Leyes, normativa I marco jurídico


Programes orientats a l’abstinència



Descargar 171.92 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño171.92 Kb.
Vistas6
Descargas0
1   2   3

Programes orientats a l’abstinència.


Inclouen majors objectius terapèutics.

Tracten de recolzar i preparar a la persona consumidora efectuant en la seva vida canvis necessaris per a desenvolupar la seva autonomia personal i aconseguir la seva inserció social des de una perspectiva normalitzadora.



  • Programes de reducció de danys.


Objectius:

  • Millorar la qualitat de vida de les persones consumidores i la seva situació social.

  • Disminuir la transmissió de malalties.

  • Incrementar la presa de consciència de les persones consumidores sobre els riscos i danys associats al consum.

  • Fomentar i afavorir l’aparició de conductes exemptes de riscos enfront de la infecció per VIH/SIDA i les hepatitis B i C.



  • Centres de trobada i acollida.

Treballen amb la població consumidora mes deteriorada, que es troba al marge de les xarxes d’assistència normalitzades.



Objectius:

  • Establir contacte amb aquells usuaris que viuen en la marginalitat i que no accedeixen als recursos sociosanitaris.

  • Oferir un espai on abordar professionalment situacions d’emergència biopsicosocial.

  • Atendre la cobertura de necessitats bàsiques de subsistència immediata. Possibilitat la adopció i materialització d’hàbits d’higiene personal.

  • Fomentar l’adquisició d’informació, actituds, habilitats i mitjans per minimitzar els riscos i danys associats al consum.

  • Facilitar l’accés de les persones consumidores a les xarxes d’atenció social i sanitàries.

  • Promoure espais de relació dignes plantejats des de el respecte, la comprensió i l’assaig.




  • Programes de prevenció actuació en sobredosis.

Amb aquests programes es treballen estratègies preventives amb UDIs, a partir de tot un seguit d’informacions i experiències, sobre el consum, els seus efectes i les sobredosis. En alguns casos i prèvia formació son els mateixos consumidors qui expliquen les possibles conseqüències i solucions d’avant de situacions de risc.




3.2. FUNCIONS DEL PROFESSIONAL EN L’ÀMBIT DE LES DROGODEPENDENCIES.

Objectius de la intervenció de l’educador i l’educadora social en drogodependències

  • Prevenir actituds i conductes de risc

    1. Assessorar els professionals que treballen en l’àmbit de la educació sobre com intervenir amb persones que tenen problemes amb les drogues.

    2. Promocionar i fomentar els programes de prevenció adreçats a la població en general i a col·lectius específics

    3. Estimular l’educació a la salut

  • Afavorir la inserció social en l’entorn comunitari

    1. Establir contactes amb els usuaris, amb els quals cal ser un referent informatiu i de confiança. Respectar la relació d’ajuda.

    2. En coordinació amb altres professionals treballar conjuntament amb les persones que presentin mes dificultats d’assolir els objectius del tractament sense un seguiment mes continuat.

    3. Elaborar projectes educatius individuals.

    4. Atendre, escoltar, orientar i/o derivar possibles demandes que sorgeixin amb els usuaris

    5. Promoure actituds i conductes saludables

    6. Dinamitzar i implicar als usuaris en projectes i activitats

    7. Fomentar la participació dels usuaris en recursos comunitaris.

    8. Treballar per millorar la inserció social: laboral, judicial, sanitària, familiar

    9. Realitzar tasques d’acompanyament.

  • Reduir i minimitzar els danys i els riscos associats amb el consum de substàncies adictives

Intervencions realitzades des del CAS:

  1. Promoure actituds i conductes saludables

  2. Potenciar els programes i conductes de risc

  3. Dotar als usuaris de drogues en actiu de les eines necessàries per a un consum mes segur

  4. Afavorir els coneixements i facilitar els mitjans necessaris per practicar un sexe mes segur

  5. Dotar als usuaris d’estratègies que impliquin un augment de l’autoestima, per tal de millorar la qualitat de vida

  6. Promocionar la participació en activitats de reducció de danys i potenciar la figura de l’agent de salut

Intervencions amb consumidors que no acudeixen a cap recurs i/o servei:

  1. Treballar des de la proximitat (al carrer o als seu àmbit de relació ), amb les persones consumidores

  2. Fomentar i du a terme projectes elaborats per a portar-los a terme al carrer

  3. Treballar conjuntament amb els recursos socials, sanitaris i laborals

  4. Promoure conductes i actituds saludables entre els consumidors que no acudeixen al CAS

  5. Realitzar acompanyaments als recursos específics



  • Facilitar la formació d’altres professionals

  1. Fomentar la formació de professionals de diferents àmbits que puguin estar en contacte amb persones consumidores

  2. Potenciar la formació en prevenció

  • Promoure el treball en xarxa amb els diferents serveis comunitaris

  1. Potenciar i afavorir el contacte entre els diferents professionals de l’educació social que treballen en el camp de les drogodependencies

  2. Ser referent per als professionals d’altres serveis que puguin contactar amb les persones consumidores

  • Elaborar, participar i difondre projectes de treball i de recerca

  1. Elaborar projectes d’actuació tan específics com generals

  2. Participar en els projectes, el disseny i la metodologia de treball

  3. Executar els projectes

PREVENCIÓN
Podemos definir la prevención como un conjunto de estrategias creadas para dar una respuesta anticipada ante un hecho que puede resultar perjudicial para la salud y reducir los factores de riesgo.

Los grandes estragos que ha creado el problema de la drogodependencia (la pérdida de calidad de vida, los daños que afectan al entorno, a la familia i a la sociedad, etc.), justifican las acciones preventivas en este campo.

Hay que tener en cuenta que los resultados de la prevención son a largo plazo y además algunas de estas medidas van en contra de intereses económicos (multinacionales tabaqueras, del alcohol, etc.). Todo esto produce una dificultad añadida a la hora de realizar los programas preventivos. Otro de los problemas que dificulta llevar a cabo estas medidas es el coste inicial, ya que como hemos dicho sus efectos no son inmediatos.
En este apartado vamos a presentar tres formas distintas de clasificar la prevención, y por último hablaremos de los cinco programas de prevención específicos.
PRIMERA CLASIFICACIÓN (PRIMARIA, SECUNDARIA Y TERCIARIA)
PRIMARIA

Promociona la salud, actuando sobre todo en los colectivos de no consumidores. Pretende proteger a los grupos de riesgo, basándose en acciones sobre la disponibilidad: a mayor disponibilidad, mayor promoción y mayor consumo. Su actuación está encaminada a los factores sociales y personales que pudieran llevar al abuso.


SECUNDARIA

Intenta detectar a los dependientes de sustancias psicoactivas mediante un diagnóstico precoz de los sujetos consumidores, con el fin de reparar los primeros daños sobre su salud. Está orientada hacia la reducción o cesación del consumo.


TERCIARIA

Su trabajo se basa en restablecer el daño ya causado por la dependencia a sustancias psicoactivas, intentando restablecer las facultades deterioradas y devolver al individuo su rol en su medio social.


SEGUNDA CLASIFICACIÓN (INESPECÍFICA, ESPECÍFICA Y ASISTENCIAL)
INESPECÍFICA

Se basa en el concepto de salud, y dirige sus acciones hacia dos grupos de población. El primero, la población que aún no consume ni conoce una droga y a aquellos colectivos que, aunque conozcan la sustancia, no la consumen.


ESPECÍFICA

En este caso, la acción va dirigida hacia aquellos colectivos que ya conocen y consumen la sustancia, pero que aún no dependen de ella.


ASISTENCIAL

Por último, este tipo de acciones se dirigen a aquellos sectores de la población que ya conocen la sustancia, la consumen, y además dependen de ella.


TERCERA CLASIFICACIÓN (REDUCIR LA OFERTA, REDUCIR LA DEMANDA, DETECCIÓN Y ORIENTACIÓN PRECOZ, Y REDUCIR LOS PROBLEMAS DEL CONSUMO)
MEDIDAS ENCAMINADAS A REDUCIR LA OFERTA DE LAS DROGAS

Son acciones como la represión del tráfico, la dispensación controlada de sustancias o la promoción de cultivos alternativos.


MEDIDAS ENCAMINADAS A REDUCIR LA DEMANDA DE LAS DROGAS

En este apartado se encontraría la educación para la salud, el aumento del precio de la sustancia y la disminución de la disponibilidad, o el control de la publicidad y la promoción que se hace desde los medios de comunicación.


DETECCIÓN Y ORIENTACIÓN PRECOZ

Aquí encontraríamos la formación de los diferentes elementos del entorno de un posible consumidor: profesionales de atención primaria, mediadores sociales (profesores, entrenadores,…), monitores culturales y líderes juveniles, y los padres.


ESTRATEGIAS PARA REDUCIR LOS PROBLEMAS LIGADOS AL CONSUMO DE LAS DROGAS

Serian los conocidos como programas de reducción de daños, donde encontraríamos el reparto de jeringuillas, la educación para la salud o el mantenimiento con agonistas o agonistas-antagonistas.


A continuación vamos a ver los diferentes programas de prevención:
PREVENCIÓN COMUNITARIA
La comunidad está formada por individuos que tienen objetivos e intereses comunes, estén delimitados por un área geográfica y pertenecen a un grupo cultural.

Los programas de prevención comunitaria son los que se realizan fuera de las instituciones públicas y de las escuelas, en asociaciones de vecinos, centros cívicos, esplais, etc.

La prevención está muy ligada al cambio. Hacer prevención es buscar cambios en personas y grupos de personas. El hombre es un ser social que está sometido a presiones que no dependen sólo de él, por ello no tenemos que perder de vista el factor social cuando realizamos prevención.
Intervenir en el tema de drogas implica que conozcamos los mecanismos de influencia sobre la conducta individual y grupal. La idea de cambio está relacionada con el concepto de comunicación. Es muy útil saber como funciona la comunicación verbal y no verbal.

Es aconsejable que las medidas preventivas en la comunidad, se complementen con programas de promoción de la salud.

Algunas de las investigaciones realizadas para saber como influir en el cambio de las personas, llegan a la conclusión de que el componente afectivo es el más importante.
Cuando se intenta realizar intervenciones a nivel preventivo, aparecen una serie de factores que influyen en dichas intervenciones. De un modo muy esquemático, algunos de estos factores son:


  1. Factores familiares: Se ha de tener en cuenta que hay familias en las que varios de sus miembros son consumidores. Familias desestructuradas, con elevados problemas económicos, sociales, etc., dificultan la intervención preventiva.

  2. Factores individuales: En la adolescencia existe la presión del grupo, la curiosidad, además de influir (en cualquier etapa) los factores de personalidad, la poca tolerancia a la frustración o la atracción hacia el riesgo.

  3. Factores basados en las características de la sustancia: Por su poder adictivo, o por la tolerancia que crean.

  4. Factores estructurales: Como la sanidad, la vivienda o el paro laboral

Otro punto importante a tener en cuenta es el concepto o imagen social de la prevención, donde podemos encontrar que existe una distorsión de la realidad, un cierto sensacionalismo, donde desaparece el efecto preventivo y lo único que consigue es provocar la alarma social. Existen muchos tópicos sobre la imagen de las drogas y del drogodependiente al que se considera como un vicioso. Este tipo de conceptos lleva a marginar a la persona. Además, existen muchas actuaciones policiales que sólo llevan a la represión. Por todo esto entre otras muchas cosas, es importante facilitar la aceptación de centros dedicados a la asistencia del drogodependiente.


La prevención en la comunidad debería de tener en cuenta las características del grupo en el que hay que intervenir, conocer sus valores y percepciones, así como el grado de información sobre el tema. También debería trasmitir la información de manera accesible, evitando los tecnicismos y utilizando tonos coloquiales. Es muy importante motivar la participación del grupo, así como hacer una evaluación con el grupo, lo cual nos facilita información para futuros proyectos.
Los proyectos deberían contemplar la toma de decisiones (por ej. Aprender a decir no), la clarificación de los valores (por ej. Identificar lo que está bien y lo que está mal), mejorar el crecimiento personal (por ej. La autoestima), aumentar la capacidad de organización (por ej. Valorar prioridades, saber esperar), la educación sobre sustancias psicoactivas, proponer alternativas al consumo, explicar como enfrentarse a determinadas situaciones sin tener que recurrir al consumo (por ej. Delante de una entrevista de trabajo, en las relaciones sociales, delante de los cambios de humor, etc.)
PREVENCIÓN LABORAL
El lugar de trabajo es un espacio adecuado para desarrollar programas de prevención ya que hay grupos de trabajo que son más o menos homogéneos, los trabajadores pasan allí bastante tiempo y a diario, lo que facilita la continuidad de las actividades preventivas y se comparten espacios similares así como influencias sociales derivadas de los demás, de las normas de la empresa, etc.

En el ámbito laboral, las actuaciones preventivas hasta la fecha han sido basadas en los problemas derivados del uso y abuso del alcohol, y últimamente se ha incorporado el tabaco.


La ley contempla que el consumo de sustancias psicoactivas es una causa de despido, por ello es importante contemplar estas medidas preventivas, que están justificadas, ya que el consumo de drogas puede provocar la pérdida de salud de los trabajadores, un mayor absentismo laboral, un aumento de los accidentes, grandes dificultades con las relaciones entre compañeros y/o con los superiores y un aumento de las situaciones de riesgo para otros compañeros u otras personas, según el puesto de trabajo que desempeñes.
La realidad confirma que existen dificultades para desarrollar programas de prevención en el medio laboral. Esto se debe a que algunas profesiones potencian el consumo, por ejemplo aquellas en las que es obligado el alterne profesional; que muchas veces se vincula también a la presión por parte del grupo. Muchas veces existe una facilidad para disponer de sustancias psicoactivas, sobretodo el tabaco y el alcohol.

También es cierto que algunas veces los trabajadores no relacionan las consecuencias del consumo con problemas laborales ya que los viven como conductas individuales que sólo afectan al individuo que las manifiesta, además estas medidas preventivas, en el caso que se lleven a cabo, pueden considerarse como represivas, o incluso incoherentes si se da el caso de que los mandos superiores realicen abusos de sustancias psicoactivas, ello conlleva aceptar los problemas de derivados del consumo de drogas. Por último, otro de los motivos que dificulta tanto la labor preventiva es que en algunas ocasiones, las empresas rechazan las actividades preventivas para evitar gastos.


La prevención en el lugar de trabajo, debe integrar los siguientes pasos:

  1. Incluir a todos los miembros de la empresa para evitar hacer diferencias entre los grupos y evitar recelo.

  2. Análisis de por qué se va a realizar un programa preventivo.

  3. Establecer un equipo de actuación implicando a representantes de los diferentes miembros de la empresa (dirección, servicios médicos, sindicatos, etc.) Este equipo debe contemplar la confidencialidad, asegurando el secreto profesional.

  4. Describir en equipo cual es la situación real, explicando que no es lo mismo consumir sustancias psicoactivas que tener problemas derivados del consumo.

  5. Analizar en equipo los problemas sobre los que se tiene que actuar, manifestando conductas positivas, integradoras y de reposo entre los diferentes miembros de la empresa.

  6. Definir los objetivos a conseguir.

  7. Establecer prioridades.

  8. Conocer los recursos humanos y materiales necesarios para alcanzar los objetivos y asegurar la existencia de los recursos.

  9. Establecer métodos y técnicas que se utilizarán.

  10. Definir un calendario de actuaciones.

  11. Evaluar el proceso y los resultados.


PREVENCIÓN ESCOLAR
Dentro del ámbito escolar, la prevención de las drogodependencias está orientada a que el alumno tenga conocimientos, habilidades y estrategias suficientes para afrontar situaciones de riesgo.

La prevención en la escuela puede plantearse desde dos vertientes, según Los cuadernos de educación para la salud en la escuela, de la Generalitat de Cataluña:



  • Prevención inespecífica: Basada en el desarrollo de habilidades y estrategias que permiten mantener una relación equilibrada y satisfactoria con los demás y con uno mismo. Estas estrategias podrán aplicarse en situaciones de riesgo relacionadas con el consumo de drogas.

  • Prevención específica: Esta intervención se basa en conocer el riesgo del consumo de una sustancia determinada. Se analizan las características específicas de la sustancia y sus efectos sobre el organismo.

El colegio es un sitio privilegiado para realizar programas de prevención, ya que en el se adquieren conocimientos y se establecen conductas que permiten la integración en la sociedad. Además, durante la escolarización, la persona adopta estilos de vida que suelen perdurar.

La escuela es un lugar donde están de forma estable y continuada durante años. El educador puede detectar a personas con alto riesgo, sobretodo en la población adolescente. En esta etapa, la persona es muy influenciable, tiene muchas limitaciones sociales, culturales y económicas, dando lugar a conductas y actitudes que van en contra de hábitos saludables.

En este ámbito existen personas que actúan como modelos: profesor, tutor, director, etc. y sus conductas pueden ser en ciertos momentos decisivas para el desarrollo de sus estudiantes.

Por último, en los colegios se mantienen reuniones con los padres, cosa que hace posible elaborar un proyecto preventivo mucho más complejo, basándose en los objetivos planteados de antemano y dirigido a alumnos, educadores y padres.


Lo que se pretende con el programa preventivo en la escuela, en el ámbito general es:

  1. Mantener una actitud favorable frente a la vida sin drogas.

  2. Retrasar la edad de inicio en el consumo de drogas legales.

  3. Disponer de estrategias para hacer frente a las situaciones de riesgo de uso y abuso de sustancias psicoactivas.

  4. Disponer de suficientes conocimientos para establecer conductas alternativas al uso de las drogas.

  5. Identificar y evitar las situaciones de riesgo.

  6. Promover la autoestima y la capacidad para establecer relaciones personales sólidas.

  7. Mostrar tolerancia frente a la frustración y resistencia a la presión grupal y social.

Basándose en los objetivos generales, se puede realizar diversas acciones:




  1. Reducción de la oferta y disponibilidad de drogas

Las acciones pueden ser: no tener bebidas alcohólicas ni tabaco en los centros docentes, detectar posibles alumnos consumidores-traficantes, sensibilizar a los padres acerca de la realidad y/o detectar si hay venta de sustancias psicoactivas dentro o alrededor de los centros docentes.


  1. Detección y orientación precoz

Las acciones van encaminadas a: detectar el bajo rendimiento escolar, la inadaptación escolar y social de la persona, y detectar familiares consumidores de cualquier tipo de droga.


  1. Reducción de la demanda

Se pretende: potenciar hábitos de no consumo, facilitar que puedan descubrir sus actitudes y valores y proporcionar conocimientos básicos sobre el tema.

La prevención en las escuelas debería ser realizada por los propios maestros, por lo que es necesario que se formen y se asesoren sobre los métodos a seguir.

A través del colegio también se puede formar a los padres, ya que su papel es muy importante como modelo para sus hijos. El programa preventivo para padres tiene como objetivo motivarlos respecto al problema de la droga, hacer hincapié en la actuación precoz, sensibilizarlos y establecer la responsabilidad de la familia en el marco educativo.
PREVENCIÓN EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN
Algunos medios de comunicación se han caracterizado por su espectacularidad. Este hecho ha llevado a distorsionar la realidad y a magnificar el problema de la drogadicción.

Los medios de comunicación pueden generar tres tipos de acciones respecto a las drogas:



  1. Promoción de uso, del abuso y de la dependencia de sustancias psicoactivas (publicidad de alcohol, tabaco, etc.).

  2. Promoción de la salud que incluye medidas preventivas basadas en los problemas derivados del consumo de drogas.

  3. Mezcla de actuaciones de promoción del uso y/o abuso de sustancias psicoactivas y promoción de la salud. Reforzando un consumo maduro y sin excesos, que puede ser compatible con una vida saludable.

Basándonos en los objetivos generales los medios de comunicación pueden actuar:




  1. Reducción de la oferta:

Eliminar la publicidad del alcohol y tabaco en todos los medios de comunicación. Además, evitar publicaciones de cómo fabricar determinadas drogas, por ejemplo, cuando se dice que el pegamento puede inhalarse, se despierta la curiosidad de los jóvenes, o incluso una publicación que explicaba como hacer crack.

Otra manera de reducir la oferta desde los medios de comunicación es haciendo una denuncia pública de los lugares donde se incumple la legislación referente al consumo de drogas legales.




  1. Reducción de la demanda:

Controlar y evitar la propaganda. A veces es difícil porque hay sectores que aluden a la libertad de expresión. Es lógico que se pida dicha libertad, pero sin olvidar que hay ciertos sectores de la sociedad que pueden ser sensibles a manipulación.

Disminuir la morbosidad de las noticias, por ejemplo, asociar el dinero, la fama y la cocaína, ya que algunas personas conocidas han declarado consumirla. Hay que diferenciar entre la libertad de acción de cada persona, y la idea equivocada de que la gente importante se droga y parece no pasarles nada.

Sustituir las asociaciones tipo droga=muerte, ya que se le da un valor mediático y escandaloso que convierte a la droga en lo que no es.


  1. Detección y orientación precoz:

Transmitir a través de los medios de comunicación ideas muy claras que diferencien el uso del abuso y la dependencia, de determinadas sustancias psicoactivas.

A través de revistas, publicar pequeños tests auto-diagnósticos, que puedan ser de utilidad para el afectado o para su familia. Esta información facilita que un individuo pueda detectar si tiene problemas con las drogas. La publicación también debería incluir como abordarlos y como acceder a distintos programas de tratamiento.

La publicación de los recursos disponibles para la detección precoz y el tratamiento. La población debe saber a donde puede dirigirse para ser informada y orientada. A nivel de orientación precoz, los medios de comunicación deberían prestigiar los grupos terapéuticos y diferenciarlos de sectas o grupos poco claros.

Trasmitir las noticias sin sensacionalismo y aprovechar la ocasión para enfocarlas de manera positiva. Por ejemplo, si se habla del síndrome de abstinencia de una forma espectacular y concluyendo que es terrible, el drogodependiente encontrará una auto-justificación para seguir consumiendo. Esta noticia podría ser enfocada de manera que el drogodependiente optara por acceder a un centro de desintoxicación o se pudiera presentar en urgencias hospitalarias con lo cual quizás pudiera disminuir la inseguridad ciudadana asociada al consumo de drogas.

También es importante que los criterios sean claro y no dar únicamente noticias basadas en estadísticas. Por ejemplo, sería más positivo informar de cómo el alcohol y el tabaco influyen en el organismo de una mujer embarazada, que limitarse a informar del número de muertes producidas en la carretera debido al alcohol.

Tratar a todas las drogas de la misma manera, sensibilizar respecto a las problemáticas que ocasionan el tabaco y el alcohol y desdramatizar con respecto a las drogas ilegales.


PREVENCIÓN ASISTENCIAL
Los servicios de asistencia sanitaria tienen como misión fundamental la defensa, el fomento y la restauración de la salud de los habitantes de la comunidad en la que trabajan, mediante acciones sanitarias y médicas que incidan sobre el individuo.

Los esfuerzos preventivos en el ámbito asistencial van encaminados a identificar individuos en situación de riesgo y establecer planes educativos directos con paciencia y familiares.

En la actuación preventiva, el trabajo en equipo, la documentación y los registros son básicos.

Para desarrollar un plan preventivo, previamente se ha de tener información del paciente en cuanto a su estilo de vida, sus conductas de salud, la cuantificación de sus hábitos (tipo de alimentación, gramos de psicoactivo consumido al día, etc.)




1 Barra Libre

2 Estos delitos son penalizados con penas de prisión.

3 Derivados del cannabis.

4 Todo el resto de sustancias.

5 Reducción de la condena.

6 Anulación de la condena.




Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos