Los vínculos en la fluidez Virginia Álvarez Pereira Uruguay Universidad de la República Programa Apex Cerro Resumen



Descargar 36.55 Kb.
Fecha de conversión15.02.2018
Tamaño36.55 Kb.
Vistas48
Descargas0

Los vínculos en la fluidez

Virginia Álvarez Pereira - Uruguay

Universidad de la República - Programa Apex Cerro



Resumen:

El presente trabajo parte de la investigación de la tesis de Maestría "Los vínculos en el Taller de Libre expresión. Estudio de un dispositivo de abordaje psicológico con personas adultas mayores" realizado en la Facultad de Psicología de la Universidad de la República (UdelaR) durante el período 2013-2014.

El objetivo general de la investigación fue: Describir las características de los vínculos de las personas adultas mayores integrantes del Taller de Libre Expresión. A partir de la investigación se observó que la forma en que se relacionan las/os adultas/os integrantes del Taller no sólo responde a su historia familiar, laboral, barrial y al encuentro producido en ese espacio, sino qué está íntimamente ligada a una forma de vincularse propia de una época de nuestro país y la región caracterizada por una fuerte presencia del Estado.

El siguiente artículo corresponde a uno de los subcapítulos de la tesis de Maestría, ampliado con los objetivos de profundizar en su comprensión.

Palabras clave

vejez - vínculo - fluidez

.

Introducción

El presente artículo surge a partir de la investigación (culminada) “Los vínculos en el Taller de Libre expresión. Estudio de un dispositivo de abordaje psicológico con personas adultas mayores”. A partir del trabajo grupal con un personas adultas mayores, se observó que en reiteradas oportunidades surgía en su relato una dificultad en el relacionamiento con nuevas generaciones por la diferencias de códigos. Códigos que responden a un modo de crianza, pero también a una forma de concebir al otro. Otro con quien se compartía una idea de familia, trabajo y Estado.



¿Por qué una propuesta de promoción de salud con personas adultas mayores en Uruguay?

Nuestro país es uno de los países más envejecidos de América Latina y el Caribe, con un descenso de la tasa de mortalidad y tasas de fecundidad que están por debajo del nivel de remplazo (Varela, 2008, citado en Paredes, Ciarniello, Brunet, 2010, p. 9). A esto se deben sumar los procesos emigratorios que se dieron en el país. Paulatinamente el desarrollo de la tecnología y el avance de algunas disciplinas han posibilitado el aumento del promedio de vida, aumentando así el porcentaje de personas mayores. En los últimos 50 años, la esperanza media de vida al nacer, ha aumentado en 20 años. El 14,1% de la población es mayor de 65 años (INE, 2012) siendo la esperanza de vida al nacer de 79 años para las mujeres y 72 para los hombres. Para el 2025 las proyecciones prevén que esta población alcance el 20%.

No solo ha aumentado la cantidad de años que viven las personas adultas mayores, sino que además la mayoría de ellas lo hace en el seno de la propia comunidad. Según datos del MSP (Ministerio de Salud Pública) solo el 5% del las personas adultas mayores se encuentra institucionalizada, siendo la mayoría autoválidas (MSP 2009) en el mismo sentido, Berriel, Pérez y Paredes (2006) en la investigación Proyecto género y generaciones. Reproducción biológica y social de la población uruguaya, sostienen que las personas adultas mayores en Uruguay son en su mayoría autoválidas, con disposición de sus capacidades físicas e intelectuales. Esto no solo deja en evidencia que la relación envejecimiento – dependencia responde a un prejuicio, sino que además hace pensar en la necesidad de generar propuestas destinadas a este grupo etario desde la prevención y promoción de salud.

En Uruguay a partir del 2005, se inició una reforma estructural en el sector salud, con la aprobación de la Ley 18211 de creación del SNIS (Sistema Nacional Integrado de Salud), que busca garantizar la equidad, accesibilidad, calidad y universalidad a los servicios de salud, estableciéndose cambios en los Modelos de Gestión, de Financiamiento y de Atención. El SNIS tiene como prioridad focalizar en la prevención y promoción de salud, incorporando al sistema las prestaciones psicológicas (no contempladas anteriormente).

En ese contexto (de reforma del SNIS) se busca fortalecer el Primer Nivel (orientado por la estrategia de Atención Primaria en Salud). Se establece la atención por programas prioritarios dentro de los cuales se encuentra el de Adulto Mayor. El Programa se plantea como estrategia de fortalecimiento, la implementación del Carné del Adulto Mayor, desarrollar policlínicas de geriatría de referencia y capacitar sobre síndromes geriátricos. No se menciona la conformación de grupos de prevención y promoción de salud, si contempladas en otros programas etarios (OPS, 2011).

En la investigación: Los vinculos en el Taler de Libre expresión, se planteó el Taller como dispositivo de intervención psicológica, constituyendo una alternativa eficaz (interviene exitosamente sobre lo que se propone) y eficiente (con pocos recursos humanos y materiales llega a mayor población). Se trató de un dispositivo que a la vez que trabajó sobre la promoción de salud, también intervino en la atención de problemas ya instalados.

La metodología fue estudio de caso, con un muestreo intencional no probabilístico o de conveniencia (se eligió directamente a las/os adultas/os mayores participantes). La población seleccionada para realizar la investigación fueron personas mayores de 65 años, no institucionalizadas, autoválidas qué vivían en la zona del Cerro y adyacencias (barrio de Montevideo, Uruguay). Se realizaron talleres con una frecuencia semanal de 1 hora y 30 minutos de duración durante los meses de setiembre a diciembre del 2013. Cada taller se dividida en tres momentos: momento inicial de caldeamiento, el desarrollo de Taller (se disponían una serie de materiales plásticos y se consignaba expresarse libremente con los mismos) y el cierre en donde compartíamos comentarios de las producciones y el encuentro. No se trataba de una clase de arte o plástica, ni tampoco se interpretaba psicológicamente lo producido.

Desarrollo

Cada época favorece determinadas formas de subjetividad y de relacionamiento entre las personas, los grupos y las instituciones. "Si partimos de la idea que el psiquismo surge multiapuntalado y que uno de los puntos de apoyo es el social, se hace necesario analizar el contexto. " (Fascioli, 1998, p. 91). Presenciamos al decir de Ignacio Lewkowicz (1999, 2001, 2004) una serie de acontecimientos, que produjeron alteraciones decisivas en las formas de subjetivación; vivimos al decir autor, el pasaje del Estado Nación al mercado neoliberal.

En sus diferentes creaciones Lewkowicz plantea el agotamiento de una lógica, de un modo de producción de subjetividad y objetividad. En “Pensar sin Estado” (2004), el autor nos habla del agotamiento de la subjetividad y el pensamiento estatales; no es que haya desaparecido el Estado cómo tal (podemos verificar organizaciones técnicas y administrativas con un gran poder de influencia) sino la capacidad de éste de instituir subjetividad. “El Estado es un término importante entre otros términos de las situaciones, pero no es la condición fundante del pensamiento. El Estado no desaparece como cosa; se agota la capacidad que esta cosa tenía de instituir subjetividad y organizar pensamiento“(Lewkowicz, 2004, p. 11).

El Cerro (barrio en el cuál se enmarca esta experiencia) fue un barrio caracterizado por la existencia de frigoríficos, principal fuente de trabajo de muchos de sus habitantes (los y las adultas/os mayores de hoy). En el primer Taller uno de los participantes realiza un dibujo de la Fortaleza (zona característica del Barrio, en donde se encuentra actualmente un Museo Militar) lo cual fue acompañado por los relatos de la vida en ese entonces, tipo de edificaciones, características del trabajo y características de la vida cotidiana de sus habitantes. El trabajo, la militancia sindical (característica de la zona) y la escolarización en niños/as eran los principales organizadores de la vida cotidiana de las personas.

Lewkowicz (2001) utiliza la metáfora del Estado como lo sólido y el mercado como lo líquido; en un Estado sólido, la relación es estable y predecible, de éste estado se pasa al de fluidez, la regularidad del medio y la probabilidad de orientación en ese medio son posibles en un terreno sólido, regularidad que hoy deviene imposible porque la condición de implicación de las subjetividades ya no es la solidez sino la fluidez “De esta manera la experiencia contemporánea no sucede en un tablero estable, sino en un medio fluido.” (Grupo doce, p. 103). Espacio y tiempo eran condiciones a priori en la solidez, en un medio fluido como el neoliberal, no hay espacio ni tiempo sino velocidad y aceleración.

En los relatos de las/os adultas/os mayores, importaba construir certezas, trabajo, casa, familia, siendo desconcertante para algunas/os de ellas/os lo temprano que se institucionalizan los niños/as actualmente, así como lo poco estables que suelen ser las parejas. Si bien algunas de las adultas/os habían transitado un proceso de divorcio (algo poco usual en mujeres y hombres mayores de 65 años en nuetsro país) viven ese relato como un fracaso, sosteniendo la idea de un único matrimonio. Aparece el relato de la mujer como alguien que por los hijos y la familia acepta las “bandideadas del marido”.

En los Estados nacionales la existencia es, existencia institucional. Al decir de Lewkowicz, la vida transcurría entre la familia, la escuela, la fábrica, el hospital etcétera, instituciones que además de proveer sentido a las personas, compartían entre sí un lenguaje común, que permitía formar parte de varias de ellas a la vez, existiendo cierta correspondencia entre las marcas subjetivas que las mismas producían. Transitar por estas instituciones garantizaba las operaciones necesarias para ocupar la metainstitución estatal.

Antes, la existencia estaba asegurada por las instituciones estatales porque había un discurso que me pensaba (no sería lo mejor quizás, pero aseguraba la existencia) “Pero cuando se desfonda el continente ya no hay nadie que me piense de manera estructural. Esto es el desfondamiento de la subjetividad: no hay un pensamiento estructural que me fondee, a partir del cual me pueda situar. Entonces voy a poder pensarme sólo a partir de los pensamientos que me piensen circunstancialmente” (Lewkowicz, 2003). El Estado delegaba en sus dispositivos institucionales la producción y reproducción de su soporte subjetivo: el ciudadano (sujeto constituido en torno a la ley).

Cuando la ley simbólica no opera (como límite y posibilidad) el semejante no se configura “el semejante no es una construcción espontánea que nace del vínculo entre dos sujetos. El semejante es siempre igual a otro, ante y mediante un tercero. Es la ley la que, a partir de instituir un principio de legalidad basado en la formulación de la igualdad, habilita la construcción de un semejante. De aquí se deriva que si la ley no opera como principio, tampoco opera la percepción de su trasgresión...” (Corea C., Duschatzky S., 2004, p. 24).

En uno de los Talleres, Ernesto relata con descontento una situación que sucedió a la salida de la Escuela delante de su casa. Una niña que iba con su madre, arrancó una flor del jardín, ante eso, su esposa le dice: “las flores no se arrancan” a lo cual la madre de la niña le responde “qué te metes vieja”. Esta situación es compartida con el grupo como falta de respeto y como “antes esas cosa no sucedían”. Si bien existe diferencia en los modos de crianza, existe también una forma diferente de pensar al Otro, que por momentos configura alguien totalmente ajeno, sin posibilidad de encuentro.

Mientras que al ciudadano de los Estados Nacionales le correspondía una metainstitución que anudaba, con una normativa que reprimía; para los ocupantes de la lógica de mercado, flexibilidad y reinvención devienen requisitos. El sufrimiento más que por el disciplinamiento de los cuerpos pasa por el desgarro que genera la lógica de mercado, teniendo que adaptarse a una lógica siempre cambiante.

Las separaciones de los hijos y los nietos llevaron a las/os adultos mayores integrantes del Taller a compartir sus viviendas y reorganizar su cotideaneidad, esto lo viven con sorpresa y también con desconcierto, porque desconocen en que momento sus hijos/nietos se irán nuevamente.

El Estado - Nación ya no articula la red de instituciones de vigilancia (familia escuela etc.), no impone por lo tanto un lenguaje común al conjunto de organizaciones. “El agotamiento de las sociedades de vigilancia es también el agotamiento de la ley (nacional) como ordenador simbólico. Pero la caída del estatuto de ley no es la apertura de un caos sino la posibilidad de otra simbolización...” (Lewkowicz I. y Corea C., 2004, p. 37). Lewkowicz toma de Baudrillard la diferencia entre ley y regla; ésta última ópera donde no hay lenguaje analógico, se trata de leyes inmanentes; producir reglas tiene que ver con producir condiciones para un encuentro, “...se trata de la constitución de un juego donde ningún jugador debe ser más grande que él” (Lewkowicz, I. y Corea C., 2004, p. 37). Pensar en la destitución de la ley como categoría trascendente, nos lleva a crear cada vez reglas, que posibiliten el encuentro.

No se trata de añorar épocas mejores, ni de ansiar el regreso de los estados nacionales; lo que intenta Lewkowicz es marcar algunos puntos de alteración de la lógica social contemporánea. En la fluidez, la unión es siempre contingente, estudiante - docente, terapeuta - paciente, padre - hijo permanecen juntos porque han realizado las operaciones necesarias para que eso suceda, y no porque haya algo que les asigne estos lugares de antemano. El vínculo no se sostiene por un anclaje dado previamente sino por haberse encontrado y por cuidarse mutuamente, los modos que adoptan los vínculos son por cohesión y no por solidez.

“En un medio fluido, cualquier conexión tiene que ser muy cuidada, no se sostiene en instituciones sino en operaciones, no tiene garantías; más bien exige un trabajo permanente de cuidado de los vínculos. Y las operaciones necesarias para mantener dos puntos conectados tienen una dificultad adicional: en un medio sólido, si realizamos una misma acción, producimos un mismo efecto; pero en un medio que se altera, las operaciones necesarias para permanecer juntos van cambiando. No por realizar una misma acción producimos un mismo efecto” (Lewkowicz I. y Corea C., 2004, p.111).

Para poder producir en el encuentro con el otro, es necesario primero crear las condiciones para habitar dicho encuentro. Habitar que no tiene que ver con ocupar un lugar dentro de un sistema, sino que se trata de determinar un espacio, para lo cual primero hay que construirlo (no partimos de lugares instituidos, sino fragmentos destituidos). Construcción que al suceder en la fluidez no podrá ser de una sola vez y para siempre, sino que por el contrario exige una tarea permanente. No se trata de pensar en “romper con”, sino de “habitar”, cada vez hay que hacer algo para poder sostener lo fundado. En un estado de fluidez caracterizado por la velocidad y la aceleración es necesario desacelerar, poder marcar tiempo y espacio en un terreno fluido, parar y pensar para poder construir desde otra forma; es necesario suspender para poder forjar otras operaciones. Ante una situación nueva, los códigos que tenemos no son suficientes, es necesario poder pensar junto con quienes trabajamos tratando de entender y dar respuesta a esa situación que aparece en el momento. Habitar, desacelerar y suspender son estrategias de subjetivación (operación que produce un sujeto antes no dado) que propone Lewkowicz para pensar e intervenir en un terreno de “fluidez”. En mi encuentro con los/as otro/as siempre tengo que hacer algo para sostener el vínculo; la sola presencia no es suficiente; cada vez debemos hacer algo nuevo que permita darle sentido al encuentro, y no simplemente ocupar el lugar que nos ha sido asignado.



Reflexiones finales

Al agotarse la subjetividad y el pensamiento estatal, también se agotan nuestros modos explicativos, nuestras formas de comprensión; se nos impone pensar de otra manera. Valores como el ahorro y el sacrificio (propios del Estado Nación) dejaron su huella en viejos/as que ahora se encuentran atravesados por las lógicas del capital, enfrentados a la vertiginosidad de los cambios tecnológicos. La velocidad es un atributo de esta época neoliberal, que tiene como resultado la desintegración, resulta imposible responder tan rápida y eficazmente sí sé es una persona integrada.

Con el agotamiento de la ley como ordenador simbólico, el otro no se constituye como semejante; se hace necesario cada vez crear las condiciones para configurar un vínculo. Antes nos encontrábamos con un Estado que daba la condiciones para ser y proyectarse, hoy el mercado ofrece, no promete nada (a diferencia del Estado); la oferta está dirigida para quien la puede tomar.

El hecho de que las personas adultas mayores hayan transitado la mayor parte de sus vida por instituciones sólidas productoras de una subjetividad estatal, dificultan en parte la posibilidad de comprender algunas formas de funcionamiento en la actualidad, pero a la vez ofrecen la experiencia de otras formas de relacionamiento, en donde la permanencia importa más que la velocidad.

Resulta muy complejo el tránsito de la solidez (segura y predecible) a la fluidez (siempre contingente), las personas adultas mayores se encuentran enfrentadas a cambios sociales que no solo hacen tambalear creencias muy arraigadas, sino además cambios que las/os (y nos) enfrentan a producir constantes operaciones para poder encontrarse. En este contexto, resulta fundamental generar propuestas grupales que favorezcan la expresión de conflictos y habiliten la posibilidad de encuentro.

Referencias bibliograficas


  • Berriel, F., Pérez, R., & Rodríguez, S. (2011). Vejez y envejecimiento en Uruguay. Fundamentos diagnósticos para la acción. Montevideo: MIDES –INMAYORES.

  • Berriel, F., Paredes, M., & Pérez, R. (2006). Sedimentos y transformaciones en la construcción psicosocial de la vejez. En: López, A. (coord.) Proyecto género y generaciones. Reproducción biológica y social de la población uruguaya

  • Corea C. y Lewkowicz I. (2004) Pedagogía del aburrido: escuelas destituidas, familias perplejas. Bs. As.: Piadós.

  • Corea C. y Duschatzky S. (comp.) (2004) Chicos en banda:Los caminos de la subjetividad en el declive de las instituciones (2ª edición) Bs. As.: Piados.

  • Fascioli, L. (1998). ¿Participar en un grupo? Y eso...¿me puede curar? En Revista Tramas perspectiva psicoanalítica vincular.Tomo IV . Año 4 (pp. 87 -104). Montevideo: AUPVC.

  • Grupo, Doce, (Eds.). (2001). Del fragmentoa la situación: Notas sobre la subjetividad contemporánea.Buenos Aires:Altamira.

  • INE (2011).Resultados del Censo de Población 2011: población, crecimientoyestructura por sexo y edad.Recuperado el 12 de enero 2011.

  • Lewkowicz, I. (2004). Pensar sin Estado: La subjetividad en la era de la fluidez. Bs. As.:Paidós.

  • Lewkowicz, I.&Corea, C. (2004). Pedagogía del aburrido: Escuelas destituidas, familias perplejas.Buenos Aires: Paidós.

  • Ministeriode Salud Pública. Dirección General de la Salud. (2009). Guía para cuidadores de personas adultas mayores. Montevideo: MSP.

  • Paredes, M. (2009). El contexto demográfico y las características del envejecimiento poblacional en Uruguay En MIDES, Hacia un Uruguay más equitativo en materia de envejecimiento(págs. 103-112). Montevideo, MIDES -INMAYORES.

  • Paredes, M., Ciarniello, M., & Brunet, N. (2010). Indicadores sociodemográficos de envejecimiento y vejez en Uruguay. Montevideo: UNFPA.

Lic. en Psicología Virginia Álvarez Pereira



Catálogo: acta -> 2015 -> GT-21
GT-21 -> Subjetividad familiar, dinámicas familiares y de género: Mirada desde adolescentes y jóvenes cubanos
GT-21 -> Referentes masculinos y opiniones acerca de la paternidad en jóvenes indígenas y no indígenas de la región Otomí-Tepehua, Hidalgo—México
GT-21 -> País: Chile Institución
GT-21 -> Estudio sociológico del embarazo adolescente en perú. Caso: Región Ucayali, 2000-2012
GT-21 -> La tercera edad, ese otro pueblo en movimiento
GT-21 -> Aspiraciones y Proyectos de Futuro de Jóvenes Estudiantes Secundarios: El soporte familiar y su influencia en las decisiones educativo-laborales Leandro Sepúlveda V. Universidad Alberto Hurtado, Santiago de Chile Resumen
GT-21 -> Adultos mayores institucionalizados: debates teóricos y metodológicos
GT-21 -> “Manifestaciones de violencia, riesgos y vulnerabilidades en adolescentes y jóvenes cubanos: Un acercamiento desde el ámbito familiar.”
GT-21 -> Xxx congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología Pueblos en movimiento: un nuevo diálogo en las ciencias sociales San José, Costa Rica Grupo de trabajo 21: Sociologías de la niñez, la juventud y la vejez
GT-21 -> Dra. Elaine Morales Chuco. Marginación e identidad. Acercamiento a los jóvenes residentes en los barrios Colón y Jesús María


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos