Programa de formacion para laicos-as


Tareas para comprensión del tema del siguiente mes



Descargar 231.92 Kb.
Página4/4
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño231.92 Kb.
1   2   3   4

Tareas para comprensión del tema del siguiente mes:


El objetivo de este ejercicio es revisar el compromiso histórico desde la conciencia y la habilidad para tomar partido por la historia de los(as) demás.




  • ¿Qué pasos, analizando mi práctica, se pueden dar para que una persona acompañada pase de conocer sus cualidades del manantial a caer en la cuenta de su conciencia? Reviso varios casos concretos. ¿Dónde han estado los aciertos?




  • ¿Cómo he facilitado a las personas que he acompañado a percatarse de que en su conciencia está el “ser para las(os) demás”? Analizo diversos casos con los que me he encontrado.




  • ¿Cómo he acompañado a otros(as) a descubrir que encontrarse con lo más hondo de su conciencia les abre camino hacia Dios? Recojo varias experiencias y analizo las convergencias.




  • ¿Qué métodos puedo utilizar para ayudar a quien acompaño a expresar sus valores y sus contravalores?. ¿Qué lecturas y experiencias considero que pueden ser apropiadas para esto?




  • ¿Cómo he reconocido en mi propio compromiso, antivalores subliminales? ¿Cómo hago caer en la cuenta de éstos anti-valores a quienes acompaño?




  • ¿Cómo puedo favorecer, sin imponer, que quien acompaño tenga experiencia con los empobrecidos(as)?. ¿Cómo acompañaría esas experiencias?.




  • ¿Cómo puedo hacer lo mismo para que tengan el contacto vital con desahuciados(as). ¿Qué se puede demandar como logro de eso?




  • ¿Cómo puedo ayudar a que quien acompaño sepa distinguir bien una actitud paternalista de otra en la que en realidad “toma partido” por las demás personas?




  • ¿Qué criterios me sirven para facilitar a quien acompaño a realizar lo mejor posible su opción evangélica por pobres y pecadores(es)?




  • ¿Cómo puedo ayudar a evaluar el aporte de quien acompaño en su vinculación con los nuevos movimiento sociales. ¿Qué criterios son eficaces?




  • ¿De qué manera realizo todo este cotejamiento partiendo siempre de su manantial, desde la fuerza de la Espíritu y no de mis propias ideas? ¿Cómo me cuido para esto? ¿Qué puntos de alarma establezco?




  • ¿Cómo enfatizo a quien acompaño que el trabajo por los derechos humanos debe hacerse siempre desde las víctimas y de los excluidos(as)? ¿Cómo lo favorezco?


Evaluación:


  • En este apartado le suplicamos si es posible que nos envíe a la dirección del ICE de Guatemala icecefas@url.edu.gt , cualquier observación, comentario, sugerencia, aporte significativo que pudiéramos tomar en cuenta para mejorar la presentación de los temas de los siguientes meses.

  • Puede ayudar responder las siguientes preguntas:

    • ¿Qué sensación interna registro al finalizar el proceso de formación de este mes?

    • ¿Qué aprendizajes significativos he adquirido para mi crecimiento psicoespiritual?

    • ¿Qué novedad, qué énfasis o qué relaciones he establecido del contenido de este taller, respecto de mi proceso personal?

    • ¿Qué guardo en mi corazón de este tema y de todo el proceso de reflexión que he seguido en lo personal y lo grupal?

    • ¿Qué me hubiera gustado recibir y no lo recibí?

    • ¿Qué otra bibliografía interesante sobre el tema sugiero para que sea incluida?



1 Pueblo al cual se desvió Ignacio cuando se dirigía hacía Barcelona en el inicio de su peregrinación a Jerusalem, después de haber velado sus armas ante la Virgen de Monserrate. En esta población junto al río Cardoner, una gruta de poca profundidad, sirvió a Ignacio para sus prácticas de oración y penitencia.

2 Carisma es la manera de captar y vivir el Evangelio de Jesús. La genialidad de Ignacio es que su carisma, su modo de captar a Jesús, lo hizo método (en los ejercicios), y por eso, lo puede difundir. Esta también es la causa por la cual, este carisma sólo puede comprenderse en profundidad, después de haber hecho la experiencia de los Ejercicios.

3 Ignacio mismo lo veía así: en 1543 obtiene la bula de Paulo III para erigir la compañía de Santa Marta –para las pecadoras arrepentidas-, y en 1546 crea el monasterio de Santa Catarina della Rosa –dirigido por laicos y dedicado a educar jovencitas en peligro de caer en la prostitución, y aunque la bula de aprobación aparece después de su muerte, es una obra tomada muy en serio por sus compañeros. Cfr. RAVIER, André. Ignacio de Loyola funda la Compañía de Jesús. Obra Nacional de la buena prensa, México, 1991. 567 págs.

4 Iba hacia la Iglesia de San Pablo, caminando junto al río Cardoner –en las inmediaciones de Manresa- y se sentó a descansar mirando la profundidad del agua.

5 Las referencias a la Autobiografía, el Diario Espiritual, y las Constituciones, están tomadas de las Obras completas de Ignacio de Loyola, BAC. Madrid, 1982.

6 Cfr. BAIZAN, Jesús María. “Integración y Solidaridad el camino ignaciano para seglares” En: Manresa, Vol. 61, Julio-septiembre 1989, pág. 214

7 Esta vía siempre fue bloqueada por el mismo Ignacio. Al igual que con el coro, Ignacio lo rechazó para facilitar el trabajo y la disponibilidad a la Misión. La razón aducida fue el impedir que los jesuitas estuviesen dedicados a atender a las religiosas con las que habría alguna semejanza carismática, disminuyendo así la disponibilidad para la misión, generado por mala experiencia con las primeras “jesuitas”.

8 Plan de estudios que señalaba cómo debía ser la estructura académica en todos los colegios jesuitas.

9 Cfr. VASQUEZ, Carlos. “La espiritualidad ignaciana en la educación jesuítica”, En: Ignacianidad, Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia, 1991. Pág. 195.

ACHAERANDIO, Luis. Características de la Universidad Inspirada por el Carisma propio de la Compañía de Jesús, Universidad Rafael Landívar URL, Guatemala, 1994.



10 Cfr. Características de la educación de la Compañía de Jesús, CONED, Madrid, 1986

11 El PPI se plantea en cinco pasos fundamentales: contexto, experiencia, reflexión, acción, y evaluación. Cada uno de estos pasos, es extractado de la dinámica misma de los Ejercicios y aplicados a la educación. Ignacio, antes de comenzar a dar los Ejercicios, deseaba conocer la capacidad y predisposición de la persona –contexto-; hacía énfasis en que se debe “gustar las cosas internamente”, conocer por el sentir –experiencia-; lleva al discernimiento, a la clarificación con el entendimiento –reflexión-; genera el compromiso “el amor se debe poner más en las obras que en las palabras” (EE 230) –acción-; y finalmente el examinar de Ignacio, cuyo objetivo fundamental es buscar el magis –evaluación- como medio para irse constituyendo “persona para los demás”. Cfr. Pedagogía Ignaciana, un planteamiento práctico.

12 Con el agravante de que en muchas ocasiones, los educadores lo aplican sólo como una técnica pedagógica ya que no brota de su propia vivencia pues no han hecho la experiencia de los Ejercicios, y por tanto, aunque sigan la metodología, no contagian la ignacianidad, ni alcanzan los frutos deseados.

13 EE 53

14 Pequeñas actividades que pertenecen a la acción de quien está haciendo Ejercicios: buscar la claridad o la oscuridad, ponerse en pie o de rodillas, comer o ayunar, cuidado de la vista, del reírse, etc.

15 Esto es un punto fundamental para Ignacio. El simple sentir no se da en el ser humano, se da un sentir con sentido, con significado, que lo hace humano. La sensibilidad es el cauce para captar el significado, para comprender internamente... haciendo un todo de la experiencia.

16 Cfr. RAMBLA, J. Hacer y Padecer. En: Manresa, Op. Cit. pp. 195-208

17 EE 104

18 Fueron de los primeros compañeros de Ignacio; a ambos Ignacio los detuvo alrededor de dos años antes de darles Ejercicios a pesar de ser muy valiosos, pues no consideraba que se encontraban listos aún. Luego, Javier fue un gran misionero en Asia y Japón; de Fabro, el mismo Ignacio decía que era quien mejor daba los Ejercicios.

19 CABARRÚS, C. ¿Por qué no nos cambian los Ejercicios? En: ALEMANY, C. y GARCÍA MONGE, J. Psicología y Ejercicios Ignacianos. 2 ed. 2 volúmenes. Mensajero- Sal Terrae. 1996. p. 277.

20 EE 23

21 Ignacio divide los Ejercicios en “semanas” porque analógicamente los Ejercicios se realizan en un mes. Cada semana –que en la práctica va a ser de duración variable- toca uno de los ejes principales.

22 La insolidaridad hecha a los seres humanos y por ella hecha a Dios, es la raíz fundamental del pecado que ahoga también lo más profundo a lo que se es llamado(a). Este tema ya fue ampliamente tratado.

23 EE 53

24 “Ser puestos con el Hijo”, es la petición fundamental que propone Ignacio que se haga al Padre. Él tuvo esta experiencia de ser “puesto con el Hijo”, en La Storta, una capilla ubicada 11 kms. antes de Roma.

25 La contemplación y la meditación, son dos tipos de oración propuestos por Ignacio para conocer a la persona de Jesús y dejarse configurar por Él –ambos presentados en el capítulo sobre la experiencia de oración-. La meditación invita a acercarse al texto, empleando fundamentalmente la racionalidad, la voluntad y la memoria; la contemplación, invita a hacerlo más desde la sensibilidad, desde lo intuitivo. Esta sensibilidad se acentúa en “la aplicación de sentidos” –otro modo de orar contemplativamente-: ver, oír, gustar, como si presente me hallase (EE 114). La metodología concreta de cada una de estas formas de orar ya fue expuesta al tratar sobre la experiencia de oración.

26 EE 107

27 EE 197

28 EE 221

29 EE 231

30 EE 195

31 Para comprender los Ejercicios como un instrumento de obrar la justicia, véase la ponencia presentada en Bruselas con ocasión de un Simposio sobre Ejercicios: CABARRÚS, C. Les Excercices spirituels: un instrument pour travailler à la promotion de la justice. En La practique des excercices spirituels d´ Ignace de Loyola. IET. Bruxelles, 1991. p. 123 ss. Esto aparece también, como introducción del libro Puestos con el Hijo... Op. Cit.


32 Constituciones de la Compañía de Jesús Nº 102.

33 EE 239

34 EE 352 - 370

35 MESTERS, C. La misión del pueblo que sufre. Perspectivas CLAR, Nº. 14, Bogotá, 1983.

36 Por esto, y a pesar de ser una herramienta metodológica, es importante hacer notar que no puede dar, ni acompañar Ejercicios quien no los haya experimentado primero en sí mismo(a).

37 CABARRUS, C. La espiritualidad Ignaciana, es laical. Op. Cit.

38 El P. Kolvenbach, ha intuido esto cuando habla del Evangelio según Ignacio al examinar la re- lectura del Evangelio propuesta por él en los mismos Ejercicios, en dónde selecciona textos, introduce unos nuevos [EE 299], o suaviza otros [EE 277].

 Véase el capítulo La inserción de la historia en los Ejercicios. En: CABARRUS, C. Puestos con el Hijo... Op. Cit. p. 259.

39 Cuando hablamos del pecado, quedó ya ampliamente expresado quiénes son los(as) pecadores: quienes –por la gracia- comprenden que en sus faltas y heridas al(a) hermano(a) han dañado a Dios, porque descubren en su hermano(a) a Cristo crucificado hoy. Junto con esto viene, concomitantemente, la experiencia del perdón.

40 Quizá vale la pena resaltar que esta concepción de la categoría pobre, tal y como aquí la proponemos, es lo que en la terminología propia de la globalización se ha llamado excluidos.

41 CASTILLO, J. Escuchar lo que dicen los pobres a la Iglesia. Cuadernos CJ. Nº 88. Barcelona. Marzo 1999. pp. 3-4

42 Ibid.

43 Cfr. CABARRÚS, C. Seducidos por el Dios de los pobres. Narcea, Madrid, 1995. pp. 34ss

44 Teólogo y filósofo jesuita de la Provincia de Centroamérica asesinado en 1989 siendo Rector de la Universidad Centroamericana (UCA) de San Salvador.

45 ARRUPE, P. La misa en “Mi Catedral”. Notas íntimas inéditas. Cuadernos de Espiritualidad 54, Perú, abril – junio 1991. p. 34

46 Más adelante, en este mismo capítulo profundizamos los rasgos de esta nueva sociedad, de los cuales, quien acompaña desde lo psico – histórico – espiritual tiene que ser vocero(a) y entusiasta colaborador(a): trabajo como condición de posibilidad, compartir, supresión de las discriminaciones, implicación de lo político, libertad, austeridad y acción de la gracia.

47 Cfr. MARDONES, J. Por una cultura de la solidaridad. Cuadernos FyS. Madrid, 1994. pp. 16 - 17.

48 BOFF, L. La libertaçao e ecologia: desdobramento de um mesmo paradigma. pp. 84 – 86.

49 MARDONES, J. Op. Cit. pp. 18 - 19

50 Ibid. p. 42

51 CARRERA, J. Etica civil, ética de mínimos. En: Algunas reflexiones del curso 1998-99. Cuadernos CJ. Barcelona, Diciembre 1999. p. 45.

52 Ibid.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad