La Doctrina Secreta 1


GLOSARIO DE TÉRMINOS EMPLEADOS EN LAS SIETE PRIMERAS



Descargar 1.31 Mb.
Página26/29
Fecha de conversión10.05.2019
Tamaño1.31 Mb.
1   ...   21   22   23   24   25   26   27   28   29
GLOSARIO
DE TÉRMINOS EMPLEADOS EN LAS SIETE PRIMERAS

ESTANCIAS DEL LIBRO DE DZYAN
ESTANCIA I
AH-HI. - Jerarquía de seres espirituales. En su totalidad son las Fuerzas o Potestades inteligentes que presiden las llamadas “leyes de la naturaleza”.
GRANDES CAUSAS DE LA DESDICHA. - Las doce nidânas o causas de existencia, según la filosoía buddhista.
SIETE SEÑORES SUBLIMES. - Los siete Logos planetarios. Las divinidades presidentes de las cadenas planetarias. Los creadores arcángeles de los cristianos. Los ameshaspentas de los zoroastrianos.
PARANISHPANNA. - La absoluta perfección o paranirvâna. El estado que se alcanza al fin de un gran período de actividad o mahâmanvantara.
OJO ABIERTO DE DANGMA. - Llamado en la India el “Ojo de Shiva”. Significa la intensa visión espiritual del adepto o jivanmukta. No es la ordinaria clarividencia, sino la facultad de intuición espiritual por cuyo medio se obtiene directo y seguro conocimiento.
ALAYA. - El alma del universo, la superalma, según Emerson.
PARAMÂRTHA. - Conciencia y existencia absolutas, que son Inconsciencia y No-Ser absolutos.
ANUPÂDAKA. - Sin padres, nacido sin progenitores. Es el nombre que en terminología teosófica se da al segundo plano cósmico, en donde la mónada humana tiene su verdadera morada. En la Estancia se emplea para designar el universo en su eternal condición arrúpica, antes que lo modelaran los Constructores.
ESTANCIA II
CONSTRUCTORES. - Los arquitectos de nuestros sistemas planetarios. Jerarquías de inteligencias espirituales relacionadas con la formación de la materia de los diferentes planos y el modelado de las formas. (Véase Genealogía del hombre por A. Besant).

DEVAMÂTRI. - La “Madre de los Dioses”. Aditi o espacio cósmico.
SVABHÂVAT. - La plástica esencia que llena el universo. Es sinónimo de mûlaprakriti, o sea la raíz de la materia, pero no la misma materia. En la Estancia, Devamâtri y Svabhâvat se describen como si todavía no estuviesen conmovidos por el vibratorio poder de los Constructores.
MÂTRIPADMA. - Literalmente, Madre-Loto. Es el loto un antiguo símbolo oriental del Cosmos, popularizado a causa de que la semilla del loto contiene la perfecta miniatura de la futura planta, denotando con ello que los espirituales prototipos de todas las cosas existen en el mundo invisible antes que se materialicen en la tierra.
REGAZO DE MÂYÂ. - La gran ilusión. La manifestación o apariencia tras de la cual está la única Realidad.

LOS SIETE. - Véase los “Siete Señores Sublimes” en la Estancia I.
ESTANCIA III
SÉPTIMA ETERNIDAD. - Lo mismo que eón o gran época. - Manvántara.
HUEVO VIRGEN. - Huevo eterno, del mundo o del universo. Antiguo símbolo típico del origen del universo procedente de la indeferenciada materia del espacio. Como con el fecundado germen del huevo, así con la despertada energía creadora cósmica comienza la acción y reacción y surgen del “arrúpico vacío”, las formas del Cosmos. El proceso que se observa en el desarrollo de la célula germinal es el que mejor idea da de la obra de los invisibles constructores que actúan en los radios del huevo del mundo.
OEAOHOO. - Místico nombre de siete vocales que significa el Uno; el Padre-Madre de los dioses, el “Seis en Uno”, o la Raíz septenaria, de la cual todo procede. En otra acepción es el nombre de la manifestada Vida Única, de la eterna Unidad viviente.
LANÚ. - Estudiante o discípulo.
OEAHOO EL MÁS JOVEN. - Parece referirse al Îshvara de nuestro universo, el Logos del sistema solar.
EL PADRE-MADRE TEJE UNA TELA. - En relación con la sloka 10, advertimos al lector que observe el microscópico proceso del desenvolvimiento de la célula y la tela tejida entre los dos cuerpos polares (negativo y positivo) de una célula viva.
LOS HIJOS. - Las Potestades, Inteligencias o Dioses de los elementos.
FOHAT. - La Doctrina Secreta lo define diciendo que es la fuerza inteligente que enlaza el Espíritu con la Materia. Es el puente por el que las ideas de la Mente divina pasan a imprimirse en la substancia cósmica como leyes de la naturaleza. Fohat es la energía dinámica de la “ideación cósmica”. En las demás enseñanzas es Fohat la “electricidad cósmica”, y a este efecto conviene recordar la relación entre la electricidad y la actividad cerebral. (Véase la sloka 2 de la Estancia V).
NOTA. - Se dice que la sloka 7 de esta Estancia alude al desenvolvimiento de las fuerzas creadoras con arreglo a la primaria ley de números; el resurgimiento de las huestes de entidades cuya conciencia se había sumido en la del Logos solar durante la noche del pralaya o período de inmanifestación.
ESTANCIA IV
HIJOS DEL FUEGO. - En otros tratados se les denomina Las Llamas, Hijos de la Mente, Pitris Agnishvatta, etc. Son los que moldean la mente del hombre; los Dadores del Fuego Divino. En todas las religiones y mitologías, el Fuego simboliza la Divinidad. (Véase las Estancias IV y VII del tercer volumen y consúltese la Genealogía del Hombre, de A. Besant).
OI-HA-HOU. - La Doctrina Secreta lo define diciendo que es “la permutación de Oeaohoo, y entre los ocultistas de la India septentrional significa literalmente un torbellino o ciclón; pero en la Estancia denota el incesante y eterno movimiento... Es el eterno Kârana, la siempre activa causa”.
ADI-SANAT. - Literalmente anciano primieval. Este término corresponde al cabalístico “Anciano de los Días”.
LOS HIJOS, LOS SIETE COMBATIENTES, EL UNO, EL OCTAVO EXCLUIDO. - Refiérese a la formación del sistema solar, no según la hipótesis de Laplace, sino por la condensación de la materia cometaria, de cuya giratoria masa se desprendió primeramente nuestro sol.
LOS LIPIKAS. - Literalmente escribanos o registradores del Karma; los ajustadores o “asesores” del destino que cada hombre se forja.
NOTA. - En las slokas 3 y 4 de esta Estancia se enumera el orden de emergencia de los diversos grados y jerarquías de las Potestades espirituales. Las Esferas, Triángulos, Cubos, Líneas y Modeladores se refieren a los órdenes de la materia elemental, o sean los tattvas de la filosofía hindú (Véase: Evolución de la Vida y de la Forma, de A. Besant, y Las Fuerzas sutiles de la Naturaleza, de Rama Prasad.
ESTANCIA V
EL TORBELLINO DE FUEGO. - Fohat o Mensajero de los Dioses.

DZYU SE CONVIERTE EN FOHAT. - El verdadero conocimiento u oculta sabiduría se convierte en Fohat o activa energía creadora del pensamiento.
TRES Y CINCO Y SIETE PASOS A TRAVÉS DE LAS SIETE REGIONES SUPERIORES Y DE LAS SIETE INFERIORES. - Se refiere a los planos y subplanos del cosmos solar.
CHISPAS. - Átomos.
RUEDAS. - Centros de fuerza en torno a los cuales se forma la materia cósmica que, pasando por sucesivos estados de consolidación, acaba por constituir globos.
DIVINO ARÛPA. - El universo de Pensamiento sin forma.
CHÂYÂ LOKA. - El mundo nebuloso de forma primaria.
CUATRO SANTOS. - Los cuatro mahârâjas, devas, ángeles o regentes que presiden y gobiernan las fuerzas cósmicas de los cuatro puntos cardinales. La cristiandad romana mantiene esta creencia en consonancia con el ocultismo oriental. Los gobernantes de los cuatro puntos cardinales, según la tradición cristiana son:
Norte: Arcángel Gabriel.

Este: “ Miguel.

Sur: “ Rafael.

Oeste: “ Uriel.


EL ANILLO “NO SE PASA”. - Tiene varios significados ocultos. En la Estancia se puede interpretar exactamente, diciendo que significa el límite de conciencia de todas las entidades pertenecientes a nuestro sistema. Si consideramos la vasta área del sistema solar coextensiva con el aura del Logos solar, la superficie de esta gran esfera sería el “Anillo No se Pasa” o extremo límite de la conciencia de todas las entidades evolucionantes en el sistema, porque en esta aura “vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser”.
KALPA. - Período de manifestación.
EL GRAN DÍA “SED CON NOSOTROS”. - El descanso de pralaya o paranirvâna, que corresponde al Día del Juicio según los cristianos.

ESTANCIA VI


KWAN -YIN, KWAN-SHAI-YIN, KWAN-YIN-TIEN. - H. P. Blavatsky dice que esta Estancia está traducida de un texto chino, y los nombres citados no tienen equivalente en los idiomas europeos, sin que esté permitido publicar la verdadera nomenclatura esotérica.
SIEN TCHAN . - Nuestro Universo.
EL VELOZ Y RADIANTE UNO. - Fohat.

CENTROS DE LAYA. - Puntos o núcleos en que principia la diferenciación.
GÉRMENES ELEMENTALES. - Los átomos según los científicos.
DE LOS SIETE. - Los “Elementos” necesarios para completar los sentidos.
TSAN. - Fracción.
EN LA CUARTA. - Significa la cuarta raza o raza atlante. (Véase La Doctrina Secreta, volumen III, para mayor información).
LAS RUEDAS MÁS ANTIGUAS. - Se refiere a los mundos o globos de esta cadena planetaria en sus primitivos períodos de manifestación.
BATALLAS REÑIDAS. - Las antiguas cosmogonías y mitologías nos hablan de “la guerra en el cielo”. El comentario ocultista dice así: “Esparcidos por el espacio, sin orden ni sistema, los gérmenes de los mundos entrechocaron frecuentemente hasta su final agregación y después vagaron (cometas). Entonces comenzaron las batallas y peleas. Los más viejos (cuerpos) atrajeron a los más jóvenes, mientras que otros los rechazaban. Muchos perecieron devorados por sus fuertes compañeros. Los que escaparon se convirtieron en mundos”. Todo esto puede considerarse cuidadosamente en relación con ciertos problemas astronómicos no resueltos todavía.
PEQUEÑA RUEDA. - Nuestra cadena de globos.
NOTA. - La fraseología de la sloka 4 de esta Estancia debe ser cuidadosamente considerada a la luz de los modernos conceptos astronómicos, que están invalidando la hipótesis de Laplace sobre la formación del sistema solar. En este punto difiere el argumento de las Estancias. Los restantes versículos contenidos en el volumen primero de La Doctrina Secreta se refieren únicamente a la evolución de nuestra Tierra y sus habitantes.

ESTANCIA VII


CUARTO RAYO. - Nuestra Tierra; el cuarto globo de cadena.
ESPÍRITU-MADRE. - Atman.
ESPIRITUAL. - Atma-Buddhi.
PRIMER SEÑOR. - Îshvara o Logos solar.
SIETE RESPLANDECIENTES. - Los siete Logos planetarios o Logos creadores.
BHÛMI. - La Tierra.
SAPTAPARNA. Una sagrada planta de siete hojas que simboliza al hombre como ser constituido por siete principios.
LLAMA DE TRES LENGUAS. - La inmortal Tríada espiritual: Atma-Buddhi-Manas.
LOS PABILOS Y CHISPAS. - Las Mónadas humanas.
SIETE MUNDOS DE MÂYÂ. - Los siete globos de la cadena planetaria, y también las siete rondas.
QUÍNTUPLE LHA. - Los Hijos de la Mente o Pitris Agnishvâtta.
PEZ, PECADO Y SOMA. - Tres ocultos “símbolos del Ser inmortal”, del que no da mayor explicación el comentario.
PRIMER NACIDO. - El hombre primitivo. Puede significar también la primera raza.
SILENCIOSO VIGILANTE. - La Mónada. El interno dios del hombre.
SOMBRA. - Los transitorios vehículos de la Mónada.
CAMBIO. - Reencarnación o renacimiento.
VÂHAN. - Vehículo.
CONSTRUCTORES. - En este pasaje son los seres celestiales que encarnaron entre las primeras razas humanas para gobernarlas e instruirlas en calidad de reyes divinos, sacerdotes o caudillos.
NOTA. - La sloka I de esta Estancia se refiere a las Jerarquías de Potestades creadoras. (Para el estudio de esta Estancia será muy conveniente consultar la obra de A. Besant, Genealogía del hombre).

NOTAS

AL LECTOR
1) El Índice de referencia no ha sido traducido aún a nuestro idioma (N. del E.).

Francisco Montoliu y de Togores, primer presidente de la “Rama de la Sociedad Teosófica” en Madrid, tradujo una gran parte de LA DOCTRINA SECRETA de la segunda edición inglesa. A su muerte, en 1892, y cuando ya había aparecido la tercera edición de dicha obra, varios teósofos emprendieron una nueva traducción, la cual fue publicada en dos tomos (Madrid, 1895 y 1898) y completada por la señora A. Besant con documentos inéditos dejados por H. P. B., los que fueron traducidos luego por Federico Climent Terrer y publicados en un tercer tomo por la Biblioteca Orientalista de R. Maynadé (Barcelona, 1911). Entre los teósofos que se ocuparon de la traducción de los dos primeros tomos figuraron los señores Melián, Dorestes, Díaz Pérez, Xifré, Treviño, hermanos Molano y González Blanco. (Datos tomados de la obra Simbología Arcaica de Mario Roso de Luna, editorial Pueyo, Madrid, 1921). (N. del E.)



PREFACIO DE LA TERCERA EDICIÓN REVISADA
1) Para la transliteración castellana del sánscrito se ha seguido la pauta adoptada para el Glosario Teosófico de H. P. Blavatsky, lo cual permitirá encontrar fácilmente el significado de numerosas palabras sánscritas que figuran en la presente obra. (N. de los Traductores.)

2) El estudiante puede recurrir al Glosario Teosófico, publicado en español por el erudito Dr. José Roviralta Borrell, como factor auxiliar y eficaz para el provechoso estudio de la presente obra. (N. del E.)

3) El Índice de referencia no ha sido traducido aún a nuestro idioma. (N. del E.)

H. P. BLAVATSKY: UN ESBOZO DE SU VIDA
1) Véase el prefacio a la edición de 1888.

2) Originalmente, en el Cap. 11 de los Estatutos.

3) En el Preámbulo original.


CÓMO FUE ESCRITA LA DOCTRINA SECRETA
1) Coronel Olcott, Diary.

2) Ibid. 24 de mayo.

3) Ibid.

4) Ibid. Véase también Old Diary Leaves, II, pág. 90.

5) The Letters of H. P. Blavatsky to A. P. Sinnett, editado por A. T. Barker, pág. 64 (1925).

6) Reminiscences of H. P. Blavatsky and the “Secret Doctrine”, por la Condesa C. Wachtmeister y otros, pág. 96 (1893 ).

7) The Letters of H. P. Blavatsky to A. P. Sinnett, páginas 87-9.

8) Reminiscences, pág. 102.

9) Figura su criptograma únicamente en el Diary.

10) Oakley era Mr. A. J. Coper-Oakley. Véase también Old Diary Leaves, III, págs. 199-200.

11) The Theosophist, marzo 1925, pág. 784.

12) Letters from the Masters of Wisdom (Segunda Serie). Transcripta y anotada por C. Jinarâjadâsa, pág. 126 (1925).

13) “El Maestro y Kashmiri le dictaban por turno”, H. P. B. a H. S. O., 6 de junio de 1886.

14) Reminiscences, pág. 23.

15) Ibid., pág. 24. “Ella copia todo”, escribió H. P. B. a H. S. O. el 6 de enero de 1886.

16) Ibid., pág. 33.

17) Ibid., pág. 35. Véase Lucifer, pág. 355 (1888).

18) Ibid., pág. 41.

19) Ibid., pág. 48.

20) Ibid., pág. 55.

21) H. P. B. a H. S. O., 25 de noviembre de 1885.

22) Publicada en The Theosophist, de agosto 1931, págs. 664-8.

23) Letters of H. P. B. to A. P. S., págs. 194-5.

24) Ibid., pág. 244.

25) Ibid., pág . 294.

26) H. P. B. a H. S. O., reproducida en The Theosophist, mayo 1908, pág. 756.

27) George Redway, Editores, Londres.

28) Mr. Judge aconsejó a H. P. B. protegiera su DOCTRINA SECRETA en los Estados Unidos; teniendo en cuenta que ella era ciudadana norteamericana, esto podía ser hecho. (Ella se naturalizó en 1879.) Letters of H. P. B. to A. P. S., pág. 244.

29) Letters of H. P. B. to A. P. S., pág. 221.

30) The Theosophist, marzo 1909, pág. 588. “Echoes from the Past”.

31) El “Viejo Señor” era el Maestro Júpiter, el Rishi Agastya. Carta de H. P. B. a H. S. O. del 21 de octubre de 1886.

32) Diary.

33) General Report, 1886, pág. 8.

34) Old Diary Leaves, III, pág. 385.

35) Edición de 1888, pág. XVII; edición de 1893, pág. 1. Véase The Theosophist, agosto 1931, págs. 601-7, donde se reproduce esta parte del primitivo bosquejo.

36) Edición de 1888, pág. XIII; 1893, pág. 25.

37) The Theosophist, julio 1931, pág. 429. Una serie ulterior fue publicada en The Theosophist, LIV (1), 1932-33, págs. 27, 140, 265, 397, 538 y 623.

38) Véase The Theosophist, marzo 1925, págs. 781-3, donde C. Jinarâjadâsa se refiere al contenido del manuscrito.

39) The Theosophist, enero 1887, Suplemento, pág. XVIII.

40) General Report, 1886, pág. 8.

41) Reminiscences, págs. 94-7.

42) Reproducido en The Theosophist, agosto 1931, pág. 683.

43) Letters of H. P. B. to A. P. S., págs. 226-7.

44) Ibid., pág. 224.

45) Reminiscences, pág. 73.

46) Ibid., pág. 75.

47) Ibid., págs. 96-7.

48) Reminiscences, págs. 92-3. (Véase también The Theosophist de setiembre 1931. pág. 708, “Reminiscences of H. P. B.” por Bertram Keightley.)

49) Ibid., pág. 94.

50) A. Keightley, The Theosophist, julio 1889, pág. 598.

51) The Theosophist, octubre 1887, pág. 62.

52) General Report, 1887, pág. 9.

53) De una carta existente en los Archivos, fechada el 24 de febrero de 1888.

54) The Path, febrero 1888, págs. 354-5.

55) The Path, junio 1888, págs. 97-8.

56) The Theosophist, mayo 1888, Suplemento, pág. XXXVII.

57) THE SECRET DOCTRINE, Vol. II, edición de 1888, pág. 441. En la edición de 1893, nota al pie de la página 460.

58) Reproducido en Letters from the Masters of the Wisdom, compilado por C. Jinarâjadâsa, pág. 54 (1919).

59) H. P. B. en “My Books”, Lucifer, mayo 1891, pág. 246.

60) Reminiscences, pág. 94.

61) The Theosophist, noviembre 1888, pág. 69.

62) Reminiscences, pág. 85.

63) En la edición de 1888 pág. XVII; en la de 1893, pág. 29.

63) The Theosophist, diciembre 1888, Suplemento, pág. XXX.

65) Citado en Lucifer, diciembre 1888, pág. 346.

66) Volumen I, pág. VII. En la edición de 1893 esta última frase es omitida, pág. XIX. Véase también pág. 369 de la edición de 1888 y pág. 386 de la de 1893, para una referencia más amplia al Volumen III.

67) Volumen II, pág. 437, edición de 1888.

68) Volumen I, pág. 52 en la edición de 1888. Véase el Volumen III, 1893, pág. 376 y siguientes.

69) Volumen III, pág. 359 y siguientes.

70) Reminiscences, pág. 68.

71) Volumen II, págs. 797-8, edición de 1888.

72) G. R. S. Mead en Lucifer, julio 1897, pág. 353.

73) Marzo 1890, pág. 7.

74) G. R. S. Mead en Lucifer, julio 1897, pág. 354.

75) Véase The Vahan, diciembre 1891, pág. 8; The Theosophist, diciembre, Suplemento, pág. XXXII; y The Path, diciembre 1897, pág. 296.

76) G. R. S. Mead en Lucifer, julio 1897, pág. 353.

77) Prefacio a la Tercera Edición Revisada, 1893.

78) Junio 1896, pág. 273.

79) Julio 1896, pág. 361.

80) Agosto 1896, pág. 449 y siguientes.

81) Véase The Theosophist, setiembre 1897, pág. 766.

82) Agosto 1931, pág. 560.

83) The Theosophist, marzo 1922, pág. 534.

84) Declaraciones de James Morgan Pryse en The Canadian Theosophist, setiembre 1926, págs. 140-1. Pryse tuvo a su cargo The Theosophical Publishing Company Ltd., que publicó LA DOCTRINA SECRETA y otra literatura teosófica.

85) Mayo 1895, págs. 179-81.
INTRODUCCIÓN
1) Véase The Theosophist de junio de 1883.

2) Prefacio de la edición original.

3) Cambios o modificaciones. (N. de los Traductores).

4) Dan, en la moderna fonética china y tibetana Chhan, es el nombre general de las escuelas esotéricas y su literatura. En los antiguos libros, la palabra Janna se define como “la reforma de uno mismo por medio de la meditación y el conocimiento”, un segundo nacimiento interno. De aquí Dzan Djan fonéticamente, el Libro de Dzyan. Véase Edkins, Chinese Buddhism, pág. 129, nota.

5) Mr. Beglor, ingeniero jefe en Buddha Gâya y arqueólogo distinguido, fue el primero en descubrirla, según creemos .

6) Véase Isis sin Velo, vol. II.

7) Introduction to the Science of Religion, pág. 23.

8) Ain i Akbâri, traducido por el Dr. Blochmann, citado por Max Müller, ob. cit.

9) Tao-te-King, pág. XXVII.

10) Max Müller, ob. cit., pág. 114.

11) Eusebio.

12) Encontradas y demostradas únicamente ahora, merced a los descubrimientos verificados por George Smith (véase su Chaldean Account of Genesis); y que, gracias a aquel falsificador armenio, han extraviado a todas las “naciones civilizadas” durante unos 1.500 años, haciéndoles aceptar las derivaciones judías como directa Revelación Divina.

13) Egypt’s Place in History, I, 200.

14) Spence Hardy: The Legends and Theories of the Buddhists, pág. 66.

15) E. Schlagintweit: Buddhism in Tibet, pág. 77.

16) Lassen : (Ind. Altertumskunde, II, 1072), habla de un monasterio buddhista erigido en los montes Khilâs el año 137 antes de nuestra era; y el General Cunningham, de otro anterior.

17) Rev. J. Edkins: Chinese Buddhism, pág. 87.

18) Véanse como ejemplo los discursos de Max Müller.

19) Ob. cit., pág. 118.

20) Ob. cit., pág. 318.

21) Asiatic Researches, I, pág. 272.

22) Extranjeros, no pertenecientes a la raza aria. (N. de los Traductores.)

23) Véase Max Müller, ob. cit., pág. 288 y sig. Esto se refiere a la hábil falsificación en hojas insertas en un antiguo monasterio puránico, escritas en sánscrito arcaico y correcto, de todo cuanto los panditas habían oído al Coronel Wilford acerca de Adam y Abraham, Noé y sus tres hijos, etc.

24) De una conferencia de N. M. Prjevalsky.

25) Lün-Yü (- I. a.), Schott: Chinesische Literatur, pág. 7, citado por Max Müller.

26) Life and Teachings of Confucius, pág. 96.

27) En la edición de 1888 decía: “en el Volumen III de esta obra”.

28) Ob. cit., pág. 257.

29) De la primera edición inglesa.

30) El nombre es usado en el sentido de la palabra griega ánthropos.

31) El rabino Jeshoshua Ben Chananea, que murió hacia el año 72 de nuestra Era, declaró abiertamente que había hecho “milagros” por medio del libro Sepher-Yetzirah, y desafiaba a los escépticos. Franck, citando el Talmud babilónico, habla de otros dos taumaturgos, los rabinos Chanina y Oshoi. (Véase Jerusalem Talmud, Sanhedrín, cap. VII, &; y Franck, Die Kabalah, págs. 55, 56.) Muchos de los ocultistas, alquimistas y kabalistas de la Edad Media han pretendido lo mismo, y aun el último mago moderno, Eliphas Lévi, lo asegura públicamente en sus obras sobre magia.

32) Publicóse la primera edición original de LA DOCTRINA SECRETA en 1888 . (N. del T.)




PROEMIO
PÁGINAS DE UNOS ANALES PREHISTÓRICOS
1) Casi no es necesario recordar al lector que las expresiones Pensamiento Divino, Mente Universal no deben considerarse determinando ni aun vagamente un proceso intelectual parecido al que se manifiesta en el hombre. Lo “Inconsciente”, según von Hartmann, llegó al vasto plan de la creación, o más bien de la evolución, “por medio de una sabiduría clarividente superior a toda conciencia”, la cual, en el lenguaje vedantino, significa Sabiduría absoluta. Únicamente los que conocen lo mucho que se remonta la intuición sobre los lentos procedimientos del raciocinio, podrán formarse el más débil concepto de aquella absoluta Sabiduría, que trasciende las ideas de Tiempo y Espacio. La mente, tal cual la conocemos, se resuelve en una serie de estados de conciencia, cuya duración, intensidad, complejidad y demás cualidades son variables, fundados todos en la sensación, en último término, la cual a su vez es Mâyâ. La sensación, además, implica necesariamente limitación. El Dios personal del Deísmo ortodoxo, percibe, piensa y es afectado por la emoción; se arrepiente y experimenta “fiera cólera”. Pero la noción de semejantes estados mentales lleva claramente consigo el inconcebible postulado de la exterioridad de los estímulos excitantes, por no decir nada de la imposibilidad de atribuir la inmutabilidad a un ser cuyas emociones fluctúan con los sucesos que tienen lugar en los mundos que preside. El concepto de un Dios Personal como inmutable e infinito, es, por lo tanto, antipsicológico, y lo que es peor, antifilosófico.

2) Platón demuestra ser un Iniciado cuando dice en Cratylus, que ... es derivado del verbo ...., mover, correr, porque los primeros astrónomos que observaron los movimientos de los cuerpos celestes, llamaron a los planetas ...., dioses. Más tarde la palabra ha producido otra .... - el aliento de Dios.

3) Los nominalistas, arguyendo con Berkeley que “es imposible... formarse la idea abstracta del movimiento independientemente del cuerpo que se mueve” (Principles of Human Knowledge, Introducción, párrafo 10), pueden preguntar: ¿Qué es el cuerpo productor de tal movimiento? ¿Es una substancia? ¿Entonces creéis en un Dios Personal?, etc. A esto se contestará después, en parte avanzada de este libro; mientras tanto reclamamos nuestros derechos de concepcionalistas como opuestos a las opiniones materialistas de Roscelini, respecto al Realismo y al Nominalismo. “¿Ha revelado algo la ciencia -dice Edward Clodd, uno de sus más hábiles defensores- que debilite o se oponga a las antiguas palabras en que se encuentra expresada la esencia de todas las religiones pasadas, presentes o futuras; esto es, conducirse con rectitud, ser compasivo y permanecer humilde ante Dios?” Y estamos conformes con tal que entendamos por la palabra Dios, no el crudo antropomorfismo, que es todavía la columna vertebral de nuestra teología corriente, sino el simbólico concepto de aquello que es Vida y Movimiento del Universo, conocer lo cual, en el orden físico, es conocer el tiempo pasado, presente y futuro, en la existencia de las sucesiones de fenómenos; y conocer lo cual, en el orden moral, es conocer lo que ha sido, es y será, dentro de la humana conciencia. (Véase Science and the Emotions. Discurso pronunciado en la South Place Chapel, Finsbury, London, diciembre 27, 1885).

4) Isis Unveiled, II, págs. 264-65.

5) Rig Veda.

6) Los matemáticos occidentales y algunos kabalistas americanos dicen que también en la Kabalah “el valor del nombre Jehovah es el del diámetro de un círculo”. Añádase a esto que Jehovah es el tercero de los Sephiroth, Binah, palabra femenina, y se tendrá la clave del misterio. Este nombre, que es andrógino en los primeros capítulos del Génesis, se convierte por medio de ciertas transformaciones kabalistas, en masculino, cainita y fálico. La elección de una deidad entre los dioses paganos, el constituirla en un dios nacional para invocarla como al “Dios Uno Vivo”, el “Dios de los Dioses”, y el proclamar este culto monoteísta, no puede convertir a tal deidad en el Principio Uno, cuya “Unidad no admite multiplicidad, cambio, ni forma”, ni mucho menos en el caso de una deidad priápica, como hoy se ha demostrado que es Jehovah.

7) Véase la muy significativa obra The Source of Measures, en donde el autor explica la significación verdadera de la palabra Sacr’, de la cual se derivan “sagrado”, “sacramento”, palabras que han venido a ser sinónimos de santidad, aunque son puramente fálicas.

8) Mândûkya Upanishad, I, 28.

9) Bodhimür: Libro II.

10) Véase el Vedânta Sâra, por el Mayor G. A. Jacob, así como también The Aphorisms of Shândilya, traducidos por Cowell, página 42.

11) Aitareya Upanishad.

12) Sin embargo, orientalistas cristianos llenos de prejuicios, y más bien fanáticos que otra cosa, pretenden probar que esto es puro ateísmo. Como prueba de esto, véase Vedânta Sâra, del Mayor Jacob. Y, sin embargo, la antigüedad entera repite este pensamiento:


Omnis enim per se divom natura necesse est

Immortali aevo summa cum pace fruatir


según dice Lucrecio; - un concepto puramente vedantino.

13) Los mismos nombres de las dos principales deidades, Brahmâ y Vishnu, hace tiempo que debían haber sugerido sus significaciones esotéricas. Brahman o Brahm, es derivado por algunos de la raíz brih, crecer o desplegar (véase Calcutta Review, vol. LXVI, pág. 14); Vishnu, de la raíz wish, penetrar, entrar en la naturaleza de la esencia; siendo así Brahmâ-Vishnu el Espacio infinito, del cual los Dioses, los Rishis, los Manus y todo en este Universo, son simplemente las potencias (Vibhûtayah).

14) Véase en Manu la relación de Brahmâ separando su cuerpo en macho y en hembra; esta última la hembra Vâch, en quien crea a Virâj; y compárese esto con el esoterismo de los capítulos II, III y IV del Génesis.

15) El Ocultismo, ciertamente, se halla “en la atmósfera” al final de este nuestro siglo. Entre otras muchas obras recientemente publicadas, recomendamos especialmente una a los estudiantes del Ocultismo teórico que no quieran aventurarse más allá de la esfera de nuestro plano humano particular. Su título es: New Aspects of Life and Religion, por Henry Pratt, M. D. Está llena de dogmas y filosofía esotéricos; esta última más bien limitada en sus capítulos finales, por lo que parece un espíritu de positivismo condicionado. Sin embargo, lo que dice del espacio, como “Causa Primera Desconocida”, merece citarse:

“Este algo desconocido, reconocido así como forma corpórea primaria de la Unidad Simple, e identificado con ella, es invisible e impalpable” (como espacio abstracto, concedido); y puesto que es invisible e impalpable, es, por lo tanto, incognoscible. Y esta incognoscibilidad ha conducido al error de suponer que es un simple vacío, una mera capacidad receptiva. Pero aun considerado como vacío absoluto, tiene que admitirse que el espacio es, o ya existente por sí mismo, infinito y eterno, o bien que haya tenido una primera causa fuera de él, detrás y más allá de él mismo”.

“Y sin embargo, aun cuando tal causa pudiera encontrarse y definirse, esto equivaldría tan sólo a transferir a ella los atributos que de otra manera corresponden al espacio, no haciéndose así más que rechazar la dificultad del origen un paso más atrás, sin obtener ninguna luz más en cuanto a la causa primera”. (Ob. cit., pág. 5).

Esto es precisamente lo que han hecho los creyentes en un Creador antropomórfico, puesto en el lugar de un Dios intracósmico. Muchos, y aun podemos decir que la mayor parte de los asuntos tratados por el Dr. Pratt, son antiguas ideas y teorías kabalistas que presenta en una forma completamente nueva: “Nuevos Aspectos” de lo Oculto en la Naturaleza, ciertamente. El espacio, sin embargo, considerado como una Unidad Substancial (la Fuente viviente de la Vida), es, como la causa sin causa Desconocida, el más antiguo dogma del Ocultismo, millares de años más antiguo que el Pater-AEther de los griegos y latinos. Así son la “Fuerza y la Materia, como Potencias del Espacio, inseparables y reveladoras incógnitas de lo desconocido”. Todas ellas se encuentran en la filosofía aria, personificadas por Vizvakarman, Indra, -Vishnu, etc., etc. Sin embargo, están expresadas, muy filosóficamente y bajo muchos aspectos no comunes, en la obra anteriormente citada.

16) En oposición al Universo manifestado de la materia, la palabra Mûlaprakriti (de mûla, raíz, y prakriti, naturaleza), o la materia primordial no manifestada -llamada por los alquimistas occidentales Tierra de Adam- es aplicada por los vedantinos a Parabrahman. La materia es dual en la metafísica religiosa, y septenaria en las enseñanzas esotéricas, como toda otra cosa en el Universo. Como Mûlaprakriti, es no diferenciada y eterna; como Vyakta, viene a ser diferenciada y condicionada según el Shvetâshvatâra Upanishad, I, 8, y el Devî Bhâgavata Purâna. El autor de las cuatro conferencias sobre el Bhagavad Gitâ, dice hablando de Mûlaprakriti: “Desde su (del Logos) punto de vista objetivo, Parabrahman le aparece como Mûlaprakriti... Por supuesto, que este Mûlaprakriti es material para él, como cualquier objeto material lo es para nosotros... Parabrahman es una realidad incondicionada y absoluta, y Mûlaprakriti es una especie de velo echado sobre aquél”. (Theosophist, vol. VII, pág. 304).

17) Considerando la filosofía esotérica como Mâyâ (o la ilusión de la ignorancia), todas las cosas finitas, debe necesariamente mirar del mismo modo todos los cuerpos y planetas intracósmicos, viendo que son algo organizado, y por lo tanto, finito. Así pues, la expresión “procede de fuera adentro, etc.”, se refiere en la primera cláusula a la aurora del Mahâmanvantara, o gran nueva evolución, después de una de las disoluciones periódicas completas de todas las formas compuestas de la naturaleza en su última esencia o elemento, desde el planeta a la molécula; y en su segunda cláusula, al Manvántara parcial o local, el cual puede ser solar o tan sólo planetario.

18) Por Centro se entiende un centro de energía o un foco cósmico: cuando la llamada “Creación”, o formación de un planeta, es verificada por la fuerza que los ocultistas designan como Vida, y la ciencia como Energía, entonces el proceso tiene lugar de dentro afuera, considerándose que todos los átomos contienen en sí mismos la energía creadora del Aliento divino. Así es que, mientras después de un Pralaya Absoluto, cuando el material preexistente consiste sólo de Un Elemento y el Aliento “está en todas partes”, este último obra de fuera adentro, después de un Pralaya Menor, habiendo permanecido todo en statu quo -en un estado de enfriamiento por decirlo así, como la luna- al primer estremecimiento del Manvántara, el planeta o planetas comienzan su vuelta a la vida de dentro afuera.

19) Es curioso observar cómo, en los cielos evolucionarios de las ideas, el pensamiento antiguo parece reflejarse en la especulación moderna. ¿Había leído y estudiado Mr. Herbert Spencer a los antiguos filósofos indos, cuando escribió cierto pasaje en sus First Principles (pág. 482) ? O es, acaso, un relámpago independiente de percepción interna, lo que le hace decir semicorrectamente: “Estando fijados en cantidad (?) el movimiento lo mismo que la materia, parece que al llegar a un límite en cualquiera dirección el cambio de la distribución de la materia llevado a cabo por el movimiento (?), este último elemento indestructible habría de necesitar una distribución en sentido inverso. Al parecer, las fuerzas universalmente coexistentes de atracción y de repulsión, que, como hemos visto, actúan rítmicamente en todos los cambios menores del Universo entero, actúan también rítmicamente en la totalidad de sus cambios, produciendo unas veces un período inconmensurable durante el cual, predominando las fuerzas repulsivas, causan la difusión universal -eran alternas de evolución y disolución”.

20) Cualesquiera que sean las opiniones de la ciencia física sobre este asunto, la ciencia oculta ha enseñado durante largos períodos que Âkâsha (del cual el Éter es la forma más grosera), el quinto Principio Cósmico universal -al cual corresponde, y del cual procede el Manas humano- es, cósmicamente, una materia radiante, fría, diatérmana y plástica, creadora en su naturaleza física, correlativa en sus aspectos y creadora es llamada la Sub-Raíz; y en conjunción con el calor radiante, “vuelve a la vida mundos muertos”. En su aspecto superior, es el Alma del Mundo; en su aspecto inferior, es el Destructor.

21) Hypoth, 1675.

22) Seidad: neologismo que nos hemos visto obligados a introducir para traducir la palabra inglesa Be-ness, que es también un neologismo. Indica el algo que hace que el Ser sea; la cualidad del Ser. (N. del T.)

23) “Primera”, presupone necesariamente algo que “es lo primero aparecido”, “lo primero en tiempo, espacio y categoría”; y, por lo tanto, finito y condicionado. Lo “primero” no puede ser lo Absoluto, porque es una manifestación. Así pues, el Ocultismo oriental llama al Todo Abstracto la Causa Una sin Causa, la Raíz sin Raíz, y aplica el nombre “Primera Causa” al Logos, en el sentido que Platón da a esta palabra.

24) Véanse las cuatro eruditas conferencias de T. Subba Row, sobre el Bhagavad Gitâ, en The Tehosophist de febrero de 1887.

25) Llamados Arcángeles, Serafines, etc., por la Teología cristiana.

26) “Peregrino” es el nombre dado a nuestra Mónada (los Dos en uno) durante su ciclo de encarnaciones. Es el único Principio inmortal y eterno que existe en nosotros, siendo una porción indivisible del todo integral, el Espíritu Universal, del cual emana, y en el cual es absorbida al final del ciclo. Cuando se dice que emana del Espíritu Uno, se emplea una expresión tosca e incorrecta, por falta de palabras propias. Los vedantinos la llaman Sûtrâtmâ (Alma-Hilo); pero sus explicaciones difieren algo de las de los ocultistas; explicar estas diferencias es asunto de los vedantinos.

27) No son los organismos físicos los que permanecen en statu quo, y menos aún sus principios psíquicos, durante los grandes Pralayas Cósmicos o los Solares, sino únicamente sus fotografías, âkâshicas o astrales. Pero durante los Pralayas Menores, los planetas, una vez sumidos en la “Noche”, permanecen intactos, aun que muertos, a la manera de un enorme animal que, sepultado en los hielos polares, se conserva lo mismo durante largos períodos.

28) Esto es: Brahmâ, Vishnu y Shiva. (N. de los Traductores).

29) Spencer, a pesar de que lo mismo que Schopenhauer y que von Hartmann, únicamente reflejó un aspecto de los antiguos filósofos esotéricos, y, por lo tanto, conduce a sus lectores a la lúgubre orilla de la desesperación gnóstica, reverentemente formula así el gran misterio: “lo que permanece inmutable en cantidad, aunque siempre cambiando de formas bajo estas apariencias sensibles que el Universo nos presenta, es un poder desconocido e incognoscible, al que nos vemos obligados a reconocer como ilimitado en el Espacio, y sin principio ni fin en el Tiempo”. Sólo la Teología pretenciosa se atreve a medir el Infinito y a descorrer el velo que cubre a lo Insondable e Incognoscible; jamás lo hace la Ciencia ni la Filosofía.

PARTE PRIMERA




Compartir con tus amigos:
1   ...   21   22   23   24   25   26   27   28   29


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad