Ficha de información básica


TALLER 6: DEPENDENCIA VS. AUTONOMÍA



Descargar 1 Mb.
Página7/17
Fecha de conversión11.12.2018
Tamaño1 Mb.
Vistas195
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   17
Catálogo: newsite -> images
images -> Resumen para las 20 hojas
images -> Sexualidad y prevención: un desafortunado acoplamiento escolar
images -> Indice Temático
images -> Radiografía del País uruguay
images -> Violencia social y violencia de género
images -> Estimada, querida y recordada

TALLER 6: DEPENDENCIA VS. AUTONOMÍA






Objetivo:


. Descubrir el estilo de relación más frecuente y las ganancias y pérdidas que se están obteniendo..


FUNDAMENTOS
ETAPAS DE LA VIDA DE LA PERSONA EN SU RELACIÓN CON LOS DEMÁS


  1. Dependencia: El ser humano, desde que nace hasta su adolescencia, es casi totalmente dependiente de los adultos. Entre más pequeño, más dependiente. Un bebé no puede hacer nada solo. Debe ser cambiado, alimentado, bañado, vestido, peinado, llevado, traído.

Si no hay quien haga por él todas estas actividades, morirá.

Poco a poco el niño adquiere las destrezas necesarias para comenzar a hacer algunas cosas por él mismo. Pero continuará siendo dependiente hasta el día que él pueda, sólo, por sí mismo, hacer todo lo necesario para vivir, crecer y ser útil. Esto implica, obviamente, no dependencia económica de sus padres.



  1. Contradependencia: La adolescencia es la etapa típica de contradependencia. Esto quiere decir que el adolescente busca una ruptura total con los adultos y está en contra de todo lo que opinen, digan, hagan o sientan.

Si el adulto dice “blanco”, el adolescente dirá “negro”; pero si éste dice “negro” el adolescente dirá “blanco”..

La contradependencia es necesaria como parte del desarrollo del ser humano porque permite al joven afirmar sus propias posturas ante la vida, aunque estas estén en contradicción con los adultos. Le permite su auto-afirmación a través de la contradicción con el mundo adulto, su separación de la familia para hacerse más autónomo, hacer uso de su libertad, etc.



  1. Interdependencia: Posición ante los demás caracterizada por la carencia de conciencia de relaciones de dependencia con alguien. La persona se considera libre de cualquier influencia externa, capaz de llevar su vida sin la ayuda de nadie, no vinculada afectivamente por lazos fuertes que coarten su libertad, etc.

Esta posición es “irreal” pues olvida el carácter esencial del ser humano: la interrelación.

  1. Interdependencia: La madurez de una persona la lleva a reconocer que, en relación con los demás, es interdependiente: en ciertos aspectos de su vida y con ciertas personas es dependiente, en otras independientes y en general su vida, por estar en relación con otras vidas, está regida por las leyes de la interdependencia.

Proceso metodológico:

Explicación de los estilos de relación a través del proceso de desarrollo:



  • Dependencia

  • Contradependencia

  • Independencia

  • Interdependencia

b. Trabajo en pequeños grupos:



  1. Grupo: ¿Qué ganancias y qué pérdidas tiene el ser dependiente?

  2. Grupo: ¿Qué ganancias y qué pérdidas tiene el ser contradependiente?

  3. Grupo: ¿Qué ganancias y qué pérdidas tiene el ser independiente?

  4. Grupo: ¿Qué ganancias y qué pérdidas tiene el ser interdependiente?

c. Plenaria: Se podrán utilizar diferentes técnicas como aviso clasificado, caso, noticiero, coplas etc.

d. El facilitador pide a las participantes que llenen el siguiente cuadro

ESTILOS DE RELACIONES

DE QUIEN

EN QUÉ

GANANCIAS

PÉRDIDAS

DEPENDENCIA













CONTRADEPENDENCIA













INDEPENDENCIA













INTERDEPENDENCIA













Se invita luego a los participantes a compartir lo que quieran de el cuadro que han llenado. A continuación el facilitador refuerza la necesidad de ganar cada día mayor autonomía como signo de tener autoestima y a superar las dependencias que nos estancan o nos llevan a procesos involutivos.

Por último el facilitador invita a establecer un compromiso personal para superar dependencias y ganar en autonomía.



TALLER 7: ENTERRANDO LAS DISCULPAS

Objetivo:


Reflexionar acerca de las disculpas y justificaciones que utilizamos frecuentemente y con las cuales estamos obstaculizando nuestros resultados y establecer compromisos específicos que nos ayuden a afrontar nuestras circunstancias de manera proactiva.



FUNDAMENTOS
Las disculpas son fórmulas o estrategias que utilizamos a manera de defensa en situaciones que consideramos desagradables o que nos producen algún tipo de ansiedad. Sin embargo, tendemos a utilizar las disculpas y justificaciones muy frecuentemente de una forma muy poco constructiva llevando a convertirlas en un patrón de conducta que dificulta nuestro desempeño.
En alguna forma lo que hacemos muchas veces al disculparnos es encubrir nuestro temor o nuestra falta de interés para afrontar situaciones o emprender acciones que se hallan bajo nuestra responsabilidad. La lista de disculpas que usamos a diario podría ser interminable. Una gran mayoría se relaciona con el tiempo. No tengo tiempo, se me hizo tarde, me faltó tiempo, no alcancé, se me pasó el tiempo etc, estas son frases que hemos convertido en algo muy común al punto de no cuestionarlas y mucho menos detenernos a pensar si hay algo detrás de ella sobre lo cual estaríamos en capacidad de hacer cambios para obtener beneficios.
A estas que tienen que ver con nuestro manejo del tiempo podemos añadir gran cantidad de otras muy diversas como por ejemplo:

  • Todas aquellas que se relacionan con las creencias que tenemos acerca de nuestras capacidades, no puedo, no soy capaz, es muy difícil, para mí es imposible, etc; características personales: como yo soy tan acelerado....es que como yo soy así... yo siempre he sido de mal genio... Carencias personales como: no tengo plata, cuando uno nace pobre, eso es para los que saben etc.

  • Las que aluden a acciones o actitudes de otras personas: si no fuera por mi papá yo.., lo que pasa es mis compañeros me presionaron, imposible estudiar con los niños tan pequeños, es que mi marido se molesta..

Si nos pusiéramos a analizar todas esas frases que solemos utilizar, encontraríamos que gran parte de la insatisfacción y falta de logros en diversas áreas de nuestra vida son el producto del hábito de disculparnos. La persona que se disculpa permanentemente cree estar engañando a los demás y no se da cuenta que al hacerlo sólo se engaña a sí mismo, y su único resultado es vivir en una realidad distorsionada. Al disculparnos estamos desconociendo nuestro poder personal, el poder que tenemos para superar los obstáculos, para aprender cosas nuevas, para rectificar cuando nos equivocamos y para crear nuevas y valiosas oportunidades para nosotros mismos. En lugar de ello nos convertíos en víctimas impotentes de las circunstancias.

Una forma de alejarnos de este improductivo patrón es precisamente aprender a identificar nuestro poder personal y trabajar activamente en aquellas cosas que dependen de nosotros y sobre las cuales podemos influir.
Proceso METODOLÓGICO:
a. Reflexión personal:

Se pide a los participantes que identifiquen disculpas y justificaciones, no solo en ellos sino en otras personas dentro de su entorno. En plenaria se promueve un compartir acerca de las disculpas.


b. Ejercicio de imaginación:

Invite a los participantes a realizar un ejercicio con la imaginación. Suministre al grupo las siguientes pistas acerca de Stephen Hawking sin mencionar el nombre del personaje:



  • Físico inglés reconocido.

  • Ha sido candidato al premio Nóbel de física.

  • Ocupa en la Universidad de Cambridge la cátedra que en su época ocupó Newton.

  • Ha sido comparado con el científico Einstein

  • Escribió el famosísimo libro de Astronomía que se convirtió en best-seller por sus millonarias ventas.

Pida a los participantes que de manera individual y en silencio hagan el ejercicio de imaginar cómo puede ser una persona con estas características y que ha logrado los resultados mencionados.

Conduzca el proceso de imaginación mediante algunas preguntas formuladas en forma lenta de manera que tengan el tiempo de reflexionar sobre ellas así:


  • Cómo imagina que es la personalidad de alguien con las características que mencioné?

  • Cómo imaginas que han sido las circunstancias de esta persona?

  • Habrá tenido mucha suerte, ha tenido palancas?

  • Cómo será su aspecto físico?

Luego de este proceso de imaginación guiada, pida a los participantes que compartan en voz lata lo que imaginaron de esa persona. Después de escuchar varias opiniones , presenta al personaje mediante la lectura de la biografía .(anexo)

Verifique el impacto que ocasiona en lo participantes el conocer que este personaje tiene grandes limitaciones físicas y que a pesar de ello ha obtenido grandes resultados en su vida.
Interactúe nuevamente con el grupo facilitando una reflexión compartida acerca de cómo una persona aunque esté limitada tienen muchas opciones y recursos para lograr resultados si realmente se lo propone. Puede apoyarse en preguntas como:

Qué hizo Stephen Hawking para superar las dificultades?

Cómo sería la vida de este hombre si no se hubiera propuesto ser mas fuerte que las circunstancias personales?

Qué aprendieron de esta historia?




  1. Entierro de la señora disculpas.

Se invita a los participantes a enterrar a la señora disculpas, el facilitador explica que en su entierro se le darán unas palabras de despedida teniendo en cuenta la mala suerte que ha tenido en la vida, empieza el facilitador con unas palabras parecidas a esto:

“ Aquí yace la señora disculpas, nuestra querida amiga que nos acompañó durante tantos años y que tristemente acaba de morir. Muchos de los aquí presentes le conocimos desde niños.... luego pide a los participantes que se involucren en el discurso enunciando qué ha dejado de hacer y qué disculpas ha tenido como justificación, así pasa uno por uno, podrán agregar lo que quieran, ejemplo para qué le sirvió su compañía, ahora que no va a estar qué va a ser de su vida etc.


  1. Revisión de propósitos :

Proponga ahora hacer una revisión de los propios logros. Para ello pregunte a los participantes:

Cuáles son las cosas que hasta ahora ha querido hacer y no ha realizado?

Cuáles son las razones por las que no las ha realizado?

Son realmente válidas estas razones?

En lugar de justificarse o justificarse , qué acción concreta podría realizar para llevar a cabo este proyecto?

Invite a los participantes que deseen compartir alguno de sus compromisos en voz alta frente al grupo, como una forma de afirmar este compromiso y de fortalecerse para su realización.


ANEXO

BIOGRAFÍA DE STEPHEN HAWKING


Stephen Hawking nació en Oxford el 9 de Enero de 1942. Casado, y separado, padre de tres hijos, paralizado de pies a cabeza por una enfermedad degenerativa que ha ido acabando poco a poco con sus movimientos, sin posibilidad de hablar porque una traqueotomía le dañó las cuerdas vocales, condenado irremediablemente a que lo bañen, lo vistan y lo alimenten, es hoy uno de los más grandes genios de la humanidad y está considerado como el Einstein de la actualidad.
Cuando aún no había cumplido sus 20 años los médicos le diagnosticaran una Esclerosis lateral amiotróflca y le dieran tan sólo dos años de vida. Su primera reacción fue entrar en una profunda depresión que lo llevó a aislarse de todo el mundo. Logró superar esta depresión gracias a su interés en la investigación científica y a que conoció a una joven estudiante de idiomas de quien se enamoro
Stephen Hlawking, doctorado en física y cosmología, se casó un año después de conocer el diagnóstico médico. Su enfermedad ha avanzado lenta pero contundentemente y en el momento el genio británico está condenado a una parálisis total. Solamente puede mover levemente los dedos de una de sus manos y los ojos. Desde 1985 perdió la capacidad del habla por una operación que fue necesaria para salvarle la vida y que tuvo como consecuencia el daño irreparable de sus cuerdas vocales.
En la actualidad Stephen Hawking se moviliza en una silla de ruedas ayudado por sus enfermeros (tres científicos de altos méritos que se turnan cada ocho horas para acompañarlo a todas partes); la silla tiene acoplado un procesador de palabras especialmente diseñado para él, con 2.600 expresiones programadas, de las cuales escoge una con una leve presión de un botón. La palabra se sitúa en la parte inferior de la pantalla y así Hawking va formando la frase, que luego el sintetizador la convierte en voz o la almacena en un disco donde luego puede transformarla en texto sobre papel.
En este estado Stephen Hawking escribió su libro titulado: “La historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros”, tema principal de sus investigaciones, e incansablemente continúa trabajando y haciendo valiosos aportes a la ciencia actual. Su fuerte personalidad ha sido fundamental para desarrollar esta tarea. De esta manera demuestra permanentemente el dominio del espíritu sobre la materia.

SEGUNDO MÓDULO
MUJER Y CULTURA


Objetivo:


Reconocer el proceso de socialización mediante el cual se construye la identidad como mujer para construir una nueva propuesta que respete la naturaleza.

.
TALLER 8: MACHISMO Y MARIANISMO




Objetivo:

Comprender los orígenes del machismo y el marianismo en nuestra cultura y sus diferentes manifestaciones a nivel de status, roles, relaciones.

FUNDAMENTOS

El proceso de crianza y educación de la persona -que por lo demás nunca está totalmente terminado - debe conducir a que el individuo descubra y elabore la identidad que le corresponde como miembro concreto de la especie humana, es decir, un YO personal, consciente de su propia dignidad como persona y como sexo, capaz de relacionarse con sus semejantes y de asumir sus características comunes y diferenciales con los demás seres que le rodean.


Esta tarea de la elaboración de la propia identidad no es fácil, porque en ella intervienen no solo complejos procesos biológicos sino también psicosociales. El niño y la niña llegan a un mundo concreto en el cual ya están predeterminados los perfiles psicológicos del varón y de la mujer, así como de los roles que han de asumir como tales a lo largo de la vida .Estos esquemas de perfiles y de roles transmitidos por la cultura ambiente no siempre provienen de la naturaleza sino que son estereotipos sociales que pretenden encerrar la personalidad dentro de convencionalismos.
En esta parte de nuestro estudio pretendemos identificar algunos de estos aspectos que impiden la construcción de una identidad conforme al plan de Dios. El primero de ellos se basa en mitos que sustentan la pretendida superioridad del sexo masculino respecto al femenino y que no tienen otro asidero que las creencias de muy vieja data y enormemente extendidas en todas las culturas y que han dado origen a esa «plaga social» llamado machismo. Esta cuasi-ideología ,contra la que muchos afirman no es privativa de los medios latinos ni de las generaciones pasadas existe hoy y se da en todas partes, aunque sus manifestaciones no son idénticas en todas las latitudes. En algunos ambientes será más espectacular y evidente; en otros, más sutil y larvado.
El machismo es una enfermedad cultural que hace metástasis en lo más profundo de las conciencias , en la manera de pensar, de sentir y de expresarse, afecta por igual a varones y a mujeres. Es como la hemofilia: la sufre el varón , pero la transmite la mujer, perjudica por igual al uno y al otro en la formación de sus propias identidades como seres sexuados.
Esta mentalidad ha ejercido una fuerte influencia en la calidad de las relaciones interpersonales y, por ende, en la calidad de la relación de pareja y en la socialización de los hijos. Las parejas jóvenes están sintiendo particularmente las consecuencias de la educación machista , hoy en día, las mujeres jóvenes no solo son mas conscientes de su dignidad y de sus responsabilidades , han asumido el modelo igualitario de pareja y se desempeñan profesionalmente para colaborar en la economía del hogar, los jóvenes esposos en cambio, mantienen todavía una estrecha dependencia afectiva de sus madres y no comprenden que el esquema de distribución de roles heredado ya no funciona para estos nuevos hogares. Aquí encontramos la causa de numerosos conflictos que desafortunadamente culminan en rupturas.
Para una mayor comprensión de este fenómeno hemos realizado un cuadro comparativo de la visión del hombre y de la mujer en esta concepción machista, los factores de análisis que hemos tenido en cuenta son : definición, características, status, roles y relaciones.


MACHISMO
Definición
El término machismo se refiere a dos complejos hechos interrelacionados: por una parte, a una situación de dominio y privilegio del hombre sobre la mujer en los aspectos económico, jurídico, político , cultural y psicológico; por otra parte, a los mitos de superioridad en muchos o todos los aspectos( biológico, sexual, intelectual, emocional »

Es una mezcla de valores, actitudes creencias y convencionalismos principalmente afectivos y sexuales, en la que se enmarcan los roles hombre-mujer en la América Latina.

Es un esquema afectivo-sexual transmitido por las mujeres y empleado por los hombres, es un interjuego de poderes, donde la mujer refuerza en el hombre su idea de autosuficiencia y dominación, mientras éste se «somete» pasivamente a sus tentaciones, cuidados e inclinaciones”. Es un culto a la virilidad, que como sistema de valores, actitudes y creencias se transmite desde la infancia a través del proceso de socialización, realizado en su mayoría por la mujer.


MARIANISMO
Definición
Este nombre tomado de la virgen María, hace referencia a comportamientos que se caracterizan por un culto a la superioridad espiritual femenina, convirtiendo a la mujer en semidivina y más fuerte moralmente que el hombre. Es la suma de creencias y prácticas relativas a una sexualidad frágil y expuesta de aquella.



Origen
El machismo Latinoamericano tiene sus raíces en la cultura del viejo mundo aunque el síndrome aparece como tal en Latinoamérica.

En el sector plebeyo de la sociedad española de los siglos XVI y XVII, el patrón de caballero de honor correspondía al de ¨matón profesional¨ el bravucón matasietes.

Estos personajes, al ocurrir el descubrimiento y la conquista, se trasladaron a los nuevos territorios con los soldados y aventureros que participaron en él, siendo con el tiempo asociados a la imagen del hombre, perdiéndose las imágenes varoniles de las culturas Precolombinas que no poseían estos rasgos tan marcados que luego fueron impuestos.


Origen
El Marianismo también tiene su raíz en el viejo mundo. El término se centra en el principio teológico de la posición de la Virgen María como figura preponderante en el culto de la Iglesia católica romana. Una visión muy distorsionada de María, , ha sido el modelo al cual se ha tratado de moldear la imagen de la mujer ideal en Latinoamérica, proveniente del modelo español. En el nuevo mundo, la figura de María surge rápidamente y es aceptado por los grupos indígenas conquistados. La imagen de María fue el sustituto de las diosas femeninas adoradas hasta entonces.

Características
El hombre es fuerte, inteligente, audaz, cerebral, agresivo y valiente; condiciones sin las no podría asumir su principal papel: ser el sostén económico de la familia.

Los códigos dominantes transmiten una imagen de padre macho que Luis Carlos Restrepo resume en calificativos como: proveedor no afectuoso, da ordenes, impone soluciones, ¨camellador¨, espera reconocimiento sin darlo, sabelotodo, activo sexualmente, toma decisiones de una manera inmediata, actúa mucho y habla poco, agresivo, aprovecha las oportunidades, no deja que se le impongan, genera miedo, dominante, posesivo, fuerte, pragmático.



Características

E.P. Stevens, dice:" Existe, casi una conveniencia Universal sobre cómo es una mujer auténtica y cómo debe actuar. Entre las características de ese ideal están la semidivinidad, la superioridad moral, y la fuerza espiritual. Esta fuerza espiritual engendra abnegación, es decir, una capacidad infinita para la humildad y el sacrificio. Ninguna autonegación es demasiado grande para la mujer Latinoamericana, no puede ser adivinado ningún límite a su vasto caudal de paciencia con los hombres de su mundo... También es sumisa hacia las exigencias de los hombres, esposos, hijos, padres y hermanos

La mujer ha tenido en Latinoamérica una imagen que proviene tanto de la herencia española como de la indígena, la mujer transmite o conserva, pero no crea los valores o las energías que le confía la naturaleza o la sociedad. En un mundo hecho a imagen de los hombres la mujer es solo un reflejo de la voluntad y querer masculinos. Pasiva se convierte en diosa amada, ser que encarna los elementos estables y antiguos del universo: la tierra, madre y virgen; activa, es siempre función, medio, canal. La feminidad nunca es un fin en si misma como lo es la hombría.

Una serie compleja de virtudes de índole moral configuran la imagen social aceptable de la mujer para llegar al matrimonio, entre ellas mencionamos: inocencia o ignorancia, la vergüenza, la integridad, el pudor, la honradez, la inexperiencia, tener virtud, decencia, respetar y darse a respetar y a valer; todos ellos delinean el perfil de la mujer virgen, la mujer señorita.



Status

El hombre desempeña la imagen cultural socializaría del rol de liderazgo. Dentro del hogar es donde mas ejerce esta autoridad. El varón ha sido preparado a través del proceso de socialización para el status de líder en sus roles correspondientes.

El status prevalente en la sociedad, dado al hombre y ejercido por él, implica una posición jerárquica superior que lo identifica, sus trabajos se relacionan con tareas productivas, de ejecución o de comando.

En lo económico la posición privilegiada del ego masculino y mas específicamente del status de padre implica una serie de derechos que todo el grupo familiar y la sociedad en general tienden a reconocer. En gran medida su posición proviene del hecho de constituirse la principal fuente económica del hogar, además de los valores culturales asociados.

El status, rol masculino tiene manifestaciones extremas que se materializan en:

-La libertad que tiene el varón en el medio familiar.

-Los escasos controles que sobre él ejercen la familia en sus comportamientos y actividades.

-El llevar la iniciativa en la satisfacción de las necesidades sexuales.

-Constituirse en el centro de la autoridad y toma de decisiones (no deja resquicio decisorio ajeno a su influjo).

-Asume la posición de defensor y orientador del núcleo familiar.

-Tiene posibilidad de diversiones y descanso.

-Es el centro de privilegios asociados con su status.

-Decide sobre como deben realizarse los gastos en el hogar.

-Tiene derecho a mejor comida.

-Tiende también a manifestar su status determinado el lugar residencia en especial cuando las condiciones de trabajo así lo exigen.

El reconocimiento social le llega por sus propias acciones y también depende para obtener lo de la conducta del grupo de sus mujeres protegidas que al ajustarse normativamente conquistan para él honores.



Status

La mujer ocupa una posición de subordinación frente al poder del padre, jefe del hogar.

La visibilidad social (reconocimiento dado por la sociedad a una persona) es muy reducida. Es discriminada relativamente en todas las clases sociales, llegando a límites extremos en las clases mas desposeídas.

El conjunto de status-roles de la mujer reciben menos recompensa de prestigio y poder. Aparece en nuestro medio como la persona alienada por excelencia, inclusive cuando se casa llega a ocupar una posición intermedia en el hogar. La dependencia que hasta ahora había venido teniendo con respecto a sus padres y/o hermanos pasa ahora a ser dependencia de su marido.

Su papel de sumisión frente a la autoridad del esposo refuerza la autoridad de éste. Siendo el hombre la cabeza económica del hogar y quien provee el sustento para ella y sus hijos, la mujer se le somete y lo respeta. Aún el área asignada a la mujer no está exenta de interferencias en el ejercicio del poder y la autoridad del hombre.

La ley o costumbre excluye del proceso y posiciones de decisiones mayores a las mujeres, la cultura no puede asimilar la idea de que tales virtudes sean femeninas El rango ocupacional femenino es inferior al del hombre. Sus tareas tiene que ver con: administración subalterna, ejecución dirigida y las altruistas.

La mujer es agente del cumplimiento de la decisión pero no la toma, no puede producirla, estimularla, manipularla indirectamente, bajo su responsabilidad está la ejecución de la orden dada por el padre. “Instrumento de ejecución”, esto transciende sobre su personalidad haciendo realidad el presupuesto cultural que la identifica como ser incapaz que exige ser comandada.

En los valores patriarcales el aparato reproductivo de la mujer es solo un vaso, recipiente que actúa como medio para que el hombre deposite el germen vital que continuará la estirpe, la legitimidad del linaje. O sea que su rol reproductivo es de apoyo, un instrumento indispensable de esta función social de la espacio, no un factor básico.

Se le identifica como la esposa, madre, hermana o pariente de un ego masculino y en esta posición su honor está en asegurar su rol relacionado en función de su status y a la vez usufructuar los honores derivados por su pariente varón tanto como respaldarlo.

A las mujeres les atañe conservar su pureza intacta, símil de la honra de su parentela varonil.



Roles
El hombre es la cabeza visible del hogar, tiene la jefatura económica y es fuente de la fuerza y autoridad en este mismo núcleo, cumple allí su función más destacada.

La autoridad del señor reposa en la dependencia física y mental de las mujeres, la invalidez de los hijos pequeños, el hábito y la educación de los hijos adultos.

La piedad filial es un elemento de enlace que conduce a la sumisión y a la obediencia de la autoridad, prerrogativa privada del padre quien manda sobre ellos como parte de un derecho a hacerlo y se le obedece como orden inviolable: parte de una tradición inmemorial. El padre se convierte en el juez supremo dentro de la familia y es el quien aplica los castigos mas estrictos.

Lo masculino se singulariza por un acentuado interés por las acciones heroicas y las aventuras, en los oficios relacionados con el trabajo físico y con maquinarias e instrumentos en las ciencias naturales y en los fenómenos y descubrimientos físicos. Habitualmente también se advierte interés en las actividades comerciales y en las empresas industriales.


Otra característica del status-rol del varón y su expresión externa, es la de su función en el terreno sexual, el cual es uno de los principales atributos de su condición de macho que explota constantemente. Paralelamente a esto, se espera del hombre la defensa del honor y la guarda de sus parientes femeninos , en especial las más cercanas.

Roles
Las mujeres son vistas en función del hombre y ocultas en su territorio restringido, el hogar. La mujer debe velar por el bienestar de su casa, marido e hijos y en ellos cristaliza su honra y finca su orgullo.

Sin embargo, el tipo de autoridad tradicional de tendencia patriarcal deja fuera normativamente a la mujer, ella penetra sutil y encubiertamente en el proceso decisorio para que satisfaga su voluntad. Este poder femenino es mantenido celosamente oculto por ambos sexos, el uno por permitir ser objeto de él y la otra por ejecutarlo en contradicción con los patrones normativos de su albergue socio-cultural.

Los hombres aprueban el trabajo de la mujer siempre que se realice en el área del hogar, disculpan su negativa a que la esposa trabaje en la necesidad de su presencia en la atención a los hijos.

Muchas veces el hombre por guarda de la sexualidad de esposa e hijas les impide su entrada laboral o el ingreso a las aulas. Cree que los ambientes laboral y educativo destruyen con sus influjos los valores tradicionales.

Ellas juegan su rol para respaldar el status social del hombre y no en función específica de ellas mismas.

El proceso de socialización recae fundamentalmente en la madre especialmente en las primeras etapas de la vida de los hijos. También le compete el mantenimiento del grupo familiar ante la sociedad total.






Relaciones Hombre.

El joven gana pronto autonomía y en este proceso de separación de su familia adquiere conciencia corporal, tiene la sensación de que su cuerpo existe y le pertenece, y siente que esto facilita la aproximación hacia otros y es por esto que se embarca en la tarea de explorar. Cada acción marca un sentido corporal.


El varón debe renunciar a su propio goce, negar su sensibilidad y su sensualidad (consideradas femeninas) y resignarse al placer solitario de una sexualidad, que debe probar su capacidad en cada acto.

En diferentes momentos de su vida, debe enfrentarse con el sentimiento de vergüenza ante una mujer, en su afán de responder a una sexualidad femenina que fue temida cuando niño, deseada en la adolescencia e inaccesible y normatizada cuando adulto. Parece que el poder del hombre se consolida a partir de su sexualidad; a él se le exigen conductas que respondan a los diferentes modelos esperados: desde la imagen de macho fuerte ante sus amigos hasta la del seductor conquistador frente a las mujeres; pasando muchas veces por la del respetuoso, sumiso y hasta obediente con su esposa e hijos.

A la imagen de mujer virgen ignorante sexualmente se antepone el de hombre experimentado, pero este conocimiento no ha de ser puesto en práctica en el lecho conyugal legítimo. Iniciar a la esposa en prácticas no heterodoxas lo expone a su rechazo y debe esperarlo. Tampoco se deben practicar porque se expone a la esposa ,que por culpa de su mismo cónyuge despierta modalidades sexuales que puedan inducirla a ser infiel.

El Hombre controla le sexualidad femenina y el ritual de mecanismos para lograrlo. Su guarda trasciende proyectándose en inseguridad conyugal ante nuevas perspectivas, con secuelas de celos y control muy estricto de los horarios estudiantiles.

Se considera que las experiencias prematrimoniales del hombre serán beneficiosas por ciertos aspectos para la pareja, por eso el varón recurre en la mayoría de los casos a la prostitución que es el canal aceptado y tolerado tanto para su iniciación en la vida sexual como para la salida a sus impulsos”

Mientras la esposa debe ser casta, el hombre tiene derecho a relaciones extraconyugales privilegio que para algunos refuerza su imagen viril y con ello su honor.

La estampa de un "Don Juan", "Tumbalocas" se amerita en los grupos de pares, aunque sufre desmedro ante la comunidad que lo considera elemento nocivo. La sociedad cierra las puertas de la convivencia social al infractor, tornándose en vetado. Un cerco de ostracismo lo aísla y un régimen de seguridad se establece en torno a las mujeres honestas impidiéndole reincidir.

El honor de la esposa no se maltrata por los escapes sexo-afectivos del marido y la cultura global lo legítima también en evaluaciones de masculinidad que favorecen al infiel.

Se cree que el potencial sexual del hombre es superior al de la mujer , por lo cual necesita un número plural de mujeres ya que es por condición genética poliginico.

El hombre mantiene ocultas sus relaciones pero al ser descubierto por la esposa entra en pugna excusándose en su derecho de hombre a ser poligínico, al ejemplo social de los demás grupos de pares y antepasados y a la tácita aceptación de la comunidad.





Relaciones mujer.

Cuando se trata de jóvenes solteras el patriarcalismo restringe la relación de la mujer con hombres fuera del circulo familiar cerrado y su jerarquía social. La falta de contactos cotidianos de la mujer con pares masculinos le resta experiencia para mantener relaciones diferentes a las meramente afectivas.


La limitación de la autonomía femenina es muy amplia, se le limita en movimiento, tiempo, espacio y posibilidades decisorias. Desde su conciencia infantil la mujer a de ser socializada de tal modo que su pensar, sentir y actuar se ajuste al patrón normativo ético en forma estricta en lo relativo a la vida sexual.

EI ideal secular patriarcal es la mujer totalmente ignorante en biología erótico-afectiva, que a su parecer dé garantía de pureza y buen ajuste al patrón de fidelidad absoluta. De este modo se espera que la mujer sea pura de pensamiento, palabra y obra, es decir, ajena al acontecer biológico suyo y de su entorno social.

Son sometidas psicológicamente al hecho de sentir que su corporalidad, es un elemento que le pertenece a su familia por eso se establecía un control mas directo «Te separo-te retengo».

La virginidad condensa el honor femenino, genera como el respeto que exige el hombre y su capacidad para imponerlo a través de una serie compleja de virtudes de índole moral antes descritas. Para lograr el respeto y aprecio de su comunidad, la mujer necesita la vigilancia y celo de todos los miembros de su entorno, siempre pendientes de sus pasos, de otra forma es objeto de escarnio.

La virginidad juega un papel parecido al de la fidelidad conyugal, siendo la primera indicador anticipado para que la segunda tenga cumplimiento. Esta tiene la fuerza del mito con sus valores de casa sagrada sin mancilla. Por tanto, la más mínima violación de este principio hace perder su carácter sacro , perteneciendo al contexto de lo sagrado, la violación destruye su carácter de forma irrecuperable.

Tan trascendentalmente actúa este valor que ni siquiera el matrimonio posterior con el infractor, recupera su valor casi mágico.

El hombre mismo se siente defraudado pero no asume culpa alguna. El principio de seducción de origen bíblico se aplica a la mujer, y como Eva mítica es culpada por su compañero y por la sociedad entera.

En general la virginidad femenina se considera una cuestión de honor para la familia de la mujer y de orgullo para el marido. Cuando la desfloración es producida por el novio, la salida cultural a esta situación es la de presionarlo para que tome a su prometida en matrimonio y solucionar así la deshonra para ella y para su familia, más cuando a consecuencia de esta relación ella ha quedado embarazada. La virginidad, por lo tanto, más que un estado físico, es considerada primordialmente como hecho social

El honor no es una cualidad absoluta sino una base para hacer comparaciones, algunas familias tienen más, otras menos. Las menos honorables son despreciadas por aquellos que tienen más honor: constituye la expresión práctica de su inferioridad. El alegre seductor, por consiguiente busca su compañera ocasional entre aquellas que le son inferiores, desde el punto de vista del honor.

La guarda de la virginidad de las hijas es tarea de la madre, el padre, los hermanos. Esta carga y el sostén de la mujer hace que se vea con pesar y responsabilidad en el medio familiar el nacimiento de mujeres.

Entregarla al matrimonio en completa integridad física es una meta y una honra que descarga su peso social en la familia.

Se percibe en el medio cultural un afán creciente de que las jóvenes encuentren maridos que se responsabilicen de ellas y liberar a sus consanguíneos de tal obligación. De ahí en adelante es tarea del marido asumir el cuidado de ella. En el patriarcalismo mujer soltera o casada es carga de alguien, no solo del sostenimiento sino del control de su ética.

En caso de que una soltera tenga relaciones prematrimoniales y no informe a su novio su “no virginidad” cuando se case, si él se da cuenta de ello, su reacción es violenta, la castiga la devuelve a los padres pregonando socialmente el hecho.

Sus padres también pueden hacerla objeto de agravios en represalia a la deshonra social-cultural infligida. La sanción cultural es más fuerte sobre la madre, quien es culpada fuera y dentro del hogar por no haber cuidado adecuadamente a la hija. El padre es el primero en increparla y ella y la hija en ser castigadas.

El ostracismo social de la joven infractora es muy fuerte, es de tal naturaleza que en algunas regiones del país las infractoras deben salirse de la comunidad.


( 1) La mayor parte de los elementos presentados en este cuadro han sido tomados del libro HONOR FAMILIA Y SOCIEDAD EN LA ESTRUCTURA PATRIARCAL, de Virginia Gutiérrez de Pineda y Patricia Vila de Pineda, corresponde a un estudio del fenómeno del machismo en la región de los Santanderes.
Proceso METODOLÓGICO:
Aprendemos a ser hombre o mujer a través de 3 aspectos fundamentales:
a. El modelo que constituyeron nuestros padres para nosotros como hijos, los imitamos desde niños y por eso replicamos muchas de su manera de pensar, sentir o actuar. ---Fijaron en nosotros una especie de troquelado, un sello indeleble a través de cada gesto, de cada movimiento, de cada acción y de cada silencio.
b. Los mensajes directos que nos han comunicado desde que nacimos y que podríamos recordar fácilmente pensando lo que el padre o la madre decían de los hombres, de las mujeres, del amor, del matrimonio, de los hijos, etc. Además heredamos mitos, valores, costumbres, etc.
c. Los condicionamientos: Cuando éramos pequeños nuestros padres nos asignaban las tareas y conductas que debíamos asumir, nos premiaban o nos castigaban para indicarnos lo que estaba bien o lo que estaba mal según su manera de ver el mundo, nos controlaban de una u otra forma, a veces con advertencias o amenazas, otras con represión y a veces con golpes, todo esto nos indicaba que no querían que esa conducta se volviera a presentar.
Por otra parte debemos tener en cuenta, que toda actitud tiene tres elementos:
a. Componente cognoscitivo: se refieren a los conocimientos que la sustentan, indican una manera de PENSAR

b. Componente afectivo: Reflejan una manera de sentir

c. Componente comportamental: nos lleva a actuar de una manera determinada
Identificar estos aspectos en nuestra historia personal es vital para emprender, un cambio en este sentido. Por eso le invitamos a completar el siguiente cuadro, donde aparecen los tres tipos de aprendizaje antes mencionados, clasificados a nivel del pensar, sentir y actuar, teniendo en cuenta al padre y a la madre.

En el cuadro que aparece a continuación aparecen los tipos de aprendizaje en la columna vertical (Modelo, mensaje y acondicionamiento) y los componentes de la actitud en las líneas horizontales (pensar, sentir y actuar) cada uno de estos lo hemos organizado en dos columnas, una para el padre y una para la madre.


Para completar este cuadro, ubíquese en modelo y recuerde ¿cómo era su padre?, ¿Porqué se caracterizaba ? Cuál era su manera de pensar respecto al hombre o a la mujer (de acuerdo con su sexo). Escriba la respuesta de estas preguntas en la primera columna.
Ahora recuerde cuáles eran los sentimientos más frecuentes que Usted observaba en él ( ira, tristeza, angustia, etc ) anótelos en la columna sentir. Luego recuerde como actuaba, qué caracterizaba su comportamiento? Anótelos en la columna del actuar.
Siga el mismo procedimiento para completar lo referente a la madre. Continúe así llenando el cuadro en los siguientes tipos de aprendizaje.

PROCESO DE SOCIALIZACIÓN



PENSAR

SENTIR

ACTUAR



Tipos de Aprendizaje

Padre

Madre

Padre

Madre

Padre

Madre


M

o

d



e

l

o





















M

e

n



s

a

j



e



















c

o

n



o

c

y



m

i

e



n

t

o






















Trabajo en pequeños grupos: se forman grupo de cinco personas y se les pide que compartan su cuadro y elaboren un listado con aquello que identifica el pensar, sentir y actuar. Luego se hace una plenaria.
b. Completando poema: Son muchos los efectos personales, familiares y sociales de esta patología cultural llamada machismo, afortunadamente son cada vez mas las voces que se alzan para reclamar la igualdad y lo manifiestan de mil formas, como en el caso de este poema que les presentamos, que consideramos sin terminar. Le invitamos a completarlo con base en su experiencia personal.

POR CADA MUJER
Por cada mujer cansada de actuar con debilidad, aunque se sabe fuerte, hay un hombre que está cansado de parecer fuerte cuando se siente vulnerable.

Por cada mujer que está cansada de actuar como una tonta, hay un hombre que está agobiado por la exigencia constante de «saberlo todo».

Por cada mujer que está cansada de ser calificada como «una hembra emocional»,

hay un hombre al que se le ha negado el derecho a llorar y a ser delicado.
Por cada mujer catalogada de poco femenina cuando compite, hay un hombre para quien la competencia es la única forma de demostrar que es masculino.

Por cada mujer que está cansada de ser objeto sexual, hay un hombre que está preocupado por su potencia sexual.

Por cada mujer que se siente «atada» por sus hijos, hay un hombre a quien le ha sido negado el placer de la paternidad.

Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo satisfactorio y salario justo,

hay un hombre que debe asumir toda la responsabilidad económica de otro ser humano.

Por cada mujer que desconoce los mecanismos de un automóvil, hay un hombre que no aprendió los placeres del arte de cocinar.

Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación, hay un hombre que descubre que el camino a la libertad se ha hecho un poco más fácil.
TALLER 9
CONSTRUCCIÓN DE LA IMAGEN DE HOMBRE Y MUJER EN UNA CULTURA MACHISTA

Objetivo:


Identificar los estereotipos en que fuimos formados a través de mandatos, preceptos y pautas culturales.


FUNDAMENTOS
MANDATOS PRECEPTOS PAUTAS
MANDATOS Conductas prohibidas

PRECEPTOS Conductas apropiadas (generalmente aprendidas por instrucción y ejemplo).

PAUTAS Conductas exigidas por el medio socio - cultural. También aprendidas por

instrucción y ejemplo.

Cada ser humano tiene un guión, cuyos componentes determinan la estrechez de los parámetros dentro de los cuales se siente obligado a vivir.
I. MANDATOS Son interpretaciones de una mentalidad infantil de los mensajes de los padres. No es que los padres impongan el mandato sino que el hijo decide que ciertos pensamientos, sentimientos o acciones son prohibidas basando esta decisión en las reacciones negativas de las figuras paternas, ante ambas conducto del niño.

El mandato es recibido por el niño en forma de prohibición ; algo que él no debe hacer, sentir, o pensar.


Categorías : Corresponden a las tres áreas de la vida: Pensamiento – Sentimiento - Acción
1. NO PIENSES :Procede de una decisión basada en la excesiva descalificación de los padres acerca de los pensamientos del niño, incluyendo los castigos por contestar mal, sobre protección, imposición excesiva. Ejemplo : no entiendas, no reflexiones no aprendas, no razones ,no respetes, no comprendas, no decidas , no seas creativo, no juzgues

2. NO SIENTAS : Proviene de una decisión basada en la descalificación excesiva de sentimiento, de castigo físico, los regaños por niñerías, y prohibiciones en contra de acercarse a otros seres humanos o ciertos grupos. No seas niño, no seas sensual, no confíes, no te diviertas, no valgas, no goces, no te estimes, no reconozcas tus sentimientos, no te estimes, no sientas tal sentimiento, no ames ,no te satisfagas

.

3.NO ACTÚES: Resultan de una decisión basada en la descalificación o castigo de las habilidades del individuo y la sobre - protección durante la fase que el niño comienza a hacer cosas por sí mismo, no pidas, no te opongas, no hables, No te reveles, no cooperes, no te recrees., no pertenezcas, no seas importante, no opines, no acaricies, no te defiendas, no compartas


PRECEPTOS: La educación generalmente la realizan los padres a través de consejos o instrucciones. En ciertas condiciones pueden ser muy positivos, pero generalizados como filosofía de la vida pueden ser muy negativos. Los miles de consejos e instrucciones que recibe un niño se pueden sintetizar en siete preceptos, que todos usamos en un momento u otro, existiendo en cada persona uno o dos básicos.

SE FUERTE : Se refiere a no mostrar debilidad ni emociones. El lema equivocado es “ Yo estoy bien, si me mantengo firme ante todo”.La persona con exceso en este precepto se muestra estoica, firme, resistente, de “piedra”, sin que nunca pida ayuda. Frases: Sé macho, No llores, Primero el deber y la disciplina


SE PERFECTO: Exige la perfección en todo, tanto en uno mismo como en los que lo rodean. Su lema es “Yo estoy bien, siempre y cuando no cometas errores” : la trampa está en que la perfección es un ideal inalcanzable.

Se muestra la persona : inconforme, insatisfecho, exigente, intolerante.


APÚRATE: Cualquier cosa bien hecha puede hacerse aún mejor utilizando menos te tiempo.

Su lema es “Yo estoy bien si termino rápidamente”

Características : Movimiento nervioso del cuerpo, Interrumpir a otros, Hablar rápidamente, Impaciencia

Frases: Tengo afán, Rápido, No me alcanza el tiempo, No tengo tiempo

ESFUÉRZATE MAS: El esfuerzo es valorado más que el logro. Su lema es “Yo estoy bien mientras estoy trat Características: Persona esforzada, preocupada, insegura, complicada, enredada, impuntual,
CONFORME  :“Tragar” todo lo que venga sin oponerse y resentir. Su lema es “Yo estoy bien si me conformo con cualquier situación”

Características : Pasividad, Lentitud, Debilidad, Indecisión, Dependencia

SE SERVICIAL : La felicidad depende de la habilidad de servir, ayudar y hacer feliz a los demás, no

importa el sacrificio necesario para hacerlo. Su lema “Yo estoy bien mientras complazca

a los demás”

Características: Deseos exagerados de ser servicial, de complacer a los demás, gran dificultad para decir NO, sobreprotección con los demás usurpando la responsabilidad ajena.


SE INTERESADO : Lo más importante es lograr o conseguir lo que quiera a cualquier precio. Su lema es “Yo estoy bien si me salgo con la mía”

Características : Caprichoso, suspicaz, egoísta, antojadizo, astuto, adulador, niños consentidos y mimados, chantajista, oportunista, vivo, tirano, politiquero, insensible.


PAUTAS: Proceden de nuestro “Padre cultural”.

Categorías: 1. Pautas culturales: Pautas subculturales, Pautas socio-económicas, Pautas Familiares.

Ejemplo de esta categoría son refranes y dichos populares.
PROCESO METODOLÓGICO
Reflexión personal: Después de hacer una exposición participada de los mandatos , preceptos y pautas se pide a las participantes que recuerden sus experiencias familiares e identifiquen aquellos en que fueron formados y las repercusiones que esto a traído para su vida.
Luego les invita a pensar en sus hijos y cómo los ha formado y les pregunta: si ellos estuvieran acá qué dirían de los mandatos, preceptos y pautas que usted les ha fomentado.

A continuación les invita a establecer binas o pequeños grupos para compartir su experiencia.


Trabajo grupal sobre pautas: Invita a conformar grupos de no más de 5 personas para que recuerden refranes o dichos populares acerca del hombre, la mujer, el matrimonio. Les pide luego que analicen el modelo de hombre, mujer y matrimonio que subyace en ellos. A continuación anotamos algunos ejemplos para que usted pueda complementar en caso necesario.
Refranes sobre el hombre

El que es buen hijo es buen marido

El hombre y el oso entre más feo mas sabroso

El hombre propone y la mujer dispone

Yo soy soltero, la casada es mi mujer
Refranes sobre la mujer

Mujer sin novio es como bambuco sin tiple

O bien casada o bien quedada

La novia del estudiante, no es la esposa del doctor

La oveja por la lana, la hija por la mama

En lágrimas de mujer y en cojeras de perro no hay que creer

Hijo de mi hija nieto será, hijo de mi hijo ni Dios lo sabrá.

Refranes sobre la relación hombre- mujer

La mujer en la casa y el hombre en la plaza

Matrimonio y mortaja del cielo baja

El matrimonio es un mal necesario

El hueso que ha de ser para uno, ningún perro se lo ha de comer

Donde fuego hubo cenizas quedan.

A cada pájaro le gusta más su propio nido.

El que sirve a dos señores con alguno queda mal.

Quien mal te quiera te hará reír, quien bien te quiera te hará sufrir.

Amor que madura rápido pronto se pierde.

El hombre es fuego, la mujer estopa, viene el fuego y sopla

Un clavo saca otro clavo

Cada tiesto busca su arepa
Análisis de cuentos infantiles: Sugerimos leer el cuento de caperucita, después de la lectura se analizan los modelos de hombre y mujer que sugiere el cuento. A continuación cada participante deberá construir una nueva versión del cuento , pero esta vez con una nueva visión de mujer.
Análisis de poemas: Sugerimos el que aparece a continuación, ojalá forme grupos y entregue el poema a cada grupo, les pide que analicen el modelo de hombre y mujer que están implícitos allí ya continuación elaboren una nueva versión del poema con una visión diferente de mujer que sea la que ellas anhelan.
EL HOMBRE Y LA MUJER
El hombre es la más elevada de las criaturas;

la mujer el más sublime de los ideales.

El hombre es el cerebro, la mujer el corazón;

el cerebro fabrica la luz, el corazón el amor;

la luz fecunda, el amor resucita;

El hombre es fuerte por la razón;

la mujer es invencible por las lágrimas;

la razón convence, las lágrimas conmueven.

El hombre es capaz de todos los heroísmo;

la mujer de todos los martirios;

el heroísmo ennoblece, el martirio sublima.

El hombre es un código;

la mujer un sagrario;

el código corrige, el evangelio perfecciona.

El hombre es un templo;

la mujer un santuario;

ante el templo nos descubrimos,

ante el santuario nos arrodillamos.

El hombre piensa;

la mujer sueña;

pensar es tener en el cráneo una larva,

soñar es tener en el cráneo una aureola.

El hombre es un océano;

la mujer es un lago;

el océano tiene la perla que adorna, el lago la poesía que deslumbra.

El hombre es el águila que vuela;

la mujer el ruiseñor que canta;

volar es dominar el espacio, cantar es conquistar el alma.

En fin; el hombre está donde termina la tierra;

la mujer donde comienza el cielo.



Análisis de experiencias de hombre formados en el esquema machista


Una manera de entender las implicaciones del machismo es analizar la experiencia de quienes lo han vivido. Por eso, les presentamos algunos apartes de testimonios de hombres que han sido recogidos por Dary Lucía Nieto (sicóloga) en su trabajo terapéutico. Lea cada uno de ellos en voz alta o entréguelos a modo de documento para que por grupos se lean y comenten.


«Tengo constantes discusiones con mi esposa, me critica porque le toca asumir el rol de hombre con mis hijos: Ella piensa que el hombre tiene que castigar, exigir, ser fuerte, poner las normas en la casa. No entiende que como hombres también necesitamos expresiones físicas de afecto, de ternura... Recuerdo que mi padre asumió una actitud difícil de entender. Permanecía muchos momentos con él, en el trabajo, en el deporte, con los amigos ...porque debía aprender a ser hombre y no estar pegado a las faldas de mamá”.»
«A veces sentí hambre, cansancio, sueño, quería llorar y en vez de un abrazo o una caricia o una simple pregunta“¿ qué te pasa hijo? recibía un insulto por ser nena. He querido hacer las cosas diferentes con mi hijo, sentarme a hablar de lo que le pasa, de lo que siente, pero cuando lo hago, o aparece mi esposa con sus críticas, o vienen a mi memoria las palabras de mi padre y el temor de que él tenga la razón, eres quien eres por mis exigencias, no por mis caricias.»
«Pienso que mi hijo no ha tenido su primera experiencia sexual y no se que hacer respecto a esto. Mi padre y mis tíos en el afán de “hacerme HOMBRE me llevaron con una mujer cuando tenía 13 años, no sabia lo que pasaba, fue una experiencia negativa. Siempre pensé que hubiera sido mejor cuando yo lo hubiera deseado; es más, con una noviecita que tuve siendo joven. Por esta razón decidí esperar a que mi hijo tuviera su novia para hablar de esos temas. Pero ahora tengo un gran conflicto, creo que como “hombre mi hijo ya debería tener sus experiencias sexuales, pero como padre de una niña de 14 años, me embarga el temor de que ella pueda estar en estas.»
«Deseo que mi hijo sea un profesional brillante, que se especialice en algo y no le toque sufrir lo que yo sufrí, porque como «hombre» somos los responsables de la estabilidad económica de la familia y esto es una carga muy pesada. Cuantas veces deseé que mi esposa me colaborara, pero no se lo permití, no soportaba los comentarios de la familia y amigos de que no era capaz de responder como hombre con el hogar. Esto mi hijo no lo entiende, él dice que desea estudiar algo que le gusta: pintura o teatro, con eso que familia va a mantener?»«No he logrado que mi hijo entienda que yo hago todo esto porque él tenga y viva lo que yo no pude. Hoy me siento cansado, deseoso de emprender nuevas cosas, nuevos trabajos pero a mi edad no me puedo arriesgar a dejar sin estabilidad a mi familia. Los amigos me lo dicen , estas muy viejo y no vas a lograr sino la ruina para tu familia... Tampoco con mi esposa puedo hacer programas de jóvenes porque me califican de viejo verde.»
«Hace algún tiempo vengo deseando a quien contarle que me siento cansado, aburrido sin que me juzguen de flojo de que me faltan pantalones, que muchas veces he deseado llorar ante las dificultades pero no lo he hecho porque no puedo, me enseñaron que los hombres no lloran.

«Algo que siempre deseé mejorar fue mi sexualidad, tuvimos grandes dificultades para ajustarnos con mi esposa. Ella no me decía nada pero yo lo sabía. Me daba cuenta que yo no la satisfacía pero, cómo yo podía aceptar que no era el experto?»

«Me enseñaron a no ser expresivo pero he tenido problemas por eso, mis novias de juventud y mi esposa me reclamaron muchas veces por no expresar con entusiasmo mis sentimientos hacia ellas o hacia las cosas que pasaban entre nosotros.

Me decían: Es que no te intereso? Es que ya no me quieres? Tan poco te interesan las cosas que con una sola palabra todo está dicho?, etc.»



«Cuando esperaba mi primer hijo deseaba una niña pero con los comentarios de la familia y amigos me convencieron de que debía estar dichoso y orgulloso porque era un !VARONCITO”. Y efectivamente hoy lo estoy, pero realmente tuve esa frustración.»Ahora que veo mis hijos tan grandes me da tristeza no haber podido hacer más cosas por ellos como cambiarle los pañales, bañarlos, darles el tetero, jugar con ellos en el piso, etc. Pero ni el trabajo, ni mi rol de HOMBRE PROVEEDOR” me lo permitieron. Además para que negarlo, temía que pensaran que no fuera lo suficientemente masculino».


TALLER 10

MODELOS PROPUESTOS POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL.

Objetivo:


Analizar los modelos de hombre y mujer que se están promoviendo a través de los diferentes medios de comunicación social

.
FUNDAMENTOS

Nuestra cultura ha promovido de generación en generación unos « modelos de hombre y mujer» que corresponden a ESTEREOTIPOS, es decir a las ideas tradicionales acerca de los roles que son apropiados para los hombres y las mujeres, bien sea en el trabajo, en la familia, o en las relaciones personales. Los estereotipos suelen limitar los sueños y expectativas de las personas. Influyen en la forma en que nos sentimos, nos comportamos, lo que creemos que podemos hacer y las metas que nos fijemos. Algunos varones suelen creer que deben comportarse de cierta forma para ser « masculinos », tal como interesarse en las vocaciones mecánicas o analíticas, en vez de artes o de ciencias sociales, mantener sus emociones bajo control en lugar de mostrarse sensitivos y vulnerables, o ser la persona dominante en la relación.
Para las mujeres, las expectativas de los roles estereotipados pueden incluir las llamadas profesiones « auxiliares» ( como la enseñanza , la enfermería o el trabajo social ), el considerar los sentimientos de otros mientras ignoran las propias necesidades, o someterse a las preferencias y demandas de un compañero « masculino», ya sea en una relación personal o en el trabajo.
Las implicaciones de pensar de manera estereotipada influyen a muy temprana edad . Muchos jóvenes ya han establecido patrones de conducta y planes futuros que son congruentes con las expectativas tradicionales de roles sexuales. Si queremos que los jóvenes superen las actitudes estereotipadas acerca de sus papeles adultos como hombres o como mujeres, debemos ayudarles a reconocer que los patrones tradicionales no corresponden a la naturaleza y por tanto tampoco al querer de Dios.
Las actitudes sociales que han prevalecido durante mucho tiempo hacia la masculinidad y la feminidad pueden ser difíciles de cambiar. La mayoría de los adultos conservan ideas y conductas estereotipadas, en ellos el cambio no es imposible pero sí más lento, las nuevas generaciones estan hambrientas de una nueva propuesta, no podemos desaprovechar este momento histórico.

Proceso METODOLÓGICO:
PRIMERA PARTE

Se pide a las participantes que para la próxima sesión se dividan en grupos ( a cada grupo se le asigna uno de los siguientes temas: cine, prensa, telenovelas, canciones modernas, publicidad, revistas, programas de humor, realitin ) y preparen una exposición sobre los modelos de hombre y mujer que proponen ese medio de comunicación, pueden traer materiales de apoyo como revistas , videos, afiches etc.


Exposición de los grupos:

En el siguiente cuadro en la primera columna se registran los aportes de cada uno de los grupos






Medios de Comunicación



MODELO DE MASCULINIDAD


MODELO DE

FEMINIDAD

CINE







PRENSA







TELENOVELAS







CANCIONES MODERNAS







PUBLICIDAD







REVISTAS







PROGRAMAS DE HUMOR







REALITING






Después de las exposiciones se invita a las participantes a responder a modo de lluvia de ideas las siguientes preguntas:

De qué modo está influyendo en la mujer este nuevo modelo? Qué consecuencias, personales, familiares y sociales esrtá generando?

De qué manera éstos modelos están influyendo en los niños: en sus juegos, en sus comportamientos, en su forma de relacionarse con el otro sexo?


SEGUNDA PARTE


El facilitador coloca en el salón el siguiente cuadro que resume el modelo machista , lo ubica frente al cuadro anterior relacionado con el modelo que proponen los medios de comunicación social , les invita a pensar en aquellos aspectos que rescatarían de cada uno de estos modelos y los consigna en una nuevo pliego de papel titulándolo modelo propuesto. Después les invita a agregar nuevos elementos que quisieran que tuviera ese modelo .


FEMINEIDAD

VIRILIDAD

SUAVE

DURO

DULCE

FRÍO

SENTIMENTAL

RACIONAL

AFECTIVA

INTELECTUAL

INTUITIVA

RACIONAL

FRÁGIL

FUERTE

SUPERFICIAL

PROFUNDO

SUMISA

DOMINANTE- AUTORITARIO

PROTEGIDA

PROTECTOR

TÍMIDA

AGRESIVO

RECATADA-PRUDENTE

AUDAZ

MATERNAL

PATERNAL

VOLUBLE

ESTABLE

CONQUISTADA

CONQUISTADOR

ABNEGADA

CÓMODO

HABLA MUCHO

ES PARCO DE POCAS PALABRAS

LLORA CON FACILIDAD

LLORA CON GRAN DIFICULTAD

TIERNA

APASIONADO

SENSIBLE A LOS ESTÍMULOS AFECTIVOS

NECESITA ESTÍMULOS FUERTES

Por último entrega a cada mujer el siguiente poema y le pide que lo compare con el modelo propuesto por el grupo, por último le invita a interrogarse : qué tengo y qué me falta de este modelo?



Mi busqueda no es algo facil .
En mi paso por este mundo he conocido toda clase de personas, de todas las condiciones sociales, pero al fín de cuentas sólo se ha tratado de gente, y lo que yo busco es: !UNA MUJER!
Pero una mujer que no sea una muñequita de aparador, ni la rosa candorosa e ingenua, Tampoco que sea la hermosura mercenaria, ni la madre sumisa y abnegada o la esclava del hogar.

Busco UNA MUJER que se atreva a ser ella misma con todas sus potencialidades.

UNA MUJER que no tema ser fuerte, segura e independiente, porque con ello pierde su feminidad, y en cambio, toma el lugar que le corresponde a la evolución de la pareja humana.

UNA MUJER dispuesta a descubrir y a desarrollar todos sus valores y potencial, porque los hombres no maduramos emocionalmente jamás si tenemos compañeras, madres o hermanas que han dado poca importancia al crecimiento como personas. La evolución supone un crecimiento compartido.

UNA MUJER preparada y decidida, que no solo sepa que hacer, sino como y cuando hacerlo, porque así será un respaldo para mi, como yo con gusto lo seré para ella.

UNA MUJER que se descargue de todo el peso de un amor entregado, porque nunca antes alguien lo había recibido por completo.

UNA MUJER que me ayude a verme como soy, no como creo que soy. Que tenga tacto al decirme mis defectos en el momento en que soy mas receptivo para que digiera la crítica constructiva y pueda así, florecer como persona.

UNA MUJER que sea tierna, sin que pierda firmeza; seria sin llegar a ser solemne; deseosa de superar sin sentirse superior; dulce sin ser melosa, y con la frescura de una chamaca, sin caer en lo pueril.

UNA MUJER que sea mi compañera en todo; desde tender la cama juntos, hasta adentrarnos en una aventura intelectual, pasando por la experiencia de trabajar hombro a hombro y recorrer un parque en bicicleta.

UNA MUJER que no se alarme si alguna vez me ve llorar (quiero recuperar esa capacidad de expresión reprimida por el machismo) y que me aliente a darme permiso de ser débil y a pedir ayuda a pesar de ser el hombre fuerte.

UNA MUJER que descubra lo que le gusta en la vida, y que se esfuerce por averiguar lo que quiere realmente de la misma, teniendo el valor de pagar el precio de sus mas grandes anhelos.

UNA MUJER que no se deje utilizar y que nunca manipule a otro ser humano, incluyendo a su pareja, pues no tiene objeto caer en una simbiosis destructiva, cuando existe la alternativa luminosa de un enriquecimiento recíproco.

UNA MUJER que sepa que el hombre está llamado a ser el más elevado de los seres vivientes: pero que ella , como mujer fue concebida como la más sublime de las creaciones del Universo.
Cuando la encuentre la amaré intensamente.

Rafael Martín del Campo




TALLER 11
IDENTIDAD DE LA MUJER


Objetivo:


Reconocer y valorar la verdadera identidad de la mujer vista desde su naturaleza femenina y desde una perspectiva integral.


FUNDAMENTOS



MUJER ¿QUIEN ERES?
Una de las tareas mas apasionantes de la actualidad, es el descubrimiento progresivo de la especialidad de los sexos. Hasta ahora se había tomado como ¨humano¨ solo lo característico del varón, y se daba por su puesto que en ello entraba también la mujer. Pero poco a poco se abre paso la conciencia de que cada sexo tiene un ¨plus¨, algo específico que hace diferentes los dos modos de ser persona humana.
En una serena búsqueda, con gozo y sin recelos, del ¨plus¨femenino, partimos del reconocimiento de la plena igualdad de ambos sexos en su dignidad. Miramos así mismo lo que de manera progresiva se ha ido consiguiendo en las sociedades a partir de ese reconocimiento: acceso de la mujer, a todo nivel, a los diversos campos profesionales, de investigación, de política, etc. Advertimos la crisis de la Modernidad en una sociedad que busca valores alternativos más allá de una razón prepotente y mal entendida. Tras ella, ha venido esta caleidoscopia post-modernidad, que debe aún reconciliar en sí misma razón, sentimientos, libertad, intuición, ciencia y tecnología.
Muchos son los que en su intento de descubrir a la mujer, la dibujan idealizadamente. Es claro que como ser humano que es, tiene limites, errores, desenfoques. Pero es verdad que aún está por realizarse su plena incorporación a la gestión del mundo actual, en que sus valores le están haciendo mucha falta. En estas líneas deseo apuntar una serie de reflexiones -a la luz de algunos hallazgos científicos- en torno a la intuición de que el ¨plus¨ de la mujer consiste en ser ¨casa¨

CARACTERÍSTICAS DE LA MUJER
Toda mujer sea o no filosóficamente madre, está preparada por constitución natural para ser casa. El cuerpo femenino tiene un nido dentro, y mensualmente lo recuerda.

Por otra parte se sabe que el cerebro femenino tiene en funcionamiento los dos hemisferios de un modo más equilibrado que el varón, lo cual puede ser una explicación de la llamada intuición femenina.

La mujer es la primera casa de todo ser humano. Esta es, bien no la única, sí la más significativa, especificidad que la diferencia de cualquier varón.

No hay que confundir el ser casa. El ser es el origen de una manera de estar, ambas acciones plenas de dinamismo y creatividad. Algunos aspectos de esa castidad femenina podrían ser:

* Conocer la propia naturaleza y todo lo que en ella actúa. Dice el Psiquiatra Enrique Baca que la mujer está mucho mas fácilmente ¨enseñoreada¨ en su cuerpo que el varón, ya que ella vive cíclicamente la conciencia de que es un cuerpo.

* Tener una especial sensibilidad para preparar los lugares, unos espacios de intimidad o de vida comunitaria y social que sean agradables, bonitos, donde las personas se encuentren a gusto.

* Tener la aguda percepción de lo que está sucio, y la capacidad de limpiarlo como base de la creación de espacios agradables.

* Disponer de una capacidad receptiva que es a la vez dinámica, creadora y vivificante. No se trata de un pasivo ¨esperar¨ que algo llegue de fuera, sino de estar abierta a la sorpresa, siempre a punto para lo que se pueda presentar. Capacidad de acomodación a las circunstancias imprevisibles. Diligencia.

* Consciente de no poder todo por sí sola, estar abierta y disponible para un trabajo conjunto, de interacción, con otras personas.

* Ser sensible a comprender la importancia de lo que implica una vida humana y sus necesidades vitales; alimentación, higiene, afectividad, salud.... Es propio del talante femenino intuir las necesidades y los gustos de los demás.

* Tener una amplia conciencia y capacidad para vivir el dolor ( menstruaciones, embarazos difíciles, partos, etc.) que le acercan al dolor de otros.

* Facilitar los encuentros interpersonales, el descanso, la fiesta.

* Valorar y respetar las cosas nuevas que nacen, y a la vez conservar y mejorar las que ya existen.

* Administrar los recursos vitales con una especial aptitud para la previsión, y para sacar el máximo provecho de lo que tiene.

* Predisposición para captar de una manera global, unitaria y de conjunto, los diversos elementos que configuran la realidad.

* Tener un sentido de continuidad y equilibrio en la marcha de las personas, las cosas y las tareas.

* Vivir más desde la interioridad. Tener un concepto de tiempo y de ritmo necesarios para el crecimiento de las personas.
Todas estas características ¨y otras muchas que se pudieran descubrir son los valores que pueden y deben encontrar espacios para ser aprovechados en el contexto, no sólo familiar, sino social, político y económico.

Precisamente en estos valores femeninos es en donde radica la importancia de la aportación que la mujer puede hacer al mundo. Dice Enrique Baca que el mundo femenino, unitario y global ante los estímulos, es una respuesta de futuro, del siglo XXI¨. Estamos en el intento de poder aportar esa riqueza.


Proceso METODOLÓGICO:
En la diferencia está la riqueza, esto también es válido para la relación entre hombre y mujer, muchas veces a través de la historia hemos querido parecernos al otro, por eso imitamos al otro sexo y hasta renegamos del nuestro. La parábola que a continuación le invitamos a leer nos narra una historia similar entre un pez y un ave, sin embargo, ellos aprendieron muy pronto la lección : somos bellamente diferentes tu no puedes ser yo, yo no puedo ser tu, ojalá los seres humanos pudiéramos comprender esta verdad sin hacernos tanto daño. Después de una motivación lea la siguiente parábola:
EL PEZ Y EL AVE.
Un pez dorado que estaba asombrado por el vuelo de las aves, le gustaba asomarse a la superficie del agua y ver como la golondrina se trasladaba por el espacio abierto al agitar sus alas, le encantaba analizar sus movimientos y pensar que estos le permitían alcanzar grandes velocidades. Entendía el mecanismo del vuelo y quería volar.
Una golondrina que estaba asombrada por el nado de los peces, le gustaba volar por encima de la del estanque y ver como el pez dorado al mover su cola se trasladaba en el agua transparente y fresca, le encantaba analizar la forma en que el pez se quedaba flotando, móvil y sin esfuerzo y como de un momento a otro, cambiaba su posición, entendió el mecanismo del nado y esta golondrina deseaba nadar.
Un día de sol la golondrina le habló al pez. Si tu me enseñas a nadar, yo te enseño a volar y el pez sonriente le dijo. Está bien, trato hecho. A partir de ese momento se hicieron amigos. El pez le enseñó a la golondrina todos los secretos de la natación y le enseñó a doblar sus alas y a moverse de tal forma, que le permitiera meterse en el agua y trasladarse en ella. La golondrina a su vez enseñó al pez a como adquirir suficiente impulso en un movimiento ascendente, desde la profundidad del estanque, le explicó que este impulso le haría salir del agua y que una vez en el espacio tendría que mover la cola y así podría volar. El aprendizaje fue lento y riesgoso, pero llegó el momento en que todos los movimientos fueron aprendidos y se decidió a hacer la propuesta final. La golondrina ansiosa le dijo al pez. Estás preparado para volar, ahora debes intentarlo. El pez preocupado replicó : . Tú también lo estas, si así lo deseas puedes nadar. Los dos se prepararon, respiraron hondo y después de un momento de vacilación se atrevieron.
Alguien a la orilla del estanque tuvo una visión fantástica. Vio volar a un pez dorado y nadar a una golondrina. Cuando se volvieron a encontrar los dos notaron que cada uno tenía un brillo especial en sus ojos, era un reflejo profundo, sereno. El pez pensó, miró a su compañera y le dijo : cuando volaba hice un descubrimiento, sentí que te podía conocer como nunca antes te imaginé, viví mi vuelo siendo tú y siendo yo.

La golondrina sonrojada le contestó. Yo sentí lo mismo. El pez frunciendo la entreceja miró una hoja que flotaba en el estanque, parecía querer decir algo, pero algo muy difícil, muy penoso, la golondrina le demandó y le dijo : Dime de una vez. También descubrí otra cosa, dijo el pez: supe que mi nado no era diferente a tu vuelo. Sentí que antes había nadado como un autómata y que me había olvidado de que nadar es bello.


El pez no se atrevió a terminar. Miraba en una dirección y después en la otra evitando enfrentarse con la vista de la golondrina. Esta esperaba pensativa, por fin el pez prosiguió, además entendía la razón del olvido : sólo veía tu vuelo y quería ser como tú, pensaba que lo mío no podía ser tan hermosos como lo tuyo, ahora se, que ambas cosas, lo son.

La golondrina sonreía y se acercó al pez y abrazándolo le confió. Hemos aprendido lo mismo, nada a partir de este momento será igual, mi vuelo será lo más maravilloso y tu nado también, tú estarás en mí y yo en tí, pero los dos seremos lo que somos y nada será mejor, ni nos podrá enseñar más.


«CUENTAN QUE A PARTIR DE ESE DIA, ALGO EXTRAÑO SUCEDIO EN EL ESTANQUE, UN PEZ DORADO ESTABA APRENDIENDO A NADAR Y UNA GOLONDRINA A VOLAR».

Revista Latinoamericana de Sexología. Vol. 8 - 1993 No. 1.


REFLEXIONEMOS
Qué actitudes asumió en esta parábola cada uno de los personajes?

Cómo fue el proceso de concertación?

Cuáles fueron los resultados de ese proceso?

Recuerda alguna experiencia donde haya vivido una situación similar?

Y me pregunto: ¿Acaso esa mujer, eres tu?

(Rafael Martín del Campo)



Lectura de documento: Jesús y las mujeres
Preferiblemente se entrega este documento a las mujeres la sesión anterior para que lo lean en su casa y en este momento de la sesión compartan las ideas fundamentales.
JESUS Y LAS MUJERES
Para entender la actitud de Jesús ante la mujer, es imprescindible conocer las costumbres de su época. Pues en caso contrario correremos el riesgo de no entender sus actitudes y aún de interpretarlas mal.
En este punto, como en tantos otros, como Jesús llega a la cumbre ese largo proceso por el que, a partir de una realidad existente, Dios había ido revelando un ideal: la total dignificación de la mujer.
La mujer en tiempo de Jesús
En aquel tiempo, la mujer no tenía participación alguna en la vida pública. Y esto se manifiesta en una serie de costumbres, que resultaban en extremo duras y humillantes.
Por ejemplo, cuando la mujer de Jerusalén salía a la calle, debía llevar la cara tapada, cubierta con dos velos, de forma que no pudiera distinguir su rostro. Esta costumbre se observaba con tal severidad que, si una mujer salía a la calle sin cubrirse la cara y la cabeza, el marido tenía el derecho y el deber, de echarla de su casa y divorciarse, sin pagarle nada.
Se prohibía mirar a una mujer casada e incluso saludarla y, más aún, encontrarse con ella a solas en la calle. Una mujer que conversara con todo el mundo en la calle, o que se pusiera a coser en la puerta de su casa, podía ser repudiada por el marido y, además, sin recibir el pago acordado en el contrato matrimonial. Más aún, se prefería que la mujer, sobre todo si era joven, no saliese a la calle. Por eso cuenta Filón, un autor de aquel tiempo, que la vida pública estaba hecha sólo para los hombres, mientras que las mujeres honradas tenían como límite la puerta de su casa. En el caso de las jóvenes el límite era el de sus aposentos o habitaciones, pues se quería que no salieran adonde estaba la gente.
Las mujeres tenían prohibido andar solas por los campos. Resultaba sencillamente impensable que un hombre se pusiera a hablar a solas con una mujer en el campo.
Pero lo más importante que todo lo anterior era el poder que, de hecho, ejercía el padre, y sólo el padre, sobre sus hijas. Si éstas eran menores de doce años, él tenía un poder absoluto sobre ellas, hasta el punto de que podía incluso venderlas como esclavas. Además, el padre tenía el derecho exclusivo de aceptar o rechazar una petición de matrimonio para una hija suya y, hasta la edad de doce años y medio, la chica no podía rechazar un matrimonio concertado por el padre. Cuando una mujer se casaba, pasaba del poder del padre al del marido.
Estaba permitido la poligamia. Una mujer casada no se podía oponer a que bajo su mismo techo viviera una o más concubinas de su marido. En cambio, si ella era sorprendida en adulterio, el marido tenía el derecho de matarla.
Además, el derecho a pedir y exigir el divorcio estaba solamente de parte del marido, como ya hemos visto. Y por si todo esto fuera poco, cuando la mujer se quedaba viuda sin haber tenido hijos, todavía después de muerto el marido seguía dependiendo de él, porque la ley mandaba que la viuda sin hijos se casara con un hermano del difunto esposo para poder dejar así un hijo al finado (Dt 25,5-10; Mc 12,18- 27).
También era costumbre en aquel tiempo que las mujeres no aprendieran a leer ni escribir: sólo se les enseñaba a cumplir con sus obligaciones domésticas, porque ese era su papel que se les asignaba en la sociedad y en la familia. Las escuelas eran exclusivamente para los chicos y no para las jóvenes. Ni siquiera se acostumbraba a enseñarles la Tora, o sea, la Ley del Señor. El rabino Eliécer solía decir: “Quien enseña la Tora a su hija le enseña el libertinaje, porque hará mal uso de lo que ha aprendido”. Hasta ese punto llegaba el menosprecio que los hombres sentían por la mujer en aquel tiempo.
El trato que le da Jesús a la mujer
Con esta perspectiva histórica, el comportamiento de Jesús resalta de una manera maravillosa. En primer lugar, los Evangelios dicen con claridad que en el grupo de discípulos que acompañaban a Jesús había mujeres: “Lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María Magdalena, de la que había echado siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes: Susana y otras muchas que lo ayudaban con sus bienes” (Lc.8,2-3)
Lucas nos dice que este grupo de personas iban con Jesús “caminando de pueblo en pueblo y de aldea en aldea” (Lc.8,1). Hasta en nuestros días resultaría chocante, y aún sospechoso, el que un profeta ambulante llevase consigo a hombres y mujeres, por caminos y pueblos.
Por la información que nos suministra Lucas, en el grupo ambulante de Jesús iba una tal Juana, que estaba casada con un político conocido. Y había otras que ayudaban con sus bienes, lo que indicaba que tenían autonomía económica, cosa que sólo podía darse en el caso de aquellas mujeres fueran viudas.

O sea, Jesús estaba acompañado por viudas y casadas, mujeres tan entusiasmadas con El que hasta habían abandonado sus casas. Además, el mismo Evangelio de Lucas nos dice que había algunas mujeres a las que Jesús “ había curado de malos espíritus”. Eso significa que eran mujeres que habían estado dominadas por las fuerzas del mal, o sea, gente sospechosa.


Entre aquellas mujeres había una tal María Magdalena, “de la que había echado siete demonios”. El número siete es simbólico y quiere decir que aquella mujer había estado dominada por todo lo malo que se puede imaginar: ¡ era una mujer de mala fama! Y resulta que esa mujer, que había sido una mala mujer famosa, estaba en el grupo y acompañaba a Jesús de pueblo en pueblo. Además, esta mujer no parece que estuviera con Jesús solamente por algunos días. Hasta el último momento, precisamente cuando Jesús estaba agonizando en la cruz, allí estaba Magdalena, con otra María, la madre de Santiago y José, y también con la madre de los Zebedeos. Estas y muchas otras habían ido detrás de Jesús en sus correrías apostólicas por la provincia de Galilea (Mt.27,55-56; Mc 15,40-41). Mujeres que estuvieron muy presentes en la vida de Jesús. Y que le fueron fieles hasta la muerte.
Todo esto no quiere decir que Jesús tuviera fama de libertino o mujeriego. En los Evangelios no hay ni el más mínimo rastro de semejante cosa. A Jesús lo acusaron de muchas cosas: de blasfemo, de agitador político, de endemoniado, de ser un hereje samaritano, de estar perturbado y loco. Sin embargo, en ningún momento le echaron en cara que tuviera líos con unas mujeres.
Hubo momentos que se prestaban a toda clase de sospechas. Un día estaba Jesús invitado a comer a casa de un fariseo. Y “ en esto una mujer conocida como pecadora en la ciudad, al enterarse de que comía en casa del fariseo, llegó con un frasco de perfume; se colocó detrás de El junto a sus pies, llorando, y empezó a regarle los pies con sus lágrimas; se los secaba con el pelo, los cubría de besos y se los ungía con perfume” (Lc.7,37-38). Evidentemente, una escena así se prestaba a toda clase de sospechas: en medio de un banquete, que se celebraba en casa de una persona respetable, entra de pronto una prostituta , y se pone a perfumar, acariciar y besar a uno de los que están allí en la mesa. La cosa tenía que resultar muy rara. Y por eso, se comprende lo que el fariseo se puso a pensar para sus adentros: “Si éste fuera un profeta, se daría cuenta quién es y qué clase de mujer la que lo está tocando: una pecadora” (Lc.7,39). Aquí es interesante caer en cuenta de que a Jesús no se le acusa de mujeriego, sino de que no es un hombre dotado de saber profético. Pero Jesús, una vez más, se muestra con una sorprendente libertad en su relación con las mujeres: se puso a defender a la pecadora y a reprochar, en su propia casa, al señor respetable que lo había invitado a comer (Lc. 7,44-47).
Jesús dignifica a la mujer
Jesús escandaliza a los fariseos al valorar a las prostitutas más que a ellos, porque, a pesar de la vida que llevaban, ellas creyeron en el Bautista, mientras que ellos, tan justos, no cambiaron su vida (Mt.21,31-32). Donde todos ven una pecadora, El percibe a una mujer que sabe amar; y donde todos ven a un fariseo santo, El ve dureza de corazón (Lc.7,36-50).
Jesús mira al interior de la persona, de manera que ya no hay diferencia entre hombre y mujer. Cualquier norma que se use para juzgar a una mujer, vale lo mismo para los hombres. Esto es lo que Jesús enseña en el incidente de la mujer sorprendida en adulterio(Jn.8,3). Si se quiere condenar a aquella mujer, se ha de condenar lo mismo que al hombre que estaba con ella.
En casi todas las culturas se han considerado a los órganos sexuales y sus secreciones como algo impuro. Así ocurría también en Israel (Lev.15,1-30). Ello implicaba una humillación constante para la mujer que sufría flujo de sangre más de doce años, y que ocultamente le toca el manto, Jesús enseña a superar los perjuicios y la obliga a declarar abiertamente el motivo por el que le había tocado, aunque esto implicase, según los receptores legales, la impureza de Jesús y de toda aquella gente que los seguía, apretujándole (Mc.5,24-33).
Jesús, en función de su proyecto liberador, quebranta los tabúes de la época relativos a la mujer. Mantiene una profunda amistad con Marta y María (Lc.10,38). Conversa públicamente y a solas con la samaritana, conocida por su mala vida, de forma que sorprende incluso a los discípulos (Jn.4,27). Defiende a la adúltera con la legislación explícita vigente, discriminatoria para la mujer. (Jn.7,53-8,10). Se deja tocar y ungir los pies por una conocida prostituta (Lc.7,36-50).
Son varias las mujeres a las que Jesús atendió, como la suegra de Pedro (Lc.4,38-39), la madre del joven de Naín (Lc.7,11-17), la mujer encorvada (Lc.13,10-17), la pagana Sirofenicia (Lc.7,24-30) y la mujer que llevaba doce años enferma (Mt.19,20-22).
En sus parábolas aparecen muchas mujeres, especialmente las pobres, como la que perdió la moneda (Lc.15,8-10) o la viuda que se enfrento con el juez (Lc.18,1-8).
Jamás se le atribuye a Jesús algo que pudiera resultar lesivo o marginador de la mujer. Nunca pinta El a la mujer como algo malo, ni en ninguna parábola se le ve como una luz negativa; ni les advierte nunca a sus discípulos de la tentación que podría ponerles una mujer. Ignora en absoluto las afirmaciones despectivas para la mujer que se encuentra en el Antiguo Testamento.
Todo esto nos viene a indicar que Jesús salta por encima de los convencionalismos sociales de su tiempo. En ningún caso acepta los planteamientos discriminatorios contra la mujer. Para Jesús, la mujer tiene la misma dignidad y categoría que el hombre. Por eso, El rechaza toda ley y costumbre discriminatorias de la mujer, forma una comunidad mixta en la que hombres y mujeres viven y viajan juntos, mantiene amistad con mujeres, defiende a la mujer cuando es injustamente censurada...
Jesús se puso decididamente de parte de los marginados. Y ya hemos visto hasta qué punto la mujer se veía marginada y maltratada en la organización y en la convivencia social de entonces. También en este punto, el mensaje de Jesús es proclamación de la igualdad, la dignidad, la fraternidad y la solidaridad entre toda clase de personas. Su mensaje era también para las mujeres, una verdadera buena Noticia.
Estas actitudes de Jesús significaron una ruptura con la situación imperante y una inmensa novedad dentro del marco de aquella época. La mujer es presentada como persona, hija de Dios, destinataria de la Buena Nueva e invitada a ser, lo mismo que el varón, miembro de la nueva comunidad del Reino de Dios.
Por todo esto, no es de extrañar que fuesen mujeres las más fieles seguidoras de Jesús (Lc.8,2-3), que hubieron de acompañarlo hasta cuando sus discípulos lo abandonaron. En el camino de la cruz “lo seguía muchísima gente, especialmente mujeres que se golpeaban el pecho y se lamentaban por él” (Lc.23,27). Al pie de la cruz “ estaba su madre y la madre y la hermana de su madre, y también María, esposa de Cleofás y María, Magdalena” (Jn.19,25). Algunas de ellas fueron las primeras en participar del triunfo de la resurrección (Mc.16,1)
Jesús introdujo un principio liberador, atestiguado con su comportamiento personal, pero las consecuencias históricas no fueron inmediatas. Solamente en la actualidad se ha creado una cierta posibilidad de realizar algo del ideal expresado por Jesús. Pero su principio dignificador de la mujer sigue siendo aún semilla, llena de vida potencial , animadora de una profunda crítica constructiva y polo de referencia para el ideal por realizar.
Tomado de : Matrimonio y Familia a la luz de la Biblia, por: José Luis Caravias s.j.
Le invitamos a descubrir a través del texto las actitudes de Jesús frente a las mujeres de su época y a definir cómo vivirlas en su cultura.


ACTITUDES DE JESÚS

COMO VIVIRLAS
































MÓDULO 3 DERECHOS DE LA MUJER




OBJETIVO:

Realizar un análisis situacional de los derechos de la mujer a nivel personal, familiar y comunitario.







TALLER 12
DERECHO A CALIDAD DE VIDA


OBJETIVO:


Relacionar los derechos con las necesidades básicas y su vivencia como exigencia para tener calidad de vida.


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2017
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos