Nogueira: El problema mente- materia (7507)



Descargar 0.55 Mb.
Página3/18
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño0.55 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

Holográfico: Karl Pribram es quien trae este aporte. Holograma: formación de una imagen compleja (de un objeto) que queda impresionada en una placa, a partir de la convergencia de dos tipos distintos de luz coherente de rayo láser. Si se ilumina dicha placa con un nuevo rayo láser, un observador verá el objeto original como si realmente estuviera detrás de la placa. Sólo el intentar tocarlo nos probará su inexistencia. Esta imagen es tridimensional aunque el objeto fue expuesto al igual que en una fotografía. Si fragmentamos el holograma, cada pedazo de él retiene la información total y por lo tanto al iluminarlo, seguiremos viendo la imagen inicial. La hipótesis de Pribram es que las representaciones de la información que llega al cerebro, no son “fotográficas”, sino que están compuestas por una clase especial de transformaciones que se asemejan mucho al proceso holográfico. La pregunta base para Pribram sería: ¿existe una correspondencia directa entre cada “bit” de información sensorial, fragmento de la existencia total, con un área cerebral concreta, o por el contrario, se distribuye por toda la corteza cerebral?. Realizó experimentos en monos en los que amplias zonas del cerebro pueden ser removidas, sin alteraciones en la memoria, aprendizaje o tareas de reconocimiento. No propone este modelo como excluyente, sino como asociado al modelo analítico (similar a un ordenador). Cada uno de ellos permite una mejor explicación de ciertos aspectos del funcionamiento cerebral. La comunicación se comprende más fácilmente con el modelo analítico, en tanto que las dimensiones intuitiva y transpersonal de la conciencia se conceptualizan mejor holográficamente.

Modelo cognitivo: las construcciones cognitivas tienen la virtud de partir de casos patológicos o de hallazgos en test especialmente diseñados, que permitan ir fragmentando una función en los distintos componentes que la integran. Siempre quedará como demanda final la verificación en un cerebro concreto.

Modelo de Tamaroff-Allegri: (se explica en el gráfico correspondiente). Tiene la virtud de contemplar todas las funciones involucradas en nuestra conducta. Si bien no especifica cómo cada una se desarrolla ni cómo específicamente se vinculan, es sumamente útil para mantener una perspectiva integradora.

Organización funcional del sistema nervioso: para entender los desórdenes neuropsicológicos, debemos concebir un modelo teórico simple de funcionamiento cerebral neuropsico y neurofisiológico normal.



Modelo de organización funcional del sistema nervioso

Control e iniciativa cognitivos


Prefrontal


Simbolización


Area de asociación


Emoción



Sist de memoria
De asociación


Gnósico - Práxico


Area de asociac


Sensorio - Motor

Plat de


llegada
Visual

Auditivo

. Táctil

Vía motora

Canales sensoriales

Alerta
1- El sistema jerarquizado que contiene 3 niveles funcionales cerebrales básicos subordinados:

Sensorio-motor

Gnósico-práxico

Y simbolización
2- Un sistema superordinado prefrontal

Control e iniciativa cognitivos


3- Dos sistemas en paralelo: memoria y emoción, que interactúan con cada uno de los niveles.
4- Un sistema de alerta responsable del despertar cognitivo.

Sistemas de entrada de la información:

Canales sensoriales: toda la información proveniente del medio externo e interno, llega a nuestro sistema nervioso a través de los distintos canales o sistemas sensoriales (ej, visual, auditivo, somatosensivo, etc)

Plataformas de llegada: (sensación primaria) cada una de estas modalidades sensoriales luego del relay talámico arriban a sus plataformas de llegada en la corteza cerebral, que se identifica como áreas sensoriales primarias.

a- corteza occipital (área 17 o V1 para el sistema visual

b- corteza temporal (área 41/42 o A1) para la audición.

c- corteza parietal (área 3/1/2 o S1) para la sensibilidad táctil. En estas zonas se produce la percepción primaria sensopercepción, el paciente ve o escucha. Este es el primer nivel del sistema jerárquico, de la vía o conducción sensitiva, llamado nivel sensoriomotor.



Áreas de reconocimiento unimodal (gnosias): el reconocimiento de cada información sensorial o gnosia se realiza en las áreas vecinas a las áreas sensoriales primarias llamadas áreas secundarias o áreas corticales de asociación unimodal. Estas áreas corresponderían al archivo mnésico unimodal. Estas áreas secundarias forman parte del segundo nivel gnósicopráxico. Si se produce la lesión directa del área secundaria aparece la agnosia (trastornos en el reconocimiento unimodal estando la sensación primaria intacta); si la lesión se produce a la salida de estas áreas aparecen los síndromes de desconoexión. Las áreas sensoriales primarias no se conectan con el resto del neocórtex, sino a través de las áreas de asociación.

En el hombre predominan las conexiones entre las distintas regiones neocorticales (áreas de asociaciones secundarias) entre sí denominadas conexiones intermodales.



Áreas de asociación polimodal (simbolización):

Estas conexiones se efectúan en las áreas polimodales o áreas de asociación de asociación (redes neurales complejas: zona parietotemporal y frontal posterior). Estas áreas polimodales corresponden al tercer nivel de…. Elabora la conceptualización y simbolización.

Uno puede denominar un objeto sin tenerlo presente en ese momento. Esta función de simbolización que es la base del lenguaje, se genera a nivel de los circuitos que tienen que ver con las áreas de asociación de asociaciones o áreas de asociación intermodal. El desarrollo del lenguaje depende probablemente del área de asociación parietal, puesto que en su aspecto más simple, como la denominación de objetos, consiste en la asociación entre distintas modalidades receptivas y la audición. Las primeras experiencias de lenguaje: asociaciones somestésico-auditivas; visuo-auditivas y audio-auditivas. La corteza temporal, en su parte anterior, áreas 20-22 de Brodman, es un área de asociación muy importante en los monos macacos. En el hombre aparece una nueva estructura anatómica parietal inferior (áreas 39/40). Se mieliniza tardíamente, madurando en la infancia tardía. Es una de las últimas áreas en las que aparecen las dendritas. Esta zona forma parte del área de Wernicke. Las asociaciones intermodales son necesarias para el procesado del lenguaje hablado y escrito.

Sistema de salida de la información:

La información sale del sistema nervioso hacia la periferia utilizando vías diferentes a las de entrada pero estructuradas jerárquicamente en forma similar. La idea del movimiento se planifica a nivel de los sistemas práxicos parietales y frontosubcorticales (nivel gnósico-práxico) y se envía la información hacia el área motora primaria que es la plataforma de salida de la información del sistema cerebral (nivel sensorio-motor)



Sistema de control supramodal: sobre este complejo existiría un sistema cognitivo supramodal encargado del control ejecutivo (incluye funciones como anticipación, preplaneamiento, formulación de respuestas, y monitoreo de las conductas propuestas y actuales), la organización secuencial (se refiere a la habilidad de mantener y dirigir las unidades de información en un orden adecuado), y la iniciativa (la fuerza que energiza a toda actividad humana, movimiento, lenguaje y pensamiento)

Sistemas mnésicos: estos sistemas son la base de nuestro conocimiento e historia. Desde el punto de vista anatamofuncional clásicamente aceptamos el archivo hipocampico de la memoria. Sin embargo, son varios los sistemas mnésicos (episódico/semántico/procedural) que interactúan en paralelo con los diferentes niveles funcionales.

Sistema emocional: las áreas límbicas y paralímbicas juegan un rol mayor en la estructuración del componente afectivo. Al igual que el anterior sistema, el componente emocional funcionaría en paralelo con cada uno de los niveles funcionales, facilitando o inhibiendo la actividad de los mismos.

Sistema atencional de alerta: el sistema reticular (formación reticulada) es el responsable en el ciclo sueño/vigilia, del despertar de la corteza cerebral. El nivel de conciencia y alerta del paciente es esencial para la adecuada interpretación de los fenómenos neuropsicológicos. Su patología son los síndromes confusionales y los comas.

Resumen anatómico-funcional básico: estructuras intervinientes

Niveles

A) Cortical:

1- Primer nivel: funciones básicas sensoriales-motoras

2- Tres niveles cognitivos:

a) Corteza de asociación unimodal/visual, auditiva somestésica…

b) Corteza de asociación polimodal: redes neurales complejas: parietotemporal frontal sup.

c) Corteza de asociación supramodal: redes de interjuego cognitivo: prefrontal

Sistema de control cognitivo

Iniciativa funcional

Actividad secuencial

B) Subcortical:

Ganglios basales-extrapiramidal

Sistemas talámicos de proyección

Sistema reticular

Sistema límbico/hipotalámico

Eje pituitario

Sistemas neurotransmisores basales

Loops frontosubcorticales

Este modelo pone en relevancia que la unidad funcional del sistema nervioso deja de ser la neurona para pasar a ser los circuitos, sistemas o módulos que forman las redes neuronales complejas responsables de la elaboración de las diferentes funciones.

Modelo estratigráfico: un modelo desarrollado por Juan Carlos Goldar a propósito del cerebro límbico, y de su estudio de los fundamentos biológicos de la personalidad.

Capítulo 1. Las esferas de la personalidad (Goldar)

El estudio de los fundamentos neurobiológicos de la personalidad puede realizarse con el modelo estratigráfico (teoría de las capas). El estrato inferior o profundo está directamente vinculado con la constante reparación estabilizadora del medio interno, la alimentación, la reproducción, las respuestas defensivas de ataque y huida, las reacciones de agrado y desagrado, la activación general y los ritmos endógenos. Todas las traducciones y vivencias se denominan emocionales. El cerebro interno o sistema límbico es el sector encefálico que elabora estos rendimientos. El conjunto integrado por el cerebro límbico, las conductas emocionales y las vivencias emocionales es la esfera vital de la personalidad (alimentación, reproducción, ataque y huida, homeostásicos, etc). La esfera vital es el fundamento del ser de las restantes esferas de la personalidad. La esfera vital comprende la captación de la situación orgánica general. Esto se asocia con el vínculo que existe entre el estado visceral y las respuestas emocionales (interpretación del cerebro límbico como un mecanismo víscera-emocional).

Todos los flujos de información pueden penetrar en la esfera vital de la personalidad, pero deben diferenciarse entradas directas e indirectas; las directas dependen de impulsos originados en las vísceras. Por una ruta indirecta se generan las respuestas vitales que dependen de la participación de las otras esferas de la personalidad. El mecanismo discriminativo que opera como auxiliar de la esfera vital es la esfera intelectual, responsable de la aprehensión precisa del medio ambiente. Entre los rendimientos vitales (emocionales) e intelectuales (discriminativos) se construye un sistema interpósito conjuntivo de conducción selectiva que denominamos esfera valorativa. Las esferas intelectual y valorativa contienen, respectivamente, a los cerebros externos o neocortical lateral e intermedio o neocortical paralímbico. La personalidad puede ser representada en un modelo estratigráfico integrado por tres esferas: inferior o vital (cerebro límbico), superior o intelectual (cerebro externo) e intermedia o valorativa (cerebro intermedio). Las funciones vitales son diferentes en los distintos individuos; estas variantes personales de los rendimientos profundos condicionan los denominados “tipos temperamentales”. El temperamento, tal como se define corrientemente, es la forma vital del individuo.

La esfera valorativa es, entonces, el estrato caracterológico de la personalidad, en el sentido de las actitudes generales de orientación pática en el mundo: dar- importancia y permanecer indiferente. Dar-importancia significa reaccionar emocionalmente. Permanecer indiferente  la ausencia de reacción emocional. El carácter del individuo es el conjunto de inclinaciones, rechazos e indiferencias que se presentan de manera relativamente constantes y que determina la orientación emocional en el medio ambiente.

Son preventivos los valores los valores que conducen desde el intelecto (mundo discriminativamente conocido) hasta el plano instintivo (respuesta habitual de defensa). Con la intervención de los valores preventivos, los hechos del mundo se transforman, de estados de cosas neutros, en señales de peligro. Los valores preventivos avisan, advierten, prejuzgan, preparan, anticipan. Cuando hay valoración preventiva hay movilización instintiva desde el plano intelectual y consecutivamente, se establece inseguridad o desconfianza. El factor más importante para reducir, articular y diferenciar la entrada transvalorativa es la vivencia de familiaridad. Aquello que denominamos “no familiar” es lo altamente improbable en un determinado contexto: lo que se presupone que no debe aparecer. El “quedarse congelado” es la forma conductual más típica de la ausencia de familiaridad.

El término “esfera” significa no sólo vivencias y conductas, o sea estados subjetivos (psíquicos) y comportamientos, sino también centros nerviosos. Cada una de las tres esferas de la personalidad posee un sector cerebral, contiene un tipo de vivencias y expresa una forma de conducta. Tanto en las respuestas instintivo-tímicas como en los procesos intelectuales, existen componentes biológicos o marcos “a priori”. La diferencia consiste en que el a priori vital solamente está abierto al estrecho ámbito del estado interior orgánico; mientras que el a priori intelectual se encuentra naturalmente orientado hacia el medio ambiente donde existe la realidad espiritual que contiene cultura. En ambas esferas hay elementos congénitos (los “a priori” para la interioridad orgánica y para el círculo mundano) y adquiridos (las informaciones desde la intimidad viviente y desde la realidad espiritual).

La diferencia entre la orientación predominantemente interna del estrato inferior y la orientación externa del estrato superior se encuentra expresada en la diferencia que establece Freud entre el principio del placer (Ello) y el principio de realidad (Yo). También en relación con la teopsicoanalítica puede expresarse que el superyo corresponde, en cierto sentido, a la esfera valorativa (sentimental ética).

Nogueira: Modelos de micro y macro circuitos (7522)

Estructuralmente, el cerebro humano está compuesto por dos tipos celulares: las células de la glía y las neuronas. Estas últimas están vinculadas con la producción, recepción y transmisión de impulsos; los cuales son corrientes del orden de los microvoltios, generados a partir de un proceso físiquicoquímico, consistente en el mantenimiento de una distribución diferencial a ambos lados de la membrana celular, de iones con distinta carga, lo que genera una diferencia de potencial. La modificación de la permeabilidad de la membrana altera dicho potencial y genera un impulso. La membrana se dice que está “polarizada” cuando las cargas están separadas. La alteración de la permeabilidad la “despolariza”, hasta alcanzar el umbral a partir del cual se produce el impulso. La despolarización corresponde a lo que a nivel celular llamamos excitación. El mantenerla polarizada o más bien hiperpolarizada es la inhibición, es decir, el proceso por el cual se impide la generación o transmisión de impulsos. Finalmente, dichos impulsos serán algo así como “la materia prima” con que se procesa toda la información que es a su vez la “materia prima” del funcionamiento cerebral”, y por ende, de las conductas.

¿Cómo puede ser que un solo tipo de células con dos alternativas únicas como la excitación y la inhibición puedan producir fenómenos tan complejos como la conducta humana?. La complejización del sistema (la formación del sistema compuesto por un número creciente de neuronas)  el aumento de número lleva al aumento de funciones y por ende de conductas. La aparición de más de una neurona, condiciona la constitución de circuitos en los que aparece la direccionalidad en que los impulsos circulan. Este sentido de circulación es lo que convierte un impulso eléctrico, neutro de por sí, en portador de información. Existe información cuando los impulsos circulan en un sentido y de cierta forma, tendiente a producir un efecto determinado. Los circuitos en los que la información/impulsos circulan en un determinado sentido y de una determinada forma, son las “redes neuronales”. Configuran una estructura y por lo mismo, cada neurona miembro de la estructura adquiere un valor según su ubicación: las partes configuran al todo, pero por algo más que su simple forma.

¿Qué determina la ubicación, es decir, con qué otras neuronas se conecta una neurona determinada?. ¿Qué determina el sentido del pasaje de impulsos?. Ambas deben ser contestadas introduciendo el concepto de sinapsis: el punto de contacto entre dos neuronas. Allí es donde se inicia el proceso de depolarización o de hiperpolarización. Es donde se liberan los neurotransmisores encargados de dichos procesos. Son “polarizadas” en tanto que el impulso puede pasar sólo en una dirección (no confundir esta polarización con la distinta distribución de iones a ambos lados de la membrana neuronal). Este pasaje es siempre desde el axón hacia diversas partes de otras células  una neurona puede recibir impulsos en varias partes (cuerpo, dendritas), pero sólo los puede emitir a través de su axón (es lo que garantiza que un impulso circule).

En lo que hace a las sinapsis, existen las “sinapsis comprometidas”, siendo aquellas determinadas genéticamente y que se producirán invariablemente entre determinadas neuronas. Serían aquellas vinculadas con funciones básicas de supervivencia. Al resto se las denomina “no comprometidas”: la llegada de estímulos las condiciona en un sentido u otro: anatómicamente están determinadas por un patrón genético básico que también se cumple. Lo que variará es el desarrollo preferencial de ciertas conexiones posibles dentro de ese patrón. Es como decir que frente a varias alternativas existentes, una se favorece. Si ese favorecimiento, que se da por la repetición de una determinada secuencia, se mantiene, se dice que la sinapsis se “estabiliza”, siendo esto un modelo de aprendizaje a nivel celular.

En relación a la segunda pregunta, la “polarización” sináptica es un determinante. Finalmente, la ubicación de una red de estos tipos de sinapsis será el determinante global del sentido en que circulan los impulsos/información. Vemos entonces que la aparición de circuitos o redes neuronales permite aumentar el repertorio de conductas llegando al sumun en el cerebro humano, donde además de un repertorio, existe la posibilidad de desarrollar nuevas conductas, de aprender y de razonar. En realidad, la formación de redes complejiza el sistema de lo imaginable a simple vista, sin por ello apartarse de esas dos posibilidades básicas de excitar o inhibir: por ejemplo, el número de neuronas por las que debe pasar un impulso, a través de la vinculación espacio/tiempo, puede hacer que un determinado impulso llegue a una neurona en el momento preciso que ésta sea excitable o inexcitable, según el resto de los impulsos que le llegaron antes. Una neurona puede ejercer excitación sobre otra que es inhibidora de una tercera, con lo que tendremos la paradoja de que una célula excitatoria, produce inhibición. Si sumamos varias de estas combinaciones, advertiremos que a partir de cualquiera de los dos estímulos podremos llegar a cualquiera de las dos respuestas. La importancia del momento de llegada de un impulso se debe a que luego de emitir uno, la célula es temporariamente inexcitable. Un estímulo tendrá éxito sólo si cae fuera de este período. Un bombardeo de estímulos excitatorios puede mantener una célula bloqueada e inexcitable. Una frecuencia menor la puede tener constantemente disparando.

Finalmente existen sustancias llamadas neuromoduladores, que a diferencia de los neurotransmisores, ejercen efectos “a distancia”, es decir, actúan sobre muchas neuronas simultáneamente, modificando su umbral por períodos de tiempo más largos que la duración de un impulso. Esta modificación del umbral condiciona la respuesta de dichas neuronas, haciéndolas más o menos “sensibles” a los impulsos que llegan. De esta manera tienen un efecto equivalente a la excitación o inhibición, pero más difuso y prolongado. Los neuromoduladores actuarán al igual que los neurotransmisores, sólo sobre las células que posean receptores específicos para los mismos.

Hasta aquí hemos visto cómo los impulsos transcurren por redes, pero queda por aclarar cómo los impulsos codifican la información. La codificación depende de la intensidad y la frecuencia de los mismos (igual que la música, donde los sonidos pasan a ser melodías según su ordenamiento espacio-temporal [relación sonidos-espacio/silencio]). Esto es coherente con una modalidad de respuesta binaria e invariable a nivel de cada neurona, que se integra al circular en redes. La intensidad depende de los mismos elementos de secuencia temporal, es decir, la frecuencia y sus intervalos, ya que el orden de llegada y la cantidad de llegadas se traducirá finalmente en los ya conocidos términos de excitación/inhibición. Por otra parte, conlleva a la posibilidad a las neuronas como individualmente “ignorantes” de lo que transcurre por éllas. Sólo el conjunto en su estructuración produce una información determinada cuya combinación con otras emerge como una conducta cualquiera incluyendo lo “mental”.



Neurotransmisores: son sustancias químicas que poseen la facultad de modificar la permeabilidad de la membrana neuronal, alterando así esa diferencia de potencial entre el interior y el exterior de la célula, que genera un impulso al sobrepasar un límite que llamamos umbral. Básicamente se los divide en excitatorios e inhibitorios según acerquen o alejen el umbral y de esa manera posibiliten o inhiban un impulso. Entre los primeros figura la acetilcolina, dopamina, serotonina, epinefrina, norepinefrina, ácido glutámico. Entre los segundos: el ácido gama amino butírico (GABA) y la glicina. Existen otras sustancias que se han ido agregando y que probablemente sean neurotransmisores, entre ellos, las hormonas. Ejercen su efecto al ser liberados del lado de la sinapsis de donde viene el impulso y que actuarán sobre receptores específicos que están en el lado opuesto de la sinapsis (en la célula receptora). Es como una llave en una cerradura: la configuración espacial del neurotransmisor encaja sólo con la configuración recíproca del receptor. De la misma manera que se han delimitado vías anatómicas, también se han delimitado vías químicas, basadas en el uso exclusivo o preferencial de un neurotrasmisor a lo largo de todas sus sinapsis. Hoy se poseen mapas o anatomías bioquímicas del cerebro.

Psicofarmacología: el descubrimiento de los neurotransmisores llevó a la evolución de sustancias conocidas y el desarrollo de nuevas, que tenían efecto sobre la conducta, por ejemplo, alcohol, morfina, alucinógenos, nicotina, cafeína, anestésicos y psicofármacos en general. Se vio que actuaban en la sinapsis por varios mecanismos: pueden favorecer a la sinapsis (fabricación) del neurotransmisor, aumentar su liberación, inhibir su degradación (destrucción), inhibir su recaptura por el lado emisor. En todos estos casos aumentarán el efecto original de esa sinapsis. Los opuestos serán disminuir o bloquear la síntesis, la liberación y su tiempo de acción aumentando su recaptura y degradación.

Muchas de esas sustancias tienen además una característica interesante y es que una parte de su molécula es muy similar a un neurotrasmisor por lo que actúan sobre los receptores “tramposamente”. De esa manera los pueden ocupar (bloquear) impidiendo así que el neurotransmisor verdadero ejerza su efecto. Actúan como inhibidores o moderadores de esas sinapsis en particular. Por el contrario, otros pueden hacer a los receptores más sensibles a su neurotransmisor original y aun hacerlos sensibles a otro transmisor. A los primeros se los llama antagonistas y a los segundos agonistas. Su efecto a su vez puede ser de duración variable y alterado por otras sustancias o por el propio neurotransmisor (reversibles) o inalterable (irreversibles). Los receptores se renuevan pero manteniendo su especificidad para el mismo transmisor. Una misma célula puede tener distintos receptores y utilizar distintos neurotransmisores, eso sí, en forma estable. Este patrón de un cierto tipo de receptores y transmisores junto con un número particular de sinapsis, daría individualidad a cada neurona; la individualidad no dependerá de un hecho anatómico, sino de su ultraestructura.

Finalmente, si existen vías que utilizan preferentemente un neurotransmisor, y que las mismas son responsables total o parcialmente de una conducta determinada, el uso de sustancias que interactúan con la neurotransmisión, tendrá como manifestación visible modificaciones de dicha conducta. Por lo mismo, también podrán atribuirse variaciones espontáneas de ese sistema de neurotransmisión. La limitación del abordaje farmacológico a las conductas radica en que el fármaco no puede ser dirigido selectiva y exclusivamente a aquellos circuitos cuyas funciones queremos modificar. Por ello, sus efectos pueden ser los esperados pero de mayor o menor magnitud, paradojales o una combinación que incluya lo que llamamos efectos indeseables. Ejemplo para observar esto: la enfermedad de Parkinson y la depresión.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad