Programa de desarrollo integral estudiantil



Descargar 34.54 Kb.
Fecha de conversión11.03.2019
Tamaño34.54 Kb.
Vistas20
Descargas0

SIMPOSIO INTERNACIONAL DE PEDAGOGÍA

MÉTODOS, MODELOS, ENFOQUES, EXPERIENCIAS, PROYECTOS Y PROGRAMAS

Bogotá, 4 y 5 de Marzo
PONENCIA

PROGRAMA DE DESARROLLO INTEGRAL ESTUDIANTIL

Un programa para la prevención de la deserción estudiantil universitaria.

El caso de la Facultad de Cultura Física, Deporte y Recreación

de la Universidad Santo Tomás, sede Bogotá.
Asceneth María Sastre Cifuentes1
RESUMEN
El programa de Pregrado en Cultura Física, Deporte y Recreación de la Universidad Santo Tomás, como parte del proceso de autoevaluación y autorregulación con miras a optar a la acreditación de alta calidad de su programa de pregrado, inició en 2011 un estudio diagnóstico de la situación académica de sus estudiantes, con el fin de contar con información sistematizada al respecto. Se evidenciaron altas cifras en las solicitudes semestrales de reintegro (entre 100 y 150 al semestre) y un rezago del 86.5%. Se estimaba en un 20% aproximadamente el nivel de deserción atribuible especialmente a mortalidad académica y a dificultades económicas, al lado de la práctica frecuente de cancelar materias sin mediar estrategias remediales a esa fecha no contempladas.

Se advirtieron entre otras cosas, procedimientos de ingreso apresurados y superficiales que no establecían con rigor la motivación de los estudiantes frente a su carrera, la falta de un perfil de ingreso bien definido que permitiera identificar condiciones de vulnerabilidad académica, la ausencia de un equipo estable y calificado de docentes que aplicaran criterios claros de selección, ubicación y orientación, al tiempo que se identificaba en los estudiantes de primer semestre desinformación, creencias erradas, imaginarios y expectativas desajustadas al tipo de actividad y nivel de logro esperado en el proceso formativo. Se advirtieron también falencias de los estudiantes en competencias básicas lectoescriturales, cognitivas, socioafectivas y en autonomía, detectadas por los profesores durante los primeros semestres así como deficiencias en el manejo de segundo idioma y dificultades para la cotidiana manutención (alimentación, transporte). Se apreciaron también debilidades en la identidad con el programa, la universidad, los compañeros o los docentes, todos ellos aspectos problemáticos a indagar y atender.Considerando la pertinencia e imperiosa necesidad de implementar programas orientados a favorecer la retención y permanencia de los estudiantes atendiendo a sus necesidades en los aspectos identificados como indicadores de “vulnerabilidad”, se propuso el Programa de Desarrollo Estudiantil que empezó a implementarse en el 2012.

Este programa, enmarcado en el Plan General de Desarrollo de la USTA 2012-2015, se orienta a identificar y responder a las necesidades de orientación, apoyo y acompañamiento al estudiante asegurando las condiciones mínimas requeridas para un adecuado proceso de aprendizaje y desarrollo personal, profesional y colectivo, conducentes al logro de los objetivos de formación del programa profesional, desde contextos complementarios al de la formación académica propia del plan de estudios. Opera mediante estrategias paralelas al plan de estudios a lo largo del ciclo vital estudiantil, articuladas en 8 proyectos desarrollados por un equipo de docentes y estudiantes y movilizados por procesos de investigación que nutren la línea institucional de investigación en Desarrollo Estudiantil y Vida Universitaria, actualmente con 16 productos entre proyectos docentes, trabajos de grado y ejercicios de investigación formativa.
Cada uno de los 8 proyectos de investigación-intervención (con sus respectivas estrategias) que integran el programa tiene una denominación que define la orientación de sus acciones, como sigue:


  1. Ingreso, orientación y adaptación a la vida universitaria (Proceso de Ingreso, acogida e inducción, estudiantes acompañantes, curso en vida universitaria y desarrollo estudiantil)

  2. Acompañamiento académico para la permanencia y la graduación oportuna (Consejería académica, monitorías, tutorías y talleres pedagógicos).

  3. Desarrollo personal y familiar para la vida (Asesoría psicológica al estudiante y su familia, grupos de crecimiento, atención en crisis).

  4. Acompañamiento académico para estudiantes deportistas de alto rendimiento (consejerías especializadas, flexibilización de calendarios y metodologías – en estudio).

  5. Formación en liderazgo y convivencia (comisiones éticas y escuela de liderazgo para monitores y representantes estudiantiles).

  6. Orientación para la inserción en la vida laboral (Talleres para el desarrollo de competencias laborales, formación para el trabajo y conferencias de egresados y empleadores).

  7. Apoyo financiero a estudiantes (redes intra y extrainstitucionales, egresados y estudiantes empresarios, subsidios alimentarios).

  8. Difusión y visibilización.

La ejecución de todos estos proyectos ha permitido no solo intervenir de manera focalizada sobre los asuntos más determinantes de la vida estudiantil universitaria, sino generar conocimiento sistemático respecto a esta, conocimiento que de manera circular sostiene los procesos de intervención.

Dos años después del inicio de su implementación, en el marco del proyecto orientado a evaluar el impacto de los programas de acompañamiento estudiantil en la USTA, se valoraron los impactos específicos de este programa en esta facultad tanto en el nivel individual como estructural (de la organización), lo cual permite fortalecer los procesos que generan resultados positivos en términos de permanencia y de los factores asociados a ella, tanto como reorientar las prácticas que no alcanzan sus objetivos, favoreciendo también con ellos la consolidación de un Modelo de Atención Integral al estudiante parta la Universidad.

Se observó una franca disminución en las cifras de deserción del 16% al 2,5% entre 2010-1 y 2013-1, y apreciaciones de impactos a nivel individual especialmente en las actitudes hacia sí mismos en relación con la vida académica, en la sensación de arraigo a la universidad y en la identificación con la carrera. Hace falta fortalecer el desarrollo de competencias específicas en lectura y escritura académica, lo que podría lograrse con estrategias pedagógicas comunes y cátedras electivas especializadas, más que con breves cursos nivelatorios.

En el nivel estructural se han cualificado de los procesos de admisión, se han dado pasos significativos hacia la consolidación de un sistema de información y registro que permite identificar situaciones de vulnerabilidad y excepcionalidad, frente a las cuales urge intervenir desde políticas institucionales de abordaje. También se ha consolidado el equipo de docentes y estudiantes capacitados en procesos de acompañamiento gracias a la destinación de horasen las nóminas docentes. Ello ha permitido además cualificar los procesos de registro y sistematización de información que soportan los proyectos de investigación. Los docentes en general se han sensibilizado frente a las necesidades estudiantiles, pero sigue siendo necesario fortalecer su formación como primeros respondientes y muy particularmente en herramientas pedagógicas y didácticas, de modo que se logre un impacto en el nivel estructural (de la organización) que resuene en el nivel individual. Se reconoce a todas luces la importancia de los procesos de gestión del programa, en los alcances logrados. En este sentido el respaldo de los directivos de la facultad, así como la coordinación de las instancias comprometidas en la ejecución del programa son definitivos en la construcción e implementación de estrategias, disponibilidad de equipos y recursos. Resalta por otra parte la necesidad de hacer una difusión mucho más agresiva de la oferta de servicios incorporando el uso de las redes sociales y la comunicación virtual en la página web de la universidady la plataforma moodle.

Resulta fundamental mantener vivos los procesos de evaluación permanente del programa y la participación de los estudiantes en los procesos de investigación sobre necesidades estudiantiles e impacto de las estrategias, justamente por encontrar que uno de los aspectos más poderosos resulta ser su vinculación al programa como gestores, operadores y evaluadores de programas, llevando acción no solo como monitores sino como practicantes e investigadores en vida universitaria y desarrollo estudiantil, acompañantes en procesos de adaptación a la vida universitaria, líderes de grupos de estudio y desarrollo, consejeros en decisiones académicas. En este sentido emerge la oportunidad de movilizar la dinámica de los representantes estudiantiles, actores fundamentales de estos procesos y de acopiar el recurso de los estudiantes sobresalientes por sus méritos académicos, investigativos, deportivos, cívicos y otras tantas cualidades humanas al servicio del aprendizaje colectivo, que pueden orientarse justamente a la prevención de la mortalidad académica y la deserción, por reconocer la diversidad de dimensiones humanas que subyacen al rendimiento académico.

Apenas empiezan a dinamizarse algunas estrategias financieras de apoyo estudiantil hacia alternativas diferentes a las que tradicionalmente se han ofrecido y que incluyan la red de egresados empresarios, entre otras.

REFERENCIAS


Alles, M. A. (1998). Mitos y verdades en la búsqueda laboral. Buenos Aires: Ediciones Granica.

APICE-ICETEX. Documento de Diagnóstico Universidad Santo Tomás, Modelo de Atención Integral al Estudiante, julio 26 de 2010.

Castaño, E., Gallón, S., Gómez, K., y Vásquez, J. (2006). Análisis de los factores asociados a la deserción y graduación estudiantil universitaria. En Lecturas de Economía, 65 (julio-diciembre), pp. 9-36. Universidad de Antioquia.

Cedeño, F. (s.f.). Colombia, Hacia la Educación Inclusiva de Calidad. Recuperado de http://www.neurociencias.org.co/downloads/educacion_hacia_la_inclusion_con_calidad.pdf. 24 de octubre de 2012.

Comité Curricular de la Facultad de Cultura Física, Deporte y Recreación (2010). Proyecto Educativo del Programa de Cultura Física, Deporte y Recreación de la USTA. Documento de trabajo, Bogotá.

Contreras, A. (2006). El baile de los que sobran. Descargado el 27 de agosto de 2010 de http://ustanet.usta.edu.co/course/view.php?id=50&topic=2.

Dietrich, M. (2001). Manual de entrenamiento deportivo. Badalona: Editorial Paidotribo.

Galantini, G. (1999) Examen de ingreso en Educación Física: ¿Iniciación crítica o dispositivo de control? Un abordaje desde las representaciones de los alumnos.www.efdeportes.com. Revista digital, 16, (año 4), Buenos Aires.

Garavito, A. (2012). Falcao y Teo. Revista Semana, versión Online. Recuperado de: http://www.semana.com/opinion/falcao-teo/175828-3.aspx.

Girón, L. E. y González, D. (2005). Determinantes del rendimiento académico y la deserción estudiantil, en el programa de Economía de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali. Vicerrectoría Académica, Universidad Javeriana. Descargado el 25 de agosto de www.puj.edu.co/.../InvestigacionProyectos_FEconomicas.aspx.

González, L. y Uribe, D. (2002). Estimaciones sobre la “repitencia” y deserción en la educación superior chilena. Consideraciones sobre sus implicaciones. Revista Calidad en la Educación, Chile.

González, M., y Bedoya, J. (s.f.). Despúes del deporte, ¿qué? Analisis Psicológico de la Retirada Deportiva. Recuperado el 12 de octubre de 2012, de http://www.fedys.es/images/uploads/Retiradadeportiva.pdf.

González, M. y Torregrosa, M. (2009). Análisis de la Retirada de la Competición de Élite: Antecedentes, Transición y Consecuencias. Revista Iberoamericana de Psicología del Ejercicio y el Deporte, 4(1), 93-104.

Grosser M. yStarischka, S. (1988). Test de la Condición Física.Barcelona: Martínez Roca.

Guzmán, S. (2009). Deserción y retención estudiantil en los programas de pregrado de la Pontificia Universidad Javeriana. Trabajo para optar al título de: Magistra en Educación, Facultad de Educación, Universidad Javeriana, Bogotá.

Lorenzo, M. y Reyes, M. (2012). Recursos disponibles para la inserción sociolaboral tras la retirada deportiva de futbolistas. Revista de Psicología del Deporte, 21(1), 189-194.

McPherson, B. P. (1980). Retirement from professional sport: The process and problems of occupational and psychological adjustment. Sociological Symposium, 30, 126-143.

Prat, J. A. (1987). Batería Eurofit. Barcelona, Ediciones Martínez Roca.

Rico, D. A. (2006). Caracterización de la deserción estudiantil en la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín. Medellín: Centro de Publicaciones Universidad Nacional de Colombia.

Rojas, M. y González, D. (2008). Deserción estudiantil en la Universidad de Ibagué, Colombia: una lectura histórica en perspectiva cuantitativa. Zona próxima. Revista del Instituto de Estudios en Educación, Universidad del Norte, (9) diciembre.

Romero, A. (2011). Proyecto de Nivelación 2012. Facultad de Cultura Física Deporte y Recreación, USTA. Documento de trabajo.

SPADIES (Sistema de Prevención y Análisis de la deserción en las Instituciones de Educación Superior). http.//157.187.106:8080/spadies/, consultado el 23 de agosto de 2010.

Torregrosa, M., Sanchez, X. y Cruz, J. (2004). El papel del psicólogo del deporte en el Asesoramiento Académico - Vocacional del Deportista de Élite. Revista de Psicología del Deporte, 13(2), 215-228.

Universidad Nacional - Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior. ICFES (2002). Estudio de la Deserción Estudiantil en la Educación Superior en Colombia. Documento sobre Estado del Arte. Descargado el 25 de agosto de 2010 de www.simege.unalmed.edu.co/index.php?option=com.

Universidad Santo Tomás (2009). Boletín Estadístico de la Universidad Santo Tomás 2005-2008. Departamento de Planeación y Desarrollo, Universidad Santo Tomás, Bogotá.

Universidad Santo Tomás (2012). Proyecto Educativo del Programa. Facultad de Cultura Física, Deporte y Recreación. Bogotá.

Universidad Santo Tomás-Comité Olímpico Colombiano (COC). (2011). Acuerdo de Cooperación Académica Universidad Santo Tomás y el Comité Olimpico Colombiano. Bogotá.



Wylleman, P., Alfermann, D. y Lavallee, D. (2004). Career transitions in sport: European perspectives. Psychology of Sport and Exercise, 5, 7-20.


1 Psicóloga de la Universidad de los Andes, Mg en Psicología Clínica y de Familia, docente investigadora, creadora y directora del Programa de Desarrollo Estudiantilde la Facultad de Cultura Física, Deporte y Recreación de la Universidad Santo Tomás, sede Bogotá. Email: mariasastre@usantotomas.edu.co; teléfono fijo: 5878797 extensiones 3250 y 3251. Teléfono celular 3153412976



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos