Fraternidades de agustinos seculares


SEGUNDA PARTE: ASPECTOS ORGANIZATIVOS



Descargar 285.97 Kb.
Página2/7
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño285.97 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

SEGUNDA PARTE: ASPECTOS ORGANIZATIVOS




VII. LOS LAICOS EN LA FAMILIA AGUSTINIANA

7.1. COMMUNIO: Una fraternidad laical de vida consagrada

7.2. Fraternidades Agustinianas Seculares:

Agustinos Seculares


VIII. ELEMENTOS COMUNES DE UNA FRATERNIDAD AGUSTINIANA SECULAR

8.1. Convocatoria y primeros pasos

8.2. Contenidos de un Estatuto tipo:

I. Naturaleza o identidad

II. Constitución de una Fraternidad Agustiniana Secular

III. Finalidad u objetivos

IV. Medios

V. Estructura de gobierno

VI. Admisión

VII. Formación

VIII. Promesa

IX. Funcionamiento

X. Asistente Religioso

XI. Relación con otras Fraternidades Agustinianas



IX. UN MODELO CONCRETO

9.1. Itinerario formativo de una FRATERNIDAD AGUSTINIANA

PRIMERA ETAPA: Período de formación

SEGUNDA ETAPA: Integración en la Familia Agustiniana

9.2. Posible esquema de reunión

INTRODUCCIÓN

Como propuesta del I CONGRESO INTERNACIONAL DE LAICOS AGUSTINIANOS (Roma, 16-21 de Julio de 1999), nació la GUÍA de las FRATERNIDADES AGUSTINIANAS SECULARES. Un texto aprobado por el Consejo General de la Orden en su reunión del 11 de Octubre de 2000 y promulgado oficialmente por el Capítulo General Ordinario del año 2001.


De este modo, quedan establecidos un denominador común del laicado agustiniano y la estructura básica que permita utilizar con propiedad el nombre de AGUSTINOS SECULARES. Sólo así pueden fijarse unos mínimos para la homologación de un grupo como FRATERNIDAD AGUSTINIANA SECULAR.

Se trata de ofrecer la ayuda de un marco teórico común que admite diferentes modelos o posibilidades de concreción. El estatuto propio lo deben elaborar los miembros de cada Fraternidad, de acuerdo con sus particulares características y circunstancias. Queda abierto, por tanto, un amplio margen de libertad y creatividad.


¿Por qué hablar de Agustinos Seculares? Volver los ojos a la historia es, con frecuencia, abrir las ventanas a la luz. Desde los orígenes de la Orden han existido los Agustinos Seculares. Un título que supone una misma espiritualidad, un proceso formativo y una estructura jurídica comunes ¿Cómo, si no, identificar a los laicos agustinianos y articular su participación en la vida de la Familia Agustiniana?
Compartir el nombre de AGUSTINOS es tradición en la Orden y una consecuencia de la Iglesia-comunión proclamada por san Agustín. Un mismo nombre – con la especificación de la secularidad en el caso de los laicos – subraya la unidad en la Iglesia, a la vez que es un signo claro de cercanía.
Aunque hoy el término comunidad se utiliza de modo generalizado y también referido a grupos laicales, parece conveniente reservarlo a la Vida Religiosa y, en el contexto de los laicos, hablar de Fraternidades. Así se hacía, originariamente, en las Órdenes mendicantes. De este modo, queda subrayada la singularidad del grupo laical y se evitan la confusión y el mimetismo entre la comunidad religiosa y la comunidad laical.
Se ha tenido delante la Regla y Estatutos de los Agustinos Seculares (Capítulo General Intermedio de 1980). Un texto que salva, meritoriamente, la dificultad de toda síntesis. Pasados veinte años desde su publicación, tenemos hoy el deber de la gratitud hacia quienes lo elaboraron y la obligación de completarlo y actualizarlo, de acuerdo con la realidad de la Iglesia y del mundo contemporáneo. También se han tenido en cuenta los Estatutos de distintas Fraternidades que existen en el mundo agustiniano y recogido las sugerencias aportadas por laicos de distintos países que han revisado los cinco primeros borradores del texto actual.
En el trabajo pastoral, especialmente en la pastoral juvenil, las Fraternidades Agustinianas Seculares deben ser una oferta explícita, junto a la Vida Religiosa y la pertenencia a un Instituto de laicos consagrados. Tres formas de integración en la Familia Agustiniana para compartir una misma misión y una misma espiritualidad, cada uno desde su propia vocación en la Iglesia.
Existen otras muchas personas, unidas a nuestras obras por motivos diferentes, que también se titulan “laicos agustinos”. Desde los profesores de nuestros Colegios, los miembros de una Cofradía o un grupo que se reúne en torno a una obra agustiniana. Para ellos puede ser, igualmente, la primera parte o apartado doctrinal de este documento. Aunque de modo diverso, forman también parte de la Familia Agustiniana.
La GUÍA DE FRATERNIDADES AGUSTINIANAS SECULARES, sin embargo, tiene como destinatarios directos a los hombres y mujeres que, desde la libertad, optan por estar vinculados jurídicamente a la Familia Agustiniana a través de la pertenencia a una Fraternidad Secular. Es decir, el documento mantiene la línea que orientó en su día la Regla y Estatutos de los Agustinos Seculares (1980) y este Directorio o Guía-marco sustituye, a partir de ahora, aquel texto.

La perspectiva de estas Fraternidades Agustinianas tiene que ser muy distinta a centrar todo el esfuerzo en subrayar diferencias. En primer lugar, reforzar los elementos comunes, porque "¡Ay de aquellos que detestan la unidad y se dividen en partidos entre los hombres! Que presten oído a aquel que quería hacerlos a todos Uno, en Uno y para Uno; que presten oído atento a sus palabras: No os hagáis muchos. Yo planté y Apolo regó, mas es Dios el que da el crecimiento. Y ni el que planta es algo ni es algo el que riega, sino Dios, que es el que da el crecimiento. Decían ellos: Yo soy de Pablo, yo de Apolo y yo de Cefas; y él: ¿Es que Jesucristo está dividido? Permaneced siendo en Uno, sed una sola cosa, sed Uno: Nadie subió al cielo sino el que bajó del cielo. Mira que queremos ser tuyo, decían a Pablo. Y él: No quiero que seáis de Pablo, sino de Aquel de quien es Pablo con vosotros" (Tratados sobre el Evangelio de San Juan 12,9).

En segundo lugar, ser muy conscientes que el servicio a la Iglesia para ser testigos y constructores del Reino en este mundo, así como la dimensión misionera de la fe, deben constituir las preocupaciones de primera fila. La fijación excesiva en el nombre propio o la indiferencia ante la realidad social, llevan, fácilmente, a comportamientos sectarios.

La Constitución conciliar Lumen Gentium nos ofrece una descripción positiva del laicado: "Los fieles que, en cuanto incorporados a Cristo por el bautismo, integrados al pueblo de Dios y hechos partícipes a su modo del oficio sacerdotal, profético y real de Cristo, ejercen en la Iglesia y en el mundo la misión de todo el pueblo cristiano en la parte que a ellos les corresponde" (n.31). Esta clarificación doctrinal – un mismo y único bautismo y la unidad de misión – exige la complementariedad y la colaboración de todos en la Iglesia. "Todos, pastores y fieles, estamos obligados a favorecer y alimentar continuamente vínculos y relaciones fraternas de estima, cordialidad y colaboración entre las diversas formas asociativas de los laicos" (Christifideles laici, 31).

Las Fraternidades de Agustinos Seculares no confiesan su fe en san Agustín sino en Jesucristo. Tampoco buscan una estatura sobresaliente para ocupar más espacio en la vida de la Iglesia, sino "estar en medio como el que sirve" (Lucas 22,27). Conocen sus limitaciones reales y se saben miembros de una Iglesia peregrina, con manchas y arrugas, que se mantiene en pie con la oración (Sermón 181,7).

No se pueden ignorar algunos riesgos. Fundamentalmente, los derivados de la confusión de identidades o de presentar una vocación eclipsando a otras. La apuesta por fomentar las Fraternidades Agustinianas y hacerlas crecer, sin embargo, nos abre a la hermosa experiencia de una Iglesia-comunión y a configurar el rostro de la Familia Agustiniana del futuro.






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad