Metodologías musicales – dr



Descargar 92.09 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión11.12.2018
Tamaño92.09 Kb.
Vistas34
Descargas0
  1   2   3


MARIA BEATRIZ ARENAS FERNÁNDEZ

METODOLOGÍAS MUSICALES
PROF. IGNACIO SUSTAETA

ÍNDICE

Introducción....................................................................................................pág. 3


Principios Básicos...........................................................................................pág. 3
Despertar de las Facultades Musicales en el Niño..........................................pág. 4
Ritmo Vivo......................................................................................................pág. 5
El Canto...........................................................................................................pág. 6
La Lectura.......................................................................................................pág. 7
La Teoría Aplicada en Relación con la Educación Sensorial.........................pág. 7
Audición, Pre-Audición y Formación del Pensamiento Musical....................pág. 8
Circuitos De Automatismos............................................................................pág. 9
Educación Musical Lógica..............................................................................pág. 10
Relajación........................................................................................................pág. 12
Consejos Pedagógicos Complementarios.......................................................pág. 12
Cuadros...........................................................................................................pág. 13


INTRODUCCIÓN
Maurice Martenot, (París, 1898 – 1980) compositor francés del siglo XX, estudió violoncello y composición en el Conservatorio de París, donde luego impartió clases, dirigió la École d’Art Martenot en Neuilly y fue el inventor del instrumento de ondas de su nombre (1928). Así como tuvo una importante experiencia en el ámbito de la investigación científica, también se propuso buscar nuevas vías para la enseñanza de la música. En 1927 participó en un Congreso europeo sobre Métodos de Educación Activa, mostrándose así sensible hacia la temática educativa. Participó también en la primera Conferencia Internacional sobre Educación Musical en Bruselas, en el año 1953, en ocasión del nacimiento de la ISME, como expositor de su método. Éste había sido publicado por primera vez en 1952 , con el título de Formación Musical, en lugar del término “solfeo”, junto con los métodos Kodaly, Willems y Dalcroze. Para él se asentó en un sólido conocimiento de la psicología, con el objetivo de hacer de la música una actividad que se incorporara de manera natural al ser mismo de los individuos.

Deseaba adaptar la enseñanza de la música a las exigencias del tiempo presente saliendo al encuentro del progreso y oponiéndose a los viejos sistemas que lo hacían un quehacer pesado y sobrepuesto.

La filosofía de sus planteamientos está reflejada principalmente en el texto Principios fundamentales de formación musical, donde también indica como desarrollar los ejercicios propuestos en sus Cuadernos (del profesor, de solfeo, y uno suplementario titulado La carrera de las notas)

En la actualidad es publicado por el Ministerio de Cultura francés.


PRINCIPIOS BÁSICOS

Según los ideólogos del método los descubrimientos musicales a través del tiempo son el modelo de la evolución lógica y natural del hombre durante la infancia. Primero en el vientre materno (medio acuoso), luego fuera de él (medio atmosférico), Finalmente en el macrocosmos, el hombre, consciente de sí mismo y de los ritmos de la naturaleza (estaciones, vida, mareas, corazón), da un paso hacia la libre expresión de sí mismo.

Sus principios básicos se centran en disfrutar del trabajo de cada instante, de cada gesto. Buscan el desarrollo del individuo, la sensibilidad general, la vida del espíritu, nociones que difícilmente se pueden medir, evaluar o cuantificar. Su meta principal no es un resultado tangible, ponderable, apreciable, un conocimiento técnico, rápidamente detectable, comparable y cuantificable por medio de un examen. Su preocupación primordial es formar Músicos, Artistas, por eso da mayor valor al presente que al futuro. La música ya no es patrimonio de una élite profesional, no se busca el virtuosismo, sino disfrutar de un acto gratuito, reencontrarse a diario con uno mismo.

La interpretación es expresión privilegiada que afecta a la totalidad del ser, “el instrumento humano”. Éste emitirá sonidos más exactos y plenos mientras mayor número de elementos de resonancia ponga en juego. Lo físico y la psiquis no pueden separarse sin atentar contra la unidad del ser humano.

Un técnico puede hacer gestos mecánicos sin sentido, el gesto adecuado responderá a su actitud interior. Ésta se expresará en un gesto físico exacto, siempre que no haya contracciones musculares que impidan el libre transcurso de la energía. El gesto depende de la actitud interior y ésta del cuerpo, que le permite exteriorizarse o no.
Grandeza y exigencia de la enseñanza artística:

La música dentro de las materias artísticas tiene un lugar privilegiado en la educación y el pleno desarrollo del ser. El hombre conoce desde la antigüedad el poder y la fuerza irresistible del sonido musical. El oído es el centro vital del hombre, el centro de su equilibrio psicofisiológico. Abrirlo, educarlo y formarlo es ayudar al hombre a encontrar un lugar adecuado en el mundo. Para lograr ésto el educador tiene que emprender el trabajo consigo mismo, para poder transmitir la riqueza de su propio ser evolucionando y progresando, desarrollando su propio oído y cualidades musicales, conocimientos teóricos y técnicos, la confianza en sí mismo y en la vida, y en la expresión más exacta, concreta y matizada al tiempo, de sus gestos y palabras.

Por un lado está el artista, que debe equilibrar la técnica con la sensibilidad por el arte. Y por el otro el objetivo del educador, que es el de buscar el desarrollo armonioso del ser. En el primer caso se perciben los frutos del saber técnico y de los conocimientos intelectuales, que se pueden medir y aparecen en espacios de tiempo más bien cortos. Pero en el segundo caso los resultados son intangibles en la mayoría, y se aprecian a largo plazo, y es aquí donde está el problema. Es difícil darse cuenta del desequilibrio, desde nuestros padres a los directores de colegio, profesores, evaluadores, inspectores de enseñanza, todos estamos condicionados por los programas de exámenes que nos han permitido acceder a la profesión. Y se juzga todo con los mismos criterios.

Para evitar este desequilibrio constante se debe incidir en la formación del educador por el arte, haciendo que tome conciencia de los resultados imponderables y del valor esencial de éstos, para que la enseñanza no tome como valor principal los frutos tangibles. Por ésto se debe insistir en el desarrollo de las facultades de nuestro ser psíquico y físico. Toda acción pasa por el instrumento humano. Éste llegará a ser apto para la actividad artística cuando consiga la adecuación y sensibilidad suficientes en la receptividad sensorial así como en la acción.


DESPERTAR DE LAS FACULTADES MUSICALES EN EL NIÑO
Desarrollo preescolar:
Los niños tienen aspiraciones, alegrías y sufrimientos, a veces enraizados en el inconsciente, que son desconocidos para nosotros y para ellos. El arte y la música proporcionan el remedio, fuente de expresión y expansión anhelada. El niño debe ser transportado desde el principio a ese mundo en el que puede expandirse, expresarse libremente. La música será para él un poderoso factor de equilibrio y armonía.

El conocimiento generalizado es que no es músico quien no haya estudiado música: solfeo, teoría, tocar instrumento, armonía, historia. Sin embargo entre los melómanos podemos encontrar personas que disfrutan de la influencia de la música sin poseer ninguno o pocos de esos conocimientos. Y entre personas que han recibido una instrucción completa, hay quienes no disfrutan del placer que sí se observa en el melómano.

Martenot lo dice así: 1
Ser músico es disponer de facultades de receptividad que permiten a todos los aspectos del ser entrar en resonancia con las vibraciones sonoras y con el mensaje del que éstas no son mas que el soporte (.....)”
Aunque muchas de esas facultades son innatas, pueden desarrollarse también a lo largo de la primera infancia.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos