ser entrenados en la implementación del mismo. Los padres y tutores deberán recibir una copia de este plan en el momento de la inscripción. El plan deberá incluir todo lo siguiente:
A. Los procedimientos que se tienen que seguir en casos de enfermedades o en casos de emergencia, incluyendo los métodos de transportación y la forma de notificación para los padres o tutores;

B. Los procedimientos que se tienen que seguir en casos de enfermedades o en casos de emergencia, toda vez que los padres o tutores no puedan ser localizados

C. Las políticas que tienen que ver con la administración de medicamentos; y

D. Los planes para el manejo de enfermedades contagiosas, incluyendo lo siguiente:


i. Un listado de los síntomas de las enfermedades para las cuales cualquier niño o niña deberá ser excluido de la guardería o del hogar de cuidados infantiles, o enviado a su propia casa, si los síntomas ocurren después de que el niño o la niña ha sido admitido por ese día, tal y como está especificado en la regla # 234; y

ii. Un listado de enfermedades contagiosas reportadas oficialmente, por las cuales un niño o una niña no deberá ser admitido en la guardería o en el hogar de cuidados infantiles si no cuenta con una declaración por escrito de un proveedor de cuidados de salud tal y como lo especifica en la regla # 236; y

iii. Una notificación por escrito a los padres o tutores cada vez que exista un contagio o que el niño o la niña haya sido expuesto a alguna enfermedad contagiosa reportada oficialmente.
234. La persona portadora de la licencia no deberá permitir que ningún niño o niña que tiene síntomas de alguna enfermedad especificada a continuación sea admitido o que permanezca dentro de la guardería o dentro del hogar de cuidados infantiles, a menos que exista documentación por escrito de algún proveedor de cuidados de la salud, o que exista alguna aprobación verbal la cual sea seguida con un documento por escrito, declarando que el niño o la niña ha sido diagnosticado, y que la enfermedad no causa ningún riesgo serio de salud para ese niño o niña, o para cualquier otro niño o niña. Los síntomas para exclusión por causa de enfermedad deberán incluir, pero sin ser limitados a los siguientes:

A. Altas temperaturas: los bebés que cuenten con una edad de cuatro meses o menores, teniendo una temperatura equivalente a los cien grados Farenheit 100° F o mayor, aunque no haya existido ningún cambio en su comportamiento;

B. Altas temperaturas: los niños mayores de cuatro meses, con temperaturas equivalentes a ciento un grados Farenheit 101° F o mayores, y que estas temperaturas estén acompañadas por cambios de comportamiento o cualquier otro tipo de signos o síntomas de enfermedad - hasta que exista una evaluación médica que indique que puede ser incluido de regreso en la guardería o en el hogar de cuidados infantiles;
i. La temperatura puede ser tomada en forma axilar (en la axila del niño o de la niña) usando un termómetro digital o un termómetro de vidrio, o usando un medidor de temperatura digital, o si el niño tiene cuatro años de edad o es mayor, por medio oral (en su boca) usando un termómetro de vidrio o un termómetro digital. La tomas de temperatura de forma rectal o en los oídos deberán ser tomadas solamente por un proveedor de cuidados de salud.
C. Los síntomas y los signos de una posible enfermedad severa tales como la letargia (cansancio no usual, y que el niño o la niña no respondan), toda vez que no pueda ser controlada, la irritabilidad, el hecho de estar llorando persistentemente, tener dificultad para respirar, síntomas de asma, o cualquier otro tipo de signos que no sean usuales - todos éstos van a permitir la exclusión hasta que exista una evaluación médica por escrito que permita la inclusión nuevamente;

D. La diarrea que no pueda ser controlada, esto es, un aumento creciente en el número de movimientos intestinales, un número creciente de agua en los movimientos intestinales, o en una forma menor pero que no pueda ser contenida por los pañales -- todos éstos síntomas van a permitir la exclusión hasta que exista una evaluación médica por escrito que permita la inclusión nuevamente;

E. Cuando exista sangre en los movimientos intestinales que no pueda ser explicada por medio de cambios en la dieta, en los medicamentos, o que existan movimientos intestinales extremadamente duros;

F. Las enfermedades que incluyan el vómito, con dos o más episodios de vómito dentro de las veinticuatro (24) horas previas hasta que el vómito se hace cargo de deshechar la enfermedad o hasta que algún proveedor de cuidados de salud determina que la enfermedad es no contagiosa, y que el niño o la niña no se encuentra en peligro de deshidratación;

G. El dolor abdominal persistente (que va a continuar por un período de más de dos horas) o dolor intermitente que esté asociado con fiebre o con otro tipo de signos y síntomas;

H. Las úlceras en la boca que provoquen que el niño o la niña esté babeando, a menos que algún proveedor de cuidados de salud determine que la enfermedad es no contagiosa,

I. Las ronchas en el cuerpo que vayan acompañadas de fiebre o de cambios en el comportamiento del niño o de la niña hasta que algún proveedor de cuidados de salud determine que la enfermedad es no contagiosa,

J. La conjuntivitis que esté acompañada de pus (la cual es definida como tejido conjuntivo rosado o de color rojo y que contiene una pus de color blanco o amarillo), hasta que habían pasado veinticuatro (24) horas después de que el tratamiento completo haya sido iniciado;

K. La sarna, piojos en la cabeza, o cualquier otro tipo de infestación, hasta que hayan pasado veinticuatro (24) horas después de que el tratamiento completo haya sido iniciado;

L. Tuberculosis, hasta que algún proveedor de cuidados de salud haya declarado que el niño o la niña se encuentra recibiendo la terapia adecuada y que pueden asistir a la guardería o al hogar de cuidados infantiles nuevamente;

M. Impétigo, hasta que hayan pasado veinticuatro (24) horas después de que el tratamiento completo haya sido iniciado;

N. El estreptococo en la garganta, o cualquier otro tipo de infección de tipo estreptococo, hasta que han pasado veinticuatro (24) horas después de haber iniciado el tratamiento con antibióticos y que la fiebre haya cesado por completo;

O. Varicela, hasta que todas las úlceras hayan secado y cicatrizado (normalmente esto se lleva seis (6) días);

P. Las herpes, sólo si las úlceras no pueden ser cubiertas por la ropa o por el vestido; si no, debe ser excluido el niño o la niña hasta que las úlceras hayan cicatrizado y estén completamente secas;

Q. Pertussis, hasta que hayan transcurrido cinco (5) días completos de tratamiento con antibióticos;

R. Las paperas, hasta que hayan transcurrido nueve (9) días después del comienzo de la inflamación de las glándulas parótidas.

S. La Hepatitis A, hasta que haya pasado una semana completa después del inicio de la enfermedad o de la ictericia, o hasta que sea indicado por medio de un proveedor de cuidados de salud cuando exista una inmunoprofilaxis pasiva (y que al presente, el suero de inmunidad a la globulina) haya sido administrado a todos los niños y niñas que sean necesarios, así como a todo el personal de la guardería o del hogar de cuidados infantiles;

T. El sarampión, hasta que hayan pasados cinco (5) días desde el inicio de las úlceras o del sarpullido.

U. La rubéola, hasta que hayan pasado seis (6) días desde el inicio de las úlceras o del sarpullido;

V. La gingivostomatitis de herpes (úlceras bucales), si el niño o la niña es muy pequeño para poder tener control de sus secreciones orales; o

W. Todo tipo de enfermedades que no hayan sido especificadas, si estas limitan la participación cómoda del niño o la niña en las actividades, o si esto también da como resultado la necesidad de un cuidado infantil mucho mayor del que pueda ser provisto, sin comprometer la salud y la seguridad de los otros niños y niñas de la guardería o del hogar de cuidados infantiles.
235. La persona portadora de la licencia podrá permitir que un niño o niña regrese a la guardería o al hogar de cuidados infantiles cuando los síntomas ya no existan o que algún proveedor de cuidados de salud haya indicado que el niño o la niña no presenta ningún riesgo serio para la salud de él o de ella misma o para todos los demás niños y niñas que se encuentren en la guardería o en el hogar de cuidados infantiles.
236. La persona portadora de la licencia no deberá permitir que ningún niño o niña que tenga alguna enfermedad contagiosa que haya sido reportado oficialmente, tal y como es especificado por la División de Salud Pública, que sea admitida, admitido, o que permanezca en la guardería o en el hogar de cuidados infantiles a menos que:
A. Exista documentación por escrito del proveedor de cuidados de salud que atiende al niño o a la niña, donde declare que el niño o la niña ha sido evaluado y que no presenta riesgo alguno para los demás niños o para los demás adultos; o

B. Que la persona portadora de la licencia ha reportado la enfermedad a la División de Salud Pública y ha recibido como respuesta que ese niño o niña no presenta ningún riesgo de salud para los demás.
i. Si existe algún tipo de conflicto en las opiniones entre el proveedor de cuidados de salud y la División de Salud Pública con relación a la exclusión de algún niño o niña, la persona portadora de la licencia deberá seguir las instrucciones de la División de Salud Pública.
237. La persona portadora de la licencia deberá reportar cualquier enfermedad contagiosa a la División de Salud Pública de acuerdo con los procedimientos que ha establecido la misma División de Salud Pública. Para poder obtener información actualizada acerca de todas las enfermedades contagiosas reportadas, la persona portadora de la licencia deberá contactar la División de Salud Pública o deberá referirse a su dirección en la Internet, la cual es: http://www.dhss.delaware.gov/dhss/dph/dpc/rptdisease.html
238. La persona portadora de la licencia deberá asegurarse que cuando algún niño o niña ha sido diagnosticado como poseedor de alguna enfermedad contagiosa que pueda ser prevenida mediante algún tipo de vacunación, todos los demás niños que no hayan sido vacunados en contra de esta enfermedad deberán ser excluidos de la guardería o del hogar de cuidados infantiles de acuerdo con los procedimientos que indica la División de Salud Pública.
239. La persona portadora de la licencia deberá asegurarse que si un niño o niña que ya ha sido admitido a la guardería o al hogar de cuidados infantiles y que manifiesta cualquier síntoma o cualquier tipo de enfermedad tal y como lo especifican las reglas número 234 y 236, la persona portadora de la licencia deberá asegurarse de suplir las necesidades individuales del niño o de la niña con relación al descanso, comodidad, alimentos, bebidas, y actividades adecuadas, hasta que el niño o la niña puedan ser recogidos por los padres o tutores del mismo o de la misma.


Delacare reglas para las guarderías y hogares de cuidados infantiles
Appendix g: catch-up immunization schedule



Compartir con tus amigos:
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos