Permanecer Consciente Gabriella Kortsch, Ph. D



Descargar 26.69 Kb.
Fecha de conversión03.08.2018
Tamaño26.69 Kb.
Vistas22
Descargas0
Catálogo: espanol -> members -> articulos
articulos -> Mujeres sin Padre: ¿Que le sucede a la mujer adulta que ha sido criado sin su padre
articulos -> Loving the Self First
articulos -> Emotional Unavailability: With Others and With Yourself
articulos -> ¿Estás viviendo la vida que quieres vivir
articulos -> Como los pensamientos cambian el cuerpo
articulos -> The Mirror of Relationships

Permanecer Consciente

Gabriella Kortsch, Ph.D.

¿Qué es ser consciente? ¿Qué quiere decir cuando no somos conscientes? ¿Por qué no somos conscientes? Y ¿cómo podemos permanecer conscientes?



Ser Consciente

Con el paso de los milenios ser consciente ha sido definido de muchas maneras por muchos buscadores, maestros, seres iluminados, filósofos y organizaciones espirituales o místicas.



  • Se ha definido como: subjetividad, conciencia, la capacidad de experimentar o sentir, vigilia, teniendo el sentido de uno mismo

  • John Locke (1690) lo definió como la percepción de lo que pasa en la propia mente del hombre

  • Stuart Sutherland (1989) escribió en el Diccionario MacMillan de Psicología acerca de ser consciente: El haber de las percepciones, pensamientos y sentimientos, la conciencia. El término es imposible de definir, salvo en términos que resultan ininteligibles sin una comprensión de lo que significa la conciencia. Muchos caen en la trampa de equiparar la conciencia con la conciencia de uno mismo - de ser consciente de que sólo es necesario ser consciente del mundo exterior. La conciencia es un fenómeno fascinante, pero difícil de alcanzar: no se puede especificar lo que es, lo que hace, o por qué ha evolucionado

  • Algunos tratan de definirlo en términos del más puro mecanicismo Newtoniano, es decir, que todo se reduce a algo físico

  • El psiquiatra místico Richard Maurice Bucke distinguió entre tres tipos de conciencia: la Conciencia Simple, la conciencia del cuerpo, que poseen muchos animales; Auto Conciencia, la conciencia de ser consciente, que sólo tienen los seres humanos, y la Conciencia Cósmica, la conciencia de la vida y el orden del universo, que sólo tienen los seres humanos que están iluminados

  • Ken Wilber describió ser consciente como un espectro con conciencia ordinaria en un extremo, y los tipos más profundos de la conciencia a niveles más altos (Fuente)

Para simplificar y a los efectos de este artículo, podríamos decir que ser consciente implica ser consciente de sí mismo en todo momento, o por lo menos, teniendo la intención y tratando de ser consciente de sí mismo, de tal manera que sin importar las circunstancias, este estado de ser consciente nunca se pierde en las ondas de los acontecimientos de una vida. En otra escala, siendo consciente también implica una conciencia aguda de uno mismo que va más allá del cuerpo físico que nosotros vestimos - una toma de conciencia de un yo eterno, que no deja de existir cuando el cuerpo lo hace.

No Ser Consciente

Así que, evidentemente se deduce cuando no estás consciente no tienes conciencia de ti mismo. Tú puedes notar - ser consciente de - enfermarte, aunque algo así como un dolor de espalda o cuello rígido podría no hacerse notar por algún tiempo, simplemente, porque tampoco tendrías mucha conciencia de tu estado físico. Tampoco así notarías algo como una corazonada, una intuición, o incluso si lo hicieras, tu conciencia de ello podría ser tan reducida, que simplemente no le prestas atención a eso.

En otro nivel, no te darías cuenta de TI MISMO en la interacción diaria con los demás. Te darías cuenta de las cosas que dicen o hacen, pero no tendrías la conciencia suficiente para ser consciente de tus propias reacciones internas, con el fin entonces de ser capaz de elegir otras reacciones, tal vez menos tóxicas, porque ese tipo de elección sólo es posible cuando estás plenamente consciente.

No notarías tu yo egóico (que podríamos describir como la parte de ti que todo lo ve, ante todo, sólo desde tu propio punto de vista) inmiscuyéndose en las actividades y conversaciones diarias cuando, por ejemplo, podrías estar insistiendo en tener razón, la tengas o no. Y aún si la tuvieras, a pesar del hecho de que al ir a tal extremo para mostrar que tienes razón, podrías romper una relación particular en pedazos, o por lo menos, dañarla, como el tipo de daño que recae en las relaciones con nuestros compañeros o hijos en tales situaciones, tu yo egóico seguiría insistiendo que tienes razón…

Otro ejemplo de no ser consciente podría ser que sencillamente no serías capaz de oír algo amable que te acaba de decir tu pareja, padre o hijo, porque estrechamente conectadas (en distancia verbal) a las palabras amables, fueron otras las palabras a las que tu mente se enganchó, y las que ahora interpretas como críticas, duras o crueles, y aun si así fuera, el hecho es, que debido a la falta de plena conciencia o estado de ser consciente, simplemente has oído y reaccionado a las palabras más negativas.

No ser consciente tiene ramificaciones que se propagan a sí mismas como tentáculos que agarran y estrangulan, metiéndose en todos los sectores de nuestras vidas, literalmente cortando el oxígeno que nos permite vivir una existencia saludable llena de bienestar y libertad interior. Ser parcialmente consciente es útil pero dista mucho de ser suficiente.



¿Por Qué No Somos Conscientes?

Esto tiene una serie de respuestas bastante lógicas:



  • No somos conscientes de otro tipo de existencia distinta a nuestro propio estado “dormido”

  • Puede que nos suene lo de ser consciente, pero aún no hemos tomado ningún tipo de decisión para volvernos más conscientes

  • Puede que nos suene lo de ser consciente, pero no deseamos tomar ningún tipo de decisión para volvernos más conscientes

  • Puede que hayamos tomado la decisión, pero no la seguimos a través de la práctica y la disciplina, recordándonos continuamente a seguir con dicha decisión

  • Puede que hayamos tomado la decisión e incluso la seguimos a rajatabla, pero sólo hasta cierto punto y por tanto, a pesar de nuestras mejores intenciones – simplemente porque aun estamos demasiado débiles en ese sentido, nos olvidamos continuamente de practicar permanecer conscientes

¿Cómo Podemos Permanecer Conscientes?

Permanecer consciente implica intención, elección y práctica.

Intención significa que tu intención es permanecer consciente. Si tienes la intención de bajar de peso, harás caso a una serie de cosas tales como el tipo de alimentos que tienes en tu casa, la cantidad de alimentos que tienes en tu plato y todas las opciones de comida que tienes durante todo el día a diario.

Teniendo la Intención de permanecer consciente funciona de manera similar. Haces caso a cosas tales como tu cuerpo y cómo reacciona, tus emociones y cómo reaccionan, tu energía interna y el nivel en que se encuentra dicha energía.

Elección significa que eliges permanecer consciente. Si eliges bajar de peso, eligirás comprar ciertos alimentos y otros no, eligirás comer ciertos platos en lugares públicos y otros no, y eligirás a decir no a la elección de alimentos que no convienen a tu elección de bajar de peso cuando alguien te los ofrece.



Eligiendo permanecer consciente funciona de manera similar. Eliges hacer ciertas cosas que promoverán el permanecer consciente. Puede que hagas algunos ejercicios de atención plena (mindfulness), tal como una caminata de 15 minutos de atención plena cada día * que promoverá el crecimiento de nuevos camino neurales que literalmente te ayudarán a permanecer consciente. Elegirás usar todo que tienes a tu alcance (emociones, pensamientos, reacciones fisiológicas, etc.) como elementos que te ayuden a permanecer consciente).

Practicar significa que practicas el permanecer consciente. Si practicas perder peso, acostumbrarás a tu cuerpo a una nueva forma de comer, porque estás utilizando esta nueva forma una y otra vez hasta que se convierta en un hábito.



Practicando el permanecer consciente funciona de manera similar. Practicas determinadas actividades y nuevas pautas de pensamiento porque sabes perfectamente que lo que no se practica no se convierte en un hábito, y si no se convierte en un hábito, nada cambiará.

Permanecer consciente realmente es una actividad de tiempo completo, aunque en la práctica no implica mucho tiempo. Requiere el hábito de la atención plena, expresada en tu intención diaria, tus elecciones diarias y lo que practicas a diario. Ve también Ser Consciente es un Trabajo de Tiempo Completo



* 15 Minutos de Caminata de Atención Plena: elige una hora, durante horario diurno (es decir, que no sea de noche) cuando tú puedes caminar sin trabas, contigo mismo, durante 15 minutos. Comienza enfocándote en la belleza que te rodea, sea la belleza que ves, oyes, hueles, degustas o tocas. Cuando hagas esto, también permítete sentir gratitud por lo que sea que estás percibiendo con uno o más de tus sentidos. Esto te trae al momento presente, permitiéndote que tu mente esté en paz. Entonces hazlo nuevamente, notarás otra vez algo más, y nuevamente, siente la gratitud. Intenta continuar haciendo esto durante los 15 minutos. Si en algún momento te das cuenta de que tus pensamientos se han desviado a tus preocupaciones o dolores del pasado o problemas cotidianos, no te molestes contigo mismo. Simplemente vuelve a notar la belleza a tu alrededor y vuelve a sentir gratitud por ella nuevamente hasta que los 15 minutos hayan acabado. Este sencillo proceso creará paulatinamente (y luego ayudará a fortalecer) nuevos caminos neurales que llegarán a aumentar tu bienestar a diario el resto de tu vida.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos