Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente departamento de salud psicología y comunidad licenciatura en psicología proyecto de aplicación profesional (pap)


Fotografía 7: “cambio de percepción”



Descargar 2.12 Mb.
Página15/15
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño2.12 Mb.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15
Fotografía 7: “cambio de percepción”

Fuente: Capturada en el trabajo de campo (2016).
Los cambios reportados por los asistentes al taller, muestran que es posible una reconfiguración en la concepción que se tiene de vejez, a través de las acciones que realizan en su día a día, y de cómo es que socialmente se han impuesto limitaciones para esta etapa.

Capítulo 7: Conclusiones y recomendaciones


El siguiente apartado responde a la pregunta de investigación: ¿Cuáles son las prácticas de cuidado cotidianas que llevan a una configuración o re-configuración en el bienestar psicológico y subjetivo en el Adulto Mayor que abonan a la Calidad de vida?
Tras el análisis realizado en los capítulos anteriores, se puede dar cuenta de la manera en la que se relaciona el sentido de ser viejo con el autoconcepto y la autonomía: las cuales se conforman a lo largo de la vida, y es en esta etapa que se acentúan ciertos aspectos. Así mismo se puede tener un panorama general de la manera en que el Adulto Mayor se relaciona y cómo es que vive las relaciones actuales que posee. Por otro lado, permite dar cuenta de las emociones y cómo éstas se vuelven un eje transversal que atraviesa al Adulto Mayor en todas sus áreas.
Es por lo anterior que se considera como un apartado relevante abordar las prácticas de cuidado, ya que en ellas es en donde se vuelve visible los cambios para una reconfiguración en la calidad de vida, sin dejar de lado que es parte de un proceso el cual depende de las necesidades del contexto en el que se desenvuelven, sin dejar de lado su historia de vida. Ya que los cambios conductuales demuestran a su vez modificaciones cognitivas.
Primeramente se pueden distinguir dos grandes grupos en los cuales el proceso de resignificación de la vejez fue diferente. En el primer grupo se puede ver cómo en muchas de las situaciones existía con anterioridad, en el Adulto Mayor, una merma en su autoconcepto y autonomía, misma que se ve recrudecida al llegar a esta etapa de vida, ya que al enfrentarse a las pérdidas que puede llegar a acarrear convertirse en Adulto Mayor enfocan su atención en estos aspectos que previamente no habían valorado como importantes o significativos. Un ejemplo de ello es lo que se compartió en la sesión 3 de autoconcepto:
Estoy tan a gusto así [...] tengo a mis hijos, tengo a mis nietos. [...] Ya nadie me da presión, puedo hacer lo que yo quiera; porque me tenía como su propiedad. No, es mi mujer y nadie me la mira, nadie nada. [...] Ya después ya no le pedía permiso yo me salía de paseo al parque (Adulto Mayor, CEMAM, 2016).
Lo anterior ayuda a concluir que el Adulto Mayor suele vivirse bajo los parámetros sociales de pérdidas. Sin embargo esto no es definitivo ya que tras el taller se identificó como existieron ciertas reconfiguraciones en la manera en la cual se vivían, lo cual fue el objetivo principal del taller. Por lo que, una vez que comienza a prestar atención a aquellas cosas que se ven como una ganancia descubre que la etapa en la cuál vive es una nueva oportunidad de retomar aquello que no le era posible realizar.
De esta manera es que se puede mencionar que al mejorar el autoconcepto que se tiene, la persona también logra significar de manera diferente el sentido de ser viejo. Este proceso se diferencía en las personas cuyo autoconcepto era positivo desde un inicio, y que contrario a lo antes mencionado, muchos de ellos se definían de manera positiva pero no se reconocían como parte de este grupo poblacional.
Con el segundo grupo el trabajo del taller funcionó a la inversa, en donde tras modificar el concepto que se tiene del sentido de vejez, las personas fueron capaces de aceptarse en dicho grupo sin que esto tuviera que implicar una renuncia a su yo actual; puesto que se reposicionan como personas valiosas, capaces,  validando y aceptando su pertenencia al grupo de la tercera edad. El siguiente fragmento da cuenta de dicha aceptación (Adulto Mayor CEMAM, 2016, sesión 6 abordando el sentido de vida): “Y ahora que soy anciana, me doy cuenta con mis nietos [...] que ellos reflejan lo que estoy sintiendo, [...] en ellos me veo, [...] entonces trato de cambiar mi actitud”.
Así pues, se puede dar respuesta a la pregunta ¿Cuáles son los elementos que el Adulto Mayor considera para que una relación social sea favorable?, para ésto el Adulto Mayor define que una relación es favorable cuando en la misma se le ve como una persona con valía, es decir, cuando el otro establece una relación en la cual resignifica lo que es la vejez de una manera positiva y a partir de este concepto es que se lleva a cabo la interacción.
Las interacciones basadas en un enfoque positivo forman parte del crecimiento continuo que el Adulto Mayor aún desea experimentar, se observa que en esta etapa de vida la persona se encuentra más abierta y dispuesta a generar cambios. Una muestra de ello es lo compartido en la sesión 6 (“satisfacción de vida”): “si uno tiene amor a la familia luchamos verdad, porque ellos estén bien y nosotros podamos estar con ellos”
(Adultos Mayores, CEMAM, 2016).
Como se puede observar parte de las reconfiguraciones en las actitudes y conductas que expresan los adultos mayores pertenecientes al taller, tiene que ver con buscar aquellas relaciones que apoyan la percepción, ilusiones y deseos que ellos identifican como parte de su etapa de vida; con la finalidad de traspasar la percepción cultural y señalar una relación tóxica a pesar de que sea una relación familiar. Un ejemplo de lo anterior es lo dicho por una participante en la sesión 6 con la temática de “satisfacción de vida”:
“Me pregunto porque estoy llorando si yo soy alegre y feliz… siento que es de alegría y saber que he logrado mucho [...] Y se los he dicho como a 2 o 3 de mis hijos ustedes dicen que soy y ustedes que saben cómo me siento a veces… (y me dicen) ¡ay no mamá!,  tú eres un ejemplo de vida” (Adulto Mayor, CEMAM, 2016).
Las redes de apoyo forman una parte fundamental en la vida del Adulto Mayor, si bien se sabe que no existe una amistad que pueda suplir o colocarse a nivel de la importancia de la familia, en muchas ocasiones si lograra compensar la ausencia de la misma. Motivo por el cual se considera que en la situación que los participantes del taller viven, significa para ellos una fuente importante, sin embargo continúan reportando la necesidad de mejorar y/o retomar sus relaciones familiares.
El tema de las relaciones sociales se encuentra estrechamente ligado con la emocionalidad, ya que una siempre viene acompañada por otra; es debido a esto que ambos componentes afectan de manera directa al bienestar del Adulto Mayor, y es así como el brindarse la oportunidad de identificar que una persona es importante por el daño o beneficio que causó demuestra crecimiento a nivel emocional.
Identificar a través del discurso y de las acciones los cambios logrados en la vida de los Adultos Mayores, invita a reconfigurar las prácticas de cuidado. Estas actitudes se direccionan a la búsqueda de mejoras; al ser la misma persona quien reporta su cambio y lo difícil que ha sido romper los esquemas que durante tanto años ha practicado. Es importante reflexionar y a la vez cuestionar sobre el mundo de posibilidades que el Adulto Mayor aún puede vivir, pues la vida no termina con la vejez por el contrario es el momento preciso para hacer una reflexión y a partir de ello modificar aquellas conductas que ya se confirmó son innecesarias, retroalimentación que es más llevadera cuando se cuenta con redes de apoyo nutritivas.
Finalmente al buscar dar respuesta a la pregunta: ¿Cuáles son las prácticas de cuidado que configuran o re-configuran la satisfacción del yo y el proyecto de vida? Se puede hablar de que la relación existente entre prácticas de cuidado y satisfacción del yo y proyecto de vida es bidireccional; esto quiere decir que ambas se ven modificadas por lo otro.
Si se tuviera que hablar de un tipo de prácticas que reconfiguran la satisfacción del yo, las mismas estarían relacionadas, como se mencionó anteriormente, con la capacidad de empoderarse y mostrar ante los demás lo que se desea hacer. Un ejemplo de ello fue lo recabado en la sesión 7 de “proyecto de vida”: “Pues si antes pensaba que ya no era útil ahora se que aunque ya vieja pero valgo mucho y trato aunque con dificultad, pero realizó algunos trabajos o cosas que no hacía”. Otras frases mencionadas fueron: “empezar a valorarme un poco más”, “me han dado valor para enfrentarme a obstáculos que no podía hacer”, “ser libre, hacer e ir a dónde yo quiera” (Adultos Mayores, CEMAM, 2016).
Es debido a lo anterior que se recomienda dar un enfoque de ganancias a esta edad, ya que al cambiar el lugar desde donde se define y se conoce al Adulto Mayor, las posibilidades de ser crecen para ellos y se modifica tanto su actitud como su actuar en la vida.
Para quienes estén interesados en el trabajo con Adultos Mayores, es necesario que se tome en cuenta lo previamente dicho, así como tener presente que a pesar de tener mucha información teórica, al momento de estar en interacción con esta población es necesario ubicar y validar las diversas historias que viven al ser viejos, ya que éstas pueden contradecir de manera significante lo mencionado por algunos teóricos. Es relevante mencionar que la población referida está dentro de un contexto institucional que es el CEMAM.
Por otro lado se considera importante tomar en cuenta que a pesar de que se trabaja con personas de un grupo poblacional específico, los sujetos cuentan con una historia previa que se ve relacionada de manera tanto directa como indirecta con la etapa que viven, razón por la cual, el contar con un panorama general brinda herramientas para conocer las necesidades a atender y el lugar desde donde se debe empezar a caminar, para lograr así cambios en la vida del Adulto Mayor, que impacten en una reconfiguración de su pensar y actuar, y durante este proceso analizar las modificaciones discursivas que a nivel cultural se hacen de la familia en relación a promover la independencia y el cuidado del Adulto Mayor.

Así mismo se considera importante profundizar más en la emocionalidad ya que es uno de los elementos más significativos y presentes en esta etapa de vida, por lo que se considera importante trabajar en la temática sobre regulación emocional, ya que los Adultos Mayores la mencionan, pero no se investigó como tema prioritario, por lo que se considera un tema rico para investigar ya que es constante en el discurso; mencionando así algunos métodos para controlar y lidiar con las emociones pero de manera general y enfocado a las emociones poco gratas. Sería conveniente indagar lo anterior desde la perspectiva de cada una de las emociones por separado.


A su vez, es necesario resaltar que los resultados aquí expuestos se asocian a personas cuya habilidad cognitiva no se encuentra deteriorada de manera significativa, razón por la cuál se debe valorar a la población a la que se dirige el taller para poder atender a las necesidades específicas de dicho grupo, respetando la integridad de la persona con todo lo que es hasta el momento.
A pesar de lo antes mencionado, existió en el taller gente que no es propiamente del grupo poblacional de la tercera edad y se da cuenta de que talleres como el ya mencionado, con personas que se encuentran en un momento previo a la etapa de la vejez, puede significar un cambio importante en la manera en la cual vean dicha etapa; lo que podría generar que la vivan de una forma más positiva y sana. Razón por la cual sería importante que para las futuras propuestas teóricas se tomará en cuenta la posibilidad de desarrollar un taller que esté disponible de manera transgeneracional.
Por último, se recomienda que al trabajar con Adultos Mayores, el abordaje hacia el proyecto de vida se realice desde las posibilidades actuales que tiene la persona, así como plantear tiempos concretos (temporalidades entre 1 y 2 años) y que no sean a largo plazo, de forma tal que la persona pueda ir viendo la manera de llevarlos a cabo y recoger los frutos de lo que se ha planteado como meta.

Bibliografía


Aguirre, B; Bautista, A & Pulido, M. (2015). Análisis comparativo entre adultos mayores institucionalizados y los asistente a un centro de dia, en relación a sus estado de ansiedad, somatización y proceso cognitivo (Tesis sin publicar). Instituto Tecnologico de Estudios Superiores de Occidente, Guadalajara.
Álvarez-Gayou, J.L. (2003). Cómo hacer investigación cualitativa. Fundamentos y metodología. México D.F: Paidós Educador. pp. 64-99.

Arévalo-Herrera, D. (2011). Estimulación múltiple en adultos mayores. (Ed 1). Puebla: Lupus Magister.

Bericat, E. (2000). La sociología de la emoción y la emoción en la sociología, Papers, Vol 62, pp 145-176  

Callís-Fernandez (2011) Autoimagen de la vejez en el adulto mayor. Rev. Ciencia en su PC, N° 2 (Vol) 30-44 pp.

Enríquez, R. (2014). Voces y sentires de la gente mayor: emociones, envejecimiento y pobreza urbana. En Enríquez, R y Villareal, M., (Ed.). Los retos de la política pública ante el envejecimiento en México. ( 1ª ed., pp 113-130). Distrito Federal: CIESAS, INDESOL e ITESO.

Enríquez, R. y López, O. (2014). Las emociones como dispositivos para la comprensión del mundo social. (1ª edición). Guadalajara: ITESO, Universidad Autónoma de México, Facultad de Estudios Superiores Iztacala.

Escobar, M; Puga, D y Martín, M. (2008). Asociaciones entre la red social y la discapacidad al comienzo de la vejez en las ciudades de Madrid y Barcelona en 2005, Rev. Esp Salud Pública, Nº 6 (Vol), 637-651 pp.

Fernández Ballesteros, R. (2002). Vivir con vitalidad. Madrid: Pirámide.

Floréz, L .(2004). Psicología de la salud. Psicologíacientífica.com

Gergen (1996) Realidades y relaciones :aproximaciones a la construcción social. Barcelona, Paidós.

Gobierno Federal, (2012). La perspectiva de las mujeres sobre los programas sociales “70 y Más” y “Vive Grande”. Propuestas de fortalecimiento. Recuperado de http://cedoc.inmujeres.gob.mx/ftpg/Jalisco/JAL_MA6_dx_2012.pdf

Gomez-Arqués y Martos-Martín. (2001). Quererse a sí mismo: un ingrediente básico del sentido de la vida. En Rubio- Herrera, cabezas-Casado, (coord.). En busca del color, el calor y el sentido de la vejez. (ed 1, pp 181-191). Granada: Grupo Editorial Universitario.

González, L., Tron, R. & Chávez, M., (2009). Evaluación de Calidad de Vida a través del WOQOL en población de Adultos Mayores en México. DF: Universidad Nacional Autónoma de México Facultad de Estudios Superiores Iztacala.

García-Rodríguez, B. Ellgring, H. (2010). Los motivos y las emociones en la Vejez. (edición digital) . Madrid: UNED

Hernández, Z. (2006). Estudio exploratorio sobre el proyecto de vida en el adulto mayor. Redalyc, número 001, (vol 16). 103-110.

Hernández-Sampieri, R; Fernández, C y Baptista, P. (2010). Metodología de la investigación. (quinta edición). México D.F: Mc Graw Hill.

Ibáñez, Botella, Domènech, Samuel-Lajeunesse, Martínez, Pallí, Pujal, Tirado (2013) Introducción a la Psicología Social, Barcelona, Editorial UOC

Inga y Vara (2006) Factores asociados a la satisfacción de vida de adultos mayores de 60 años en Lima-Perú. Univ. Psychol. Bogotá, número 5 (Vol 3) pp. 475-485

Mebarak, De Castro, Salamanca, Quintero (2009) Salud mental: un abordaje desde la perspectiva actual de la psicología de la salud. Psicología desde el Caribe. Universidad del Norte. Nº 23 pp. 83-112

Montes de Oca, V (2003, septiembre, 8-9). Redes de apoyo social de personas mayores: elementos teórico-conceptuales. Recuperado de: http://www.cepal.org/celade/noticias/paginas/7/13237/pp18.pdf

Oblitas, L. (2008). El estado del arte de la psicología de la salud. Revista de psicología, núm 2 (vol. 26), pp 219-254.

Oblitas, L. (2008). Psicología de la salud: Una ciencia del bienestar y la felicidad,Av. PSICOL, Vol. 16, pp 6.

Páez y Casullo (2000) Cultura y alexitimia. Buenos Aires, Argentina, Paidós

Pérez, L. Oropeza, R. López, J. Colunga, C. (2014). Psicogerontología y trabajo anticipado del envejecer. Rev. Iberoamericana de Ciencias. Vol. 1 (2). P.p. 3-10.

Perdomo, M. (2002). Socioconstruccionismo y cultura. Relaciones, lenguaje y Construcción Cultural. Recuperado de: https://bibliotecadigital.icesi.edu.co/biblioteca_digital/bitstream/item/3767/1/Socioconstruccionismo_cultura_2002.pdf

Robles, L. (2007). La invisibilidad del cuidado a los enfermos crónicos. Guadalajara:Editorial Universitaria.          

Robles, L.; Rizo, G.; Camarena, L.; Cervantes, L.; Gómez, M. & Siordia, M. (2000). Redes y Apoyo Social en ancianos enfermos de escasos recursos en Guadalajara, México. Cad Saúde pública, número 16 (vol. 2), pp 557-560.

Ruvalcaba, N; Fernández, P; Salazar, J. (2014). Análisis de las relaciones entre la inteligencia emocional y factores asociados a la calidad de vida. Psicología y salud. Número 2 (Vol 24.), pp 245-253.

Ryff, D; Keyes, C & Shmotkin,D. (2002). Optimizing Well-Being: The Empirical Encounter of two Traditions. Journal of personality and Social Psychology, Vol 82 (Nº6). pp 1007-1022.

Satorres, E (2013) Tesis Doctoral: Bienestar psicológico en la vejez y su relación con la capacidad funcional y la satisfacción vital. Universitat de Valencia

Shagoury-Hubbard, R y Miller-Power, B. (2000). Pentimento: Estrategias para el análisis de los datos. Shagoury-Hubbard y Miller-Power. En, en Shagoury, R., y Miller, B. El arte de la indagación en el aula. (1 ed., pp. 122-176) Barcelona: Gedisa.

Strauss, A y Corbin, J (2002). Bases de la investigación cualitativa. Técnicas y procedimientos para desarrollar la teoría fundamentada. Colombia: Facultad de Enfermería-Universidad de Antioquia. Pp. 11 a 38.

Villarroya, A. (2008) Autonomía personal en la edad avanzada. Universidad de Valeinzia. Edita caja Mediterráneo.obras sociales.

Vázquez, K. y Enríquez, R. (2014). Subjetividades, prácticas y relaciones en el cuidado. El caso de las personas mayores en situación de pobreza en la Zona Metropolitana de Guadalajara. En Enríquez, R y Villareal, M., (Ed.). Los retos de la política pública ante el envejecimiento en México. ( 1ª ed., pp 113-130). Distrito Federal: CIESAS, INDESOL e ITESO.







Compartir con tus amigos:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad