Recuperar es tan importante como entrenar Página 8


Silvia Monturiol F. /CAMPUS



Descargar 367.41 Kb.
Página5/5
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño367.41 Kb.
Vistas248
Descargas0
1   2   3   4   5

Silvia Monturiol F. /CAMPUS

smonturi@una.cr
Representantes de diferentes pueblos indígenas del país se reunieron en el Festival Intercultural Indígena, que se celebró el 30 de abril, en homenaje al padre de la artesanía boruca, Ismael González.
Chorotegas, huetares, brunkas, bribris, malekus, cabécares y ngöbes tomaron la UNA para compartir con el público universitario y nacional las características culturales, valores, arte y cosmovisión de los pueblos ancestrales de Costa Rica.
A través de conferencias, feria de artesanía, ceremonias, danza, música y videos, los indígenas se convirtieron en los protagonistas de este festival, que llevó el nombre “Conviviendo con Bini qui (el maestro) ayer, hoy y siempre”, en honor al mascarero boruca Ismael González, Premio Nacional de Cultura Tradicional 2001, quien falleció en noviembre de 2014.
Clave en la preservación de una práctica cultural ancestral, como la elaboración de máscaras de madera utilizadas en festividades como el Juego de los Diablitos, González representa las raíces indígenas, que sus descendientes hoy están dispuestos a defender y conservar.
Es así como el acto inaugural de este particular festival estuvo marcado por un homenaje al maestro, con la participación de su hijo Melvin, en representación de su familia, el 30 de abril, en la Sala de Exrectores de la Biblioteca Joaquín García Monge del campus Omar Dengo de la UNA.
La ceremonia contó con la presencia de la rectora de la UNA, Sandra León, directores de instancias académicas, representantes estudiantiles indígenas y la viceministra de Juventud, Elena Quesada.
Luego del acto inaugural, en la misma sala, se presentó el documental Viaje a la tierra boruca, de Miguel Salguero, filmado en 1964, y de seguido se realizó la conferencia “Boruca: La Tierra de Tatica Cuasrán”, a cargo del escritor Minor Arias Uba.
El programa continuó a lo largo del día, con las siguientes actividades:

• Acto cultural: “El jaguar de las cenizas¨, a cargo de “Non Cuanxa” (ceremonia Brunka), grupo artístico de danza boruca, en la Plaza de la Diversidad.

• Exposición y venta de artesanías, explanada de Ciencias Sociales y Plaza de la Diversidad. Artesanías de los pueblos Chorotega, Huetar, Brunka, Bribri, Salitre, Maleku, Cabecar, Ngöbe.

• Encuentros Meridianos: “Kigaribu” (bailes tradicionales ngöbe), grupo de danza ngöbe, en la explanada frente a la soda-comedor Padre Royo.

• Conferencia: “La representación artística de la cosmovisión”, a cargo de Melvin González Rojas, fundador de la escuela de máscaras Rabru, y Alejandro Tosatti, exasesor del Ministerio de Cultura, en el auditorio Marco Tulio Salazar, CIDE-UNA.

• Conversatorio: “La organización indígena estudiantil en las universidades públicas, inclusión, legado e identidad”, con la participación de estudiantes indígenas de las universidades estatales, en el auditorio Marco Tulio Salazar, CIDE-UNA.

• Concierto: Jirondai, grupo musical indígena, integrado por músicos gnöbes y una mujer bribri, en la explanada del CIDE.
El festival fue organizado con el respaldo de la Rectoría, la Vicerrectoría Académica, la División de Educación Rural del Centro de Investigación y Docencia en Educación, el Instituto de Estudios de Mujer de la Facultad de Filosofía y Letras, el Plan Quinquenal para Pueblos Indígenas, la Federación de Estudiantes Indígenas y el Programa UNA-Vinculación.
El Festival Intercultural Indígena reunió a representantes de diferentes pueblos indígenas del país.


¡Apuntados con las abejas!
Laura Ortiz C./CAMPUS

lortiz@una.cr
A pesar de la importancia que tienen las abejas para la conservación de los bosques, por su función polinizadora, sus poblaciones disminuyen debido al crecimiento urbano, la deforestación, el uso indiscriminado de plaguicidas y el cambio climático.
Un grupo de 20 jóvenes del programa “UNAventura voluntariado”, se dio a la tarea de poner su granito de arena para la conservación de esta especie, y durante el 8 y 9 de mayo, en conjunto con los especialistas del Centro de Investigaciones Apícolas Tropicales de la Universidad Nacional (Cinat-UNA), iniciaron una jornada para la siembra de especies de plantas melíferas alrededor del instituto.
“Vamos a tener un jardín con más de 300 plantas de 26 diferentes especies melíferas; es decir, que producen suficiente néctar y polen para alimentar a las abejas nativas sin aguijón y las mariolas. La idea es contar con un jardín modelo que se pueda replicar en distintas comunidades del país”, detalló Cliff Umaña, coordinar de esta jornada.
Esta fue la primera etapa de este proyecto, donde también se capacitó a los estudiantes sobre el manejo de abejas nativas sin aguijón y los objetivos del Cinat-UNA. “Para agosto tenemos una segunda etapa donde queremos involucrar a una escuela cercana a la comunidad y utilizar compostaje de los desechos del comedor para relacionarlos con un proyecto de viveros orgánicos. En la etapa final se construirá una sala de extracción modelo para abejas sin aguijón”, explicó Rafael Calderón, director del Cinat-UNA.
Integración

Durante los últimos cinco años, el programa “UNAventura voluntariado” ha recibido alrededor de 3.500 jóvenes, quienes participan activamente en jornadas de reforestación, limpieza de playas, parques y otros.


“Esta es una forma distinta de aprovechar el tiempo libre, conocer personas de diferentes carreras, ser proactivos y contribuir con el país”, dijo Pamela Montealegre, estudiante de la Escuela de Ciencias Geográficas.
Este programa, de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil, busca estimular la capacidad de organización, trabajo colaborativo y fortalecer la solidaridad, compromiso e identidad, que favorezcan el desarrollo de las comunidades y organizaciones.
Cyberpunk y pasión musical en Cine en el Campus
E

El cyberpunk, subgénero de la ciencia ficción enfocado en escenarios futuros de alta tecnología y la pasión por la música se combinan en la programación de junio de Cine en el Campus.

Este espacio para la apreciación del buen cine presenta los jueves de junio un ciclo Cyberpunk, a la vez que un tributo al Día de la Música, con los siguientes filmes:
4 de junio: Animatrix, de Andrew R. Jones, Shinichirô Watanabe, Mahiro Maeda, Yoshiaki Kawajiri, Takeshi Koike, Kôji Morimoto, Peter Chung (Animación, Ciencia ficción, Estados Unidos, 2003). Recopilatorio de nueve cortometrajes que exploran el mundo de Matrix, la historia de los hermanos Wachowski llevada al cine de animación por parte de los más destacados directores de la animación digital.
11 de junio: Akira, de Katsuhiro Ôtomo (Animación, Ciencia Ficción, 1988). Año 2019. Neo-Tokyo es una ciudad construida sobre las ruinas de la antigua capital japonesa destruida tras la Tercera Guerra Mundial. Japón es un país al borde del colapso que sufre continuas crisis políticas. En secreto, un equipo de científicos ha reanudado por orden del ejército un experimento para encontrar a individuos que puedan controlar el arma definitiva: una fuerza denominada “la energía absoluta”. Pero los habitantes de Neo-Tokyo tienen otras cosas de las que preocuparse. Uno de ellos es Kaneda, un joven pandillero líder de una banda de motoristas. Durante una pelea, su mejor amigo, Tetsuo, sufre un extraño accidente y termina ingresado en unas instalaciones militares. Allí los científicos descubrirán que es el poseedor de la energía absoluta. Pero Tetsuo, que no se resigna a convertirse en un conejillo de indias, muy pronto se convertirá en la amenaza más grande que el mundo ha conocido.

 

18 de junio: Cineforo Día de la Música: Bailar en la oscuridad, de Lars von Trier (Ficción, Dinamarca, 2000). Selma, inmigrante checa y madre soltera, trabaja en la fábrica de un pueblo de los Estados Unidos. La única vía de escape a tan rutinaria vida es su pasión por la música, especialmente por las canciones y los números de baile de los musicales clásicos de Hollywood. Selma esconde un triste secreto: está perdiendo la vista, pero lo peor es que su hijo también se quedará ciego, si ella no consigue, a tiempo, el dinero suficiente para que se opere. Tercera película de la trilogía Corazón dorado de Lars Von Trier.


El proyecto Cine en el Campus realiza sus proyecciones de forma gratuita todos los jueves, a las 2 p. m., en la Casa Estudiantil Universitaria, situada junto a la soda-comedor Padre Royo. Es creado por el Departamento de Promoción Estudiantil de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil de la UNA, lo coordina Jimena Valverde Chacón, a quien se le puede contactar al correo jimena.valverde.chachon@una.cr y a los teléfonos 2277-3202, 2562-6451 o al 8873-7966.
Libérate un toque
C

on el objetivo de ofrecer a los estudiantes un espacio para el esparcimiento en vinculación con los ejes estratégicos de la Red Costarricense de Universidades Promotoras de la Salud, la Sede Interuniversitaria de Alajuela desarrolló la iniciativa “Libérate un toque”.
La iniciativa, que se realizará una vez al mes, es coordinada por la Unidad de Vida Estudiantil de la Sede y el departamento de Promoción Estudiantil. Además, se encuentra liderada por estudiantes que forman parte del “Equipo de Recreación InterU”.
Silvia Lobo, de la Unidad de Vida Estudiantil de la Sede Interuniversitaria de Alajuela, manifestó que para esta primera experiencia de “Libérate un toque”, participaron alrededor de 180 estudiantes del centro de estudios, quienes disfrutaron de juegos de mesa, clases de baile, cantos jocosos, juegos tradicionales, campeonato de fútbol femenino y masculino.
A la vez, se contó con el apoyo de la Escuela de Cultura y Deporte del Tecnológico de Costa Rica, mediante la presentación del grupo DanzaTEC.
La funcionaria agregó que gracias a este proyecto se espera contar con una población estudiantil más activa e involucrada con la institución, así como fomentar los estilos de vida saludables y promover la convivencia interuniversitaria.
Comienza el

Sueño olímpico
E

l banderazo de salida se dio el pasado 30 de abril. Son las eliminatorias para las olimpiadas académicas organizadas por la Universidad Nacional (UNA), en sus distintas sedes de todo el país.

El auditorio Clodomiro Picado fue una de ellas y la prueba de biología la primera. Lapicero en mano y la ilusión en su mirada, cientos de adolescentes se dieron cita. Ingeniería, medicina, biología marina, química son algunas de las profesiones que anhelan los concursantes. Según los organizadores del evento, en agosto próximo se sabrá quiénes son los ganadores de la competencia.

De igual manera, durante el primer semestre tiene lugar la etapa eliminatoria en las otras ramas: matemática, química y física. Los triunfadores en las cuatro áreas representarán al país el próximo año, en las Olimpiadas Centroamericanas, Iberoamericanas e Internacionales, con cuatro estudiantes por certamen.

Las olimpiadas académicas son promotoras de vocaciones científicas. Nacieron hace 20 años y por ellas han pasado miles de soñadores, hoy, ejemplares profesionales. Se estima que cada año participan unos cinco mil colegiales, sumando las cuatro disciplinas.
Extensión Universitaria

Del romanticismo

a la contribución efectiva

Donald Miranda Montes (*)

donald.miranda.montes@una.cr
Según el Estatuto Orgánico de la Universidad Nacional, la extensión universitaria constituye una de las tareas primordiales del quehacer académico, que nos vincula directamente con la sociedad. Es una acción donde la universidad se interrelaciona crítica y creadoramente con la comunidad nacional. En parte es en este accionar que el proceso de transferencia de conocimiento de la universidad hacia la sociedad se vuelve relevante, necesario, pero no suficiente para generar una contribución social a las comunidades y mejorar las oportunidades de progreso de las personas que forman parte de los territorios donde se realiza esta acción.

En este sentido, el papel del extensionista corre el riego de limitar su accionar a la acción de transferir conocimientos técnicos adquiridos de los libros de textos y de las vivencias que muchos han tenido a lo largo de su trayectoria como extensionista, transferencia que se realiza de extensionista a actor local. Es decir, no se aprecia un proceso de transferencia del conocimiento de doble vía sino más bien un proceso unilaterial, donde el extensionista es una persona con capacidades profesionales integrales que lo hacen un ser superdotado.


Este individuo sabe de aspectos agronómicos, de mercado, de actividades ingenieriles, de temas organizacionales, es una persona con un alto grado de conocimiento en diferentes áreas del conocimiento. Si bien es cierto esta tarea se ha venido realizando por muchos años y con mucho compromiso y empeño por parte de los académicos y estudiantes de la universidad, los resultados han sido parcialmente positivos.
Un recorrido a través de las regiones donde la extensión universitaria se ha llevado a cabo, nos revela esta situación: problemas de seguimiento de los proyectos o iniciativas, percepción sobre el extensionista como un extractor de información, como potencial proveedor de recursos o como un especialista con conocimientos profesionales diversos y, lo peor, autoengaño del extensionista que hemos caído en la trampa de creernos ungidos para realizar estas labores. En general, esta forma de trabajo ha provocado una merma en la credibilidad del trabajo del extensionista y de la universidad. El extensionista no tiene por qué ser un especialista súper en determinados procesos o cultivos, si es que su labor se encuentra en la producción. Es más bien un facilitador de acciones de doble vía, que desde la universidad significa no solo resolver problemas juntos, es: aprender, sistematizar, orientar la investigación futura y transferir a instancias competentes del estado y organizaciones privadas de apoyo.

Esto es, ser un profesional con actitud positiva y con acceso a información que permita el intercambio de soluciones efectivas a los problemas encontrados y planteados por los actores locales. Además, el extensionista-facilitador debe de conocer muy bien el entorno donde realiza las actividades para, de esta manera, conjuntamente con los actores locales, abordar los problemas y buscar la mejor solución.


Se debe trabajar para buscar soluciones conjuntas entre los extensionistas-facilitadores, que sean viables de acuerdo con las características de los territorios y los actores. Se trata de compartir conocimiento entre las partes involucradas en pro del territorio en el cual se trabaja y, de esta manera, contribuir a ampliar las oportunidades de progreso de las familias localizadas en estos territorios. Solo así pasaríamos de acciones románticas a acciones de impacto.

(*) Académico CINPE-UNA.
El matrado animal

y nuestra concepción de mundo


Mauricio Jiménez Soto (*)

drmjimenezsoto@hotmail.com
L

a palabra maltrato nos puede indicar no solo el daño físico sino también la crueldad hacia seres indefensos que no comprenden pero sí sufren y sienten. Esta actitud humana puede ser un indicador, además, de un desequilibrio mental o un deseo de dominación sobre seres que se consideran inferiores. Algunos de los agresores pueden transformar esos sentimientos y llevarlos hacia otros niveles, si no es que ya lo han hecho.


En el año 2002, participé como conferencista en el primer Taller contra la Crueldad Animal del Centro para la Conciencia de la Tierra, organizado por Karen Hoad. Ahí expuse algunos casos atendidos en mis primeros años de trabajo social con la Universidad Nacional.

Entonces se discutieron medidas y se determinó que una de las principales causas del maltrato animal era la educación. A pesar de participar entidades gubernamentales, los cambios esperados no fueron los determinantes en una sociedad donde aún los medios de comunicación no tenían la conciencia para generar un cambio contra el maltrato y la crueldad animal.


Hoy, el aumento en la cantidad de organizaciones protectoras, la concientización de la sociedad, la atención de los medios de comunicación a este tema, así como un compromiso de campañas del gobierno, han hecho que tengamos un ambiente propicio para iniciar un cambio real que contribuya al mejoramiento de nuestros valores como ciudadanos de un país de derechos.
En el marco de una conferencia internacional, intercambié criterios con el Dr. Manuel López de la Universidad Autónoma de Barcelona, hoy integrante del comité de ética y bienestar animal de dicha universidad, quien me comentó que en la Comunidad Económica Europea se aplica una disposición conocida como welfare (en nuestro idioma bienestar animal) que incluye toda la regulación y determinación de faltas contra los animales. Según dicha regulación, toda mascota debe tener un chip, y las municipalidades o gobiernos locales cobran y reciben el dinero de multas, luego invierten ese dinero para controlar la población por medio de castraciones y colocar animales en refugios u otros centros; se fomentan campañas de educación, concientización y apoyo.
Además, se establecieron medidas para animales de producción. Se dio un tiempo aproximado de 10 años para lograr los cambios requeridos en los sistemas de producción e incluso la misma comunidad prevé cambios en ciertos sistemas de producción, gracias a un programa de créditos con bajos intereses.
Es claro que el mercado internacional va dirigido a consumir bienes de origen animal producidos mediante métodos que respetan el bienestar animal. Al respecto, me parece relevante la opinión de la Dra. Sussan Osorio, quien actualmente trabaja como profesor asistente en un hospital de los Estados Unidos de Norteamérica, cuando afirma que “toda legislación o programa regulador no debe ser solamente punitivo, sino que debe conllevar un programa de educación y entrenamiento”. Lo anterior implica educación a la sociedad y dueños de animales; entrenamiento a todo personal involucrado con animales, desde la industria agropecuaria hasta la industria farmacéutica, pasando por criadores de cualquier especie (menor o mayor), técnicos de laboratorio, mataderos, estudiantes y profesionales involucrados en la investigación. Cada sector debe someterse a un entrenamiento o educación adaptada a la actividad. Es el momento de dar el paso y transformar la sociedad costarricense y con ello su conciencia por el respeto hacia la vida y los derechos de los seres con los cuales compartimos este planeta.
(*) Médico, Escuela Medicina Veterinaria-UNA
A desenterrar...
Hace un siglo…

Isabel Ducca D.
Hemos decidido cambiar para este año nuestra temática. El interés persiste. Queremos asomarnos a las aguas del pasado, para ver si se refleja nuestra imagen o, si por el contrario, lo de “antaño” ya no apela el sentido profundo de nuestra identidad.

No pretendemos un estudio ni una propuesta formal. Simplemente deseamos rescatar una que otra anécdota.



Del 17 de mayo de 1913, de la revista humorística Ecos, hemos retomado unas citas acerca de la desilusión ciudadana:
Mensajes

Quienes pasaron mil soles

en el trabajo de la era,

y no reciben siquiera

con qué pagar los frijoles.

¿Esos acaso creerán

que en verdad tenemos Pan?

¡No creerán!

Y los pobres campesinos

que con trajes de soldados

pasan la noche parados

en los torreones vecinos.

¿Esos también me dirás

que creen que tenemos Paz?

¡No lo creás!

Al mísero labrador

que solo tiene un solar

sin que lo pueda limpiar

de malezas con el fuego

y a quien obligan al riego

con la multa y el arresto.

¿Le dirá “Usté” después de esto

que tenemos Libertad?

¡Qué barbaridad!

¡Yo no sé si ellos creerán

que hay Pan, Paz y Libertad!
Según el Editorial, la consigna de Pan, Paz y Libertad salió de un discurso de Ricardo Jiménez que el diario El Republicano tenía un mes de estar refiriéndose a él. Se trata, por lo tanto, de una copla que discute y contradice las “coplitas” que parodiaban y alababan el discurso mencionado. El mismo editorial se refiere a la Memoria de Hacienda en la que se dibuja un país con sobrante en el erario pero, leído con atención y entre líneas, se concluye que los números de la Memoria no son más que notas de una balada de ilusiones.

La sátira contra la política oficial no termina ahí. En la misma publicación, apareció un chiste titulado Feminismo a la fuerza:


-Ya lo sabes Timoteo, tú a los quehaceres domésticos y yo… a la política.

-Tiene gracia…

-Pues, chico, no tanta; ya que ustedes, los varones, son tan inútiles y tan inmorales para la política, vamos a ver si nosotras las mujeres somos capaces de hacer algo que sirva.

Por último, para culminar con esa visión tan negativa del quehacer político:

en nada sigas los ejemplos de los prohombres de la política porque te hundirás, como se ha hundido el país por seguir sus pasos.
El pueblo costarricense de 1913 padecía, aparentemente, del mismo mal de hoy, confundía la politiquería partidaria y electorera con la política. Y, ciego, por tal confusión, creía en promesas y baladas de ilusiones.
Al abuelo
Gerardo Zamora B.
A

5 años de la muerte de mi abuelo, me permito abrir el libro familiar para contarles de su huella (todo nieto tiene sus rajonadas, aquí están las mías). Este era mi abuelo, el maestro Antonio Bolaños Villegas, el quinto de diez hermanos, donde papá es policía y mamá ama de casa. Es la Heredia de los años 20.
De niño, vendió empanadas en el Estadio Nacional. Allí aprendió lo que es el trabajo.
Calzó sus primeros zapatos cuando era un escolar. Allí conoció el confort.

De adolescente probó en el Seminario, gracias al patrocinio de algunos vecinos. Allí conoció a su amigo del alma.


Un día, siendo seminarista y de visita en Heredia, en plena actividad oficial observa a una encantadora mujer. Está sentada en primera fila. Es María Angélica Diermissen. Allí conoció a su esposa.
Una noche de 1948, don Pepe lo dejó cuidando un puente, con un rifle inservible y un solo tiro en boca. Allí se hizo luchador.
De maestro, el caballo y el bote serán su medio de transporte habitual. Allí conoció la mística.
Le dio el último adiós a su hijo adolescente y a su enferma esposa, eran los años 70. Allí conoció la resignación.
Después de varias décadas de fumar, le promete a uno de sus nietos dejar el cigarro, una promesa que respetaría para siempre. Allí forjó su espíritu combativo.

Más tarde, encontró a la profesora de matemáticas más respetada de aquella Heredia, Teresa Borbón Vargas. Allí conoció a su compañera de viaje y ángel.


Descubrió una hermosa casa frente a la playa, en el Coco. Hay una fogata y unos marsmelos derretidos. Allí se hizo abuelo.
Levantó un templo en su querido barrio María Auxiliadora de Heredia. Entre sus costumbres estaban las visitas al Santísimo, como tantas que hizo en sus tiempos de seminarista. Allí se hizo soñador.

En el 2005, el destino lo golpeó con un repentino quebranto de salud que lo dejaría inmóvil. Allí se hizo mártir.


Durante 5 años, su esposa, su ángel lo cuidó. Allí tocó las profundidades de la lealtad.
En el 2010 su corazón se detuvo. Allí conoció el cielo.
Brasil, llegó su hora para recuperar

el protagonismo comercial



Lucas Hungría (*)
Brasil actualmente atraviesa una de sus mayores crisis económicas y políticas desde el principio del Plan Real en 1994. La suma de una crisis ética en la política nacional, la política económica del gobierno de Dilma Rousseff que se mostró equivocada y un escenario externo aún en recuperación, han planteado a Brasil una situación de inestabilidad social, política y económica.
Para esta nación sudamericana, el año 2015 empieza con señales de alerta. Por un lado, se presentó una fuerte devaluación del tipo de cambio, además de un 2014 que cierra con una balanza comercial negativa (primera vez en 10 años), y una expectativa de inflación en 2015 superior a la meta en 3,2% (llegando a 7,7%). A su vez, se da un crecimiento del PIB casi nulo en 2014 (0,1%) según el Instituto Brasilero de Geografía y Estadística (IBGE) y una proyección de decrecimiento de este de hasta un 2% en el 2015. No obstante, la fuerte devaluación del tipo de cambio y una caída en el consumo interno podrían ser una ventana de oportunidad a la exportación brasileña.
El pasado 19 de marzo, el dólar alcanzó su mayor cotización desde 2003, llegando a R$ 3,30. Eso significa una depreciación de la moneda frente al dólar de un 24% únicamente en 2015; es decir, la mayor depreciación entre las principales monedas del mundo, por ejemplo el Euro (14%), la Lira Turca (12%) y el Rublo (9%). Para el sector exportador eso significa un ganancia exponencial en la rentabilidad. Según el Funcex (Fundação Centro de Estudos do Comércio Exterior) el exportador tendrá un gane en la rentabilidad de hasta un 11% con el dólar costando R$ 3,20. Eso suele ser un gran estímulo al sector exportador, que podrá resultar en un cambio en la balanza comercial, la cual fue negativa en US$ 4 Bi en el 2014, según el Ministerio de Industria, Comercio y Desarrollo.
Ahora, la demanda agregada nacional se ve presionada por diversos factores como la inflación, disminución de la renta del trabajador, mercado de trabajo debilitado, crédito más restricto y tasa de interés más alta. Así que el consumo de la familia brasileña tiende a caer un 0,5% y la renta disponible hasta un 2% en este año, según reporte del HSBC. Una perspectiva negativa para la industria nacional está dibujada en el horizonte, pero el reto para el sector será adecuar su capacidad productiva y la oferta frente a una demanda nacional débil o intentar competir en el mercado externo y mantener la capacidad ociosa fabril.
Los desafíos son grandes para el sector manufacturero y exportador de Brasil. El país tiene que recuperar mercado para sus manufacturas, pues en los últimos 10 años la participación del sector en la balanza comercial disminuyó casi 20%, mientras que los productos más importantes de la canasta de exportación siguen siendo primarios, como soya, mineral de hierro, petróleo y carne. Producto de los últimos ocho años de estímulo al consumo interno, el país disminuyó su presencia y fuerza en los mercados regionales: Mercosur y Latinoamérica.
Para Brasil, este es un momento importante donde la industria nacional puede recuperar su protagonismo regional. Cabe al gobierno y sector empresarial dibujar estrategias y políticas que fortalezcan su presencia en el mercado internacional y resulte una mayor diversificación de sus exportaciones, con productos más demandantes en capital y mayor valor agregado.
(*) Estudiante MGCI- CINPE


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos