Ps. Soc. Liliana Olea 1998



Descargar 11.73 Kb.
Fecha de conversión11.12.2018
Tamaño11.73 Kb.
Vistas18
Descargas0

Vida Cotidiana

Análisis Crítico

Ps. Soc. Liliana Olea - 1998




¿Qué es un Trabajo de Campo? :
Podemos denominar cotidianeidad al modo de organización material y social de la experiencia humana en un contexto histórico-social determinado.

La Vida cotidiana se manifiesta como un conjunto multitudinario de hechos, actos, objetos, relaciones y actividades que se nos presenta en forma dramática, como acción, como mundo en movimiento.

Por eso decimos que cotidianeidad es espacio, tiempo y ritmo.

La Psicología Social postulada por P. Rivière apunta a una visión integradora del hombre en situación, siendo su objeto de estudio la relación dialéctica que se da entre la fantasía inconsciente del sujeto y la estructura social. Relación dialéctica que estudiamos en los procesos de satisfacción de las necesidades, en la crítica de la vida cotidiana, siendo su conducta cotidiana producto de esta relación.

Para esto es necesario aprender a observar desde una mirada Psicosocial, para comprender las situaciones que se dan, teniendo en cuenta que al cuestionar la vida cotidiana nos cuestionamos a nosotros mismos.

Una de nuestras principales herramientas es el trabajo de campo.

Campo: expresión que da idea de un lugar donde se hallan las cosas con las que queremos hacer algo, y ese algo tiene como resultado un conocimiento. Pero el conocer no es pasivo sino que supone efectuar un gasto de energía que llamamos trabajo. También habrá que agregar que esa realidad diferirá según el recorte que del campo hagamos y según la mirada que le dirijamos.

Teniendo como meta llegar a una objetividad creciente, pero sabiendo que nuestra percepción se encuentra limitada por diferentes filtros como los afectivos, culturales, sociales, de intereses, de creencias, y de posiciones, en la diversidad que separa determinadas modalidades o manifestaciones de la poblaciones presentes en el campo respecto a las que el operador trae consigo para ir al encuentro de lo diverso.

Dentro del trabajo nos encontramos con una gran heterogeneidad de campos, con una disparidad de lugares concretos donde efectuarlo, con una perspectiva teórico disciplinaria especifica, con las diferentes características de lo que está allí, con las circunstancias por las que estamos en ese lugar y sobre todo por el propósito personal que nos guía a él. Teniendo en cuenta que en alguna medida es el lugar y lo que él conlleva el que nos elige.

En el campo el mundo está allí inocultable, en su inmediatez sin abstracciones, con su encanto y su crudeza. El campo contiene todo lo que debe ser observado, respetado, auscultado atentamente y también aquello de lo que el operador debe cuidar de contaminarse. Podríamos decir también que la idea de campo apunta a superar la dicotomía sujeto-objeto y que campo es entonces, el del campesino, ese que sirve de lecho a las semillas, a la dispersión del abono, a la turbulencia de las lluvias, al sutil azar de lo que pueda ser recogido e inventado por el ojo inquieto de un lector incierto. Si a él apelamos es porque constituye la garantía que convierte a posibles campos unificados, campos significantes y demás campos erosionados en campos de siembra. Metáfora que conecta más allá de sí misma al ser humano con la naturaleza en un clima social-histórico y discursivo particular e irrepetible.

Toda esta multiplicidad de elementos que es necesario percibir para poder operar, golpea sobre nuestros sentidos como una multitud voraz, a ésta experiencia abrumadora y desbordante A. Simonetti la denomina E.M.I (Experiencia de multiplicidad inabarcable), por lo que generalmente es que se hace un recorte, pero C. Castaneda propone asomarse a otro recorte del mundo, no porque uno sea mejor que el otro, sino para enterarse que existe más de uno. Esto supone una desestructuración, con una consiguiente reestructuración tendiente a ayudar a ajustar lo personal y lo social.

El trabajo de campo es una ancha puerta de acceso a la investigación social con sus diferentes modalidades de acción y quizás seria operativo tener en cuenta estas tres reglas para empezar a observar.

1º Dejarse confundir, no entender nada;

2º Acumular la mayor cantidad de datos y,

3º Relajarse y esperar que se abra un camino de comprensión tanto de nuestra vida cotidiana como en la que pretendemos operar.

Volviendo así a lo postulado por P. Rivière en el que el campo de acción del Ps. Social es el campo de los miedos, no ya solamente el de los miedos básicos, sino sobre los miedos reales que tanto existían en su época como en la nuestra y que son los miedos al desempleo, a la inseguridad, a la enfermedad, a la vejez, a la muerte, en síntesis a la inseguridad social en la que nos vemos inmersos desde nuestra cotidianeidad.



Bibliografía: ¿Qué es un campo de trabajo?. J. Pilone


Vida Cotidiana. Teóricos varios. A. Simonetti

Psicología de la vida cotidiana. P. Rivière, A. Quiroga

Villas y Villeros. Margulis



Catálogo: liliolea -> textos


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos