Paulina Yaneth Peñaloza de Almanza – Yamid Olga Lucia Vásquez Peñalosa



Descargar 0.73 Mb.
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño0.73 Mb.

Paulina Yaneth Peñaloza de Almanza – Yamid Olga Lucia Vásquez Peñalosa

ANIMAR A LOS ESTUDIANTES A VALORAR EL APRENDIZAJE



PAULINA YANETH PEÑALOZA DE ALMANZA

YAMID OLGA LUCIA VÁSQUEZ PEÑALOSA
ESPECIALIZACIÓN ÉTICA Y PEDAGOGÍA

FUNDACIÓN UNIVERSITARIA

JUAN DE CASTELLANOS

Resumen: A diario podemos observar en el ambiente escolar pereza, desánimo y poco interés por las actividades escolares y el aprendizaje. Se hace necesario entonces permitir que los estudiantes vean el aprendizaje como una actividad que les recompensa y les permite auto realizarse produciéndoles satisfacción personal y enriquecimiento para su vida.

Es interesante preguntarnos que piensan los estudiantes respecto a si mismos en relación con las actividades escolares y el proceso de aprendizaje.

¿Qué esperan de ellos? ¿Qué prefieren? ¿Por qué? ¿Qué les interesa? ¿Cuáles los motivan? ¿Qué les gusta de ellas? ¿Cuáles les disgustan?

Palabras Clave: ambiente escolar, aprendizaje, estudiantes, animar, valorar.

Abstract: Every day we see in the school environment laziness, discouragement and little interest in school activities and learning.
It becomes necessary then allow students to view learning as an activity that allows them to reward and self-made personal contentment and enrichment to their lives.

It is interesting to ask what students think about themselves in relation to school activities and the learning process.

¿What to expect from them? ¿What do you prefer? ¿What interests them? ¿What motivates them? ¿ What I like about them? ¿What they dislike?



INTRODUCCIÓN

Como docentes estamos llamados a incentivar a nuestros niños, niñas y adolescentes a establecer objetivos desafiantes pero realistas y a disfrutar al alcanzar esos objetivos en su desempeño escolar.



Enseñar y Aprender: Dos factores que intervienen en cualquier proceso formativo. Durante mucho tiempo se tuvo la convicción de que “enseñar” era “transmitir información” y el “aprender” era “recibir información”.

Hoy vemos las cosas de otro modo primeramente porque sabemos que el ser humano no es un sujeto pasivo y porque como docentes estamos llamados a ser agentes de socialización; además de instruir en las clases formales posiblemente debemos invertir energía y tiempo en el cultivo de relaciones personales más profundas especialmente con aquellos estudiantes que requieren nuestro apoyo, consejo, etc.



Son tantas las diferencias que existen entre los estudiantes que es importante revisar los lineamientos que Jones1 (1979) ofrece para ayudarnos a mostrar respeto por esas diferencias:

  • Aceptar y valorar el hecho de que no todos los estudiantes individuales ni los grupos de estudiantes actúan de la misma forma, ni necesitan hacerlo.

  • Ayudar a los estudiantes a identificarse con el salón de clases y lograr una sensación de valor, una sensación de que pertenecen a la clase.

  • Tratar a todos los estudiantes con cortesía y respeto, independientemente de que sean revoltosos, seguros de si mismos o retraídos. Alentarlos para que se traten entre si con el mismo respeto.

  • Demostrar un compromiso continuo para ayudar a los estudiantes a alcanzar el éxito.

  • Permitir la interacción extensa entre estudiantes como forma de construcción cohesión y orgullo en la clase.

  • Incrementar la cantidad de trabajo cooperativo en el salón de clases y ayudar a los estudiantes a reconocer y aceptar las diferencias en sus estilos de aprendizaje y de trabajo.

  • Dejar claro que se espera que los estudiantes se ayuden y aprendan entre sí.

  • Reconocer el valor de discutir los problemas de clase y explicar las razones para la asignación de trabajos, las reglas del salón de clases, etcétera.

  • Dar a todos los estudiantes un papel en el gobierno del salón de clases y en la decisión de las reglas de conducta y procedimientos para resolver los conflictos.

  • Evitar las luchas de poder con los estudiantes; aprender a no tomar como ofensa personal una manifestación de mala conducta y en lugar de eso a centrarse en resolver el problema.

Sabiendo de estas diferencias culturales y que no todos los estudiantes se interesan tanto por las actividades escolares es interesante revisar algunas estrategias que Keller (1983) presenta para estimular y mantener el interés y la curiosidad de ellos en su labor escolar:



  1. Usar acontecimientos novedosos, incongruentes, conflictivos o paradójicos. La atención se despierta cuando hay un cambio abrupto en el estado de las cosas.

  2. Usar anécdotas y otros mecanismos para inyectar un elemento personal y emocional al material que de otra manera seria meramente intelectual o procedural.

  3. Dar a los estudiantes la oportunidad de aprender más acerca de las cosas que ya saben, pero también darles dosis moderadas de lo desconocido.

  4. Usar analogías para hacer familiar lo extraño y extraño lo familiar.

  5. Guiar a los estudiantes en un proceso de generación de interrogantes e investigación.

Las actividades académicas deben planearse incorporando características que los estudiantes encuentren agradables:

  • Características de fantasía o simulación:

  • Características tipo juego.

  • Oportunidades para interactuar con los compañeros.

En las primeras pueden utilizarse actividades de representación de roles o simulación que permitan a los estudiantes identificarse con personajes reales o ficticios.



Las actividades “tipo juego” implican que los estudiantes solucionen problemas (acertijos), eviten trampas, venzan obstáculos, encuentren métodos para alcanzar el objetivo (explorar y descubrir), descubran información oculta, etc.

Interactuar con sus compañeros permite a los estudiantes gozar y disfrutar las actividades escolares. Es importante que las actividades interactivas sean “experiencias de aprendizaje” y no meramente “ocasión para socializar”.

Según los estudiantes encuestados, prefieren las actividades escolares “importantes, interesantes y divertidas”, así como aquellas que les permiten expresar de diversas maneras su talento.

Para la mayoría de ellos “importantes e interesantes” son aquellas que les permiten mostrar “que han aprendido”, esto en el área de matemáticas especialmente Expresan que “efectuar operaciones” es “chévere” pero que eso no significa que si aprendieron a multiplicar sea necesario que cada día efectúen cinco o más operaciones en la casa. “Si ya lo sé, ¿Por qué debo realizar tantas? Expresa uno de ellos.



Quieren que la realización de actividades escolares sea retribuida con aprobación social. (Padres y Maestros), estímulos (no solo notas), reconocimiento de sus logros en público, etc.

Que así como se muestra que alguien “no hizo” también se muestre lo contrario.

Como docentes es importante tener en cuenta esto ya que el reconocimiento, los estímulos, etc. contribuyen a que nuestros estudiantes inviertan y disfruten más el trabajo académico.

Refiriendo otras áreas (sociales, naturales, etc.), se pudo establecer que los niños prefieren actividades que les permitan aprender más acerca de lo que ya saben pero que también les permita explorar lo desconocido; para esto prefieren observar videos, representar obras teatrales, realizar salidas, etc.





NOVEDAD Y VARIEDAD…

La mayoría de los estudiantes prefieren actividades que les permitan ser màs participativos, interactuar, manipular materiales, experimentar, simular, representar papeles, etc., actividades que van más allá del mero “trabajo de pupitre y tablero”.



En vista de que la mayoría de estudiantes se queja de que el trabajo escolar es aburrido y como contribución a nuestro trabajo, es interesante revisar los cuatro puntos que Keller proporcionó y que se pueden usar para el incremento de la motivación en el aula2:

  • Interés (curiosidad)

  • Relevancia (percepción de que las actividades escolares se relacionan con la necesidad personal)

  • Expectativa (probabilidad de éxito)

  • Satisfacción (motivación o reacción ante recompensas externas)



AUTORES:

PAULINA YANETH PEÑALOZA DE ALMANZA.

Lic. Educación Pre-Escolar Cedinpro 2.006.

Esp. Lúdica Educativa Fundación Universitaria Juan de Castellanos 2009.

Docente: I.E.D. Alquería La Fragua. Bogotá.


YAMID OLGA LUCIA VÁSQUEZ PEÑALOSA

Lic. Ed. Ambiental y Desarrollo Comunitario. USTA 2002.

Esp. Lúdica Educativa Fundación Universitaria Juan de Castellanos 2009.

Docente I.E.D. Pio XII Sede La Palmita PACHO CUND.



BIBLIOGRAFIA

Thomas L. Good Jere Brophy, Psicología Educativa Contemporánea.

Rafael Florez Ochoa, Edu. Mc. Graw Gill.

Hector Daniel Lerma Gonzalez, Metodologia de la Investigación, ECOE Ediciones.



Luis Jose Gonzalez Alvarez, Etica para la educación.

1 Thomas L. Good Jere Brophy, Psicología Educativa Contemporanea. Pág. 372.

2 Thomas L. Good Jere Brophy, Psicología Educativa Contemporánea. Pág. 361



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad