Proyecto de ley capitulo I del ejercicio del acompañamiento terapeútico. ÁMbito y autoridad de aplicacióN. Artículo 1º



Descargar 52.05 Kb.
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño52.05 Kb.

PROYECTO DE LEY


CAPITULO I


DEL EJERCICIO DEL ACOMPAÑAMIENTO TERAPEÚTICO. ÁMBITO Y AUTORIDAD DE APLICACIÓN.


Artículo 1º- Objeto y principios. La presente ley tiene por objeto regular en el ámbito de la Provincia de Santa Fe, de acuerdo a sus disposiciones la actividad técnico profesional de los Acompañantes Terapéuticos, graduados con título universitario y equivalentes; sustentando los principios de la consolidación en cuanto a la participación de los técnicos profesionales como integrantes del Sistema de Salud de la Provincia de Santa Fe, fortaleciendo las capacidades específicas, para asegurar la calidad prestacional de los servicios de atención a la comunidad.

Artículo 2°- Concepto: El Acompañante Terapéutico, es un agente de salud con preparación teórica –práctica para integrar equipos interdisciplinarios con la posibilidad de participar en la elaboración de estrategias de tratamiento no farmacológico siendo su función brindar atención personalizada tanto al paciente como a su familia con el fin de colaborar en la recuperación de su salud, en su calidad de vida y en su reinserción social.

Artículo 3°- Autoridad de Aplicación. La autoridad de aplicación de la presente ley es el nivel jerárquico superior de la Provincia en materia de salud. Sus funciones son:

  1. Promover y controlar la capacitación y perfeccionamiento de todo el personal comprendido en la presente ley para asegurar su idoneidad, jerarquización y una adecuada calidad en la atención de la comunidad.

  2. Crear en su ámbito el registro de matriculación para el ejercicio de la actividad técnico profesional de los acompañantes Terapéuticos.

  1. Proceder a la matriculación inicial de todos los/as técnicos/as Acompañantes Terapéuticos con título habilitante y desempeño en la provincia de Santa Fe, en un plazo de ciento ochenta (180) días a partir de la sanción de la presente ley.

  2. Establecer el sistema de recertificación periódico para todo el personal comprendido en la presente ley.

  3. Ejercer el poder disciplinario sobre el matriculado garantizando el acatamiento al cumplimiento de los deberes y obligaciones fijados por esta ley.

  4. Rematricular como Técnico Acompañante Terapéutico con título habilitante, a aquellos profesionales cuyo título de Acompañante Terapéutico sea de nivel terciario o que ejercieran la actividad

reconocidamente con anterioridad a la tecnicatura, previa evaluación  cuya confección y posterior toma estará a cargo de miembros del Ministerio de Salud (como representantes de la autoridad de aplicación), directivos y/o docentes de la Tecnicatura de Acompañantes Terapéuticos de la Facultad de Ciencias Médicas (UNR)  y asimismo de representantes de AATRA.


Artículo 4º- Crease en el ámbito provincial el Registro de Acompañantes Terapéuticos dependiente del Ministerio de Salud y Medio Ambiente de la Provincia cuya función, de acuerdo al Artículo 3 inc b) de la presente, será el contralor del ejercicio profesional de quienes se inscriban con el fin de ejercer como acompañantes terapéuticos. 

CAPITULO II

CAMPO DE ACCION Y COMPETENCIA DE LA/EL ACOMPAÑANTE TERAPÉUTICO


Artículo 5°: Son objetivos del acompañamiento terapéutico:

  1. Favorecer el desarrollo biopsicosocial y/o autovalimiento de la persona asistida; 

  2. Fortalecer los vínculos familiares y sociales;

  3. Intervenir para facilitar a la persona asistida su integración en el proceso de vida independiente;

  4. Estimular la indagación y desarrollo de nuevos modelos de intervención como alternativa a los largos procesos de institucionalización.-

Artículo 6º: Las/os que ejerzan el acompañamiento terapéutico actuarán como parte de un equipo interdisciplinario integrado por médicas/os y/o enfermeras/os y/o psicólogas/os y/o cualquier otro profesional que de acuerdo a la singularidad de la/el paciente, el equipo determine como indispensable para el tratamiento del mismo.

Artículo 7º: El Acompañante Terapéutico realiza un apoyo asistencial y de promoción de la persona asistida que transita una etapa que no puede superar por sí misma, la cual tiene un tiempo de duración limitada y una modalidad definida en relación a cada caso en particular; con posibilidad de renovación si la evaluación del equipo interdisciplinario así lo refiere.-

Artículo 8º: Las/os acompañantes terapéuticos podrán realizar sus actividades en establecimientos asistenciales oficiales o privados habilitados y en cualquier institución del campo de la salud en general, por solicitud directa del paciente o de su familia, supervisada por el equipo, por el profesional a cargo del tratamiento, en virtud de orden o derivación escrita y firmada por el profesional médico tratante o bien por la institución responsable del paciente.

Artículo 9°: Las/os acompañantes terapéuticos acuerdan sus honorarios en forma libre y directa con sus pacientes, con la familia de éste o con la institución oficial o privada que requiera sus servicios.

CAPITULO III


DE LOS REQUISITOS Y FUNCIONES PARA EL EJERCICIO DEL ACOMPAÑAMIENTO TERAPEUTICO


Artículo 10°: Son requisitos para el ejercicio del acompañamiento terapéutico: 

a) Estar inscripta/o en el Registro de Acompañantes Terapéuticos;

b) Tener más de 21 años;

c) Ser egresada/o de universidades argentinas estatales o privadas legalmente habilitas o de universidades extranjeras cuyos títulos sean revalidados o reconocidos por la ley argentina en virtud de tratados internacionales

d) Ser egresada/o de Institutos Terciarios o de extensión universitaria en la materia, autorizados por el Ministerio de Educación de la Provincia de Santa Fe.

e) Denunciar el domicilio real y constituir domicilio legal en el ámbito de actuación.

f) Ser rematriculado de acuerdo al Art. 3 inc d. de la presente.


Artículo 11º: A los fines de la presente ley, el Ministerio de Salud y Medio Ambiente como autoridad de aplicación será el encargado de extender a quienes reúnan los requisitos enunciados en el artículo anterior, la correspondiente credencial que habilite al ejercicio profesional.-

Artículo 12º: El ejercicio del acompañamiento terapéutico consistirá únicamente en la ejecución personal de los actos enunciados en la presente ley, quedando prohibido todo préstamo de la firma o nombre profesional a terceros.-

Artículo 13º: Funciones: Son funciones de la/el acompañante terapéutico:

a) Apoyar y facilitar la ejecución de los objetivos terapéuticos planteados en el tratamiento, según las problemáticas particulares de la/el paciente en situación de internación, cuidados ambulatorios y/o en modalidades específicas de tratamiento: hospitales de día, casas de medio camino, etc.;


b) Actuar como agente de salud en el desarrollo de acciones de tipo preventivo que se articulan con el modelo de Atención Primaria de la Salud (APS), en el marco de un abordaje preventivo y de promoción de la salud.
c) Observar e informar al equipo interdisciplinario de Salud sobre el funcionamiento de la/el paciente en su ámbito familiar y social, y hacer cumplir las pautas establecidas para el tratamiento.
d) Llevar un registro de lo actuado respecto de la/el paciente.
Artículo 14°: A los efectos de velar por el cumplimiento ético y la formación continua de los Acompañantes Terapéuticos y ante la existencia de una Asociación que nuclea a los profesionales a nivel nacional (AATRA), los acompañantes terapéuticos deberán asociarse a la filial de la referida asociación en la Provincia de Santa Fe la cual funciona actualmente en la ciudad de Rosario.


CAPITULO IV


DE LOS DERECHOS Y OBLIGACIONES

Artículo 15°: Derechos. Las personas que ejerzan el acompañamiento terapéutico podrán: 

a) Certificar, a pedido de la persona asistida, las prestaciones del servicio de acompañamiento que efectúen, así como las limitaciones en la actividad y/o restricciones en la participación y/o facilitadores barreras de los factores ambientales de la persona asistida.

b) Coordinar acciones permanentes con las/os profesionales de la salud., en tanto integrante de un equipo interdisciplinario.

Artículo 16º - Obligaciones. Las personas que ejerzan el acompañamiento terapéutico estarán obligadas a:


  1. Cumplir con las indicaciones emanadas del equipo de la salud. 

  2. Promover y proteger a las personas asistidas, tomando las medidas necesarias para asegurar que el acompañamiento terapéutico se realice de acuerdo a normas éticas, conforme a lo dispuesto en el artículo 15 de la presente.

  3. El acompañamiento terapéutico debe ser siempre realizado con el total conocimiento, cooperación y consenso de profesionales cuya incumbencia esté determinada por la autoridad Sanitaria.

  4. Solicitar la inmediata intervención del profesional médico cuando el estado de salud del paciente le haga presumir una complicación en la enfermedad o del estado psicosocial del mismo.

  5. Prestar la colaboración que le sea requerida por las autoridades sanitarias en caso de emergencia.

  6. Cumplir con las normas vigentes sobre el uso de placas y avisos profesionales.

  7. A los fines de prescribir sus indicaciones utilizar los formularios que la autoridad de aplicación preestablezca al reglamentar la presente ley.

  8. Guardar el más riguroso secreto profesional sobre cualquier acto que realizare en cumplimiento de sus tareas especificas, así como de los datos o hechos que se les comunicaren en razón de su actividad de acompañamiento. Serán exceptuados del secreto los casos en que exista una obligación legal de expresarse. 

CAPITULO V

DIRECTRICES ETICAS PARA EL ACOMPAÑAMIENTO TERAPEUTICO

Artículo 17º - Respeto, Privacidad y Confidencialidad.

a) El acompañamiento deberá respetar siempre el valor inherente y la autonomía de la persona.

b) El acompañamiento terapéutico nunca deberá realizarse etiquetando a la persona ni identificarla solamente en términos de una o más categorías de déficit.

c) En el marco clínico, el acompañamiento terapéutico debe ser siempre realizado con el total conocimiento, cooperación y consenso de la persona asistida y/o su grupo de pertenencia.

d) La información obtenida por los/el acompañante terapéutico debe ser vista como información personal y debe estar sujeta a normas de confidencialidad apropiadas, según el modo en que los datos vayan a ser utilizados

e) Siempre que sea posible, una/un profesional debe explicar al individuo o a la/el representante del individuo la finalidad del acompañamiento terapéutico y la persona debe tener la oportunidad de participar y de cambiar o reafirmar la conveniencia.

 

CAPITULO VI

DE LAS PROHIBICIONES



Artículo 18° - Prohibiciones. Queda prohibido a las/os acompañantes terapéuticos: 

a) Prescribir, administrar o aplicar medicamentos sin la correspondiente Orden Médica. 

b) Contribuir o hacer anunciar la actividad de acompañamiento terapéutico difundiendo en ellas estadísticas ficticias, datos inexactos, promesa de resultados en la curación o cualquier otro hecho o afirmación que no se ajuste a la realidad. 

c) Delegar la atención de las personas asistidas a alguna persona auxiliar no habilitada.

d) Anunciar actividades laborales como Acompañante Terapéutico sin aclarar en forma inequívoca el cumplimiento de las indicaciones terapéuticas emanadas por el equipo interdisciplinario de Salud.
Los anuncios no podrán contener informaciones inexactas o ambiguas que puedan provocar confusión sobre la/el acompañante terapéutico, sus títulos o actividades, ni contener otra denominación que el acompañamiento terapéutico ni vocablos afines aludiendo a prácticas no incluidas en la presente.

CAPITULO VII


DE LAS SANCIONES

Artículo 19°. - Los Acompañantes Terapéuticos que violen las disposiciones de la presente ley o su reglamentación serán pasibles de las sanciones que el poder disciplinario, ejercido por la autoridad de aplicación, determine sobre los matriculados, sin perjuicio de la responsabilidad civil, penal o administrativa que pueda imputarse a los matriculados previo sumario administrativo o judicial.

Artículo 20°.- Medidas disciplinarias: Se establecen como medidas disciplinarias las siguientes:


  1. Llamado de atención.

  2. Apercibimiento.

  3. Multa

  4. Suspensión de la matrícula profesional habilitante.

  5. Cancelación de la matrícula. profesional habilitante

Artículo 21°.- Graduación: Las medidas disciplinarias establecidas en el artículo anterior deberán aplicarse graduándolas en proporción a la gravedad de la falta o incumplimiento en que hubiere incurrido el matriculado.

Artículo 22°.- La autoridad de aplicación se reserva el derecho de comunicar a personas o instituciones los casos de suspensión de matricula profesional hablitante en el ámbito provincial o nacional solicitando reciprocidad en casos análogos.

Artículo 23°.- De forma.


FUNDAMENTOS

Sr. Presidente

El presente proyecto de ley se realiza en base a los proyectos de Ley de la Provincia de San Luís y el presentado en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como asimismo de la ley Nº 7697 de la Provincia de San Juan, y ante la iniciación en el año 2008 de la Tecnicatura de Acompañante Terapéutico en la Facultad de Ciencias Médicas –Secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Rosario, es que se torna de suma importancia la regulación de la figura del/a Técnico/a Profesional Acompañante Terapéutico.

A continuación se transcribe el fundamento del Proyecto de Ley de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires —de cuya confección participó en carácter de Asesor ad honorem la Asociación de Acompañantes Terapéuticos de la República Argentina (AATRA)—,  por ser considerado como la fundamentación más exacta a la solicitud de la regulación de dicha actividad:

“La perspectiva de considerar la salud desde un modelo sanitarista1 , implica un cambio cualitativo que requiere la formulación y ejecución de modalidades de prestaciones que sean abiertas y accesibles, que incorporen, por principio, las necesidades individuales y particulares de las personas, que permitan equiparar las oportunidades para que todos los ciudadanos puedan actuar de forma eficaz e independiente en el hogar, en el lugar de trabajo, en la vida social en general, mejorar la accesibilidad a espacios físicos, medios e integración social y la habilitación/rehabilitación en salud. El concepto de salud integral como proceso social-histórico no se limita ya a la atención médica. Buscamos que se dimensione un recurso que genera intervenciones terapéuticamente eficaces allí donde la subjetividad acusa sus fragilidades más acentuadas. En este sentido, el presente proyecto de inclusión de la figura del acompañante terapéutico responde a la necesidad de brindar una legitimación formal en el ámbito del Sistema de Salud a una actividad que viene desarrollándose en el país sin una consecuente inscripción institucional con gran eficacia en el ámbito de la Salud. Creemos necesario que esta inclusión delimite de manera clara y precisa la acreditación y el ejercicio profesional que definen a este recurso humano tan valioso en el área de salud. El acompañamiento terapéutico se presenta como un recurso de creciente importancia en el tratamiento de diferentes tipos de patologías, pacientes que por su condición necesiten asistencia permanente, pacientes geriátricos, psiquiátricos, enfermos terminales (oncológicos, VIH-sida), adictos y personas que por capacidades diferentes deban contar con asistencia constante. 
Este dispositivo, además, posibilita una estrategia de trabajo interdisciplinaria de los distintos tipos de abordajes terapéuticos. El acompañamiento terapéutico ha tenido gran alcance y difusión en el tratamiento de pacientes que padecen psicosis, retraso mental, autismo, trastornos alimentarios, adicción a estupefacientes, alcoholismo, trastornos neurológicos, demencias, distintos tipos de cáncer, y enfermedades terminales. Esta enumeración, lejos de ser exhaustiva, intenta dejar en evidencia, la amplitud del campo que abarca este recurso y la posibilidad de superar la visión dualista: mente-cuerpo, para poder realmente implementar los lineamientos que se sostiene en las leyes 153, y 448 de esta Ciudad. Ambas leyes promueven una visión amplia del concepto de salud, que incluye la interdisciplina como modo de abordaje y la implementación de un trabajo en redes. El Estado debe garantizar el derecho a la Salud Integral de sus ciudadanos, respetando la singularidad de los asistidos, tal como se contempla en el artículo 21, inciso 12 de la Constitución de la Ciudad.

El acompañamiento terapéutico planteado como dispositivo se integra a una perspectiva de trabajo que viene a ampliar los modelos tradicionales de asistencia de pacientes. En el caso de pacientes con internación psiquiátrica, el acompañamiento terapéutico constituye una herramienta privilegiada a partir del cual se pueden implementar distintas modalidades de intervención tendientes a favorecer la integración social del paciente, colaborando con éste en la búsqueda y reconstrucción de espacios de socialización. Se apunta a generar un espacio terapéutico que complementa el tratamiento integral de los pacientes dentro y fuera de la internación, en pos de una política de desinstitucionalización de los mismos. En este sentido, la OPS promueve el desmantelamiento de las grandes instituciones hospitalarias en las que se concentra la atención de la salud mental de las/os pacientes y su transferencia a ámbitos domiciliarios y comunitarios. Se hace cada vez más necesaria la formación sistemática de profesionales a cargo de la atención desinstitucionalizada en instituciones de reconocido nivel académico, tal como lo recomiendan la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud.



Estas tareas son altamente específicas y complementan tanto el trabajo del psicóloga/o como el del médica/o, y no deben ser confundidas con las del enfermera/o psiquiátrico. Las/os profesionales que las desempeñan necesitan formación en el área de la psicología y de la psicopatología para poder acompañar, contener y colaborar en la rehabilitación psicológica de la/el paciente psiquiátrico y su familia, siguiendo las indicaciones de las/os profesionales tratantes. Podemos decir que el rol del acompañamiento se estipula bajo el lineamiento del equipo tratante. La función que realizara en cada caso se define en referencia al encuadre y a la dirección de un tratamiento. 
Esta práctica también hace posible sostener la continuidad de un tratamiento en el pasaje entre las distintas instancias del mismo, como el retorno de la internación total al medio familiar o la reinserción del paciente en actividades laborales, educativas o recreativas, momentos todos estos de alto riesgo para la recaída, cuando no son debidamente acompañados. El acompañamiento promueve el autovalimiento, evitando la estigmatización social, que, como todos sabemos, generan ciertos diagnósticos o el pasaje por algunos tipos de internaciones o instituciones de salud. Apuntamos a la transformación de un sistema hospitalocéntrico, a un nuevo modelo en Salud en red, integrado e interdisciplinario.
Para la práctica del acompañamiento terapéutico, constituye un instrumento imprescindible una sólida base de conocimientos, a fin de proveer en forma óptima servicios de atención, una coordinación adecuada y mecanismos de consulta apropiados para trabajar en todos los ámbitos con las personas en riesgo biopsicosocial. Esta base de conocimientos ha de estar aprobada por la Secretaria de Educación de la Ciudad, para poder así fiscalizar los lugares donde se forman estos trabajadores de la Salud.
La formación académica del acompañante terapéutico está diseñada para formar personas idóneas para desempeñarse en: 

  • En instituciones de internación psiquiátrica, cuyo objetivo sea disminuir los períodos de internación, con miras a acompañar a la/el enferma/o en su futura externación o en los períodos de internación en que las salidas programadas sean una indicación. 

  • En servicios públicos en aquellos lugares que promueven tratamientos psiquiátricos alternativos a las internaciones.

  • En instituciones intermedias, como hostales o casas de medio camino, donde la coordinación y/o dirección requiere personal capacitado en la tarea.

  • En el sistema privado de salud, en instituciones prestadoras de servicios psiquiátricos en los cuales las internaciones no forman parte de la cobertura asistencial, o las cubren por períodos muy breves. 

  • En la actividad asistencial privada, como asistente del psiquiatra y/o psicólogo, en la tarea de cuidado, acompañamiento y control diario de pacientes con problemas psiquiátricos severos, que requieren cuidados domiciliarios.

  • En el soporte a pacientes con patologías físicas o discapacidades para lograr integración al medio.

  • En programas de promoción y prevención de la salud para posibilitar la emergencia y la elaboración de la conflictividad social en camino a la recuperación de la libertad y la autodeterminación de los sujetos y los grupos.

En los últimos años ha habido una gran expansión de los lugares de formación en nuestro país2 , ya sean privados o estatales, a nivel terciario y universitario. En Buenos Aires, el título terciario de Acompañante Terapéutico cuenta con el reconocimiento del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, dictándose desde hace varios años en distintos establecimientos privados. En la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires fue incluida, desde el año 2002, la materia "Práctica Profesional y de Investigación: Fundamentos Clínicos del Acompañamiento Terapéutico" como asignatura electiva de la formación de grado de la Carrera de Psicología. Asimismo, que desde hace años vienen desarrollándose, en forma articulada a estas instancias de capacitación, numerosas pasantías y prácticas profesionales sobre esta especialidad en diversas instituciones públicas tanto del ámbito de Salud Mental -en algunos Servicios del Hospital Psicoasistencial e Interdisciplinario José T. Borda, el Servicio de Hospital de Día del Hospital T. Álvarez, el Hospital Municipal de Oncología Maria Curie, el Hospital Infanto Juvenil C. Tobar García, etc., como del ámbito Judicial -entre ellas la Curaduría del Menor y la Familia de la Defensoría del Menor, dependiente del Poder Judicial de la Nación- y del ámbito de la Secretaría de Promoción Social del Gobierno de la ciudad -a través del Departamento de Chicos de la Calle-, etc. En referencia a este punto, creemos necesario un control adecuado por parte del Estado de las instituciones que brindan la carrera de acompañante terapéutico, y la creación de un Registro de Acompañantes terapéuticos, dependiente de la Secretaria de salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En referencia a este último punto, pensamos que no se trata sólo de un control, sino de la instalación de un marco legal, que regule la práctica, para los prestadores de este servicio y para los usuarios del mismo.
Cabe señalar, la inexistencia de instancia pública alguna posibilitada de ofrecer acompañamiento terapéutico, dado que los equipos que funcionan en las instituciones hospitalarias u otros organismos públicos del Sistema de Salud lo hacen en forma ad-honorem, habitualmente sólo en horario diurno y en el marco institucional. Creemos que esto menoscaba la importancia de estas intervenciones, y los resultados que de ellas se obtiene y reproducen los circuitos de "trabajo en negro", que el gobierno ampara. Por ello creemos que son necesarias las acciones de Un Estado que adscriba a la idea que la salud ocupa un espacio fundamental en todas las instancias de decisión y ejecución de políticas en general, de forma tal que las políticas en Salud no puedan desvincularse de políticas de ingresos, de seguridad social, de control de las condiciones de trabajo, en síntesis de toda política social de gobierno. Si el AT es un recurso que hace lazo, del paciente con la comunidad, de las distintas instancias del tratamiento, es interesante plantear que su introducción podría venir a cuestionar una estética de mercado, que solo enlaza por los objetos en una virtualidad ficticia, donde, en verdad, los lazos sociales se fragmentan o solidifican.
[1] Entendido como la concepción ideológica que orienta al sistema.
[2] En Parana, La Plata, Bahía Blanca Esquel, Viedma, Rosario, San Juan, y San Luis “

Por todo lo expuesto solicito a mis pares me acompañen en la presentación del presente Proyecto de Ley


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad