La ciencia de la palabra hablada



Descargar 0.55 Mb.
Página8/15
Fecha de conversión24.02.2018
Tamaño0.55 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   15

Por Kuthumi


Al estudiante dispuesto a experimentar con la Ley Cósmica:


El estímulo para llevar a cabo un propósito, previsto por el Maestro El Morya, no sólo debería aplicarse a las actividades de la Hermandad, coordinadas mutuamente en la Tierra como en el Cielo, sino a la vida de cada uno de los estudiantes.
Por lo tanto, uno de los primeros ejercicios que Quiero dar a los estudiantes para reforzar el aura consiste en una acción tripartita.
El estudiante comienza visualizando la Llama Trina que se expande dentro de su corazón1, [Para mayor explicación acerca del fortalecimiento del aura, véase: “Studies of the Human Aura” por Kuthumi, págs. 51-56, o “The Human Aura” págs. 33-38, publicados por Summit University Press (ambas obras publicads en español)] [Se visualiza la pluma azul a la izquierda, la pluma amarilla en el centro y la pluma rosada a la derecha de uno mismo] luego se sella a sí mismo y su conciencia en un globo de fuego blanco y, una vez alcanzado esto, comienza a recitar las siguientes palabras con suma humildad y devoción:
YO SOY luz, candente luz,

radiante luz, luz intensificada.

Dios consume mis tinieblas,

Transmutándolas en luz.


Este día YO SOY en foco del Sol Central.

a través de mí fluye un río cristalino,

una fuente viviente de luz

que nunca puede ser calificada

por pensamientos y sentimientos humanos.

YO SOY una avanzada de lo divino.

Las tinieblas que me han usado son consumidas

por el poderoso río de luz que YO SOY.


YO SOY, YO SOY, YO SOY,

yo vivo, yo vivo, yo vivo en la luz.

YO SOY la máxima dimensión de la luz;

YO SOY la más pura intención de la Luz.

YO SOY luz, luz, luz

inundando el mundo dondequiera que vaya

bendiciendo, fortaleciendo y comunicando

el designio del reino del Cielo.


Al visualizar el resplandor de fuego blanco cósmico alrededor de ustedes, no se preocupen por los errores en sus pensamientos que a través de los años pueden haber invadido su conciencia. No se permitan concentrarse en ninguna calidad ni condición negativas. No permitan que su atención descanse en la imperfección que supone tener.
Muy bien, fíjense en lo que la luz puede hacer por ustedes. Fíjense cómo hasta su forma física puede cambiar; cómo un refortalecimiento de la estructura de su salud puede efectuarse en el cuerpo, mente y alma.
Intenten hacer este ejercicio, por muy simple que parezca, y sepan que muchos de los Maestros Ascendidos lo harán junto con ustedes.
Muchas veces, los adultos tienen miedo de que los consideren como niños2. [Marcos 10:14-15] Preferirían aparentar ser hombres de mundo muy sofisticados –si sólo pudieran darse cuenta de que con ello están huyendo de temores y de inseguridades profundamente arraigados que han enterrado debajo del clamor de sus actividades sociales-. ¡Claro está, que con todo lo que saben del universo físico, de su medio ambiente y de los diseños mentales necesitan revelar lo grandioso que son el realidad!.
No obstante, queridos Míos, ¡qué conmoción les espera a esos hombres y mujeres cuando se vayan a enfrentar cara a cara con las deslumbrante verdad de la realidad y se den cuenta de que mucho de lo que han aprendido tienen que rectificar, y de que, lo que consideraban su propia grandeza, tiene que ser sacrificada en el altar de la verdadera grandeza del Yo Crístico!. Después compararán, tal vez, lo que todavía no saben con lo que realmente saben y se darán cuenta de cuán exentos de gloria se ven a los ojos de la Jerarquía Cósmica.
No es necesario impresionar a los Maestros con ninguna cualidad que ustedes puedan tener. El Cielo ya sabe exactamente lo que ustedes son arriba y abajo. Ya sabe que están hechos a imagen y semejanza de Dios.
Si retornan a esa imagen en una manera sencilla, dulce e inocente, Les prometo que el Cielo no los tendrá ocupados demasiado tiempo en el campo de acción infantil, sino que los elevará a la conciencia de un maduro hijo o hija de Dios.
Mientras conserven la actitud de un niño, serán capaces de hacer algo por sí mismos que sea tan valioso como válido; serán capaces de deshacerse de las ataduras que los ligan a su egocentrismo, hasta que finalmente el pequeño pájaro del alma vuele hacia los cielos y vea la gloria del eterno sol.
Nosotros, en Nuestra Hermandad de la Túnica Dorada, Nos hemos consagrado a la liberación de los que se encuentran todavía enredados en los vanos aspectos de la conciencia humana. Que ellos puedan desarrollarse espiritualmente, libres por fin para expresar las finalidades de la vida como Dios lo designó para ellos, ésa es Nuestra plegaria…

Kuthumi


X
Dios, el decretador original


Por los Mensajeros


Los Decretos de Dios son actos sabios, libres y santos del consejo de su voluntad, por medio de la cual, desde tiempos inmemoriales, Él ha predeterminado invariablemente por su gloria, todo lo que acontece a su debido tiempo”1. [Véase bajo: ‘decreto’ en la Enciclopedia de la Academia Real de la Lengua] Estas palabras de un religioso publicadas en 1648, expresan el hecho irrefutable de que Dios mismo fue el primer decretador y que Él es decretador por excelencia.


Si consideramos todo lo que acontece en el tiempo y espacio, lo que observamos como el efecto de la primera causa, surgió en el principio por decreto de la voluntad de Dios, entonces debemos admitir que el decreto –el fíat del Señor que acompaña todo acto creativo- es indispensable para la creación. Esta Palabra hablada, que procede de la Deidad, es el Verbo sin el cual “no se hizo nada de cuanto existe”2. [Juan 1:3]
Si Dios en toda su omnipotencia obedece la orden de la Palabra hablada y no deja de emplear esa Palabra cada vez que crea, ¿puede el hombre como co-creador con Dios dejar de seguir su ejemplo?. Todo lo que el hombre desee debe invocarlo de la Deidad por medio del Decreto, y cualquier creación que se invoque, si ha de perdurar, tiene que invocarse, por Decreto Divino, en el nombre del Cristo desde el corazón del Dios Padre-Madre.
Si Dios es el decretador original, entonces el hombre, hecho a su imagen y semejanza3, [Génesis 1:26] tiene que ser también decretador de lo que acontece en la Tierra. Y esto tiene que hacerlo si ha de obedecer el mandato del Señor: «Tomad dominio sobre la Tierra»4. [Génesis1:28]
Por lo tanto, es deber y responsabilidad solemne del hombre y de la mujer pronunciar los Decretos de Dios, es decir afirmar Su Ley y Su Verdad por medio del poder de Su Nombre YO SOY. El hombre ha de llegar a ser igual a Dios, tiene que vestirse con la conciencia de su Creador y convertirse en todo lo que Él ha declarado sobre el verdadero ser desde el principio.
Los Decretos no son sólo un fíat de la Voluntad Divina, sino además un desafío a toda oscuridad, al propio Anticristo5 [If Juan 2:18] y al mal* [energía velada o velo de energía] que se personifica en el mentiroso y la mentira6. [Juan 8:44] Por eso, citando las pintorescas palabras de un teólogo del siglo XVI: «Todos los diablos en lo profundo del infierno tiemblan ante Sus Decretos»7. [Véase bajo: ‘decreto’ en la Enciclopedia de la Academia de la Lengua]

Tomás Moro, un hombre de letras más que famoso, habló del adversario diciendo así: «El diablo… el espíritu orgulloso… no puede soportar que lo ridiculicen».
Los Decretos de Verdad y Luz que piden que se desenmascare el malvado son la burla de los orgullosos y de los ambiciosos que cayeron junto con el “hijo de la aurora”8. [Isaías 14:12] Este es el mismo Lucifer, quien será “arrojado al Seol a lo profundo del abismo”9 [Isaías 14:15] por Decreto del Señor de los Ejércitos, como está escrito en el Libro de Isaías. “Porque el Señor de los Ejércitos lo ha determinado ¿y quién ha de invalidarlo?, y su mano extendida ¿quién ha de retirar?”10. [Isaías 14:27] Los Decretos son la palabra del testimonio de los santos, mediante la cual vencen al diablo, de acuerdo con el fíat original de la voluntad de Dios. Si Dios no hubiera ordenado primero que Satanás (la personificación de la mente carnal en un planeta y sus habitantes) sea atado, entonces los Decretos del hombre no lo podrían llevar a cabo.
No obstante, porque Él ha decretado el fin de las actividades de Satanás, toda la humanidad puede poner en práctica esa santa voluntad por medio del poder de la Palabra hablada, “la palabra de su testimonio”11. [Apocalipsis 12:11] Esta reciprocidad, esta interacción de la emisión de la Palabra hablada a través de Dios y del hombre, es el cumplimiento de toda profecía como es arriba es abajo. Consideremos ahora cómo Dios, a través de su emisario, el Señor Maitreya, ha incrementado la acción de la Palabra hablada con el poder del diez mil por diez mil en estos últimos días, a fin de acortar los días “en beneficio de los elegidos”12. [Mateo 24:22]

XI
El poder del diez mil por diez mil





Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad