Osho pepitas de oro



Descargar 1.02 Mb.
Página1/42
Fecha de conversión07.08.2018
Tamaño1.02 Mb.
Vistas857
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   42

OSHO


Pepitas de oro

Palabras de un buda contemporáneo


Pepitas de oro

Vive totalmente y vive intensamente, para que cada momento se vuelva de oro y tu vida entera se convierta en una serie de momentos dorados.



Una persona así nunca muere porque tiene el toque del rey Midas: todo lo que toca se convierte en oro.

La única auténtica responsabilidad es la que tienes con tu propio potencial, tu inteligencia y conciencia... y actuar en concordancia.

Cuando naces no lo haces ya como un árbol, naces sólo como una semilla. Tienes que crecer hasta el punto en que florezcas y ese florecimiento será tu contentamiento, tu plenitud.

Ese florecimiento nada tiene que ver con el poder, con el dinero, con la política. Tiene que ver sólo contigo, absolutamente; es un proceso individual.



Tienes que ser la celebración de ti mismo.

El anhelo por una utopía es básicamente el anhelo de la armonía individual y social. La armonía nunca ha existido, siempre ha habido un caos.

La sociedad ha estado dividida en diferentes culturas, diferentes religiones, diferentes naciones; todas basadas en supersticiones. Ninguna división es válida.

Pero estas divisiones muestran que el hombre está dividido dentro de sí mismo. Estas son proyecciones de su propio conflicto interior: no es uno consigo mismo, por eso no ha podido crear una sociedad, una humanidad única.

La causa no está en el exterior.

La causa es sólo el reflejo del hombre interno.



Nadie ha prestado mucha atención al individuo, y ésa es la raíz causante de todos los problemas.

Pero puesto que el individuo parece ser tan pequeño y la sociedad tan grande, la gente piensa que hay que cambiar la sociedad y entonces los individuos cambiarían.



Esto no va a suceder porque «sociedad» es sólo una palabra; sólo existen individuos, la sociedad no existe. La sociedad no tiene alma, no podrías cambiar nada en ella. Puedes cambiar sólo al individuo, no importa lo pequeño que parezca. Y en cuanto conozcas la ciencia de la transformación individual, ésta es aplicable a todos los individuos, dondequiera que estén.

Siento que algún día vamos a lograr una sociedad armoniosa, mucho mejor que las ideadas por los utópicos en miles de años.



La realidad será inmensamente más hermosa.

Tú nunca estás satisfecho con lo que eres ni con lo que la existencia te ha dado, porque te han distraído. Te han dirigido hacia donde la naturaleza no había previsto. No te estás dirigiendo hacia tu propio potencial.

Estás tratando de ser lo que otros han querido que seas, pero esto no puede darte satisfacción. Y si esto no te satisface, la lógica dice: «Quizá no es suficiente, hay que hacer más.» Entonces empiezas a buscar más a tu alrededor.

Y todos aparecen con una máscara sonriente, de apariencia feliz, así es que todos se engañan unos a otros. Tú también te pones la máscara, y así otros piensan que eres más feliz, tal como tú piensas que los otros lo son. El césped se ve más verde al otro lado de la valla. Ellos ven tu césped y lo creen más verde. Realmente, parece más verde, más tupido, mejor. Esta es la ilusión que crea la distancia.

Cuando te acercas te enteras de que no es así. Pero la gente se mantiene a distancia. Incluso los amigos, los amantes, guardan las distancias; demasiada proximidad es peligrosa, podrían ver tu realidad.



Y te han orientado mal desde el principio, así es que, hagas lo que hagas, siempre sufres. Cuando ves a alguien que tiene mucho dinero piensas que quizá el dinero trae la felicidad. Fíjate en esa persona, cuan feliz parece. Por eso corres tras el dinero. Ves a alguien más sano que tú, por eso persigues la salud. Otra persona está haciendo algo y parece muy satisfecha, síguela. Pero siempre son los demás.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   42


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos