Los cuatro sietes



Descargar 0.86 Mb.
Página6/12
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño0.86 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

SOMAR LA ROCA

Los dos polos de la vida son la Inteligencia y el Amor. Unámoslos en todas nuestras actividades.


DIOS NUNCA ESTÁ DE PRISA. LOS MINUTOS QUE SE EMPLEAN EN REZAR CON SABIDURÍA, ECONOMIZAN HORAS DE PESAR CORRIGIENDO NUESTRAS EQUIVOCACIONES.
DIOS COMO PRINCIPIO

Principio, quizá el menos comprendido de los Aspectos de Dios. ¿Qué cosa es un Principio?

Un Principio es una Ley que se cumple sin desvíos, sin variaciones, algo que ejerce su función inmutablemente. Por ejemplo, bajándonos al plano material, hay un principio basado en un lema que dice: “EL AGUA BUSCA SIEMPRE SU PROPIO NIVEL”, o, “LOS LÍQUIDOS TOMAN SIEMPRE LA FORMA DEL RECIPIENTE QUE LOS CONTIENE”. Esas dos afirmaciones se cumplen en toda agua, en todo líquido, en cualquier momento y lugar de la tierra, el agua buscará siempre su propio nivel; el agua u otro líquido cualquiera siempre tomará la forma del recipiente que la contiene. En un envase cuadrado el agua tomará la forma cuadrada y si esta agua se congela sacarás un pedazo de hielo cuadrado, lo mismo que lo sacarás redondo o alargado si se congela o cuaja en un cilindro. Otro principio: “LA MATERIA SE EXPANDE BAJO LA ACCIÓN DEL CALOR”. Este principio es cierto y se cumplirá en cualquier sitio y circunstancia, donde la materia reciba calor, se expanderá. Un principio no es una cosa ni una acción, es simplemente una Ley que se cumple. Así llamamos Ley de gravitación al Principio de gravedad, que dice “LA TIERRA ATRAE TODO HACIA SU CENTRO”, así vemos cómo todo lo que se lanza al espacio vuelve a caer. Salvo aquellas cosas que obedecen a otra Ley que dice, “ascienden y escapan a la Ley de Gravitación aquellas cosas menos pesadas que el aire”. Así vemos cómo los gases livianos se volatilizan, también están obedeciendo a otra Ley o Principio. Podemos decir que “dos y dos son cuatro”. Este es un principio y como tal no manca. Donde quieras que pongas dos objetos y le agregues otros dos, serán cuatro. Ahora bien, estos principios fueron ciertos hace un billón de años y lo seguirán siendo. No cambian ni pueden cambiar porque Un principio no varía.

“DIOS ES EL PRINCIPIO DE LA PERFECTA ARMONÍA” y Dios no cambia, por lo tanto La armonía perfecta es la naturaleza de su creación.

La oración recibe respuesta porque Dios es principio y funciona como tal. Pero para recibir respuesta tenemos que Armonizarnos con su ser, porque como Principio, repito, Él es la Armonía perfecta.

Armonizar con Su Ser es rezar debidamente, hacer la oración científica que ya he explicado en otras lecciones, pero debes comprender que esta oración no trata de cambiar ninguna Ley, no trata de conseguirnos excepciones, tú no debes intentar eso, porque entonces tu oración será imperfecta.

Dios no puede cambiar sus propias Leyes o principios para complacer a nadie. Él no puede hacer que deje de funcionar la Ley de Gravedad, porque un señor muy importante para el mundo se cayó de un décimo piso, no detendría la Ley de gravedad porque trastornaría el orden cósmico, la armonía cósmica y su Principio es que Él es armonía. Si una Ley funcionara unas veces y otras no, no habría orden sino caos y esto es lo que realmente es Dios como principio, lo contrario del Caos, así tomaremos como lema: “Dios es el principio de la perfecta armonía; la perfecta armonía es la ley del ser”. Te fijarás en que esta frase representa ya pro sí, un tratamiento poderoso.

Este Aspecto de Dios, o sea, Principio, debe usarse para cualquier tratamiento; pero es especialmente eficaz cuando uno se siente decepcionado porque sus oraciones parecen no recibir respuesta. En casos en donde aparentemente hay mala voluntad o prejuicios, rencor o deseos de venganza. Esas situaciones se corregirán al comprender tú y afirmar que El Principio divino, o sea, Dios, como principio o ley, es el único poder que existe y sencillamente le quitas poder a la falsa personalidad tuya que puede creer o pensar que el Mal, lo Nocivo, es la Verdad. Tu “Yo Superior” siempre cree en lo bueno, y busca la Presencia de Dios en donde aparenta estar el mal. Así, negándole validez a la opinión de tu “Yo Inferior” que se empeña en tener miedo, en ver como Verdad la apariencia contraria, Tú lograrás que el bien se manifieste porque con tu Fe le dejaste la puerta abierta para que se dejara ver, y lo convertiste en un hecho manifestado a tu favor.

Te he dado a conocer Los siete aspectos principales de Dios, explicándotelos uno a uno por separado; pero debes saber que Dios los ostenta todos juntos y al mismo tiempo. Para que lo comprendas mejor te daré el ejemplo de una rosa. Ella tiene color, forma, aroma, peso. Cada uno es un aspecto de todo lo que ella es, pero todo eso lo es junto y al mismo tiempo. Así estos Siete Aspectos de Dios son ciertos de Dios en todo momento. En la práctica, es mejor llegar a la realización de dos o tres aspectos de ellos al ocuparnos de un problema en particular. En un caso en que sientas duda, tranquilamente piensa en Dios inteligencia, siente que Dios piensa en medio de ti y di:

DIOS PIENSA POR MEDIO DEL HOMBRE – DIOS PIENSA A TRAVÉS DE MÍ”.

Es una de las mejores afirmaciones que puedes usar en cualquier momento.

Cada uno de los Aspectos Principales es una cualidad distinta, como los elementos en la Química. Un elemento es aquello que no tiene mezcla, es puro, solo, por ejemplo el oxígeno, es un elemento, porque sólo contiene oxígeno y nada más, pero existe lo que se llama un compuesto, o sea, aquello que se compone de la mezcla de dos o más elementos. Ejemplo: el agua, contiene hidrógeno y oxígeno. Así también hay muchos atributos de Dios que son un compuesto, por ejemplo Inteligencia más Amor, da Sabiduría, que es uno de los atributos de Dios, formado por dos de Sus siete aspectos principales. Si tuvieses Inteligencia sin Amor, tendrías, por un tiempo al menos, malicia astutamente ordenada. El Representante del mal, el tradicional Satán, es un ejemplo de esto. Siempre se le ha reconocido inteligencia y astucia para llevar a cabo sus planes, un ejemplo, el símbolo de la serpiente, tentando a Eva en el Paraíso. Los padres son otro ejemplo, sientes Amor por el hijo, pero este Amor usado sin Inteligencia los lleva a mimar y malcriar al hijo dando como resultado un ser imperfecto que mañana ostentará una personalidad defectuosa.

La Belleza es un atributo de Dios y es la suma perfecta de Vida + Verdad + Amor. Cuando admiramos algún objeto en el que quiere expresarse la belleza, pongamos por caso un cuadro, una escultura, un poema, etc., y vemos que no nos satisface del todo, que “algo le falta”, si examinamos bien veremos que uno de esos tres aspectos está ausente; o le falta Vida, o le falta Amor, o le falta Verdad, para que sea una obra artística completa.

Podemos decir que los tres primeros aspectos son los fundamentales y están representados por los tres colores primarios: amarillo es Vida, azul es Verdad y rojo es Amor. Esto tiene una base Metafísica.

Cuando comprendas que todo el Universo es una red de pensamientos y que en realidad el hombre sólo puede conocer sus propios estados de conciencia, sabrás que tienen que existir insospechadas relaciones o interdependencia entre cosas del mundo exterior, aparentemente sin nexos: “NO PUEDE CORTARSE UNA FLOR SIN QUE TIEMBLE UNA ESTRELLA”.

Hay dos sinónimos para la palabra Dios: Mente y Causa. Estas dos no son Aspectos de Dios, son sinónimos. Cada uno significa exactamente lo mismo que la palabra Dios. Dios es el nombre que da la religión al Creador de todas las cosas. Mente es el nombre Metafísico y Causa es el nombre que le dan las Ciencias Naturales. Todo lo que tiene existencia real es una idea de la Mente Única; y ésta es la interpretación metafísica del Universo. Desde el punto de vista de las Ciencias Naturales podemos decir que toda la Creación es el resultado del efecto de una Causa (Dios) y que no hay causas secundarias. Ahora bien, una causa no puede conocerse directamente si no es por sus efectos, así es que el Universo es la Manifestación o el efecto de una causa que se llama Dios y como Dios es bueno como causa, el Efecto como creación tiene que ser bueno.

Piensa cada día sobre estos Aspectos Principales. Si piensas con rapidez léelo varias veces; si lo piensas con lentitud repásalo una o dos veces. Todo es cuestión de temperamento, el logro es el mismo. Afirma que comprendes cada uno de ellos y que lo manifiestas. Puedes afirmar cada día, diciendo:

“YO SOY” EL AMOR DIVINO EN ACCIÓN, o

“YO SOY” LA INTELIGENCIA DE DIOS EN ACCION o

“YO SOY” LA VIDA DE DIOS MANIFESTADA.

Usa cualesquiera de los siete principales aspectos como si fueran tuyos pues en realidad lo son a través del “Yo Soy” del cual eres manifestación material.

Bueno querido hermano, hemos terminado con los Siete principales aspectos de Dios.

Espero que hayas recibido con Amor la enseñanza que con Amor te he dado.

Que la luz te envuelva, hermano y hasta la próxima.



Para recordar:

Los fracasos son, para las mentes heroicas, los peldaños del éxito.

Anónimo.
El Santo Poder de Dios se manifiesta en mí como fortaleza, yo soy fuerte en el Señor con toda la fuerza de su poderío.

Yo soy la Santa energía actuando.

Gracias Padre

Que es así.


MEDITACIÓN

(Léela con detenimiento. Compréndela y luego practícala)



¡Quita Pesares!
Esta es una meditación metafísica y la he titulado Quita Pesares, porque realmente quita los pesares.

Vamos a comenzar, hermano: Mi Cristo saluda al Cristo que vive en tu corazón, y amorosamente lo llama y lo despierta para que te ayude a buscar la Presencia de Dios en ti, a fin de que esa Presencia sea tu guía, sea tu protección, sea tu iluminación, sea tu confortamiento en todos los momentos difíciles que a toda criatura nacida en este planeta le toca tener que afrontar, alguna que otra vez.

Vamos a liberarte de tus pesares, tú me ayudarás a hacerlo, poniendo tu fe al servicio de este tratamiento.

Comienza reconociendo que Dios mora dentro de ti, Eres un Sagrario viviente. Dentro de tu propio corazón tienes la Presencia de tu Cristo, esperando pacientemente que quieras hablar con Él. Siempre está dispuesto, alerta, aguardando que te des cuenta de Su Presencia en ti. Tu corazón es su Santuario Interno, la cámara secreta a que se refirió Jesús, cuando dijo, ENCIÉRRATE EN TU CÁMARA SECRETA Y DESDE ALLÍ ORA AL PADRE. Así pues, no tienes que ir a buscar a Dios más lejos, lo tienes dentro de ti, más cerca que el aire que respiras. Él mora en ti y tú moras en Él. Eres el Uno dentro del Uno, o sea que eres el Todo dentro del Todo.


¿Estás abatido? ¿Te sientes confuso o enfermo? ¿Tienes miedo a algo o a alguien? ¿Te sientes solo? ¿Necesitas Amor? ¿Tu provisión se manifiesta escasa o inestable, en una palabra, lo que ganas o lo que tienes no alcanza a cubrir tus necesidades ni las de tu familia?

No permitas que la desesperación se adueñe de ti. No le des entrada. Recuerda que la solución la llevas dentro de ti mismo. Ven conmigo. Háblame, háblame de tu problema, de ese problema que te parece tremendo, sin solución.

Te diré: solamente en cuatro de los siete principales Aspectos de Dios puede un ser humano encontrarse en crisis, o sea, Amor, Vida, Inteligencia o Sustancia. Veamos el primer aspecto, que es Amor.

¿Te sientes solo? ¿Deseas compañía? ¿Alguien no te quiere bien o como se dice corrientemente, te hace la guerra, te demuestra antipatía, te hace la vida imposible? En una palabra, estás desarmonizando con alguna persona, bien sea con tu esposa (o esposo), con tu madre, tu padre, tus hijos u otros parientes, tus compañeros de trabajo, tu jefe, o tal vez con algún amigo o amiga a quien aprecias? Quizás alguien a quien amas, novia (o novio) no te corresponde armoniosamente, el caso es que el aspecto Amor, en su significado noble (no confundir con la pasión sexual) te está fallando.

El segundo aspecto de Dios en que puedes tener problemas es Vida. Tú o alguien que te interesa, no está manifestando la Vida de Dios en toda su plenitud. Estás enfermo o ese alguien a quien deseas ayudar lo está. Quizás tu vida o la de alguien por quien sientes afecto, está amenazada y tú sufres por ello. El aspecto Vida te está mortificando. Medita sobre esto.

El tercer aspecto de Dios que te puede estar fallando es Inteligencia. Te encuentras en una situación que puede tener una o más soluciones y tú no sabes por cuál optar; o sencillamente, tú no le ves ninguna.

Y el cuarto aspecto de Dios, el cual tal vez no se te está manifestando plenamente, es Sustancia. Y sustancia es todo aquello que cubre tus necesidades materiales: alimentos, ropas, habitación, etc. En una palabra, te está fallando tu Provisión.

Muy bien: Piensa en cuál o cuáles de estos cuatro aspectos de Dios tienes problemas. Medita sobre tu necesidad, para analizar el problema que te está mortificando, analízalo por los cuatro costados, como suele decirse, mete tu mente en el problema. Te concedo cinco minutos para pensar en ello.

(Música suave)
Bien. Ya concluyeron los cinco minutos. Pensaste y requetepensaste la cuestión. Ahora vas a tomar esos problemas, los vas a empaquetar como si fueran basura y los vas a tirar al basurero. Déjalos allí y no se te ocurra pensar más en ellos, si no lo haces así, resultará que los vas a hacer engordar, dándoles tu preciosa Energía que es un donde Dios en ti.

Ahora vas a entrar en el Silencio, calla tus labios y lo que es más importante aún, acalla tu mente, trata de ponerla en blanco. Para esto comienza diciendo oral o mentalmente, dándole un ritmo de 4 tiempos.

¡Aquiétate! - ¡Y Sabe! ¡Yo Soy! ¡Dios!
Dilo tres veces. Después elige una palabra tranquilizante, elígela tú, bien puede ser: Paz – Paz – Paz – Paz – Paz – Paz o Amor – Amor – Amor o ¡Padre! - ¡Padre! -¡Padre! o ¡Señor! ¡Señor! ¡Señor! Dilo varias veces empezando en un tono normal que vas haciendo cada vez más suave, hasta terminar en un murmullo. Ve callando poco a poco, hasta que logres entrar plenamente en el silencio, es decir, ningún pensamiento intruso, que no sea tu mente puesta en Dios debe ocupar tu cerebro y si alguno se cuela, dices con toda autoridad:
RETÍRATE – y recuerda – “Yo Soy” – Dios

Pues ya estás identificándote con tu Divina Presencia y es ella quien habla a través de ti.

Ve callando paulatinamente hasta entrar plenamente en el Silencio, en ese Silencio, pleno, donde te está aguardando la presencia augusta de Dios

Arrodíllate mentalmente, estás ante Su Sagrada Presencia.

(Música suave de fondo)
Ahora empieza a sentir que algo sucede en tu interior, algo se enciende dentro de ti, es un sentimiento cálido, confortable, algo que te da Paz, que te hace sentir seguridad, que te abriga, que te consuela. Estás en la Presencia santa de tu Cristo puro y perfecto, que te está recibiendo lleno de amor por ti. No le pidas nada, no le cuentes nada, Él lo sabe todo. Él conoce tu necesidad. Simplemente ponte mentalmente arrodillado ante Él, y haz solamente un Acto de adoración. Dile esto o algo parecido que salga de tu propio corazón:

¡SEÑOR, MI ALMA SE POSTRA ANTE TU GRANDEZA. VENGO A VISITARTE, NO SABÍA QUE TE TENÍA CERCA. VENGO A DECIRTE QUE TE AMO, QUE TENGO FE EN TI, QUE TE ADORO CON TODO MI CORAZÓN, CON TODOS MIS SENTIDOS, CON TODA MI VOLUNTAD. QUE EN TU SANTÍSIMA PRESENCIA ME SIENTO FELIZ, QUE DESEO UNIRME ÍNTIMAMENTE A TI Y QUE MI ALMA CLAMA POR VISITARTE CON FRECUENCIA. DE AHORA EN ADELANTE VENDRÉ FRECUENTEMENTE AQUÍ PARA UNIRME A TI, PARA ADORARTE Y SENTIR QUE SOY UNO CONTIGO. VENGO A TOMAR DE TI, TODO LO QUE MI ALMA NECESITA PARA SENTIRSE CONFIADA Y SEGURA, FELIZ, PLENAMENTE FELIZ. TE AMO. FUENTE DE TODO MI BIEN, MANANTIAL DE MI FELICIDAD, DE MI SEGURIDAD Y DE MI PAZ. QUIER ESTAR AQUÍ SIEMPRE CONTIGO Y PARA ELLO ESTARÉ CONSTANTEMENTE CONSCIENTE DE TU DIVINA PRESENCIA EN MI. TE AMO SEÑOR... TE AMO... TE AMO... TE AMO, DIOS MÍO... TE AMO... TE AMO...


Termina en un murmullo, guarda silencio, afina tu oído interno y calla, espera la respuesta, que habrás de recibir en alguna de estas tres formas: oirás la Voz de Dios dentro de ti, diciéndote algo que será la solución de tus preocupaciones (esta Voz no se siente con el oído que usamos corrientemente, es algo que habla dentro de ti y que tú percibes con tu oído interior).

O no oirás nada, pero sentirás que una Gran Paz te invade por entero y eso te indicará claramente que tu problema ya está resuelto.

O no sentirás nada, pero al volver al mundo recibirás la inspiración de los pasos que habrás de dar y verás cómo las cosas comienzan a ordenarse de tal forma que aquello que te atormentaba empieza a disolverse como un terrón de azúcar en un vaso de agua.

Tú simplemente llénate de Amor. Al salir de tu meditación dale gracias a Dios de todo corazón y espera confiado, no dudes ni por un momento que tu problema ya está resuelto, la más pequeña manifestación de falta de fe, echaría a perder el tratamiento.



Recuerda:

La palabra Santa es Serenidad

Bendito el Santo Nombre de Dios

que sabe buscar el Conocimiento

de la Luz Divina

proveniente de la Serenidad...


LOS SIETE CUERPOS DEL HOMBRE Y SU SANTA PRESENCIA YO SOY”

PEQUEÑA INTRODUCCIÓN

Las lecciones anteriores sobre Las Siete Leyes y Los Siete Principales Aspectos de Dios, culminan en esta presente lección con el estudio sobre Los Siete Cuerpos del Hombre y la Santa Presencia Yo Soy.

Es esta la enseñanza más importante de todo lo que podamos aprender en la Metafísica Cristiana, porque es a través de la comprensión y práctica de la misma que lograremos la transformación interior que tanto se necesita.

Es nuestra intención que la enseñanzas impartidas en estos tres libros, sirvan para unir a personas de diferentes credos, ya que las mismas no son contrarias a ninguna creencia establecida, son verdades universales que pueden ser aplicadas por cualquier persona dentro de su creencia religiosa.

La Metafísica Cristiana no es una religión, ni pretende serlo, yo la entiendo como “Un movimiento filosófico con una orientación religiosa”, trata de comprender la vida buscando su causa, orientándose a encontrar su origen religándose a su Creador.
Nancy H. De Zamora
CONSIDERACIONES METAFÍSICAS

Carola de Goya


La mente es la matriz donde se elaboran felicidad o desdicha, según la dirección que tome, sea ésta positiva o negativa. Si nos dejamos dirigir por la mente carnal, que es la voz del yo inferior, vamos hacia la desgracia, si se escuchan los dictados del Yo Superior, el cual funciona inspirado directamente por la Divina Presencia en Ti, habrás encontrado el verdadero camino, cuyo logro inicial es el disfrute de la paz interior, primer paso de avance hacia eso que llamamos felicidad.

El conocimiento de nuestra verdadera filiación espiritual, el estar serenamente conscientes de que somos auténticos Hijos de Dios y por lo tanto coherederos con Cristo de los bienes de Su Reino, hace que nos sintamos uno con él, emancipándonos de la esclavitud de la carne (miedos, complejos, resentimientos, envidias, malevolencias, etc.), de este modo entramos en la Tierra de promisión, la “tierra que mana leche y miel”, o sea La Verdad, donde obtendrás una auténtica y perdurable felicidad. “EL ENCUENTRO CON DIOS HA DE SER EL FIN DE TODOS LOS PESARES”, afirma un viejo axioma metafísico. Esto quiere decir que al entrar en posesión de la Verdad, fuente de todo bien, habrás salido de Egipto (la oscuridad) para entrar en la Tierra Prometida o Lugar de la Paz (Jerusalém).

Ser un heredero de Dios es disfrutar conscientemente de tu condición de hijo, desarrollando la comprensión espiritual hasta llegar a sentirse Uno con él. Cuando obtienes este estado de conciencia, se despiertan los poderes que llevas latentes dentro de ti y así, paralelamente, al depurar tus actos, pensamientos, sentimientos y palabras, llegarás a la Unión Absoluta con el Cristo morador en ti, convirtiéndote en un Cristo encarnado en carne humana, como lo hizo el Maestro Jesús de Nazareth, capacitándote para hacer las mismas cosas que Él hizo, pues ya lo dijo: “Estas cosas que yo hago podéis hacerlas vosotros también y cosas mayores aún”.

No vayas a caer en el error de creer que al convertirte en un Cristo viviente tienes que sufrir y ser crucificado como lo fue el Redentor, no. El Cristo representó al Hijo o sea a la Segunda Persona de la Santísima Trinidad y al alcanzar la evolución suficiente esa Segunda persona se manifestará a través de ti, dándote Su Sabiduría y confiriéndote Sus Poderes, que habrás de usar y manifestar para bien de la humanidad. Te convertirás en un Maestro. Ya en otras oportunidades he explicado que la palabra Cristo ni significa Crucificado, lo que significa es Enviado o Representante del Padre y eso todos podemos serlo, si con buen ánimo nos dedicamos a obtener esta dignidad.

Nuestra parte en la Herencia Divina es disfrutar de todo el bien que hay en Dios, el cual es un buen infinito, con multitud de facetas como, Amor, Sabiduría, Poder; Vida, Belleza, Perfección, Alegría, Abundancia de Bienes en tu mano o a tu disposición, etc., en fin todo lo bueno, santo, bello, todo lo que nos hace sentirnos contentos y satisfechos, seguros, bien provistos, serenos y conscientemente tranquilos. Todo aquello que nos procura felicidad, en Dios se encuentra. De todo esto somos herederos, aun estando encarnados en este plano tridimensional; no es necesario pasar por prueba llamada muerte, para disfrutar de esta herencia, puedes gozarla y usarla ahora, ya. Todo lo llevas dentro de ti, por eso decimos: Cielo, Infierno y Purgatorio los llevas en tu interior, cava un poco y los hallarás. Escoge lo que deseas conquistar de estas tres cosas. He ahí tu libre albedrío.

En lugar de buscar primero demostraciones o sea, realizaciones, tales como precipitación, transmutación, etc., debes dirigir todos tus esfuerzos a encontrar primero la Verdad, por Amor a la Verdad misma, sin miras de lucro de ninguna especie. Debes, a toda costa, procurar salir de la oscuridad hacia la Luz, aunque para ello tengas que atravesar el Mar Rojo y el Desierto (esto es en sentido figurado, me refiero a incomprensión de quienes te rodean, juicios arbitrarios, propia duda y desorientación en algunos momentos, el desprenderse de otras creencias y de muchos prejuicios mezquinos que siempre van en detrimento de algún prójimo, el tener el valor de hacerle frente a la crítica injusta, la rivalidad, intereses creados, etc.). Sencillamente debes aceptar el reconocimiento de tu ignorancia y, vacío de vanidad y de toda idea preconcebida, ir en busca de la Verdad con la ayuda y guía de Tu Cristo Interior, quien, sin duda alguna, te llevará a esa Tierra Prometida que según dicen las Sagradas Escrituras, mana leche y miel. Esta leche y esta miel no han de ser comprendidas como bienestar físico y material solamente, esto te vendrá por añadidura, sino principalmente, como la realización de un nuevo patrón de vida, por medio del cual te mantendrás consciente de que cada pensamiento, palabra o acto realizado para ti esté bajo el dominio de las Leyes o Principios inmutables, que gobiernan el Cosmos y según sea el carácter que las imprima –negativo o positivo- así serán los resultados que vas a cosechar. “POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS”, dice el Evangelio y así es. Toda siembra positiva, o sea, el Bien, dará frutos óptimos, (Paz, Sabiduría, Serenidad, Valor, Salud, Bienestar material y de todo orden, vida familiar y social armoniosa, buenos amigos, asuntos prósperos y satisfacción interna). Por el contrario, toda siembra negativa dará su cosecha equivalente.

El propósito de la Meditación es la práctica de la Presencia de Dios dentro de ti mismo, conviene pues, que dediques unos minutos cada día, preferiblemente al levantarte por las mañanas y al acostarte por las noches, aunque sean cinco minutos nada más cada vez, para callar tus sentidos físicos, acallar tu mente y, entrando en el silencio absoluto, tratar de hacer contacto mental con esa Gloriosa Presencia que sientes latir constantemente dentro de tu corazón, que vibra, y vive dándote vida, inteligencia, sustancia, amor, belleza y todo lo que él es, a ese cuerpo-templo manifestación irrecusable de Su Presencia como Vida dentro del Plano de las Formas. Tienes que darte cuenta de que tú, como ser humano, eres esa Presencia Divina Manifestada, como así mismo lo son, todas las manifestaciones de Vida en este plano, ya sea vida humana, animal, vegetal, mineral o elemental. Sin contar los demás planos, unos más elevados y otros inferiores, donde se están manifestando constantemente millones y millones de formas de Vida que no son otra cosa q2ue la expresión del propio Dios como vida creada y creadora. Tienes que practicar con frecuencia este ejercicio de identificarte con el Todo Universal; el Cristo dentro de ti, unirte a ella aunque solo sean cinco minutos por dos veces al día. Es algo difícil, pero si persistes, con pureza de intención, llenándote de Amor y Perdón para todo y para todos, al fin lo alcanzarás.

Bueno es que practiques la Meditación y que con tus obras trates de servir a la Divina Presencia, cooperando con Ella en su Gran Plan Universal, que no es otro que la Realización del amor fraternal, entre todos los seres de su creación.

La Práctica de la Presencia de Dios en ti, te sacará de los bajos planos de este mundo tridimensional en que vives llevándote a planos superiores de mente y sentimiento, donde lograrás asir entre tus manos “el Cetro del Poder”. Serás dueño de tu mundo, usarás tu albedrío provechosa y positivamente, alcanzarás la gracia de disfrutar de tu cielo viviendo sobre la tierra; adquirirás Poderes que ni siquiera sospechas que los llevas dormidos dentro de ti. Dice el Maestro Emett Fox, que debemos practicar la unión con la Presencia de Dios dentro de nosotros, hasta tal punto que logremos este contacto al instante en que lo necesitemos, especialmente cuando nos encontremos ante una emergencia, debemos tener la práctica que en un segundo nos sea posible volvernos dentro de nosotros mismos y enseguida ponernos ante la Presencia, sin que nada ni nadie pueda impedirnos realizar tal abstracción en el momento, minuto y segundo en que la necesitemos. Dice el Maestro Fox, que “aún dentro del bullicio de Times Square, puedes ejercitar esta práctica” que ya en si misma es un Poder.

Usa esta receta, practica el contacto y la plática interna con Tu Divina Presencia y verás muy pronto los resultados. Cada vez que te acuerdes, varias veces al día, dedícale un amoroso minuto de contemplación interna. Óyeme amigo, que te conviene. Practica esto. Hazte Uno con Dios.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad