Literatura inglesa I tema 6: El teatro de Shakespeare II



Descargar 5.47 Mb.
Página61/61
Fecha de conversión05.09.2018
Tamaño5.47 Mb.
Vistas299
Descargas0
1   ...   53   54   55   56   57   58   59   60   61
Catálogo: wp-content -> uploads -> 2016
2016 -> Docente: Carmen Martín Cuadrado (iaap, agap, sepa, feap) Lugar
2016 -> Erich neumann docente: Ana Ibáñez (sepa, iaap, feap) Lugar
2016 -> Psicología del adolescente
2016 -> Consejo de presidentes Síntesis confech Cordones audiovisuales
2016 -> Proyecto de título de grado
2016 -> Curriculum vitae de flavia freidenberg
2016 -> Conferencia inaugural

BUSY old fool, unruly Sun,
        Why dost thou thus,
Through windows, and through curtains, call on us ?
Must to thy motions lovers' seasons run ?
        Saucy pedantic wretch, go chide
        Late school-boys and sour prentices,
    Go tell court-huntsmen that the king will ride,
    Call country ants to harvest offices ;
Love, all alike, no season knows nor clime,
Nor hours, days, months, which are the rags of time.

        Thy beams so reverend, and strong


        Why shouldst thou think ?
I could eclipse and cloud them with a wink,
But that I would not lose her sight so long.
        If her eyes have not blinded thine,
        Look, and to-morrow late tell me,
    Whether both th' Indias of spice and mine
    Be where thou left'st them, or lie here with me.
Ask for those kings whom thou saw'st yesterday,
And thou shalt hear, "All here in one bed lay."

        She's all states, and all princes I ;


        Nothing else is ;
Princes do but play us ; compared to this,
All honour's mimic, all wealth alchemy.
        Thou, Sun, art half as happy as we,
        In that the world's contracted thus ;
    Thine age asks ease, and since thy duties be
    To warm the world, that's done in warming us.
Shine here to us, and thou art everywhere ;
This bed thy center is, these walls thy sphere.

La hipérbole es otro de los recursos más sobresalientes, como en To his mistress going to bed:

O, my America, my Newfoundland,
My kingdom, safest when with one man mann'd,
My mine of precious stones, my empery ;
How am I blest in thus discovering thee !
To enter in these bonds, is to be free ;

O en The good morrow, que comienza con una serie de preguntas retóricas para ascender en afirmación cada vez más ambiciosas hasta abarcar hemisferios y desafiar a la misma muerte:

I WONDER by my troth, what thou and I
Did, till we loved ? were we not wean'd till then ?
But suck'd on country pleasures, childishly ?
Or snorted we in the Seven Sleepers' den ?
'Twas so ; but this, all pleasures fancies be ;
If ever any beauty I did see,
Which I desired, and got, 'twas but a dream of thee.

And now good-morrow to our waking souls,


Which watch not one another out of fear ;
For love all love of other sights controls,
And makes one little room an everywhere.
Let sea-discoverers to new worlds have gone ;
Let maps to other, worlds on worlds have shown ;
Let us possess one world ; each hath one, and is one.

My face in thine eye, thine in mine appears,


And true plain hearts do in the faces rest ;
Where can we find two better hemispheres
Without sharp north, without declining west ?
Whatever dies, was not mix'd equally ;
If our two loves be one, or thou and I
Love so alike that none can slacken, none can die.

Su poesía amorosa también es hiperbólica e idéntica aserción masculina en los sonetos religiosos en los que el combate entre el alma y la muerte, el pecador y Dios, alcanzan una expresión erótica y conceptual aún más violenta. En el soneto 14 the Holy sonnets, se funden cuestiones como la predestinación o el divorcio.

Batter my heart, three-person'd God ; for you
As yet but knock ; breathe, shine, and seek to mend ;
That I may rise, and stand, o'erthrow me, and bend
Your force, to break, blow, burn, and make me new.
I, like an usurp'd town, to another due,
Labour to admit you, but O, to no end.
Reason, your viceroy in me, me should defend,
But is captived, and proves weak or untrue.
Yet dearly I love you, and would be loved fain,
But am betroth'd unto your enemy ;
Divorce me, untie, or break that knot again,
Take me to you, imprison me, for I,

Except you enthrall me, never shall be free,


Nor ever chaste, except you ravish me.

La persona poética adopta la figura femenina del alma que suplica a Dios en intensidad creciente que la golpee para moldearla de Nuevo. Le pide que rompa su atadura con el demonio, para lo que le implora que la aprisione para atraerla y retenerla. En el 10 se advierte también la arrogancia en las imprecaciones de la persona poética, para concluir con una contradicción que busca apaciguar la ansiedad de la propia persona poética, pues si bien, arguye, la muerte existe, el despertar en la eternidad implica que la muerte, ella misma, muera. La religión católica era mucho más tolerante con el pecador. El arrepentimiento y la confesión devolvían al estado de gracia y el perdón divino. La doctrina protestante de la predestinación era más trágica.

Death, be not proud, though some have called thee
Mighty and dreadful, for thou art not so ;
For those, whom thou think'st thou dost overthrow,
Die not, poor Death, nor yet canst thou kill me.
From rest and sleep, which but thy picture[s] be,
Much pleasure, then from thee much more must flow,
And soonest our best men with thee do go,
Rest of their bones, and soul's delivery.
Thou'rt slave to Fate, chance, kings, and desperate men,
And dost with poison, war, and sickness dwell,
And poppy, or charms can make us sleep as well,
And better than thy stroke ;  why swell'st thou then ?
One short sleep past, we wake eternally,
And Death shall be no more ;  Death, thou shalt die.

La poesía de Donne ha recibido una valoración crítica entre la condena por sus excesos retóricos a la justificación de todo ello. TS Elliot inauguró su revalorización con su elogio y comprensión de su estilo y el efecto poderoso de sus súbitos contrastes, y sobre todo, la síntesis que fue capaz de hacer de las ideas, motivos y experiencias más heterogéneas.

"The Relic" by John Donne

When my grave is broken up again


Some second guest to entertain
(For graves have learned that woman-head
To be to more than one a bed),

And he that digs it, spies

A bracelet of bright hair about the bone,

Will he not let'us alone,

And think that there a loving couple lies,

Who thought that this device might be some way


To make their souls, at the last busy day,
Meet at this grave, and make a little stay?

La crítica postestructuralista ha profundizado más en la reelaboración intelectual y religiosa de Donne al abrazar el calvinismo, reinterpretando su vida a través de los ojos de un Dios que le obligaba a una súplica incesante, reproduciendo la humillación y dependencia del mecenazgo en que se vio obligado a vivir.

10.4 John Milton (1588-1674)

Cromwell desempeñó un papel decisivo en la ejecución de Charles I, la abolición de la monarquía y el establecimiento de la República. Fue el estratega de las dos batallas con que los puritanos derrotaron a los leales y lideró dos importantes campañas militares contra los sublevados en Irlanda y Escocia. Fue nombrado Lord Protector en 1653. Sus objetivos fueron: la recuperación del país de la devastación de la guerra civil y la reforma espiritual y moral. Se propuso restaurar la libertad de conciencia pero disolvió el primer Parlamento del Protectorado. En 1655 dividió el país en distritos militares y encomendó su gobierno a generales que solo debían rendirle cuentas a él. Los conflictos fueron continuos. Adoptó los signos de la realeza y fue asemejándose a un monarca.

Milton nación en Londres en el seno de una familia acomodada y culta. Comenzó a escribir poesía en latín, italiano e inglés. Se enfrentó con el tutor de su universidad y se graduó, retirándose y formándose por su cuenta. Consideraba al clero corrupto. El primer poema que publicó fue un epitafio a Shakespeare en 1632. Ese año viajó al continente para incrementar sus conocimientos. Conoció a Galileo y se dedicó a escribir poesía y a enseñar. Simpatizó con los puritanos, su escritura se centró en el tratado político mediante el que debatió sobre muchas cuestiones (educación, censura, divorcio, etc.). Su decidido apoyo a los puritanos le valieron el nombramiento de Secretario de Lenguas Extranjeras por Cromwell, colaborando con Marvell. En 1649 publicó un tratado en donde abogaba por la legitimidad de deponer y castigar al tirano y defendía las decisiones y acciones de la nación frente a la censura extranjera (1651). En 1652 murió su mujer y luego su único hijo varón. Perdió la vista. Volvió a casarse en 1656 y enviudó en 1658, muriendo otro hijo. Publicó varios tratados más.

Tras la restauración fue detenido y quedó libre tras pagar fianza gracias a Marvell. Sus obras fueron arrojadas a la hoguera. Aunque arruinado, se casó y se recluyó para escribir Paradise Lost, en 1667. Le siguieron Paradise Regained y Samson Agonistes en 1671. En la última, se centra en la figura de Sansón y alude a los sangrientos sucesos que siguieron a la caída de la República. El cadáver de Cromwell fue decapitado una vez asesinado. Muchos colaboradores y amigos fueron detenidos. Continuó escribiendo y publicando a pesar de su ceguera y reformó su Paradise Lost pasando de 10 a 12 libros.

10.4.2 Paradise Lost

Para Christopher Hill, esta obra es la obra revolucionaria más grande que es también poética, y la obra poética más grande, que es también revolucionaria. La obra está fuertemente imbuida de sus convicciones políticas y religiosas.

Es la épica que Milton aspiraba a escribir desde su juventud y para la que siempre se preparó intelectualmente, leyendo a Homero, Ovidio, Spenser y, sobre todo, la Biblia. Los acontecimientos políticos decidieron que su tema cambiase de la epopeya de un héroe nacional a la historia de la humanidad. Pero las cuestiones políticas y religiosas más polémicas de la revolución inglesa están en el corazón del poeta.

Paradise Lost es una épica por la ambición del tema y su estructura formal, por sus personajes y su estilo solemne (grand style). Todas las características aparecen en los primeros versos. En primer lugar, la exposición de un tema de proporciones dignas del género épico: la desobediencia del hombre que trajo consigo la caída, la pérdida del paraíso y la aparición de la muerte como castigo. Ello se engrandece para justificar el designio y la actuación de Dios. Formalmente, el inicio del poema contiene la clásica invocación a la musa., pero su naturaleza de teodicea hace que el poeta la refuerce. Asimismo, aparecen alusiones clásicas y bíblicas que enriquecen el sentido, además del lenguaje solemne con versos en pentámetros yámbicos modulados por medio de alteraciones del ritmo. Los períodos son amplios, con muchas subordinadas. Los temas se van articulando siguiendo una estructura en círculos sucesivos. El tema de la pérdida del Edén y su restauración por un salvador enlaza con el relato de la creación. Además, mediante el anuncio de su intento de sobrevolar el monte Helicon, morada de las musas, con el que alude a su ambición de superar a sus maestros clásicos, enlaza con el tema de la creación mediante la invocación al espíritu santo. Las imágenes anuncian ya la configuración de un eje vertical sensorial y discursivo asociado a una ubicación en el espacio: arriba el bien, la luz, abajo el mal y la oscurisdad.

Of Mans First Disobedience, and the Fruit
Of that Forbidden Tree, whose mortal tast
Brought Death into the World, and all our woe,
With loss of Eden, till one greater Man
Restore us, and regain the blissful Seat, [ 5 ]
Sing Heav'nly Muse, that on the secret top
Of Oreb, or of Sinai, didst inspire
That Shepherd, who first taught the chosen Seed,
In the Beginning how the Heav'ns and Earth
Rose out of Chaos: Or if Sion Hill [ 10 ]
Delight thee more, and Siloa's Brook that flow'd
Fast by the Oracle of God; I thence
Invoke thy aid to my adventrous Song,
That with no middle flight intends to soar
Above th' Aonian Mount, while it pursues [ 15 ]
Things unattempted yet in Prose or Rhime.
And chiefly Thou O Spirit, that dost prefer
Before all Temples th' upright heart and pure,
Instruct me, for Thou know'st; Thou from the first
Wast present, and with mighty wings outspread [ 20 ]
Dove-like satst brooding on the vast Abyss
And mad'st it pregnant: What in me is dark
Illumin, what is low raise and support;
That to the highth of this great Argument
I may assert Eternal Providence, [ 25 ]
And justifie the wayes of God to men.

Pero todo ello se problematiza al considerer el poema más detalladamente. El tema es el de la creación con el hombre en su centro, mediante un relato ambicioso de diez libros (12 en la segunda edición). Y no es que Milton complique el argumento, simplemente dramatiza la narrativa y presenta a los personajes en acción y movimiento. Les da voz para que expresen dialécticamente sus sentimientos. Su intención de justificar los caminos de Dios se materializa en la incorporación del tema de la predestinación, objeto de controversia. Milton disentía del calvinismo defendiendo la libertad del hombre. Si Dios sabía que los hombres caerían, qué sentido tenía la creación. Milton no elude la cuestión sino que la dramatiza por boca de los personajes. Dios justgifica y defiende ante su hijo la creación y al hombre como ser libre, capaz de elegir entre el bien y el mal (libro 3):

I made him just and right,
Sufficient to have stood, though free to fall.
Such I created all th' Ethereal Powers [ 100 ]
And Spirits, both them who stood and them who faild;
Freely they stood who stood, and fell who fell.
Not free, what proof could they have givn sincere
Of true allegiance, constant Faith or Love,
Where onely what they needs must do, appeard, [ 105 ]
Not what they would? what praise could they receive?
What pleasure I from such obedience paid,
When Will and Reason (Reason also is choice)
Useless and vain, of freedom both despoild,
Made passive both, had servd necessitie, [ 110 ]
Not mee. They therefore as to right belongd,
So were created, nor can justly accuse
Thir maker, or thir making, or thir Fate,
As if predestination over-rul'd
Thir will, dispos'd by absolute Decree [ 115 ]
Or high foreknowledge; they themselves decreed
Thir own revolt, not I: if I foreknew,
Foreknowledge had no influence on their fault,
Which had no less prov'd certain unforeknown.
So without least impulse or shadow of Fate, [ 120 ]
Or aught by me immutablie foreseen,
They trespass, Authors to themselves in all
Both what they judge and what they choose; for so
I formd them free, and free they must remain,
Till they enthrall themselves: I else must change [ 125 ]
Thir nature, and revoke the high Decree
Unchangeable, Eternal, which ordain'd
Thir freedom, they themselves ordain'd thir fall.

Milton dramatiza cuestiones candentes como la tiranía de la realeza que degenera en arbitrariedad o idolatría. Ello está en la base de la rebeldía de Satán que se siente injustamente postergado ante una raza, la del hombre. Como se vio, el tema del poema es el pecado del hombre que comete un error fatal. Sin embargo, el resultado arroja un desequilibrio evidente a favor del antagonista, Satán, y el final trágico de los protagonistas. Su figura es la más atractiva y la misma figura de Dios es debilitada por la energía que irradia Satán. Dios y Jesucristo encarnan la razón y la necesaria restricción de las pasiones. El poeta está necesariamente del lado de la energía y del deseo, razón por la que Milton se siente libre para retratar a Satán y constreñido al retratar a Dios y sus ángeles. Satán se rebela contra Dios por lo que Milton denuncia de la monarquía, la tiranía y arbitrariedad y el vasallaje que propician. Satán denuncia lo que considera la tiranía del Cielo, que es una réplica de la sociedad civil que a Milton le resulta insufrible, por lo que incita al resto de ángeles a librarse de esa pompa servil (libro 2):

[…] how wearisom
Eternity so spent in worship paid
To whom we hate. Let us not then pursue
By force impossible, by leave obtain'd [ 250 ]
Unacceptable, though in Heav'n, our state
Of splendid vassalage, but rather seek
Our own good from our selves, and from our own
Live to our selves, though in this vast recess,
Free, and to none accountable, preferring [ 255 ]
Hard liberty before the easie yoke
Of servile Pomp

Asimismo, se pronuncia contra el derecho hereditario pues el hijo de Dios no ha mostrado mérito para que se le reconozca ni Dios lo justifica. Pero la rebeldía de Satán se demuestra gradualmente que no es tanto contra la tiranía como contra un tirano, por lo que la causa está viciada desde un principio. Así, se propone hacer exactamente lo mismo que hace Dios, su rival.

En su estructura formal, el poema es épico mostrando sin fisuras el perfecto dominio de las convenciones pero además alberga otros géneros, creando el conjunto una flexible red de estilos, lenguajes, ambientes e imaginarios. Lewalski recoge elementos que la crítica ha identificado en las alusiones en el poema. De la Iliada recoge el tema trágico, el del dolor y la muerte como consecuencia de la desobediencia a dios; un héroe (Satán) que se considera agraviado, como Aquiles. De la Teogonía de Hesiodo, la lucha entre los ángeles buenos y malos. De La Odisea, los engaños retóricos de Odiseo. De la Eneida, el triunfo de su empresa en el Edén, aunque no encuentra una tierra que le acoja. De las Metamorfosis de Ovidio, la abundancia de cambios y transformaciones diabólicas y divinas. De The Faerie Queene, sus personajes alegóricos Sin y Death. De Tasso y Camoens, las alusiones a los viajes de descubrimientos coloniales. El paradigma del romance está en la búsqueda de los caballeros errantes, los obstáculos y peligros en el camino. Un paradigma invertido en el caso de Satán cuyo heroísmo es el negativo del romance. La búsqueda y el viaje no conducen más que al infierno (libro 2):

A Universe of death, which God by curse


Created evil, for evil only good,
Where all life dies, death lives, and Nature breeds,
Perverse, all monstrous, all prodigious things, [ 625 ]
Abominable, inutterable, and worse
Then Fables yet have feign'd, or fear conceiv'd,
Gorgons and Hydra's, and Chimera's dire.

SAtán es el reverse de héroes ejemplares del romance. Asñi como Red Crosse Knight de Spenser derrota a la serpiente, Satán se encanta en la serpiente que engaña a Eva. Como un Guyon perverso, destruye el jardín, locus del romance. Lewalski enumera los elementos dramáticos evidentes en los soliloquios trágicos de Satán cuando se siente víctima de un dios tirano o cuando se asemeja a Fausto cuando reconoce su culpa, o cuando lo representa al estilo de héroe villano de Shakespeare movido por la ambición como Macbeth. Otros elementos dramáticos son las escenas de la tragedia doméstica en los libros IX y X, en los que Adán y Eva aparecen discutiendo tras la tentación y la caída, o escenas de masques o mystery plays. Lewalski incluye el pastoril entre esos géneros, con sus descripciones de idílicos paisajes y el cultivo de las flores en el jardín del Edén; piezas orales al estilo parlamentario. Cada género incorpora sus signos propios que incluyen el lenguaje, el tono, los temas, y motivos, reforzados por analogías y referencias de obras clásicas. La densa red de alusiones produce el efecto de las ondas sucesivas en círculos.

El lenguaje de la obra es uno de sus rasgos más distintivos. Se ha debatido su estilo latinizado por la colocación del adjetivo después del sustantivo y el encadenamiento de oraciones en cascadas subordinadas más complejas que la sintaxis inglesa. Se denomina gran style y su valoración es polémica. Para Leavis es extraño a la tradición inglesa, pero para Ricks, es un estilo original y elegante, y no puede hablarse en términos generales de un estilo grandilocuente per se sino que se evidencia el equilibrio en el tono de la grandeza épica y la simplicidad de otros géneros. Cada personaje tiene su registro. Si la retórica de Satán es expresiva, la de Eva es sutil y delicada. Las escenas de la batalla entre ángeles y la desesperación por la derrota, se expresan en lenguaje potente y marlowiano. Las escenas de Adán y Eva en el Edén destilan la finura de la poesía lírica. La alborada que recita Adán es refinada e inspirada en el Cantar de los Cantares (libro 5):

Awake
My fairest, my espous'd, my latest found,


Heav'ns last best gift, my ever new delight,
Awake, the morning shines, and the fresh field [ 20 ]
Calls us, we lose the prime, to mark how spring
Our tended Plants, how blows the Citron Grove,
What drops the Myrrhe, and what the balmie Reed,
How Nature paints her colours, how the Bee
Sits on the Bloom extracting liquid sweet. [ 25 ]

Los versos de Eva siguiendo el soneto expandido, rivalizan con la mejor poesía renacentista uniendo las delicias del Edén con el amor de Adán (libro 4).

With thee conversing I forget all time,
All seasons and thir change, all please alike. [ 640 ]
Sweet is the breath of morn, her rising sweet,
With charm of earliest Birds; pleasant the Sun
When first on this delightful Land he spreads
His orient Beams, on herb, tree, fruit, and flour,
Glistring with dew; fragrant the fertil earth [ 645 ]
After soft showers; and sweet the coming on
Of grateful Eevning milde, then silent Night
With this her solemn Bird and this fair Moon,
And these the Gemms of Heav'n, her starrie train:
But neither breath of Morn when she ascends [ 650 ]
With charm of earliest Birds, nor rising Sun
On this delightful land, nor herb, fruit, floure,
Glistring with dew, nor fragrance after showers,
Nor grateful Eevning mild, nor silent Night
With this her solemn Bird, nor walk by Moon, [ 655 ]
Or glittering Starr-light without thee is sweet.

El lenguaje de la obra se caracteriza por la fusión de elementos sintácticos y discursivos.



Un aspecto importante del grand style es la riqueza ingente de asociaciones, ecos y juegos de palabras. Milton usa latinismos manteniendo y jugando con los dos sentidos de los mismos términos, en italiano e inglés. También usa variables de acepción y sentido para expresar las posibilidades del lenguaje, su opacidad y capacidad de engaño.

Rickers señala el proceso de contaminación del lenguaje por el pecado tras cumplirse la profecía que el personaje Sin expresa en sus versos o en palabras utilizadas en una acepción inocente (luxurious) y su transformación en acepciones de lascivia y voluptuosidad.

Con Milton se cierra un período literario pues la restauración marca un cambio sustancial, marcando una restauración política pero sobre todo literaria.



Traducción poemas Tema 10

Robert Herrick: delight in disorder

Deleite en el desorden.

Un dulce desorden en el vestido
enciende un capricho en las prendas:
un pañuelo sobre los hombros soltado
en delicada distracción;
un lazo inquieto, que aquí y allí
cautiva el ceñidor carmesí;
un puño negligente, y por él
cintas que fluyen confusamente;
una atractiva ondulación, digna de atención,
en las tempestuosas enaguas;
un cordón descuidado en el zapato, en cuyo lazo
veo una humanidad salvaje:
me cautivan más que cuando el arte
es demasiado preciso en cada parte.

A las vírgenes, para que aprovechen su tiempo

Coged las rosas mientras podáis;

veloz el tiempo vuela.

La misma flor que hoy admiráis,

mañana estará muerta.

 

La gloriosa lámpara celeste, el sol,



cuanto más alto ascienda

antes llegará a su camino

y más cerca estará del ocaso.

 

Los primeros años son los mejores,



cuando la juventud y la sangre están más calientes;

pero consumidas, la peor, y peores tiempos

siempre sucenden a los anteriores.

 

Así que no seáis tímidas, aprovechad el tiemp



y mientras podáis, casaos:

pues una vez que hayáis pasado la flor de la vida

puede que esperéis para siempre

Andrew Marvell: a la púdica amada

Si universo y tiempo nos sobrara,


No sería un crimen tu pudor, Señora.
Sentados, apaciblemente pensaríamos
Cómo pasar nuestro amoroso día.
Tú, en las índicas orillas del Ganges
Hallarías rubíes: yo, lamentos
Junto al azulado Humber.
Te hubiese amado diez años antes del diluvio,
Y tu podrías rechazarme, si quisieras,
Hasta la conversión de los judíos.
Mi vegetativo amor crecería
Más vasto que un imperio.
Pasaría cien años de mi vida
Celebrando tus ojos y tu frente;
Doscientos adorando cada seno,
Y treinta mil para el resto;
Dedicaría un siglo a cada parte,
Para llegar, finalmente, al corazón.
Tú, señora, eres merecedora de este culto,
Y yo, por menos, nunca te amaría.
Pero detrás de mí oigo, sin descanso,
Del tiempo llegar la carroza alada.
Nos rodean, se extienden, insistentes
Los desiertos de vasta eternidad.
Muy pronto tu hermosura se perderá,
Y en la tumba de mármol no se oirá
El eco de mi canto, y los gusanos
Saborearán tu ritual virginidad;
Tu arcaico honor se trocará en polvo,
Se volverá cenizas mi codicia.
La tumba es un selecto lugar, íntimo,
Más sospecho que allí no hay abrazos.
Ahora que el clamor de tu frescura
Brilla en tu piel con diáfanos rocíos,
Mientras exhala tu alma venturosa
Por cada poro tu fuego inmediato;
gocemos mientras podamos,
Como ardorosas aves carroñeras
Devoremos el tiempo ávidamente,
Y, sin languidecer en su dominio,
Envolvamos las fuerzas que poseemos,
Nuestra dulzura, en un cerrado círculo;
Ingresemos sin temor con nuestras dichas
Por el portal de hierro de la vida;
Y ya que no podemos detener el sol,
Forcemos su retirada, Señora.

Ben Jonson: canción a Celia

Brinda por mí sólo con los ojos


Y yo haré un brindis con los míos,
O soltaré un beso en la copa,
Y no pediré más vino.
La sed que nace del alma
Reclama un vino divino,
Y aunque pudiese beber el néctar de Jove,
No lo cambiaría por el tuyo.

Una guirnalda de flores te fue enviada,


No tanto para honrarte
Sino para darle la esperanza
de que no se marchitara;
Más sobre ella apenas respiraste
Y la enviaste de nuevo hacia mí;
Desde entonces crece y huele, lo juro,
no a sí misma, sino a tí.



Compartir con tus amigos:
1   ...   53   54   55   56   57   58   59   60   61


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos