Masajes del Pene



Descargar 144 Kb.
Página4/5
Fecha de conversión24.02.2018
Tamaño144 Kb.
Vistas359
Descargas0
1   2   3   4   5

EL MAGNETISMO PERSONAL: Una persona sensual posee un fuerte magnetismo personal, un magnetismo seductor. Así un Pura Sangre no es forzosamente un caballo de carreras; sólo aquellos que poseen el carácter suficiente llegan a serlo. El mismo principio se puede aplicar a la sensualidad y al magnetismo. Sólo las personas que son capaces de potenciar al máximo su sensualidad podrán gozar de una capacidad de seducción envidiable.

 

INCLUDEPICTURE



http://sexualidad.metropoli2000.com/img/cpd2.jpg
   El poder sensual exterior está formado por varios aspectos, que son:

   - Su manera de ser.

   - Su manera de vestirse.

   - Su manera de hablar.

   - Su manera de moverse.

   Vamos a describir detenidamente estas cualidades para enseñarle cómo usarlos para convertirnos en unas personas irresistiblemente sensuales.

SU MANERA DE SER: Su manera de ser denota quien es realmente y el entorno del que proviene. Según sea ésta, provocará envidia o pena. En general, lo que aparentamos es un fiel reflejo de nuestro interior. Suele ser muy difícil aparentar lo que no se es, pero también es cierto que a mucha gente le gusta precisamente eso. No se deje llevar por las apariencias y recuerde que si decide construir una personalidad para agradar a los demás, ésta podrá venirse abajo como un castillo de naipes al primer contratiempo. Intente encontrar la persona que hay dentro de usted. Aprenda a conocerse y conseguir la confianza en sí mismo y la autoestima que le convertirá en una persona envidiada y querida por todos.

SU FORMA DE VESTIR: Dicen que el hábito no hace al monje, pero la realidad de nuestros días demuestra claramente lo contrario: usted está siendo juzgado constantemente. Por eso, su manera de vestir será una de sus tarjetas de presentación que le clasificará ante los ojos de los demás. Haga la prueba y se asombrará. Normalmente las personas se visten de acuerdo con el modo en el que se desenvuelven. Es muy difícil aconsejar sobre esta materia, pero hay unos cuantos consejos de carácter general que a buen seguro le servirán:

      - Intente vestir acorde con cada situación, pero sin renunciar a su estilo propio.

      - Vestir a la moda ayuda bastante para poder causar buena impresión.

      - Los colores vivos y claros suelen favorecer más que los apagados y oscuros.

      - Intente vestir siempre prendas que le sean cómodas y acordes con su estilo personal. No se fuerce, pues estará incómodo y los demás lo notarán.

SU MANERA DE HABLAR: "Por la boca muere el pez". Estamos seguros de que no le gustaría hacer lo mismo. Siempre debe procurar hablar despacio y vocalizando. Si habla demasiado deprisa y se come las palabras provocará tensión en los demás y le evitarán. Un buen sistema para moldear su voz y conseguir que sea más sensual, es ensayando con una grabadora. Intente grabar un texto romántico o una declaración de amor y escúchela varias veces; verá cómo cada vez encuentra defectos y detalles que cambiar.

SU FORMA DE MIRAR: Los ojos son el reflejo del alma. Sus ojos muestran su estado anímico: la tristeza, la alegría, la felicidad, el deseo, etc. ¿Hay algo más sensual que la mirada de un hombre y una mujer enamorados? ¿Hay algo más sensual que una intensa mirada de deseo? Vale la pena pues, poseer una mirada intensa y que refleje nuestro deseo y sensualidad. Para ello practique delante de un espejo e intente mostrar amor, ternura, pasión y deseo. Solo un poco de tiempo bastará para ver resultados sorprendentes.

SU FORMA DE MOVERSE: Si camina como un pobre infeliz al que su mujer ha abandonado por otro, seguramente inspirará lástima o pena. Si sus gestos son bruscos y secos, seguramente inspirar más miedo que amor. Estos simples ejemplos bastan para demostrar la importancia que tiene la forma de caminar y de moverse. Poco importa lo que diga y como lo diga si la gesticulación o el ademán empleado no es el adecuado. No olvide que su imagen exterior es lo primero que se ve y es muy importante que los demás se interesen, que sientan curiosidad por usted. Por ello evite los extremos, hágase notar pero sin necesidad de llamar la atención; deje que los demás tengan curiosidad por

conocerlo. Ésta es la regla de oro: SUSUSCITE LA CURIOSIDAD DE LOS DEMÁS.

EL OLFATO: El olor natural de un hombre o de una mujer pueden desencadenar un vivo deseo y una gran excitación. Aprender a apreciar el olor natural de su pareja es muy importante. Pero debe llevarse cuidado ya que esos olores personales según la ropa utilizada puede transformarse en malos olores. Es recomendable utilizar prendas hechas de materias naturales como el algodón, la lana, la seda, etc.

EL OIDO: Hay muchos sonidos que tienen un carácter extremadamente erótico. Así los

gemidos, los jadeos, las palabras, la fricción de los cuerpos, el ruido del somier, determinados golpes, etc. Estos ruidos son una fuente de enriquecimiento sensual y ayudaran a aumentar la excitación y el placer de la pareja. Durante el coito el hombre es muy sensible a las reacciones, sonidos, gemidos, gritos, palabras, etc. que emita su pareja. 

LA VISTA: El sentido de la vista tiene una gran importancia, antes, durante, y después de las relaciones sexuales. Apagar la luz durante el acto sexual supone renuciar a una gran fuente de excitación como es la vista. La vista del cuerpo, de la cara, de los cabellos de una mujer puede ayudar enormemente a la erección en el hombre. También tiene mucha importancia el uso de ropa interior u otro tipo de complementos para aumentar el deseo en el hombre. El ver los órganos sexuales tanto femeninos como masculinos provocará un gran placer y excitación, e incluso las masturbaciones hechas sin vergüenza ni complejos pueden ser definitivas.

EL TACTO: Una caricia o roce en el momento y sitio adecuado (cara, mano...) puede despertar el interés en la otra persona.

EL GUSTO: Una boca mal cuidada, o un aliento insoportable puede echar al traste todo proceso de aproximación. Debe guardar su higiene bucal.


YIN YANG

Para los filósofos orientales, estas fuerzas se combinan entre parejas de elementos y personas complementarios y opuestos a la vez. El Yin y el Yang, el fuego y el agua, la tierra y el cielo, el Sol y la Luna, empujar y retroceder, etc...

   Todas las fuerzas que forman la energía sexual de una pareja se deben de alzar en torno a una finalidad última y suprema: la felicidad plena compartida física y espiritualmente.

   El Yin corresponde a los símbolos de la feminidad. Es decir: una mayor serenidad, movimientos y reacciones más calmadas, una mayor capacidad de sacrificio y mayor robustez; en fin, como el arbusto que se dobla ante el fuerte viento pero que permanece, pues no se quiebra. La particularidad del Yin es su mayor lentitud para excitarse pero

también es lenta para darse por vencida.

   El Yang representa la masculinidad.

La particularidad del Yang es ser fácilmente excitable. Si bien se bate fácilmente en retirada.
    Wou-Hien

YIN


YANG
Femenino

Masculino


Pasividad

Actividad


Noche

Día
Húmedo

Seco
Frío

Calor
Luna

Sol
Agua

Fuego
   El Yin no es bueno ni malo. El Yang no es bueno ni malo, son sólo dos fuerzas opuestas y complementarias a la vez. Su interacción es el principio de la existencia. Su armonía es la fuente de la paz interior.

   Es importante que cada miembro de la pareja se enriquezca de la esencia del otro: el hombre de esencia del Yin de la mujer y viceversa. Por tanto, amor y sexualidad no deben separarse.

   El amor sin el placer de los sentidos es frustrante y malsano, pues falta la armonía del Yin y el Yang que proporcionen serenidad y equilibrio a la vida. En las relaciones sexuales donde falta el amor hay una falta de intimidad personal de la cual todos tenemos necesidad en alguna medida.

¿Cómo alcanzar la verdadera armonía del Yin y del Yang?

   Proceda de la forma siguiente:

Acaricie a su pareja con todo su cuerpo y no sólo con los dedos y la boca. Tanto al acariciarla como al abrazarla concentre sus pensamientos y atención en ella.

Procure excitar a su pareja de forma que el grado de lubricación sea óptimo. Si fuera necesario se puede además utilizar aceites o cremas previsto para facilitar la penetración.

Emplee todas las técnicas de penetración descritas en esta obra. No abandone ninguna parte de su cuerpo inactiva mientras se efectúa la penetración. Es aconsejable besar los labios, la boca, los pezones etc... Incluso puede acariciar con sus dedos zonas próximas al clítoris u otros distintos si su pareja lo prefiere así.

Su compañera deber aprender a mover su vientre, caderas y muslos de forma que el acto sexual sea lo más placentero posible para los dos. Los movimientos de rotación son importantes pues constituyen uno de los grandes placeres del acto sexual.

Normalmente usted y su pareja percibirán un clímax de satisfacción después de 250 penetraciones, con o sin eyaculación. Pero experimente que se puede llegar al orgasmo sin eyaculación. Entonces habrá descubierto el verdadero placer sexual.

Salvo que tenga sueño, podrá constatar que un coito rápido por la mañana es estimulante y revigorizante.

Practique el coito una o dos veces por la noche antes de ir a dormir. 

Con tres coitos o más al día, la mujer habrá tenido suficientes orgasmos como para sentirse satisfecha y usted experimentará una sensación análoga. Esta es la perfecta armonía del Yin y del Yang.

   El beso expresa una amplia gama de emociones, desde lagentileza y la ternura, la consideración hasta las sensaciones profundas de erotismo y de pasión.

EL BESO NOMINAL. Es el simple beso de contacto entre los labios de la pareja.

EL BESO DE SUCCIÓN. La mujer toma entre sus labios el labio inferior de su pareja y

lo introduce en su boca mientras el hombre ejerce una movimiento de succión.

EL BESO DE LENGUA. La mujer toca con su lengua los labios del hombre y cerrando los ojos coge al hombre por la sien e introduce la lengua dentro de la boca de su pareja y viceversa.

Otras variantes:

EL BESO DIRECTO. Los dos labios buscan contacto con los de su pareja.

EL BESO INCLINADO. Los dos amantes sebesan los labios con la cabeza colgando hacia detrás.

EL BESO VUELTO. Cada uno de los miembros de la pareja gira su cabeza en sentidos opuestos para besarse mutuamente e incluso se pueden coger o acariciar el mentón al mismo tiempo.

EL BESO DE PRESIÓN. En el que uno de los amantes aprieta fuertemente sus labios contra el labio inferior del otro.

EL BESO DE GRAN PRESIÓN. Uno de los amantes, toca con el dedo el labio del otro y además le besa con la lengua.

EL BESO DEL LABIO SUPERIOR DE LA MUJER. El hombre besa el labio superior de la mujer mientras que ella besa el inferior del hombre.

EL BESO GRAPA. Uno de los amantes toma entre sus labios los labios del otro.

EL COMBATE DE LENGUAS. Los amantes introducen sus lenguas en la boca del contrario y tocan también con ellas los dientes al paladar.

EL BESO DE SEGUIMIENTO. Se espera que uno de los amantes inicie la acción de besar y el otro le siga alcanzando un ritmo frenético.

EL BESO DE LOS DOS AMANTES. Entre amantes se juega a quien ser el primero que atrapar con sus labios el labio inferior del otro.

EL BESO DE TENTACIÓN. La mujer besa al hombre de todas las formas posibles y el hombre permanece individual sin corresponder hasta que no puede más.

   No olvide los besos de después. Al finalizar la relación sexual es muy importante que bese tiernamente a su pareja en los labios, nariz, el cuello... Así demostrará a su pareja su felicidad por tener al lado una mujer que ha sabido provocarle tanto placer. No olvide que los besos posteriores al acto sexual son tan importantes como los preliminares.

   "Cada cosa que uno de los amantes hace por su pareja debe ser devuelta por el otro. Beso por beso, caricia por caricia, golpe por golpe".

   Para muchas mujeres el beso dulce y tierno es uno de los excitantes más eficaces. Pero es importante considerar las distintas fases. Empiece con los labios juntos, tiernos y calientes. Después de cierto grado de excitación siga con besos más intensos y húmedos. Pasado este estado pruebe con la lengua, introduciendo la punta en la boca de su pareja y viendo la reacción de ésta; si al retirar su lengua ella le sigue con la suya, aventúrese a más.

   Recuerde que los músculos de la cara y la boca deben estar distendidos, así se podrá

establecer un contacto más intenso y gozar de una mayor sensibilidad.

   Los tratados eróticos establecen que el labio superior de la mujer es una de las zonas más erógenas de su cuerpo, incluso se hace referencia al canal nervioso que une directamente el labio superior con el clítoris.

   El Kama-Sutra al igual que otros textos indica que si el hombre estimula el labio superior de su compañera mordiéndolo y succionándolo suavemente, mientras ella juega en el inferior de él, es muy posible que se provoquen olas de placer para ambos.

   La técnica japonesa (Shiatsu) hace referencia también a que el masaje del labio superior en la mujer libera energía sexual y estimula el deseo.

   En la filosofía oriental se determina que el hombre, lejos de dominar la Naturaleza, está a su mismo nivel y debe compenetrarse con ella si desea evolucionar. En la Naturaleza reside el secreto de la relajación, la serenidad, la desconexión, el equilibrio absoluto que se debe mantener en cualquier circunstancia de la vida.

   Por todo ello es lógico que cada vez más nos vayamos decantando hacia las teorías orientales. La civilización occidental es víctima de la ansiedad y del desaliento producidos por el fracaso de una medicina que considera al hombre como a un ser dividido. La acupuntura y el SHIATSU surgen como grandes alternativas.

   El SHIATSU es una técnica terapéutica manual japonesa, que consiste, como su propio nombre indica, en presionar con los dedos las zonas de sensibilidad vital del cuerpo humano.

Poseer unos conocimientos generales de SHIATSU, le proporcionarán la posibilidad de alcanzar con su pareja unos niveles de placer, de equilibrio y de expansión extraordinaria. Supondrá combinar al mismo tiempo el bienestar personal, la armonía natural y la expresión de todos los sentidos.

   El SHIATSU se puede practicar en cualquier situación, con cualquier persona e incluso consigo mismo.

Es completamente natural, no requiere de la utilización de ninguna crema, ni instrumento, sólo de la presión con los dedos que proporcionará calor a las zonas sensoriales.

   La presión no deber ser ni muy fuerte ni muy débil. Con esta técnica de presión favoreceremos la circulación sanguínea tanto del actor como del receptor. Este es un principio muy arraigado entre las culturas orientales (china, japonesa, etc) que tienden a la utilización de las manos para obtener estados de relajación y bienestar.

   Así, los chinos utilizan nueces, las cuales se colocan en las manos y las mueven constantemente, produciendo la relajación deseada. Los japoneses tienen por costumbre frotarse las manos en situaciones difíciles y así consiguen una mayor sensación de calma.

   Con el SHIATSU se consigue una estimulación de la circulación sanguínea de las manos, la cual desarrollará nuestra salud física y estabilidad emocional. Además es un maravilloso medio de comunicación entre dos seres. Es un intercambio, una colaboración entre dos personas para alcanzar un ideal de armonía y felicidad.

La noción de felicidad es muy importante en el SHIATSU. Los dos elementos activos de la pareja tienen como objeto proporcionarse el mayor bienestar y placer en un ambiente de confianza, distensión, y generosidad.

   La persona que ejerce la presión con sus dedos transmitirá todo su magnetismo, sus vibraciones positivas y todo su calor humano. Por eso a través de esta presión se proporcionará bienestar y conseguirá que la otra persona se sienta amada, reconfortada, comprendida, respetada, etc. El placer será total puesto que el cuerpo y la mente se hallarán en perfecta armonía.

   Para practicar el SHIATSU hay que aprender a ejercer presión con los dedos en los puntos denominados "TSUBO" y que suman un total de 354.

   Veamos su distribución por el cuerpo humano:

   - EL PULGAR: presionar siempre con la base del pulgar y en sentido descendente. No se debe forzar nunca ya que se puede fatigar e incluso lastimar la mano.

   - TRES DEDOS: ÍNDICE, CORAZÓN Y ANULAR. Se utilizan para las zonas como la cara y el abdomen.

   - LA PALMA DE LAS MANOS: Se utiliza para los ojos y el abdomen y también para los tratamientos de vibraciones.

   La presión deber realizarse siempre perpendicularmente respecto de la zona tratada; la duración normal ser de cinco a siete segundos; la sensación causada debe ser una mezcla entre placer y dolor. Es aconsejable dejar para los expertos las presiones profundas.

   El masaje SHIATSU tiene un doble efecto; por un lado proporciona una sensación de

bienestar y sensibilidad, y por otro se consigue una sensación de placer que aumenta considerablemente la potencia sexual al estimular el sistema hormonal y la adrenalina.

 

   Para el hombre:



   Los tres puntos de presión se hallan en las vértebras sacras y son los que regulan el funcionamiento de los órganos genitales. Hay que realizar diez presiones de tres segundos en la zona sacroilíaca.

   Para el bienestar realizar presiones de tres segundos en la cruz del estómago; para relajarse y aportar placer a su pareja, acariciar las siguientes zonas:

   - Para estimular las reacciones sexuales ejercer una presión alrededor del ano, es decir, entre el ano y los genitales.

   - Una presión en los testículos es muy revigorizante.

   - Termine con una nueva serie de presiones en zona sacra y en la cruz del estómago y así conseguirá una mayor duración del acto sexual.

  

   Para la mujer:



   - A fin de estimular las reacciones sexuales de la mujer, comience ejerciendo una presión en la glándula tiroides que se sitúa en la zona frontal del cuello, justo encima de la clavícula. 

Continuar con una presión completa de todos los puntos sexuales situados a ambos lados de la tercera, cuarta y quinta vértebras lumbares.

   - Hágalo de arriba hacia abajo y apretando con todo su peso.

   - Termine con un tratamiento de SHIATSU en la glándula tiroides, las glándulas endocrinas, situadas entre los senos y la región inguinal situada entre las piernas.

   Así, el hombre y la mujer alternarán los masajes energético-sensuales, alcanzando un estado de bienestar recíproco y viendo como su placer sexual se prolonga indefinidamente. Esta armonía de la pareja les llevará a un equilibrio físico y mental que, según la filosofía japonesa, se define como "Naturaleza perfecta".

   Empiece por sus rodillas acariciando y abrazando el interior de uno de sus muslos, y luego cambiando de lado. Continúe suavemente hasta notar cierto grado de excitación.

   En ese momento empiece a lamer suavemente con su lengua las zonas cercanas al pubis. Vaya lamiendo y succionando suavemente ese maravilloso mundo que se aparece ante usted e intente localizar el clítoris.

   Una vez localizado vaya estimulandolo con unos movimientos rápidos y en todas direcciones de su lengua; este proceso debe ser más rápido cuanto más alejado esté del clítoris y más lento a medida que se vaya acercando a él.

   Cuando la mujer ya está muy excitada entonces deber lamer fuertemente con toda su lengua la zona del clítoris y su pareja explotará de placer.

   Al mismo tiempo que utilice estas técnicas orales no se olvide de acariciar con sus manos los senos, el vientre y todas las partes del cuerpo que le sean accesibles.

   Esta técnica no es universal y cada mujer reaccionará de forma diferente a las caricias y tendrá sus propias preferencias.

No dude pues en preguntar durante el acto si le gusta su manera de acariciarla o si ella lo prefiere de una forma más dulce, más profunda, más directa... en definitiva déjese guiar.

   Usted seguramente habrá oído hablar de esta famosa zona erógena femenina llamada punto "G".

   Esta zona está situada en el interior de la vagina y su tacto es parecido al de un botón de relieve ligero. Se ubica exactamente detrás del hueso púbico y es muy fácil de localizar después del orgasmo ya que se convierte en una zona muy sensible.

   Apoye el dedo suavemente y de una forma compasada sobre el punto "G", modificando el ritmo según el resultado obtenido. Este tipo de caricia requiere de mucho tacto ya que el hombre puede acelerar o ralentizar, aumentar o reducir la presión y con ello hacer variar el grado de excitación de su pareja. Se recomienda que para efectuar este tipo de caricias las manos estén completamente limpias, las uñas bien cortadas y limpias y no estaría de más utilizar un poco de crema o aceite lubricador a fin de hacerlas más suaves si cabe.

   Los genitales externos son: pene y escroto.



E l c u e r p o d e l p e n e c o n t i e n e t r e s c i l i n d r o s d e t e j i d o e r é c t i l : l o s d o s c u e r p o s c a ve r n o s o s , p a r a l e l o s e n t r e s í , y e l c u e r p o e s p o n j o s o , s i t u a d o d e b a j o d e e l l o s y q u e c o n t i e n e l a u r e t r a . D u r a n t e l a e x c i t a c i ó n s e x u a l , e l t e j i d o e r é c t i l s e l l e n a d e san g r e , p o niendo duro y erecto el pene. En el adulto, el pene promedio tiene un tamaño de 6.4 a 10 cm en estado flácido, un poco más de 2 cm de diámetro, en estado de erección se extiende de 12.5 a 17.5 de longitud y unos 4 cm de diámetro. Pero estas medidas no son categóricas.

·ð E l g l a n d e e s l a c a b e z a d e l p e n e . E n

l o s v a r o n e s n o c i r c u n c i d a d o s e s t á

c u b i e r t o p o r u n p l i e g u e d e p i e l

d e n o m i n a d o p r e p u c i o q u e p u e d e

r e t r a e r s e , u n i d o a l g l a n d e p o r u n a

b a n d a d e t e j i d o s i t u a d a e n l a

s u p e r f i c i e i n f e r i o r d e l m i s m o l l a m a d a

f r e n i l l o . P o s e e n u m e r o s a s t e r m i n a c i o n e s

n e r v i o s a s , l o q u e p r o v o c a q u e p u e d a

r e s u l t a r m o l e s t a s u m a n i p u l a c i ó n .

I N C L U D E P I C T U R E

" h t t p : / / s e x u a l i d a d . m e t r o p o l i 2 0 0 0 . c o m / i m g

/ o r m a s 2 . g i f " \ * M E R G E F O R M A T I N E T ᄉ ᄃ

·ð

E l e s c r o t o e s u n s a c o d e p i e l q u e



c o n t i e n e l o s t e s t í c u l o s .

I N C L UDEPICTURE

"http://sexualidad.metropoli2000.com/img/cgei.jpg" \* MERGEFORMATINET ᄉ ᄃ

INCLUDEPICTURE "http://sexualidad.metropoli2000.com/img/ormas1.jpg" \*

MERGEFORMATINET ᄉ ᄃ

Como se puede ver en el dibujo, entre los genitales internos

estaría la glándula prostática, que descansa debajo de la vejiga urinaria. La

próstata madura está en continua actividad; parte de su secreción va a la orina,

mientras que el resto constituye una gran porción de las eyaculaciones, junto

con la secreción de las vesículas sem i n a l e s .

·ð L o s

c o n d u c t o s d e f e r e n t e s s o n t u b o s

e n c a r g a d o s d e t r a n s p o r t a r l o s

e s p e r m a t o z o i d e s d e s d e l o s t e s t í c u l o s

h a s t a l a u r e t r a p r o s t á t i c a .

·ð E l


l í q u i d o s e m i n a l o s e m e n e s t á f o r m a d o

p o r e s p e r m a t o z o i d e s y s e g r e g a c i o n e s d e l




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos