Progress report of the research-based report of the Human Rights Council Advisory Committee in Spanish



Descargar 157.83 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño157.83 Kb.
  1   2

A/HRC/27/57




Naciones Unidas

A/HRC/27/57



Asamblea General

Distr. general

11 de agosto de 2014

Español

Original: inglés



Consejo de Derechos Humanos

27º período de sesiones

Temas 3 y 5 de la agenda



Promoción y protección de todos los derechos humanos,
civiles, políticos, económicos, sociales y culturales,
incluido el derecho al desarrollo


Órganos y mecanismos de derechos humanos

Informe sobre los progresos realizados en la preparación del informe de investigación del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos sobre las prácticas óptimas y los principales problemas encontrados en la promoción y protección de los derechos
humanos en situaciones posteriores a
desastres y conflictos

Índice


Párrafos Página

I. Introducción 1–7 3

II. Alcance 8–11 4

III. Introducción y objetivos 12–14 5

IV. Definiciones 15–24 6

V. Situación actual 25–49 8

A. Marco jurídico internacional 25–27 8

B. Marco jurídico y mecanismos de la ayuda humanitaria internacional 28–29 9

C. Organizaciones no gubernamentales internacionales del ámbito de la
ayuda y la asistencia humanitarias 30 11

D. África: instituciones y mecanismos regionales del ámbito de la ayuda


y la asistencia humanitarias 31–35 11

E. Asia y el Pacífico: instituciones y mecanismos regionales del ámbito


de la ayuda y la asistencia humanitarias 36–37 13

F. Europa: instituciones y mecanismos regionales del ámbito de la ayuda


y la asistencia humanitarias 38 13

G. América Latina: instituciones y mecanismos regionales del ámbito


de la ayuda y la asistencia humanitarias 39 14

H. Marcos jurídicos y mecanismos nacionales de ayuda humanitaria 40–46 15

I. Recomendaciones del Examen Periódico Universal relativas a la
acción humanitaria 47–49 17

VI. Los aspectos de derechos humanos de la acción humanitaria: buenas prácticas


y desafíos 50–94 17

A. Grupos vulnerables 50–57 17

B. Enseñanzas extraídas 58–87 19

C. Desafíos 88–94 23

VII. Conclusión principal 95 24

VIII. Recomendaciones 96–98 24



I. Introducción

1. En su resolución 22/16, el Consejo de Derechos Humanos solicitó al Comité Asesor que preparara un informe de investigación sobre las prácticas óptimas y los principales problemas encontrados en la promoción y protección de los derechos humanos en situaciones posteriores a desastres y conflictos. También solicitó al Comité que recabara las opiniones y aportaciones de los Estados Miembros, las organizaciones internacionales y regionales competentes, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios, los organismos, fondos y programas pertinentes de las Naciones Unidas, tales como la Secretaría Interinstitucional de la Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, los procedimientos especiales pertinentes de derechos humanos, así como los organismos y organizaciones que trabajan en situaciones posteriores a desastres y conflictos y representantes de la sociedad civil, con el fin de preparar el informe de investigación antes mencionado.

2. Se pidió al Comité que, al elaborar el informe, tuviera en cuenta la labor realizada al respecto por los órganos y mecanismos competentes de las Naciones Unidas en el marco de sus respectivos mandatos y que presentara un informe sobre los progresos realizados al Consejo en su 26º período de sesiones, en junio de 2014, y el informe final en su 28º período de sesiones, en marzo de 2015.

3. En su 11º período de sesiones, celebrado en agosto de 2013, el Comité estableció un grupo de redacción del informe y nombró a los siguientes especialistas para que integraran el grupo: Latif Hüseynov, Katharina Pabel, Cecilia Rachel V. Quisumbing (Relatora), Anantonia Reyes Prado (Presidenta) e Imeru Tamrat Yigezu, así como Chung Chinsung y Vladimir Kartashkin, cuyos mandatos finalizaron el 30 de septiembre de 2013. Posteriormente se sumaron al grupo de redacción Kaoru Obata y Ahmer Bilal Soofi. En su 12º período de sesiones, celebrado en febrero de 2014, el Comité decidió nombrar Relatora a la Sra. Reyes Prado y Presidente al Sr. Hüseynov. En el mismo período de sesiones, el Comité recomendó al Consejo de Derechos Humanos que ampliara el plazo previsto a fin de que el Comité dispusiera de mejor información para su trabajo, mediante una redistribución de los cuestionarios para recabar las opiniones y aportaciones de los distintos interesados, y que se solicitara al Comité Asesor que presentara al Consejo un informe sobre la marcha de los trabajos en su 27º período de sesiones. En su decisión A/HRC/26/40, el Consejo accedió a la solicitud del Comité de que se prolongara el plazo. Posteriormente, la Relatora del grupo de redacción preparó un proyecto de informe, que fue examinado y aprobado por el grupo de redacción en el período comprendido entre los períodos de sesiones 12º y 13º del Comité1.

4. Atendiendo a la petición que el Consejo dirigió al Comité en su resolución 22/16 de que recabara las opiniones y aportaciones de los distintos interesados, se elaboraron cuestionarios que el Comité distribuyó en septiembre de 2013 a todos los Estados Miembros, a representantes de la sociedad civil y a otros interesados, solicitándoles información sobre sus experiencias, las prácticas óptimas y los principales problemas encontrados en la promoción y la protección de los derechos humanos en situaciones posteriores a desastres y conflictos. Al 28 de enero de 2014, se habían recibido en total 36 respuestas a los cuestionarios, entre ellas 20 respuestas relativas a países que habían vivido situaciones posteriores a desastres, 1 de un país que había vivido un conflicto, 8 de países que habían estado en ambas situaciones y 7 de países que no especificaban en cuál de esas situaciones se habían encontrado. Un resumen de las principales cuestiones señaladas en las respuestas se incluye en la sección V infra.

5. En febrero de 2014, el Comité decidió recabar las opiniones de los organismos de las Naciones Unidas, de conformidad con lo requerido en el párrafo 2 de la resolución 22/16 del Consejo. A julio de 2014 no se había recibido ninguna respuesta de dichos organismos.

6. Hasta la fecha, se han identificado las siguientes cuestiones principales:

a) La acción humanitaria debe tener en cuenta aspectos jurídicos, sociales, políticos, éticos y culturales. Es fundamental que el marco jurídico ponga de relieve que el Estado tiene obligaciones y que las personas y las comunidades tienen derechos.

b) La labor de rescate, socorro y rehabilitación puede vincularse con la promoción de los derechos humanos. Sin embargo, en la práctica, ello no ocurre automáticamente. Por consiguiente, es necesario adoptar para dicha acción humanitaria un enfoque basado en los derechos humanos que incluya los principios siguientes:

i) Vinculación directa e intencional con los derechos humanos;

ii) Transparencia;

iii) Participación y consulta de los afectados y los beneficiarios;

iv) No discriminación;

v) Atención especial a las necesidades de los subgrupos de beneficiarios vulnerables y marginados;

vi) Rendición de cuentas.

7. Asimismo, se ha de adoptar una perspectiva de derechos humanos antes de que se produzcan desastres y es necesario que los gobiernos sean conscientes de que tienen toda una serie de responsabilidades en lo que respecta a la protección de sus ciudadanos. Igualmente importante es que las personas afectadas puedan entender que tienen derechos.



II. Alcance

8. El título de la resolución 22/16 del Consejo, en la que se define el mandato del Comité Asesor, sugiere que las situaciones posteriores a desastres son de alguna manera similares a las situaciones posteriores a conflictos. La similitud entre esos dos tipos de situaciones puede encontrarse en el hecho de que en ambos casos se trata de crisis humanitaria que requiere una acción humanitaria. Una crisis humanitaria requiere además una respuesta humanitaria que debe basarse en un enfoque de derechos humanos. Así pues, en el presente informe se examinan únicamente aspectos de derechos humanos propios de la acción humanitaria en situaciones posteriores a desastres y conflictos.

9. El término "posterior" puede tener un sentido demasiado amplio, por lo que es preciso delimitarlo en el tiempo. Para los fines del presente informe, se considerará que una situación posterior a un desastre o un conflicto empieza inmediatamente después de que se haya producido el desastre o el conflicto y termina cuando las actividades esenciales de la vida diaria vuelven a la normalidad para la población afectada. Es necesario analizar lo que significa la vuelta de la vida diaria a la normalidad, en particular porque los desastres y los conflictos afectan sobre todo a las personas vulnerables. Esa vulnerabilidad se caracteriza por las condiciones deficientes en las que viven antes del desastre o conflicto. Así pues, un desastre o conflicto exacerba las condiciones de vida ya precarias de esas personas. Es preciso, pues, examinar además las formas de mejorar sus condiciones de vida. Se ha de prestar atención especial a la etapa inicial de las situaciones posteriores a desastres y conflictos, sin excluir las cuestiones relativas a la justicia de transición, porque las actividades humanitarias se llevan a cabo principalmente en esa etapa. Además, debe adoptarse un enfoque basado en los derechos humanos en las etapas de rehabilitación y reconstrucción y en los procesos de reasentamiento. Asimismo, es preciso tener en cuenta las situaciones de crisis prolongadas2.

10. La delimitación del alcance del presente informe antes mencionada no excluye el examen de la vuelta a la vida normal, tema que debería ser objeto de debate cuanto antes en el Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos, con el fin de formular los principios de derechos humanos que deberían guiar sistemáticamente las actividades humanitarias. Además, algunas comunidades han vivido no solo desastres naturales y conflictos, sino también desastres resultantes de la actividad humana. Es preciso que dichas comunidades estén preparadas para enfrentarse a desastres provocados por el hombre y es necesario desarrollar los principios de derechos humanos para hacer frente a crisis humanitarias en cualquier parte del mundo. Sin planes de acción minuciosamente preparados, las comunidades afectadas y gravemente perjudicadas no pueden reaccionar con el debido respeto hacia los derechos humanos. En consecuencia, el principal objetivo del presente mandato consiste en velar por que se incorpore una perspectiva de derechos humanos en las actividades humanitarias desde la etapa de planificación.

11. Por definición, las actividades humanitarias son actividades destinadas a promover y proteger los derechos humanos. En el presente informe se ponen de relieve muchos ejemplos de actividades humanitarias exitosas desde ese punto de vista. Ahora bien, la experiencia demuestra que las actividades humanitarias, como el rescate, la rehabilitación y la asistencia a las personas afectadas, pueden tener deficiencias, algunas veces graves, desde el punto de vista de los derechos humanos. Por consiguiente en el informe también se destacan los principales problemas encontrados en la promoción y protección de los derechos humanos en situaciones posteriores a desastres y conflictos.

III. Introducción y objetivos

12. El mandato del presente estudio consiste en incorporar una perspectiva de derechos humanos en la planificación de las actividades humanitarias identificando las prácticas óptimas y los principales problemas encontrados en la promoción y protección de los derechos humanos en situaciones posteriores a desastres y conflictos, en el entendido de que las actividades humanitarias son, por definición, actividades destinadas a promover y proteger los derechos humanos.

13. El ámbito del estudio abarca las crisis humanitarias y las actividades humanitarias en situaciones posteriores a desastres y conflictos desde un enfoque basado en los derechos humanos.

14. ¿Quiénes son los afectados? Las personas directa e indirectamente afectadas3 son todas aquellas que sufren los perjuicios de una crisis o desastre y necesitan asistencia humanitaria con carácter urgente4. En las situaciones prolongadas, se observa que las personas necesitan una asistencia humanitaria de larga duración, que no tiene necesariamente la misma naturaleza y el mismo alcance que la asistencia humanitaria prestada durante la etapa de urgencia. Por lo general, en las situaciones posteriores a un desastre o a un conflicto, todas las personas están en riesgo, pero las consecuencias son peores para los grupos vulnerables: las mujeres, las personas de edad, los niños, los pueblos indígenas, los grupos minoritarios, los apátridas, los desplazados, los refugiados y las personas con discapacidad. Por consiguiente, se deben elaborar planes para atender las necesidades particulares de dichos grupos al responder a las situaciones de emergencia que los afectan.



IV. Definiciones

15. La experiencia demuestra que los conflictos y los desastres naturales tienen efectos multidimensionales en los derechos humanos. Afectan los derechos a la vida, a la salud y a la seguridad. Quedan destruidos los cultivos y las infraestructuras, lo cual tiene efectos duraderos en los medios de subsistencia; resultan afectados el acceso a los alimentos y el agua, a la educación, a la atención de la salud y a otros servicios básicos e incluso el acceso a la justicia.

16. Los desastres naturales5 son acontecimientos causados por peligros naturales que tienen graves consecuencias para la sociedad, la economía y/o las infraestructuras de una región. Se trata de fenómenos naturales como inundaciones, terremotos, tormentas, huracanes o erupciones volcánicas que causan grandes daños y pérdidas de vidas6. El grado de vulnerabilidad de la población y la capacidad local de respuesta determinan los desafíos y problemas de tipo humanitario que plantean los desastres naturales.

17. Una crisis humanitaria es un acontecimiento o una serie de acontecimientos que representan una amenaza grave para la salud, la seguridad y/o el bienestar de una comunidad u otro grupo grande de personas, por lo general en una zona amplia. Los conflictos armados, las epidemias, las hambrunas, los desastres naturales y otras grandes emergencias pueden suponer o causar una crisis humanitaria cuya amplitud sobrepase el mandato o capacidad de un solo organismo.

18. Por consiguiente, las crisis humanitarias pueden clasificarse en las categorías siguientes:

a) Desastres naturales (terremotos, inundaciones, tormentas y erupciones volcánicas).

b) Desastres provocados por el hombre (conflictos, accidentes de avión y de tren, incendios y accidentes industriales).

c) Emergencias complejas, cuando los efectos de una serie de acontecimientos o factores impiden que una comunidad acceda a los medios de satisfacer sus necesidades básicas, como agua, alimentos, cobijo, seguridad o atención de la salud. Esas emergencias pueden afectar a millones de personas en un gran número de países.

19. Por lo general, las emergencias complejas se caracterizan por:

a) Violencia generalizada y considerables pérdidas de vidas;

b) Desplazamientos de población;

c) Grandes daños a las sociedades y las economías;

d) La necesidad de una asistencia humanitaria polifacética a gran escala;

e) Limitaciones políticas o militares que obstaculizan o impiden la prestación de asistencia humanitaria, en particular en las situaciones posteriores a conflictos;

f) Considerables riesgos para la seguridad de los trabajadores que prestan asistencia humanitaria en ciertas zonas7.

20. La acción humanitaria es una labor de asistencia, protección y promoción realizada de manera imparcial para atender las necesidades humanas que se plantean en caso de emergencias políticas complejas y peligros naturales8. La asistencia humanitaria es la ayuda que se presta a una población damnificada respetando los principios humanitarios básicos de humanidad, imparcialidad y neutralidad. La asistencia puede clasificarse en tres categorías, según el grado de contacto con la población afectada: la asistencia directa es la distribución cara a cara de bienes y servicios; la asistencia indirecta supone al menos un grado de distanciamiento con respecto a la población afectada y consiste en actividades como el transporte de suministros de socorro o del personal que presta ese socorro; y el apoyo infraestructural, que consiste en la prestación de servicios generales que facilitan la labor de socorro, como la reparación de carreteras, la gestión del espacio aéreo y la generación de electricidad, pero que no siempre son visibles ni benefician exclusivamente a la población afectada9.

21. El desplazamiento interno es el movimiento involuntario, dentro de su propio país, de personas que han sido forzadas o se han visto obligadas a huir o abandonar su hogar o su lugar de residencia habitual. Tales movimientos pueden ser el resultado de diversas causas, entre ellas los desastres naturales o provocados por el hombre, un conflicto armado o situaciones de violencia generalizada10.

22. Los desastres tecnológicos o provocados por el hombre son peligros ligados a las tecnologías o causados por el hombre, como las emergencias complejas o los conflictos, la hambruna, el desplazamiento de población, los accidentes industriales o los accidentes de transporte11, que son causados por seres humanos y se producen dentro o cerca de asentamientos humanos, pudiendo causar degradación ambiental, contaminación y accidentes.

23. La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos considera que cuando las violaciones de derechos humanos son una consecuencia de situaciones de conflicto12, la secuencia de los acontecimientos es la siguiente:

a) Violaciones de los derechos humanos que causan conflictos;

b) Crisis humanitarias;

c) Nuevas violaciones de los derechos humanos, resultantes de los conflictos y las crisis humanitarias;

d) Agravación de los problemas de derechos humanos preexistentes;

e) La promoción y la protección de los derechos humanos son un objetivo de los acuerdos de paz.

24. La Oficina considera que cuando las violaciones de los derechos humanos son una consecuencia de desastres naturales, la secuencia de los acontecimientos es la siguiente:

a) Desastre natural;

b) Crisis humanitaria;

c) Agravación de los problemas de derechos humanos preexistentes; se producen nuevas vulneraciones de los derechos a consecuencia del desastre;

d) Los derechos humanos guían la planificación y la prestación de la respuesta humanitaria;

e) Incorporación de los derechos humanos en los planes de preparación para situaciones de emergencia.



V. Situación actual

A. Marco jurídico internacional

25. Existe un marco jurídico internacional de derechos humanos, que consiste en declaraciones y tratados específicos, destinados a proteger a las personas afectadas por los desastres naturales y los conflictos. Como la protección no se limita a la supervivencia en una situación de emergencia, todas las garantías pertinentes relativas a los derechos civiles y políticos, así como a los derechos económicos, sociales y culturales, contribuirán a preservar la dignidad de las personas afectadas. Habida cuenta de que las violaciones de los derechos humanos aumentan en los contextos posteriores a desastres y conflictos, todas las actividades humanitarias se basan en el marco jurídico internacional principal, la Carta Internacional de Derechos Humanos, que comprende la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y sus dos protocolos facultativos.

26. El derecho internacional humanitario es un conjunto de normas que tiene por objeto limitar, por razones humanitarias, los efectos de los conflictos armados. Protege a las personas que no participan en las hostilidades y restringe los medios y los métodos bélicos13. Esas normas son, principalmente, los Convenios de Ginebra de 1949 y los Convenios de La Haya de 1899 y 1907.

27. Se ha de dar prioridad a los principios y las normas de derechos humanos en la prestación de asistencia humanitaria. Esos principios son los siguientes: la universalidad (los derechos humanos se han de reconocer a todos, sin excepción); la indivisibilidad (los derechos humanos son indivisibles e interdependientes); la participación y la consulta (las personas tienen derecho a participar en la adopción de decisiones para proteger sus derechos y sus opiniones deben tenerse en cuenta); la no discriminación (se han de garantizar los derechos humanos sin discriminación alguna, principio que se extiende a las políticas y las prácticas que podrían tener un efecto discriminatorio); la rendición de cuentas (se han de crear mecanismos de rendición de cuentas para hacer efectivo el ejercicio de los derechos); y la transparencia (los gobiernos y sus colaboradores humanitarios, sean estos nacionales o internacionales, deben divulgar abiertamente toda la información y los procesos de adopción de decisiones relacionados con los derechos).



B. Marco jurídico y mecanismos de la ayuda humanitaria
internacional

28. Se ha dado especial relieve a la ayuda y la asistencia humanitarias prestadas en respuesta a las emergencias causadas por conflictos y desastres en todo el mundo, lo cual ha conducido al desarrollo de una serie de mecanismos e iniciativas especializados, como los siguientes:

a) Las políticas humanitarias, los acuerdos, las directrices, los documentos y los instrumentos para la asistencia humanitaria del Comité Interinstitucional Permanente de Reconstrucción y Rehabilitación a Raíz de Guerras y Desastres14, como la Carta Humanitaria y las Normas Mínimas para la Respuesta Humanitaria, la Guía sobre Salud Mental y Apoyo Psicosocial en Emergencias Humanitarias y Catástrofes, el Manual sobre Cuestiones de Género en la Acción Humanitaria, las Directrices Operacionales sobre la Protección de los Derechos Humanos en Situaciones de Desastres Naturales y las Directrices Aplicables a las Intervenciones contra la Violencia por razón de Género en Situaciones Humanitarias.

b) El Proyecto Esfera, una iniciativa voluntaria que reúne a una amplia gama de organizaciones humanitarias en torno a un objetivo común: mejorar la calidad de la asistencia humanitaria y la rendición de cuentas de los actores humanitarios ante sus mandantes, los donantes y la población afectada. Establecido en 1997, el Proyecto Esfera no es una organización basada en la adhesión de miembros. Gobernado por una Mesa Directiva compuesta por representantes de redes internacionales de organizaciones humanitarias, el Proyecto Esfera constituye una activa comunidad de trabajadores humanitarios profesionales15.

c) Las normas, la formación, el código de conducta y la certificación de la organización Humanitarian Accountability Partnership, establecida en 200316.

d) El Marco de Acción de Hyogo para 2005-2015: Aumento de la resiliencia de las naciones y las comunidades ante los desastres17.

e) La Plataforma Humanitaria Mundial, un mecanismo establecido en 2006 para aumentar la coordinación entre las organizaciones humanitarias de las Naciones Unidas y las que no forman parte del sistema.

f) Las Directrices sobre la Facilitación y Reglamentación Nacionales de las Operaciones Internacionales de Socorro en Casos de Desastre y Asistencia para la Recuperación Inicial (Directrices IDRL), de 2007, y el Código de Conducta Relativo al Socorro en Casos de Desastre para el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) (30 de noviembre de 2007).

g) El manual de 2009 titulado International Law and Standards Applicable in Natural Disaster Situations (Derecho y normas internacionales aplicables en casos de desastre natural), de la Organización Internacional para el Derecho del Desarrollo.

h) Las Minimum Inter-Agency Standards for Protection Mainstreaming (Normas mínimas interinstitucionales para la incorporación sistemática de la protección en las actividades humanitarias), publicadas por World Vision en 201218.

i) La Food Assistance Convention (Convención de asistencia alimentaria), que entró en vigor el 1 de enero de 2013.

j) El Mecanismo internacional de Varsovia para las pérdidas y los daños relacionados con las repercusiones del cambio climático, aprobado por la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en su 19º período de sesiones, celebrado en noviembre de 2013. El mecanismo se estableció en virtud del Marco de Adaptación de Cancún con el fin de hacer frente a las pérdidas y los daños relacionados con las repercusiones del cambio climático, incluidos los fenómenos extremos y los fenómenos graduales, en los países en desarrollo que son particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático19.

29. En lo que respecta al derecho internacional humanitario, el Comité Internacional de la Cruz Roja, establecido en 1863 y miembro fundador de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, trabaja en todo el mundo para prestar ayuda humanitaria a las personas afectadas por los conflictos, disturbios internos y otras situaciones de violencia interna y para promover las leyes por las que se protege a las víctimas de la guerra. Es una organización independiente y neutral cuyo mandato dimana esencialmente de los Convenios de Ginebra de 194920.

C. Organizaciones no gubernamentales internacionales del ámbito
de la ayuda y la asistencia humanitarias

30. Existen muchas organizaciones no gubernamentales (ONG) que tienen experiencia en la prestación de ayuda y asistencia humanitarias en todo el mundo. Entre las principales coaliciones y plataformas internacionales de ONG que trabajan actualmente en la coordinación de la ayuda humanitaria en todo el mundo están las siguientes:

a) El Consejo Internacional de Organizaciones Voluntarias, una red mundial de ONG cuyo cometido consiste en velar por que la acción humanitaria se ajuste a los principios en forma más rigurosa y sea más eficaz, mediante una labor colectiva e independiente a nivel político y práctico21.

b) ACT Alliance – Action by Churches Together, una coalición de más de 140 iglesias y organizaciones afiliadas que trabajan en forma conjunta en más de 140 países para crear cambios positivos y sostenibles en las vidas de los pobres y las personas marginadas, independientemente de su religión, sus opiniones políticas, su género, su orientación sexual, su raza o su nacionalidad, de conformidad con los códigos y las normas internacionales de más alto nivel22.

c) InterAction, que está integrada por más de 180 organizaciones que trabajan en todos los países en desarrollo. Se trata de organizaciones confesionales y laicas, grandes y pequeñas, que se ocupan especialmente de las poblaciones más pobres y vulnerables del mundo. InterAction es la alianza más grande de organizaciones benéficas privadas y entidades con calidad de miembros asociados de los Estados Unidos23.


Catálogo: HRBodies -> HRC -> RegularSessions -> Session27 -> Documents
RegularSessions -> Summary report on the high-level panel discussion on the question of the death penalty in Spanish
RegularSessions -> Report of the Independent International Commission of Inquiry on the Syrian Arab Republic in Spanish
RegularSessions -> Communications report of Special Procedures Communications sent, march 2013 to 31 May 2013, Replies received, May to 31 July 2013
RegularSessions -> Report of the Special Rapporteur on torture, Mission to Mexico in Spanish
RegularSessions -> Report of the Special Rapporteur on the situation of human rights defenders Observations on communications in English
RegularSessions -> Update of report A/hrc/19/41 (on discriminatory laws and practices and acts of violence against individuals based on their sexual orientation and gender identity) in Spanish
RegularSessions -> A/hrc/28/68/Add
RegularSessions -> Communications sent, december 2013 to 28 February 2014, Replies received, February to 30 April 2014
RegularSessions -> Report of the Special Rapporteur on contemporary forms of racism on the implementation of ga resolution 68/150 in Spanish
Documents -> Analytical study focusing on gender-based and sexual violence in relation to transitional justice in Spanish


Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad