Neuropsychology diagnostico neuropsicológico



Descargar 1 Mb.
Página5/8
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño1 Mb.
Vistas491
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8

Funciones Motoras

Es necesario observar si el sujeto no presenta defectos motores o sensoriales, en cuyo caso la calificación correspondiente pierde toda validez. Básicamente, una prueba de diagnostico neuropsicológico está diseñada para explorar la actividad psicológica que depende fundamentalmente de la integridad de zonas secundarias y terciarias de la corteza cerebral, y no la agudeza sensorial o la integridad motora. Los trastornos del movimiento asociados a paresias (debilidad), ataxia (incoordinación) y corea no forman parte de la valoración neuropsicológica, excepto como factores que pueden impedir la ejecución. Sin embargo la evaluación de la fuerza, la velocidad y la coordinación están diseñadas para localizar lesiones o predecir la ejecución con objetivos vocacionales.


Fuerza

Se pide al paciente que apriete los dedos medio e índice del experimentador, de forma simultánea con ambas manos y que mantenga la presión hasta que se le indique (aproximadamente 10 segundos) (Reitan & Wolfson, 1985). Generalmente la diferencia entre la mano dominante y la no dominante es pequeña, alrededor del 10% sin embargo la disminución significativa puede estar asociada con lesiones de motoneurona superior (con hipertonía e hiperreflexia), que corresponde a la alteración en la región precentral contralateral a la mano afectada. En las lesiones prefrontales el paciente mantiene la presión (presión forzada).

Ardila & Ostrosky. Diagnóstico Neuropsicológico 289
Lateralidad

Toda evaluación neuropsicológica supone siempre, como punto de partida, la información relativa a la dominancia lateral del sujeto (destreza-zurdera).

El método más empleado, aunque no necesariamente el mejor, se refiere a la mano que el sujeto utiliza durante la escritura. No todos los pacientes que acuden a un servicio neuropsicológico saben y pueden escribir, y las presiones para utilizar la mano derecha siguen siendo poderosas, aún en la actualidad. Se recomienda aclarar siempre qué mano, pie, ojo y oído utiliza el sujeto para realizar las siguientes actividades:

1. Con la mano: escribir, sacar un cerillo de una caja, cortar con unas tijeras, lanzar una pelota (o golpear un clavo con un martillo).

2. Con el pie: patear una pelota.

3. Con el ojo: mirar a través de un orificio.

Cada uno de estos puntos puede clasificarse en una de tres categorías: derecha, izquierda o mixta. Generalmente, para la mano y el pie basta con preguntar al sujeto de que forma realiza cada una de estas actividades, ya que este responde con la mano correspondiente. Puede también observarse cómo realiza el paciente estas actividades cuando el objeto está presente (con que mano escribe; si saca un cerillo de una caja, con que mano lo hace, etc.).

Un índice de dominancia lateral (IDL) podrá derivarse fácil y rápidamente calificando con un punto positivo las actividades que el sujeto ejecuta con la mano (pie, ojo, oído) derecha, o con 0 (cero) igualmente, con la derecha o la izquierda y con (menos uno) aquellas para las cuales existe una preferencia izquierda, y dividiendo la suma por el total de actividades calificadas (ya que no todas ellas son siempre calificables: el sujeto puede no saber escribir, o presentar defectos motores o sensoriales). Un valor de + 1 indicaría una preferencia lateral derecha de forma completa; y un valor de -1, una preferencia lateral izquierda de forma también completa. Los valores intermedios entre + 1 y – 1, señalarían una mayor dominancia lateral cruzada.



Ardila & Ostrosky. Diagnóstico Neuropsicológico 289


Orientación
Permite establecer el nivel de conciencia y estado general de activación. Es la conciencia de sí mismo con relación a sus alrededores. Requiere de una confiable integración de la atención, percepción y memoria. Un deterioro en el proceso perceptual o en la función de la memoria puede desencadenar en un defecto específico de orientación.

La orientación en tiempo y espacio son una medida de memoria reciente ya que evalúan la habilidad del paciente para aprender y recordar cambios constantes en estas esferas.



La orientación en tiempo. Debe incluir el día de la semana, la fecha, el mes y el año. El día exacto es un dato poco sensible ya que sujetos neurológicamente intactos frecuentemente no recuerdan la fecha exacta. La desorientación temporal es frecuente en estados confusionales agudos como por ejemplo en el delirio asociado a trastornos metabólicos o daño cerebral difuso. También se presenta con frecuencia en pacientes con demencia moderada y severa asociado a una combinación de alteraciones atencionales y mnésicas.
La orientación en el espacio. Se relaciona con el lugar en donde se encuentra el paciente (consultorio, hospital, casa hogar), dirección, zona de la ciudad.

La orientación en persona. Se relaciona con la información de su edad, la fecha de nacimiento, estado civil, años de casado, número de hijos, nietos etc.
El Test de Orientación Temporal de Benton (Benton et al., 1994b). Es un test estandarizado con criterios específicos para 5 preguntas: día de la semana, día del mes, mes, año y hora del día. No sólo evalúa el acierto-error de las respuestas del sujeto, sino que además puntúa el grado de desviación respecto a la respuesta correcta, cuantificando la magnitud del error. La magnitud del error se puntúa del modo siguiente: Día de la semana: 1 punto por cada día de error con un máximo de 3 puntos; día del mes: 1 punto por cada día de error con un máximo de 15 puntos; mes: 5 puntos por cada mes de error con un máximo de 30 puntos; año: 10 puntos por cada año de error con un máximo de 60 puntos; hora: 1 punto por cada 30 minutos de error con un máximo de 5 puntos.

Ardila & Ostrosky. Diagnóstico Neuropsicológico 289



Atención y concentración

En la evaluación de la integridad de las funciones cognoscitivas es necesario establecer la habilidad del paciente para enfocar y sostener la atención, antes de evaluar funciones más complejas como la memoria, el lenguaje o la capacidad de abstracción.

La atención es una función compleja que interrelaciona con diversos procesos cognitivos, asignando recursos para que la tarea que se lleva a cabo se realice de manera eficaz. Comúnmente, pueden diferenciarse tres componentes: selección, vigilancia y control. El normal funcionamiento de estos tres aspectos va a permitir al sujeto ejecutar y mantener una conducta dirigida a una meta.

En la actualidad existen diversas pruebas que sirven para realizar evaluaciones neuropsicológicas de la atención en poblaciones normales y con patología tanto en niños, como en adultos y ancianos. El Neuropsi Atención y Memoria (Ostrosky et. al, 2003, 2007) es un instrumento que explora de manera sistematizada los procesos de atención, memoria y funciones ejecutivas y cuenta con datos normativos de acuerdo a edad (6 a 85 años) y a escolaridad (0 a 24 años) en población hispanohablante.







Datos normativos

La escolaridad es una variable que influye de manera significativa en la evaluación neuropsicológica y se ha propuesto que puede ser un factor más importante que la edad (Ostrosky-Solís et al., 1998), por lo que es un factor que debe tomarse en cuenta en la interpretación de los resultados obtenidos por los pacientes.


Ardila & Ostrosky. Diagnóstico Neuropsicológico 289



Pruebas de Cancelación o Ejecución continua (Lezak et al., 2004; Ostrosky et al., 1999; Ostrosky et al., 2007).

Son pruebas de lápiz y papel que requiere de selectividad visual y rapidez. La exploración visual, activación e inhibición de respuestas rápidas son también necesarias para la ejecución exitosa de este tipo de tareas. Puntajes bajos en estas tareas pueden reflejar la respuesta general disminuida.



El formato básico de estas pruebas sigue los patrones de las pruebas de vigilia. Estos consisten en renglones de letras, figuras o números aleatoriamente interpuestos con una letra, figura o número objetivo designado. El sujeto es instruido para marcar todas las figuras, letras o números objetivos. La ejecución es calificada por los errores y el tiempo en el que completan la tarea; si es en un tiempo límite, la calificación es por errores y número de objetivos marcados dentro del tiempo. Las posibilidades para variaciones en el formato básico son ilimitadas. Muchas tareas similares pueden ser presentadas en una página. La tarea puede hacerse más difícil incrementando el espacio entre los tipos de objetivos o por el número de no objetivos.






Ardila & Ostrosky. Diagnóstico Neuropsicológico 289


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos