Literatura inglesa I tema 6: El teatro de Shakespeare II



Descargar 5.47 Mb.
Página19/61
Fecha de conversión05.09.2018
Tamaño5.47 Mb.
Vistas267
Descargas0
1   ...   15   16   17   18   19   20   21   22   ...   61
Catálogo: wp-content -> uploads -> 2016
2016 -> Docente: Carmen Martín Cuadrado (iaap, agap, sepa, feap) Lugar
2016 -> Erich neumann docente: Ana Ibáñez (sepa, iaap, feap) Lugar
2016 -> Psicología del adolescente
2016 -> Consejo de presidentes Síntesis confech Cordones audiovisuales
2016 -> Proyecto de título de grado
2016 -> Curriculum vitae de flavia freidenberg
2016 -> Conferencia inaugural

Las dos hijas del rey son expresión de ansiedad sexual por la estridencia del exceso de su manifestación. Frente al cuidado con que trata a los personajes masculinos, los femeninos son asombrosamente planos. Cordelia es el prototipo de ángel de inocencia. Lear solicita su perdón. En el momento de su destierro arguye su integridad sexual para ser inocente, pero sus hermanas constituyen lo opuesto de la mujer sexual, castrante y destructiva. Encajándolas en el arquetipo de la misoginia medieval ya no se requieren más caracterizaciones. Su papel de antagonistas refuerza el recorrido penitencial del héroe. La degeneración del orden natural se expresa en la desnaturalización de unas hijas a quienes su padre ha entregado todo. Por eso Lear se considera más que un pecador, porque la perversión del orden moral es peor que una equivocación política. La perversión de ese orden se enfatiza para que el público empatice con Lear y le acompañe. Las peores demonizaciones son las sexuales, si es mujer. Lear se reconcilia con Cordelia y reconoce la injusticia socioeconómica pero no dice nada respecto a sus otras dos hijas, que se convierten en una obsesión compulsiva que le confunde.

La firmeza de Goneril despierta la reacción contraria del público, sobre todo en una época en la que el Parlamento había mostrado su desacuerdo con el autoritarismo de James I por su estilo tumultuoso. A la desaprobación de sus hijas contribuye el carácter sexual de las invectivas que Lear lanza sobre ellas (profanación del orden social y natural). Lo extraordinario es que ante la arbitrariedad de Lear respecto a Cordelia y Kent, a la primera diferencia con sus otras dos hijas estas son inmediatamente estigmatizadas con epítetos sexuales. A partir de aquí Lear se dirige a ellas en estos términos. El rey es quien comienza por proyectar su propia violencia sobre sus hijas a las que cubre de improperios y amenazas.



Enfurecido, proclama su ira por donde quiera que va. Insulta a Kent, se niega a entrevistarse con ellas prefiriendo sacrificar a Cordelia. El recorte de la representación de su poder que le imponen recibe una lluvia de insultos por su parte, y orden político y sexual se funden. El rey alardea de su autoridad para lamentarse de su pérdida simbolizada en su séquito, algo que le obsesiona, emprendiéndola contra sus hijas.



Compartir con tus amigos:
1   ...   15   16   17   18   19   20   21   22   ...   61


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos