Informe de fondo



Descargar 0.64 Mb.
Página2/7
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño0.64 Mb.
1   2   3   4   5   6   7

RESUMEN





  1. El 1 agosto de 2006 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión”, “la CIDH” o “la Comisión Interamericana”) recibió una petición presentada por la Asociación Casa Alianza, el Movimiento Social por los Derechos de la Niñez y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) (en adelante “los peticionarios”), en donde se alegó la responsabilidad internacional de la República de Guatemala (en adelante “el Estado”, “el Estado guatemalteco” o “Guatemala”) por las presuntas acciones y omisiones que produjeron que los niños Osmín Ricardo Tobar Ramírez y J.R.1 fueran retirados de su hogar y puestos en adopción internacional.




  1. Según los peticionarios, el 9 de enero de 1997 Osmín Ricardo Tobar Ramírez, de siete años de edad, y J.R., de dos años de edad, fueron retirados de su casa por agentes de la Procuraduría General de la Nación por un supuesto abandono de los niños. Alegaron que los niños fueron puestos en una institución privada y en junio de 1998 entregados en adopción a dos familias estadounidenses distintas, por medio de un trámite notarial. Indicaron que todas las gestiones realizadas para recuperarlos, tanto administrativas como judiciales intentadas por la madre de los niños y por el padre de uno de ellos, fueron infructuosas.




  1. Por su parte, el Estado alegó que la declaración de estado de abandono y la posterior adopción se realizaron de manera adecuada y en cumplimiento de todas las diligencias correspondientes conforme a lo establecido en su legislación. En relación con los recursos interpuestos por la madre de ambos niños y el padre de uno de ellos, indicó que los tribunales los resolvieron. El Estado señaló que finalmente se decidió archivar el expediente debido a que no era posible proceder con una carta rogatoria a Estados Unidos para la presentación de los niños en Guatemala. El Estado sostuvo en términos genéricos que ha implementado diversas acciones tendientes a lograr la plena vigencia del Convenio sobre la Protección de Menores y la Cooperación en Materia de Adopción Internacional y de estándares en materia de derechos de los niños, niñas y adolescentes consagrados en la normativa internacional.




  1. Tras analizar la posición de las partes, la Comisión Interamericana concluyó que el Estado de Guatemala es responsable por la violación de los derechos a la integridad personal, a la libertad personal, al nombre, garantías judiciales, protección de la honra y dignidad, protección a la familia, igualdad ante la ley y protección judicial, establecidos en los artículos 5, 7, 8, 11, 17, 18, 19 y 25 de la Convención Americana, en relación con las obligaciones establecidas en los artículos 1.1 y 2 del mismo instrumento, en perjuicio de las personas que se indican en cada una de las secciones del presente informe.



  1. TRÁMITE ANTE LA COMISIÓN





  1. El 1 de agosto de 2006 la Comisión recibió la petición inicial. El trámite desde la presentación de la petición hasta la decisión sobre admisibilidad se encuentra detallado en el informe de admisibilidad No. 8/132. En dicho informe la CIDH indicó que los hechos alegados podrían caracterizar violaciones de los derechos establecidos en los artículos 5, 7, 8, 11, 17, 18, 19, 24 y 25 de la Convención Americana en relación con los artículos 1.1 y 2 de la misma.




  1. El informe de admisibilidad fue notificado a las partes el 16 de mayo de 2013. En dicha comunicación la Comisión se puso a disposición de las partes para una solución amistosa. El 18 de junio de 2013 los peticionarios indicaron que debido a la falta de voluntad demostrada por el Estado, “no existen condiciones para iniciar un (…) proceso de solución amistosa”, por lo que solicitaron a la Comisión continuar con el trámite de fondo.




  1. Los peticionarios presentaron sus observaciones sobre el fondo el 12 y 18 de junio, y el 18 y 22 de julio de 2013. Por su parte, el Estado remitió sus observaciones adicionales sobre el fondo el 16 de diciembre de 2013. Posteriormente la CIDH recibió nuevos escritos de los peticionarios y del Estado. Todos los escritos fueron debidamente trasladados a las partes.



  1. POSICIÓN DE LAS PARTES


A. Posición de los peticionarios





  1. Los peticionarios alegaron que el Estado es responsable por las distintas acciones y omisiones que produjeron que los niños Osmín Ricardo Tobar Ramírez y J.R. fueran separados de su familia, en la ciudad de Guatemala, y puestos en adopción internacional, lo cual rompió el núcleo entre los hermanos. Señalaron que a pesar de los distintos recursos administrativos y judiciales que presentaron su madre Flor María Ramírez Escobar y el padre de uno de ellos, Gustavo Amílcar Tobar Fajardo, todos resultaron infructuosos. Señalaron que esta situación se dio en un contexto de una gran cantidad de adopciones internacionales realizadas de manera irregular en Guatemala. Resaltaron que dicho contexto ha sido corroborado por distintos organismos locales y órganos internacionales.




  1. Los peticionarios informaron que el 9 de enero de 1997 funcionarios de la Procuraduría General de la Nación se apersonaron al domicilio de la señora Ramírez y se llevaron a los dos niños al “Hogar Asociación Los Niños de Guatemala” (en adelante “el Hogar Asociación”), institución auspiciada por el Estado. Señalaron que el 6 de agosto de 1997 se declaró a los niños Ramírez en estado de abandono sin causa debidamente justificada ni agotamiento de los recursos para mantener el núcleo familiar. Sostuvieron que el 26 de mayo de 1998 los niños fueron dados en adopción a dos familias en Estados Unidos. Agregaron que los padres se apersonaron ante las autoridades estatales interponiendo recursos respecto de la declaratoria de abandono y en el marco del proceso de adopción, sin haber obtenido una respuesta efectiva. El detalle de los procesos internos se encuentra en la sección de hechos probados.




  1. Respecto del fondo del asunto, los peticionarios alegaron que el Estado vulneró los derechos a las garantías judiciales y protección judicial de los niños y sus padres durante el proceso de declaración de abandono y durante el proceso de adopción. Señalaron que los niños no fueron debidamente escuchados. Sostuvieron que los padres tampoco tuvieron la oportunidad de presentar sus argumentos y pruebas de descargo. Indicaron también que muchas de las resoluciones no fueron debidamente motivadas y que incluso algunas no les fueron notificadas.




  1. Señalaron que el recurso de revisión presentado demoró un tiempo que no puede ser considerado razonable. Señalaron que en el marco del proceso de declaratoria de abandono, se presentó un recurso de revisión en agosto de 1997, el cual no fue resuelto cuando se decretó la adopción de los niños Ramírez. Agregaron que luego de la adopción de los niños Ramírez, el recurso de revisión continuó injustificadamente por un período adicional y que recién en noviembre de 2000 se declaró con lugar. Señalaron que a pesar de ello, nunca se hizo efectiva la solicitud del juzgado de tomar la declaración de las dos familias adoptivas de Estados Unidos.




  1. Explicaron que la materia no era compleja, que los derechos afectados requerían de una rápida solución y que la actividad de los padres fue muy intensa. Sostuvieron que a pesar de haberse declarado la nulidad del auto de abandono, el Estado no adoptó medidas para reestablecer el contacto entre los padres y los niños. Explicaron que el Estado puso una carga desproporcionada en el señor Tobar al imponerle la obligación de asumir los gastos derivados del trámite a fin de citar a los padres adoptivos.




  1. Los peticionarios también alegaron que el Estado no investigó a las autoridades responsables de la prolongación injustificada del proceso de revisión de la declaratoria de abandono, así como a otras autoridades y personas que intervinieron en la declaratoria de abandono y la adopción de los niños Ramírez.




  1. Adicionalmente, los peticionarios argumentaron que el Estado vulneró el derecho a la vida privada y familiar de los hermanos Ramírez, su madre y el padre de uno de ellos. Señalaron que el Estado cometió una injerencia arbitraria en su núcleo familiar debido al retiro irregular de los niños de su seno familiar, así como mediante la declaración de abandono y posterior adopción. Los peticionarios indicaron que el Estado permitió que los abogados y notarios involucrados en ambos procedimientos, los cuales tuvieron una serie de falencias, continuaran con los trámites correspondientes para finalizar la adopción, apartándose de los estándares internacionales en la materia.




  1. En relación con el derecho a la igualdad ante la ley, los peticionarios alegaron que los hermanos Ramírez y sus padres fueron víctima de discriminación por parte de los diversos actores públicos que participaron en el procedimiento de declaratoria de abandono. Señalaron que recibieron un trato distinto basado en perjuicios sociales y en las condiciones económicas de la familia. Indicaron que, en su consideración, ese fue el sustento de la declaratoria del abandono de los niños Ramírez.




  1. Asimismo, los peticionarios sostuvieron que debido a la realización de los procesos irregulares de declaratoria de abandono y de adopción, a los niños Osmín Ricardo y J.R. les fueron violados sus derechos al nombre e identidad. Indicaron que además de la alteración de sus nombres y de los datos que conforman su historia de origen, habrían perdido la oportunidad de crecer con la identidad de su familia y en su cultura, lo cual afectó su desarrollo personal, familiar y social.




  1. Los peticionarios argumentaron que el Estado vulneró el derecho a la libertad personal de los niños Ramírez al internarlos en una institución privada por 17 meses sin haber realizado las evaluaciones previas y adecuadas sobre la idoneidad de la familia nuclear y ampliada de los niños a efectos de que fueran reintegrados a su núcleo familiar. Explicaron que ello se debió a que durante esa época existía una práctica generalizada de emitir evaluaciones con tendencia a recomendar directamente la transferencia a distintos hogares de adopción auspiciados por el Estado.




  1. Alegaron que los hermanos Ramírez fueron afectados en su integridad personal, sobre todo psíquica, al haber sido i) obligados arbitrariamente por el Estado a separase de su madre biológica y del padre biológico de Osmín Ricardo Tobar Ramírez; ii) internados arbitrariamente en una institución privada por 17 meses; y iii) llevados a convivir con familias residentes en los Estados Unidos de América sobre la base de un idioma y valores culturales distintos a los de sus padres biológicos, y sin contacto entre ellos. Señalaron que todo ello provocó en los niños angustia, dolor y sufrimiento.




  1. Agregaron que dicho sufrimiento ha continuado debido al hecho de no tener contacto con sus padres biológicos. Argumentaron que también fue afectada la integridad personal de la señora Flor de María Ramírez Escobar y del señor Gustavo Amílcar Tobar Fajardo, al haber sufrido el desprendimiento de sus hijos de forma arbitraria y al no haber podido tener contacto con ellos. Señalaron que todo ello, así como las infructuosas peticiones y recursos presentados ante las autoridades de Guatemala, les ha provocado una intensa angustia, dolor y sufrimiento.






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad