La vida de los niños tibetanos bajo la dominacion china


El Contexto Legal Internacional



Descargar 0.57 Mb.
Página8/13
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño0.57 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

El Contexto Legal Internacional :

El Derecho a la Vida, Salud y Sobrevivencia

Bajo el artículo 6 de la CDN, los estados reconocen el derecho de cada niño a la vida y a comprometerse a asegurar “al grado máximo posible la supervivencia y desarrollo del niño”272. Esta disposición, de acuerdo con la UNICEF, es de naturaleza holística y debe informar una interpretación de disposiciones más específicas del CDN, que guíen a los estados en sus obligaciones a respetar, proteger y asegurar los derechos de los niños en las áreas de salud, nutrición y el suministro de una standard adecuado de vida.273 Las disposiciones claves están contenidas: en el artículo 23, que protege los derechos de los niños discapacitados; artículo 26, que instruye a los estados a ofrecer alguna forma de seguridad social para los niños cuyos padres no pueden suministrársela a ellos adecuadamente; artículo 27, que reconoce el derecho de cada niño a un “standard de vida adecuado para el desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social del niño; ”y el más importante, el artículo 24, que establece el más alto standard de salud alcanzable para los niños como una meta de los estados que forman parte del CDN. Para perseguir esta meta, la Convención require que los estados tomen las siguientes medidas disponibles:




  1. Disminuir la mortalidad infantil (y de los niños) (infant and child) ;

  2. Asegurar el suministro de la asistencia y cuidados medicos necesarios a todos los niños…..;

  3. Combatir la enfermedad y desnutrición….. dentro del marco de trabajo de la atención médica primaria, a través, entre otras cosas, de la aplicación de la tecnología disponible y a través del suministro de alimentos nutritivos adecuados y agua pura (potable) para beber….;

  1. Asegurar que todos los segmentos de la sociedad …. estén informados, tengan acceso a la educación y sean apoyados con el uso del conocimiento básico de la salud infantil y la nutrición…274

Esto son los objetivos específicos que deben lograrse en relación con los derechos del niño asociados a un nivel de vida adecuado, y en relación a una educación básica.275


Respecto al derecho a la salud, la CDN reconoce que las limitaciones sobre los recursos de los estados hace poco realístico el logro inmediato y completo de esta meta276. Por lo tanto enfatiza que deben tratar de lograrse los derechos especificados en el Artículo 24 al máximo grado de ….. recursos disponibles y, cuando se requiera, dentro del marco de trabajo de la cooperación internacional”277 En la revisión inicial de un reporte de cumplimiento de China, el Comité de la CDN reconoció el vasto tamaño de la población china, y sus dificultades consecuentes ”en cumplir con las necesidades de todos los niños bajo su jurisdicción…. No menos en los campos económicos y sociales.” Sin embargo, aún cuando se hagan concesiones debido a estas dificultades prácticas, sin embargo las leyes domésticas promulgadas por la RPC -por lo menos en 1995- fallaron en implementar las disposiciones de la CDN en conformidad con los niveles internacionales.

Una revisión de las leyes domésticas citadas por la RPC en satisfacción de sus obligaciones bajo el Artículo 24, revelan disposiciones generales impresionantes y a menudo exculpatorias. Por ejemplo, el Decreto promulgado para Protección a Menores en la RPC establece que: “las actividades escolares deben ser conducentes para el crecimiento saludable de los menores; los riesgos a la seguridad personal de los menores deben ser evitados”(Artículo 17); y “ la Secretaría de Salud y las escuelas, deben proporcionar las condiciones necesarias para la protección de la salud de los menores, y deben tomar medidas para prevenir las enfermedades”(artículo 27). Asimismo, el Decreto de 1994 referente a la Protección Médica para las Madres e Infantes instruye al estado a “promover la salud de las Madres y sus Infantes”, proporcionándoles acceso a la atención médica a las madres y sus infantes en los distritos más pobres o alejados. (Artículo 2).278 Estas disposiciones proveen una guía muy somera para saber si alguna de estas medidas específicas son verdaderamente necesarias para implementar el derecho a la salud, ostentado en el Artículo 24 y en otras partes de la CDN.

La Ley Internacional reconoce las restricciones de recursos. Esta permite a los Estados mayor flexibilidad cuando se trata de evaluar sus progresos al implementar un panorama completo de los derechos sociales y económicos: tales como el derecho a la salud, reconocido en la CDN. Aún así, existen diversas medidas altamente efectivas, que pueden ser legalmente implementadas y las cuales requieren de pocos recursos. Por ejemplo un sistema educacional de salud puede ayudar a evitar la diseminación enfermedades, estimulando al mismo tiempo a mejorar la higiene; mientras que el costo de ésto sería comparativamente muy bajo.

Finalmente, la Ley Internacional prohibe a los Estados que ejerzan la discriminación en lo relativo al suministro de los recursos disponibles. Al grado que las regiones rurales del Tíbet reciben una partida económica del fondo estatal destinado a la salud de los niños proporcionalmente muy baja; de tal manera que en este sentido, la RPC puede ser que esté violando sus obligaciones estipuladas en el Artículo 2 de la CDN.




  1. Acceso a la Atención Médica

La RPC proclama que: ”el gobierno suministra atención médica gratuita para todos los Tibetanos.”279. Sin embargo, en la práctica encontramos dos factores principales que verdaderamente limitan el acceso a la atención médica a los niños tibetanos. La ausencia de instalaciones adecuadas de atención médica, particularmente en las áreas rurales; y el alto costo de la atención médica aún cuando las instalaciones médicas existan. Algunos médicos tibetanos a quienes entrevistamos, enfatizaron que la capacidad real con la que cuentan los niños para obtener atención médica de calidad en Tíbet, generalmente depende del estado social y económico de sus padres; del costo del tratamiento; y la ubicación geográfica de la familia (urbana o rural). Alguna evidencia sugiere que la atención médica subsidiada, únicamente es recibida por los niños tibetanos cuyos padres cuentan con el entorno “correcto” -una posición gubernamental o algunos contactos (conexiones) dentro del PCC-. Durante las entrevistas, tanto la situación geográfica como el costo del tratamiento, emergieron como los dos problemas principales que evitan que los niños Tibetanos tengan acceso a la atención médica.280
1. Disponibilidad y Calidad de Hospitales, Clínicas y Doctores.

En contraste con los residentes urbanos, los granjeros, aldeanos y nómadas generalmente viven en regiones que carecen de instalaciones médicas adecuadas.281 Dechen Tsomo, una enfermera en Dharamsala, basada en su experiencia con niños tibetanos refugiados recientes, nos relató cómo en las regiones rurales de Tíbet “nadie tiene acceso [a un hospital].282 En una emergencia, los nómadas o granjeros que viven en las áreas remotas de Tíbet, muchas veces están incapacitados para llegar a un hospital a tiempo para prevenir una fatalidad. Asimismo, varios expertos nos contaron cómo los tibetanos de las áreas rurales cuando “realmente están enfermos”, casi siempre mueren; en contraste con la disponibilidad de tratamientos efectivos en los centros urbanos.283 Por ejemplo, el Dr. Alo, un médico tibetano que ejercía la medicina en Lhasa, así como en las regiones de Kham y Amdo, estimaba que los tibetanos procedentes de las aldeas, generalmente deben caminar hasta cuarenta kilómetros para llegar a la clínica médica más cercana; y que aparte de las ciudades, la mayoría de las instalaciones médicas no tienen equipo médico moderno. Asimismo, cuando se trata de emergencias, lo más probable es que éstos enfermos hayan muerto antes de lograr arribar a una instalación médica adecuada.284

Muchos niños relataron las circunstancias en las cuales tanto ellos como parientes y amigos buscaron tratamiento hospitalario pero no pudieron obtenerlo; ya que los hospitales estaban demasiado distantes. Por ejemplo, una niña de Kham contó cómo el hospital más cercano estaba a un día completo de distancia en automóvil. En caso de una emergencia, hubiera sido muy difícil encontrar a alguien con un vehículo para manejar y llevarla hasta el hospital.285 Asimismo, un niño que fué atacado por los perros de la policía china,286 nos contó que su padre lo llevó en yak al hospital más cercano, el cual resultó ser una instalación china localizada a dos días de distancia. Un niño nómada de Kham también nos relató cómo a la edad de cinco años, sufrió de una enfermedad que le causaba fiebre y granos en todo su cuerpo”; probablemente sarampión. No recibió atención médica, ya que su familia no tenía los medios para llevarlo a la clínica de salud más cercana: un hospital chino localizado a cinco horas en automóvil. 287

Foto por Dan Hoard

Los niños de las áreas rurales en Tíbet, generalmente

carecen de acceso a instalaciones médicas

adecuadas.
Se reporta un mejor acceso a la atención médica en áreas urbanas. Los grandes hospitales en Lhasa están abiertos las veinticuatro horas del día , y se atiende a pacientes externos diariamente en horas laborales. De acuerdo con el Dr. Lo, el equipo tiende a estar en buenas condiciones, ya que en su mayor parte es de Japón y de Estados Unidos; sin embargo, los doctores no están capacitados”. Por información de otra fuente anónima, supimos que actualmente, en Europa y China se fabrica mucho equipo hospitalario. El Dr. Alo nos informó que el hospital más grande de Lhasa, se compone aproximadamente de 600 trabajadores y 100 doctores. Por contraste en toda la región de Amdo, estimó que existe un promedio de 221 doctores, de los cuales más de la mitad son tibetanos.288.

Un doctor de Amdo, quien huyó de Tíbet en 1998, reportó que en su región las instalaciones médicas de la mayoría de los distritos eran administradas por oficiales chinos. “Estos oficiales”-dijo-, instituyeron reglamentos para prevenir que los médicos tibetanos suministraran tratamientos a sus pacientes sin la autorización de los supervisores chinos. En respuesta a lo que este médico percibió como una carencia abismal de atención médica para los tibetanos de las áreas rurales, este médico estableció una clínica privada en su aldea; la cual de otra manera, carecería de una clínica de salud. Mientras estuvo en Tíbet, él manejó su práctica médica privada; suministrando atención médica gratuita a todos los pacientes que no podían cubrir sus honorarios.289




  1. Costo de la Atención Médica

Esto enfatiza la segunda barrera más grande que evita a muchos niños tibetanos a recibir tratamiento médico: El altísimo costo del tratamiento y generalmente prohibitivo. Muchos niños y trabajadores de salud reportaron que los grandes hospitales tasan excesivos “depósitos de seguridad”, sin los cuales se rehusan a dar tratamiento a los pacientes. Esos grandes hospitales generalmente requieren un depósito de seguridad de 1,000 yuan($) para admitir a los pacientes. El monto del depósito puede variar dependiendo de la ubicación del hospital (urbano o rural). También dependerá de que el paciente tenga o no contactos (conexiones) con el gobierno chino.290 De acuerdo con un viejo asistente médico, de una clínica china de salud en Tíbet central, los depósitos de seguridad varían entre 1,000 yuan($) a nivel rural , a 2,000 yuan($) en los grandes hospitales chinos. En la práctica, indicó, los hospitales chinos generalmente no solicitan depósitos de seguridad a los pacientes chinos, ni tampoco para los tibetanos quienes trabajen para el gobierno chino.291 Otra fuente anónima nos dijo que la cuota común de admisión en un hospital den Lhasa es actualmente de 3,000 yuan($).

Muchos niños reportaron que sus familias no podían pagar la atención médica hospitalaria. Por ejemplo, un niño contó que su familia tuvo que vender todas sus posesiones para pagar la estancia de su mamá en el hospital durante cuatro meses. Sin embargo, ella murió a pesar de su tratamiento.292 Otro niño dijo que cuando su mamá estaba muy enferma, su papá no podía pagar el tratamiento médico. Entonces mi papá sirvió durante un año como portero en un hospital chino de Lhasa.293 Los abogados para Tíbet le preguntaron a una niña de la región de Kham de doce años, quien dijo que sufría de problemas en los ojos y en el corazón”, si sus padres alguna vez la llevaron a una clínica para su tratamiento. “No”, respondió; “ya que los hospitales en China solicitan mucho dinero. Piden 10,000 yuan($) como depósito de seguridad”294 Mientras que 10,000 yuan($) parece irreal – una cifra entre 1,000($) y 3,000 yuan)$) estaría más acorde con lo expresado en la mayoría de nuestras entrevistas –. Su respuesta resume la percepción de muchos niños tibetanos en relación con los hospitales y clínicas Chinas; los cuales cobran más de lo que sus familias pueden pagar.

Los niños también reportaron el alto costo de los tratamientos. Por ejemplo, un niño nómada de Kham estimó que el pago por una sola inyección era de 150 yuan($). Una vez cuando se lastimó la rodilla, recordó cómo una clínica china cercana a su casa, cobró muy caro por darle unas puntadas; pago que hizo su tío. Poco después, su rodilla se infectó y tuvo que viajar a un gran hospital chino en Lhasa, donde le cobraron 200 yuan($) por un tratamiento intravenoso de dos horas. La siguiente vez que requirió de atención médica, debido a una incisión relacionada con el congelamiento de su pie – él se dió sus propias puntadas; ya que no tenía para pagar el costo del hospital.295” Otra niña de Kham, quien creía que tenía un “problema de ictericia“ reportó que su tratamiento le costó 450 yuan($). Describiendo el hospital, dijo que “[s]i no das dinero, ellos no te atenderán .296

Así como en la educación, el acceso a la atención médica para los niños tibetanos puede depender algunas veces del themto Esto significa que los niños nacidos fuera de la cuota de planeación familiar impuesta a las familias tibetanas, no reciben themto (o deben obtenerlo con soborno, lo cual dichas familias no siempre pueden pagar). En algunas regiones de Tíbet, sin el themto, los niños deben pagar cuotas más altas por su tratamiento.297 Sin un pase de themto, dijo una niña de Lhasa de catorce años, ella no podía recibir casa, ni raciones alimenticias.298 Un tibetano de veinticuatro años de edad, anteriormente asistente de un médico chino quien se exilió en 1997, nos contó que las clínicas a nivel de aldeas no siempre requieren del pase de themto. Sin embargo, tanto en las ciudades como en los municipios, sin el pase de themto un paciente puede pagar más del doble del costo.299.

El mal uso de fondos extranjeros y estatales también puede ser un factor que contribuye al alto costo de la atención médica para los niños tibetanos. El Dr. Alo, declaró cómo la corrupción se ha diseminado y afectado sobremanera a los fondos gubernamentales y extranjeros. Indica el Dr. Alo que el Gobierno Chino, afirma que gasta
cientos de miles de yuan chinos($) se destinan cada año

para el bienestar y desarrollo del pueblo tibetano en Lhasa.

Pero, en realidad …. todo el dinero se gasta en

los salarios, en las familias, casas y beneficios

para los oficiales chinos o del personal tibetano

que trabaja para éstos (oficiales chinos) en Lhasa.

[Esto mismo se aplica a los donativos de las agencias

extranjeras]. 300
Algunos reportes anteriores también sugieren esta clase de mal uso, o distribución inadecuada de los fondos del gobierno central.301
3. Acceso la Medicina Tradicional Tibetana

En vista de estos obstáculos, parece ser que muchos tibetanos, particularmente en las áreas rurales, deciden acudir a los médicos tradicionales tibetanos, como una alternativa a las clínicas y hospitales administrados en su gran mayoría por los chinos. En general, los niños parecen preferir los tratamientos de los médicos tibetanos, quienes dicen “son más amables y atentos”. Muchos niños también expresaron que la medicina Tibetana ha curado sus enfermedades cuando ha fracasado la medicina alópata occidental practicada por los médicos chinos. Estos relatos sugieren que los médicos tibetanos son generalmente más accesibles que los médicos chinos, y están dispuestos a solicitar pagos más modestos (o ninguno para niños muy pobres). Por ejemplo, un niño de Tíbet Central se rompió el brazo y tuvo que ser enyesado. Pero en vez de viajar dos horas en auto al hospital chino más cercano, el cual dijo que de cualquier manera no podía pagar, hizo que un tibetano de su aldea le colocara el hueso en su lugar y le pusiera una férula, sin costo alguno.302

Una niña de Kahm nos contó que debido al costo de los hospitales y los medicamentos chinos, muchos Tibetanos de su aldea visitaban yerberos”.303 Otro niño comentó que hay un médico Tibetano a solo media hora de su casa, y que el hospital chino más cercano se encontraba a un día completo de distancia .304 Un niño granjero de catorce años de edad de Ngaria también reportó que él generalmente asistía a un doctor tibetano, por razones similares; y a que el hospital chino se ubicaba a dos horas y media en autobús y el doctor se rehusaba a tratar a pacientes que no pudiesen cubrir sus honorarios. En contraste, el médico tibetano vivía sólamente a media hora de distancia de su casa.305

De acuerdo con la CIJ, después del apaciguamiento de la Revolución Cultural, la medicina tradicional tibetana disfrutó de un resurgimiento general.306. De hecho, en la actualidad parece recibir bastante apoyo de parte del gobierno chino. Esto, como en el caso del incentivo que destina la RPC para fondos locales a las escuelas primarias en el Tíbet rural; ya que la medicina tradicional tibetana ahorra dinero al gobierno central. Un asistente de medicina tradicional tibetana, quien se exilió en 1997, confirmó que actualmente existen más médicos tradicionales tibetanos en comparación con quince años atrás.307 En 1997, aproximadamente 1,200 practicantes de Medicina Tradicional Tibetana trataron pacientes en la RAT. Muchos otros atendían en las regiones de Amdo y Kham.308 Nuestras entrevistas sugieren que a la fecha, la medicina Tibetana sirve como una de las pocas alternativas a las distantes y costosas instalaciones médicas Chinas.– y la única ampliamente accesible –




  1. Disponibilidad de Vacunación

De acuerdo con el “papel blanco” de 1992 de la RPC, Tíbet –Su Situación de Propiedad y Derechos Humanos, “un programa planeado de inmunización ha sido ampliamente implementado en Tíbet desde 1986. Más del 85 por ciento de los niños han sido vacunados”309 Sin embargo, tal como expresó el Dr. Alo, “en realidad, [los trabajadores de salud ] no inmunizan a los niños de las aldeas; ya que no desean viajar tan lejos”310 Las estadísticas de UNICEF muestran que el porcentaje de niños completamente inmunizados en China contra muchas enfermedades se aproxima al cien por ciento.311 Sin embargo, nuestra investigación sugiere que esta cifra no refleja con exactitud la realidad de Tíbet; particularmente en las regiones rurales. Un médico que practicaba en Amdo antes de su llegada al exilio en 1993, nos contó que él vacunaba a los niños en su hospital, y que contaba con una área dedicada a inmunizar a los niños. Sin embargo, en las aldeas remotas, reportó que pocos niños eran vacunados; una situación que tanto él como el Dr. Alo, atribuyen a la aversión general que tienen los trabajadores de salud a dar servicio en dichas regiones.312 En nuestras entrevistas, varios niños tibetanos de áreas urbanas (específicamente de Lhasa) recordaron haber sido vacunados cuando pequeños; pero aquellos provenientes de las regiones rurales alejadas de un hospital o clínica china generalmente no habían sido inoculados.. A pesar de algunos esfuerzos para remediar este problema en la década pasada,313, la situación parece mejorar lentamente, si es que así sucede.

Las observaciones de muchos doctores y asistentes de salud, quienes trataron a niños refugiados tibetanos de forma regular, confirmaron este patrón general. El Dr. Tsetan Dorji Sadustshang, Jefe Médico Oficial del Hospital Tibetano Delek en Dharamsala, dijo que las vacunaciones son raras -si no es que inexistentes- en las áreas rurales de Tíbet.314. Dechen Tsomo, una enfermera de la Aldea de Niños Tibetanos en Dharamsala, reportó asimismo, que la mayoría de los niños refugiados no llegaban con la marca “TB” que indica el standard “BCG. Esta inoculación reduce las posibilidades de que un infante contraiga tuberculosis.315 Kelsang Phuntsok, Oficial del Proyecto de Salud y Educación del gobierno tibetano en el exilio (GTEE), notó que, debido a la aparente falta de vacunación en la mayoría de las regiones de Tíbet, el GTEE inmuniza a todos los niños refugiados recién llegados, con las “seis inoculaciones comúnes” establecidas por la Organización Mundial de la Salud; las cuales incluyen, polio, tuberculosis, tétano y sarampión.316

Puede ser que el gobierno chino esté buscando remediar este problema. Un tibetano, quien fungió anteriormente como asistente de salud en una instalación médica china (1994 a 1997), comentó haber participado en un amplio programa de inmunización en las áreas rurales de Tíbet. Cada año, dijo, él y otros asistentes de salud viajan a aldeas remotas visitando casa por casa, vacunando a los infantes contra las seis enfermedades más comunes, incluyendo TB, tos ferina y polio. Los adultos recibían vacunación solamente en caso de mostrar signos de desarrollo de alguna enfermedad. Aún, si éstos habían recibido tales vacunas siendo infantes, pocos niños rurales parecían haberse percatado de ello (y, como se ha hecho notar, pocos niños refugiados actualmente muestran signos de haber sido vacunados siendo infantes). En sí, solamente un tibetano del área rural, a quien entrevistamos, recordó haber recibido vacunación por parte de los trabajadores de salud del gobierno. Un niño de una región remota de Khan dijo que no fué sino hasta la edad de diez años cuando recibió vacunas cada año; mismas que fueron administradas por oficiales chinos quienes viajaban a su aldea con este fín.317 Estas excepciones sugieren que el problema para los niños Tibetanos en las áreas rurales, puede estar basado no tanto en una política estatal sino más bien en el deseo que tengan los trabajadores de la salud para llevar a cabo los programas de vacunación en las regiones remotas de Tíbet.

Además de los programas de vacunación patrocinados por el Estado, algunos niños tibetanos pueden recibir inoculaciones por parte de los médicos locales, quienes asumen esta responsabilidad por sí mismos. Por ejemplo, un niño de Ngari de catorce años, reportó que recibió una vacuna de un doctor tibetano de su aldea, quien reunió a los niños para administrárselas. Una niña de una pequeña aldea en Kham, reportó haber recibido una vacuna, al costo de 5 yuan($), para "problemas del pulmón y pequeñas enfermedades eruptivas”318. No es claro cómo muchos doctores locales tibetanos y trabajadores de salud asumen esta responsabilidad; aunque a este respecto, el Dr. Alo comentó que “[a]lgunas de las aldeas cuentan con trabajadores de salud tibetanos; quienes realmente lo hacen (las inoculaciones ] muy bien.”319




  1. Disponibilidad y Acceso a Medicamentos

El acceso que tienen los niños Tibetanos a los medicamentos parece depender de factores similares a aquellos que generalmente afectan el acceso a la atención médica. Aquí también, “los contactos (conexiones)” pueden jugar un papel principal. Los medicamentos en Tíbet tienden a ser suministrados a través de hospitales, generalmente a un costo considerablemente alto. Los tibetanos pobres y quienes viven en las regiones rurales difícilmente pueden obtener dichos medicamentos. El Dr. Alo reportó asimismo, que a menos que los padres de los niños trabajasen para alguna oficina gubernamental china o tuviesen otro tipo de contactos con los oficiales chinos, éstos (los niños) deben pagar el precio total de los medicamentos.320. De la misma manera, de acuerdo a la experiencia de otro médico que trabajaba en Tíbet, la “gente común” tenía que pagar por las medicina; mientras que los individuos quienes trabajaban en, o tenían contactos con oficinas chinas, recibían medicinas a un costo menor o gratuitas.321 Éstas son generalmente de costo elevado. Por ejemplo, un antiguo asistente de salud, quien llegó al exilio en 1997, estimó que en ese tiempo el tratamiento para TB (tuberculosis) costaría entre 1,000($) y 2,000 yuan($). Con el fín de pensarse un juicio a este respecto, éste nos hizo notar que el saldo promedio anual de un trabajador de la construcción es de cerca de 3,000 yuan($).322 Otra fuente anónima estimó que el costo total de la medicina para el tratamiento de TB de un paciente externo era de aproximadamente 800($) a 1,000 yuan($).

Otro doctor tibetano (quien solicitó el anonimato) -“Dr. Norbu”- dijo que los médicos tibetanos –parecíase que aludía a aquellos quienes trabajan independientemente a los hospitales chinos, no podían obtener medicinas directamente de las compañías farmacéuticas. De acuerdo con el Dr. Norbu éstas suministran medicinas solamente a los trabajadores del gobierno Chino y a “oficiales con contactos chinos”. Por lo tanto, para las personas de las áreas rurales, el acceso que tienen a las medicinas institucionalizadas es generalmente muy pobre. “Las únicas medicinas que pueden obtener”, dijo el Dr. Norbu, generalmente caducan cada 4 ó 5 años; por lo tanto no son adecuadas para los pacientes.” Igualmente, Choegyal, un empleado del GTEE en el Centro de Recepción de los Refugiados en Dharamsala, nos dijo que muchos refugiados recientes reportaron que en ocasiones los doctores chinos suministran a sus pacientes Tibetanos medicinas que han caducado.323 Así que, de acuerdo con el Dr. Norbu, el resultado de esta práctica es que muchos niños tibetanos -aún si han sido diagnosticados adecuadamente- no cuentan con la capacidad para obtener medicamentos seguros y efectivos necesarios para un tratamiento correcto a largo plazo.324 Basados en otras investigaciones, una fuente de información nos hizo notar que algunas medicinas “caducas” permanecen efectivas entre cinco y diez años después de su expiración oficial. A veces organizaciones extranjeras donan medicinas “caducas” cuando pueden ser útiles, especialmente cuando no hay otra alternativa.325

De nuevo, los doctores tibetanos reportaron compensar la carencia de medicinas modernas suministrando medicina tibetana como alternativa (generalmente a bajo costo, o gratuita a pacientes muy pobres).326 Sin embargo, otra fuente anónima hizo notar, cómo en las regiones rurales los doctores tibetanos enfrentaban con mayor frecuencia una escasez de plantas medicinales necesarias para la elaboración de los medicamentos tibetanos. El Dr. Sadutshang comentó acerca de la eficacia de la medicina tibetana, cómo la medicina moderna tienden a ser más eficaz en el tratamiento de enfermedades infecciosas; mientras que la medicina tibetana es específicamente efectiva en el caso de desórdenes crónicos o degenerativos.327 Un antiguo asistente médico tibetano dijo que sus tratamientos con “medicinas a base de hierbas” eran muy efectivas contra ciertos problemas estomacales. Sin embargo, en lo que respecta a enfermedades más graves, éste envíaba a sus pacientes a hospitales chinos con instalaciones adecuadas. Pero también enfatizó que en la mayoría de los casos estos hospitales se encontraban muy alejados de las áreas rurales; lo cual muchas veces no podía prevenir daños serios permanentes o fatales en alguna situación de emergencia.328.





  1. Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad