Literatura española actual



Descargar 293.28 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión05.09.2018
Tamaño293.28 Kb.
Vistas28
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7
Catálogo: dspace -> bitstream -> 10045
10045 -> El léxico de la ciencia y de la técnica
10045 -> Teatro del siglo de oro
10045 -> Viii jornadas crai
10045 -> Departamento de Sociología II, Psicología, Comunicación y Didáctica
10045 -> Guía didáctica de psicología social
10045 -> Departamento de Sociología II, Psicología, Comunicación y Didáctica
10045 -> Departamento de Sociología II, Psicología, Comunicación y Didáctica
10045 -> Historia del espectáculo
10045 -> Teatro del siglo de oro
10045 -> Departamento de Sociología II, Psicología, Comunicación y Didáctica

LITERATURA ESPAÑOLA ACTUAL:

GESTIÓN Y DIFUSIÓN

Código 29060

CURSO 2014-2015
Profesor: Juan A. Ríos Carratalá

PROGRAMA



  1. PANORAMA CRÍTICO DE LA LITERATURA ESPAÑOLA ACTUAL




  1. La Transición: cambio político y cultural.- 2. La creación literaria y teatral durante la Transición.- 3. Los nuevos retos de una literatura en democracia.- 4. Debate: la Transición y su actualidad. 5. Actividad: Visita al Archivo de la Democracia (UA).




  1. LA NARRATIVA ESPAÑOLA: PRINCIPALES AUTORES Y OBRAS




  1. Continuidad y cambio en la narrativa de la Transición.- 2. Principales corrientes temáticas y genéricas de la narrativa a partir de los años 80.- 3. Ejemplos destacados de la narrativa española de la época.- 4. Debate: La hegemonía de la novela.- 5: Actividad: Lectura de Carreteras secundarias, de Ignacio Martínez de Pisón.




  1. LA POESÍA ESPAÑOLA: PRINCIPALES AUTORES Y OBRAS




  1. La poesía y la canción en la España de la Transición.- 2. El cruce de tendencias en la poesía actual.- 3. Poetas más destacados.- 4. Debate: La poesía y la canción.- 5: Actividad: lectura de Poesía española reciente, ed. de Juan Cano Ballesta.




  1. EL TEATRO ESPAÑOL: PRINCIPALES AUTORES Y OBRAS




  1. Continuidad y cambio en el teatro de la Transición.- 2. Principales tendencias en el teatro a partir de los años ochenta.- 3. Dramaturgos y compañías más destacados.- 4. Debate: Razones para asistir al teatro.- 5: Actividad: lectura de Bajarse al moro, de José Luis Alonso de Santos y visión de ¡Ay Carmela!, de José Sanchis Sinisterra, y Rubianes, solamente, de Pepe Rubianes.




  1. LAS VÍAS DE DIFUSIÓN DE LA LITERATURA ESPAÑOLA ACTUAL: MEDIOS DE COMUNICACIÓN, BIBLIOTECAS, INTERNET Y REDES SOCIALES




  1. La prensa y la actualidad literaria: suplementos, reportajes, reseñas, entrevistas y publicidad.- 2. Otros medios de comunicación y la literatura.- Posibilidades y limitaciones de la red de bibliotecas: un caso local (Alicante).- 3. La difusión de la literatura a través de Internet.- 4. Los blogs y las redes sociales como vehículo de difusión literaria.- 5. Propuestas prácticas de aplicación de las nuevas tecnologías en el ámbito de la literatura.- Debate: Internet y la lectura.- Actividad: La Biblioteca General y su labor para difundir la lectura.




  1. LA EDICIÓN LITERARIA EN LA ESPAÑA ACTUAL. PANORAMA DE LAS EMPRESAS EDITORIALES. PERSPECTIVAS COMERCIALES Y RETOS TECNOLÓGICOS




  1. La lectura en la España actual.- 2. Editar un libro en España: problemas, tramitación, retos y perspectiva de la edición literaria.- 3. Vías de publicación de un texto literario.- 4. Las agencias literarias.- 5. La autoedición.- 6. Panorama de las empresas editoriales relacionadas con la literatura.- 7. La distribución.- 8. Los puntos de venta.- 9. La edición en papel y el libro electrónico.- Debate: El hábito de la lectura.- Actividad: La distribución de espacios en un punto de venta (FNAC). Descripción y análisis.

LECTURAS OBLIGATORIAS:


Ignacio Martínez de Pisón, Carreteras secundarias, ed. Ramón Acín, Zaragoza, PUZ, 2012.

Javier Cercas, Soldados de Salamina, Barcelona, Tusquets, 2001.



Poesía española reciente, ed. Juan Cano Ballesta, Madrid, Cátedra, 2000.

José Luis Alonso de Santos, Bajarse al moro, ed. Fermín Tamayo, Madrid, Cátedra, 1997.

José Sanchis Sinisterra, ¡Ay, Carmela!, ed. Manuel Aznar, Madrid, Cátedra, 1991.

Antonio Muñoz Molina, Todo lo que era sólido, Barcelona, Seix Barral, 2013.

TRABAJOS DE EVALUACIÓN CONTINUA:
El alumno podrá optar entre dos itinerarios para desarrollar las tareas objeto de evaluación continua, que supone el 70% de la nota final (60 por las actividades programadas más 10 por la asistencia y participación). La opción elegida deberá ser comunicada al profesor en la fecha indicada por el mismo, aunque la segunda queda reservada para los alumnos que justifiquen documentalmente la imposibilidad de asistir a las clases con regularidad.

ITINERARIO 1:




  • Redacción y presentación de un reportaje periodístico (3 ff. + fotos) acerca del Archivo para la democracia (UA). Trabajo individual. Ponderación: 10%

  • Reseñas críticas para un supuesto blog literario (3 folios cada una) de las novelas de Ignacio Martínez de Pisón y Javier Cercas y el ensayo de Antonio Muñoz Molina. Trabajo individual. Ponderación: 30 %.

  • Elaboración y presentación de un reportaje (escrito o audiovisual) acerca de un cantautor destacado del período de la Transición. Trabajo individual (5 ff. + fotos). Ponderación: 10 %. La opción audiovisual puede realizarse con programas sencillos y gratuitos como Windows Movie Maker y VideoPad Video Editor, ambos accesibles desde Softonic.com.

  • Análisis de las adaptaciones cinematográficas de las obras de Alonso de Santos y Sanchis Sinisterra. Trabajo individual (6-8 folios). Ponderación: 30 %

  • Elaboración de un reportaje, escrito o audiovisual, sobre Pepe Rubianes y el fenómeno de los monólogos cómicos: aportaciones para un debate acerca del género (2 ff.). Trabajo individual. 10 %

  • Redacción y presentación de un reportaje periodístico sobre la distribución de espacios en la sección de librería de la FNAC: justificación y razones comerciales. Trabajo individual (3 ff. + fotos). Ponderación: 10 %

ITINERARIO 2:




  • Elaboración de un trabajo individual (25 folios mínimo) sobre el seguimiento de una novedad literaria de entre las indicadas por el profesor y la preparación del correspondiente dossier de prensa. Ponderación: 70 %

  • Participación activa en todos los debates abiertos con motivo de los diferentes temas incluidos en el programa. Ponderación: 30 %

PRUEBA FINAL:


El examen final constará de un máximo de dos preguntas a desarrollar acerca de uno de los temas teóricos expuestos a lo largo del curso. Su ponderación será de un 30 % de la nota final.

Si el alumno ha realizado positivamente todas las tareas del itinerario, ha participado activamente en las sesiones teóricas y prácticas y ha asistido con regularidad a las clases (mínimo 80%), el profesor podrá declararle exento de realizar la prueba final, siempre que la nota obtenida en la evaluación continua sea superior a 7.


BIBLIOGRAFÍA BÁSICA:
ACÍN, Ramón, Narrativa o consumo literario (1975-1987), Zaragoza, PUZ, 1990.

___, En cuarentena. Literatura y mercado, Zaragoza, Miras, 1996.

ANDRÉ-BAZZANA, Bénédicte, Mitos y mentiras de la Transición, Madrid, El Viejo Topo, 2006.

CALVO CARILLA, José Luis (ed.), El relato de la Transición. La Transición como relato, Zaragoza, PUZ, 2013.

CARR, Nicholas, ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? Superficiales, Madrid, Taurus, 2011.

GARCÍA POSADA, Miguel, La nueva poesía, 1975-1992, Barcelona, Crítica, 1996.

GRACIA, Jordi y Domingo RÓDENAS, Derrota y restitución de la modernidad, 1939-2010, Madrid, Crítica, 2011.

LÓPEZ DE ABIADA, José M. (ed.), Entre el ocio y el negocio: Industria editorial y literatura en la España de los 90, Madrid, Verbum, 2001.

MAINER, José-Carlos y Santos JULIÁ, El aprendizaje de la libertad, 1973-1986, Madrid, Alianza, 2000.

OLIVA, César, La última escena (Teatro español de 1975 a nuestros días), Madrid, Cátedra, 2004.

PRIETO DE PAULA, Ángel L. y Mar LANGA, Manual de literatura española actual, Madrid, Castalia, 2007.

RÍOS CARRATALÁ, Juan A., Usted puede ser feliz. La felicidad en la cultura del franquismo, Barcelona, Ariel, 2013.

___, Espíritu de mambo, Vigo Academia del Hispanismo, 2013.

___, Quinquis, maderos y picoletos. Memoria y ficción, Sevilla, Renacimiento, 2014.

DOCUMENTALES Y GRABACIONES A CONSULTAR:
Youtube, La Transición (RTVE). D: Victoria Prego. Los capítulos también pueden ser consultados en la web de RTVE (A la carta).
Youtube. La génesis de la Transición española (Canal Sur).
Youtube. Dinamitar el relato mítico. Juan Carlos Monedero.
RTVE. Archivos: Cantautores (7-X-2011). También en Youtube.
RTVE. Estudio 1. Doce hombres sin piedad. También en Youtube.
RTVE (A la carta). Imágenes prohibidas. Cap. Los censores de la apertura.
RTVE (A la carta). La noche del Rey (emisión del 4-I-2013).
CNN +. El destape en España. También en Youtube.

HORARIO Y AULA:


Martes: de 15 a 17 horas (sesiones prácticas)
Viernes: de 17 a 19 horas (sesiones teóricas)
Aula: GE/1-07S (Aula 7 de Letras II, 1ª planta)

CALENDARIO:


SEPTIEMBRE
15: Unidad I: Una oportunidad

19: Proyección de Canciones para después de una guerra, de Basilio Martín Patino (Mediateca)


23: Unidad II: Cronología

26: Proyección de Después de…, de Cecilia Bartolomé (Mediateca)


30: Unidad III: Los límites
OCTUBRE
3: Visita al Archivo de la Democracia (Biblioteca General)

7: Unidad IV: Régimen obsoleto

10: Proyección de Carreteras secundarias, de Emilio Martínez. Lázaro (Mediateca)
14: Unidad V: La censura

17: Práctica: Comentario de Carreteras secundarias


21: Unidad VI: Asignaturas pendientes

24: Poesía y cantautores.


28: Unidad VII: Memoria y olvidos

31: Proyección de Bajarse al moro, de Fernando Colomo.


NOVIEMBRE
4: Unidad VIII: Las leyes del mercado
7: Unidad IX: La narrativa

11: Proyección de Soldados de Salamina, de David Trueba (Mediateca)


14: Unidad X: El teatro

18: Proyección de ¡Ay, Carmela!, de Carlos Saura (Mediateca)


21: Unidad XI: La poesía

25: Visita a los servicios de catalogación y promoción de la lectura (BG)


28: Unidad XII: Las vías de difusión de la obra literaria
DICIEMBRE

2: Visita guiada a la FNAC


5: Unidad XIII: Literatura y nuevas tecnologías
9: Unidad XIV: Editar en España

12: FNAC (debate)


16: Unidad XV: Vender literatura en España

19: Proyección de Rubianes, solamente



  1. UNA OPORTUNIDAD

La Universidad de Alicante me ha encomendado la docencia de dos asignaturas para los grados de Humanidades y Español: Lengua y Literaturas. Ambas confluyen en una época, la Transición, y en una temática relacionada con la literatura, el cine, el teatro y otros espectáculos de unos años que viví como estudiante universitario. Esta doble perspectiva, la del profesor y la del protagonista, supone una novedad a la que se añade el Plan Bolonia, una concepción de la enseñanza universitaria que hasta hace un año había sorteado con espíritu de resistente.

Algunos colegas irredentos e ilusos con respecto al pasado buscarían alternativas en el disimulo, gracias al descontrol de la práctica docente, o caerían en la melancolía. El resultado de estas tácticas del corporativismo universitario suele ser frustrante a la larga y poco provechoso para los alumnos, ajenos a cualquier responsabilidad derivada de la evolución de los planes de estudio. Otros profesores, acostumbrados a perder en numerosas facetas, nos amoldamos a la realidad y procuramos aprovechar la ocasión. Tal vez incluso quepa hablar de una oportunidad de llevar a cabo una tarea renovadora. Frente al aburrimiento que me inspira la perspectiva de impartir las asignaturas de Historia de la Literatura después de treinta años de experiencia docente, la posibilidad de explicar lo sucedido durante aquel período de cambios me anima a buscar nuevos métodos para preparar las clases, que pretendo insertar en una serie de debates presentes en los medios culturales. El pasado siempre es una dimensión del presente, pero esta afirmación se comprende mejor cuando abordamos cuestiones de un pasado lindante con nuestro presente.

La elaboración de este «manual de trabajo» en el aula a base de retazos, reflexiones y sugerencias -incompleto por definición, pero abierto a nuevas aportaciones- forma parte de una labor docente que abordo como un desafío. La novedad supone un aliciente. Hasta hace un año preparé clases que pretendían ser magistrales (síntesis de lecturas y exposición a modo de conferencia), mientras iba escribiendo más de veinte libros sobre los mismos temas. Ahí quedan esos ensayos, como testimonio de una labor solitaria de la que me siento orgulloso, pero los tiempos son otros –a veces, esta alteridad resulta excesiva- y los alumnos prefieren opciones distintas donde prime la interacción, posible ahora gracias a unos medios impensables en otras épocas. La tecnología ha revolucionado el ámbito de la pedagogía. No cabe la lamentación de quien se esconde ante la realidad. La táctica del avestruz frente al peligro es suicida y, aunque veterano para andar con innovaciones, voy a emprender con la ayuda de mis alumnos una tarea «posmoderna» y, como tal, presidida por la mezcla y la fragmentación que todo parece igualar.

La existencia y la consulta de manuales académicamente homologados –véanse los títulos de Jordi Gracia y Mar Langa en la bibliografía recomendada- nos permite algunas libertades para orientar el trabajo desarrollado en las clases. La selección de lo más significativo o polémico sólo es válida cuando el alumno conoce el marco general donde se inscribe. La contextualización de cualquier conocimiento constituye un requisito de la labor universitaria. El «manual» será, a partir de este momento, una especie de diario de las sesiones teóricas (15 con un total de 30 horas) para todos nosotros. En sus páginas, la búsqueda de materiales bibliográficos o documentales destinados a las clases se entremezclará con reflexiones, comentarios, análisis, apuntes y divagaciones. El conjunto no versará sobre el todo y la nada –este objetivo sólo se encuentra al alcance de maestros como Julio Camba-, sino que se centrará en los años de la Transición y los inicios de la actual etapa democrática, en su cultura y espectáculos, que viví como protagonista y ahora debo contar a mis alumnos1. Espero, al menos, que la utilización de un texto con voluntad interactiva les evite la sensación de asistir a las clases del «abuelo Cebolleta», personaje de mi infancia que ahora se cita como sinónimo de pesado, redundante y, mayormente, plasta. La antítesis del actual modelo pedagógico, aunque a veces convenga recordar que la experiencia acumulada durante años, si supera lo estrictamente personal o pintoresco, es la suma del conocimiento que mejor nos orienta cuando tantos pretenden negar cualquier pasado y su memoria. El equilibrio se impone en esta cuestión; como en tantas otras, claro está.

Si la Transición fue un tránsito desde la dictadura a la democracia –con todos sus matices y complejidades-, tal vez en estos momentos asistamos al fin de otro ciclo histórico –el reinado de Juan Carlos I- y a una nueva transición en el plano cultural, donde se combinan el agotamiento de un modelo, la influencia de las nuevas tecnologías y una pavorosa crisis económica. Esta circunstancia ha provocado vértigo y desconcierto con las consiguientes reacciones viscerales. También una sensación de Apocalipsis, que convendría afrontar con serenidad y conciencia de no ser la primera en nuestra Historia; siempre cíclica, aunque en espiral por la aparición de nuevos elementos. En cualquier caso, parece obvia la crisis de un modelo cultural que parecía sólido a finales del siglo XX –véase el ensayo de Antonio Muñoz Molina incluido en las lecturas obligatorias- y funcionó con resultados tan positivos como carentes de autocrítica. La excesiva satisfacción dificulta la previsión del futuro y a menudo oculta la debilidad de las bases en que se sustenta el presente.

El debate está presente en los medios de comunicación, con el carácter fragmentario e inconexo que a menudo impone la actualidad. Desde un ámbito universitario, es preciso analizar las razones de ese cambio, especialmente intenso y acelerado en la actualidad, que afecta a todas las manifestaciones creativas, incluidas las literarias y teatrales. Los resultados serán provisionales, pero conviene aceptar la situación como un reto propio de los momentos en que, parafraseando a Antonio Muñoz Molina y Karl Marx, «todo lo que era sólido» parece convertirse en frágil. Las defensas numantinas suelen responder a intereses poco confesables y sólo acarrean melancolía y tristeza, aparte de su carácter absurdo cuando los protagonistas son jóvenes. Los modelos implican la posibilidad del cambio y el mismo no siempre conduce a peores resultados. Frente a la añoranza de lo idealizado a menudo por la memoria, cabe aprovechar las nuevas posibilidades que nos ofrece cada crisis, buscar sus aspectos válidos, conocerlos y manejarlos con el descaro de quien se deja orientar por el sentido práctico. Este es el objetivo de los temas (12-15) con que finaliza la asignatura, donde como alumnos de Humanidades intentaremos desvelar algunas claves de la actualidad que está determinando una recepción y disfrute de la cultura con importantes novedades.

Nos encontramos, pues, ante un trimestre de clases teóricas y prácticas con tareas concretas para fundamentar una evaluación continua. A lo largo de las mismas, intentaremos acercarnos a una Transición que empieza a parecer lejana en el tiempo, lo suficiente como para convertirse en materia de estudio y análisis, y a otra transición todavía con minúsculas cuyo balance es una incógnita, pero con una realidad cotidiana que la convierte en insoslayable cuando pretendemos formar a graduados en Humanidades capaces de entender su entorno cultural.

En cualquier caso, nos encontramos ante la oportunidad de estudiar un apasionante tiempo de cambios que ha transformado por completo el país, como nos recuerda José-Carlos Mainer: «España vivía en una autarquía autodestructiva, exhibía unas nostalgias imperialistas sonrojantes, disimulaba su miedo levantando la voz y apenas se había sacudido de encima los destrozos de la guerra. Su extravagancia en la Europa contemporánea era ética, política, cultural y religiosa. Cincuenta años después, el espectador extranjero narra un país que apenas conserva rastros de aquella sociedad de aires medievales y ausente del mundo moderno, y si los conserva son muy exiguos o puro objeto de parodia kitsch o posmoderna. El tránsito ha sido único en la Europa contemporánea, como los análisis de política comparada señalan». El balance de estas palabras debiera ser recordado por quienes, con la improvisación habitual en los medios de comunicación, reducen el período a un concepto que debe ser superado.

El problema para actuar con más rigor tal vez sea que ese tránsito tan fructífero necesita un balance de urgencia porque el impulso de la etapa democrática se ha agotado; incluso sufre un colapso donde cuesta encontrar componentes válidos. El éxito genera confianza y ésta, a su vez, ausencia de crítica, aparte de la voluntad de aferrarse a los privilegios derivados de un éxito vinculado con el pasado. Ahora, cuando tantos aspectos de nuestra realidad parecen desmoronarse o colapsarse, se impone la revisión del pasado sin miedo al futuro.


EJERCICIOS:

Describe, justifica y contextualiza en el campus virtual –sección Debates- alguna experiencia personal relacionada con los cambios que, derivados de las nuevas tecnologías, has percibido en tus hábitos de consumo cultural. Contrasta, a su vez, esos cambios con las reacciones de quienes pertenecen a otra generación y se encuentran en tu ámbito familiar o de amistades.


En la práctica correspondiente a la Unidad 1, vamos a ver Canciones para después de una guerra (1971), de Basilio Martín Patino. La película se proyecta en la Mediateca –ver calendario de la asignatura-, pero también es accesible desde diferentes plataformas de Internet.

El objetivo fundamental de esta práctica es conocer, a través de una película documental, algunos aspectos de la España que surge de la Guerra Civil e inicia el período de la dictadura franquista. El director sintetiza la época gracias a una hábil e irónica interrelación entre imagen (archivos de NO-Do y films del momento) y sonido (canciones populares) que nos servirá para conocer el punto de partida de la asignatura: el franquismo.

La valoración de la Transición como período de cambio sólo es factible si conocemos lo fundamental del franquismo. Aunque la película de Basilio Martín Patino se centra en la posguerra y no refleja los cambios posteriores que, en buena medida, hicieron posible la salida de la dictadura, su visión nos aporta una imagen imborrable no sólo del momento, sino también de una forma de ser y estar en el mundo.

El ejercicio consistirá en la redacción de un texto (2 folios), planteado como si fuera la entrada de un blog y que se puede preparar con la ayuda de la guía didáctica de la película elaborada por Miguel A. Arroyo Corral (el PDF se encuentra en www.platea.pntic.mes.es y se localiza mediante una búsqueda con el nombre del autor y el título del film).

El texto debe partir de la siguiente hipótesis: sois los organizadores de un ciclo cinematográfico en un centro de enseñanza para adultos, contáis con un blog y desde el mismo intentáis que los asistentes al ciclo manifiesten sus opiniones acerca de la película y las experiencias que puedan haber revivido con la misma. La mayoría de vuestro público pertenecería a una generación que vivió la Transición, pero no la posguerra. Desde esta perspectiva, el objetivo también sería que hicieran un contraste entre ambos momentos históricos y que potenciaran la memoria de los mismos.

II. CRONOLOGÍA


Las transiciones son, por definición, rápidas, porque constituyen el resultado de momentos donde se agudizan los factores que determinan un cambio histórico. Al menos, deben evitar la confusión con el ritmo pausado de las evoluciones, cuyas novedades se suceden de manera casi imperceptible para quienes los protagonizan. La diferencia radica en la intensidad y la velocidad de los cambios, al margen de que en una transición está más presente el factor temporal, que agrupa y define dichos cambios hasta crear una conciencia de período marcado por el paso de una época a la siguiente.

Las transiciones se asocian con unas fechas concretas, aunque haya polémicas para precisarlas, que suelen vincularse con las interpretaciones posibles de estos períodos o la multiplicidad de factores tenidos en cuenta. El balance de las transiciones a efectos de la memoria se basa en la naturaleza de los cambios, pero también en un marco temporal donde ubicamos, con independencia de los antecedentes, unos hechos determinantes, que son materia de trabajo para los historiadores cuando se analizan con todo su desarrollo y otros, hasta cierto punto menos significativos, relacionados con la experiencia personal o colectiva.

La Transición, con mayúscula por su peculiaridad histórica, fue un período intenso, pero carente de un principio y un final cuyas fechas resulten unánimemente aceptadas por quienes se han ocupado de analizarla. El 20 de noviembre de 1975 murió Francisco Franco tras una interminable y patética agonía, que se extendió a un régimen a la deriva después del atentado mortal sufrido por Carrero Blanco (diciembre de 1973). Los estertores de las dictaduras son violentos y el franquismo terminó fiel a sus principios (ejecuciones de septiembre 1975, «bunkerización» de las clases dirigentes, represión…), que se remontan a un golpe de Estado y una guerra civil seguida por una etapa de exterminio (la Victoria). La carencia de futuro en Europa tras la muerte del dictador abrió, desde 1973, una crisis política que se sumó a la económica, cuyo ámbito internacional respondía a factores ajenos al carácter específico del franquismo.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos