Proyecto de ley de 2010 senado


En http://www.cidh.oas.org/relatoria/showarticle.asp?artID=724&lID=2



Descargar 177 Kb.
Página2/2
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño177 Kb.
1   2



En http://www.cidh.oas.org/relatoria/showarticle.asp?artID=724&lID=2.

Libertad de expresión e interpretación
“La libertad de expresión es un derecho humano internacional fundamental y un componente básico de la sociedad civil basada en los principios democráticos”. Así lo indica el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanas, y suscrita por Colombia. Es con base en esta normatividad que empezamos a perfilar la petición central de este proyecto de ley, que no es más que el reconocimiento legal del riesgo y peligro que conlleva el ejercicio del periodismo en Colombia y las medidas laborales y pensionales correspondientes, a las luces de los principios de libertad de expresión.

Dice el artículo 13 de la convención, en algunos de sus apartes que:


”1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.

2. El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para asegurar: a. el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o b. la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas.

3. No se puede restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones”.



En http://www.cidh.oas.org/relatoria/showarticle.asp?artID=25&lID=2.

Ahora, la Declaración de Principios de la Libertad de Expresión, de la CIDH, también ratifica la defensa de este derecho universal:


”1. La libertad de expresión, en todas sus formas y manifestaciones, es un derecho fundamental e inalienable, inherente a todas las personas. Es, además, un requisito indispensable para la existencia misma de una sociedad democrática.

2. Toda persona tiene el derecho a buscar, recibir y difundir información y opiniones libremente en los términos que estipula el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Todas las personas deben contar con igualdad de oportunidades para recibir, buscar e impartir información por cualquier medio de comunicación sin discriminación, por ningún motivo, inclusive los de raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social.

3. Toda persona tiene el derecho a acceder a la información sobre sí misma o sus bienes en forma expedita y no onerosa, ya esté contenida en bases de datos, registros públicos o privados y, en el caso de que fuere necesario, actualizarla, rectificarla y/o enmendarla.


4. El acceso a la información en poder del Estado es un derecho fundamental de los individuos. Los Estados están obligados a garantizar el ejercicio de este derecho. Este principio sólo admite limitaciones excepcionales que deben estar establecidas previamente por la ley para el caso que exista un peligro real e inminente que amenace la seguridad nacional en sociedades democráticas.

5. La censura previa, interferencia o presión directa o indirecta sobre cualquier expresión, opinión o información difundida a través de cualquier medio de comunicación oral, escrito, artístico, visual o electrónico, debe estar prohibida por la ley. Las restricciones en la circulación libre de ideas y opiniones, como así también la imposición arbitraria de información y la creación de obstáculos al libre flujo informativo, violan el derecho a la libertad de expresión.

6. Toda persona tiene derecho a comunicar sus opiniones por cualquier medio y forma. La colegiación obligatoria o la exigencia de títulos para el ejercicio de la actividad periodística, constituyen una restricción ilegítima a la libertad de expresión. La actividad periodística debe regirse por conductas éticas, las cuales en ningún caso pueden ser impuestas por los Estados.


7. Condicionamientos previos, tales como veracidad, oportunidad o imparcialidad por parte de los Estados son incompatibles con el derecho a la libertad de expresión reconocido en los instrumentos internacionales.


8. Todo comunicador social tiene derecho a la reserva de sus fuentes de información, apuntes y archivos personales y profesionales.

9. El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada.

10. Las leyes de privacidad no deben inhibir ni restringir la investigación y difusión de información de interés público. La protección a la reputación debe estar garantizada sólo a través de sanciones civiles, en los casos en que la persona ofendida sea un funcionario público o persona pública o particular que se haya involucrado voluntariamente en asuntos de interés público. Además, en estos casos, debe probarse que en la difusión de las noticias el comunicador tuvo intención de infligir daño o pleno conocimiento de que se estaba difundiendo noticias falsas o se condujo con manifiesta negligencia en la búsqueda de la verdad o falsedad de las mismas.


11. Los funcionarios públicos están sujetos a un mayor escrutinio por parte de la sociedad. Las leyes que penalizan la expresión ofensiva dirigida a funcionarios públicos generalmente conocidas como "leyes de desacato" atentan contra la libertad de expresión y el derecho a la información.


12. Los monopolios u oligopolios en la propiedad y control de los medios de comunicación deben estar sujetos a leyes antimonopólicas por cuanto conspiran contra la democracia al restringir la pluralidad y diversidad que asegura el pleno ejercicio del derecho a la información de los ciudadanos. En ningún caso esas leyes deben ser exclusivas para los medios de comunicación. Las asignaciones de radio y televisión deben considerar criterios democráticos que garanticen una igualdad de oportunidades para todos los individuos en el acceso a los mismos.


13. La utilización del poder del Estado y los recursos de la hacienda pública; la concesión de prebendas arancelarias; la asignación arbitraria y discriminatoria de publicidad oficial y créditos oficiales; el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión, entre otros, con el objetivo de presionar y castigar o premiar y privilegiar a los comunicadores sociales y a los medios de comunicación en función de sus líneas informativas, atenta contra la libertad de expresión y deben estar expresamente prohibidos por la ley. Los medios de comunicación social tienen derecho a realizar su labor en forma independiente. Presiones directas o indirectas dirigidas a silenciar la labor informativa de los comunicadores sociales son incompatibles con la libertad de expresión”.

 

El segundo concepto para tener en cuenta es lo que el informe de la Relatoría sobre libertad de Prensa que hizo la Convención Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, y ratificado por la Corte Interamericana, es el de la indivisibilidad del derecho difusión del pensamiento y de la información.  “En este sentido, ésta tiene una dimensión individual y una dimensión social.  La Corte expresó: la libertad de expresión no se agota en el reconocimiento teórico del derecho de hablar o escribir, sino que comprende además, inseparablemente, el derecho a utilizar cualquier medio apropiado para difundir información y hacerla llegar al mayor numero de destinatarios […] Asimismo, es fundamental que los periodistas […] gocen de la protección y de la independencia necesaria para realizar sus funciones a cabalidad, ya que son ellos los que mantienen informada a la sociedad, requisito indispensable para que ésta goce de una plena libertad”.



 

El Relator Especial también destacó que “al imponer presiones directas o indirectas dirigidas a silenciar la labor informativa de los comunicadores sociales



se obstruye el funcionamiento pleno de la democracia, puesto que la consolidación de la democracia en el hemisferio se encuentra íntimamente relacionada al intercambio libre de ideas, información y opiniones entre las personas”.

 

 



En http://www.cidh.oas.org/relatoria/showarticle.asp?artID=26&lID=2.

C. Casos en Colombia


  1. La CIDH observó que durante 2008 no se produjeron homicidios directamente relacionados con el ejercicio de la profesión de periodista y valoró positivamente los avances que se han dado en el esclarecimiento de algunos hechos relacionados con asesinatos a periodistas.

Sin embargo, a pesar de los avances registrados, la situación de impunidad de los crímenes contra periodistas sigue siendo de especial gravedad”. (En informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos humanos 2008, Volumen III, OEA) Internet: http://www.cidh.org


Ahora, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), en su informe anual “La amenaza y la estigmatización: intimidaciones invisibles contra la prensa” sobre el estado de la libertad de prensa en Colombia en 2008, ratifica que se registraron 130 violaciones a la libertad de prensa.
Esta cifra representa una disminución de aproximadamente 20% en comparación con 2007, año en el que la FLIP registró 162 violaciones.
También ratifica que en 2008 no se presentaron asesinatos de periodistas por razones de oficio.
“Esto constituye un hecho para destacar en un país como Colombia, en el que se han asesinado a más de 130 periodistas en los últimos 30 años. Pese a lo positivo que esto resulta, las investigaciones judiciales por crímenes de comunicadores de años anteriores presentaron muy pocos avances”.
“A pesar de que en 2008 las amenazas contra periodistas se redujeron en un 15% en comparación con 2007, siguen siendo la principal forma de intimidación a los periodistas y el mecanismo más efectivo para coartar el ejercicio informativo e impedir que ciertos temas salgan a la luz pública. Sumado a la impunidad absoluta en que permanecen las investigaciones judiciales por amenazas contra periodistas, éstas se han convertido en el enemigo silencioso de la libertad de expresión”.
En este informe, la FLIP ofrece algunas cifras sobre el funcionamiento del Programa de Protección a Periodistas del Ministerio del Interior durante 2008, y hace un énfasis especial en un pronunciamiento reciente de la Corte Constitucional – con ocasión de una acción de tutela de una beneficiaria del Programa – sobre las condiciones en que el Estado debe proteger al periodista en riesgo. En pocas palabras, la Corte estableció que la protección del periodista en riesgo no puede afectar su libertad de expresión.
Durante 2008 también se presentaron algunas denuncias de periodistas que se consideran en riesgo por cuenta de los señalamientos y declaraciones estigmatizadoras de de funcionarios públicos y particulares.

Junto con las amenazas y demás violaciones directas a la libertad de prensa, el año pasado registró otra forma de censura, más indirecta. Se trata de la distribución arbitraria de la publicidad estatal, en función de objetivos políticos y como forma de presión financiera a los periodistas y medios.


Otro aspecto que puede desembocar en una forma de censura indirecta es la restricción para acceder a información pública. En un caso en particular, la Corte Suprema de Justicia se refirió a la información pública y sobre asuntos militares. En una sentencia el alto tribunal determinó que cuando el Ejército pretenda denegar una información por considerar que compromete la seguridad nacional, debe explicar de qué manera ésta se encontraría comprometida con la respuesta.
En http://www.flip.org.co/veralerta.php?idAlerta=346
Así mismo, la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, invocó al Principio 4 de la Declaración de Chapultepec, tambien formada por Colombia, donde se establece que “el asesinato, el terrorismo, el secuestro, las presiones, la intimidación, la prisión injusta de los periodistas, la destrucción material de los medios de comunicación, la violencia de cualquier tipo y la impunidad de los agresores, coartan severamente la libertad de expresión y de prensa. Estos actos deben ser investigados con prontitud y sancionados con severidad”.
En http://mercury.websitewelcome.com/%7Esipiapa/resolucion.php?id=284&tipo=1&idioma=sp&asamblea=5
Una cuestión mental
Estas cifras contundentes, sobre las presiones, asesinatos, amenazas y ataques a periodistas en Colombia, ameritan a una cobertura especial por parte del Estado, como lo reclaman los mismos comunicadores.
En un artículo publicado en el diario La Patria, de Manizales, el editor noticioso Fernando Alonso Ramírez entrevista a la directora de la Fundación Resiliencia, que apoya y da soporte a periodistas amenazados, agredidos y atacados por razón de su oficio.
Dice el artículo que:
Colombia es un país difícil para ejercer el periodismo. Son muchas las circunstancias en las que los comunicadores se ven enfrentados a eventos traumáticos.

Muchas veces porque deben cubrir informaciones de violencia, de tragedias, de desequilibrio social que lo agobian. Otras, porque son víctimas ellos de los violentos.

En la mayoría de los casos los periodistas asumen estos hechos como parte del oficio, pero no todas las personas son iguales, ni reaccionan de la misma manera ante hechos diversos. Por este motivo es necesario saber cómo manejar estas situaciones.


Como una ayuda para que los periodistas aprendan a reaccionar ante estas situaciones la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) publicó el Manual para el apoyo emocional del periodista.


Lo redactó la psicóloga Martha Chinchilla de Murillo, quien dirigió Resiliencia, el Centro de Investigación Emocional al periodista de la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Sergio Arboleda.


Además contó con el apoyo de la Embajada Británica en Colombia y de Reporteros Sin Fronteras, Suecia.

- ¿Por qué hacer un Manual de este tipo en Colombia?

Porque, por una parte, la situación de seguridad que vive el periodista colombiano lo pone en un riesgo continuo de desarrollar problemas emocionales debido al estrés que se vive; por otro lado, Colombia es un país en una crisis de violencia extrema y es el periodista el que primero tiene que enfrentar un sinnúmero de casos de gran impacto emocional sin que en ninguno de las dos circunstancias haya ningún tipo de apoyo emocional.



- ¿Qué otras experiencias existen como este Manual?

Existen algunos manuales que hablan de cómo hacer periodismo de guerra y su impacto en el periodista, pero de estrategias de manejo, es el primero que se edita, dentro de lo que yo conozco.


- Usted ha trabajado con muchos periodistas colombianos. ¿Cuáles son las constantes que encuentra en sus experiencias traumáticas?



El gran dolor por la experiencia que se está viviendo, la soledad total en esta experiencia, la vulnerabilidad, el poco conocimiento del tema y la falta de apoyo de la institución con que se trabaja empeorado por
la absoluta indiferencia del Estado. El olvido de la sociedad es algo inmensamente difícil de manejar.
- ¿Cómo actúa la Fundación Resiliencia? ¿Cuántos periodistas ha atendido?

Resiliencia es una fundación que da apoyo emocional, investiga y contribuye a la educación en el tema de periodismo y trauma. La atención no tiene ningún costo, para cualquier persona que trabaja en el área de comunicación y ha estado expuesta a experiencias traumáticas como consecuencia de su trabajo. Resiliencia pertenece a la Facultad de Comunicación de la Universidad Sergio Arboleda, Bogotá. Todas sus funciones son financiadas por la Universidad que de esta manera quiere hacer un aporte social al periodismo colombiano.







- ¿Qué otras profesiones se ven afectadas por estos traumas?

Las profesiones que tienen mayor riesgo de desarrollar problemas relacionados con el impacto del dolor y la tragedia humana son aquellas que tienen que atender a los sobrevivientes en primera instancia como paramédicos, socorristas, bomberos, Ejército y Policía, personal de emergencia en los hospitales y obviamente el periodista”.




En www.lapatria.com.co
D. Justificación
En materia laboral, los expertos hacen diferencias y semejanzas y trazan

lineamientos en cuanto a los riesgos profesionales propiamente dichos y los peligros que se desprenden del ejercicio de un oficio u profesión.


Dice el manual laboral “el ergonomista.com” que el trabajo de riesgo “constituye una actividad que puede ser peligrosa en la medida que el proceso de producción de los bienes y servicios exige una relación de la persona con los elementos objeto de transformación, con la tecnología y con los modelos de organización del trabajo que se utilizan”.
En http://www.elergonomista.com/27en01.html.
Aclara que “existen situaciones de riesgo en los puestos de trabajo como la tecnificación de la actividad laboral que da lugar a la aparición de máquinas con más variadas funciones, sustancias químicas, fuentes de energía diversas, etc.

La posición desde la que el trabajador se relaciona con los factores de riesgo es peculiar, el trabajador está en una relación de dependencia con respecto al empresario que es quién marca las pautas de la organización del proceso productivo y de la organización del trabajo. El contenido obligacional de la legislación incide especialmente en el empresario.


El concepto de riesgo se diferencia del de peligro. Peligro es una fuente o situación de trabajo causante de posibles daños. El riesgo puede cuantificarse, como “la valoración conjunta entre la probabilidad de que se produzca el daño y la severidad del mismo”. En http://www.elergonomista.com/27en01.html.
En las normas internacionales laborales se habla de condición de riesgo de trabajo “Cualquier característica del trabajo que pueda tener una influencia significativa en la generación de riesgos de la seguridad y salud del trabajador”.

En http://www.elergonomista.com/27en01.html.
Es así que también se hace la sugerencia de adoptar medidas de prevención por parte de los empleadores y empresas privadas y, o estatales.

Ahora, en cuanto al periodismo, es claro DEFINIR, que no se trata, por la especialidad en el desarrollo de sus tareas y la honda repercusión social y democrática que conlleva, de una actividad laboral como las industriales y, o productivas de bienes y servicios materiales.


La legislación internacional, y recogida por el portal en mención, refiere además que las patologías se manifiestan como “accidentes de trabajo, enfermedad profesional, estrés laboral, insatisfacción en el trabajo, envejecimiento prematuro, relaciones sociales conflictivas”.
En http://www.elergonomista.com/27en01.html.
Ahora, ¿qué son los factores de estrés? Tomamos respuestas y aproximaciones de portales laborales especializados y de consulta, como monografías.com, en donde se perfilan algunas definiciones:

“Se pueden definir estos factores estresantes del trabajo como "aquellas interacciones entre el trabajo, su medio ambiente, la satisfacción en el trabajo y las condiciones de su organización por una parte y por otra, las capacidades del trabajador, sus necesidades, su cultura y su situación personal fuera del trabajo, todo lo cual, a través de percepciones y experiencias, pueden influir en la salud y en el rendimiento y la satisfacción en el trabajo".

Lo anteriormente permite establecer que si existe un equilibrio entre las condiciones del trabajo y el factor humano, el trabajo puede incluso crear

sentimientos de confianza en sí mismo, aumento de la motivación, de la capacidad de trabajo y una mejora de la calidad de vida. No obstante, un desequilibrio entre las exigencias del medio por una parte y las necesidades y aptitudes por otra pueden generar una mala adaptación presentando como posibles consecuencias respuestas patológicas de tipo emocional, fisiológico y de comportamiento. Por su parte los efectos del estrés y sus consecuencias prolongadas varían con las características individuales, tienen diferentes sintomatologías así como diversas estrategias y estados de afrontar las situaciones estresantes.

Existen por tanto un conjunto de estresores dentro del ámbito familiar que pueden influir sobre el trabajo. Podemos distinguir los siguientes:

- Eventos normativos que se producen a lo largo del ciclo vital familiar.

- Eventos ocasionales importantes. Estos eventos suelen producir un nivel de estrés superior a los anteriores (muerte de un hijo o enfermedad grave, separación de la pareja o fallecimiento d ésta… Estos estresares que en un principio son eventuales se pueden convertir en crónicos.

- Estresores crónicos. Familiares que tiene que ver con el desempeño de roles en la familia y la existencia de conflictos interpersonales.

- Estrés por las relaciones y conflictos familia-trabajo. Son aquello estresares donde el desempeño de determinado rol en el trabajo influye negativamente en el entorno familiar.

- Estrés cuando los dos miembros de la pareja trabajan, cuando son frecuentes los conflictos por las interferencias entre el trabajo y la vida común.



Estrés y características personales.

De manera complementaria, y en relación directa con los factores de riesgo psicosocial se encuentran factores moderadores o variables asociados inherentes a cada uno de los miembros de la empresa como persona, y que determinan el grado de incidencia y en la salud. En este sentido el interés que comporta estas relaciones permitiría hacer previsiones del efecto de ciertas agrupaciones de estresores sobre el individuo. Por tanto se hace indispensable tener presente:

- Perfil Psicológico del trabajador: Hace referencia a todas las variables propias del individuo y que asociadas con los factores de riesgo del trabajo generan las enfermedades laborales, o facilitan su afrontamiento.

- Sexo: Está determinado por las diferencias biológicas y físicas, muy diferentes a los roles establecidos socialmente.

- Edad: La edad en sí misma no es fuente de riesgo es una característica que modera la experiencia de estrés. Se convierte en un factor de riesgo psicolaboral cuando se halla acompañada de situaciones de discriminación o desventaja en el trabajo o de actitudes sociales negativas que contribuyen al menosprecio o a la preferencia de unas edades sobre otras.

- Personalidad: Tiene relación con nuestra forma de ser (introversión, extroversión, características cognitivas), comportarnos y de reaccionar ante los semejantes en distintas situaciones. La vulnerabilidad ante las diversas circunstancias laborales está determinada por como cada persona afronta o enfrenta las demandas de su entorno así como por la (toma de control interno o externo) tolera la ambigüedad, da importancia y valor lo que uno es, está haciendo y por tanto se implica en las diferentes situaciones de la vida. Expectativas y metas personales.

- Antecedentes Psicológicos: Está relacionada con la historia de aprendizaje del individuo y los casos o enfermedades familiares. Por lo tanto es claro que, son

individuales y que de la misma forma pueden propiciar o no un accidente de trabajo.

Aunque se ha hecho referencia directa a los factores psicosociales relacionados con el ambiente laboral, existen variables que potencializan el estrés ocupacional y son externas al contexto laboral:

- Factores Exógenos: son todas aquellas variables del entorno del ser humano que se encuentran en asociación o relación directa con la calidad de vida del trabajador cabe destacar:

- Vida Familiar: en donde se incluyen las relaciones padres, hermanos, hijos, esposa, etc. Y sus diferentes problemáticas.

Entorno Cultural y Social:

Contexto Socioeconómico.

La persona está inmersa dentro de diversos contextos y debe existir un equilibrio en sus diversas áreas de ajuste (familiar, social, económico, sexual, académico, etc.) para que se sienta más satisfecha con sus logros, consigo misma y con los demás.

Entendiendo al ser humano como un ser integral es necesario tener presente que un problema en cualquiera de sus áreas de ajuste se verá directamente reflejado en su desempeño laboral y en la prevención de accidentes de trabajo.

El diagnóstico de los factores de riesgo psicosocial en el trabajo y su incidencia en la salud, satisfacción y resultados del trabajador, requiere de diferentes métodos de medición e investigación, los cuales deben brindar información que sirva de base para la identificación de los factores problemáticos y el establecimiento de las medidas de control y estrategias de prevención. Sin embargo, en la mayoría de los casos esta valoración no es una de las prioridades del programa de salud laboral, y sólo se presta atención cuando se identifican signos claramente relacionados con el estrés ocupacional, como por ejemplo el incremento en bebidas cafeínas, alcohol, tabaco, ausencias injustificadas y/o visitas periódicas al médico.

5) Programas de intervención.

Los programas de intervención para la prevención del estrés ocupacional, deben abordarse de una panorámica global que incluye un conjunto de estrategias y técnicas de intervención y que, por su carácter eminentemente técnico, exige ser llevada a cabo por especialistas.

Un programa de intervención debe distinguir:

a) Planificación preventiva, tratando de reducir o evitar estresares.

b) Diagnósticos de las fuentes y niveles de estrés.

c) Puesta en marcha de programas de prevención e intervención sobre estrés en aquellas áreas o grupos de personas de mayor riesgo.

e) Evaluación de los programas para documentar su eficacia y documentar el progreso de apoyo y modificaciones si hubiera lugar.

Por su parte las estrategias de intervención pueden ser:

a) Primarias, dirigidas a reducir o a eliminar los factores estresares.

b) Secundarias, dirigidas a favorecer el manejo del estrés.

c) Terciarias, dirigidas a facilitar programas de asistencia a los empleados, tanto grupales como individuales.

CONCLUSIÓN

Los subsistemas de mantenimiento de Recursos Humanos exigen también condiciones de trabajo que garanticen la salud y bienestar. Por tanto, deben minimizarse la insalubridad y la peligrosidad. La higiene en el trabajo se centra tanto en las personas (servicios médicos y servicios adicionales) como en las condiciones ambientales de trabajo: iluminación, ruido, y condiciones atmosféricas (temperatura, humedad, ventilación, etc.).

Es por esto que estudiamos los diferentes tipos de riesgos laborales para en un futuro prevenirlos o aminorarlos, así como también las condiciones peligrosas de cada uno y sus efectos sobre las personas expuestas a ellos, y de esta manera poder aplicar planes preventivos contra cada uno de los mismos.

Como puede notarse, el campo de los riesgos laborales es bastante amplio, debe seguirse trabajando en diferentes investigaciones para que éstos se disminuyan, ya que es necesario que las empresas otorguen facilidades de investigación, prevención y apoyo.

Cuando se aplican adecuadamente estos planes y facilidades de investigación, prevención y apoyo, se ahorran muchos riesgos y económicamente es rentable. Con ello pueden darse límites de carga o frecuencia de movimientos de los trabajos que provocan mayores problemas, de tal manera que existan guías en nuestro país al respecto”.

En http://www.monografias.com/trabajos12/tipriesg/tipriesg.shtml


El editorial del periódico El Tiempo, el 16 de noviembre de 2009 “Medios, leyes y libertad”, señala que… “En la primera mitad del 2009, 16 periodistas fueron asesinados en América, la cifra más alta en años recientes. Ocho de ellos en México, en medio de la cruenta guerra contra el narcotráfico que ese país libra, y dos en Colombia. En Cuba otros 27 son prisioneros del régimen castrista y se registran 102 acciones represivas contra comunicadores independientes desde el pasado abril…

Es claro entonces que los factores generadores de estrés, entre otros detalles, y que afectan el desarrollo social y familiar de los trabajadores, en este caso de los periodistas, aumentan con el desamparo estatal en la garantía de los derechos que reconozcan su actividad como de alto riesgo, y a su vez, contar con una respuesta clara del Estado, como la de otorgar derechos pensionales y jubilatorios también especiales.


Atentamente,


LUÍS FERNANDO DUQUE GARCÍA

Senador de la República

Autor


CITAS BIBLIOGRÁFICAS


  1. Constitución Política de Colombia. Portal de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos. Artículo 20: Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho a la rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura.

En http://pdba.georgetown.edu/constitutions/colombia/col91.html



  1. Op cit. Artículo 73. La actividad periodística gozará de protección para garantizar su libertad e independencia profesional. Artículo 74. Todas las personas tienen derecho a acceder a los documentos públicos salvo los casos que establezca la ley. El secreto profesional es inviolable.



  1. Los periodistas como cronistas de la historia. Conversatorio periodístico”. Alicia Entel y medios de comunicación social. Buenos Aires, Argentina, Universidad de Buenos Aires, UBA, octubre de 2007.

BIBLIOGRAFÍA

* Janaina Abrahan, Camilo. (2000). Manual de Seguridad e Higiene Industrial. D.F.: México. Limusa, Noriega Editores.

* Martínez Ponce de León, Jesús G. (2001). Introducción al Análisis de Riesgos. D.F.: México. Limusa, Noriega Editores.

* Chiavenato, Idalberto. (2001). Administración de Recursos Humanos. Santa Fé de Bogotá: Colombia. Mc Graw Hill.



* Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. [Página Web en línea] Disponible: http://www.mtas.es/insht/index.htm [Consulta: 2002, Julio 10].

* Buscador general. [Página Web en línea]. Disponible: http://www.google.com [Consulta: 2002, Julio 10].
Catálogo: atencion ciudadana -> Backup%20monica%20vanegas -> ATENCION%20CIUDADANA -> PROYECTOS%20LEGISLATURA%202009-2010 -> PROYECTOS%202009-2010%20SENADO
ATENCION%20CIUDADANA -> Gaceta 08-07 acta de plenaria 44 del de marzo de 2007 Número 44 de la Sesión Extraordinaria del día martes de marzo de 2007
ATENCION%20CIUDADANA -> Acta de plenaria 31 del 1° de diciembre de 2008 senado. Acta número 31 de la sesión ordinaria del día lunes 1° de diciembre de 2008
ATENCION%20CIUDADANA -> Fiscalia general de la nacion
PROYECTOS%20LEGISLATURA%202009-2010 -> Proyecto de ley no camara
PROYECTOS%20LEGISLATURA%202009-2010 -> Proyecto de acto legislativo no
PROYECTOS%20LEGISLATURA%202009-2010 -> Ponencia para segundo debate al proyecto de ley 130 de 2008 senado
PROYECTOS%20LEGISLATURA%202009-2010 -> Proyecto de decreto No
PROYECTOS%202009-2010%20SENADO -> Senado de la República de Colombia proyecto de ley no. De 2009 senado
PROYECTOS%20LEGISLATURA%202009-2010 -> Defensoría del pueblo – msd


Compartir con tus amigos:
1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad