Los cuatro sietes



Descargar 0.86 Mb.
Página7/12
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño0.86 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Para recordar:

“Si en esta vida queremos experimentar la serena paz del Paraíso, debemos esforzarnos en practicar un intercambio amoroso, humilde y familiar con Dios”.


LOS SIETE CUERPOS DEL HOMBRE

Y LA DIVINA PRESENCIA “YO SOY” EN EL HOMBRE

Carola de Goya

Amado hermano en la Luz: mi Cristo saluda a tu Cristo.

En su Nombre vengo a darte la décima tercera Lección de Metafísica Cristiana. Ya conoces al Dios-Amor que predicó Jesús de Nazaret, ya sabes que Él no castiga, que solamente castigan las Siete Leyes Universales bajo las cuales funciona el Cosmos y ya conoces estas Siete Leyes. También hemos visto los Siete principales aspectos de Dios. Hoy vamos a hablarte acerca de los Siete Cuerpos del Hombre y te iniciaremos en el estudio de la Divina presencia –Yo Soy en el hombre.

Paso a decirte que hasta ahora tú te conocías como un ser poseedor de un solo cuerpo: tu Cuerpo Físico animado por un alma. Ampliaré un poco más este conocimiento diciéndote que en realidad tú eres un ente que vives dentro de siete cuerpos. De estos siete cuerpos, tres son Cuerpos Espirituales Superiores y cuatro son Cuerpos Materiales Inferiores.

Comencemos estudiando tus Cuatro cuerpos, el más bajo, el más denso, el más pesado, es tu Cuerpo Físico, el cual funciona bajo las reglas de todo cuerpo perteneciente al Reino Animal. Y aunque este nuestro primer cuerpo funciona bajo las reglas del Reino Animal, nosotros no pertenecemos a ese Reino sino al Reino Humano, somos Seres Humanos pensantes, dotados de razón. Este cuerpo animal o físico tiene sus derechos, sus exigencias, tú debes alimentarlo, asearlo, darle el ejercicio y el reposo justos, tienes que proporcionarle todo lo necesario a su crecimiento y mantenimiento, debes situarlo dentro de un ambiente higiénico, estás en el ineludible deber de darle todo esto, de mantenerlo bello y en perfecto funcionamiento pues es el templo donde se alberga tu Espíritu. ¡Ah! ¡Pero mucho cuidado!. Este cuerpo tiende a ser exigente, a hacerse el amo y si te dejas dominar por él desciendes en la escala de los valores humanos acercándote más y más al Reino Animal. Así vemos a las personas dominadas por la gula, cómo mengua su inteligencia en tanto su cuerpo físico se hincha más y más hasta adquirir un contorno antiestético que lo deforma y lo hace ridículo. Como esa persona no come para vivir sino que vive para comer, resulta algo parecido a un cerdo que no tiene otro ideal que el de llenarse la panza. El perezoso, el flojo, sacrifica su voluntad ante el altar de la pereza y se convierte en un parásito que vive, o mejor dicho vegeta parasitariamente de lo que produce la actividad ajena y renuncia a su condición de hombre al negarse a colaborar en el plan del bienestar común. Es simplemente una bestia que come y duerme, terminando su vida sin provecho para él ni para nadie. No te dejes pues dominar por tu cuerpo físico, dale lo justo, lo que necesita para ser sano, fuerte, bello, pero no le des más.

2. Posees un segundo cuerpo material inferior que es tu Cuerpo Mental Inferior, ese cuerpo que la mayor parte de las personas, sitúan en el cerebro y que no es sino un cuerpo más liviano, gaseoso, de forma circular y de color amarillo, que rodea el contorno de tu cabeza. Es una sustancia más bien etérica, es ese halo que algunas religiones pintan alrededor de la cabeza de sus santos o seres altamente evolucionados en la escala espiritual. Es ese cuerpo que tiene la maravillosa facultad de pensar, es el campo receptor de las impresiones que recibes a través de tus cinco sentidos físicos, lo cual lo estimula y le hace concebir ideas e impresiones; pero esos cinco sentidos materiales son unos informadores muy limitados, su campo de acción alcanza sólo lo que ellos contactan, así que él informa su mente sólo a través de ellos, es una persona de mente sin vuelo, no alcanza grandes ideas ni grandes realizaciones tampoco. Cuando un ser calla sus cinco sentidos físicos, entra en el silencio y se pone en meditación, al alcanzar a contactar los mensajes de su Yo Superior, concibe ideas luminosas, recibe lo que se llama la inspiración de lo Alto, he ahí a los grandes compositores, los grandes inventores, los hombres que se salen de lo común y se convierten en luminarias de la humanidad. Cuando tienes que resolver algún problema y te pones en comunicación con tu mente superior, negándote a aceptar las evidencias que pretende mostrarte tu mente carnal, quien sólo se informa a través de las apariencias que perciben tus cinco sentidos, jamás te equivocarás en tus decisiones, siempre encontrarás el camino que se te mostrará nítido, sin lugar a dudas ni vacilaciones. Quien aprende a guiarse por su mente superior es un individuo completamente realizado. Cuando el cuerpo mental superior de una persona oye la voz del “Yo soy”, esa persona tiene ya su Hombre de oro, realizado, eso es lo que denominamos, la realización del Cristo en el hombre. Se representa como una figura en blanco, parecida a la de Jesús, que sirve de enlace, entre el cuerpo mental inferior del hombre y la figura del “Yo Soy”. La mente superior es el vehículo por medio del cual el hombre se pone en contacto con su Yo superior o “Yo Soy”, de ahí la importancia de la Ley de Mentalismo, que recibiste en mi segunda clase.

Luego de esos dos cuerpos materiales inferiores tienes un Tercer cuerpo de la misma naturaleza material inferior, es tu Cuerpo Emocional, que muchos sitúan en el corazón, otros le atribuyen la sangre como vehículo, ya que cuando una emoción domina al individuo, sea miedo, alegría, cólera, etc., el corazón palpita más aprisa, a veces parece recogerse haciendo huir la sangre del rostro, dando lugar a una inmensa palidez o se arrebola produciendo rubor y congestión, dando así la señal de que tanto el corazón como la circulación de la sangre son afectados por las emociones. Pero otro tanto podría decirse de la víscera hepática, la cual, en medio de un acceso de furor estimula la vesícula, haciéndola derramar más bilis de lo conveniente, por eso cuando se ven personas de color verdoso amarillento, que demuestran disgusto y mal carácter a toda hora, se dice de ellas que son de temperamento bilioso. También podría atribuirse al bazo, la ubicación del Cuerpo Emocional, ya que allí parecen almacenarse todos los disgustos, rencores y resentimientos, dando lugar a que el páncreas no pueda producir la cantidad de insulina necesaria para quemar la cantidad de azúcar justa, produciéndose así esa enfermedad conocida con el nombre de Diabetes, tan es así que una de sus variedades se denomina Diabetes Emocional, ya que el porcentaje de azúcar contenido en la sangre sube o baja más de lo conveniente de acuerdo con las emociones que sufre el individuo. Pero eso sólo prueba cómo las emociones afectan al organismo en general, pues el Cuerpo Emocional no reside en ninguna víscera, él es un cuerpo gaseoso que rodea al cuerpo humano, el más amplio, el más grande de los cuerpos sutiles que rodean al cuerpo físico y sus colores varían de acuerdo con las emociones que afectan al ser. De ahí lo importante del control de las emociones, pues de estas dependen totalmente las reacciones del cuerpo físico, y como el funcionamiento de estos cuerpos es que la mente, según lo que está pensando, hace vibrar el cuerpo emocional y éste, de acuerdo con lo que está sintiendo, hace funcionar el cuerpo físico. Insisto en repetirte la importancia que tiene la mente en el hombre, no me cansaré de recomendarte que debes leer y releer la Ley de Mentalismo y estudiar todo lo que se refiera a ella, pues esta Ley, bien aplicada, es básica para la obtención de una salud perfecta; ya lo dice el antiguo aforismo griego “mente sana en cuerpo sano”. La mayor parte de las curaciones físicas se obtienen mediante la variación del tono mental, sacándolo de negativo a positivo, se corrige el cuerpo emocional y esto enseguida se refleja en el buen funcionamiento del cuerpo físico. SEGÚN PIENSAS, SIENTES; SEGÚN SIENTES, ACTÚAS, SEGÚN ACTÚAS, COSECHAS BUENOS O MALOS FRUTOS. No lo olvides.


Ahora pasamos a estudiar el Cuarto Cuerpo Material Inferior, el último de tus vehículos inferiores, lo que se conoce con el nombre de Cuerpo Etérico. También está hecho de una materia sutil que rodea e interpenetra el Cuerpo Físico, reproduciéndolo punto por punto, es lo que algunas filosofías esotéricas denominan “Doble etérico”, contraparte del físico, copia exacta del cuerpo carnal, al que rodea, reproduciéndolo en su forma y al que interpenetra, o sea es un cuerpo dentro de otro cuerpo. Para hacerte más comprensible esta explicación te pondré un ejemplo: tú tomas un vaso y lo llenas de municiones. Está lleno, es una imagen de tu cuerpo físico, tiene forma externa, lo que vendría a ser el vaso, está lleno, con tus vísceras, etc. ¿”Le cabe algo más? Sí. ¿Cómo puede ser esto? Si lo llenas con una materia más sutil, pongamos el caso, le echas arena, y sacudes el vaso hasta que la arena interpenetre todos los intersticios que quedaban libres entre munición y munición, ¿le cabe algo más? Parece que no; pero sí, si tratas de llenarlo nuevamente con una materia más sutil aún, con un líquido. Échale a este vaso que contiene municiones y arena, un poco de agua. ¿Le cabe? Claro que sí, el agua es una materia más sutil que puede penetrar entre grano y grano de arena. He ahí el vaso lleno con tres cuerpos materiales de distinta densidad. Así es como nuestros vehículos mentales, emocional y etérico, interpenetran y rodean nuestro cuerpo físico. Ahora, ¿qué función desempeña el Cuerpo Etérico? En primer lugar, en él se van almacenando todas nuestras experiencias buenas y malas, nuestros conocimientos, estudios, creencias, recuerdos de todas clases y es lo que va formando eso que llamamos nuestra Personalidad. Esto que las Ciencias Herméticas conocen perfectamente hace más de siete mil años, viene a descubrir ahora la Ciencia Física con el nombre de Sub-Consciente. Es el almacén de nuestras experiencias, obtenemos conocimientos, creencias, educación, fobias, simpatías, complejos, etc. Todo ello forma nuestra Personalidad, la cual es factible de ser corregida mediante el psicoanálisis científico o mediante el autoanálisis metafísico. Al encontrar y corregir la Causa se corrige automáticamente el Efecto. Esto lo viste ya en la “Ley de Causa y Efecto” que dimos en nuestra Séptima Lección.

“El Doble Humano” recibió entre los egipcios el nombre de “Kha”, hablando de esta sutilísima materia Masperó observa que es una proyección coloreada y aérea del individuo al que reproduce punto por punto. Se dice que los Maestros Esotéricos de aquella época sabían mucho más de lo que conocemos hoy sobre este cuerpo, se afirmó que este doble cuerpo humano no es una entidad real y efectiva; que actúa y se manifiesta en momentos propicios; que en él puede refugiarse toda la vida mental y pasional del ser, mientras el cuerpo físico queda inerte e insensible; que en él residen las potencias superiores, que resulta accesible y atacable por ciertas acciones físicas y psíquicas, bien descritas en textos iniciáticos; que por él se otorga al fallecido, en determinadas ocasiones, manifestarse a los seres encarnados en el plan terrenal; y por último, que permite a ciertas personas, la realización de hechos aparentemente imposibles. Para los remotos iniciados de Egipto el Cuerpo Etérico, conocido también como el Cuerpo Astral, constituye al hombre completo, razonador y sensible, invisible, que acude junto a las personas que amó para protegerlas y ayudarlas; y cuando de un modo directo no puede darles un salvador aviso, influyen en sus ideas de modo que en la mente surgen las inspiraciones salvadoras o para que, durante el sueño, reciban las revelaciones que les envía el protector”. (Alejandro Hagedüs. Fenómenos Exranormales”). A veces, durante el sueño, este cuerpo suele desprenderse del cuerpo físico, quedando unido a él por medio de un cordón – el “Cordón de Plata” – a lo largo del cual pasan corrientes vitales. Este cordón es elástico y capaz de una gran extensión. Es lo que se conoce como “viajes astrales”. Si durante el “viaje” se rompe el cordón, sobreviene la muerte (Véase “La Proyección del Cuerpo Astral” de Sulvan Muldoon). Existen tres clases de Proyecciones astrales: Conscientes, parcialmente conscientes e inconsciente.

También durante la vigilia, estando el individuo completamente despierto, su cuerpo astral se desprende y se manifiesta vivo y actuando en otros lugares. Es el fenómeno que se conoce como “bi-locación”. Ejemplo de ello fue San Martín de Porres, quien estando en oración en su celda, era visto en los hospitales curando y asistiendo a los enfermos.

Con respecto a estos cuatro cuerpos materiales inferiores, dice el Maestro Emmet Fox: “El cuerpo físico: Pertenece al plano Físico y es creado de la substancia de su propio reino. Su función, tal como la percibimos, es ejecutar los actos físicos y manifestar al individuo en el mundo de las formas. Este cuerpo está hecho de minúsculas partículas de luz que llamaremos electrones, y éstos son emitidos desde el Cuerpo de Dios y prestados al individuo para crear un vestido de carne a “imagen y semejanza” del Ser Crístico. Sin embargo, la realidad no es el cuerpo físico, el cual es un mejor punto de anclaje en la Tierra para los Rayos de Luz que se Proyecta directamente desde la Fuente Divina.

El Cuerpo Mental: El cuerpo mental, el cual fue hecho de la sustancia del Reino Mental, es muy similar al Ser Crístico, por el hecho de que debe ser el vehículo del Ser Crístico en su manifestación inferior o exterior. La actividad mental funciona a través de este cuerpo, el cual contiene la suma de todos los conceptos, opiniones, conocimientos y conclusiones humanos atraídos de todas las fuentes de información. La mente fue creada para que fuese Sirviente de la Llamada individualizada y no su dueño. Debe ser el instrumento para crear y mantener el patrón o la visión de la idea hasta que la manifestación física puede efectuarse.

El Cuerpo Etérico: el cuerpo etérico es la imagen y figura verdadera de la forma humana tangible, pero compuesta de materia mucho más sutil.

Dentro de este cuerpo están las relaciones y recursos de todas las experiencias sufridas por el individuo, a través de incontables vidas. Es también el medio para la transformación de fuerza a todas las partes de la forma humana. Determina las condiciones del cuerpo físico porque, en s, es depositario y transmisor de energía, así como el verdadero intermediario entre los mundos internos y externos del hombre”.

Ahora pasaremos a los tres cuerpos espirituales superiores: Estos tres cuerpos espirituales superiores forman la Santísima Trinidad, la Triada Divina, manifestada en el ser humano.

En la imagen que conocemos como la Divina Presencia “Yo Soy”, resalta en primer lugar una rueda de colores; son los mismos colores de iris, el rayo de luz blanca descompuesta en tres colores primarios y tres secundarios. Estas esferas de Luz Coloreadas es lo que forma Tu cuerpo causal. En primer lugar aparece una franja azul, la sigue la amarilla, luego una color rosa; sigue una franja blanca, después una verde, una oro-rubí (anaranjada), pero en metafísica no se llama así, sino oro-rubí, rubí color sangre de pichón que es el más escaso y el más caro de todos los rubíes) y pro último una color violeta. En este tu Cuerpo Causal está almacenado todo tu adelanto, toda tu evolución positiva a través de las innumerables vidas que has vivido antes y la que estás viviendo ahora. Por eso te dice el Evangelio:

NO ATESORES TESOROS EN LA TIERRA, SINO EN EL CIELO, DONDE NO HAY LADRÓN QUE TE LO ROBE, NI TE LO ROE LA POLILLA”. Es allí, donde tienes que acumular lo que te vas a llevar de esta vida, para una vida próxima. Ese, tu adelanto, que te pertenece por derecho de conciencia, nadie te lo puede quitar, menoscabar, empañar ni recortar en forma alguna. Este haber que estás atesorando ahora y lo que traes ganado de vidas pasadas, te acompañará en tus próximas encarnaciones, así como el Debe que traes de otras vidas y el que estás acumulando ahora, en tu Cuerpo Etérico, también te lo vas a llevar cuando desencarnes y es la deuda a pagar que vas a traer cuando renazcas [la ley del Karma se estudiará en otras lecciones posteriores]. Es la Ley del Karma. Ahora bien, observarás que la rueda tiene doce rayos blancos que parten del centro de Luz Blanca que emana de la cabeza de la figura humana. Son doce, pues el rayo central que sale de su frente son en realidad dos Rayos, ya que éste se prolonga hacia abajo y saliéndole por el pecho, sigue bajando en forma de un hilo o cordón que viene a anclarse en la cabeza del ser humano. El Rayo Blanco central que sube, sigue ascendiendo, y sale a conectarse con el Sol de nuestro sistema planetario, ese Sol que nos proporciona luz y energía, quien a su vez repite el mismo patrón, pues posee la misma rueda o halo de colores que aparece en nuestro Cuerpo Causal. De ese Sol, centro de nuestro sistema, parte otro rayo electrónico que sale a conectarse con el Gran Sol Central, que también presenta la misma rueda de colores, ya que En el universo todos los patrones se repiten, desde el Macrocosmos hasta el Microcosmos. De ese Gran Sol Central, donde se supone la existencia de ese Ser incognoscible que llamamos Dios, emana la energía que sostiene y alimenta todos los sistemas, soles y galaxias que existen en el Cosmos, pues todos están conectados en la misma forma, antes descrita, en que está conectado nuestro planeta y los seres que lo habitan.

Tu Segundo Cuerpo superior espiritual es el “Yo Soy”, o sea la Divina Presencia en el hombre. Ese Ser superior con figura humana, que está sobre nuestras cabezas, es nuestro Cuerpo Electrónico, es la Presencia “Yo Soy”, un Ser individualizado, con quien podemos hablar y quien oye cada llamada u oración. Es la Chispa divina individualizada en el hombre, la cual es perfecta, incorruptible, incambiable, por eso sabemos que aunque en los planos inferiores de una persona se manifiesten el error, pecado, corrupción, etc., en sus planos espirituales, o sea, en sus Cuerpos Superiores, todo permanece puro e intocado. Así cuando vemos a alguien cometiendo un desafuero, aunque sea un crimen, debemos cerrar nuestros ojos carnales para no ver su parte material e invocarle Su divina presencia. Su “Yo Soy”, donde él permanece bueno, puro, santo y le pedimos a esa Presencia que tome el mando en el individuo, que los guíe y lo saque de esa errónea situación que se está manifestando en sus planos inferiores.

Del corazón o centro del pecho de esa figura superior sigue el Rayo Blanco convertido en una cinta o cordón que baja y le entra al ser humano, que está abajo, por el centro de la cabeza, ese centro que suelen tonsurarse los sacerdotes –y sus razones de orden sagrado tienen para ello- centro que se llama el Chakra Coronal, por ahí nos penetra ese Rayo de energía electrónica pura, conocido por los hinduístas como “El cordón de plata” y que, en la Biblia, en el Eclesiastes, es citado como “El cordón de plata” y que, en la Biblia, en el Eclesiastes, es citado como “El cordón de oro”; ese Cordón o rayo de energía, baja de el Chakra Coronal hasta el Chakra Frontal, situado en el entrecejo y allí se abre en una Luz Amarilla que es Inteligencia; sigue bajando por la garganta y allí en el Chakra Laríngeo, se abre en una Luz Azul, que es el Verbo, el Logos, la Palabra, de allí sigue bajando hacia el corazón, pero si nos tocara el corazón con todo su potencial electrónico, no podríamos resistirlo, nos ocasionaría la muerte, entonces la Divina Sabiduría opera como un transformador dulcificando esa energía, rebajándola hasta ponerla a tono con la octava vibratoria humana, allí el cordón se manifiesta abriéndola en tres luces, tres llamas, esas llamas que suelen verse en las imágenes del Corazón de Jesús, pero que nosotros los metafísicos sabemos que son tres llamas de luz, una hacia la izquierda en color azul zafiro, otra en el centro en color amarillo oro y la otra hacia la derecha en color rosa, es lo que denominamos “La Llama Triple”. En el centro de estas tres Llamas hay una capsulita blanca y adentro permanece la Presencia Crística, o sea Dios en el hombre, y aunque sólo se trata de una partícula infinitesimal de ese Dios, esa partícula ínfima contiene en sí todo el poder y los atributos divinos tal como la gota de agua del océano al ser analizada químicamente contiene todos los elementos compuestos que se hallan presentes en la masa total del agua oceánica. Es importante que te des cuenta de esto, el ser humano lleva dentro de sí, la chispa divina que le confiere todos los atributos que Dios posee, por ello el Maestro Jesús de Nazaret dijo:

VOSOTROS SOIS DIOSES”, porque teniendo este conocimiento y sabiendo hacer contacto con la Divina Presencia “Yo Soy” dentro de nosotros mismos, entramos en posesión de esta Divina herencia y podemos hacer uso de ella, aquí, en este plano, ahora mismo. Podemos fabricar nuestro cielo en la tierra y disfrutar de todo lo bello, todo lo bueno, todo lo santo que es Dios, podemos ser totalmente felices y poderosos, si aprendemos a contactar con el “Yo Soy” y a usarlo sabia y santamente, si aprendemos a usar las Leyes positivamente, si reconocemos nuestra vida acorde con ese Cristo que es todo pureza, todo amor, todo bondad.

Muchas personas que viven dentro del error, sintiendo odio, ambiciones desmedidas, que no ven en el co-humano a un hermano sino a un rival al que hay que combatir por todos los medios, esas personas han cerrado la puerta a la manifestación del Cristo en ellos, el cual permanece como dormido, aunque no indiferente, esperando la llamada que le abra las puertas del libre albedrío en el hombre –cosa que hasta el propio Dios respeta- y es cuando el ser reconoce esa Presencia y la invoca, cuando el Cristo ya despierto, entra en acción.

Por eso la misión que nos hemos impuesto los metafísicos en esta hora difícil que vive la Humanidad, es la de ir despertando Cristos en cada ser en que lo notemos dormido; la de ir dando Luz, impartiendo esta enseñanza a lo largo, lo ancho y lo alto de la esfera terrestre, la de ir iluminando al mundo con la Presencia de Dios que llevamos viva y actuante dentro de nosotros, la de ir repitiendo con toda fe y con todo amor: “Yo soy”, la Luz del Mundo. El que viene a Mí no anda en tinieblas. “Yo Soy” el Amor de Dios en acción.

Y hasta la próxima, hermano. Que la Luz te envuelva.


Para recordar:

14. Si me preguntáis qué es lo que el hombre debe estudiar os contestaré: A sí mismo; y cuando hubiéreis estudiado bien y me preguntéis ¿Qué es lo siguiente que debe estudiar? Os contestaré; a sí mismo.


15. quien conoce bien su ego inferior, conoce lo ilusorio del mundo, conoce que las cosas son transitorias y que quien conoce a su Yo Superior conoce a Dios, conoce bien las cosas que nunca cambian.
16. Tres veces bendito es el hombre que hace suyas propias la pureza y el amor; ha sido redimido de los peligros del yo inferior y él es en él mismo su Yo Superior.
Fragmento del Cap. 8 del Evangelio de Acuario



LA LLAMA DENTRO DEL CORAZÓN

Tomado de Selecciones Metafísicas

Cuaderno nº21, pág. 15

Sacadas de su corazón, como uno de los más grandes regalos de Dios, el ascendido Maestro Saint Germain, dictó estas palabras a sus discípulos:

“Dentro del corazón de cada ser humano se encuentra una cavidad central resguardada por un campo de fuerza de gran luz y protección, conocido por nosotros con el nombre de “un intervalo cósmico”. Esta cavidad está tan aparte de la materia que de ningún modo se podría descubrir en una exploración física o científica. Es decir, una autopsia no la haría visible. Ella ocupa simultáneamente no sólo la tercera y cuarta dimensión sino que también ocupa otras dimensiones aún no estudiadas por el hombre. Por consiguiente, ese altar sagrado del corazón sirve como un punto de contacto o unión con “el magno cordón de Luz” que desciende desde el corazón de la Sagrada Presencia “Yo Soy” para sostener el latir del corazón físico impartiéndole Vida, Propósito e Integración cósmica.

Yo insto a todos los seres humanos a estudiar este punto de contacto que tienen con la Vida y los insto a darle su reconocimiento consciente. Ustedes no tienen que comprender mediante el razonamiento sofisticado o mediante teoría científica alguna, el cómo, el por qué, ni el dónde, de esta actividad. Conténtense con saber que “Dios está ahí” y que dentro de cada corazón humano existe un punto de contacto con lo “divino”, una chispa de fuego emanado del propio Corazón del Creador, que ya todos ustedes conocen como “La Llama triple de la vida”, la cual arde con la triple esencia del Amor, la Sabiduría y el Poder. Cada vez que ustedes acepten esto y se sientan identificados con esta Presencia dentro de sus corazones, esta Llama se expandirá y amplificará el Poder, la Iluminación y el Amor dentro de ustedes mismos, produciéndose un nuevo sentir de dimensión cósmica en su interior. Esto no será necesariamente en sus aspectos externos pero sí una manifestación interna dentro de sus más preciados pensamientos y sentimientos.

No descuiden entonces sus corazones, considérenlos como “el altar de Dios”. Cuídenlo como el Ser de su propio Ser, manifestado en ustedes. Saquen de dios el Poder de Dios, amplifíquenlo dentro de sus propios corazones y entonces envíenlo al mundo con el conocimiento y la certeza de que le están enviando grandes concentraciones de Luz que eliminarán la oscuridad del planeta, diciendo: “Yo soy” la luz del corazón brillando en la oscuridad del ser y transmutando todo en Tesoro dorado de la mente de Cristo. “Yo soy”, proyectando mi amor hacia el mundo para borrar todo error y romper toda barrera que se oponga a la Luz. “Yo Soy” el poder del Amor Infinito, amplificándose hacia su victoria en los mundos sin fin.

Verdaderamente la Llama Crística en el corazón humano encarna las mismas cualidades de Amor, Sabiduría y Poder que se manifiestan en el Corazón del Todopoderoso, el Corazón de la Presencia “Yo Soy” y en el Corazón del Ser Crístico.

En el templo de su propio cuerpo cada uno de ustedes tiene tres plumas flameantes del Espíritu Santo que se manifiestan en pulsaciones rosadas, amarillas y azules, de llamas vivas. Así la trinidad Celestial obtiene su expresión en el mundo de la forma material: la Energía del Padre (azul); la Iluminación del Hijo (amarilla), el Amor del Espíritu Santo (rosada); así, unidas en un solo haz, ellas resplandecen en el corazón humano, correspondiendo también con la Trinidad Humana Cuerpo, Mente y Alma.

La Llama Triple suministra al hombre todas sus necesidades: de poder, que le son necesarias para que su cuerpo pueda funcionar (la fe y bienestar del intento divino); de sabiduría para nutrir la mente (la iluminación y el uso correcto de los conocimientos de la Ley); y de amor para el destino del alma en manifestación consciente externa (una justa y misericordiosa compasión es siempre recompensada pro el completar la creatividad individual).

La Llama de cada corazón es el Foco personal del fuego sagrado. Ella les da la oportunidad a cada uno de ustedes de convertirse en el Cristo. Es el potencial de su divinidad esperando para manifestarse, para ser una explosión de Luz dentro de la humanidad que cada uno de ustedes ostenta. Esta fuente flameante está aguardando la manifestación o reconocimiento del alma de cada uno de ustedes para expandirse amorosamente y cumplir “el propósito del Reino de Dios dentro de ustedes” y por consiguiente completar el cuadrado del círculo de Su Divinidad, la precipitación de la Materia de la Conciencia Crística que se origina en el espíritu.

En su “Trilogía sobre la llama triple de la vida”, Saint Germain ha descrito detalladamente la manifestación de cada uno de los tres aspectos de la Llama Crística, y él ha usado su propia insignia de la Cruz de Malta para diagramar el poder descendente de Dios hacia el hombre y su distribución a través del cáliz del corazón.

“El mismo pensamiento de poder por sí mismo –nos dice el Maestro Alquimista- trae delicias al corazón del hombre. El poder del Universo, como es en los cielos, habla al hombre sobre aquellos aspectos aparentemente lejanos de Dios, que su alma ansía, pero los cuales parecen imposibles de alcanzar. La Esperanza conjuntamente con el elemento Fe ha permitido al hombre el poder de soltar un poco de esta potencia en su mundo y controlarlo.

“Ahora el poder ha tomado muchas formas: abusos han marcado su uso, mientras es la virtud quien lo ha alimentado. Los tiranos lo han explotado, la política y las religiones lo han moldeado a su conveniencia y así tenemos a la estrella del poder brillando ostentosamente en el firmamento de la sociedad.

“Esto no ha de seguir ocurriendo así. Los que han abusado o están abusando de esta facultad divina recibirán su justa paga, mientras quienes sean que los dones de Dios no dan derecho a nadie para erigirse en amos y mucho menos para explotar la credulidad e ignorancia de las masas también obtendrán su premio espiritual.
AMADOS DISCÍPULOS: USTEDES TIENEN LA ENTRADA Y LA LLAVE DEL PODER; QUIEN LO ALCANZA HA DE USARLO CON UN PROPÓSITO DE EVOLUCIÓN CÓSMICA UNIVERSAL. NO TIENE OTRO OBJETO SINO LA PROPIA ASCENSIÓN Y AL DE TODA LA HUMANIDAD. USTEDES NO PUEDEN EQUIVOCARSE, NO PUEDEN CAER EN EL ERROR PORQUE YA TIENEN EL CONOCIMIENTO. TRABAJEN POR LA HUMANIDAD Y ESTARÁN OPERANDO POR SU PROPIO BIENESTAR Y EL DE SUS DESCENDIENTES. LES HA HABLADO EL ASCENDIDO MAESTRO SAINT GERMAIN.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad