La adicción, es uno de los flagelos que esta afectando con mayor fuerza al ser humano, llevándolo a estados críticos tanto fís



Descargar 31 Kb.
Fecha de conversión30.12.2017
Tamaño31 Kb.
Vistas71
Descargas0

Jhon jairo 25 años asesor de cmr universidad de manizales psicologia
La adicción, es uno de los flagelos que esta afectando con mayor fuerza al ser humano, llevándolo a estados críticos tanto físicos como emocionales, a un deterioro, como sujeto, y a la pérdida de la esperanza, de la fe, del amor, del sentido de humano. Ha tocado así el ser un fondo, ha llegado al abismo del terror y la soledad, en donde su única salida es seguir ingiriendo la sustancia para no dar cuenta de si mismo, evadiendo, huyendo, pero ante todo, haciendo mil intentos por sentirse mejor, por ser feliz así sea un solo momento, y claro esto lo logra en el estado al cual lo lleva una aspirada por la nariz, o una inyección en su vena, o un trago de licor en donde se sumerge , pero luego talvez tarde se da cuenta que no que da nada, que ya no hay sustancia, que en el solo existe un vació que no sabe como llenar.
Es por todo lo anteriormente mencionado que esta propuesta estará en busca de vislumbrar alguna manera desde un espíritu humanista la respuesta a la dependencia, al placer superficial, a esa manera en que conciente mente el hombre se destruye, y pierde control de si.
Desde la logoterapia de frankl la cual habla del sentido de vida y la búsqueda insaciable del ser humano de dicho sentido, aparece la pregunta si detrás del consumo de alguna sustancia, el sujeto lo que esta haciendo es buscar este sentido, o si por otro lado esta persona le esta queriendo dar sentido a su vida por medio de este consumo, aislado de la posibilidad de ser un ser plenamente conciente de si mismo? .
Según frankl una de las características que revelan la ausencia de sentido es la que atribuye al placer, ya que se traduce en la búsqueda desaforada de los objetos que lo producen como las sustancias psicoactivas. Este placer o mejor la búsqueda de este, aparece cuando se frustra la voluntad de sentido, mostrándose como anestesiador del espíritu, que fomenta la inmadurez, la cual incapacita al individuo para descubrir el autentico sentido de la existencia humana.
El adicto es un sujeto que definitivamente esta inmerso en su mundo vació y frustrado, por sentirse incapacitado frente a lo que realmente a querido ser, y además frente a la confusión que le produce el hecho de sentirse culpable ante algo que apacigua su dolor, su tristeza, y su soledad.

Aparece allí la necesidad de encontrar un camino, una puerta hacia la luz, que de a esta persona una perspectiva diferente frente a su vida, que le muestre un espejo suyo que no lo vea como enfermo, como patológico, sino como un humano, con potencial y capacidades, que le permita asumir su problema sin estigma, ni señalamientos.


En este proceso se visualiza como la posibilidad de que la persona vea en ella misma la solución a su problema, es decir se sienta responsable de su cambio, y

Además se sienta libre para decidir lo que cree mejor para si misma, y de esa manera permitirle desarrollar con autonomía las decisiones frente a su vida.


Se debe tener en cuenta la necesidad de rescatar el potencial del sujeto, ya que es muy posible que dado su grado de adicción, su potencial estuviese guiado hacia fuentes de destrucción, de manipulación, o de mentira en pos del consumo. Este potencial es el que va ha mostrar a esta persona que dentro de si existen cosas que apenas conoce y que es importante desarrollarlas para su vida.

Es definitivamente claro que esta persona siente en este proceso la necesidad de asumir un estilo de vida nuevo, saludable, que le muestre una perspectiva diferente de su vida, pero debe tener claridad de las implicaciones que esta decisión tiene para el, ya que ante todo tiene la necesidad inminente de ser y sentirse un ser transparente y honesto, ya que estos son valores plenamente necesarios en la posibilidad que este tiene de darle un sentido a su vida.


Se debe también hablar de un principio vital que en apariencia y por su forma de interpretación a un nivel social es visto como debilidad, la humildad, que no es arrastrarse, o menos preciarse, sino mas bien es vivir con tolerancia, con respeto, con aceptación hacia su vida y la del otro, pero ante todo hacia su realidad, hacia su existencia. Es una actitud frente así mismo que podrá dar a la persona trascendencia y conciencia.
Todo esto se trata entonces de que estas personas se den cuenta que encontrar o construir el sentido de su vida no es algo que se pueda lograr mediante disposiciones, o por imperativos sociales de autoridad, sino que esto es una posibilidad asequible para cualquier persona, que encuentre la razón u objeto, con la suficiente dignidad para justificar un verdadero sentido, y así arrastrar su voluntad hacia su realización, es decir que realmente sea un deseo intrínseco el que lo motive a su despertar. Es allí en donde la persona empezara a encontrar sentido a todas aquellas cosas en las que anteriormente no lo encontraba, en la sencillez del volar de una paloma, en la palabra de un viejo, en la mirada de un niño, a sus propios pensamientos y sentimientos, ya que empezara a dar valor a solo el hecho de tener la posibilidad de existir, y desde ese momento empezara a vivir y sentir todo momento como si fuera el ultimo, y allí es en donde se denota la importancia de el vivir el aquí y el ahora, y experimentar un darse cuenta constante gracias a su nueva actitud frente a si mismo y el mundo.

SI NO ES AQUÍ DONDE?

SI NO ES HOY CUANDO?

SI NO SOY YO QUIEN?

La idea es entonces a partir de todo lo anteriormente mencionado que en el trabajo con adictos dependientes de alguna sustancia psicoactiva se instaure como visión durante su proceso terapéutico, que todo sujeto tiene la necesidad inminente de encontrar, construir, y dar sentido a su vida, ya que es aquello que le posibilitara alcanzar una verdadera sobriedad, es decir un estilo de vida nuevo diferente y saludable el cual se identificara por la conciencia y el control que dicha persona tendrá sobre si para si misma, y focalizar que todo esto se da gracias a su propia voluntad y su propio deseo que surgen de su interior.

IDENTIFICACION {darme cuenta}

RESPONSABILIDAD

AUTOCONTROL

HONESTIDAD

ACEPTACION

COOPERACION

EL VACIO DE MI EXISTENCIA SOLO LO PUEDO LLENAR CONMIGO, POR MI, GRACIAS A TI, GRACIAS A ELLOS, GRACIAS A DIOS


El sentido de la vida, es la luz que la ilumina, y que nunca se apaga porque la engendra el AMOR.

UNIVERSIDAD DE MANIZALES


FACULTAD DE PSICOLOGIA

PSICOLOGIA HUMANISTA

DOCENTE: LUIS GONZALES LOPEZ


ALUMNO: JHON JAIRO OLARTE



30200118142

MANIZALES MAYO 19 DE 2003

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos