Necesitamos hombres y mujeres con


EL CIERRE DE LA UNIVERSIDAD PEL ATLÁNTICO



Descargar 24.41 Mb.
Página10/12
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño24.41 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

EL CIERRE DE LA UNIVERSIDAD PEL ATLÁNTICO
Septiembre 19 de 2002
El día Jueves 23 de Mayo del presente año, publiqué en este mismo espacio periodístico la página universitaria No. 54 bajo el título: Udea, la última toma. En ella decía, entre otras cosas, citando en algunas ocasiones al ilustre docente José Gabriel Colley Pérez, las siguientes:
... la toma que adelantaban los jubilados, se levantó el pasado Viernes 10 de Mayo. Fue un eslabón más de la cadena de tomas y visitas permanentes que, periódicamente, se adelantan en la institución, cuando se trata de presionar para que los directivos resuelvan asuntos o problemas que afectan a determinados sectores de la vida universitaria. En otras oportunidades me he referido a este problema como uno de los más delicados de nuestra Alma Máter y, tal vez, el que requiere, con más urgencia, de soluciones radicales.
... La última toma a la que asistimos en la Universidad del Atlántico, deberá ser realmente la última toma si queremos seguir existiendo como Universidad.
... la mesura entre los tomistas ha debido imperar antes que la desesperación. Sobre todo, si hubiesen tenido en cuenta las gestiones que se están haciendo para superar las dificultades presupuéstales que nos aquejan de tiempo atrás... Impedir el ingreso de los estudiantes, razón de ser de la inversión del Estado en la educación, puede llegar a convertirse, en nuestro caso, en suicidio colectivo por sustracción de materia.
No haber comenzado el 29 de abril el primer semestre del 2002, es darle razones al gobierno para que nos intervengan. Nadie puede cerrar lo que ya está cerrado.

O, tomado, que es lo mismo. La esencia de la institución es la academia y ésta no puede desarrollarse si sus instalaciones físicas no están abiertas para todos los miembros de la comunidad que la conforman.


... No somos antisindicalistas, estamos sindicaliza-dos... la universidad pertenece a todos, y, por eso, no podemos cerrarla. Es nuestro único hábitat posible. Todos hemos hecho de ella nuestro proyecto de vida. Mil y una razones, hacen condenables el rosario de tomas institucionales de los últimos años. Es la reflexión, la unión de voluntades y el sosiego los que deben guiar siempre nuestros actos como seres universitarios para buscar soluciones duraderas.
... Puede ser y es fácilmente justificable, que el Estado se resista a girar dineros a una institución suya que no cumple con la función social para la cual fue creada. Mejor negocio podría ser subsidiar a los estudiantes en universidades privadas, ahora que tanto se habla de privatización. Ojo, este camino es el que sí hay que cerrar.
... Ojala y ésta sea la última toma. La seguridad económica será garantía para todos nosotros en un tiempo que ya casi es presente... pero los estudiantes esperan no sabemos hasta cuando. No sabemos tampoco el tamaño de su esperanza, o de pronto, de su arrepentimiento. ... La universidad debe estar siempre abierta para que pueda haber futuro y para que nos unifiquemos, en su defensa. Es la única manera de que continúe con vida. Seguimos creyendo que, así como nos unificamos con el dolor ante la muerte que tanto nos ha enlutado, también unifiquémonos por una causa mayor: la vida. La vida nuestra, la de nuestros hijos, la de nuestros estudiantes, esto es la vida de la Universidad del Atlántico. Por todos ellos, por nosotros, por la Región Caribe, los invitamos a que la pasada toma sea la última, para que, por fin, los estudiantes puedan asistir normalmente a sus clases y continúen en el futuro con paz académica y sin interrupciones. Recordemos que ellos son nuestra única esperanza de existir.
Si con este Rector no ha existido negativa para diálogo, la discusión inteligente y la concertación ¿por qué esta nueva toma? ¿Acaso no es mejor aunar esfuerzos, con una administración que ha enderezado entuertos que otros dejaron y ponernos a buscar soluciones favorables al conflicto con la universidad abierta?
No provoquemos a los partidarios del cierre de la Universidad del Atlántico porque los perjudicados seremos todos, especialmente estudiantes, profesores y trabajadores. Quienes hablan de cierre, mas bien, deberían cumplir con sus compromisos y obligaciones como gobernantes para que la institución que hoy está cerrada forzosamente, abra sus puertas. Un gobernante que se ha caracterizado por el ya conocido estribillo: la ciudad necesita seriedad, no puede alegremente hablar de cierre de una universidad que no tiene sus puertas abiertas. Más bien debe estar dialogando, con soluciones a la mano, para abrirla.
Como lo señalé en la página universitaria ya comentada, la razón de ser de la universidad es la academia y su existencia sólo se justifica, comprende y racionaliza con las puertas abiertas. Nada excusa su cierre, ni siquiera una causa tan justa como la de los pensionados.
COLETILLA: Con fecha Septiembre 13 del presente año, presenté al despacho del Señor Gobernador, Doctor Ventura Díaz Mejía, un escrito como paso previo a la Acción de Cumplimiento de conformidad el artículo 8 de la Ley 393 de 1997, para el restablecimiento de la Autonomía Universitaria.


AQUILES, EL MAESTRO DE MAESTROS
Septiembre 26 de 2002
El pasado lunes 16 de septiembre vi por última vez al maestro Aquiles Escalante Polo, trabajando como siempre, en su oficina como Decano de la Facultad de Educación de la Universidad Simón Bolívar. Cinco días después, el 21, moriría víctima de una penosa enfermedad renal. Su última gran obsesión era estimular y profundizar la actividad investigativa en la unidad académica y calificar el renovado programa de Ciencias Sociales, del cual se sentía orgulloso.
Los libros que escribió y la gran cantidad de ensayos que difundió en revistas especializadas de la región, la nación y el mundo muestran la profundidad de sus investigaciones. Entre sus obras se cuentan: Los Mocaná, Antropología General, El negro en Colombia y Santa Ana de Baranoa.
Con Aquiles compartí muchos espacios. A comienzos de la década del 70 fue mi profesor en el programa de Ciencias Sociales de la Universidad del Atlántico. Allí tuve la oportunidad de recibir sus enseñanzas en la cátedra de Antropología General y ponerme en contacto con los últimos escritos sobre el origen de la vida, las teorías de la evolución y el estudio de la cultura como "el conjunto complejo de las producciones materiales y espirituales del hombre".
Fue una época difícil para la Educación Superior en Colombia, incidida, aún, por los efectos de la influencia del Marxismo y la ideología de las revoluciones triunfantes de medio siglo como la Revolución China (1.949) y la Revolución Cubana (1.959). El estudio de pensadores marxistas permeó la conciencia estudiantil y desató un activismo político que se reflejó en el gran movimiento nacional estudiantil de 1.971, como complemento de ti reacciones y movilizaciones de los sectores agrarios y urbanos en contra de las políticas laborales, agrarias y educativas desarrolladas durante los gobiernos de Carlos Lleras Restrepo (1.966-1.970) y Misael Pastrana Borrero (1.970-1.974), últimos dos gobiernos del mal llamado Frente Nacional. Esos momentos se vivieron intensamente en la Universidad del Atlántico, al extremo que la ideología política marxista de la época no tuvo la capacidad para diferenciar entre la buena academia d unos y la fanfarronería y charlatanería de otros. Todo aquel docente, trabajador o estudiante que profesaba ideas contrarias a la ideología que más se discutía difundía en el mundillo intelectual del momento era satanizado, estigmatizado y hasta perseguido.
Excelentes profesores, entre ellos el profesor Aquiles Escalante, fueron víctimas del sectarismo político de izquierda. Pero a diferencia de otros que se pusieron a la moda para disimular, Aquiles siguió recto en sus principios, brillando en la facultad y la universidad por sus enseñanzas como maestro y por su interesante producción intelectual.

No podré olvidar el día que le entregué el material de mi primer libro para que me diera sus comentarios por escrito. Tan pronto los leí me contagiaron con su entusiasmo para hacerle las correcciones que, a su manera, eran necesarias. Fue una página de "amor literario", tan importante que no dudé en considerar que debía ser el prólogo de mi libro: Briznas sobre el Ser Histórico Latinoamericano, editado por otro de mis grandes maestros, el profesor Abel Ávila. El lanzamiento se realizó en el Teatro Amira de la Rosa, en compañía de otros ilustres docentes de la institución universitaria como Homero Mercado Cardona, César Mendoza Ramos, José Cotuá Valdés, Edmundo Ramos Vives, Elvira Chois de Borja, Félix Álvarez Cabrera, Rafaela Vos Obeso, Ricardo Várela Consuegra y Eduardo Peña Consuegra, entre otros.


Recuerdo, como si fuera ayer, sus palabras mientras compartíamos con los amigos festejando el lanzamiento del libro: para escribir bien se necesitan buenas ideas y atreverse, el ejercicio es el que nos enseña a escribir bien. Era raro un diálogo con Aquiles que no dejara alguna enseñanza.
Al maestro Escalante había que escucharlo con mucho interés por la intensidad de sus conceptos. No gustaba de adulaciones y lo que pensaba lo decía en vos alta sin importar las consecuencias inmediatas. Esta característica le generó algunas dificultades en su relación con docentes, estudiantes y directivos, pero jamás perdió la estimación y el aprecio que por él seguimos teniendo quienes recibimos, compartimos y proyectamos sus enseñanzas.
A pesar de la cantidad de homenajes que recibió en vida el maestro Aquiles, faltó el gran homenaje de la Universidad que él ayudó a construir y que gracias a su imagen nacional y trabajo en equipo, hoy, cuenta con una Facultad de Educación reconocida y acreditada en el concierto universitario nacional. Pero nunca es tarde. Ojalá y la Universidad Simón Bolívar, como homenaje póstumo, reedite todas sus obras, en una edición de lujo como era su deseo, auspicie y financie las investigaciones que sobre su vida y obra de seguro se proyectarán.
Como a los historiadores les sigue encantando más el pasado para hacerlo presente y proyectarlo hacia el futuro, tal vez, por esta razón Aquiles no tuvo tiempo de leer en vida una buena investigación sobre su existencia y quehacer intelectual.

LA IGNORANCIA SOBRE NOSOTROS MISMOS
Octubre 3 de 2002
Durante los días 26 y 27 de Septiembre del presente año se realizó, en el Hotel Royal de la ciudad de Barranquilla, el Primer Foro Regional Transdiciplinar de Investigaciones en Estudios Avanzados.
El evento se inició con la ponencia: ¿Cómo se escribió la historia doble de la Costa?, a cargo de los investigadores Fabio Zambrano P. y Orlando Fals Borda. Fue interesante el recorrido que hizo el profesor de la Universidad Nacional de Colombia, Fabio Zambrano, explicando los momentos más importantes en el proceso exploratorio de las fuentes documentales utilizadas para la construcción teórica de semejante obra, muchas de los cuales reposan en la biblioteca del Banco de la República de Montería.
Es importante señalar que uno de los efectos de la metodología utilizada por Fals Borda en su investigación, (Acción, investigación, participación -A.I.P-), fue la recopilación de una gran cantidad de archivos privados que, gracias a la generosidad del investigador, hoy están allí, esperando otras manos y mentes acuciosas para que emprendan nuevas tareas investigativas.
Muchos de los conceptos esbozados por Fals Borda en su intervención están contenidos en el documento: La superación del Eurocentrismo enriquecimiento del saber sistémico y endógeno sobre nuestro contexto tropical. El folleto fue publicado por la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y tiene como autores a Fals Borda y al Biólogo Luis Eduardo Mora- Osejo.
Para el Sociólogo, el modelo teórico de carácter metodológico con el cual hemos venido investigando nuestras realidades desconoce la complejidad y elevada fragilidad del medio tropical, en donde la intervención humana sobre el medio, -tal que se ajuste a la condición de sustentabilidad- requiere del conocimiento contextualizado que tenga en cuenta la interrelación sistemática de las mencionadas características, así como las igualmente complejas interrelaciones de las comunidades multiétnicas y multiculturales de la sociedad.
Dice Fals Borda que la ignorancia sobre nosotros mismos, sobre nuestro origen, nuestro devenir histórico, nuestra geografía, nuestros recursos naturales, entre otros; más pronto que tarde, llevará a convertirnos en el mercado de los productos y tecnologías de los países poderosos y, sin que nos lo propongamos, en promotores de la economía del consumo. La misma que nos conducirá hacia el endeudamiento cada vez mayor y la sobreexplotación de nuestros recursos.
Por esta razón es comprensible que, si un marco científico de referencia no se arraiga en el medio donde se quiere explicar, aparezcan rasgos y desfases teórico-prácticos, con implicaciones disfuncionales para los sistemas culturales, sociales, políticos y económicos. Tal ha sido el caso de nuestro país y de sus ambientes, de nuestras culturas y de nuestros grupos humanos. La situación empeora cuando los marcos de referencia que se emplean aquí resultan copias textuales o limitaciones impuestas de paradigmas desarraigados del contexto propio. Esta ha sido nuestra historia, por eso, es imprescindible abandonar los viejos paradigmas con los cuales se ha interpretado nuestra realidad, tales como: el positivismo cartesiano, el mecanicismo newtoniano, el funcionalismo parsoniano y el materialismo dogmático.
La repetición y copia de esos paradigmas eurocéntricos debe detenerse si entendemos por cultura la interacción de la sociedad con el medio social y natural que la sustenta. Por el contrario, hay que potenciar tal interacción con el conocimiento de nuestra historia, nuestras realidades geográficas y de nuestros recursos, de tal modo, que resulten valores compartidos generadores de solidaridad y robustecedores de nuestra identidad cultural.
Para el Sociólogo- investigador, por fortuna, la llegada del nuevo siglo coincide con la disponibilidad de novedosas herramientas intelectuales del tipo abierto, que se derivan de saberes consolidados de diversa índole como los nuestros. Por ejemplo, teorías como la de la complejidad, sistemas y caos nos ayudarían a analizar dimensiones complejas, irregulares, multilineales y fractales, aplicables a nuestras estructuras tropicales.
Es por lo tanto posible, lógico y conveniente desarrollar paradigmas científicos y marcos teóricos de referencia que, sin ignorar lo universal o lo foráneo, privilegien la búsqueda de la creatividad propia.
Estos procesos, señala Fals Borda, deben ser apoyados en las universidades. Pero para lograrlo necesitamos centros de Educación Superior democráticos y altruistas que estimulen la participación creativa de los estudiantes y de los profesores en la búsqueda de nuevos conocimientos y, en tal medida, consideren la investigación como herramienta pedagógica del mayor valor y sustentadora de la autonomía académica. Es necesaria una universidad que tenga como tarea prioritaria la consolidación de un ambiente cultural y que propicie la creatividad a lo largo de todas las etapas de formación para contribuir al proceso de reconstrucción social y al bienestar de las mayorías desprotegidas de la población. Estos eventos, con la participación calificada de investigadores de alto nivel, debe seguir propiciándolos la Universidad del Atlántico, con la seguridad de que de esta manera contribuiremos a los cambios reales que necesita el desarrollo cultural y científico de la Región Caribe. Felicitaciones para los directivos de la universidad, en especial para el Director del Departamento de Postgrado, profesor Iván Javier Valencia Martínez.


LA VISITA DEL PRESIDENTE URIBE
Octubre 10 de 2002
El pasado fin de semana estuvo en la ciudad de Barranquilla el presidente de los colombianos, Doctor Álvaro Uribe Vélez, cumpliendo de esa manera con la agenda que se ha trazado a nivel nacional para escuchar a los distintos sectores de la opinión pública, reflexionar sobre los problemas de las regiones y proyectar soluciones.
El evento, muy a pesar de las tensiones que generó por las condiciones de orden público reinantes en el país, mostró resultados positivos y sirvió para disipar confusiones en casos muy específicos como el de la universidad del Atlántico.
Muchos creemos, desde la perspectiva teórica acción-participación, que si lo que se pretende realmente es que la gente participe con sus ideas y propuestas en la solución de problemas que interesan a toda la comunidad, lo más importante es que ellas no queden como letras muertas en un papel y que se vean muy pronto los resultados. Ojalá y antes de 6 meses, estemos asistiendo a nuevas audiencias y diálogos comunitarios para escuchar de boca de nuestros gobernantes un balance de esas gestiones.
En el foro comunitario el Rector de la institución, Profesor Juan Romero Mendoza, presentó un informe concluyente y preciso, libre de la retórica a que nos tenían acostumbrados quienes la utilizaban para esconder sus desafueros y desviaciones. Demostró que conoce muy bien la situación de la universidad y que se ha trazado caminos claros para solucionar los graves problemas que la afectan desde hace muchos años.
No utilizó el escenario para colocar el espejo retrovisor y echarle la culpa de los males de la institución a nadie ni para ocultar sus reales dificultades académicas, administrativas y financieras. Sabía el señor Rector que el tiempo era un privilegio y que, por tal razón, tenía que ir directamente al grano: mostrar descarnadamente, con cifras claras, la situación financiera del Alma Máter. ¿Quien puede negar hoy que es ese el peor de sus males?. Creí I que nadie, más allá de las diferencias conceptuales qui se puedan tener sobre la filosofía, misión y visión de la universidad.
Mientras no se solucione ese problema es difícil avanzar en otros campos, por eso hemos visto con mucha simpatía e interés los esfuerzos que permanentemente hace el Señor Rector a nivel nacional y local para encontrar luces al final del túnel. Está convencido que si la situación financiera continúa deteriorándose cada día más, a corto plazo, la universidad no es viable.
Quienes no están convencidos de la buena labor que viene realizando el profesor Juan Mendoza es un sector de la denominada clase política tradicional, liderado por un senador y dos diputados, quienes aprovecharon la presencia del señor Presidente para despotricar de la persona del rector y denunciar supuestas anomalías administrativas. Si éstas existen, ahí están los canales y las vías que la ley establece. El momento ha debido ser utilizado inteligentemente para hacer consideraciones de fondo y presentar soluciones sobre la difícil situación académica, financiera y administrativa de la institución. Cuánto les agradeceríamos a los honorables políticos que se interesen realmente por la suerte de la universidad y que en vez de estar pendiente de ella como botín cliente-lista, contribuyan, más bien, a construir la universidad que la región y la ciudad necesitan.

206


Por otro lado, es hora de repensar lo que ha sido el comportamiento universitario frente a los políticos de los partidos tradicionales de la región y disponernos, a través de un diálogo franco y abierto, a impulsar un Frente Ciudadano por la defensa de la mejor universidad pública con que cuenta la Costa Norte colombiana, a pesar de sus problemas. Ese diálogo puede servir para la reformulación un proyecto académico y un nuevo modelo de universidad: científico, democrático, participativo y anticlientelista.

SEMBRAR EL FUTURO DE COLOMBIA
Octubre 17 de 2002
El calendario recoge varias fechas para señalar el día de los niños. Muchos consideran que este mes está dedicado a ellos, tal vez, porque se festeja el 31 de octubre el día de las brujas, aprovechado para vestir disfraces y colocarse máscaras imitando ídolos, duendes y animales. Otros, por el contrario, opinan que lo que se debe festejar es el día 1 de Noviembre, día de los angelitos, o, el 24 de Diciembre día del nacimiento de Jesús.
A propósito de los festejos del mes de los niños, creo pertinente publicar en esta columna un cuento, acompañado de una moraleja, escritos por mi hija Yesenia Arteta Bonett, de doce años edad y estudiante de 6 grado del Colegio Nuestra Señora del Buen Consejo. No es su primer cuento. Ya adquirió conmigo el compromiso de que antes de cumplir sus primeros quince años, a cambio de lo que me pida como regalo, debe publicar su primer libro de cuentos infantiles.
Salvar a Colombia
... En un país en que sus habitantes cada día que pasaba perdían más las esperanzas de encontrar un lugar en total armonía, existía una pequeña niña llamada Ángela. Era una niña muy alegre y perseverante. Ella aún no perdía las esperanzas de ver a su país en paz y que aquellas personas que lo sometían a una continua guerra, cedieran.
... Angela le preguntaba a sus familiares: ¿por qué algunas personas no querían a su país?. Y estos le contestaban: porque son malos y no cambiarán jamás.
La respuesta no llenaba a Ángela. El amor que sentía por la nación la inspiraba a encontrar mejores respuestas.
... Buscó a alguien que deseara ayudarla, pero nadie se atrevía por temor. Todos le decían que no podían hacer nada, que no perdiera el tiempo. Pero Ángel.1 no cedía. Se las ingenió, buscó apoyo y, contrariando la voluntad de sus padres, se fue a las montañas donde enfrentaban unos contra otros. Allí, como pudo, logró que la escucharan y les dijo algo que los dejos muy pensativos:
- "Ustedes, los que dicen luchar por este país, no luchen contra él, dejen las armas, únanse al pueblo y luchen por él".
... Ángela se marchó y le pidió ayuda al Señor. Éste HV la concedió, le dio una genial idea y una importante misión: salvar a su país, salvar a Colombia.

... Desde entonces, Ángela no ha hecho otra cosa sino luchar, luchar y luchar por salvar a su país con la idea de que algún día, si todos hacemos lo mismo, se cumplirá la misión que Dios y la vida le encomendaron.


Moraleja: Este mensaje quiero que llegue a muchos niños de Colombia y de todo el mundo para que tomen ejemplo y traten de mejorar, aunque sea un poquito. Este mundo que está por irse abajo, desgraciadamente, necesita que todos aportemos algo. No perdamos las esperanzas de lograr muchas mejoras. No mañana ni otro día sino hoy que es cuando más se necesitan. No sólo somos las personas del mañana, también somos las personas del aquí y el ahora.
De seguro que esas esperanzas no las perderemos, mi querida Yesenia.
Pero cualquiera que sea la fecha que se utilice para concentrar y universalizar las alegrías infantiles, lo único cierto es que cada minuto de cada hora, cada hora de cada día, cada día de cada mes y cada mes de cada año debe estar dedicado primero que todo a los niños. Porque ellos recogen los más bellos, hermosos valores y sentimientos de la humanidad, y, porque constituyen el futuro más digno y saludable del universo.
Estamos viviendo en un mundo violento donde los antivalores desbrozan caminos y estrechan los espacios de los auténticos valores del ser humano y su dignidad. Con esos antivalores y sin que hayan podido ser contrarrestados suficientemente por las acciones socializado-ras, culturales y educativas que a diario se implementan, se han formado seres sin conciencia que atropellan con miserableza y monstruosidad a los menores, dejando huellas imborrables para el resto de sus vidas.
Las estadísticas que señalan a los niños como víctimas de los mayores son aterradoras en aspectos, tales como: la violencia y la prostitución infantil, el abandono de los padres, la violencia intrafamiliar, el maltrato, la violación, la deserción escolar por falta de las condiciones mínimas de subsistencia y el desplazamiento forzoso. Una de cada cinco niñas desplazadas en barrios marginales ha sido víctima de violación; 23 de cada 100 niñas desplazadas han sido madres o están embarazadas; cada ocho minutos se reporta un caso de violación en los hogares; en el 2.001 se denunciaron 10.000 casos de agresiones violentas contra menores; el año pasado, en la capital de la República, más de 60.000 escolares tuvieron que abandonar la escuela por pobreza extrema. Estas cifras son apenas algunas muestras del panorama de desamparo de la niñez en Colombia.
Todos esos problemas indican que la sociedad en su conjunto tiene que asumirlos como suyos y propiciar desde el Estado políticas, leyes y estrategias que los resuelvan de fondo y protejan de manera prioritaria las condiciones de existencia de los niños.

La única manera de sembrar el futuro de una Colombia libre, soberana, próspera y equitativa es formando hombres y mujeres nuevos: más justos, solidarios, leales, participativos y democráticos. Y a ese camino sólo nos conduce una educación que privilegie, desde la cuna hasta la muerte, esos valores y que, además, como lo señaló nuestro premio Nobel de literatura, canalice hacia la vida la inmensa energía creadora que durante siglos hemos despilfarrado en la depredación y la violencia.





Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad