La segunda razón para explicar la diversidad: tres objetos de estudio diferentes



Descargar 41.34 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión24.02.2018
Tamaño41.34 Kb.
  1   2

LA SEGUNDA RAZÓN PARA EXPLICAR LA DIVERSIDAD: TRES OBJETOS DE ESTUDIO DIFERENTES.
Una segunda razón, quizá más poderosa que la primera, que explica la diversidad, se refiere a la idea acerca de lo que debería estudiar la Psicología: algunos psicólogos piensan que el objeto de estudio debe ser la conciencia, otros el inconsciente y otros más la conducta. Se inicia revisando ideas generales sobre el estudio de la conciencia y tipos de psicología que intentan estudiarla, para posteriormente exponer lo mismo sobre el inconsciente y la conducta.
Psicologías que se proponen como objeto de estudio la conciencia
La Psicología de mayor antigüedad es la Psicología de la Consciencia o estudio introspectivo de la mente humana normal y adulta. Esta Psicología fue una prolongación directa de la Psicología filosófica tradicional, a la que doto de mayor rigor con la introducción del uso del método experimental.

Aun cuando la Psicología como disciplina ya estaba en marcha en la segunda mitad del siglo XIX, la fundación de instituciones y organizaciones por Wilhem Wundt permitió que la Psicología emergiera como disciplina científica, con métodos, programas e instituciones propias.

El tipo de Psicología que fundó Wundt fue una especie de síntesis entre la filosofía y la fisiología. Llevo los métodos empíricos de la fisiología a la filosofía y al hacerlo creó la ciencia híbrida de la Psicología experimental.

La Psicología de Wundt fue definida por él como la ciencia de la experiencia inmediata. Por experiencia Wundt entendía fenómenos como sensaciones, percepciones, sentimientos y emociones. Estas experiencias (sensaciones, por ejemplo) “aparecen” directamente en la consciencia y es esta totalidad la que debe estudiar la Psicología. Ya que el sujeto puede tener acceso directo a estas experiencias podemos estudiarlas si le pedimos al sujeto que las describa. A esta forma de estudiar la experiencia directa se le conoce como MÉTODO INTROSPECTIVO que significa mirar al interior de uno mismo y analizar las experiencias personales. Sin embargo, para ser eficiente en el estudio de la mente, debía combinarse con el MÉTODO EXPERIMENTAL.

De esta forma, Wundt estudia un aspecto de la consciencia a la que las personas tienen acceso directo, tales como las sensaciones. Para estudiar esto, se requiere el uso combinado de la introspección y el método experimental. Este último complementa y perfecciona la introspección, suministrando resultados cuantitativos.

Así, los aportes de la Psicología fundada por Wundt fueron:



  • La unión de la Fisiología con la Filosofía para crear la Psicología de la conciencia.

  • Proponer el estudio de la mente como objeto de estudio de la Psicología, en particular la consciencia y de ella los aspectos que pertenecían a la experiencia directa a los que tenía acceso el sujeto y que podían ser estudiados en el laboratorio.

  • El uso de la introspección combinada con el método experimental para estudiar el primer aspecto de la consciencia.

Y en general, el estudio analítico que hacia Wundt (intentaba analizar las partes contenidas en la experiencia directa), descansaba sobre los siguientes supuestos:

  • Todos los elementos de la consciencia derivan de la sensación.

  • Todos los contenidos del pensamiento eran imágenes de alguna clase (reflejos del mundo externo).

  • Percepción y pensamiento son un mismo proceso en diferentes momentos.

Con Wilhem Wundt en la Universidad de Leipzig, estudio David G. Berlanga Guerrero un mexicano nacido en Coahuila. David Berlanga escribió diversos artículos, en México, tratando de difundir la obra de Wundt, uno de ellos fue “Herencia y sugestión” que se publicó en 1912. Berlanga, fue funcionario de diversas instituciones educativas con Madero y Carranza. Fue fusilado por las fuerzas villistas en el Distrito Federal en 1914.

El estructuralismo: Edward Bradford Titchener fue un inglés que importó la Psicología alemana de Wundt a América. Desempeño, por ello, un importante papel en la fundación de la Psicología Norteamericana. Titchener se dirigió a la Universidad de Cornell para trabajar como profesor y difundir las ideas de Wilhem Wundt. Sin embargo, ya en Norteamérica construyó una Psicología un tanto diferente, aunque respetando lo esencial de la propuesta de Wundt.

En Norteamérica Titchener desarrolló su trabajo con base en la idea de que la Psicología debería estudiar la mente. Particularmente suponía que la mente estaba constituida por sensaciones o imágenes de sensaciones, y nada más que eso. Pensaba, por ello, que la Psicología tenía, por lo menos, tres tareas:

1) La primera tarea de la Psicología debería consistir en descubrir los elementos básicos de la sensación, a los que cabe reducir todos los procesos complejos.

Los elementos fueron definidos por Titchener, como las sensaciones más simples que se encuentran en la experiencia. Para descubrirlos se debía usar el método experimental y cuando esa experiencia no podía ser dividida en más partes se declaraba que esta experiencia era la más simple o elemental.

Se conocería con el nombre de ESTRUCTURALISMO a este programa de la Psicología que trata de encontrar los elementos de la conciencia (saber como se estructura la mente, desde sus elementos más sencillos).

La observación directa de la mente o la experiencia es el método fundamental del estructuralismo. De manera semejante a Wundt, Titchener también propone el uso de la introspección. En un experimento introspectivo el observador tiene la oportunidad de escudriñar su propia experiencia en condiciones estrictamente controladas, de tal modo que pueda repetirse, aislarse y variarse. El observador recibe instrucciones siempre iguales encaminadas a prepararlo para que reciba el estímulo, se le pide que lo observe cuidadosamente y que relate su experiencia con sumo detalle.



  1. La segunda tarea de la Psicología, consistía, según Titchener, en determinar cómo las sensaciones elementales se conectaban entre sí (o se asocian) para formar ideas, percepciones o imágenes complejas.

  2. La tercera tarea de la Psicología de Titchener, consistía en explicar el funcionamiento de la mente, esta explicación no podía conseguirse sólo con el uso de la introspección, debía buscarse en la fisiología que explicaría por que los elementos sensoriales se producen y llegan a conectarse.

El estructuralismo de Titchener era empirista, ya que su trabajo partía del supuesto de que lo que existía en la mente era producto de las sensaciones. De esta manera su meta consistía en analizar esos contenidos en sus elementos más simples a fin de encontrar la estructura de la consciencia. Esta descripción debería mostrar cómo los elementos de la sensación se asocian para formar ideas complejas. En este sentido Titchener era atomista, puesto que admitía que la experiencia podía ser dividida en elementos diferenciados y enumerables. Pero también asociacionista ya que daba por supuesto que dichos elementos se asociaban para formar las percepciones, las imágenes y demás procesos complejos.

Podemos imaginar a este tipo de Psicología como una suerte de Química mental, centrada fundamentalmente en el descubrimiento de los elementos puros de la sensación, y en las asociaciones que forman los procesos complejos de la actividad mental.

Los trabajos de hermman Ebbinghause: tomo la idea de la medición mental y su trabajo es el primer intento serio por aplicar el método experimental exacto al estudio de los “procesos mentales superiores” (aprendizaje, memoria, pensamiento, etc.). Tales fenómenos habían sido considerados como demasiado subjetivos, pasajeros, inclusive como demasiado personales, para que pudieran someterse a un tratamiento exacto y cuantitativo. Ebbinghause mostró de manera concluyente que los productos de la memoria son tan sometibles a la experimentación y medición como cualquier otro de los hechos naturales con que la ciencia trata.

Él ideó varios métodos para medir la memoria, que pueden emplearse con diferentes clases de material. Además introdujo una nueva clase de invención para probar la memoria: las sílabas sin sentido que pretenden igualar en la medida de lo posible los antecedentes de los diversos aprendices, de manera que cada uno pudiera empezar con un “pizarrón de memoria” limpio.

Encontró que sólo se puede incluir, en la memoria, de cinco a diez unidades de información simultáneamente. Esto se puede demostrar si se lee el primer renglón de letras de la lista que aparece abajo una sola vez. Después se cierran los ojos y se trata de recordarlas en el orden correcto antes de pasar al siguiente renglón. Se sigue el mismo procedimiento con los renglones restantes, nótese la dificultad creciente para recordar el orden correcto a medida que se incrementa la cantidad de información.


  1. C X W

  2. M N K T Y

  3. R P J H B Z S

  4. G B M P V Q F J D

  5. E C Q W J P B R H K A

Ebbinghause imprimió a la Psicología una orientación muy fructífera. A partir de él, el método no sólo fue la introspección acerca de lo que uno siente, sino también la habilidad en el cumplimiento de una tarea. Sus métodos ejercieron mucho más efecto sobre la Psicología experimental que el camino introspectivo seguido por Wundt.

Psicología de la Gestalt: otros investigadores se enfrentaron a las formas y contenidos de los trabajos de Wundt y Titchener: Un grupo de psicólogos emprendieron diversos trabajos cuya característica principal no era descomponer las sensaciones en sus partes elementales. Ellos decían que descomponer las sensaciones en sus partes, no sólo era artificial, sino que carece de sentido y es científicamente estéril, ya que no revela nada en absoluto sobre la mente.

Por el contrario, estos psicólogos propusieron que el estudio de los procesos mentales, en especial la percepción, debía realizarse considerando a éstos como una totalidad o Gestalten. Ellos se sirvieron de la idea de campo de la Física para asegurar que cuando recibimos un estímulo o varios, el cerebro los organiza en totalidades perceptuales a través de leyes intrínsecas propias. Leyes que se encuentran en la constitución del sujeto.

Este tipo de Psicología es conocido como la “Psicología de la GESTALT”, esta última es una palabra que no tiene un equivalente exacto en español, pero que puede entenderse como “conjunto”, “patrón” o “totalidad”. La Gestalt supone que los fenómenos psicológicos deben estudiarse como un todo. Rechaza la manera como trabajan los asociacionistas experimentales, que estudian la relación entre estímulo y respuesta aislada del campo total de acción del sujeto. Esto mismo hacen los estructuralistas que al reducir el fenómeno total a sus partes elementales, aíslan el fenómeno psicológico. La Gestalt supone que cuando la persona recibe un estímulo, éste no sólo afecta una determinada área, impacta la totalidad del campo, ya que el organismo reacciona, siempre como un todo.

El problema de la totalidad fue investigado por los gestaltistas en los estudios sobre la percepción, el pensamiento y la resolución de problemas.

Por ejemplo, los gestaltistas pensaban que el cerebro no sólo produce una experiencia sensorial organizada sino que, además, lo hace en forma regular y predecible de acuerdo a ciertas leyes.

Los gestaltistas afirmaban que el mundo es un inmenso conjunto de estímulos desordenados que llegan masivamente a nuestros sentidos. Los seres humanos organizamos estos estímulos y de esta manera organizamos el mundo, le damos significado al interpretarlo; es decir, lo construimos.

Un principio de interpretación de la información consiste en que no podemos ver el mundo de otra manera que a través de figuras y fondo contra el cual aparecen. Así, por ejemplo, un reloj destaca, como figura, contra la pared de ladrillos de un cuarto.

La distinción entre figura y fondo esta en nuestra constitución humana es por decirlo así “innato” a nosotros y se aplica a todos los sentidos, no sólo a la visión.

La Psicología de la conciencia se desarrolló en los últimos años del siglo XIX y los primeros treinta del siglo XX (1870 – 1930). Perdió su influencia debido a varios factores, entre los más importantes se encuentra la aparición del PSICOANÁLISIS en Europa.

Por otro lado, Titchener y los psicólogos de la Gestalt se trasladaron a los Estados Unidos. Ninguna de estas psicologías tuvo influencia decisiva en Norteamérica, que se convirtió en el centro de la Psicología durante el siglo XX.

Sin embargo, fue grande su legado. Gracias a esta Psicología se abrió el estudio de los procesos psicológicos básicos (sensación, percepción, memoria, aprendizaje, motivación, emoción, pensamiento y lenguaje). Además se incorporó el uso del método experimental y la introspección como formas de trabajo en la Psicología. Estas son características que tiene la Psicología moderna.


La psicología cognitiva.
Además, de forma aislada pero consistente, desde los años treintas se inicio el desarrolló de otro tipo de Psicología que se propone estudiar otra parte de la conciencia: los procesos mentales que nos permiten obtener el conocimiento. Es conocida como la Psicología Cognoscitiva. Este tipo tiene varias formas: una de ellas concentro sus investigaciones en el desarrollo infantil en las primeras décadas del siglo XX. Otro tipo por los años cincuentas estudio la manera en que se procesa y almacena la información y un tercero volvió a estudiar los procesos mentales.

En la década de los sesentas del siglo pasado, se incremento el interés por la Psicología Cognitiva, una Psicología dispuesta a realizar experimentación con los procesos mentales que no se pueden observar y que este tipo de Psicología supone necesarios para explicar la conducta. Las características de la Psicología Cognitiva son las siguientes:



  • Se enfoca a estudiar procesos y estructuras mentales (pensamientos, memoria, emoción, esquemas de conocimientos, etc.)

  • Combina el método experimental con la introspección.

  • Intenta llevar el conocimiento que obtiene a situaciones prácticas.

  • Algunas formas de este tipo de Psicología son empiristas y otros son constructivistas.

Algunas formas en que se divide se exponen a continuación:

1) la Psicología de Jean Piaget. Él fue uno de los psicólogos europeos más destacados del siglo XX. Inició sus trabajos en Biología, pero también obtuvo experiencia del Psicoanálisis con algunos de los discípulos de Freud. Además, trabajo aplicando test de inteligencia a niños franceses.

Con estos antecedentes formuló una Psicología Cognitiva que parte básicamente de preguntarse: ¿Qué es el conocimiento, y cómo es el hombre para poder tener conocimientos?

Piaget creyó que sería posible encontrar la respuesta a preguntas como estas estudiando la manera como se desarrolla el conocimiento en los niños a medida que éstos crecen, mediante el estudio de sus reacciones a situaciones problemáticas, usando el método experimental seguido de interrogatorios profundos, utilizando el método introspectivo. Al estudio de los orígenes del conocimiento en el desarrollo del niño, Piaget lo llamo Epistemología genética.

Su orientación biológica y constructivista se pone de relieve cuando dice que el conocimiento es posible porque existen ESTRUCTURAS DE CONOCIMIENTO HEREDADAS que nos permiten conocer y adaptarnos al ambiente. Pero que es necesaria la experiencia para poder construir el conocimiento. Así la síntesis del las estructuras innatas y las experiencias hacen posible la construcción del conocimiento.

Esta posición es de influencia Kantiana, ya que como el filósofo alemán cree en la existencia de condiciones antes de la experiencia que posibilitan nuestro conocimiento. Sin estas condiciones no podríamos conocer la realidad.

La epistemología genética se interesa por el conocimiento humano, no por la conducta humana, ni sus problemas. La teoría de Piaget pretende comprender cuáles son las estructuras mentales que guían la adaptación inteligente del niño a su ambiente y que configuran el conocimiento infantil del mundo. Piaget es constructivista, mentalista y cree en la existencia de procesos centrales que determinan nuestro comportamiento.

2.- El segundo tipo de estudios cognitivos obtuvieron importancia gracias al advenimiento de la computadora (que en sí mismas representaban una conducta de resolución de problemas) y al auge de la teoría de la información (que suministró una base objetiva para establecer los elementos que componen el lenguaje o los conceptos). Todo esto se debió a que la actividad de la computadora es en sí misma bastante afín a los procesos cognitivos. La computadora recoge información, manipula símbolos, almacena información en su memoria y luego la recupera, clasifica los datos de entrada, reconoce pautas, y así sucesivamente.

Al conjunto de estudios que parten de la idea de comparar la computadora con la mente humana se le conoce como la Psicología del Procesamiento Humano de Información y su idea central fue formulada por E.C. Tolman en un trabajo titulado “Mapas cognitivos en ratas y hombres”. En él afirmaba que los estímulos no controlan directamente la conducta, sino que, en vez de ellos, son procesados dentro del organismo, por una sala de control que es la que gobierna la conducta.

En la Segunda Guerra Mundial, los ingenieros construyeron dispositivos eléctricos para detectar objetivos, rastrearlos y guiar misiles de vuelta a la base. Las computadoras desarrolladas también en esta guerra, pudieron incluso proporcionar conductas intencionales e inteligentes, mucho más complejas.

En torno a las computadoras se desarrolló una disciplina llamada cibernética, o estudio de tales sistemas de control de retroalimentación.

A partir del desarrollo de estas máquinas, los psicólogos empezaron a trazar paralelismos generales entre las máquinas y los seres humanos.

Las computadoras u ordenadores digitales, reciben información del ambiente (input), procesan y almacenan esta información, y después la usan para producir respuestas (output) programadas y dirigidas a un objetivo. Los seres humanos pueden, también, ser considerados de esta manera. Reciben información a través de los sentidos, ésta es procesada, programada y dirigida a un objetivo. El ordenador o computadora es un mecanismo hasta cierto punto inteligente, por ello resultó atractiva la idea de aplicarla para comprender al ser humano.

George Miller, Eugene Galanter y Karl Pribram, en 1960 publican “Planes y estructuras de la conducta” y en esta obra mostraron que el modelo cibernético de información – retroalimentación puede ser aplicado a la conducta humana para comprenderla.

Aunque el enfoque del Procesamiento Humano de Información se inició con un análisis de la intención y la solución de problemas, su aplicación más difundida ha sido al problema del aprendizaje y al estudio de la memoria humana, la atención y la resolución de problemas. Con ello, ha surgido una Psicología Cognitiva compleja y sumamente técnica, organizada toda ella en torno a la idea de que las personas son dispositivos de procesamiento de información similares a las computadoras.

Este tipo de Psicología Cognitiva es asociacionista de tradición empirista.

3) Un tercer tipo de Psicología Cognitiva, es la Psicología Mentalista. Los psicólogos de este campo, sumamente difuso, han resucitado algunas teorías e investigaciones de la Psicología de la Consciencia.

Sus investigaciones pretenden continuar (con métodos y conocimientos nuevos) los trabajos de la psicología de la Gestalt, sobre pensamiento, memoria y percepción.

Algunos otros psicólogos tienen la idea de que lo que debe estudiar la Psicología es el inconsciente y no la conciencia. Así, tratando de estudiar el inconsciente se van a desarrollar varias teorías y métodos de trabajo muy diferentes a los expuestos anteriormente. En la psicología se va ha ampliar la diversidad.
Psicoanálisis
Sigmund Freud, junto con Charles Darwin y Karl Marx, es uno de los padres fundadores del pensamiento occidental del siglo XX. Freud trató de hacernos entender nuestra naturaleza inconsciente y más oscura, para que pudiéramos someterla a la razón.

Sin embargo, a pesar de la influencia de los trabajos de Freud sobre la cultura occidental, las relaciones entre el Psicoanálisis y la Psicología Académica (la Psicología Académica es aquella que se enseña en las diferentes Universidades y mantiene una amplia estructura organizativa que incluye publicaciones periódicas y asociaciones profesionales) han sido de constante enfrentamiento. A pesar de ello, ningún psicólogo puede ignorar el Psicoanálisis, y sus conceptos son utilizados aún por aquellos que los creen erróneos.

La Psicología Académica se ha mostrado crítica e incluso hostil contra el Psicoanálisis, mientras que éste generalmente se ha mantenido al margen de ella en general y en particular de la Psicología Experimental.

Es difícil exponer en unas cuantas líneas el esquema general del Psicoanálisis, por esta razón sólo se presentan aquellas ideas de Freud que nos permitan ubicarlo dentro de las características actuales de la Psicología moderna.

En la propia época y país de Freud, la principal fuente de desacuerdo consistió en el reconocimiento del inconsciente. La creencia en los procesos mentales inconscientes constituye la parte más importante del Psicoanálisis, pero para Wundt y otros psicólogos mentalistas, como ya lo mencionamos, la Psicología debía ser el estudio de la consciencia. Además, no se puede analizar el inconsciente con el método que proponía la Psicología de la consciencia: el método experimental en combinación con la introspección.

Aún cuando el Psicoanálisis, en general, fue rechazado en Norteamérica, encontró apoyos en la Psiquiatría y en la Psicología Clínica, así como sostén y aceptación en numerosos representantes de las ciencias humanas y muchos intelectuales.

En el surgimiento del Psicoanálisis influyeron los trabajos que se desarrollaron en Francia, en este país la Psicología experimental no encontró condiciones propicias para su desarrollo. La causa de esta situación es múltiple, pero se puede citar la influencia que ejercieron ciertas corrientes filosóficas y la neuropatología mental, campo en el que los trabajos en Francia se habían desarrollado más que en otros países.

Aquí la investigación se orientó en dirección de los trastornos mentales, es decir de la psicopatología.

Un filósofo fue decisivo en este proceso: Th. Ribot, que sustituyó el método experimental por el método patológico. Él pensaba que en la enfermedad mental, la desorganización se instala siguiendo un orden bien establecido, según el cual lo nuevo desaparece antes que lo viejo, y lo complejo antes que lo sencillo.

De esta forma, los diferentes grados de desorden realizan para nosotros un análisis de los procesos en sus diferentes niveles, que no se presentan en el estado normal. Ribot, instauró una tradición de la Psicología francesa, al exigir a sus alumnos una doble formación, filosófica y médica y a partir de él la Psicología se orienta en Francia hacia la psicopatología.

Participó, también, como pionero, el médico J. M. Charcot. Profesor de anatomía y jefe de los servicios médicos del hospital de la Salpetriere. Él estudia la Histeria y en sus trabajos, utilizando la hipnosis como método, descubre el parentesco existente entre la evolución de los estados hipnóticos y la evolución de la histeria. Por ello, considera que el hecho de ser hipnotizable es un síntoma histeroide. Este punto de vista lo lleva a usar la hipnosis y la sugestión como métodos terapéuticos.

Los trabajos que se efectuaron en la Salpetriere con la sugestión y el hipnotismo en los histéricos, se vincula con lo que se conoció como la Psicología dinámica, que, a grandes rasgos, se podría decir que estudia las fuerzas (tendencias, motivaciones, etc.) que parecen orientar en uno u otro sentido el funcionamiento de la actividad del individuo.

Freud tomando como punto de partida los estudios sobre la histeria, desarrolla una teoría de fundamental importancia para la Psicología: el Psicoanálisis. En la elaboración de esta teoría descubre la existencia del inconsciente y su importancia en la determinación de la vida del sujeto, el papel de la sexualidad infantil en la formación de la personalidad y en los trastornos psicológicos. Desarrolla un método de investigación que es a la vez un tratamiento terapéutico llamado método psicoanalítico. Habla por primera vez de un tema desdeñado por los psicólogos: los sueños. Todo esto lo hizo en gran medida en solitario, basándose en el análisis de sus pacientes y en su propio autoanálisis.

Esta forma de trabajo será la base de las teorías de la personalidad y del método de la Psicología clínica.

Dos de las principales ideas de Freud son la existencia del inconsciente y la teoría del desarrollo sexual.

El inconsciente: aun cuando la idea de que existen procesos inconscientes en nuestra actividad mental ya había sido propuesta por otros psicólogos, el concepto de inconsciente en la teoría de Freud es diferente. Freud distingue, por lo menos, dos tipos de inconscientes:



  1. Existen ideas, pensamientos o diferentes procesos que están momentáneamente fuera de la consciencia, pero con un esfuerzo, este contenido puede llegar, con relativa facilidad, a la consciencia. A este contenido (ideas, pensamientos, etc.) Freud le llamó Preconsciente.

  2. Un segundo tipo de contenido no tiene fácil acceso a la consciencia porque se encuentra reprimido. A este contenido es al que Freud llama Inconsciente.

Este concepto se llama también Inconsciente dinámico. Las verdaderas ideas inconscientes resultan tan inaceptables a nuestra consciencia, que se mantienen inconscientes. Sin embargo, dichas ideas, procesos, deseos, etc., conservan su intensidad y no dejan de intentar llegar a nuestra consciencia, de forma que tenemos que utilizar la represión para evitar su llegada a la consciencia. Freud opinaba que el origen de los sueños, las neurosis y diversos conflictos psicológicos radican en las ideas reprimidas.

La hipótesis de lo reprimido es una idea fundamental en el Psicoanálisis. Sin ella el sistema se vendría abajo, ya que Freud refirió casi toda la conducta y la vida mental a determinantes inconscientes.

Otro concepto esencial describe la energía que impulsa la conducta y la actividad mental es La pulsión: Freud creía que toda conducta está motivada por una o más pulsiones (una pulsión es un impulso que mueve al organismo hacia algún fin). Según Freud, una pulsión tiene su origen en una excitación corporal, que produce un estado de tensión; su fin es suprimir el estado de tensión; gracias a un objeto la pulsión puede alcanzar su fin. Algunas conductas satisfacen directamente las pulsiones, mientras que otras lo hacen solo indirectamente. En cualquier caso, el modelo de Freud es siempre de reducción de los impulsos, ya que toda conducta aspira a alguna forma de reducir la tensión provocada por la aparición de la pulsión. Freud puso especial atención en la pulsión sexual, particularmente antes de 1920. En ningún momento olvidó otras necesidades, como el hambre o la sed, pero no creyó que estuvieran implicados en las neurosis o en otros problemas humanos.

La sexualidad infantil: dentro de la importancia que tienen las ideas acerca de la sexualidad en la teoría psicoanalítica, destaca la propuesta de Freud acerca de la existencia de la sexualidad infantil. Él siempre creyó en la importancia de los impulsos sexuales como un factor que puede causar una neurosis y en su investigación descubrió que muchos de sus primeros pacientes contaban que habían sido seducidos cuando eran niños, lo que les había resultado traumático (trauma es un término que en la teoría psicoanalítica se refiere a un acontecimiento de la vida del sujeto caracterizado por su intensidad, la incapacidad del sujeto de responder a él adecuadamente y por los trastornos y efectos patógenos duraderos que provoca en las personas) y, Freud creyó que las neurosis de estos pacientes procedían de tales acontecimientos traumáticos y de su represión.

Posteriormente encontró que estas seducciones eran, en su mayoría, fantasías que reflejaban deseos infantiles incestuosos con los padres y que las fantasías eran reprimidas con la misma intensidad que si hubiera habido una seducción real. Esta formulación supone, necesariamente, que los niños tengan sentimientos sexuales, que motivan las fantasías. De aquí concluye la existencia de una vida sexual infantil.

El método de trabajo del psicoanálisis: para analizar el inconsciente Freud construyó el método psicoanalítico. En éste es importante la interpretación de los sueños. Como ningún otro científico Freud valoró a los sueños al considerar que éstos no son sólo un conjunto de imágenes carentes de significado, sino que son un camino real al inconsciente, una vía que nos conduce a los lugares más profundos de la personalidad.

Freud consideraba que todos nosotros, neuróticos o no, portamos en nuestro interior deseos que no podemos aceptar conscientemente. Los mantenemos en el inconsciente reprimidos. Sin embargo, permanecen activos, precisamente porque han sido reprimidos y no están sujetos al análisis consciente o a su perdida en la memoria. Continuamente luchan por acceder a la conciencia; de aquí la necesidad del control de la conducta. En nuestra vida diurna, se mantienen reprimidos estos deseos; pero durante el sueño, la represión se debilita y los deseos reprimidos pueden aparecer en la consciencia. En el sueño aparece el deseo disfrazado, por ello Freud dice que los sueños son una realización de deseos. Es esta característica de los sueños la que hace de ellos el camino para acceder al inconsciente: si sabemos descifrar un sueño y recuperar su significado oculto, habremos rescatado una pieza de nuestra vida mental inconsciente y podremos someterla a la razón. Tal como proponen los racionalistas.

El método para interpretar los sueños es la asociación libre (método que consiste en expresar sin discriminación todos los pensamientos que vienen a la mente, ya sea a partir de un elemento dado - palabra, número, imagen de un sueño, etc.- o bien, de forma espontánea). La hipótesis de Freud fue que la asociación libre invertiría el proceso que produjo el sueño y suministraría, finalmente, la idea inconsciente contenida en él.

A través del método psicoanalítico el sujeto verá sometida su irracionalidad a la racionalidad y por esta razón se dice que la teoría de Freud tiene raíces racionalistas y se contrapone al empirismo.

A través del control racional el sujeto “mejoraría su situación”. De esta forma, el Psicoanálisis es también una terapia, una forma de tratamiento clínico para “mejorar” al paciente.

Freud consiguió fundar un movimiento psicológico y psicoterapéutico que hoy pervive en asociaciones y revistas psicoanalíticas, que nunca se han acercado con las asociaciones de Psicología general, ni a las publicaciones de estas últimas. Durante su desarrollo (1900 en adelante) a sufrido diversas crisis ya que varios de sus discípulos rompieron con él o fueron expulsados de los círculos psicoanalíticos a causa del desacuerdo con Freud.

No obstante el rechazo mayoritario de la Psicología Académica, el Psicoanálisis ha tenido gran influencia en la Psicología Clínica y una gran aceptación en círculos de cineastas, escritores, filósofos, etc., provocando que las ideas freudianas hayan penetrado ampliamente en la cultura popular.




Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad