Leyes del karma



Descargar 438 Kb.
Página6/7
Fecha de conversión03.03.2018
Tamaño438 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

12. ESQUIZOFRENIA


Causas
La esquizofrenia se describe como una predisposición heredada a la disfunción psicológica. Esta predisposición a manifestar una conducta psicológica anormal puede ser activada, o llevada a la superficie, por el estrés. En la enfatización o minimización de la expresión de esta enfermedad del alma con sus vehículos juegan su papel el tipo de cuerpo físico que el esquizofrénico ha heredado en términos de sistema nervioso y glándulas endocrinas, el cuerpo astral que ha construido en su niñez y adolescencia bajo el impacto de su- entorno social y el cuerpo mental que ha elaborado. Cuando se producen puntos de fricción entre unos y otros puede manifestarse la conducta esquizofrénica.
Los médicos e investigadores han propuesto numerosas causas desde que la esquizofrenia fue identificada por primera vez con el nombre de "Demencia Precoz". Suele presentarse en la niñez y hay una alta incidencia familiar. Pero no hay evidencias firmes de que sea genética.
Sin embargo, el Maestro Inglés mantiene que es así. Esta condición tiene una base física. Está vinculada con genes ocultos que son recesivos. Cuando se unen dos padres que tienen un gene recesivo de esquizofrenia, el niño hereda una predisposición física a la enfermedad. Pero no se mostrará con signos y síntomas que aconsejan la atención médica a menos que en el entorno haya factores de predisposición, como estrés.
¿Qué cromosoma? Esta pregunta exige posteriores investigaciones, pero los cromosomas están siendo ya clasificados. En un futuro próximo el Maestro Inglés prestará ayuda en este tema, pero aún no ha llegado ese momento.
La inestabilidad de las relaciones entre el cuerpo astral y el mental se exageran cuando se presentan determinados factores genéticos en el esquizofrénico. Esto lo comentó, en un lenguaje diferente, Stransky, quien en 1904 encontró no sólo una inhibición de la expresión emocional, sino disociación y descoordinación entre los procesos mentales y emocionales de la mente. En lenguaje esotérico, la condición es lo opuesto a lo que se llama una "personalidad integrada", cuando hay una fusión de la naturaleza mental y emocional bajo la hegemonía y dirección del Cuerpo de la Personalidad. La naturaleza emocional está allí, pero disciplinada y refinada: los procesos de pensamiento están controlados y dirigidos voluntariamente a los canales que permiten la expresión del Propósito del Alma... el Yo soy ES0.
En el hombre que no está en el Camino los dictados de la Personalidad son importantes. Los cuerpos Emocional y Mental están asociados con las intenciones e impulsos de la personalidad... yo soy. En los individuos muy desintegrados, la personalidad es débil y se convierten en la herramienta voluntaria de todo pensamiento que sea elaborado por el Cuerpo Mental o por las emociones que suben a la superficie desde el Cuerpo Astral.
En la esquizofrenia se tornan tenues las conexiones entre la personalidad y sus vehículos. Hay un trastorno en la asociación. Los trenes del pensamiento toman caminos inusuales, alejados de la hegemonía de la personalidad que, carente ya de síntesis, se debilita aún más. El pensamiento ilógico y la incoherencia en el cuerpo mental y sus partes es el resultado, situación ésta que permite que las categorías y complejos de pensamiento se hagan independientes y se aíslen de la personalidad. Puede entenderse ahora el motivo de que el símbolo de esta condición en el Ashram inglés sea un balón de rugby botando: su dirección es impredecible Entonces, estos complejos se cargan fácilmente de energía emocional y deshacen totalmente la dominancia de la personalidad. A la personalidad no le queda otra alternativa que fragmentarse, que convertirse en una deslabazada asociación de complejos, lo cual es lo opuesto a una personalidad integrada.
En términos de personalidad, la realidad ya no existe. El esquizofrénico ni siquiera puede ver, y mucho menos comprender, el mundo que solía rodear a su personalidad. Ahora lo ve todo en términos de sus pequeños "yoes" o complejos energizados. Sus miedos y deseos se convierten en supremos y pueden tomar la forma de símbolos. De su exagerada importancia (en detrimento de lo que quede de personalidad central) vienen los engaños.
Trastornos en la forma de pensamiento
Todos los esquizofrénicos los tienen si su condición persiste lo suficiente. Los trastornos derivan de una falta de propósito, de un tema central alrededor del cual los pensamientos puedan construirse en un concepto cohesionado y significativo. Esto se manifiesta en todos en algún grado. Un magnate de empresa puede mostrarse en desacuerdo. Pondrá el énfasis en que hay un propósito central en lo que hace, pero en los términos del propósito del alma sus actividades pueden carecer de significado o ser simplemente una repetición de las actividades realizadas en vidas pasadas.
En el esquizofrénico carente de propósito, incluso en el plano de la personalidad, la condición muestra una secuencia de pensamientos cuya dirección puede ser alterada por cualquier intrusión en su conciencia, en lugar de mantener un rumbo fijo junto a una idea central determinante. Los pensamientos pueden ser desviados al desplegarse por todo lo que en ese momento escucha, siente o intuye, y son llevados de aquí' para allá. Siempre hay algo en común entre sus pensamientos, pero no están relacionados con una idea, propósito o motivo centrales. Por tanto, para el observador carecerían de significado, pues la conexión entre los pensamientos se elabora conforme éstos se despliegan, sin estar relacionados con un propósito, idea o tema centrales.
En un plano diferente tenemos los grupos de pensamientos o ideas que no llevan a ninguna parte... los vuelos de las ideas, que para algunas personas pueden ser más desordenadas al ser escritas que al hablarlas.
Uno de los nombres más importantes de la moderna literatura inglesa en el campo de la novela es el de Virginia Wolf. Tenia verdadero genio para describir la fluencia del pensamiento humano. Sus novelas son clásicos de la introspección en un estilo que aún no ha sido copiado, y mucho menos igualado. Sin embargo, quien haya estudiado cuidadosamente sus novelas y la esquizofrenia no puede dejar de percibir la estrecha semejanza entre genio y locura:

Fue aquel verano de principios de los años noventa cuando en Bourton estaba tan apasionadamente enamorado de Clarisa. Había allí muchas personas riendo y hablando, sentadas tras el té alrededor de una mesa, y la habitación estaba llena por el humo de los cigarrillos y bañada por una luz amarillenta. Hablaban de un hombre que se había casado con su doncella, uno de los propietarios de los alrededores, habían olvidado el nombre. Se había casado con la doncella y ésta había ido de visita a Bourton... qué situación tan horrible había sido. Iba absurdamente vestida, "como una cacatúa", había dicho Clarisa, imitándola, y no paraba de hablar. Lo hacía sin parar, ininterrumpidamente. Clarisa la imitó. Entonces alguien preguntó –fue Sally Seton– si realmente implicaría alguna diferencia para nuestros sentimientos saber que ella había tenido un hijo del matrimonio. (En aquel tiempo, decir eso en una compañía mixta era una audacia.) Podía ver de nuevo ahora a Clarisa, cuya tez se tornaba de un rosa brillante, decir: " ¡Oh, nunca podré volver a hablar con ella!" Ante eso, todos los que estaban sentados alrededor de la mesa parecieron vacilantes. Era muy incómodo. *


Con este desorden del pensamiento, el individuo es incapaz de limitarse a lo que está haciendo, de centrar su mente en un tema dado. Capta cualquiera de los objetos de pensamiento que llegan a su mente y puede elaborar sobre ellos y ocuparse excesivamente por alguna cualidad muy especial de un objeto que tiene frente a su vista. Al hacerlo así se aísla del resto de su sistema nervioso y como "la energía sigue al pensamiento, su foco de atención ante el objeto o escena que tiene ante él se energiza. La absorbe. Se convierte en el "yo" dramático que hay en el objeto. Este aislamiento puede continuar, por cuanto que se está separando eternamente de la corriente principal de los asuntos que conciernen al resto de sí mismo, y se dirige a los brazos estancados del río. Por tanto, los síntomas del esquizofrénico son una falta de capacidad de concentrarse, un incremento de la rigidez y una distracción de la actividad intelectual. Sus tendencias aislacionistas le fijan en cualquier estimulo que se le presente, ante el cual responde excesivamente, adoptando el centro de esa escena y elaborando sus ramificaciones, presentando lo que a veces se ha llamado
* Mrs. Dalloway.

la personalidad dividida: la capacidad de separarse de una serie de circunstancias, para convertirse en el dramático "yo" central de otra.*


Puede hacerlo así repentinamente, con gran rapidez, especialmente cuando por el estrés o una crisis la personalidad normal le es insostenible. El Maestro R. B. presentó este símbolo visual del modo en que es evocada la transferencia de la atención del esquizofrénico de una personalidad a otra:
Estás en una batalla de tanques y tu vehículo se ha convertido en un blanco principal. Un tiro tras otro da en el blindaje. Uno penetra y mata a la tripulación. El enemigo se está acercando. Miras la batalla por el periscopio. Ves los árboles verdes del bosque cercano. No hay otro recurso, debes huir. Abres la torreta y escapas del infierno ardiente. Ahora estás libre entre los árboles. Puedes tumbarte cómodo y fresco y observar a los habitantes del bosque, las ardillas listadas jugando, quizá, si miras atentamente, hay elfos bajo las setas. La batalla de tanques parece muy alejada porque eres un elfo y tienes cosas que hacer aquí...
Por ejemplo el esquizofrénico puede estar en la carretera haciendo "autostop". Cada vez que pasa alguien, una oleada de energía inflama sus pensamientos y sentimientos de inseguridad, de rechazo, de piedad de sí mismo, todo lo cual se va convirtiendo en entidades propias, en vehículos para su conciencia. Por fin se detiene un coche, quizá no quiera subir, pues una de esas entidades le ha presentado una serie totalmente nueva de intereses, un nuevo escenario en el que rápidamente inserta su dramático "yo" del momento.
Cuando el entorno del cuerpo de la personalidad se torna hostil, o en ausencia de una personalidad fuertemente asentada, sacará otros fragmentos de ella o pequeños "yoes", y como una persona histriónica que se prueba sombreros delante del espejo, se dramatizará rápidamente en una personalidad nueva, impulsada por la visión de sí mismo con el sombrero.
Todos los trastornos del lenguaje (la incoherencia, el tratamiento excesivo de cosas irrelevantes, o la incapacidad
* Meditation, The Theory and Practice, p. 137, del presente autor.

total de hacer un comentario) forman parte de este procedimiento aislante que le conduce a escenarios más benignos en los que pueda representar su vida. El entorno de su casa, su lugar de trabajo o cualquier lugar le ha de ser hostil. El esquizofrénico puede ser tan sensible a la presencia de corrientes emocionales que puede sentirlas antes que la mayoría de los individuos. Como Virginia Woolf, es ultrasensible a los pensamientos y sentimientos de los demás.


Entonces es cuando los factores genéticamente adquiridos de su cerebro y los mecanismos sensorios le propinan su golpe kármico más cruel. Las criticas de los demás, aunque expresadas sólo con el pensamiento o el sentimiento, llegan a la superficie dentro de su cerebro como suyas, hablan por medio de sus propias neuronas, asociadas con la culpa o la grandeza, el símbolo o la fobia. Esa voz interior (que para el esquizofrénico es un fenómeno bien real) un día podrá registrarse, pues en última instancia es un fenómeno físico. En eso se diferencia de la gloriosa voz interior (del Silencio) que oyen el místico y el hombre que, por medio de la meditación, establecen contacto con su naturaleza superior, o con la conciencia de seres superiores.
La voz del esquizofrénico, especialmente en los momentos de tensión, le aconseja, le halaga, le conforta o le censura. Como se encuentra bajo una tremenda tensión, es más receptivo a los consejos de esa voz. Puede sentir que debe hacer un viaje para huir de la hostilidad que le rodea. Inmediatamente la voz le invade: "Si, vete, vete, vete, vete." O, de acuerdo con una situación dramatizada en la que es momentáneamente el actor central, puede interrumpirle diciéndole: "Sucio cobarde, cobarde, cobarde."
Si el mundo exterior es completamente insoportable, empezará a encontrar consuelo en sus voces; les prestará atención. Si ese mundo mejora, o si le cae la bendición de un consejero o terapeuta compasivos, entonces las voces le molestan y piensa que le distraen, por lo que no les presta atención. A veces en los individuos más espirituales la voz se mezcla con un sueño vivido o una experiencia interior, con lo que le da el estatus de instrucción divina, siendo ésta la más descorazonadora de todas las ilusiones engañosas: la fusión de lo real y lo irreal:
De lo irreal condúceme a lo real.

De la oscuridad llévame a la luz.



De la muerte llévame a la inmortalidad.
En estas circunstancias el esquizofrénico puede verse impulsado a la acción, a la cruzada, a convertirse en evangelista.
El estado de ánimo le llevará a considerar su entorno a veces como benigno, impulsando incluso a una audiencia benevolente a cualquier escena que él desee representar. Puede atribuirse un libro que le ha emocionado... algún héroe ha captado su fantasía... él es el héroe. Cuando recorre el sendero del jardín actúa como el Triunfo Romano presentado en su honor, inclina su orgullosa frente ante las multitudes que le saludan a ambos lados, cuando el jardinero se dirige a él diciéndole "hola". Inmediatamente se vuelve glacial hacia él y desde su gran altura responde con grandilocuencia: " ¡Señor! ¿Cómo se atreve a dirigirse a mí de ese modo?", sintiéndose gratificado con la risa que provoca. Sigue bajando por el sendero y aparta una pequeña rama; la rama se transforma en una palma y las multitudes empiezan a cantar "Hosanna, hosanna en las alturas". Acepta sus aplausos, ahora con el dulce semblante de Nuestro Señor... Hará algo por las incómodas condiciones de la vida en Jerusalén, después de tratar con Poncio Pilatos... Pilatos con su insinuación, "Que se publique y sea condenado", e inmediatamente es el Duque de Wellington, y esos setos son las apretadas filas de sus escuadras de infantería; su tirante rostro representa ahora ante los hombres sus recelos ante la llegada de ese charlatán del mariscal Blucher... y así una y otra vez.
Esto puede ocuparle minutos o extenderse durante días o meses. Ninguno hemos dejado de experimentar en algún grado estas ilusiones, especialmente durante la niñez y la adolescencia. Antes de sospechar la psicosis de sus hijos, todos los padres deberían leer por lo menos los libros de Guillermo, de Richmal Crompton. En realidad, en el niño superdotado, la imaginación forma una gran parte de su juego. La habilidad de un niño para elaborar sus propias fantasías en relación con cualquier juguete, de jugar durante horas con un juguete, suele ser indicativo de un alma muy desarrollada *.
Los padres son una influencia poderosa que puede contribuir mucho a la inhibición o a la manifestación hacia el exterior de la esquizofrenia de sus descendientes. La personalidad inmadura o no sintetizada del niño esquizofrénico puede sufrir fácilmente de culpa o autocondenación. Si, como suele suceder hoy, se tienen niños por conveniencia de los padres ("pensé que un hijo nos acercaría más"), aquellos pueden sentirse culpables de las cosas que para los padres son inconvenientes: si el niño se ensucia, se le hace sentir culpable; si hace un ruido cuando la madre descansa por la tarde, se le amonesta, etc.
La autocondenación hiere esas personalidades, y ese complejo de culpa puede exigir años de psicoterapia en una institución antes de que el paciente pueda reemprender su camino con cordura. Los psiquiatras han observado con frecuencia que cuando el padre va al hospital por cualquier dolencia, el hijo esquizofrénico muestra una mejoría notable e inmediata.
Cualquier forma de critica, directa o tácita, puede resultar devastadora para el equilibrio y estabilidad del paciente. Esa es la razón de que se gasten sumas tan grandes de dinero en proporcionar las/condiciones ideales en las clínicas psiquiátricas voluntarias, en donde un paciente puede refugiarse de su hogar, empleo o familia, evitando así la necesidad de ser internado en una institución.
La sensibilidad ante la culpa puede ser estimulada por las personas cuyas actitudes ante el esquizofrénico son ignorantes y crueles. Los que se ríen y burlan deberían ser conscientes del karma que están poniendo en movimiento y que les puede volver en una vida futura en la forma y circunstancias de las que ahora se burlan.
* Ver Psychology of Discipleship, pp. 73-1 16, de este mismo autor.

Sin ayuda, el esquizofrénico puede agravarse rápidamente hasta el punto de ser irrecuperable. A nadie nos gusta vivir precariamente, con ocupaciones pobres o ser el blanco de la burla. Sin embargo, tenemos personalidades que se enfrentan a esas vicisitudes. El esquizofrénico no tiene esa flexibilidad en su personalidad. Bajo presión reacciona en exceso o se hunde en un mundo propio y hacia afuera muestra un empobrecimiento mental y emocional y una falta de coordinación con su entorno.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad