La oim en iberoamérica la oim



Descargar 199.22 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión05.09.2018
Tamaño199.22 Kb.
Vistas32
Descargas0
  1   2   3   4
Catálogo: doc public -> SPANISH -> HIST 08
SPANISH -> El maestro de ceremonias: Muy buenos días, señoras y señores
SPANISH -> Consejo permanente de la oea/Ser. G organización de los estados americanos cp/csh-1085/09
SPANISH -> Acceso a la justicia en materia penitenciaria
SPANISH -> Cuadragésimo primer período ordinario de sesiones oea/Ser. P al de junio de 2011 ag/doc. 5217/11 add
SPANISH -> Consejo permanente de la
SPANISH -> Organización de los estados americanos consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (cidi)
SPANISH -> Cp/doc. 393/18 rev corr. 11 mayo 2018
SPANISH -> Original: español cp/res. 1102 (2160/18)
HIST 08 -> Memorando de la Secretaría General sobre las invitaciones al vigésimo octavo período ordinario de sesiones de la Asamblea General que requieren autorización del Consejo Permanente



CONSEJO PERMANENTE DE LA OEA/Ser.G

ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS CE/AM/INF.32/08 8 mayo 2008

COMISIÓN ESPECIAL DE ASUNTOS MIGRATORIOS TEXTUAL

LA OIM EN IBEROAMÉRICA


(Presentado por la Organización Internacional para las Migraciones)
LA OIM EN IBEROAMÉRICA

LA OIM
La Organización Internacional para las Migraciones es el Organismo Intergubernamental creado en 1951 con el mandato en Migraciones, bajo el principio que la migración en forma ordenada y en condiciones humanas beneficia a los migrantes y a la sociedad.
En su calidad de Organismo Internacional, la OIM trabaja con los Estados, la Sociedad Civil y con sus socios de la Comunidad Internacional para ayudar a encarar los crecientes desafíos que plantea la gestión de la migración a nivel operativo, fomentar las comprensión de las cuestiones migratorias, alentar el desarrollo social y económico a través de la migración y velar por el respecto de la dignidad humana y el bienestar de los migrantes.
Actualmente la Organización forma parte del Grupo Global sobre Migración compuesto por 14 agencias y cuya Secretaría es rotativa. La OIM y el GMG brindan asistencia técnica al Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo. El GFMD (por sus siglas en inglés) fue creado en Bruselas en Julio del 2007, ante el llamado del Diálogo de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas. La primera reunión del Foro se desarrolló en Bruselas y la próxima reunión se llevará a cabo en Manila, Filipinas en este año. De la misma manera, la OIM interactúa con los Organismos Internacionales Regionales, Agencias del Sistema de las Naciones Unidas y otros Organismos Especializados.
Actualmente la Organización cuenta con 122 Estados Miembros y desarrolla más de 1,600 proyectos en más de 400 lugares en distintas partes del mundo.

LA OIM Y LA CUMBRE IBEROAMERICANA
La OIM se relaciona con la Cumbre Iberoamericana a través de su órgano de apoyo institucional, técnico y administrativo, la Secretaría General Iberoamericana y de la participación en distintos eventos convocados por la SEGIB y apoyados por la OIM. En seguimiento a una de las resoluciones adoptadas por los Jefes de Estado y de Gobierno que participaron en la Cumbre de Salamanca, que incorporó a las migraciones internacionales como asunto central de la Comunidad Iberoamericana, la SEGIB organizó el Encuentro Iberoamericano sobre Migración y Desarrollo en Madrid, en julio del 2006, con la cooperación de CEPAL/CELADE y la OIM. Posteriormente se desarrolló la XVI Cumbre Iberoamericana en noviembre del 2006, en Montevideo, teniendo como tema central el de Migración y Desarrollo. Precisamente en esa Cumbre, se adoptó el ‘’Compromiso de Montevideo sobre Migraciones y Desarrollo.’’ El Compromiso de Montevideo estableció la convocatoria para un Foro Iberoamericano sobre Migración y Desarrollo, a celebrarse en Cuenca, Ecuador. En la XVII Cumbre realizada en Santiago de Chile, en noviembre del 2007, se suscribió la Declaración de Santiago y su Programa de Acción, donde se estableció que en el Foro de Cuenca se diseñará un programa de acción sobre Migración, ‘’que de acuerdo al Compromiso de Montevideo sobre Migración y Desarrollo, promueva la protección de los Derechos Humanos de los Migrantes.’’
De esa manera, la OIM, compartiendo los objetivos y compromisos establecidos por los Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos se asoció como co-patrocinador y co-organizador con la SEGIB y también con la Comisión Económica para América Latina y su Centro Latinoamericano para la Investigación (CEPAL/CELADE) para la realización del presente Foro Iberoamericano sobre Migración y Desarrollo en Cuenca, Ecuador.
De los 22 Estados Miembros de la Cumbre Iberoamericana, 20 de los mismos son Estados Miembros de la OIM y 1 tiene el carácter de Observador.

LA VISION Y LA ESTRATEGIA DE LA OIM
En las últimas décadas el crecimiento de las Migraciones como tema global de políticas públicas y debate internacional y el consiguiente incremento de actividades y Estados Miembros de la Organización, generó una necesidad respecto a la actualización del mandato de la Organización. Por ese motivo, el 7 de junio del 2007, el Consejo de Estados Miembros de la OIM aprobó la Resolución No 1150, que estableció la Estrategia de la OIM.
De acuerdo a dicha resolución y su anexo “La OIM deberá continuar su rol como agencia líder global enfocada en la Gestión de las Migraciones. La Organización continuará encarando el fenómeno migratorio, desde una perspectiva integral y holística, incluyendo sus vínculos con el desarrollo, con el fin de maximizar sus beneficios y minimizar sus efectos negativos.” A partir de esa definición y para lograr sus objetivos el Consejo le asignó a la OIM la realización de una serie de actividades, reflejadas en 12 puntos que constituyen la expresión práctica de la visión integral sobre las Migraciones que tiene la OIM.
En la región latinoamericana y en el espacio iberoamericano, la OIM busca adaptar esta estrategia global, a las necesidades y los desafíos que impone esta área geográfica. En tal sentido la OIM apoya iniciativas en diversas esferas de la temática migratoria, con sus socios gubernamentales, de la sociedad civil y de la comunidad internacional.
La visión de la Organización se encuentra sustentada en la facilitación de la gestión ordenada y humana de las migraciones, con un enfoque integral y multifacético, que incluye, entre otros aspectos1:

  • La contribución al fortalecimiento del efectivo respeto a los Derechos Humanos de los Migrantes en el marco del Derecho Internacional.

  • Apoyar a los Estados, las Organizaciones Intergubernamentales y otros actores relevantes mediante la investigación, la cooperación técnica y la asistencia operacional, con el fin de contribuir a consolidar capacidades nacionales y facilitar los diálogos internacionales, regionales y bilaterales en asuntos migratorios.

  • Contribuir al desarrollo económico y social de los Estados mediante la investigación, diseño e implementación de programas migratorios, dirigidos a maximizar los beneficios de la migración.

  • Asistir a los Estados en la facilitación de la integración de los migrantes en sus comunidades de destino, así como vincular a los miembros de las diásporas como agentes de desarrollo.

  • Apoyar a los Estados, a los migrantes y a las comunidades para enfrentar los retos de la migración irregular, así como a facilitar soluciones centradas en el desarrollo.

  • Participar en respuestas humanitarias coordinadas y proveer servicios en situaciones de emergencia o post-crisis, contribuyendo de esta manera a la protección de los migrantes.

  • Desarrollar programas para facilitar el retorno voluntario y la reinserción de los desplazados, refugiados, migrantes y otros individuos que requieren asistencia migratoria internacional.

  • Asistir a los Estados en el diseño y desarrollo de programas dirigidos a combatir la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes, apoyando a las víctimas de estos delitos, en particular a las mujeres y los niños.

  • Apoyar los esfuerzos de los Estados en el área de las migraciones laborales, temporales y circulares.

Aunada a esta visión la OIM procura identificar y apoyar las mejores prácticas y modelos en la Región que puedan constituirse en modelos susceptibles de ser replicados, en aquellas circunstancias y países que así lo requieran.
Esta visión y estrategia es la que se desarrolla desde las 20 oficinas en Iberoamérica, así como en sus redes de sub-oficinas y en cada lugar donde se desarrollan proyectos.

MIGRACIONES INTERNACIONALES EN IBEROAMERICA: ALGUNAS TENDENCIAS
De acuerdo al análisis presentado por la OIM en el Reporte sobre la Migración en el mundo del año 2008, 2 los flujos de Migraciones Internacionales se han incrementando en forma importante en la región en las últimas décadas, registrándose en Latinoamérica como tendencia predominante la de la emigración de ciudadanos de los países latinoamericanos. Habiendo sido muchos de estos países receptores de migrantes en la primera mitad del siglo XX, sin embargo durante la segunda mitad del siglo pasado, progresivamente y en distintas etapas, los flujos migratorios se revirtieron, consolidándose una tendencia de emigración Sur-Norte. Según los datos sobre migración recogidos por la Universidad de Sussex en el Reino Unido3, la migración Sur-Norte representa el 87 por ciento de todos los movimientos migratorios de la región, lo que constituye la tasa de migración Sur-Norte más elevada del mundo. La migración hacia otros países de América Latina y el Caribe representa el 13 por ciento restante, lo cual significa que no existe un flujo migratorio apreciable hacia regiones en desarrollo fuera de las Américas, como África o Asia.
En el 2005, había alrededor de 191 millones de migrantes internacionales en el mundo, es decir prácticamente 2,5 veces más que la cifra censada en 1965, un ritmo de crecimiento que supera con creces, durante el mismo período, la tasa de crecimiento de la población mundial4. Hoy en día, es muy probable que el número de migrantes supere los 200 millones.
En el mismo año, había 51,1 millones de migrantes en las Américas, cuya gran mayoría, es decir, 44,5 millones, vivía en América del Norte, en tanto que los restantes 6,6 millones estaban distribuidos entre América Latina y el Caribe. Los migrantes representaban el 13,5 por ciento de la población total de América del Norte y el 1,2 por ciento de la población total de América Latina 5
Con relación a los aproximadamente 191 millones de migrantes internacionales que hay en el mundo 6 esta subregión representa más del 13 por ciento de todos los migrantes internacionales del mundo
Entre 2000 y 2005, el número de migrantes procedente de América Latina y el Caribe aumentó en 4 millones de personas (DAES, ONU, 2005). Las crisis económicas, los conflictos sociales, la violencia, los cambios económicos y políticos paulatinos, las catástrofes por motivos del medio ambiente y la diversificación de los países de destino han dado lugar a nuevas tendencias en los flujos migratorios de la región.
Si bien la evolución de la emigración de América Latina a veces puede vincularse claramente a crisis concretas, es más difícil determinar cuáles son los flujos desencadenados por cambios económicos y culturales más generales.
Las catástrofes naturales y los conflictos figuran entre las causas más evidentes de migración. En América Central, luego que los conflictos finalizaran, las catástrofes naturales, han generado importantes corrientes de emigración fundamentalmente a los Estados Unidos.
Las crisis económicas también han desempeñado un papel fundamental en la migración en América Latina y han configurado nuevas tendencias migratorias en algunos países, llegando, incluso, a invertir la evolución de los movimientos migratorios en otros.
Países de origen, tránsito y destino
La situación en los principales países de destino de acuerdo al Reporte sobre la Migración en el Mundo 2008, de la OIM es la siguiente:
En cifras absolutas, los Estados Unidos de América siguen siendo el principal país de destino en las Américas y en el mundo. En 2005, de los 38,3 millones de migrantes que vivían en los Estados Unidos, el 55 por ciento procedía de otros lugares del continente americano: 10,8 millones de México, 4,6 millones de América Latina, 3,2 millones del Caribe y 692.000 de América del Norte. La población hispana es el grupo étnico que crece más deprisa en los Estados Unidos, y en 2004 se convirtió en la minoría más numerosa.
Canadá no es sólo un país de destino, sino que tiene una larga tradición de emigración a los Estados Unidos. La evolución de la inmigración en el Canadá entre 2000 y 2005 refleja un aumento de la población nacida en el extranjero, que asciende a 0,55 millones. La inmigración al Canadá ha aumentado a una tasa promedio quinquenal del 9,2 por ciento desde 1960. En 2005, la población del Canadá nacida en el extranjero, 6,1 millones de personas, representaba el 18,9 por ciento de la población total, cifra superior a la de los Estados Unidos.
En términos geográficos, los destinos de los migrantes latinoamericanos se han ampliado y diversificado. El flujo de migrantes latinoamericanos hacia Europa ha aumentado en los últimos 15 años. La migración de América Latina hacia Europa ha pasado de ser insignificante en 1995 a una cantidad que oscila entre 150.000 y 250.000 personas al año a partir de 2000. Debido a factores que provocan la salida, la demanda de trabajadores especializados y el establecimiento de redes sociales, el flujo de latinoamericanos hacia Europa (en particular, España, Portugal e Italia), el Japón y Canadá aumentó en el período 1990-20057. España es el país de destino más importante para los migrantes latinoamericanos y registró un volumen de 813.200 migrantes en 2004, procedentes en su mayoría del Ecuador (357.100) y Colombia (204.300); el resto de los migrantes provenía principalmente del Perú, la Argentina, la República Dominicana y Cuba.
Hoy en día, los patrones de movimientos son tales que la mayoría de los países del mundo son, en distinta medida, países de origen, tránsito y destino. México, aunque no el único, es un ejemplo paradigmático a este respecto. La migración de México se caracteriza primordialmente por la emigración masiva de mexicanos a los Estados Unidos. Con 10,8 millones de migrantes, o el 90 por ciento de la población emigrante del país, México es el principal país de origen de la población nacida en el extranjero de los Estados Unidos8. Además, uno de cada cinco inmigrantes que obtuvo en 2002 residencia legal permanente en los Estados Unidos era mexicano9.
A lo largo de aproximadamente los dos últimos decenios, México se ha convertido en un importante país de tránsito, en especial para los migrantes de América Central. En el año 2006, más de 270.000 centroamericanos entraron en México por su frontera Meridional para tratar de llegar a los Estados Unidos.
Otros países que tradicionalmente fueron receptores de migrantes como Argentina, a partir de las crisis económica del 2001, revirtió la tendencia y entre ese año y el 2003 registraron un éxodo de 255.000 personas, seis veces más que durante el período 1993-2000. La emigración argentina ha ido reduciéndose a medida que el país ha ido recuperándose de la crisis10
El Ecuador constituye otro ejemplo que ilustra la importancia de las crisis económicas a la hora de conformar las tendencias migratorias en América Latina y determinar la aparición de nuevos comportamientos migratorios en la subregión. Tras la crisis que se inició en 1998, 550.000 ecuatorianos abandonaron el país11. El caso del Ecuador pone de manifiesto dos transformaciones interesantes en la emigración que también pueden observarse en otros países de América Latina. En primer lugar, el principal país de destino de los migrantes ecuatorianos ha cambiado; entre 2000 y 2004 España recibió un promedio anual de 69.453 ecuatorianos, frente a los menos de mil migrantes del año anterior a la crisis de 1998, sustituyendo a los Estados Unidos como principal destino12. Otros países donde los Estados Unidos ya no son el principal destino de los migrantes son Venezuela, Argentina, Perú y Bolivia.
Brasil también ha registrado un cambio en sus tendencias migratorias. En tal sentido el número de brasileños que vive en los Estados Unidos y en Portugal ha ido en aumento, y en el 2005 ascendía a 356.000 personas 13 y a 70.400 personas en 2005 14 respectivamente. Además, en el 2005, vivían en el Japón 302.100 brasileños, siendo el tercer grupo más importante de extranjeros.
Dentro de los casos donde convergen tanto las características de importante país de destino, como de origen, se encuentran la Argentina, que en el 2005 acogía 1,5 millones de migrantes y es el principal país de destino de América Latina y el Caribe, seguido de Venezuela (1 millón) y el Brasil (641.000). Éstos siguen siendo los tres países principales de destino de la subregión, pese al descenso habido en el volumen de migrantes con respecto a 2001. Costa Rica, el cuarto país de destino más importante en 2005, experimentó el mayor incremento en el volumen de migrantes (130.000) con relación a 2001.
Al mismo tiempo, hay una creciente diversidad de comportamientos migratorios que comprenden la relocalización de corta duración, los trabajos temporeros de más larga duración, la migración permanente, e incluso itinerarios migratorios con múltiples etapas.

LAS BUENAS PRÁCTICAS EN IBEROAMERICA: EL APOYO Y APORTE DE LA OIM
A partir de las tendencias anteriormente reseñadas y la visión y estrategias anteriormente descriptas, la OIM desarrolla y apoya programas y proyectos en conjunto con sus socios del Estado, de la Sociedad Civil, del Sector Privado y de la Cooperación Internacional.
Las áreas programáticas donde se identifican buenas prácticas son las siguientes:
1.- PROCESOS REGIONALES DE CONSULTA
Como se mencionó anteriormente, las dinámicas migratorias y la interrelación entre las mismas, así como sus diferentes facetas e impactos en los países, genera en éstos la necesidad de mantener espacios comunes de información, consulta y coordinación. En tal sentido los distintos países de las Américas, han desarrollado procesos regionales de consulta que permiten a los países de origen, tránsito y destino generar investigaciones, reflexiones y decisiones conjuntas sobre distintos temas migratorios. Dichos procesos son:
1.a.- La Conferencia Sudamericana sobre Migraciones (CSM)
Este proceso de diálogo regional sobre migración tuvo su inicios en el “Encuentro Sudamericano sobre Migraciones, Integración y Desarrollo”, realizado en Lima, Perú, en julio de 1999. En dicha ocasión, los gobiernos participantes reconocieron la importancia de los movimientos migratorios dentro de la región y la necesidad de tener consultas regulares a fin de encontrar soluciones a los desafíos planteados por esta temática. Todos los países sudamericanos más Guyana y Surinam participan en la CSM. La Conferencia tiene una Presidencia Pro-Tempore ejercida en forma rotativa por los países que la integran.
Entre los temas tratados en las diferentes reuniones se encuentran los de la Trata de Personas, el Trafico Ilícito de Migrantes, la vinculación con las comunidades de connacionales en el Exterior, el desarrollo y la consolidación del Observatorio Sudamericano sobre Migraciones, la armonización y coordinación de los sistemas de información migratorios, así como de las legislaciones en la materia, etc. Se han llevado a cabo desde su creación y hasta el momento, 7 reuniones de la CSM en los diferentes países que participan en la Conferencia. En la reunión del 2002, en Quito, Ecuador, se adoptó el Plan de Acción sobre Migraciones Internacionales en América del Sur.
Posteriormente en Montevideo, Uruguay en el año 2003 se redefinieron tres ejes prioritarios del Plan de Acción: a) Propiciar y desarrollar todas aquellas políticas, programas y acciones que faciliten la circulación, permanencia y residencia de los nacionales de los países de la región al interior de la misma; b) Coordinar las acciones que permitan una asistencia y protección de los derechos humanos de los migrantes, especialmente de los sudamericanos; c) Promover la inclusión de la variable migratoria en los diferentes ámbitos de negociación bilateral y multilateral relativos a las relaciones políticas, económicas, comerciales y de medio ambiente que los gobiernos sudamericanos desarrollen. Durante la reunión celebrada en Asunción, Paraguay en el 2006 se aprobó la Declaración de Asunción que fue presentada como aporte al Diálogo de Alto Nivel.
La OIM por invitación de los Estados que conforman la CSM, ejerce las funciones de Secretaría Técnica, a través de un equipo de profesionales, coordinados desde la Misión con Funciones Regionales para el Cono Sur, con sede en Argentina y con el apoyo de las distintas Misiones de la OIM en Sudamérica. La Secretaría Técnica ha elaborado estudios, presentado informes técnicos, y organizado talleres, así como brindado apoyo técnico y logístico para el desarrollo de las reuniones de la CSM.
1.b.- Mercosur
Las migraciones han sido abordadas también en el marco del proceso de integración regional del MERCOSUR, tanto en las reuniones de los Presidentes de los Estados Miembros y Asociados, como en las reuniones de Ministros del Interior, Directores Nacionales de Migración y Altas Autoridades en Derechos Humanos.
En este sentido, en el Comunicado Conjunto de los Presidentes de los Estados Partes del MERCOSUR y Estados Asociados, Montevideo, 18 de diciembre de 2007, (XXXIV Reunión del Consejo del Mercado Común), se solicito a la OIM su cooperación para el fortalecimiento del Programa Latinoamericano de Cooperación Técnica en Migraciones (PLACMI).
Asimismo la Misión con Funciones Regionales de la OIM para el Cono Sur ha participado en calidad de observador en varias reuniones en el ámbito del MERCOSUR, a requerimiento de los Estados Partes, con el objetivo de proveer asistencia técnica en temas referentes a la integración.
1.c.- La Conferencia Regional sobre Migración (CRM) o Proceso Puebla
La Conferencia Regional sobre Migración (CRM) fue creada en marzo de 1996 como Foro Intergubernamental establecido para mantener y promover el diálogo, la reflexión, el intercambio de ideas y experiencias y la cooperación en cuestiones migratorias de interés común para los países miembros. La CRM está constituida por 11 países miembros que son: Belice, Canadá, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos de América, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana. También participan como países observadores: Argentina, Colombia, Ecuador, Jamaica y Perú. Además, se integran como organismos observadores: ACNUR, CEPAL, CIDH, FNUAP, OIM, SICA y la Relatoría Especial de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de los Migrantes.

La CRM organiza una reunión anual de los Viceministros de Relaciones Exteriores y de Gobernación de sus países miembros, quienes integran el cuerpo de toma de decisiones políticas que define las acciones de la CRM. Asimismo se realizan reuniones bianuales del Grupo Regional de Consulta sobre Migración (GRCM) que es el grupo técnico o de expertos de la CRM. A través de este grupo, los Directores Generales de Migración o de Asuntos Consulares de los países miembros, realizan recomendaciones a sus gobiernos sobre temas que requieren su aprobación e impulso político y monitorean las acciones emprendidas por la CRM.


La CRM cuenta con una Presidencia Pro-Tempore rotativa entre los países que la conforman. También ha constituido una Secretaría Técnica que brinda asistencia a la Presidencia. La Secretaría es financiada por los Estados miembros de la CRM y ha recibido desde su creación el apoyo administrativo, logístico y programático de la Misión con Funciones Regionales de la OIM en Costa Rica.
El principal logro de la CRM es la adopción en su seno de políticas, decisiones y acciones consensuadas que parten desde una perspectiva multilateral y regional y en la cual se reconocen plenamente los derechos soberanos de cada Estado miembro. Muchas de las recomendaciones generadas al interior de la CRM, se han convertido en lineamientos generales para la acción regional, bilateral y nacional en materia migratoria de los países miembros, así como en la elaboración de diversos estudios y documento sobre las dinámicas migratorias regionales, la realización de seminarios y talleres en temas como la legislación migratoria, documentos de viaje y Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes, entre otros.
Cabe destacar adicionalmente la generación de proyectos específicos como los que se implementan en El Salvador y Honduras para la asistencia de emergencia a migrantes retornados, la atención a niños de la calle víctimas de Trata y el establecimiento de un refugio para víctimas de este delito, así como la formulación de un programa y creación de un fondo para financiar los retornos voluntarios asistidos de migrantes regionales en situación de alta vulnerabilidad y el establecimiento de Redes de Funcionarios de Enlace para mejorar la coordinación de asuntos relacionados con la protección consultar y el combate a la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes

Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos