Mercadotecnia política y gubernamental



Descargar 0.71 Mb.
Página13/20
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño0.71 Mb.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   20

Entrevistas en radio

1. Las entrevistas en radio son muy comunes para los gobernantes, ya que los reporteros buscan con frecuencia tener y transmitir notas informativas que tengan que ver con los asuntos públicos y de gobierno. De hecho, en los últimos años han proliferado programas radiofónicos de noticias debido al creciente interés del ciudadano en los asuntos públicos y el predominio de una cultura más auditiva. Por ello, es necesario que el gobernante esté preparado para ser exitoso en todas las entrevistas en radio que su función le demandará de manera cada día más frecuente.


2. Mientras esté al aire es de suma importancia una total concentración. Ponga interés hasta en los más mínimos detalles y todas las preguntas y cuestionamientos que se le hagan. Apréndase, además, muy bien el nombre o nombres de sus entrevistadores. Converse con él como si estuviera manteniendo una charla familiar, pero ponga atención en su voz, la entonación, las pausas y el contenido de sus palabras. Es importante también que conozca a su entrevistador. Pregunte sus antecedentes, experiencias, filias o fobias partidistas, y todo lo referente a su programa y estilo de comunicación. En su presentación puede, además, introducir anécdotas y analogías adecuadas según el tema y el momento que se viva.
3. Prepare siempre las entrevistas, no deje que la improvisación y la inercia del trabajo le hagan quedar mal ante el público radioescucha. Recuerde que en la radio usted tiene una excelente oportunidad para comunicarse con amplios auditorios y para dar la información que sea de su mayor interés. Hoy día, la radio es un nicho de oportunidades que permite acercar puntos de vista y contrastar opiniones, convirtiéndose, en cierta manera, en sustituto de la plaza pública donde anteriormente se debatían o contrastaban las opiniones ciudadanas.
4. Las entrevistas en radio se pueden dar en diferentes formatos, ya sea que se invite al gobernante a acudir a algún estudio o cabina de grabación; que el reportero se traslade a la oficina del gobernante; que éste sea abordado en un acto público o en “entrevista de banqueta”. Ante tal variedad de escenarios, el gobernante debe saber qué hacer en cada uno de los casos.
5. Cuando el gobernante acuda a una cabina de grabación, debe pedir con anticipación que le manden un guión sobre el tema y los puntos de interés para la entrevista. Si es posible, y el nivel de confianza es bueno, puede pedir incluso un guión sobre los principales cuestionamientos que se le harán, así como, el tiempo que dispone para explicarlos. En la entrevista, el gobernante tiene que mostrar seguridad en lo que dice, ser respetuoso con el auditorio y el reportero que lo entrevista, así como buscar ser persuasivo sobre el tema que trata.
6. Cuando las preguntas sean un tanto incómodas, se debe buscar esquivarlas pero no debe ser tan obvio, de tal forma que no se dé una sensación al auditorio de que no quiere dar una respuesta. Puede responder que, por el momento, no tiene la información suficiente para articular una respuesta, que lo investigará y más tarde dará contestación a la pregunta. Se puede también decir que sí se contestará, pero en la respuesta se puede “salir por la tangente” o, simplemente, se puede ser omiso en esta pregunta o responder con generalidades, con un lenguaje cantinflesco56118
7. En una entrevista por radio, se tiene que hablar pensando detenidamente lo que se dice, buscando siempre no faltar a la verdad ni ofender o agredir a terceros. Recuerde que “el pez por su boca muere,” por lo que es más prudente ser parco en las respuestas que “desbocarse” y generar en el auditorio una sensación de anarquía en el gobierno. No incurra en el error que muchos gobernantes cometen cuando manifiestan una tendencia a responder de más a las preguntas, a decir más de lo que se desea saber.
8. Cuando algún radioescucha se comunique a la radio y lo contradiga públicamente, usted debe guardar la cordura y lo debe invitar a acercarse a su gobierno e informarse con más detenimiento y profundidad sobre el tema en cuestión. Nunca debe descalificarlo y acusarlo de ser un “gatillero” pagado por la oposición. Dé una respuesta firme, pero respetuosa: recuerde que no sólo lo escucha el crítico, sino también cientos o miles de ciudadanos.
9. En una entrevista por radio las frases cortas y bien sustentadas le ayudan a formar entre el auditorio una buena imagen de su persona y su gobierno, por lo que debe privilegiar lo breve y sustancioso por encima de lo largo y aburrido. Preocúpese por la entonación de su voz, la realización de pausas y por hacer énfasis en determinadas palabras y frases que usted quiera remarcar.
10. Nunca acepte entrevistas cuando sepa que hay otros invitados que asisten a la radio con la única finalidad de criticarlo o “acabarlo” políticamente. Usted es una persona muy ocupada, por lo que sobrarían excusas para explicar la ausencia en el programa. Usted no está obligado a acudir y ya habrá tiempo de aceptar en otra ocasión la invitación, pero bajo mejores escenarios. Si no es posible evadir la invitación, salude cordialmente a los participantes, trate de “romper el hielo” y lograr un previo acercamiento y acuerdo con los demás invitados.
11. Para construir su imagen pública a través de la radio, tendrá que presentarse “siempre tan bien preparado para hablar, como si en cada una de las causas se fuera a someter a juicio su talento”. En sus presentaciones cuide el volumen de la voz, la entonación y la dicción. Siempre que tenga la oportunidad de hablar en la radio, emita un mensaje claro, sincero, breve y emotivo. Recuerde, lo breve es dos veces bueno. En comunicación, lo menos, es más.
12. Un gobernante es, en esencia, un buen comunicador. El dominio de la oratoria, el arte de convencer puede ser aprendido. Recuerde, que tener una buena imagen verbal es requisito indispensable para triunfar en la política.
13. Antes de hablar en público fije objetivos claros y precisos. Escoja un tema o dos de los que pueda hablar con propiedad; hágalo con respeto y decisión. Trate de motivar los sentimientos benévolos del auditorio.
14. Un buen comunicador es aquel que estimula la imaginación de los radioescuchas, hace un recuento de la historia, utiliza frases celebres, pensamientos universales, recuerda anécdotas y llama a la acción. Recuerde que el dominio de la elocuencia hace hombres superiores; vuelve segura, honrosa, brillante y alegre la vida.
15. Hable con elegancia y precisión. No permita que su pobreza de lenguaje lo delate, encasille o clasifique en el grupo de los mediocres. Recuerde que a un gobernante se le aprecia y clasifica por cuatro cosas: por lo que hace, por lo que parece, por lo que dice y por la manera en que lo dice.
16. Al preparar su discurso, trate de explotar las motivaciones que hacen actuar al hombre: el deseo de lucro, la conservación, los placeres, el orgullo, los sentimientos, los afectos, los ideales, la religión, la justicia, la piedad, el perdón y el amor.
17. Coma lo necesario antes de hablar. Cuando tome el micrófono hágalo con energía, recuerde que la energía es magnética para las masas. Hable con entusiasmo contagioso. Pronuncie sus discursos con frases que produzcan imágenes, con palabras que se pongan como figuras delante de los ojos.
18. El nerviosismo es un factor que trabaja en contra de sus objetivos. Trate de controlarse. Si se siente nervioso, respire profundamente, retenga por unos segundos el aire en sus pulmones y exhálelo con fuerza.
19. Cuando las entrevistas son en su oficina o la sala de prensa, trate de “ir al grano” e informar sobre los asuntos más importantes que tenga que tratar. Sea cortés con sus invitados y bríndeles todo tipo de atenciones y consideraciones. Explíqueles cordialmente el motivo de la entrevista y entrégueles anexos que les ayudarán a reforzar la información que usted les proporcione. Nunca hable de más, ni pierda el sentido de la parquedad.
20. Si las entrevistas son de “banqueta”, debe cuidar mucho su entonación y el contenido de sus declaraciones. En ocasiones, es recomendable reducir al mínimo este tipo de entrevistas, ya que las mismas invitan a la improvisación y, muchas veces, se constituyen en espacios donde se cometen los errores más graves. Otorgue este tipo de entrevistas sólo cuando sea absolutamente necesario.
21. Si usted es abordado en un acto público, recuerde siempre que es mejor poco pero sustancioso. No acepte provocaciones ni caiga en actitudes de enfrentamiento con los medios, pero tampoco se sienta obligado a responder todo lo que los reporteros le pregunten. Simplemente, dé respuestas secas y precisas o invítelos a platicar con mayor detenimiento en otra ocasión.



  1. Compartir con tus amigos:
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad