Objetivo general



Descargar 0.67 Mb.
Página1/4
Fecha de conversión02.01.2018
Tamaño0.67 Mb.
Vistas90
Descargas0
  1   2   3   4
Catálogo: unidada -> Eventos%20%202009 -> sector%20productivo -> OCTUBRE
unidada -> Objetivo general
Eventos%20%202009 -> Coordinación general de vinculación dirección general de educación continua
sector%20productivo -> Diplomado
Eventos%20%202009 -> Objetivo general
sector%20productivo -> De la salud-paciente objetivo general
OCTUBRE -> Universidad de colima



COORDINACIÓN GENERAL DE VINCULACIÓN

DIRECCIÓN GENERAL DE EDUCACIÓN CONTINUA
CURSO TALLER: PARTICIPACIÓN SOCIAL, TRABAJO EN EQUIPO Y COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL
OBJETIVO GENERAL

Al finalizar el curso el participante será capaz de desarrollar habilidades de participación social, de trabajo en equipo y de comunicación, mediante la aplicación de herramientas y técnicas que mejoren sus relaciones y su desempeño laboral.


CONTENIDO TEMÁTICO

  1. Participación social.

1.1 Definición y conceptos básicos de participación social.

1.2 El liderazgo como forma de participación social.

1.3 Habilidades de liderazgo para el logro de la participación social.


  1. Trabajo en equipo.

2.1 Definiciones y conceptos básicos de equipo.

2.2 Elementos básicos de un equipo.

2.3 Estilos y tipos de equipos.

2.4 Actitudes que facilitan el trabajo en equipo.

2.5 Solución y manejo de conflictos al interior del equipo.


  1. Comunicación organizacional.

3.1 Definición y conceptos básicos de comunicación.

3.2 Tipos y estilos de comunicación en las relaciones laborales.

3.3 Barreras de la comunicación.

3.3 La comunicación como base para la prevención de conflictos.

3.4 La Programación Neurolingüística (PNL) como recurso para mejorar

la comunicación.


INSTRUCTORA: Psic. Gabriela C. Vargas Rueda.

Licenciada en Psicología por la Universidad de Colima, cuenta con los diplomados de Liderazgo con Calidad Humana, Tanatología y Cuidados Paliativos y Programación Neurolingüística, es instructora certificada bajo la NTCL CRCH0542.01. nivel 4, responsable del sistema de Gestión de la calidad del Programa de Liderazgo con Desarrollo Humano perteneciente a la Dirección General de Orientación Educativa. Actualmente cursa la maestría en Desarrollo Organizacional y Humano.


DURACIÓN

40 horas de contacto.


DIRIGIDO A

Personal de la Comisión Nacional del Agua.


FECHAS Y HORARIO

Jueves y viernes de octubre y noviembre de 2009 de 8:30 a 11:00 a.


PRESENTACIÓN

La Universidad de Colima, dado su liderazgo en la entidad, genera los espacios que brindan oportunidades de crecimiento y desarrollo de sus egresados, de los sectores social y productivo, a partir de eventos académicos que tienen como premisa principal “la promoción de una cultura de la educación para toda la vida”, lo cual se articula con la promoción y generación de mejores oportunidades de crecimiento, desarrollo de habilidades y competencias que orienten a obtener conocimientos teóricos para su formación profesional, así como también enfocándose al desarrollo humano, de valores, entre otros, que nos permiten ser cada día mejores, buscando por tanto impulsar modalidades de enseñanza-aprendizaje no formales.

Por ello, la Coordinación General de Vinculación a través de la Dirección General de Educación Continua (DGEC), para el programa Atención al Sector Productivo, implementa el curso-taller: “ Participación social, trabajo en equipo y comunicación organizacional” en donde el participante descubrirá habilidades de participación social trabajo en equipo y comunicación que mejorarán sus relaciones y su desempeño laboral, con lo cual se contribuye con los compromisos que hemos adquirido con la sociedad.

Con este evento académico, la Universidad de Colima contribuye hacia el interior de nuestra casa de estudios en la promoción de la actualización y formación permanente así como la renovación de los vínculos que existen entre la educación formal y el mundo del trabajo, con la participación directa del personal de la Universidad de Colima.



Bienvenidos a la Universidad de Colima

Dra. Susana Aurelia Preciado Jiménez

Directora General

INTRODUCCIÓN

La necesidad de encontrar el apoyo en los integrantes de la comunidad para resolver las problemáticas de tipo social, motivan a las dependencias e instituciones a promover la participación social, para lo cual es necesario capacitar a su personal para el logro de dicho objetivo.


En el presente curso se busca capacitar al personal de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en habilidades de participación social, con la finalidad de que el personal de cultura del agua, obtenga resultados en su promoción del cuidado del agua.
Las habilidades de trabajo en equipo y comunicación organizacional no son ajenas a la participación social, sin embargo en su constante preocupación, las organizaciones buscan establecer un clima laboral de trabajo para sus integrantes a través del desarrollo de habilidades de comunicación y trabajo en equipo. CONAGUA no es la excepción en esta actualización constante de su personal. Por tal razón durante el desarrollo del presente curso se realizarán actividades en donde algunos de los integrantes de la Comisión tendrán la oportunidad de fortalecer las habilidades antes mencionadas.

TEMA 1. PARTICIPACIÓN SOCIAL

Objetivo:
Al finalizar el tema el participante debe ser capaz de identificar las habilidades que requiere para promover la participación social con el apoyo del manual y actividades prácticas.
En la actualidad, la participación social cumple una función muy importante en la resolución de problemáticas sociales. La imposibilidad de algunos gobiernos, sectores y organizaciones por resolver por sí mismos problemáticas, los ha obligado a recurrir a la participación social de manera que se generen redes de apoyo y así puedan llegar a más sectores.
Para comprender la función de la participación social, es necesario primero conceptualizarla. A continuación se analizarán diversas definiciones.
1.1 Definiciones y conceptos básicos de participación social.
Para definir a la participación social recurriremos al concepto que ofrece la organización de mujeres y género en América Latina.
Se entiende por participación social a aquellas iniciativas sociales en la que las personas toman parte consciente en un espacio, posicionándose y sumándose a ciertos grupos para llevar a cabo determinadas causas que dependen para su realización en la práctica, del manejo de estructuras sociales de poder.
En esta definición se aborda el poder como una condición necesaria para la práctica de la participación social, sin embargo más adelante abordaremos al liderazgo como una condición en la participación social como una alternativa más efectiva que el poder.
Roger Hart (1993) elaboró una escala de participación principalmente de adolescentes (que también aplica para adultos) en la que pueden reconocerse dos grandes dimensiones que pueden ser denominadas la participación aparente y la participación efectiva.  En la primea no hay participación y se distinguen tres grados:
PARTICIPACIÓN APARENTE
1) Manipulación

2) Decoración

3) Participación simbólica
PARTICIPACIÓN EFECTIVA

1) Las personas son asignadas en actividades, pero informadas.

2) Las personas son consultadas e informadas.

3) La participación es iniciada por un líder y las decisiones compartidas por el resto

de la gente.

4) La participación es iniciada por el resto de la gente; y dirigida por un líder.

5) La participación e iniciada por el resto de la gente, y las decisiones son

compartidas con el líder.


Cuando deseamos promover la participación social, es necesario procurar no caer en una participación aparente, ya que podría tener algunas consecuencias como el distanciamiento del personal colaborador. Por tal razón en el presente curso, se realizarán algunas prácticas para el logro de la participación efectiva.
De acuerdo con la experiencia de la Secretaría de Gobernación, la participación social juega una función educadora, desarrolla la conciencia cívica de los vecinos, refuerza los lazos de solidaridad y hace más comprensible la noción de interés general, permite que los individuos y grupos más activos intervengan en las problemáticas sociales; la participación es a la vez, un medio y un objetivo democrático, que reconoce el derecho de intervención de todos los ciudadanos, produce conocimientos, nuevas modalidades de acción  y persigue fines igualitarios para la sociedad.
Es expresión y defensa de la sociedad y cumple una función de crítica a la posible particularización de los asuntos públicos.
La participación social permite establecer una identificación entre necesidades y soluciones a los problemas que se enfrentan, el aprovechamiento mejor de los recursos de la comunidad; responsabiliza y compromete a los ciudadanos, desterrando el paternalismo e interesándolos en el mantenimiento de la comunidad con su propio esfuerzo, favoreciendo el desarrollo individual y comunitario.
A pesar de que aparentemente la participación social no cuenta con una estructura sólida de funcionamiento, ésta es indispensable para el logro de la participación ya que es la base en la que se cimienta.
Según la SEGOB Para promover la participación ciudadana y crear las condiciones para su pleno desarrollo, es indispensable que las autoridades gubernamentales estén en  contacto con los grupos comunitarios, que exista un intercambio de ideas y experiencias, ya que los círculos participativos  representan una importante fuente, innovadora y creativa, en la estructura social; que aportan  soluciones a los asuntos que atañen a su localidad, debido a que el espacio de lo público ha dejado de ser un espacio del gobierno para ser  un espacio de todos.
Existen ciertos mecanismos de interacción social que permiten establecer un diálogo permanente entre líderes (instituciones, gobierno, organizaciones, dependencias, etc.) y la comunidad, en donde se manifiestan las inquietudes y necesidades de la comunidad; y permiten obtener mayores resultados, para la participación social, estos mecanismos son:

• Respetar las formas y canales de comunicación propios de la comunidad

• Mantener un ambiente de confianza, respetando tradiciones, valores y

costumbres.

• Establecer contacto con los líderes formales e informarles.

• Elaborar los mensajes con un lenguaje sencillo y comprensible.

• Realizar campañas, consultas públicas y asambleas informativas.

• Crear un área administrativa exclusiva de promoción social.

• Establecer módulos de información a la ciudadanía.

• Mantener informada a la comunidad de las acciones realizadas conjuntamente

con las autoridades.

• Aclarar siempre que sea posible, las dudas que se presenten.

• Instalar periódicos murales en lugares estratégicos.
Los múltiples problemas que enfrentan las comunidades no se pueden solucionar totalmente con esfuerzos individuales o aislados, es recomendable la participación organizada y consciente de la comunidad. Para ello, las autoridades en la materia tienen que darse a la tarea de promover la formación y organización de grupos y asociaciones de vecinos, para que participen  en acciones específicas y así avanzar en el logro de los objetivos del desarrollo municipal. Estas tareas de acción comunitaria se pueden realizar a través de diversos medios como son: los promotores voluntarios, las autoridades y organismos auxiliares y los medios de comunicación.

Lograr la participación social puede resultar complicado cuando no se conocen los procedimientos necesarios para lograrla, a continuación se abordarán cada uno de estos pasos que determinan el éxito o fracaso de la participación social.



Paso 1. Diagnostique las necesidades o problemáticas de la comunidad.

Paso 2. Realice un listado de problemáticas.

Paso 3. Realice un listado en el que priorice las problemáticas.

Paso 4. Realice un esquema general de una posible solución.

Paso 5. Determine el costo-beneficio del proyecto para verificar su viabilidad.

Paso 6. Si el proyecto resulta viable póngalo en práctica.

Considerando lo anterior, si el gobierno, o una dependencia, organización o institución desean promover la participación social, además de poseer cierta autoridad deberán de poseer ciertas habilidades que les permitan acercarse a la comunidad con mayor efectividad, la principal de estas habilidades es la del liderazgo, la cual será abordada a continuación.


1.2 El liderazgo como forma de participación social
Para lograr la participación social, además de saber diseñar un proyecto es necesario poseer ciertas habilidades de convencimiento e influencia más que de poder y manipulación.

El concepto de liderazgo muestra tradicionalmente, fuertes asociaciones con el de “poder” en sentido de influir sobre la conducta de los otros, y con el de “gerencia”, entendiendo por tal la administración eficaz de recursos y acciones para el logro de objetivos.

El liderazgo pensado como función se define como la fuerza requerida para impulsar, producir y consolidar cambios sociales u organizacionales, enfrentar problemas y facilitar soluciones que requieren de acciones colectivas.
Suele adjudicarse la condición de liderazgo a una persona específica con determinadas características; sin embargo, existe una dialéctica muy especial entre el grupo y esa persona, ya que ésta no existiría sin aquél. Son los grupos los que adjudican y legitiman la condición de liderazgo; los líderes no podrían ejercer su función fuera de esos grupos, para empezar por que comparten un ideario común, así como lenguajes y códigos, y porque la actuación del líder no podría desarrollarse sin los apoyos, estímulos y sanciones grupales.
Los líderes son personas con las siguientes capacidades:


  • Tienen visión de futuro y el escenario social por construir.

  • Puede trabajar con otros en la formación de la organización y de las tareas de un proyecto.

  • Reconocen procesos y tienen flexibilidad para adaptarse activamente a ellos.

  • Tienen actitudes de servicio y potencial para la conducción.

  • Privilegian la imaginación.

  • Se basan en el conocimiento y en la información.

  • Saben escuchar y también comunicar.

  • Promueven la motivación de la gente.

  • Tratan la ambigüedad y el conflicto.

  • Asumen el riesgo aun a costa de la propia seguridad.

  • Tienen alto compromiso con sus funciones y contenido ético.

Se considera que las aptitudes o capacidades para el liderazgo pueden ser aprendidas o adquiridas mediante la capacitación y/o el ejercicio del rol; por lo tanto, no se trata de una cuestión exclusivamente “innata”, las características personales pueden contribuir a un mejor desempeño.


Se reitera que el perfil de las personas que realizan funciones de liderazgo no es algo con lo que necesariamente se nace; también es posible formarlo y para saber cómo hacerlo se deben tener en cuenta las mencionadas cualidades o capacidades. Es cierto que el carisma hace falta, pero insertado en el ideario o la visión compartida, más que en las personas. Este modelo propone los siguientes requerimientos para el Liderazgo Transformador:
Sin pretender realizar una enumeración exhaustiva de los requerimientos de la función del liderazgo que promueve la participación social, se mencionarán algunos de los más frecuentemente citados y observados.
1.- DE ACTITUDES

  • Disposición activa a escuchar a la gente.

  • Compromiso con la misión y visión de su organización y con la palabra acordada.

  • Disposición al aprendizaje.

  • Servicio y apoyo a colaboradores, de acuerdo con lo que éstos pidan y esperen.


2.-DE CONOCIMIENTOS

  • Del ámbito donde la organización opera: P.E. adolescencia y juventud, educación salud.

  • De las políticas gubernamentales, de los actores claves en los desarrollos del país propio y de otros países.

  • De las concepciones y herramientas del liderazgo eficaz.

  • De la información y formación generales: las nuevas ideas y tendencias surgen o se anticipan en el arte, la economía, etc.


3.- DE HABILIDADES

  • De pensamiento y acción estratégica

  • De comunicación

  • De negociación

  • De articulación con equipos de trabajo, gente en general, redes

  • De detención y generación de contactos y oportunidades

Como se dijo, no se trata de concebir el liderazgo como el completo inalcanzable, sino que los diferentes estilos se constituyen de maneras múltiples.


El proceso de convertirse en líder es casi el mismo proceso de convertirse en un ser humano integral. De modo que hay una conexión real entre lo que se requiere para ser líder y el proceso. El liderazgo es carácter, tiene que ver con ¿Quiénes somos como seres humanos? y ¿Qué nos determina?, además es algo que evoluciona continuamente.
Las habilidades de liderazgo constituyen uno de los conjuntos de capacidades más importantes que un mundo en cambio necesita.
Pero, ¿Qué es el liderazgo? ¿Quién lo posee?, Pueden desarrollarse esas capacidades o bien se trata de algo con lo que hay que haber nacido?. Hay quienes afirman que el liderazgo debe ser aprendido y ganado a pulso. Otros, en cambio, aseguran que se trata de un don que no puede ser enseñado.
Al definir ¿qué es el liderazgo?, resulta importante distinguir entre:

a) un líder

b) liderazgo



c) liderar
La posición de líder es un papel en un sistema concreto. La persona en el papel formal de líder puede o no poseer capacidades de liderazgo y ser o no capaz de liderar.
Liderazgo se relaciona fundamentalmente con las habilidades de la persona, sus capacidades y su grado de influencia. Buena parte del liderazgo procede de personas que no son líderes formales.
Liderar es el resultado de utilizar el papel y la capacidad de liderazgo de cada cual para influir en alguna forma sobre otras personas. (Dilts. 1998).
En su sentido más amplio, el liderazgo puede ser definido como la capacidad para influir en otras personas para la consecución de algún objetivo. Es decir, un líder conduce a un colaborador o a un grupo de colaboradores hacia determinado fin. En negocios y organización se suele decir que el <> es lo opuesto a <>. Esta última expresión se define por lo general como <<conseguir que las cosas se hagan a través de otros>>, mientras que el liderazgo sería <<conseguir que otros hagan las cosas>>. Así pues, el liderazgo está íntimamente relacionado con motivar e influir a otros.
Sin embargo, en las visiones más actuales de liderazgo, los líderes no tienen influencia por el mero hecho de ser <> o <>. Se trata más bien de personas comprometidas con <<crear un mundo al que las personas quieran pertenecer>>. Este compromiso requiere una combinación especial de modelos y habilidades que permita manifestar efectivamente las visiones que guían a quienes se comprometen con el cambio. Entre estas habilidades se incluyen las de comunicación, interacción y gestión en el seno de cualquier organización, red o estructura social, con el objetivo de encaminar a cada cual hacia el logro de sus aspiraciones más elevadas. (Dilts, 1998).
1.3 Habilidades del liderazgo para el logro de la participación social.
Las habilidades básicas del liderazgo deben tratar cada uno de los elementos claves que conforman el <<ámbito-problema>> del liderazgo:


  1. uno mismo

  2. las relaciones con sus colaboradores

  3. el sistema en que uno actúa

  4. los objetivos que alcanzar por uno mismo y por sus colaboradores dentro del sistema.


Las habilidades del yo se refieren al modo en que se comporta el líder en determinada situación. Facultan al líder para elegir o generar el estado, la actitud, la atención, etc., más apropiados para adentrarse en determinada situación.
Las habilidades de relación se refieren a la capacidad para comprender, motivar y comunicar con los demás. Tienen como resultado, la capacidad de introducirse en el modelo del mundo o en el ámbito perceptual de otra persona, establecer sintonía con ella y orientarla para que reconozca problemas y objetivos.
Las habilidades de pensamiento estratégico son necesarias para definir y alcanzar objetivos y metas específicos. El pensamiento estratégico implica la capacidad de identificar un estado deseado pertinente, evaluar el estado de partida, establecer el adecuado itinerario de estados de transición, necesarios para alcanzar el estado deseado y navegar por él.
Las habilidades de pensamiento sistémico son utilizadas por el líder para identificar y abarcar el ámbito-problema en el que él, sus colaboradores y su organización están operando. El pensamiento sistémico se halla en la raíz de la resolución eficaz de los problemas, así como de la capacidad para crear equipos funcionales.


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos